WEB HEMISFERIO NORTE.

ESPAÑA.

Efemérides astronómicas del mes

Venta películas VHS desde 1 euro

Venta de libros desde 1 euro. Gran ocasión.Pincha sobre la imagen.

Disfruta en esta columna de las últimas noticias

Esta página web fue creada en octubre del año 2010.

El moderador de la misma no se responsabiliza ni comparte necesariamente los contenidos y opiniones vertidas en los artículos publicados.

Los artículos, fotografias y trabajos nombraran siempre al creador, la fuente o el enlace original, respetando así los derechos de autor.

 

El número de visitas refleja cuantos usuarios han accedido a nuestro portal. Está basado en la dirección IP por lo que usuarios que compartan IP serán considerados como uno. Al menos ha de pasar una hora entre peticiones de un mismo usuario para que se considere una visita nueva.

ULTIMAS NOTICIAS

 LAISLADELAASTRONOMIA. ULTIMAS NOTICIAS.

PINCHA EN LA NOTICIA Y PODRAS LEERLA EN EL CENTRO

DE LA PANTALLA.

vie

24

abr

2015

Los tesoros del Hubble se custodian en ESAC

Fuente: ESA


Hoy se cumplen 25 años del lanzamiento del telescopio espacial Hubble, de la NASA y la ESA, el telescopio más productivo de la historia de la astronomía y el que mejor ha mostrado al público la inmensidad del cosmos. Los astrónomos del Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC), en Madrid, desearon ayer larga vida al Hubble y explicaron que más de la mitad de los descubrimientos actuales con este telescopio se basan en las observaciones almacenadas precisamente en la biblioteca astronómica de ESAC. 

ESAC, que alberga los equipos científicos de todas las misiones de astronomía y de exploración del Sistema Solar de la ESA y es por tanto uno de los focos de la astronomía mundial, celebró ayer como corresponde el cumpleaños del Hubble. Más de un centenar de sus científicos se reunieron para rememorar, entre espectaculares imágenes, “lo mucho que el Hubble ha cambiado nuestra visión del universo en el último cuarto de siglo”, dijo el astrónomo de la ESA Pedro García Lario. 

Desde la decepción de una primera luz que reveló graves fallos en la óptica, hasta la situación actual con el Hubble “en perfecto estado”, García Lario repasó las vicisitudes del proyecto y resaltó el importante papel de Europa. Además de aportar elementos esenciales para el telescopio la ESA contribuye con el 15% de su mantenimiento; a cambio, los astrónomos europeos tienen garantizado un 15% del tiempo de observación del telescopio pero “conseguimos más” -dijo García Lario- porque en la asignación competitiva de tiempo los proyectos de investigación europeos obtienen muy buena valoración.  

La ESA hace además otra aportación clave a la misión del Hubble: custodiar sus archivos, y ponerlos a disposición de la comunidad astronómica mundial. La labor se lleva a cabo en ESAC, “la biblioteca del universo”, según metáfora de su responsable, Christophe Arviset. “En ESAC se almacenan las observaciones de todas las misiones científicas de la ESA”, explicó Arviset. 

En 2011, uno de los tres archivos del Hubble se trasladó también a ESAC, que alberga ahora las casi 1,2 millones de observaciones realizadas a lo largo de la vida del telescopio. Es un “tesoro astronómico” que crece mensualmente en 2.300 nuevas observaciones, y ocupa 90.000 gigabytes. Cada mes, unos 200 usuarios de todas partes del mundo se descargan un terabyte de información.  

El valor de esta biblioteca se mide en descubrimientos. Los análisis de las publicaciones científicas con datos del Hubble revelan que el 60% de estos trabajos se basan hoy no en observaciones nuevas, sino en datos del archivo. 

“Ahora esperamos que el Hubble siga operativo más allá de 2020 para que pueda trabajar conjuntamente con su sucesor, el James Webb Space Telescope (JWST)”, explicó García Lario. El JWST -también una colaboración NASA/ESA- será “una máquina del tiempo” que permitirá retroceder hasta cuando el universo tenía solo unos 200 millones de años. 

El Hubble ya ha permitido retroceder hasta unos 500 millones de años después del big bang, y ha fotografiado las que probablemente son las primeras poblaciones de galaxias en el universo, recordó Miguel Mas, astrónomo del Centro de Astrobiológía (CAB), con instalaciones en ESAC.  “El Hubble ha contribuido a descubrir fenómenos que ni siquiera imaginábamos antes de lanzarlo” dijo Más. Y puso ejemplos: que el universo se expande de forma acelerada, o que cuando se forman estrellas nuevas también se forman planetas. “El Hubble nos ha mostrado el nacimiento de nuevos mundos”, explicó Más.

0 comentarios

jue

23

abr

2015

Descubiertas moléculas orgánicas complejas en un joven Sistema Estelar  

Fuente: ESO


Por primera vez, un equipo de astrónomos ha detectado la presencia de moléculas orgánicas complejas (los componentes esenciales para la construcción de la vida) en un disco protoplanetario alrededor de una estrella joven. El descubrimiento, hecho con ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), reafirma que las condiciones que dieron lugar al nacimiento de la Tierra y el Sol no son únicas en el universo. Los resultados se publican en la revista Nature del 09 de abril de 2015.

Las nuevas observaciones de ALMA revelan que el disco protoplanetario que rodea a la joven estrella MWC 480 contiene grandes cantidades de cianuro de metilo (CH3CN), una molécula compleja basada en el carbono. Hay suficiente cianuro de metilo alrededor de MWC 480 como para llenar todos los océanos de la Tierra.

Tanto esta molécula como su pariente más simple, el ácido cianhídrico (HCN), fueron encontradas en los fríos confines del disco recién formado de la estrella, en una región que los astrónomos creen análoga a la del cinturón de Kuiper — el reino de los planetesimales helados y de los cometas en nuestro propio Sistema Solar, más allá de Neptuno.

Los cometas conservan, desde el periodo en que se formaron los planetas, la información original de la química temprana del Sistema Solar. Se cree que los cometas y los asteroides del Sistema Solar exterior enriquecieron al joven planeta Tierra con agua y moléculas orgánicas, ayudando a preparar la etapa en la que se desarrollaría la vida primigenia.

"Los estudios de cometas y asteroides muestran que la nebulosa solar que generó al Sol y los planetas era rica en agua y compuestos orgánicos complejos", señala Karin Öberg, astrónoma del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica de Cambridge, Massachusetts (EE.UU.) y autora principal del nuevo artículo.


"Ahora tenemos aún más evidencias de que esta misma química existe en otras partes del universo, en las regiones que podrían formar sistemas solares no muy distintos al nuestro". Öberg señala que esto resulta especialmente interesante, dado que las moléculas que se encuentran en MWC 480 también se encuentran en concentraciones similares en los cometas del Sistema Solar.

La estrella MWC 480, que tiene aproximadamente dos veces la masa del Sol, está a unos 455 años luz, en la región de formación estelar de Tauro. Su disco circundante está en las primeras etapas de desarrollo — es decir, recientemente ha empezado a condensarse a partir de una fría y oscura nebulosa de gas y polvo. Estudios llevados a cabo con ALMA y otros telescopios han llegado a detectar signos evidentes de formación planetaria en este disco, aunque observaciones de mayor resolución podrían revelar estructuras similares a las de HL Tauri, que es de una edad similar.

Desde hace un tiempo, los astrónomos saben que las oscuras y frías nubes interestelares son eficientes fábricas de moléculas orgánicas complejas, incluyendo a un grupo de moléculas conocidas como cianuros. Los cianuros y, en concreto, el cianuro de metilo, son importantes porque contienen enlaces carbono–nitrógeno: estos enlaces son esenciales para la formación de los aminoácidos, son la base para la creación de las proteínas y constituyen los componentes esenciales para la construcción de la vida.

Sin embargo, hasta ahora no estaba muy claro si estas mismas moléculas orgánicas complejas se forman y sobreviven de forma habitual en el ambiente energético de un sistema solar recién conformado, donde los choques y la radiación pueden romper fácilmente los enlaces químicos.

Gracias a la notable capacidad de ALMA, los astrónomos han podido comprobar, en las últimas observaciones, que estas moléculas no sólo sobreviven, sino que prosperan.

Y lo más importante: las moléculas detectadas por ALMA son mucho más abundantes que las halladas en las nubes interestelares. Esto revela a los astrónomos que los discos protoplanetarios son muy eficientes en la formación de moléculas orgánicas complejas y que son capaces de formarlas en escalas de tiempo relativamente cortas.

Dado que este sistema continúa evolucionando, los astrónomos especulan que es probable que las moléculas orgánicas, protegidas y a salvo en el interior de cometas y otros cuerpos helados, sean transportadas a entornos más enriquecedores para la vida.

"Gracias al estudio de exoplanetas, sabemos que el Sistema Solar no es el único que tiene tantos planetas o el único que cuenta con abundancia de agua", concluye Öberg. "Ahora sabemos que tampoco somos únicos en cuanto a nuestra química orgánica. Una vez más, hemos aprendido que no somos especiales. Desde el punto de vista de la vida en el universo, es una buena noticia".

0 comentarios

mar

21

abr

2015

El Casco de Thor, esculpido por potentes rayos X

Fuente: NASA


Esta colorida imagen nos muestra una gigantesca nube de polvo y gas conocida como NGC 2359. Esta estructura cósmica también recibe el sobrenombre de la nebulosa del Casco de Thor, ya que los brazos arqueados que parten de su bulbo central recuerdan al yelmo alado de este dios de la mitología nórdica.

Sus colores neón crean una escena espectacular, pero también ofrecen importantes pistas sobre la composición de la nebulosa. Las manchas de color azul brillante representan las emisiones en la banda de los rayos X, detectadas por las cámaras EPIC del observatorio espacial XMM-Newton de la ESA. Los tonos verdes y rojo pálido son el brillo de los iones de oxígeno e hidrógeno, vistos desde el telescopio SSRO Sur del Observatorio Interamericano de Cerro Tololo. 

La intensa emisión de rayos X detectada por XMM-Newton procede de una estrella de Wolf-Rayet situada en el centro de la nebulosa, y conocida como HD 56925. Esta estrella es vieja y masiva, y está emitiendo materia a un ritmo espectacular: este astro pierde una masa equivalente a la de nuestro Sol cada 100.000 años, a través de un viento que alcanza velocidades de más de 1.500 km/s. 

El aspecto caótico de NGC 2359 es el resultado de la actividad de su violento inquilino. La nebulosa está formada por un bulbo central rodeado por una maraña de filamentos gaseosos, espesos canales de polvo oscuro y brillantes llamaradas provocadas por las colisiones de la materia arrastrada por el viento estelar con el gas de su entorno, que generan fuertes ondas de choque que barren toda la región. 

Las regiones azules se corresponden con las zonas más calientes de la nebulosa, como su bulbo central y un fuerte escape a su izquierda. Se piensa que la temperatura del gas de NGC 2359 oscila entre los millones y las decenas de millones de grados centígrados. 

Esta imagen combina los datos recogidos en la banda de los rayos X por XMM-Newton en 2013 (azul) con las observaciones ópticas realizadas desde el Cerro Tololo en Chile (verde y rojo). El norte se encuentra a la izquierda y el oeste en la parte superior. Esta composición fue publicada por primera vez en la galería de imágenes de XMM-Newton.

0 comentarios

dom

19

abr

2015

Las galaxias gigantes mueren de dentro hacia afuera

Fuente: ESO


Los astrónomos han mostrado, por primera vez, cuál fue el proceso que hizo que las galaxias “muertas” dejaran de formar estrellas hace miles de millones de años. El telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO y el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA, han revelado que tres mil millones de años después del Big Bang, estas galaxias todavía formaban estrellas en sus zonas exteriores, pero no en su interior. La disminución en el ritmo de formación estelar parece haberse iniciado en los núcleos de las galaxias, extendiéndose luego a las partes exteriores. Los resultados se publican en la edición del 17 de abril de 2015 de la revista Science.

Uno de los  grandes misterios de la astrofísica se ha centrado en cómo las masivas e inactivas galaxias elípticas, tan comunes en el universo moderno, frenaron hasta “desconectar” su otrora frenético ritmo de formación estelar. Estas colosales galaxias, a menudo también llamadas esferoides debido a su forma, típicamente contienen, en su atestado centro, una densidad de estrellas diez veces mayor a la de nuestra galaxia, la Vía Láctea, y tienen cerca de diez veces su masa.

Los astrónomos se refieren a estas grandes galaxias como rojas y muertas, ya que exhiben una amplia abundancia de antiguas estrellas rojas, pero muestran la ausencia de jóvenes estrellas azules y no presentan evidencia de formación de nuevas estrellas. La edad estimada de las estrellas rojas sugiere que estas galaxias dejaron de crear nuevas estrellas hace 10.000 millones de años. Este “apagón” comenzó justo en el clímax de la formación de estrellas en el Universo, cuando muchas galaxias aún estaban dando a luz a estrellas a un ritmo casi veinte veces más rápido que el actual.

"Los esferoides masivos muertos contienen aproximadamente la mitad de todas las estrellas que el universo ha producido durante toda su vida", señala Sandro Tacchella, del Instituto Federal de Tecnología de Zúrich (ETH, Suiza), autor principal del artículo. "No podemos pretender una comprensión de cómo el universo evolucionó y se convirtió en lo que hoy vemos a no ser que comprendamos  a su vez cómo estas galaxias han llegado a ser lo que son".

Tacchella y sus colegas observaron un total de 22 galaxias, abarcando un determinado rango de masas, de una época de unos 3.000 millones años después del Big Bang [1].  El instrumento SINFONI, instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, recogió la luz de esta selección de galaxias, mostrando precisamente dónde se estaban produciendo nuevas estrellas. SINFONI pudo hacer estas detalladas mediciones de galaxias distantes gracias a su sistema de óptica adaptativa, que anula en gran medida las aberraciones que la atmósfera de la Tierra genera en la luz que recibimos.

Los investigadores también estudiaron datos del mismo conjunto de galaxias obtenidos por el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA, aprovechando la ubicación del telescopio en el espacio y la ausencia de aberraciones al estar por encima de nuestra atmósfera. La cámara WFC3 del Hubble tomó imágenes en el infrarrojo cercano, revelando la distribución espacial de las estrellas más viejas dentro de las galaxias con formación estelar activa.

"Resulta sorprendente que el sistema de óptica adaptativa de SINFONI pueda eliminar en gran medida los efectos atmosféricos y recopilar información sobre dónde están naciendo nuevas estrellas y hacerlo con exactamente la misma precisión con la que el Hubble nos permite estudiar las distribuciones de masas estelares", comenta Marcella Carollo, también de ETH Zúrich y coautora del estudio.

Según los nuevos datos, las galaxias más masivas de la muestra mantuvieron una producción constante de nuevas estrellas en sus periferias. En sus núcleos, densamente poblados, sin embargo, la formación estelar había cesado.

Según palabras de Alvio Renzini, del Observatorio de Padua (Instituto Nacional Italiano de Astrofísica), "Esta nueva demostración de la tendencia de las galaxias masivas a “apagar” su formación estelar de dentro hacia afuera debería ayudar a comprender mejor los mecanismos subyacentes implicados sobre los que los astrónomos llevan tiempo debatiendo”.

Una de las teorías preferidas es la que plantea que el agujero negro central supermasivo de la galaxia, al alimentarse de la materia que lo rodea, dispersa el material necesario para la fabricación de estrellas debido a los torrentes de energía que libera durante su “ingesta”. Otra idea expone que el gas frío deja de fluir en una galaxia, dejándola sin la materia prima para fabricar nuevas estrellas y transformándola en un esferoide rojo y muerto.

"Hay muchas sugerencias teóricas diferentes para explicar los mecanismos físicos que conducen a la muerte de los esferoides masivos", afirma la coautora Natascha Förster Schreiber, del Instituto Max-Planck de Física Extraterrestre (Garching, Alemania). "Descubrir que la disminución de la formación estelar empieza en el centro y sigue su camino hacia las zonas exteriores es un paso muy importante hacia el entendimiento de cómo el universo llegó a tener el aspecto que tiene ahora".

Notas

[1] La edad del Universo es, aproximadamente, de 13.800 millones de años, así que las galaxias estudiadas por Tacchella y sus colegas generalmente se ven tal y como eran hace más de 10.000 millones de años.

0 comentarios

vie

17

abr

2015

¿Primeros signos de interacción de la materia oscura consigo misma?

Fuente: NASA


Por primera vez, podría haberse observado materia oscura interactuando con otra materia oscura de un modo distinto al que genera la propia fuerza de la gravedad. Observando galaxias en colisión con el VLT (Very Large Telescope) de ESO y con el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA, se han captado los primeros indicios sobre la naturaleza de este misterioso componente del universo.

Utilizando el instrumento MUSE, instalado en el VLT de ESO (Chile), junto con imágenes el telescopio espacial Hubble, un equipo de astrónomos ha estudiado la colisión simultánea de cuatro galaxias en el cúmulo de galaxias Abell 3827. El equipo ha podido determinar en qué partes del interior del sistema se encuentra la masa y comparar la distribución de la materia oscura con las posiciones de las galaxias luminosas.

Aunque la materia oscura no puede verse, el equipo fue capaz de deducir su ubicación debido al efecto distorsionador que ejerce su masa en la luz de las galaxias del fondo — una técnica llamada de lentes gravitacionales. La colisión ocurrió frente a una quinta galaxia de fondo, cuya luz tuvo que viajar a través de la colisión para llegar a la Tierra. La masa del cúmulo distorsionó violentamente el espacio-tiempo, desviando la trayectoria de la luz proveniente de la lejana galaxia.

Actualmente sabemos que todas las galaxias existen dentro de cúmulos de materia oscura. Sin el efecto vinculante de la gravedad de la materia oscura, las galaxias como la Vía Láctea se disgregarían al girar. Para evitar este efecto, el 85 por ciento de la masa del universo debe ser materia oscura, y sin embargo su verdadera naturaleza sigue siendo un misterio.

En este estudio, los investigadores observaron las cuatro galaxias en colisión y descubrieron que un cúmulo de materia oscura parecía quedarse a la zaga de la galaxia a la que rodeaba. De hecho, actualmente la materia oscura está detrás de la galaxia, a una distancia de 5.000 años luz (50.000 millones de millones de kilómetros) — la nave espacial Voyager de la NASA tardaría 90 millones de años en llegar a ese punto tan alejado de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Se predice que, durante las colisiones, puede existir un desfase entre la materia oscura y su galaxia asociada si la materia oscura interacciona consigo misma, incluso si es muy levemente, a través de fuerzas que no sean la de la gravedad. Nunca antes se había observado materia oscura interaccionando de alguna manera que no fuera a través de la fuerza de la gravedad.

El autor principal, Richard Massey (Universidad de Durham), explica: "Solíamos pensar que la materia oscura simplemente está ahí, ocupándose de sus cosas, excepto cuando vemos su tirón gravitatorio. Pero si la materia oscura fuese frenada durante la colisión, podría ser la primera evidencia física valiosa para los que trabajan en el campo de la materia oscura — el universo escondido que nos rodea".

Los investigadores señalan que será necesario investigar otros efectos que también podrían producir ese desfase. Habrá que llevar a cabo observaciones similares de más galaxias y simulaciones por ordenador de estas colisiones de galaxias.

Liliya Williams (Universidad de Minnesota), miembro del equipo de investigación, añade: "Sabemos que la materia oscura existe debido a la forma en que interactúa gravitacionalmente, ayudando a forjar el universo, pero aún sabemos muy poco acerca de lo que es en realidad la materia oscura. Nuestra observación sugiere que la materia oscura podría interactuar con otras fuerzas que no son la de gravedad, lo que significaría que podríamos descartar algunas teorías fundamentales acerca de qué podría ser la materia oscura".

Este resultado se desprende de otros resultados recientes obtenidos por el equipo que observó 72 colisiones entre cúmulos de galaxias y descubrió que la materia oscura interacciona muy poco consigo misma. Sin embargo, el nuevo trabajo se refiere al movimiento de las galaxias individuales, más que al de los cúmulos de galaxias. Los investigadores afirman que la colisión entre estas galaxias podría haber durado más que las colisiones observadas en el estudio anterior — permitiendo que los efectos generados por una fuerza de fricción (aunque fuera muy pequeña) se acumulasen con el tiempo y crearan un desfase mensurable.

Si unimos ambos resultados, estos pondrían, por primera vez, un límite al comportamiento de la materia oscura. Digamos que la materia oscura hace, por un lado, más que esto, pero, por otro, menos que aquello. Massey agregó: "Por fin estamos “acorralando” a la materia oscura desde varios flancos, sacando el máximo partido a nuestro conocimiento desde dos direcciones."

0 comentarios

jue

16

abr

2015

Los mapas en color de Ceres revelan la diversidad de su superficie

Fuente: NASA


Un nuevo mapa en color del planeta enano Ceres, al cual ha estado orbitando la nave espacial Dawn de NASA desde marzo, revela la diversidad de la superficie de este cuerpo planetario. Las diferencias en morfología y color a lo largo de toda la superficie sugieren que Ceres fue en algún momento un cuerpo activo.

“Este planeta enano no era solo una roca inerte a lo largo de su historia. Presentaba actividad, con procesos que resultaron en diferentes materiales en regiones diferentes. Estamos comenzando a capturar esa diversidad en nuestras imágenes en color.” dijo Chris Russell, investigador principal de la misión Dawn, en la Universidad de California, Los Ángeles.

Esta misión Dawn hizo historia el 6 de marzo de este año al ser la primera nave espacial en alcanzar un planeta enano, así como también la primera nave que ha orbitado dos objetos del Sistema Solar. Anteriormente, Dawn estuvo estudiando el asteroide gigante Vesta desde 2011 hasta 2012, aportando grandes conocimientos acerca de su geología e historia. Mientras que Vesta es un objeto seco, Ceres se cree que posee un 25 por cuento de su masa en forma de hielo de agua. Comparando Vesta y Ceres, los científicos esperan obtener un mejor conocimiento de la formación del Sistema Solar.

La superficie de Ceres está fuertemente craterizada, como era de esperar, pero parece tener menos cráteres de lo que los científicos habían anticipado. También se han observado un par de puntos brillantes próximos entre sí en el hemisferio norte. Se podrá obtener más detalles despues de que la nave comience la primera fase científica intensiva, el 23 de abril, desde una distancia de 13.500 kilómetros sobre la superficie.

El espectrómetro visible e infrarrojo (VIR), un espectrómetro de imágenes que examina Ceres en luz visible e infrarroja, ha estado examinando las temperaturas relativas de las características de la superficie de Ceres. El Examen preliminar sugiere que diferentes regiones brillantes en la superficie de Ceres se comportan de manera diferente, según Federico Tosi, investigador del equipo del instrumento VIR en el Instituto de Astrofísica Espacial y Planetología, y el Instituto Nacional Italiano de Astrofísica, Roma.

Basándose en las observaciones del Telescopio Espacial Hubble de la NASA, los científicos planetarios han identificado 10 regiones brillantes en la superficie de Ceres. Un par de puntos brillantes, las marcas más brillantes visibles en Ceres, parecen estar ubicados en una región que es similar en la temperatura a sus alrededores. Pero una característica diferente brillante corresponde a una región que es más fría que el resto de la superficie de Ceres.


El origen de los puntos brillantes de Ceres, que han llamado la atención de los científicos y el público por igual, sigue siendo un misterio. Al parecer, el par más brillante se encuentra en un cráter de 92 kilómetros de anchura. A medida que Dawn se acerque a la superficie de Ceres, se podrán obtener imágenes de mayor resolución.

"Los puntos brillantes seguirán fascinando al equipo científico, pero tendremos que esperar hasta que nos acerquemos y ser capaces de resolverlos antes de que podamos determinar su origen", dijo Russell.

Tanto Vesta como Ceres se encuentran en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. La nave espacial Dawn continuará estudiando Ceres hasta Junio de 2016.

0 comentarios

mar

14

abr

2015

Curiosity halla indicios de agua salada líquida en Marte

Fuente: NASA


Nuevas investigaciones realizadas por el rover Curiosity de la NASA en Marte han revelado que en los 5 primeros centímetros de suelo del cráter Gale, en Marte, las condiciones ambientales permiten la existencia de agua líquida salada (salmuera) durante la noche. Por el día, con el aumento de la temperatura, las salmueras se secan, pero al anochecer las sales presentes en el suelo (percloratos) vuelven a absorber el vapor de agua de la atmósfera. Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado un estudio internacional liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que ha sido publicado en el último número de la revista Nature Geoscience.

“La presencia de agua líquida es un hecho extremadamente relevante, ya que es uno de los requisitos esenciales para que exista vida tal y como la conocemos. Durante las horas en las que es posible la existencia de agua líquida, las temperaturas en Gale demasiado bajas para el metabolismo y la reproducción celular como se da actualmente en la Tierra, pero la posibilidad de que exista agua líquida en Marte tiene implicaciones enormes para la habitabilidad de todo el planeta, para su futura exploración, así como para todos los procesos geológicos que estén relacionados con el agua”, explica el investigador del CSIC Javier Martín-Torres, del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra, centro mixto del CSIC y la Universidad de Granada.

El cráter Gale, situado en el ecuador de Marte, es la zona más caliente y seca del planeta rojo. Por ello, los autores de este estudio creen que si se ha encontrado salmuera en una zona donde las temperaturas favorecen la sequedad, podría existir en el resto de la superficie también. “Los modelos y las medidas tomadas bajo la superficie predicen que por debajo de 15 centímetros de profundidad las sales permanecen hidratadas durante el día y a lo largo de todo el año, pero no en fase líquida”, añade Martín-Torres.

Este trabajo también ofrece una posible explicación a los desprendimientos de material que se han observado por todo el planeta. Estos desprendimientos suceden de forma estacional, en los períodos más cálidos, en las laderas de Marte. Según los autores, estos derrumbes, podrían estar causados por los cambios de estado de las salmueras presentes en los materiales del suelo.

El hallazgo de salmuera ha sido posible gracias al instrumento REMS (Rover Environmental Monitoring Station) integrado en el rover Curiosity de la misión Mars Science Laboratory de la NASA. Los objetivos de la misión incluyen verificar el potencial biológico de la zona explorada, investigar los procesos planetarios que ocurren en su superficie y que influyen en su habitabilidad, y caracterizar los niveles de radiación que llegan a la superficie de Marte y el ciclo del agua

La estación meteorológica REMS, diseñada en España por investigadores del CSIC, se encarga de monitorizar las condiciones ambientales sobre la superficie de Marte. En la medición de los datos analizados en este estudio también ha participado otro instrumento a bordo del Curiosity, DAN (Dynamic Albedo of Neutrons), que mide la hidratación del subsuelo.

La información analizada ha sido recopilada durante un año marciano, que equivale a más de dos años terrestres, a lo largo del cual el vehículo ha recorrido más de 9 kilómetros.

0 comentarios

dom

12

abr

2015

Descubiertas moléculas orgánicas complejas en un joven sistema estelar  

Fuente: NASA


Por primera vez, un equipo de astrónomos ha detectado la presencia de moléculas orgánicas complejas (los componentes esenciales para la construcción de la vida) en un disco protoplanetario alrededor de una estrella joven. El descubrimiento, hecho con ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), reafirma que las condiciones que dieron lugar al nacimiento de la Tierra y el Sol no son únicas en el universo. Los resultados se publican en la revista Nature del 09 de abril de 2015.

Las nuevas observaciones de ALMA revelan que el disco protoplanetario que rodea a la joven estrella MWC 480 contiene grandes cantidades de cianuro de metilo (CH3CN), una molécula compleja basada en el carbono. Hay suficiente cianuro de metilo alrededor de MWC 480 como para llenar todos los océanos de la Tierra.

Tanto esta molécula como su pariente más simple, el ácido cianhídrico (HCN), fueron encontradas en los fríos confines del disco recién formado de la estrella, en una región que los astrónomos creen análoga a la del cinturón de Kuiper — el reino de los planetesimales helados y de los cometas en nuestro propio Sistema Solar, más allá de Neptuno.

Los cometas conservan, desde el periodo en que se formaron los planetas, la información original de la química temprana del Sistema Solar. Se cree que los cometas y los asteroides del Sistema Solar exterior enriquecieron al joven planeta Tierra con agua y moléculas orgánicas, ayudando a preparar la etapa en la que se desarrollaría la vida primigenia.

"Los estudios de cometas y asteroides muestran que la nebulosa solar que generó al Sol y los planetas era rica en agua y compuestos orgánicos complejos", señala Karin Öberg, astrónoma del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica de Cambridge, Massachusetts (EE.UU.) y autora principal del nuevo artículo.

"Ahora tenemos aún más evidencias de que esta misma química existe en otras partes del universo, en las regiones que podrían formar sistemas solares no muy distintos al nuestro". Öberg señala que esto resulta especialmente interesante, dado que las moléculas que se encuentran en MWC 480 también se encuentran en concentraciones similares en los cometas del Sistema Solar.

La estrella MWC 480, que tiene aproximadamente dos veces la masa del Sol, está a unos 455 años luz, en la región de formación estelar de Tauro. Su disco circundante está en las primeras etapas de desarrollo — es decir, recientemente ha empezado a condensarse a partir de una fría y oscura nebulosa de gas y polvo. Estudios llevados a cabo con ALMA y otros telescopios han llegado a detectar signos evidentes de formación planetaria en este disco, aunque observaciones de mayor resolución podrían revelar estructuras similares a las de HL Tauri, que es de una edad similar.

Desde hace un tiempo, los astrónomos saben que las oscuras y frías nubes interestelares son eficientes fábricas de moléculas orgánicas complejas, incluyendo a un grupo de moléculas conocidas como cianuros. Los cianuros y, en concreto, el cianuro de metilo, son importantes porque contienen enlaces carbono–nitrógeno: estos enlaces son esenciales para la formación de los aminoácidos, son la base para la creación de las proteínas y constituyen los componentes esenciales para la construcción de la vida.

Sin embargo, hasta ahora no estaba muy claro si estas mismas moléculas orgánicas complejas se forman y sobreviven de forma habitual en el ambiente energético de un sistema solar recién conformado, donde los choques y la radiación pueden romper fácilmente los enlaces químicos.

Gracias a la notable capacidad de ALMA, los astrónomos han podido comprobar, en las últimas observaciones, que estas moléculas no sólo sobreviven, sino que prosperan.

Y lo más importante: las moléculas detectadas por ALMA son mucho más abundantes que las halladas en las nubes interestelares. Esto revela a los astrónomos que los discos protoplanetarios son muy eficientes en la formación de moléculas orgánicas complejas y que son capaces de formarlas en escalas de tiempo relativamente cortas.

Dado que este sistema continúa evolucionando, los astrónomos especulan que es probable que las moléculas orgánicas, protegidas y a salvo en el interior de cometas y otros cuerpos helados, sean transportadas a entornos más enriquecedores para la vida.

"Gracias al estudio de exoplanetas, sabemos que el Sistema Solar no es el único que tiene tantos planetas o el único que cuenta con abundancia de agua", concluye Öberg. "Ahora sabemos que tampoco somos únicos en cuanto a nuestra química orgánica. Una vez más, hemos aprendido que no somos especiales. Desde el punto de vista de la vida en el universo, es una buena noticia".

0 comentarios

vie

10

abr

2015

Todo listo para el lanzamiento del carguero Dragón a la ISS

Fuente: NASA


A bordo de la Estación Espacial Internacional, los seis tripulantes de la Expedición 43 han pasado la semana trabajando en varios experimentos científicos, la mayoría centrados en estudiar los efectos de vivir en el espacio durante una misión espacial a largo plazo. Mientras tanto, en la Tierra, se ultiman los preparativos para la cuenta atrás del lanzamiento el lunes de una nave de carga Dragón de SpaceX a la Estación.

Este jueves, los astronautas estuvieron trabajando en el segmento estadounidense del laboratorio orbital participado en una serie experimentos durante toda la semana centrados en la salud ocular mediante el experimento Ocular Health. La tripulación también llevó a cabo exploraciones arteriales utilizando ultrasonido para el estudio Cardio Ox. Los residentes de la Estación Espacial también se están preparando para el experimento Rodent, un experimento que les permitirá trabajar con roedores en el espacio, para estudiar como les afecta la microgravedad a los animales en el interior del módulo laboratorio Destiny.

Por su parte, los cosmonautas rusos también estuvieron trabajando en una serie de experimentos científicos además de llevar a cabo tareas de mantenimiento rutinarias en lado Ruso del laboratorio orbital. El trío de cosmonautas veteranos también probó nuevas técnicas de fotografía para los estudios de observación de la Tierra.

Mientras tanto aquí en la Tierra, los directores de la misión están ultimando los preparativos para el lanzamiento el 13 de Abril a las 20:33 GMT de la sexta misión comercial de SpaceX de reabastecimiento a la ISS. SpaceX llevará a cabo una prueba de encendido este fin de semana de su cohete Falcon 9 en la plataforma de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy. La cápsula Dragón será lanzada a bordo de un cohete Falcon 9 en un viaje de dos días a la Estación donde será capturada por el brazo robot Canadarm2 y enganchada en el módulo Harmony de la Estación Espacial Internacional. Dragón está cargada con casi dos toneladas de suministros, comida y material científico para los tripulantes de la Estación.

0 comentarios

mié

08

abr

2015

Dawn en perfecto estado un año después de llegar a Ceres

Fuente: NASA


Desde que fue capturada por la gravedad del planeta enano Ceres el pasado 6 de Marzo, la nave espacial Dawn de la NASA ha respondido impecablemente, continuando con la propulsión de su motor iónico según lo previsto. Esta propulsión, combinada con la gravedad de Ceres, va guiando gradualmente a la nave espacial hacia una órbita circular alrededor del planeta enano. Todos los sistemas e instrumentos de la nave están en excelentes condiciones.

Dawn ha estado siguiendo la trayectoria planeada en la cara oscura de Ceres, la cara opuesta al Sol, desde principios de Marzo. Después de entrar en órbita, la nave ha ido incrementando su altitud, alcanzando un máximo de 75.400 kilómetros el 18 de Marzo. Ahora, Dawn está a unos 42000 kilómetros sobre Ceres, descendiendo hacia la primera órbita científica planificada, que se ha establecido en 13.500 kilómetros sobre la superficie.

Las próximas imágenes ópticas de navegación de Ceres serán tomadas el 10 y el 14 de Abril, y se espera que estén disponibles en línea después de un análisis inicial por el equipo de la misión. En la primera de ellas, el planeta enano aparecerá como una media luna delgada, muy parecida a las imágenes tomadas el 1 de Marzo, pero con cerca de 1,5 veces más alta resolución. Las del 14 de Abril revelarán una media luna un poco más grande con mayor detalle. Una vez que Dawn se establezca en la primera órbita científica el 23 de Abril, la nave comenzará su campaña de experimentos.

A principios de Mayo, las imágenes obtenidas mejorarán nuestra visión de toda la superficie, incluyendo las misteriosas manchas brillantes que han cautivado la imaginación de científicos y entusiastas del espacio. Lo que esos reflejos solares representan aún se desconoce, pero imágenes más de cerca podrían ayudar a determinar su naturaleza. Las regiones que contienen los puntos brillantes probablemente no estarán a la vista en las imágenes 10 de Abril; aún no se sabe si van a estar a la vista para el 14 de Abril.

El 9 de Mayo, Dawn completará su primera fase científica en Ceres y comenzará a girar a una órbita más baja para observar el planeta enano desde un punto de vista más cercano. Dawn estuvo previamente estudiando el asteroide gigante Vesta durante 14 meses, desde 2011 hasta 2012, obteniendo imágenes detalladas y datos sobre ese objeto.

0 comentarios

mar

07

abr

2015

Una colorida cortina cósmica

Fuente: NASA


Un dramático paisaje nos sorprende con una colorida cortina de luz reflejada en un apacible lago islandés. Esta fotografía fue tomada el 18 de marzo de 2015 por Carlos Gauna cerca del lago glaciar de Jökulsárlón, al sur de Islandia.

Este espectáculo celestial fue provocado por una eyección de masa coronal – también conocida como CME, una gran erupción solar – que tuvo lugar el día 15 de marzo. La flota de satélites dedicados al estudio del Sol, entre los que destacan los observatorios europeos SOHO y Proba-2, descubrió una corriente de millones de toneladas de partículas con carga electromagnética que había sido expulsada en dirección a la Tierra. 

Surcando el Sistema Solar interior a unos 3 millones de kilómetros por hora, esta erupción recorrió los 150 millones de kilómetros que separan al Sol de nuestro planeta en apenas dos días. La nube de partículas alcanzó el campo magnético terrestre el 17 de marzo a las 04:30 GMT. 

La erupción solar desencadenó una tormenta geomagnética que comenzó siendo relativamente suave, pero que continuó desarrollándose hasta convertirse en la mayor tormenta de este ciclo solar. La perturbación magnética se intensificó porque los efectos de la CME fueron reforzados por la llegada de una fuerte corriente de partículas en el viento solar. 

El incremento de la actividad geomagnética liberó una gran cantidad de energía en la atmósfera, que se manifestó como un impresionante espectáculo de auroras boreales – las Luces del Norte. 

Cuando las partículas cargadas procedentes del Sol penetran el escudo magnético de la Tierra, descienden a lo largo de las líneas de nuestro campo magnético hasta chocar con átomos de gas en las capas altas de la atmósfera. Como si se tratase de un gran tubo fluorescente, la interacción de estas partículas con los átomos de oxígeno genera un brillo verde, y en raras ocasiones rojizo. Si los átomos excitados son de nitrógeno, las auroras se manifiestan en tonos azules y púrpuras. 

El mejor lugar para contemplar estos espectáculos nocturnos es desde el interior del ‘óvalo de las auroras’, a unos 65-70° al norte y al sur del ecuador. Como se puede ver en esta fotografía, Islandia es un lugar excelente para disfrutar de las Luces del Norte. 

Sin embargo, las auroras no son un simple espectáculo visual. Se vuelven más frecuentes a medida que la actividad solar se acerca al máximo de su ciclo de 11 años de duración. En esas fechas, la llegada de partículas de alta energía y las perturbaciones del campo magnético terrestre pueden llegar a provocar apagones, interferencias en las telecomunicaciones, daños a los satélites o incluso poner en peligro a los astronautas. El cuarteto de satélites Clúster de la ESA lleva más de una década estudiando los misterios de esta compleja interacción entre el Sol y la Tierra.

Créditos de la Fotografía: C. Gauna.

0 comentarios

dom

05

abr

2015

Descubiertos 5 asteroides próximos a la Tierra con el Telescopio Isaac Newton de La Palma

Fuente: IAC.


Un grupo de científicos, participantes en el programa EURONEAR (European Near Earth Asteroid Research), ha descubierto en 2014, usando el Telescopio Isaac Newton (INT), situado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma), 5 asteroides próximos a la Tierra, los primeros que se descubren desde este observatorio del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). Uno de estos objetos, al que se nombró 2014 OL339, es el cuarto cuasi-satélite conocido de nuestro planeta, un asteroide que se encuentra en resonancia con la Tierra completando una órbita alrededor del Sol en el mismo tiempo en que lo hace nuestro planeta. Estos resultados se recogen en un estudio que acaba de ser publicado en la revista científica Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (MNRAS, de Oxford University Press) y en el que han participado investigadores del IAC.

 

El programa EURONEAR se puso en marcha en 2006 con el objetivo de estudiar los asteroides próximos a la Tierra (NEAs, acrónimo inglés de Near-Earth Asteroids) y, en particular, los potencialmente peligrosos, aquellos que cruzan la órbita de nuestro planeta y, por tanto, existe cierto riesgo de que colisionen con él. Este programa cuenta con una red de 20 telescopios distribuidos por todo el mundo, entre los que se encuentran el INT y el Telescopio William Herschel (WHT), ambos pertenecientes al Grupo de Telescopios Isaac Newton (ING por sus siglas en inglés) y situados en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma.

 

En la actualidad, se conocen más de 12.000 NEAs, la mayor parte descubiertos mediante grandes sondeos liderados por instituciones de los EEUU, y se estima que deben existir otros 10.000 con tamaños superiores a los 100 metros que aún no han sido descubiertos. Determinar con precisión las órbitas y tamaños de estos asteroides es de gran importancia para identificar cuáles podrían tener un encuentro con la Tierra, en qué momento podría producirse y cuáles podrían ser las consecuencias del mismo.

 

“EURONEAR es el primer proyecto europeo que pretende contribuir a la investigación en NEAs”, explica Ovidiu Vaduvescu, fundador de EURONEAR, astrónomo del ING y asociado al IAC y al Instituto de Mecánica Celeste y de Cálculo de Efemérides (IMCCE). “Al no disponer de telescopios dedicados únicamente a la búsqueda y caracterización de NEAs, el objetivo del proyecto no es convertirse en un sondeo, sino mejorar nuestro conocimiento de las órbitas de NEAs poco conocidos, utilizando un equipo compuesto en su mayoría por estudiantes y astrónomos aficionados.”

 

Además del trabajo rutinario de seguimiento de asteroides conocidos que ha conseguido mejorar en los últimos años las órbitas de más de 1.500 NEAs y otros tantos asteroides del cinturón principal (conjunto de asteroides que se encuentran orbitando el Sol entre Marte y Júpiter), desde principios de 2014 se han desarrollado con el INT tres programas destinados a mejorar nuestro conocimiento de las órbitas de NEAs que sólo habían sido observados previamente en una oposición (un asteroide se dice que está en oposición cuando se encuentra en el punto del cielo diametralmente opuesto al Sol, de modo que la Tierra se encuentra entre éste y el asteroide), así como el seguimiento rápido de NEAs recién descubiertos. El INT es un telescopio apropiado para observar este tipo de objetos, muy débiles, cuyo brillo suele estar por debajo del límite de detección de otros telescopios que se usan para rastrearlos.

 

Gracias a estos programas, el equipo, liderado por Ovidiu Vaduvescu y formado por 10 estudiantes y astrónomos aficionados, algunos trabajando vía internet, descubrió en junio de este año el que posteriormente fue denominado 2014 LU14. Este objeto ha pasado a ser el primer NEA descubierto y confirmado por EURONEAR, el primero hallado con el INT y también el primero de este tipo descubierto desde el Observatorio del Roque de los Muchachos.

En los meses posteriores a este primer hallazgo, el grupo de investigadores ha descubierto otros 4 NEAs y esperan poder seguir incrementando este número en el futuro. Para realizar estos descubrimientos ha sido fundamental el trabajo de estudiantes y astrónomos aficionados, quienes han examinado miles de imágenes, comparándolas, para buscar y medir todos los objetos que se desplacen en ellas, usando un software apropiado.

 

Los NEAs descubiertos hasta la fecha con el INT son:

 

2014LU14 – Observado la noche del 1 al 2 de junio de 2014, descubierto por el astrónomo aficionado Lucian Hudin (Rumanía).

 

2014NL52 - Observado la noche del 9 al 10 de julio de 2014, descubierto por el astrónomo aficionado Lucian Hudin (Rumanía). Se trata de un asteroide que rota a gran velocidad, dando una vuelta sobre sí mismo cada 4 minutos, lo que lo sitúa muy cerca del límite de fragmentación para su tamaño.

 

2014OL339 – Observado la noche del 28 al 29 de julio de 2014, descubierto por el astrónomo soporte Farid Char (Chile). Se trata de un cuasi-satélite de la Tierra, el cuarto conocido y el primer cuasi-satélite Atón (asteroide cuya órbita tiene un semieje mayor menor que el de la Tierra). Este objeto se encuentra en resonancia orbital con la Tierra, lo que generalmente lo mantendría en una órbita estable cercana al planeta durante largos períodos de tiempo. Sin embargo, la órbita de este asteroide es bastante inestable y está influenciada por la gravedad terrestre. Se ha publicado recientemente un artículo respecto a este NEA: http://mnras.oxfordjournals.org/content/445/3/2985.abstract

 

2014SG143 – Observado la noche del 17 al 18 de septiembre de 2014, descubierto por el astrónomo aficionado Lucian Hudin (Rumanía). Es el mayor objeto de los hallados, de aproximadamente 1 km de longitud.

 

2014VP – Observado la noche del 3 al 4 de noviembre de 2014, descubierto por los astrónomos aficionados Lucian Hudin y Radu Cornea (Rumanía). Se trata de un objeto bastante brillante. (Fuente: IAC)

0 comentarios

sáb

04

abr

2015

Pon nombre a la misión del astronauta Thomas

Fuente: ESA


El astronauta europeo Thomas Pesquet viajará a la Estación Espacial Internacional el año que viene, y pasará seis meses en ella realizando experimentos en microgravedad. Thomas necesita tu ayuda para buscar un nombre para su misión – que irá bordado en su traje de astronauta.

“Los astronautas europeos viajamos al espacio para mejorar la calidad de vida de la gente en la Tierra a través de la exploración y la investigación científica. Quiero compartir esta experiencia única con todos los ciudadanos, y para ello voy a necesitar tu ayuda”, comenta el propio Thomas. 

“El primer paso de nuestro viaje será encontrar un buen nombre para la misión, así que ¡comparte tus ideas y sube a bordo!”. 

Thomas despegará en una nave Soyuz en diciembre de 2016 como miembro de la Expedición 50 junto a la astronauta de la NASA Peggy Whitson y al comandante ruso Oleg Novitsky. 

Este año será muy ajetreado para los astronautas europeos de la promoción del 2009: Samantha Cristoforetti se encuentra actualmente en órbita llevando a cabo la misión Futura, y Andreas Mogensen y Tim Peake visitarán el complejo orbital a finales de este año. Thomas será el astronauta de reserva para la misión de 10 días que realizará Andreas en septiembre. La misión Principia de Tim comenzará en diciembre. 

Thomas nació en Ruan, Francia, y será el décimo francés en viajar al espacio, siguiendo los pasos de los astronautas que le inspiraron cuando era pequeño.

El último astronauta francés en viajar a la Estación fue Léopold Eyharts en el año 2008, cuando participó en la instalación del laboratorio europeo Columbus. Thomas trabajará en el interior de Columbus realizando experimentos para científicos de todo el mundo, diseñados para explorar el Sistema Solar y mejorar nuestra calidad de vida en la Tierra. 

Para Thomas, el lanzamiento será un sueño hecho realidad. Pesquet es el primer piloto de línea aérea en convertirse en astronauta, y ha sido un apasionado de la aeronáutica y del espacio desde muy joven.

La ESA y Thomas te invitan a proponer un nombre para esta misión. Como se va a ver en todo el mundo, debe ser claro y conciso, y fácil de pronunciar en francés, inglés y en muchos otros idiomas. Consulta las bases del concurso antes de enviar tu propuesta utilizando el formulario adjunto.  El plazo para participar se cerrará el 15 de abril. 

Además del honor que será ver tu propuesta en el espacio, puedes ganar un emblema de la misión firmado por Thomas. 

Puedes seguir a Thomas Pesquet a través de thomaspesquet.esa.int para encontrar inspiración y mantenerte informado de las últimas noticias sobre su misión.

0 comentarios

vie

03

abr

2015

El corazón de la Gran Nube de Magallanes

Fuente: ESA


Estos tempestuosos picos y turbulentas nubes salpicadas de brillantes destellos podrían parecer un fuego arrasador o el corazón de un volcán, pero se trata en realidad de un frío conglomerado de polvo, gas cósmico y estrellas.

Esta composición de las imágenes tomadas por el observatorio espacial Herschel de la ESA y por el telescopio espacial Spitzer de la NASA nos muestra las formas irregulares de la Gran Nube de Magallanes (LMC), una de las galaxias más próximas a la Vía Láctea. 

Las estructuras oscuras de tonos anaranjados son grandes columnas de polvo. Las pinceladas de color verde y rojo oscuro indican las regiones donde la temperatura del polvo es especialmente baja, y las manchas blancas y azules representan las áreas con una intensa actividad de formación de estrellas. Estas bolsas de gas están siendo calentadas por los cálidos vientos que emiten las estrellas que se están formando en su interior. 

Para resultar incluso menos acogedora, la Gran Nube de Magallanes alberga una gran araña cósmica – la Nebulosa de la Tarántula. Esta nube caliente de polvo y gas se puede distinguir fácilmente como la región más brillante de la imagen, cerca de la esquina inferior izquierda. Esta nebulosa ha sido estudiada en profundidad por misiones como el Telescopio Espacial NASA/ESA Hubble, que el año pasado generó un impresionante mosaico infrarrojo que revela las entrañas de este bicho cósmico con un asombroso nivel de detalle. 

Éste es uno de los motivos por el que a los astrónomos les gusta explorar la LMC: está tan cerca de nosotros que podemos escoger una nebulosa en particular – como la de la Tarántula – y estudiar cómo se forman, cómo evolucionan y cómo mueren las estrellas en otras galaxias. La Gran Nube de Magallanes está formada por una mezcla de estrellas jóvenes y viejas, muchas de las cuales están dispuestas a lo largo de la ‘barra’ central de la galaxia, que cruza la imagen en diagonal partiendo de la esquina inferior izquierda. 

Herschel y Spitzer son dos telescopios espaciales que exploran el Universo en las longitudes de onda del infrarrojo. En la banda de la luz visible la Gran Nube de Magallanes es completamente diferente, y mucho más pacífica, revelándose como una gran acumulación de estrellas mezcladas con varios penachos de tonos rosas y morados. 

Esta imagen es una composición de los datos recogidos por los instrumentos PACS y SPIRE de Herschel y por el fotómetro MIPS de Spitzer. 

0 comentarios

jue

02

abr

2015

Herschel y Planck encuentran el eslabón perdido de la evolución de los cúmulos de galaxias

Fuente: NASA


La combinación de las observaciones del Universo primitivo realizadas con los observatorios espaciales Herschel y Planck de la ESA ha permitido descubrir los que podrían ser los precursores de los grandes cúmulos de galaxias que vemos en la actualidad.

Las galaxias como la nuestra, con sus 100.000 millones de estrellas, no están aisladas. En el Universo actual, 13.800 millones de años después del Big Bang, la mayoría de las galaxias se encuentran agrupadas en densos cúmulos de decenas, cientos o incluso miles de ellas. Sin embargo, estas agrupaciones no han existido siempre. Una de las grandes preguntas de la cosmología moderna es determinar cómo se formaron unas estructuras tan grandes en el Universo primitivo. Comprender cuándo y cómo se formaron estos cúmulos nos ayudaría a comprender mejor su proceso de evolución, y el papel que jugó la materia negra en la ordenación de estas metrópolis cósmicas. Al combinar el potencial de Herschel con el de Planck, los astrónomos han descubierto objetos en el Universo remoto, que emitieron la luz que vemos ahora 3.000 años después del Big Bang, que podrían ser los precursores de los cúmulos de galaxias actuales.

La misión Planck tenía como objetivo generar un mapa de alta precisión del fondo cósmico de microondas, la radiación ‘fósil’ del Big Bang. Para ello este satélite escaneó todo el firmamento en nueve frecuencias diferentes, desde el infrarrojo lejano a las ondas de radio, y aisló las interferencias provocadas por las galaxias y los objetos que se encontraban en primer plano. Sin embargo, las emisiones de estas fuentes en primer plano pueden ser de gran importancia para otros campos de la astronomía, y fue precisamente en los datos recogidos por Planck en las longitudes de onda más cortas donde los astrónomos han descubierto 234 fuentes brillantes cuyas características sugieren que se encontraban en el remoto Universo primitivo. Herschel observó estos mismos objetos en las longitudes de onda que van desde el infrarrojo lejano a las ondas submilimétricas, con mucha más sensibilidad y resolución angular que Planck. Herschel desveló que la gran mayoría de las fuentes descubiertas por Planck concordaban con densas concentraciones de galaxias en el Universo primitivo, y que además presentaban una intensa actividad de formación de estrellas.

Cada una de estas jóvenes galaxias estaba convirtiendo sus depósitos de polvo y gas en nuevas estrellas, a un ritmo de entre unos cientos y 1.500 masas solares anuales. En comparación, la tasa media de producción de estrellas en la Vía Láctea actual es de una masa como la de nuestro Sol cada año. Aunque los astrónomos todavía no hayan determinado de forma concluyente las edades y las luminosidades de muchas de estas concentraciones remotas de galaxias, hasta la fecha constituyen las mejores candidatas a ‘protocúmulos’ – los precursores de los grandes cúmulos de galaxias maduras que pueblan el Universo actual. “Ya se habían encontrado indicios de la existencia de este tipo de objetos en los datos de Herschel y de otros telescopios, pero la capacidad de Planck para escanear todo el firmamento ha revelado muchos más candidatos para este estudio”, explica Hervé Dole, del Instituto de Astrofísica Espacial de Orsay y científico principal del análisis publicado ayer en Astronomy & Astrophysics. “Todavía tenemos mucho que aprender sobre esta nueva población, lo que requerirá seguir estudiándola con otros observatorios, pero pensamos que son un eslabón perdido en la formación de las estructuras cosmológicas”.

“Estamos preparando un extenso catálogo de posibles protocúmulos detectados por Planck, que nos debería ayudar a identificar muchos más de estos objetos”, añade Ludovic Montier, investigador del CNRS en el Instituto de Investigación en Astrofísica y Planetología de Toulouse y científico principal del catálogo de Planck de fuentes candidatas con un alto corrimiento al rojo, que está a punto de ser distribuido a la comunidad científica. “Este emocionante descubrimiento ha sido posible gracias a la sinergia entre Herschel y Planck: al cubrir todo el firmamento, los datos de Planck han permitido identificar estos objetos inusuales, y Herschel fue capaz de analizarlos con un mayor nivel de detalle”, explica Göran Pilbratt, científico del proyecto Herschel para la ESA. “Estos dos observatorios espaciales terminaron sus observaciones científicas en 2013, pero sus inmensos archivos de datos permitirán seguir realizando nuevos descubrimientos sobre el cosmos durante los próximos años”.

0 comentarios

mar

31

mar

2015

La mejor imagen obtenida hasta ahora de una nube de polvo que pasa junto al agujero negro del centro de la galaxia

Fuente: NASA


Las mejores observaciones realizadas hasta el momento de la polvorienta nube de gas G2 confirman que, en mayo del 2014, hizo su mayor aproximación al agujero negro supermasivo del centro de la Vía Láctea y sobrevivió a la experiencia. El nuevo resultado del Very Large Telescope de ESO muestra que el objeto no parece haberse deformado significativamente y que es muy compacto. Es más probable que se trate de una joven estrella con un núcleo masivo que todavía está acretando material. El propio agujero negro todavía no ha mostrado ningún aumento de actividad.

En el corazón de nuestra galaxia, la Vía Láctea, hay un agujero negro supermasivo con una masa de cuatro millones de veces la de nuestro Sol. A su alrededor orbita un pequeño grupo de estrellas brillantes y, además, a lo largo de los últimos años, se ha estudiado y seguido el proceso de caída hacia el agujero negro de una enigmática nube de polvo conocida como G2. Se predijo que el punto de mayor aproximación (denominado peribothron en inglés) sería en mayo de 2014.

Debido a la potente gravedad y a las grandes fuerzas de marea existentes en esta región,  se esperaba que la nube quedara destrozada y dispersa a lo largo de su órbita. Parte de este material podría alimentar al agujero negro y provocar una súbita combustión y otros eventos que harían evidente que el monstruo estaba disfrutando de una comida especial. Para estudiar estos eventos únicos, durante los últimos años numerosos equipos han utilizado grandes telescopios de todo el mundo con el fin de observar cuidadosamente la región del centro galáctico.

Durante muchos años, un equipo liderado por Andreas Eckart (Universidad de Colonia, Alemania) ha observado la región utilizando el Very Large Telescope (VLT) de ESO [1], incluyendo nuevas observaciones durante el período crítico de febrero a septiembre de 2014, justo antes y después del evento de máximo acercamiento de mayo de 2014. Estas nuevas observaciones encajan con las anteriores, llevadas a cabo con el telescopio Keck, instalado en Hawái [2].

Las imágenes donde puede verse el brillante hidrógeno, obtenidas en el rango infrarrojo, muestran que la nube era compacta tanto antes como después de su aproximación más cercana, tras pivotar alrededor del agujero negro.

Además de proporcionar imágenes muy nítidas, el instrumento SINFONI, instalado en el VLT, también divide la luz en los colores que componen el infrarrojo y, por lo tanto, permite estimar la velocidad de la nube [3]. Antes de la máxima aproximación, se descubrió que la nube se alejaba de la Tierra a unos diez millones de kilómetros por hora y, después de pivotar alrededor del agujero negro, las medidas indicaron que se acercaba a la Tierra a unos 12 millones de kilómetros por hora.

Florian Peissker, estudiante de doctorado de la Universidad de Colonia (Alemania) que hizo gran parte de las observaciones, afirma: "Estar en el telescopio y ver los datos en tiempo real fue una experiencia fascinante". Por su parte, Mónica Valencia-S., investigadora post-doctoral, también en la Universidad de Colonia, y que entonces trabajaba en la desafiante labor de procesar los datos, añade: "Fue sorprendente ver que el resplandor de la nube de polvo permaneció compacto antes y después de la aproximación al agujero negro".

Aunque observaciones anteriores sugerían que el objeto G2 se estaba estirando, las nuevas observaciones no mostraron evidencia de que la nube hubiese sufrido grandes cambios, ni por estiramientos que pudieran apreciarse ni por un aumento de la velocidad.

Además de las observaciones llevadas a cabo con el instrumento SINFONI, el equipo también ha hecho un gran número de medidas de la polarización de la luz proveniente de la región del agujero negro supermasivo utilizando el instrumento NACO, instalado en el VLT. Estas últimas, las mejores observaciones de este tipo hechas hasta el momento, revelan que el comportamiento del material acretado hacia el agujero negro es muy estable, y — hasta ahora — no se ha visto alterado por la llegada de material de la nube G2.

La resistencia de la nube de polvo a la extrema gravedad generada por la fuerza de marea cercana al agujero negro, sugiere que, más que una nube, se trata de material que rodea a un objeto denso con un núcleo masivo. A esto se suma la falta, hasta el momento, de pruebas que indiquen que el material esté alimentando al monstruo central, lo cual generaría llamaradas y aumentaría su actividad.

Andreas Eckart resume los nuevos resultados: "hemos estudiado todos los datos recientes y, en particular, el período del año 2014 en el que se produjo la mayor aproximación al agujero negro. No podemos confirmar ningún tipo de estiramiento significativo de la fuente. Sin duda, no se comporta como una nube de polvo sin núcleo. Creemos que debe ser una estrella joven envuelta en polvo".

Notas

[1] Se trata de observaciones muy difíciles, ya que la región se esconde tras densas nubes de polvo, lo cual requiere de observaciones en luz infrarroja. Además, los eventos tienen lugar muy cerca del agujero negro, haciendo necesario el uso de óptica adaptativa para conseguir imágenes lo suficientemente precisas. El equipo utilizó el instrumento SINFONI, instalado en el Very Large Telescope de ESO, y también monitorizaron en luz polarizada el comportamiento de la región del agujero negro central utilizando el instrumento NACO.

[2] Las observaciones del VLT son más nítidas (porque se hacen en longitudes de onda más cortas) y también tienen medidas adicionales de la velocidad gracias al instrumento SINFONI y medidas de polarización obtenidas con el instrumento NACO.

[3] Dado que la nube de polvo se está moviendo con respecto a la Tierra — alejándose de la Tierra antes de su aproximación al agujero negro y acercándose a la Tierra después de tal aproximación — el efecto Doppler cambia la longitud de onda de la luz observada. Estos cambios en la longitud de onda pueden medirse usando un espectrógrafo sensible, como el instrumento SINFONI en el VLT. También se puede utilizar para medir la propagación de las velocidades del material, lo cual podría esperarse si la nube se hubiese extendido a lo largo de su órbita de forma significativa, tal y como ha ocurrido con anterioridad.

0 comentarios

lun

30

mar

2015

Comienza la misión de un año de duración en la ISS

Fuente: NASA


 Los tripulantes de la primera misión de un año de duración en la Estación Espacial Internacional ya se encuentran en el que será su nuevo hogar durante el próximo año: la Estación Espacial Internacional. El astronauta de la NASA Scott Kelly y el cosmonauta Ruso de Roscosmos Mikhail Kornienko - que pasarán un año viviendo y trabajando a bordo de la Estación Espacial - junto con el cosmonauta Gennady Padalka, despegaron desde el Consmódromo Ruso de Baikonur, en Kazajstán, el pasado viernes 27 de Marzo a las 19:42 GMT, (1:42 a.m. de la madrugada del sábado, hora de Kazajstán). El trío viajó al espacio a bordo de una nave rusa Soyuz, la cual se acopló a la ISS después de cuatro órbitas terrestres. El acoplamiento tuvo lugar en el puerto de atraque del módulo Poisk de la ISS a la 1:33 GMT de la madrugada del sábado 28.

Unas dos horas después de la llegada, y tras las comprobaciones pertinentes, las compuertas entre la Soyuz y la ISS se abrieron, y el actual Comandante de la Expedición 43 de la Estación Terry Virts y los Ingenieros de Vuelo Anton Shkaplerov y Samantha Cristiforetti dieron la bienvenida a sus nuevos compañeros de tripulación a bordo del complejo orbital.

Kelly y Kornienko pasarán un año en la Estación Espacial para comprender mejor cómo el cuerpo humano reacciona y se adapta a las duras condiciones del espacio. Los datos de la expedición se utilizarán para determinar si existen formas de reducir aún más los riesgos de futuras misiones de larga duración a un asteroide y en futuro, a Marte.

La tripulación realizará varios cientos de experimentos en biología, biotecnología, ciencias físicas y ciencias de la Tierra - la investigación que afecta a la vida en la Tierra. Los datos y las muestras serán recogidos a lo largo de todo el año a partir de una serie de estudios con Scott y su hermano gemelo, el ex astronauta de la NASA Mark Kelly. Los estudios compararán los datos de los hermanos Kelly genéticamente idénticos para identificar cualquier cambio sutil causado por el vuelo espacial.

0 comentarios

dom

29

mar

2015

Nuevas técnicas para retirar satélites abandonados

Fuente: NASA


Una de las tecnologías más antiguas de la humanidad, la modesta red de pesca, podría encontrar una nueva aplicación en el espacio: retirar satélites abandonados. El comportamiento de las redes en microgravedad y su capacidad para capturar satélites acaban de ser puestos a prueba en un avión que describe arcos parabólicos para crear breves periodos de microgravedad. 

“Lanzamos redes desplegables con un sistema de aire comprimido hacia una maqueta a escala de un satélite”, explica el ingeniero de la ESA Kjetil Wormnes. “Durante esta campaña, de dos días de duración, logramos lanzar con éxito 20 redes a distintas velocidades durante las 21 parábolas de microgravedad. Las redes iban dobladas dentro de cajas de papel, y tenían pequeñas masas en cada esquina para facilitar la captura del satélite”. 

“Las buenas noticias es que el sistema funcionó muy bien, tanto que tuvimos que utilizar un cuchillo para liberar la maqueta y prepararla para un nuevo ensayo”. El avión, un Falcon 20, sigue una serie de ciclos durante los que permanece 20 segundos en caída libre, sujeto sólo a la fuerza de la gravedad – lo que cancela los efectos de esta aceleración en el interior de la aeronave. 

“Grabamos todas las pruebas con cuatro cámaras HD de alta velocidad”, añade Kjetil. “El objetivo era validar una herramienta de simulación que acabamos de desarrollar para diseñar las redes que harían falta en una misión real para retirar fragmentos de basura espacial de forma activa”.

Las redes fueron pintadas de varios colores para poder estudiar su comportamiento al analizar los videos de su despliegue. Se utilizaron dos materiales diferentes, y las redes de hilo, más ligeras, resultaron ser más eficaces que las de tejido. 

La misión e.DeOrbit de la ESA, cuyo lanzamiento está previsto para el año 2021, estudiará la viabilidad de retirar de la órbita terrestre un gran fragmento de basura espacial – como un satélite abandonado o la etapa superior de un lanzador – para controlar la población de fragmentos de basura espacial en órbitas con alta densidad de tráfico.

Todavía se está evaluando cuál sería la mejor forma de atrapar un satélite descontrolado, que probablemente también estaría girando a gran velocidad. La iniciativa CleanSpace de la ESA – creada con el objetivo de reducir el impacto de las actividades de la industria espacial en el medioambiente espacial y terrestre – está supervisando una serie de estudios que utilizan distintas técnicas para atrapar los fragmentos de basura espacial, desde un brazo robótico o un arpón, a un haz de iones. 

La red de pesca más antigua que se conoce fue encontrada por un granjero finlandés en 1913. La técnica del carbono estimó que tenía más de 10.300 años de antigüedad, lo que significaría que la red se inventó miles de años antes que la rueda. 

“La principal ventaja de utilizar una red – ya sea para e.DeOrbit o para otras misiones de retirada de basura espacial – es que se puede adaptar a una gran variedad de objetivos”, explica Kjetil. 

La campaña de vuelos parabólicos del Consejo Nacional para la Investigación (NRC) de Canadá fue contratada por la compañía polaca SKA Polska, encargada de realizar este estudio para la ESA. Este equipo de investigación también está formado por la empresa italiana STAM y la polaca OptiNav.

0 comentarios

sáb

28

mar

2015

Observaciones de APEX ayudan a desentrañar el misterio de la Nova Vulpeculae 1670

Fuente: NASA


Nuevas observaciones, llevadas a cabo con APEX y otros telescopios, revelan que la estrella que los astrónomos europeos vieron aparecer en el cielo en 1670 no era una nova, sino un tipo de colisión estelar mucho más excepcional y violento. Fue lo suficientemente espectacular como para verse fácilmente a simple vista durante su primer estallido, pero los rastros que dejó eran tan débiles que ha sido necesario utilizar telescopios submilimétricos para llevar a cabo un meticuloso análisis que, finalmente, pudiera despejar el misterio más de 340 años después. Los resultados aparecen en línea en la revista Nature el 23 de marzo de 2015.

Algunos de los más grandes astrónomos del siglo XVII, incluyendo a Hevelius — el padre de la cartografía lunar — y a Cassini, documentaron cuidadosamente, en el año 1670, la aparición de una nueva estrella en el cielo. Hevelius la describió como una nova “sub capite Cygni” (una nueva estrella debajo de la cabeza del cisne) pero actualmente los astrónomos la conocen por el nombre de Nova Vulpeculae 1670. Los relatos históricos sobre novas son escasos y de gran interés para los astrónomos actuales. Se afirma que la Nova Vul 1670 es la nova registrada más antigua y más débil recuperada con posterioridad.

El autor principal de este Nuevo estudio, Tomasz Kamiński (ESO e Instituto Max Planck de Radioastronomía, Bonn, Alemania), explica: "durante muchos años se creyó que este objeto era una nova, pero cuanto más se ha estudiado menos parecía una nova ordinaria — o cualquier otro tipo de explosión de una estrella".



Cuando apareció por primera vez, Nova Vul 1670 era fácilmente visible a simple vista y, durante los dos años siguientes, fue variando su brillo. Luego desapareció y reapareció dos veces, antes de desaparecer para siempre. Pese a que está muy bien documentada para su época, los audaces astrónomos de entonces carecían del equipo necesario para resolver el enigma sobre el peculiar comportamiento de la presunta nova.

Durante el siglo XX, los astrónomos llegaron a comprender que la mayoría de las novas podrían explicarse por el comportamiento de estrellas binarias cercanas entre sí que explotan y “se dan a la fuga”. Pero Nova Vul 1670 no encajaba en absoluto en este modelo y seguía siendo un misterio.

Pese a la creciente capacidad tecnológica de los telescopios, se creyó durante mucho tiempo que este evento no había dejado ningún rastro, y hubo que esperar hasta la década de 1980 para que un equipo de astrónomos detectara una débil nebulosa alrededor de la zona en la que, supuestamente, debían estar los restos de la estrella. Pero, aunque estas observaciones ofrecieron una tentadora conexión con el avistamiento de 1670, no lograron arrojar nueva luz sobre la verdadera naturaleza del evento presenciado en los cielos de Europa hace más de trescientos años.

Tomasz Kamiński continúa la historia: "ahora hemos sondeado la zona en longitudes de onda de radio y submilimétricas. Hemos encontrado que los alrededores del remanente están bañados por un gas frío, rico en moléculas, con una composición química muy inusual".

Además de APEX, el equipo utilizó el Submillimeter Array (SMA) y el radio telescopio Effelsberg para conocer la composición química y medir las proporciones de diferentes isótopos del gas. Uniendo todos estos datos, lograron crear un informe muy detallado de la composición de la zona, lo cual permitió evaluar de dónde podría provenir esta materia.

Lo que el equipo descubrió es que la masa del material frío era demasiado grande para ser el producto de la explosión de una nova y, además, las proporciones de isótopos medidas por el equipo alrededor de Nova Vul 1670 eran diferentes a las que se esperan de una nova. Pero si no fue una nova, entonces ¿qué fue?

La respuesta es una espectacular colisión entre dos estrellas, más brillante que una nova, pero menos que una supernova, que produce algo denominado nova roja luminosa. Son eventos muy excepcionales en los que las estrellas explotan debido a una fusión con otra estrella, arrojando al espacio el material que anteriormente contenían en su interior y dejando tan sólo un débil remanente rodeado de un ambiente fresco, rico en moléculas y polvo. Esta nueva clasificación de estrellas explosivas, recientemente aceptada, encaja casi a la perfección en el perfil de Nova Vul 1670.

El coautor de este trabajo, Karl Menten (Instituto Max Planck de Radioastronomía, Bonn, Alemania) concluye: "los descubrimientos de este tipo son los más divertidos: ¡los que son totalmente inesperados!".

0 comentarios

vie

27

mar

2015

Curiosity encuentra nitrógeno biológicamente útil en Marte

Fuente: NASA


Un equipo de científicos utilizando el instrumento de Análisis de Muestras en Marte (SAM), a bordo del rover Curiosity de la NASA ha detectado por primera vez nitrógeno en la superficie de Marte que proviene de la liberación durante el calentamiento de los sedimentos marcianos. El nitrógeno se detectó en forma de óxido nítrico, y podría ser liberado de la descomposición de nitratos durante el calentamiento. Los nitratos son una clase de moléculas que contienen nitrógeno en una forma que puede ser utilizado por los organismos vivos. El descubrimiento se suma a la evidencia de que el antiguo Marte fue habitable para la vida.

El nitrógeno es esencial para todas las formas conocidas de vida, ya que se utiliza en los bloques de construcción de moléculas más grandes como el ADN y el ARN, que codifican las instrucciones genéticas para la vida, y proteínas, que se utilizan para construir estructuras como el pelo y las uñas, y para acelerar o regular las reacciones químicas.

Sin embargo, en la Tierra y Marte, el nitrógeno atmosférico está bloqueado como gas nitrógeno (N2) - dos átomos de nitrógeno unidos tan fuertemente que no reaccionan fácilmente con otras moléculas. Los átomos de nitrógeno tienen que ser separados o "fijados" para que puedan participar en las reacciones químicas necesarias para la vida. En la Tierra, ciertos organismos son capaces de fijar el nitrógeno atmosférico y este proceso es crítico para la actividad metabólica. Sin embargo, pequeñas cantidades de nitrógeno también son fijadas por los fenómenos energéticos, como la caída de rayos.

El nitrato (NO 3) - un átomo de nitrógeno unido a tres átomos de oxígeno - es una fuente de nitrógeno fijado. Una molécula de nitrato puede unirse con otros átomos y moléculas; esta clase de moléculas se conoce como nitratos.

No hay evidencias para sugerir que las moléculas de nitrógeno fijado encontradas por el equipo fueran creadas por vida. La superficie de Marte es inhóspita para las formas de vida conocidas. En cambio, el equipo piensa que los nitratos son antiguos, y probablemente proceden de procesos no biológicos como impactos de meteoritos y rayos en un pasado remoto de Marte.

Características parecidas a lechos de ríos secos y el descubrimiento de minerales que sólo se forman en presencia de agua líquida sugieren que Marte era más hospitalario en el pasado remoto. El equipo de Curiosity ha encontrado evidencias de que otros ingredientes necesarios para la vida, como el agua líquida y materia orgánica, estuvieron presentes en Marte en el lugar donde se encuentra Curiosity, en el cráter Gale, hace miles de millones de años.

El equipo encontró evidencias de nitratos en muestras recogidas de la arena arrastrada por el viento y el polvo en el sitio "Rocknest", y en las muestras de perforado de lutolita en los sitios de perforación "John Klein" y "Cumberland" en Yellowknife Bay. Dado que la muestra de "Rocknest" es una combinación de polvo soplado desde regiones distantes en Marte y más materiales de origen local, los nitratos son propensos a ser generalizados en Marte. Los resultados apoyan el equivalente de hasta 1.100 partes por millón de nitratos en el suelo marciano en los lugares de perforación. El equipo cree que la lutolita en Yellowknife Bay se formó a partir de sedimentos depositados en el fondo de un lago. Anteriormente, el equipo del rover describía la evidencia de un antiguo ambiente, habitable allí: el agua dulce, los elementos químicos esenciales requeridos para la vida, como el carbono, y las fuentes de energía potenciales para impulsar el metabolismo en organismos simples.

Las muestras se calentaron primero para liberar las moléculas unidas a la tierra de Marte, a continuación, las porciones de los gases liberados fueron desviados a los instrumentos SAM para el análisis. Diversos compuestos que llevan nitrógeno se identificaron con dos instrumentos: un espectrómetro de masas, que utiliza campos eléctricos para identificar moléculas por la firma de sus masas, y un cromatógrafo de gases, que separa las moléculas basándose en el tiempo que tardan en viajar a través de un pequeño tubo capilar de vidrio - - ciertas moléculas interactúan con los lados del tubo más fácilmente y por lo tanto viajan más lentamente.

Junto con otros compuestos de nitrógeno, los instrumentos detectaron óxido nítrico (NO - un átomo de nitrógeno unido a un átomo de oxígeno) en las muestras de los tres sitios. Ya que el nitrato es un átomo de nitrógeno unido a tres átomos de oxígeno, el equipo cree que la mayor parte del NO probablemente viniera del nitrato que se descompone cuando se calentaron las muestras para su análisis. Ciertos compuestos en el instrumento SAM también pueden liberar nitrógeno cuando las muestras se calientan; sin embargo, la cantidad de NO encontrada es más del doble de lo que podría ser producida por el SAM en el escenario más extremo y poco realista. Esto lleva al equipo a pensar que realmente los nitratos están presentes en Marte, y las estimaciones de abundancia descritas se han ajustado para reflejar esta fuente potencial adicional.

0 comentarios

jue

26

mar

2015

El viento de los agujeros negros puede detener la formación de estrellas

Fuente: NASA


Gracias al observatorio espacial Herschel de la ESA, los astrónomos han descubierto que el viento generado por un agujero negro está barriendo la galaxia en la que se encuentra, llevándose consigo la materia prima necesaria para formar nuevas estrellas.

Los agujeros negros supermasivos se encuentran en el centro de la mayoría de las galaxias, y son objetos extremadamente densos y compactos cuya masa puede ser millones o miles de millones de veces superior a la de nuestro Sol. 

Muchos de ellos, como el que ocupa el centro de nuestra Vía Láctea, son relativamente pasivos, pero otros están destruyendo su entorno con gran voracidad.

Los agujeros negros no sólo engullen el gas que los rodea; a veces también lo expulsan en forma de potentes chorros o vientos. Los astrónomos sospechaban desde hace tiempo que estos escapes de materia podrían ser los responsables de vaciar a las galaxias de gas interestelar, y en particular de las moléculas a partir de las que se forman las nuevas estrellas. 

Con el paso del tiempo estos vientos acabarían afectando a la actividad de formación de estrellas en la galaxia, pudiendo llegar a detenerla por completo. 

Sin embargo, hasta la fecha no se había logrado estudiar este proceso. Los astrónomos habían detectado fuertes vientos en las inmediaciones de los agujeros negros gracias a los telescopios de rayos X, y habían descubierto escapes de gas a gran escala a través de las observaciones en el infrarrojo, pero nunca habían observado estos dos fenómenos en una misma galaxia. 

Un nuevo estudio acaba de cambiar el panorama, al lograr observar los vientos a pequeña y a gran escala desencadenados por un mismo agujero negro.

“Es la primera vez que vemos un agujero negro supermasivo en acción, barriendo los depósitos de gas de su galaxia”, explica Francesco Tombesi, del Centro Goddard de la NASA y de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, quien dirigió la investigación publicada ayer en la revista Nature. 

Al combinar las observaciones realizadas por el satélite europeo Herschel en las longitudes de onda del infrarrojo con los nuevos datos en la banda de los rayos X recogidos por el satélite japonés-americano Suzaku, los astrónomos han sido capaces de comparar los vientos en las inmediaciones del agujero negro central con sus efectos a gran escala, arrastrando las reservas de gas de la galaxia IRAS F11119+3257. 

Los vientos empiezan siendo locales y fuertes, con ráfagas que alcanzan el 25% de la velocidad de la luz y que son capaces de arrastrar una masa solar de gas al año. 

A medida que se alejan del agujero negro central los vientos se frenan, pero consiguen empujar fuera de la galaxia una cantidad de gas equivalente a cien veces la masa de nuestro Sol.

Esta es la primera prueba firme de que los vientos provocados por un agujero negro pueden despojar a una galaxia de gas, a través de escapes a gran escala. 

Este descubrimiento refuerza la teoría de que los agujeros negros podrían llegar a detener el proceso de formación de estrellas en la galaxia en la que se encuentran. 

“Herschel ha revolucionado las teorías sobre la formación de las estrellas. Estos nuevos resultados nos ayudan a comprender cómo y por qué varía la actividad de formación de estrellas en algunas galaxias, pudiendo llegar a detenerse por completo”, explica Göran Pilbratt, científico del proyecto Herschel para la ESA. 

“Hemos encontrado al culpable de este gran misterio cósmico. Como muchos sospechaban, un agujero negro central puede desencadenar escapes de gas a gran escala, deteniendo la actividad de formación de estrellas”.

0 comentarios

mié

25

mar

2015

Nova en Sagitario

Fuente: Astrofísica y Física


Tal y como anuncia la AAVSO en su alerta número 512, el pasado 15 de marzo se descubrió una nova brillante en la constelación de Sagitario. Fue descubierta por John Seach (Chatsworth Island, NSW, Australia) cuando la estrella tenía una magnitud aparente de +6,0. Por tanto se trata de un objeto fácilmente observable con prismáticos, si bien, debido a que se encuentra en Sagitario (Ver carta superior. Señalada con un círculo. Crédito: Stellarium), habrá que esperar hasta poco antes de amanecer para que la constelación gane altura y poder realizar la observación en condiciones favorables.

Sus coordenadas son:       Ascensión Recta: 18h 36m 56.84 s, Dec: -28º 55' 39"

0 comentarios

mar

24

mar

2015

MAVEN descubre en Marte una nube de polvo y auroras

Fuente: NASA


La nave espacial MAVEN de la NASA ha observado dos fenómenos inesperados en la atmósfera de Marte: una nube de polvo sin explicación a gran altitud y una aurora que se adentra profundamente en la atmósfera marciana.

La presencia de polvo en altitudes orbitales de aproximadamente entre 150 y 300 kilómetros por encima de la superficie nunca se habían visto. Aunque se desconoce el origen y la composición del polvo, no hay peligro para Maven y otras naves espaciales en órbita alrededor de Marte.

"Si el polvo se origina en la atmósfera, esto sugiere que nos falta algún proceso fundamental que se origina en la atmósfera de Marte", dijo Laila Andersson, de la Universidad de Colorado.

La nube fue detectada por la sonda de Langmuir de la nave, y ha estado presente durante todo el tiempo que MAVEN ha estado operativa. Se desconoce si la nube es un fenómeno temporal o algo duradero. La densidad de las nubes es mayor en altitudes más bajas. Sin embargo, incluso en las zonas más densas es todavía una capa muy delgada. Hasta el momento, no hay indicios de que su presencia se haya visto en otras observaciones de MAVEN con otros instrumentos.

Los posibles orígenes para este polvo observado pueden ser el polvo procedente de Fobos y Deimos, las dos lunas de Marte; el polvo en movimiento en el viento solar lejano al Sol; o escombros en órbita alrededor del Sol proveniente de cometas. Sin embargo, ningún proceso conocido en Marte puede explicar la aparición de esta nube de polvo en los lugares observados que no venga de cualquiera de estas fuentes.

También el espectrógrafo de imágenes ultravioleta, IUVS de MAVEN observó lo que los científicos han llamado "las luces de Navidad". Durante cinco días justo antes del 25 de Diciembre, MAVEN vio un brillo auroral ultravioleta brillante que abarcaba el hemisferio norte de Marte. Las auroras son conocidas en la Tierra como luces del norte o del sur, causadas por partículas energéticas como los electrones que al estrellarse en la atmósfera provocan que el gas brille.

"Lo que es especialmente sorprendente de la aurora que vimos es la profundidad con la que se introduce en la atmósfera, mucho más que en la Tierra o en otro lugar de Marte", dijo Arnaud Stiepen, miembro del equipo IUVS en la Universidad de Colorado.

La fuente de estas partículas energéticas parece ser el Sol. Hace miles de millones de años, Marte perdió un campo magnético protector como el que tiene la Tierra, por lo que las partículas solares pueden atacar directamente a la atmósfera marciana. Los electrones que produce la aurora tienen cerca de 100 veces más energía que la que se obtiene de una chispa de corriente doméstica, por lo que pueden penetrar profundamente en la atmósfera.

MAVEN fue lanzada a Marte el 18 de Noviembre de 2013, para ayudar a resolver el misterio de cómo el Planeta Rojo perdió la mayor parte de su atmósfera y gran parte de su agua. La nave llegó a Marte el 21 de Septiembre de 2014.

0 comentarios

lun

23

mar

2015

Rosetta detecta nitrógeno molecular en un cometa

Fuente: NASA


La sonda Rosetta de la ESA ha detectado por primera vez nitrógeno molecular en un cometa, lo que permite acotar el rango de temperaturas en el que se formó el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Rosetta llegó al cometa 67P en agosto del año pasado, y desde entonces ha estado recogiendo datos sobre el núcleo y su entorno con un conjunto de 11 instrumentos científicos. Hacía tiempo que los científicos esperaban encontrar in situ nitrógeno molecular en un cometa. Hasta la fecha, sólo se había detectado nitrógeno formando parte de otros compuestos químicos, como el ácido cianhídrico o el amoniaco. 

Este descubrimiento es especialmente importante, ya que se piensa que el nitrógeno molecular era la forma más común de este elemento cuando se estaba formando el Sistema Solar. En sus regiones más lejanas y frías, pudo ser la principal fuente de nitrógeno para la formación de los planetas gaseosos. Esta molécula también abunda en la densa atmósfera de Titán, la mayor luna de Saturno, y está presente en las atmósferas y en los hielos de las superficies de Plutón y Tritón, el mayor de los satélites de Neptuno. 

Es precisamente en estos fríos confines del Sistema Solar donde se piensa que se formó la familia de cometas a la que pertenece el 67P/Churyumov-Gerasimenko. Este hallazgo está basado en las 138 mediciones realizadas por el instrumento ROSINA de Rosetta entre los días 17 y 23 de octubre de 2014, cuando la sonda europea se encontraba a 10 kilómetros del centro del cometa. 

“La detección de nitrógeno molecular permite acotar significativamente las condiciones en las que se formó el cometa, porque se necesitan temperaturas muy bajas para que esta molécula quede atrapada en el hielo”, explica Martin Rubin, de la Universidad de Berna y autor principal del artículo que presenta estos resultados en la revista Science. 

Se piensa que el nitrógeno molecular quedó atrapado en los hielos de la nebulosa protosolar a una temperatura similar a la necesaria para fijar el monóxido de carbono. Así, los científicos han podido restringir los modelos que describen la formación de los cometas al comparar la proporción de nitrógeno molecular frente a la de monóxido de carbono presente en el cometa y en la nebulosa protosolar, ésta última calculada a partir del ratio medido en Júpiter y en el viento solar. 

Esta proporción resulta ser unas 25 veces más baja en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko que en las estimaciones de la nebulosa protosolar. Los científicos piensan que este déficit podría ser una consecuencia de las temperaturas a las que se formó el hielo en la nebulosa que dio origen a nuestro Sistema Solar. 

Una hipótesis sugiere que el hielo se formó a una temperatura de entre -250°C y -220°C, y el nitrógeno molecular habría quedado fijado de forma relativamente ineficiente en el hielo amorfo o en unas celdas de agua congelada conocidas como clatratos, lo que en ambos casos explicaría esta baja proporción. Otra hipótesis plantea que el nitrógeno molecular se habría fijado de forma más eficiente a temperaturas más bajas, en el entorno de los -253°C, en la misma región que Plutón y Tritón, formando los hielos ricos en nitrógeno que se pueden encontrar en estos dos cuerpos celestes. 

El posterior calentamiento del cometa debido al decaimiento de nucleidos radioactivos o a su desplazamiento a una órbita más próxima al Sol podría haber sido suficiente para desencadenar la liberación del nitrógeno y reducir su proporción con el paso del tiempo. “La fijación a muy baja temperatura sería similar al mecanismo que explica el origen de los hielos ricos en nitrógeno de Plutón y Tritón, y sería coherente con el origen del cometa en el Cinturón de Kuiper”, añade Martin. 

El otro cuerpo del Sistema Solar con una atmósfera dominada por el nitrógeno es la Tierra. La mejor teoría sobre su origen está relacionada con la tectónica de placas, y sugiere que los volcanes estarían liberando el nitrógeno almacenado en los silicatos del manto.  Sin embargo, la gran pregunta sigue siendo qué papel jugaron los cometas a la hora de traer este importante ingrediente a nuestro planeta.

“Al igual que queríamos comprender si los cometas habían traído el agua a la Tierra, también nos gustaría acotar el papel que jugaron en el transporte de otros ingredientes, y en particular de los necesarios para construir los bloques fundamentales de la vida, como lo es el nitrógeno”, explica Kathrin Altwegg, también de la Universidad de Berna e investigadora principal del instrumento ROSINA. 

Para poder evaluar la posible contribución de cometas como el 67P a los niveles de nitrógeno en nuestra atmósfera, los científicos asumieron que la relación isotópica de 14N y 15N en el cometa era la misma que la que había sido medida en Júpiter y en el viento solar, que representa la composición de la nebulosa protosolar. 

Esta relación isotópica es muy superior a la medida en otros compuestos químicos basados en el nitrógeno presentes en los cometas, como el ácido cianhídrico o el amoniaco. La relación 14N/15N de la Tierra se encuentra a mitad de camino entre estos dos valores. Si existiese una mezcla similar de la forma molecular y de ácido cianhídrico y amoniaco en los cometas, sería al menos concebible que el nitrógeno de la Tierra procediese de los cometas. 

“Sin embargo, el nitrógeno detectado en 67P/Churyumov-Gerasimenko no es una mezcla comparable de nitrógeno molecular y de las otras moléculas basadas en el nitrógeno, de hecho la proporción de la forma molecular es unas 15 veces inferior, lo que significa que la relación 14N/15N de la Tierra no se podría explicar a partir del transporte de nitrógeno por la familia de cometas de Júpiter”, concluye Martin. 

“Esta es otra pieza del puzle para determinar el papel que jugó la familia de cometas de Júpiter en la evolución del Sistema Solar, pero todavía falta mucho para completar este rompecabezas”, explica Matt Taylor, científico del proyecto Rosetta para la ESA. “Rosetta todavía se encuentra a cinco meses de alcanzar su perihelio, y seguiremos estudiando cómo varía la composición de sus gases a lo largo de este periodo, intentando descifrar todo lo que nos puede contar sobre el pasado de este cometa”.

0 comentarios

mié

18

mar

2015

Hasta el infinito y más allá

Si usted quiere conocer las últimas noticias sobre el cosmos, tal vez este sea su libro.

Hasta el infinito y más allá nos cuenta de modo ameno los descubrimientos sobre el cosmos y nos da las claves para entender las fascinantes revelaciones que se han producido en los últimos años.El cielo siempre ha ejercido una poderosa atracción sobre el ser humano porque como dijo Carl Sagan, «somos polvo de estrellas». Ah ora, el gran divulgador científico español Manuel Seara Valero nos lleva de la mano por las últimas noticias sobre el cosmos. Hemos averiguado la edad del Universo, descubierto sistemas planetarios más allá del Sistema Solar, buscamos mundos similares al nuestro, vida extraterrestre, y tratamos de averiguar qué pasó en los primeros instantes del Cosmos, tras el Big Bang, empleando nuevos métodos como las ondas gravitacionales. Sabemos que existen una materia y una energía oscuras, pero desconocemos prácticamente todo sobre ellas. La solución al enigma puede venir de los proyectos espaciales en curso, o de la mano de la física de partículas con experimentos tan ambiciosos como el LHC (donde se ha descubierto el Bosón de Higgs), o el NEXT, financiado por la UE, y liderado por el español Juan José Gómez Cadenas en el Laboratorio Subterráneo de Canfranc.


Hasta el infinito y más allá

Manuel Seara Valero

Editorial Destino

Isbn- 9788423349234

Pvp- 18 euros

Marzo 2015

0 comentarios

mar

17

mar

2015

La corona solar, vista por PROBA-2

Fuente: ESA


Esta fotografía del Sol, en continuo cambio, captura grandes bucles de filamentos y potentes erupciones alejándose de la superficie de nuestra estrella.

El disco solar es una amalgama de áreas activas y calientes entremezcladas con serpenteantes filamentos fríos y oscuros que rodean toda la estrella. Alrededor de la tumultuosa superficie se encuentra la caótica corona, una atmósfera enrarecida de plasma sobrecalentado de varios millones de kilómetros de espesor. 

El plasma de la corona puede alcanzar temperaturas de varios millones de grados en algunas zonas – mucho más caliente que la superficie del Sol, que en comparación ‘sólo’ se encuentra a unos 6.000°C. Estas temperaturas tan extremas hacen que la corona brille con intensidad en las bandas del ultravioleta y del ultravioleta extremo. Al analizar una única frecuencia en esta banda, el instrumento SWAP del satélite europeo Proba-2 es capaz de distinguir las estructuras de esta región que se encuentran a un millón de grados centígrados. 

Como se puede ver en esta imagen, tomada el 25 de julio de 2014, el plasma forma grandes bucles y estructuras en forma de abanico, estabilizadas por el intenso campo magnético del Sol. Algunos de estos bucles se mantienen cerca de la superficie, pero otros se alejan demasiado y terminan siendo arrastrados por el viento solar – un flujo continuo de partículas energéticas que baña todo el Sistema Solar, incluyendo a la Tierra. 

Aunque muchos bucles puedan parecer inofensivos al principio, pueden acabar intensamente enredados al cabo de un tiempo, almacenando tanta energía que acabarán partiéndose y liberando intensas llamaradas conocidas como eyecciones de masa coronal. Estas erupciones solares están formadas por una gran cantidad de gas envuelto en líneas de campo magnético, y pueden ser muy peligrosas para los satélites, interferir con los equipos de comunicaciones y dañar importantes infraestructuras en la Tierra. 

A pesar de que el Sol sea la estrella más importante de nuestro firmamento, todavía no se comprenden muchos aspectos de su comportamiento. El estudio de su corona nos ayudaría a conocer mejor sus mecanismos internos, el errático movimiento de sus capas exteriores y sus potentes erupciones. 

Dos nuevas misiones de la ESA se centrarán en este campo de estudio: Solar Orbiter ha sido diseñado para estudiar el viento solar y la región del espacio dominada por el Sol, y para observar las regiones polares de la estrella. Proba-3 analizará una zona de la corona muy próxima a la superficie solar, que hasta la fecha ninguna misión ha sido capaz de observar.


0 comentarios

lun

16

mar

2015

Cassini detecta la presencia de actividad hidrotermal en Encelado

Fuente: NASA


La nave espacial Cassini de NASA ha proporcionado a los científicos la primera evidencia clara de que Encelado, una de las lunas de Saturno, muestra señales de actividad hidrotermal hoy en día que puede parecerse a la que se observa en los océanos profundos de la Tierra. Las implicaciones de tal actividad en un mundo diferente a nuestro planeta abren posibilidades científicas sin precedentes.

"Estos descubrimientos contribuyen a la posibilidad de que Encelado, que posee un océano subterráneo y exhibe una notable actividad geológica, pueda contener ambientes adecuados para organismos vivos", dijo John Grunsfeld, astronauta y administrador adjunto de la NASA en Washington. "Los lugares de nuestro Sistema Solar donde existen ambientes extremos en los que la vida podría existir nos acercan a responder la pregunta: ¿estamos solos en el Universo?".

La actividad hidrotermal se produce cuando el agua marina se infiltra y reacciona con una corteza rocosa y emerge como una solución caliente cargada de minerales, un fenómeno natural que ocurre en los océanos de la Tierra. Según dos artículos científicos, los resultados constituyen las primeras indicaciones claras de que una luna helada puede tener procesos activos similares.

El primer artículo, publicado en la revista Nature, hace referencia a granos microscópicos de roca detectados por Cassini en el sistema de Saturno. Un completo análisis de cuatro años de datos de la nave espacial, simulaciones por ordenador y experimentos de laboratorio han llevado a los investigadores a concluir que los diminutos granos se formaron con mucha probabilidad cuando el agua caliente que contenía minerales disueltos del interior rocoso de la luna viajó hacia arriba, entrando en contacto con agua más fría. Las temperaturas necesarias para la interacción que produce los diminutos granos de roca serían de por lo menos 90ºC. 

"Es muy emocionante que podamos utilizar estos pequeños granos de roca, arrojados al espacio por los géiseres, que nos indican las condiciones que hay sobre y debajo del fondo del mar de una luna helada", dijo el autor principal del artículo, Sean Hsu, investigador Postdoctoral en la Universidad de Colorado, en Boulder.

El segundo artículo, publicado en Geophysical Research Letters, sugiere que la actividad hidrotermal sea una de las dos causas probables de la presencia de metano en la nube de gas y partículas de hielo que surge de la región polar del sur de Encelado. El equipo descubrió que, a altas presiones previstas en el océano de la luna, los materilaes helados llamados clatratos podrían formarse al aprisionar moléculas de metano dentro de una estructura cristalina de hielo de agua. Sus modelos indican que este proceso es tan eficiente eliminando metano del océano que los investigadores todavía necesitan una explicación para su abundante presencia en la nube.

0 comentarios

dom

15

mar

2015

El universo está dentro de nosotros

En este libro publicado por la editorial Plataforma nos lleva de una manera divulgativa del cuanto al cosmos.

En esta obra personal, visionaria y fascinante, Neil Turok, uno de los principales físicos teóricos mundiales, explora los descubrimientos científicos transformadores de los tres últimos siglos, desde la mecánica clásica hasta la naturaleza de la luz, desde el extraño mundo de los cuantos hasta la evolución del cosmos. Con el tiempo, cada nuevo descubrimiento ha producido tecnologías que conllevan cambios de paradigma en la estructura de la sociedad. Ahora, afirma el autor, nos hallamos en el umbral de otra transformación importante: la revolución cuántica inminente que sustituirá nuestra insatisfactoria era digital. Ante este nuevo mundo feliz, Turok llama a reinventar creativamente la manera de desarrollar y compartir el conocimiento avanzado, y a hacer posible el acceso a los enormes depósitos de talento intelectual, todavía por explorar, del mundo en vías de desarrollo. La investigación, la enseñanza y la divulgación científicas son vitales para nuestra economía futura, a la vez que poderosas fuerzas para un progreso global pacífico.

Con una prosa delicada, profundamente sugestiva y muy inspiradora, El universo está dentro de nosotros aborda, por encima de todo, el futuro; el de la ciencia, el de la sociedad y el nuestro.

Un relato elegante, instructivo y en ocasiones emotivo, libre de tecnicismos, sobre las poderosas influencias científicas, filosóficas y humanitarias que subyacen tras los impulsos personales de este prestigioso físico matemático.


El universo está dentro de nosotros

Neil Turok

Editorial Plataforma

Isbn- 9788416256402

Pvp- 20 euros

Febrero 2015


0 comentarios

dom

15

mar

2015

Lanzada con éxito la misión MMS para estudiar la reconexión magnética

Fuente: NASA


La madrugada del viernes 13 de Marzo a las 2:44 GMT, la NASA lanzaba con éxito la misión MMS, (Magnetospheric MultiScale) formada por cuatro naves de la NASA que utilizarán la magnetosfera terrestre como un laboratorio ideal en el que estudiar la microfísica asociada a tres procesos fundamentales que ocurren en el plasma: la reconexión magnética, la aceleración de partículas energéticas y la turbulencia.

Los cuatro satélites fueron lanzados juntos a bordo de un cohete United Launch Alliance Atlas V 421, desde Cabo Cañaveral, Florida. Después de alcanzar la órbita, los cuatro satélites fueron insertados secuencialmente en la órbita terrestre uno a uno con un intervalo de cinco minutos. A las 4:40 GMT, científicos e ingenieros de la NASA confirmaron la exitosa separación de los satélites y su correcta ubicación en órbita.

"Hablo en nombre de todo el equipo de MMS cuando digo que estamos encantados de ver que los cuatro satélites han sido desplegados y que los datos indican que tenemos una flota saludable", dijo Craig Tooley, director del proyecto en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Durante las próximas semanas, científicos e ingenieros de la NASA desplegarán las antenas de los satélites, y pondrán a prueba todos los instrumentos. Los observatorios se colocarán luego en formación de pirámide como preparativo para las observaciones científicas, que se espera que comiencen a principios de Septiembre.

La misión proporcionará las primeras imágenes tridimensionales de la reconexión que ocurre en la capa de protección magnética de la Tierra, la magnetosfera. La reconexión magnética ocurre cuando los campos magnéticos se conectan, desconectan y reconfiguran de forma explosiva, lanzando ráfagas de energía que pueden alcanzar del orden de miles de millones de megatones de trinitrotolueno (comúnmente conocido como TNT). Estas explosiones pueden enviar partículas a través del espacio a cerca de la velocidad de la luz.

Los científicos esperan que la misión no sólo les ayudará a entender mejor la reconexión magnética, sino que también proporcionará información sobre estos eventos de gran alcance, que pueden interrumpir los sistemas tecnológicos modernos tales como las redes de comunicaciones, navegación GPS y redes de energía eléctrica

0 comentarios

vie

13

mar

2015

La expedición 42 aterriza en Kazajstán

Fuente: NASA


Tres tripulantes regresaron a la Tierra esta madrugada después de una misión de 167 días en la Estación Espacial Internacional, que incluyó cientos de experimentos científicos y varios paseos espaciales para preparar el laboratorio orbital para la futura llegada de naves espaciales tripuladas estadounidenses.

La nave espacial Soyuz, con el Comandante de la Expedición 42 Barry Wilmore de la NASA y los Ingenieros de Vuelo Alexander Samokutyaev y Elena Serova de la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos), tocó tierra aproximadamente a las 2:07 GMT de la madrugada del miércoles 12 de Marzo, (8:07 de la mañana hora local de Kazajstán), al sureste de la remota ciudad de Dzhezkazgan en Kazajstán.

Durante su tiempo en la estación, los miembros de la tripulación han participado en una variedad de la investigaciones centradas en los efectos de la microgravedad en las células, la observación de la Tierra, la ciencia física y la ciencia biológica y molecular. Una de las investigaciones claves de la Expedición 42 se centró en la gestión de la salud humana durante viajes espaciales de larga duración, como preparativo para la misión de un año de duración que próximamente va a llevarse a cabo en la ISS por parte de un astronauta de la NASA y un cosmonauta de Roscosmos.

Así pues y tras la marcha de la Expedición 42, a bordo de la Estación Espacial Internacional ya ha dado comienzo el mandato de la Expedición 43, formada por el Comandante y astronauta de la NASA Terry Virts y los Ingenieros de Vuelo Anton Shkaplerov de Roscosmos y Samantha Cristoforetti de la ESA. En un par de semanas, los tres tripulantes darán la bienvenida a bordo del complejo orbital a sus nuevos compañeros de tripulación, los cosmonautas rusos Gennady Padalka y Mikhail Kornienko y el astronauta de la NASA Mark Kelly. Kelly y Kornienko se embarcarán en la primera misión de larga duración en la ISS, ya que permanecerán conviviendo y trabajando a bordo de la Estación durante un año, un paso importante para la NASA de cara a un futuro viaje tripulado a Marte.

0 comentarios

jue

12

mar

2015

Un gran espectáculo de nuevas estrellas

Fuente: ESO


Este espectacular paisaje en la constelación austral de Ara (el Altar) es un tesoro de objetos celestes. Cúmulos de estrellas, nebulosas de emisión y regiones activas de formación estelar son sólo algunas de las riquezas que se observan en esta zona que se encuentra a unos 4.000 años luz de la Tierra. Esta hermosa nueva imagen es la vista más detallada de esta parte del cielo obtenida hasta el momento, y fue tomada con el VST, el telescopio de rastreo del VLT, instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile.

En el centro de la imagen vemos el cúmulo abierto NGC 6193, que contiene alrededor de treinta estrellas brillantes y da forma al corazón de la asociación Ara OB1. Las dos estrellas más brillantes son estrellas gigantes muy calientes. Juntas, son la fuente principal de iluminación de la cercana nebulosa de emisión, la nebulosa del Borde o NGC 6188, visible a la derecha del cúmulo.

Una ‘asociación estelar’ es un gran grupo de estrellas, unidas por un lazo gravitatorio menos intenso que el de otro tipo de cúmulos, y que aún no se han separado por completo para quedar a la deriva, conservando un vínculo con su lugar de formación inicial. Las asociaciones OB consisten, principalmente, en estrellas blancoazuladas muy jóvenes, que son, aproximadamente, 100.000 veces más brillantes que el Sol y entre 10 y 50 veces más masivas.

La nebulosa del Borde es el prominente muro de nubes oscuras y brillantes que marca el límite entre la región de formación estelar activa dentro de la nube molecular (conocida como RCW 108) y el resto de la asociación [1]. El área que rodea a RCW 108 está compuesta, en su mayor parte, de hidrógeno, el ingrediente principal para la formación de estrellas. Dichas zonas también son conocidas como regiones H II.

La radiación ultravioleta y el intenso viento estelar de las estrellas de NGC 6193 parecen estar desencadenando el nacimiento de la próxima fuente de formación estelar en las nubes de gas y polvo circundantes. A medida que los fragmentos de nubes colapsan, se calientan y, con el tiempo, acaban formando nuevas estrellas.

A medida que la nube crea nuevas estrellas, simultáneamente está siendo erosionada por los vientos y la radiación emitida por estrellas anteriores y por las violentas explosiones de supernova. De este modo, dichas regiones H II de formación estelar, tienden a tener una vida útil de sólo unos pocos millones de años. La formación de estrellas es un proceso muy ineficiente, ya que sólo alrededor del 10% del material contribuye al proceso y el resto se esparce por el espacio.

La nebulosa del Borde también muestra signos de estar en una fase temprana de la "formación de pilares", lo que significa que, en el futuro, podría terminar pareciéndose a otras regiones de formación estelar muy conocidas, como la nebulosa del Águila (Messier 16, que contiene los famosos “Pilares de la creación”) y la nebulosa del Cono (parte de NGC 2264).

Esta espectacular imagen fue creada a partir de más de 500 fotos individuales tomadas con cuatro filtros de diferente color con el telescopio de rastreo del VLT. El tiempo de exposición total fue de más de 56 horas. Hasta el momento, es la imagen de esta región más detallada que existe.

Notas

[1] Por otra parte, de un modo más modesto, esta nebulosa tiene fama entre los astrónomos porque una imagen anterior de la misma fue utilizada como portada del DVD en el que se distribuyó la colección de software para astrónomos recopilada por ESO: Scisoft, cuya nueva versión fue lanzada hace unas semanas. Por tanto, también es conocida como la nebulosa Scisoft.

0 comentarios

mar

10

mar

2015

Las retorcidas ondas de choque de una explosión estelar

Fuente: ESA


La Nebulosa del Velo, descubierta el 5 de septiembre de 1784 por el astrónomo William Herschel, fue en su día una estrella. En la actualidad no es más que una masa retorcida de ondas de choque que ocupan una región del firmamento seis veces más grande que la luna llena.

Esta imagen del Telescopio Espacial Hubble muestra una pequeña parte de la nebulosa, una región conocida como el ‘nudo sudeste’. La Nebulosa del Velo tiene un radio de unos 50 años luz, y está situada a 1.500 años luz de nuestro planeta. 

Hace diez mil años esta nebulosa no existía. Por aquel entonces era una estrella mucho más grande y más brillante que nuestro Sol, que ardía con fuerza gracias a las reacciones nucleares que tenían lugar en su interior. Cuando agotó su combustible estas reacciones empezaron a flaquear, provocando el colapso de la estrella y su posterior explosión. 

Los astrónomos calculan que esta explosión ocurrió hace unos 5.000 – 10.000 años. Los observadores de la época habrían visto como la luz de la estrella se amplificaba de forma espectacular a lo largo de uno o dos días, hasta hacerse más brillante que la luna creciente. 

Estas explosiones tan dramáticas se conocen como supernovas. Los estudios contemporáneos indican que una supernova puede llegar a brillar más que 100.000 millones de estrellas convencionales. Nuestros antepasados habrían visto como al cabo de una semana esta bola de fuego se apagaba lentamente, pasando desapercibida miles de años hasta ser descubierta de nuevo por William Herschel como una gran masa de gases en expansión. 

Durante esta detonación, la estrella expulsó sus capas exteriores al espacio a una velocidad de más de 600.000 km/h. Las impresionantes formas que vemos en esta imagen son precisamente esas capas chocando con el gas del medio interestelar que las rodea. 

La energía liberada en la colisión calienta el gas a millones de grados centígrados, provocando que emita luz. La longitud de onda de esta radiación depende de los átomos presentes en el gas excitado. En esta imagen el azul se corresponde con el oxígeno, el verde con el azufre y el rojo con el hidrógeno. 

Las explosiones de supernova son muy importantes porque siembran el Universo de átomos pesados, creando todos los elementos más pesados que el hierro. Estos fenómenos son bastante escasos en nuestra galaxia, donde sólo explotan una o dos estrellas cada siglo. 

El Telescopio Espacial Hubble es un proyecto de colaboración internacional entre la ESA y la NASA. Esta imagen fue tomada por la cámara WFPC2, y fue publicada por primera vez en julio de 2007.

0 comentarios

lun

09

mar

2015

Marte: el planeta que perdió vastos océanos de agua

Fuente: NASA


Marte albergó un primitivo océano que contenía más agua que el océano Ártico de la Tierra y que habría cubierto una parte de su superficie mayor que la que ocupa el océano Atlántico en nuestro planeta. Un equipo internacional de científicos ha utilizado el VLT (Very Large Telescope) de ESO, junto con los instrumentos del Observatorio W. M. Keck y el Telescopio Infrarrojo de la NASA, para monitorizar, durante un periodo de seis años, la atmósfera del planeta y trazar las propiedades del agua. Estos nuevos mapas son los primeros de su clase.

Hace unos cuatro mil millones de años, el joven planeta habría tenido suficiente agua como para cubrir toda su superficie con una capa líquida de 140 metros de profundidad, pero es más probable que el líquido se acabase acumulando, formando un océano que habría ocupado casi la mitad del hemisferio norte de Marte, alcanzando, en algunas regiones, profundidades superiores a 1,6 kilómetros.

"Nuestro estudio proporciona una estimación sólida de cuánta agua pudo tener Marte, determinando cuánta agua se perdió en el espacio", afirma Gerónimo Villanueva, investigador del Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA en Greenbelt (Maryland, EE.UU.) y autor principal del nuevo artículo. "Con este trabajo, podemos comprender mejor la historia del agua en Marte".

Esta nueva estimación se basa en observaciones detalladas de dos formas ligeramente diferentes de agua en la atmósfera de Marte. Una es la forma más conocida del agua, compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno oxígeno, el H2O. La otra es el HDO, o agua semipesada, una variación natural en la que un átomo de hidrógeno es reemplazado por una forma más pesada, llamada deuterio.

Como la forma deuterada es más pesada que el agua normal, no resulta tan fácil que se pierda en el espacio a través de la evaporación. Así, cuanto mayor sea la pérdida de agua del planeta, mayor proporción de HDO a H2O habrá en el agua restante.

Los investigadores han diferenciado las firmas químicas de los dos tipos de agua utilizando el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Chile, junto con los instrumentos del Observatorio W. M. Keck y el  Telescopio Infrarrojo de la NASA, en Hawaii. Al comparar la proporción de HDO a H2O, los científicos han podido medir cuánto ha aumentado la proporción de HDO, determinando así cuánta agua ha escapado al espacio. Esto permite, a su vez, estimar la cantidad de agua que pudo haber en Marte en épocas anteriores.

Durante casi seis años terrestres –el equivalente a cerca de tres años marcianos- el equipo mapeó repetidamente la distribución de H2O y HDO, generando instantáneas globales de cada uno, así como de su proporción. Aunque el Marte actual es prácticamente un desierto, los mapas han revelado cambios estacionales y microclimas.

El equipo estaba especialmente interesado en regiones cercanas a los polos norte y sur, ya que los casquetes polares son el reservorio de agua conocido más grande del planeta. Se cree que el agua almacenada allí podría documentar la evolución del agua de Marte desde el húmedo período Noeico, que terminó hace unos 3.700 millones de años, hasta el presente.

Los nuevos resultados muestran que el agua atmosférica de la región cercana a los polos fue enriquecida en un factor siete en relación con el agua de los océanos de la Tierra, lo que implica que el agua de los casquetes de hielo permanentes de Marte está enriquecida ocho veces más. Para proporcionar un nivel tan alto de enriquecimiento, Marte debe haber perdido un volumen de agua 6,5 veces mayor que el de los casquetes polares actuales. El volumen del océano temprano de Marte debe haber sido, por lo menos, de 20 millones de kilómetros cúbicos.

Basándonos en la superficie de Marte hoy en día, una probable localización de esta agua sería las llanuras del norte, que durante mucho tiempo se han considerado un buen candidato debido al bajo nivel de la superficie. Un antiguo océano habría cubierto el 19% de la superficie del planeta — en comparación, el océano Atlántico ocupa el 17% de la superficie terrestre.

Para Michael Mumma, científico senior en Goddard y segundo autor del artículo, "Con Marte perdiendo tanta agua, es muy probable que el planeta fuese húmedo durante mucho más tiempo de lo que se pensaba anteriormente, sugiriendo que el planeta podría haber sido habitable a lo largo de un periodo mayor”.

Es posible que en algún momento Marte tuviera incluso más agua, parte de la cual podría haber quedado almacenada bajo la superficie. Y es que los nuevos mapas revelan microclimas y cambios en el contenido de agua atmosférica a lo largo del tiempo, lo cual también podría ser útil en la continua búsqueda de agua subterránea.

0 comentarios

vie

06

mar

2015

Una galaxia envejecida en un joven universo

Fuente: ESO. NASA.


Una de las galaxias más lejanas jamás observadas proporciona a los astrónomos la primera detección de polvo en un remoto sistema de formación estelar de este tipo, una prometedora evidencia para explicar la rápida evolución de las galaxias después del Big Bang. Para recoger el débil resplandor del polvo frío en la galaxia A1689-zD1, las nuevas observaciones han utilizado el conjunto ALMA; para medir su distancia lo han hecho con el Very Large Telescope de ESO.

Un equipo de astrónomos, liderado por Darach Watson, de la Universidad de Copenhague, ha utilizado el instrumento X-shooter, instalado en el Very Large Telescope, junto con ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), para observar una de las galaxias más remota y más joven jamás encontrada. Se sorprendieron al descubrir un sistema mucho más evolucionado de lo esperado, ya que tenía una fracción de polvo similar a una galaxia como la Vía Láctea, mucho más evolucionada. Este polvo es vital para la vida, ya que ayuda en la formación de planetas, moléculas complejas y estrellas normales.

El objeto se llama A1689-zD1. Podemos verlo gracias a que una lente gravitatoria (en forma de espectacular cúmulo de galaxias - Abell 1689 – que se encuentra entre la joven galaxia y la Tierra) amplifica su brillo más de nueve veces. Sin este fenómeno gravitacional, el resplandor de esta lejana galaxia habría sido demasiado débil para detectarlo.

Estamos viendo a A1689-zD1 cuando el universo tenía sólo unos 700 millones de años (el cinco por ciento de su edad actual). Es un sistema relativamente modesto, mucho menos masivo y luminoso que muchos otros objetos que se han estudiado antes en esta etapa del universo temprano y, por lo tanto, un ejemplo más típico de una galaxia en aquel momento.

A1689-zD1 está siendo observada tal y como era durante el período de reionización, cuando las primeras estrellas trajeron consigo un amanecer cósmico, iluminando por primera vez un inmenso y transparente universo y acabando con el prolongado estancamiento de las épocas oscuras. Los observadores esperaban ver un sistema con apariencia de haberse formado recientemente, pero la galaxia les sorprendió por su rica complejidad química y por su abundancia de polvo interestelar.

"Tras confirmar la distancia de la galaxia utilizando el VLT”, afirma Darach Watson, "nos dimos cuenta de que había sido observada previamente con ALMA. No esperábamos encontrar mucho, pero te aseguro que estábamos todos muy emocionados cuando nos dimos cuenta de que ALMA no sólo la había observado, sino que había hecho una clara detección. Uno de los principales objetivos del Observatorio ALMA era encontrar galaxias en el universo temprano a partir de sus emisiones de gas y polvo fríos — ¡y aquí está!".

Esta galaxia estaba en su infancia cósmica, pero resultó ser precoz. A esta edad, se  supone que debía tener pocos elementos químicos pesados — en astronomía, cualquier elemento más pesado que el hidrógeno o el helio, se define como metal. Estos se producen en el interior de las estrellas y se dispersan y alejan una vez que las estrellas explotan o alcanzan el final de sus vidas de otro modo. Es necesario que este proceso se repita durante muchas generaciones estelares para producir una gran abundancia de los elementos más pesados como el carbono, el oxígeno y el nitrógeno.

Sorprendentemente, la galaxia A1689-zD1 parecía estar emitiendo una gran cantidad de radiación en el infrarrojo lejano, indicando que ya había producido muchas de sus estrellas y cantidades significativas de metales, revelando que no sólo contenía polvo sino que tenía una proporción polvo-gas similar a la de galaxias mucho más maduras.

Según explica Darach Watson, "Aunque el origen exacto del polvo galáctico sigue siendo un misterio, nuestros resultados indican que su producción es muy rápida, en un margen de sólo 500 millones años desde el comienzo de la formación de estrellas en el universo. En términos cosmológicos, es un plazo muy corto, dado que la mayoría de las estrellas viven miles de millones de años."

Los resultados sugieren que A1689-zD1 ha estado formando estrellas uniformemente a un ritmo moderado desde 560 millones de años después del Big Bang, o bien ha pasado de forma muy rápida por su fase de brote estelar (starburst) antes de entrar en una etapa de declive en cuanto a formación de estrellas.

Antes de este resultado, los astrónomos temían que fuera imposible detectar este tipo de galaxias distantes utilizando estas técnicas, pero A1689-zD1 ha sido detectada usando tan sólo breves observaciones llevadas a cabo por ALMA.

Kirsten Knudsen (Universidad Tecnológica de Chalmers, Suecia), coautor del artículo, añadió, "esta galaxia increíblemente polvorienta parece haberse visto en un apuro para hacer sus primeras generaciones de estrellas. En el futuro, ALMA será capaz de ayudarnos a encontrar más galaxias como esta y aprender así por qué están tan ansiosas por crecer".

0 comentarios

jue

05

mar

2015

Un planeta 'criado' por cuatro estrellas madre

Fuente: NASA


Crecer como planeta con más de una estrella progenitora tiene sus dificultades. Aunque los planetas de nuestro Sistema Solar giran alrededor de una sola estrella - nuestro Sol - otros planetas más lejanos llamados exoplanetas, pueden criarse en familias con dos o más estrellas. Los investigadores que desean conocer más acerca de las complejas influencias que las estrellas múltiples tienen sobre los planetas ahora disponen de dos casos nuevos: un planeta con tres progenitoras, y otro con cuatro.

El descubrimiento se hizo utilizando instrumentos instalados en los telescopios del Observatorio Palomar en San Diego: el sistema de óptica adaptativa Robo-AO, desarrollado por el Centro Interuniversitario para la Astronomía y Astrofísica de la India y el Instituto de Tecnología de California en Pasadena, y el sistema de óptica adaptativa PALM-3000, desarrollado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, y Caltech.

Se trata de la segunda vez que se ha identificado un planeta en un sistema cuádruple de estrellas. Aunque el planeta ya era conocido, se pensaba que sólo tenía tres estrellas, no cuatro. El primer planeta con cuatro estrellas, KIC 4862625, fue descubierto en 2013 por científicos ciudadanos utilizando datos públicos de la misión Kepler de la NASA.

Este último descubrimiento sugiere que los planetas en sistemas cuádruples de estrellas podrían ser menos raros de lo que se pensaba. De hecho, investigaciones recientes han demostrado que este tipo de sistemas de estrellas, que por lo general consiste en dos parejas de estrellas gemelas orbitando unas a otras a grandes distancias, es en sí mismo más común de lo que se creía.

"Alrededor de un cuatro por ciento de las estrellas de tipo solar se encuentran en los sistemas cuádruples, a partir de las estimaciones previas, porque las técnicas de observación están mejorando constantemente", dijo el co-autor Andrei Tokovinin, del Observatorio Interamericano de Cerro Tololo en Chile.

El sistema planetario de cuatro estrellas recién descubierto, llamado 30 Ari, se encuentra a 136 años luz de distancia, en la constelación de Aries. El planeta gaseoso del sistema es enorme, con diez veces la masa de Júpiter, y completa una órbita alrededor de la estrella principal cada 335 días. La estrella principal tiene una estrella compañera relativamente cercana, a la que el planeta no orbita. Esta pareja, a su vez, está ligada en una órbita de larga distancia con otra pareja de estrellas que se encuentra a unas 1670 unidades astronómicas (una unidad astronómica es la distancia entre la Tierra y el Sol). Los astrónomos piensan que es muy poco probable que este planeta, o cualquier luna que tenga alrededor, pueda albergar vida.

Si fuera posible ver el cielo de este mundo, las cuatro estrellas madre se verían como un pequeño sol y dos estrellas muy brillantes serían visibles en la luz del día. Una de esas estrellas, si se viese con un gran telescopio, se revelaría como un sistema binario, o dos estrellas que orbitan entre sí.

En los últimos años, se han encontrado docenas de planetas con dos o tres estrellas madre, incluyendo los "Tatooine", con puestas de sol que recuerdan a las películas de Star Wars. Encontrar planetas con múltiples estrellas no es una gran sorpresa, teniendo en cuenta que las estrellas binarias son más comunes en nuestra galaxia que las estrellas individuales.

"Los sistemas de estrellas vienen en múltiples formas. Puede haber estrellas individuales, estrellas binarias, estrellas triples, incluso sistemas de estrellas quíntuples", dijo Lewis Roberts, del JPL, autor principal de los nuevos hallazgos que aparecen en la revista Astronomical Journal. "Es increíble la forma en que la naturaleza pone estas cosas juntas."

0 comentarios

mié

04

mar

2015

Realizan pruebas para investigar un cortocircuito en el Rover Curiosity

Fuente: NASA


El rover Curiosity de la NASA en Marte va a permanecer inmóvil durante varios días mientras los ingenieros realizan un análisis, después de que entrara en modo de protección contra fallos el 27 de Febrero, lo que detuvo el proceso de transferencia de muestras de material entre los instrumentos en el brazo robótico del rover.

La telemetría recibida desde el rover indicó que se produjo un cortocircuito transitorio y que el vehículo siguió su respuesta programada, parando la actividad del brazo en marcha en el momento de la irregularidad en la corriente eléctrica.

"Estamos realizando pruebas en el vehículo en su configuración actual antes de mover el brazo", dijo el Director del Proyecto Curiosity Jim Erickson, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. "Esto nos da la mejor oportunidad para determinar donde se produjo el fallo eléctrico".

Un cortocircuito transitorio en algunos sistemas en el rover tendría poco efecto sobre las operaciones de Curiosity. En otros, podría llevar al equipo del rover a restringir el uso de un mecanismo.

Cuando se produjo el fallo, el rover estaba llevando a cabo un primer paso en la transferencia de polvo de roca recogido por el taladro en el brazo a los instrumentos del laboratorio dentro del rover. Con la broca apuntando hacia arriba y el mecanismo de percusión del taladro encendido, el polvo de roca descendía de las ranuras de recogida en un depósito en el mecanismo que tamiza y hace porciones del polvo de la muestra. La muestra procede de una roca llamada "Telegraph Peak". El mismo proceso de transferencia se completó sin problemas con muestras en otros cinco objetivos de perforación durante 2013 y 2014.

0 comentarios

mar

03

mar

2015

La ESA ofrece un viaje al espacio profundo para CubeSats a bordo de la sonda AIM

Fuente: ESA


Piensa en la mejor ocasión para hacer autostop espacial: la ESA ofrece la oportunidad de embarcar CubeSats en un viaje a un par de asteroides en el espacio profundo.

Un CubeSat es un tipo pequeño de satélite, formado por unidades cúbicas estandarizadas de 10 centímetros de lado. Esta plataforma representa una forma accesible de acceder al espacio para pequeñas empresas, institutos de investigación y universidades. Ya hay en órbita misiones basadas en estructuras de una, dos y tres unidades cúbicas. 

Esta oportunidad está abierta a empresas y equipos de investigación de los Estados miembros de la ESA. Los CubeSats seleccionados serán los primeros de Europa en viajar más allá de la órbita terrestre acompañando a la Misión de Impacto contra un Asteroide, AIM, que se lanzará en octubre de 2020. 

“AIM tiene capacidad para transportar seis unidades CubeSat”, explica Ian Carnelli, responsable de la misión para la ESA. “En teoría se podrían lanzar seis CubeSats de una unidad cada uno, aunque en la práctica puede que se necesiten dos satélites de tres unidades para obtener resultados científicos de interés”.

“Estamos buscando instrumentos innovadores que se puedan adaptar a la plataforma CubeSat para que apoyen y complementen la misión científica de AIM”. 

“También tenemos previsto utilizar estos CubeSats, junto a la propia AIM y su módulo de aterrizaje, para probar una red de comunicaciones entre éstos satélites”. 

“Utilizaremos la iniciativa SysNova de la ESA para analizar las distintas propuestas. Esta competición ofrece una oportunidad para que la industria y las universidades trabajen juntas en un campo que se encuentra en la vanguardia tecnológica”. 

La fase A/B de diseño preliminar de AIM comenzará el mes que viene. Esta sonda de la ESA será la primera misión de la humanidad a un sistema binario de asteroides, la pareja Didymos, que pasará relativamente cerca de la Tierra en el año 2022, acercándose a unos 11 millones de kilómetros de nuestro planeta. El cuerpo principal de Didymos tiene 800 metros de diámetro, y está acompañado por una luna de 170 metros.

La sonda AIM tomará imágenes de alta resolución de su luna, realizará un estudio radar y térmico de sus propiedades y posará un módulo sobre su superficie – el segundo aterrizaje de la ESA sobre un cuerpo pequeño desde que la misión Rosetta situó a su módulo Philae sobre un cometa el pasado mes de noviembre. 

AIM representa la contribución europea a la misión internacional para la Evaluación del Impacto y de la Desviación de un Asteroide, AIDA. 

La sonda DART de la NASA impactará contra el cuerpo más pequeño de Didymos mientras AIM compara el antes y el después del impacto para detectar cualquier cambio en la órbita del asteroide.

“Esta misión proporcionará unos datos científicos muy valiosos”, añade Ian, “pero AIM ha sido diseñada como una misión de demostración tecnológica, que pondrá a prueba técnicas y sistemas necesarios para preparar futuras misiones de exploración del espacio profundo”. 

“Entre estas nuevas tecnologías destacan las comunicaciones ópticas bidireccionales de banda ancha – AIM enviará sus datos a través de un rayo láser a la estación de la ESA en Tenerife -, los enlaces inter-satélite en el espacio profundo y las operaciones de un módulo de aterrizaje sobre un cuerpo con baja gravedad”. 

“Una vez validados, estos desarrollos estarán disponibles para futuras misiones al espacio profundo, como observatorios en los puntos de Lagrange que envíen grandes cantidades de datos, misiones de retorno de muestras a Fobos o Marte, y misiones tripuladas más allá de la órbita terrestre”.

Esta oportunidad para embarcar CubeSats en AIM está siendo organizada como una competición SysNova, una iniciativa del Programa de Estudios Generales de la ESA para comparar soluciones innovadoras para los grandes retos de las misiones espaciales. 

Los interesados en participar pueden encontrar más información en la convocatoria que se acaba de publicar. Para empezar, los equipos deberán enviar sus propuestas de misión, explicando cómo harán frente a los problemas asociados a la operación de un satélite tan pequeño tan cerca de un asteroide. 

Las propuestas preseleccionadas recibirán apoyo de la ESA para llevar a cabo un estudio más detallado a lo largo de los siete meses siguientes, que concluirán con una revisión final en el centro tecnológico ESTEC de la ESA en Noordwijk, Países Bajos. Los ganadores trabajarán con la ESA para elaborar sus diseños, trabajando en las Instalaciones de Diseño Concurrente (CDF) de ESTEC.

0 comentarios

lun

02

mar

2015

Chandra descubre un intrigante miembro del árbol genealógico de los agujeros negros

Fuente: NASA


Un objeto cósmico recién descubierto puede ayudar a proporcionar respuestas a viejas preguntas sobre cómo evolucionan los agujeros negros e influyen en su entorno, según un nuevo estudio realizado con el Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA.

"En la paleontología, el descubrimiento de ciertos fósiles puede ayudar a los científicos a llenar los vacíos evolutivos entre diferentes dinosaurios", dijo la investigadora española Mar Mezcua, del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica, quien dirigió el estudio. "Hacemos lo mismo en la astronomía, pero a menudo tenemos que 'excavar' hasta dar con nuestros hallazgos en galaxias que están a millones de años luz de distancia."

El intrigante objeto, llamado NGC2276-3c, se encuentra en un brazo de la galaxia espiral NGC 2276, a unos 100 millones de años luz de la Tierra. NGC2276-3c parece ser lo que los astrónomos llaman un "agujero negro de masa intermedia" (IMBH).

Durante muchos años, los científicos han encontrado pruebas concluyentes para los agujeros negros más pequeños, que contienen de cinco a treinta veces la masa del Sol. También hay una gran cantidad de información sobre los llamados agujeros supermasivos que se encuentran en el centro de las galaxias y pesan millones o incluso miles de millones de veces la masa del Sol.

Como su nombre indica, los IMBHs representan una clase de agujeros negros que se encuentran entre estos dos grupos bien establecidos, con masas del orden de unos pocos cientos a unos cientos de miles de masas solares. Una de las razones por los que los IMBHs son importantes es que podrían ser las semillas de las que los agujeros negros supermasivos se formaron en el universo temprano.

"Los astrónomos han estado buscando estos agujeros negros de tamaño medio", dijo el co-autor Tim Roberts, de la Universidad de Durham en el Reino Unido. "Ha habido indicios de que existen, pero los IMBHs han de actuar como un pariente perdido hace mucho tiempo que no está interesado en ser encontrado."

Para saber más sobre NGC2276-3c, los investigadores observaron casi al mismo tiempo los rayos X con Chandra y las ondas de radio con el European Very Long Baseline Interferometry (VLBI). Los datos de rayos X y de radio, así como una relación observada entre la luminosidad de radio y de rayos X en las fuentes alimentadas por agujeros negros, fueron utilizados para estimar la masa del agujero negro. Se obtuvo una masa de alrededor de 50.000 veces la del Sol, colocándolo en la gama de los IMBHs.

"Hemos encontrado que NGC2276-3c tiene rasgos similares a los agujeros negros de masa estelar y los agujeros negros supermasivos", dijo el co-autor Andrei Lobanov del Instituto Max Planck de Radioastronomía en Bonn, Alemania. "En otras palabras, este objeto ayuda a agrupar a toda la familia de agujeros negros".

Además de su masa, otra notable propiedad de NGC2276-3c es que se ha producido un potente chorro de radio que se extiende hasta 2.000 años luz. La región a lo largo del chorro que se extiende cerca de 1.000 años luz de NGC2276-3c parece estar vacía de estrellas jóvenes. Esto proporciona evidencias de que el IMBH puede haber tenido una fuerte influencia en su entorno, ya que el chorro podría haber producido una cavidad en el gas y suprimido la formación de nuevas estrellas. Otros estudios del chorro de NGC2276-3c podrían dar una idea de los efectos potencialmente grandes que las semillas del agujero negro supermasivo en el universo temprano han tenido en sus alrededores.

0 comentarios

dom

01

mar

2015

La "mancha brillante" de Ceres tiene una compañera más débil

Fuente: NASA


El planeta enano Ceres continúa desconcertando a los científicos mientras la nave espacial Dawn de la NASA se acerca para ser capturada en órbita alrededor del objeto. Las últimas imágenes de Dawn, tomadas a casi 46 000 kilómetros de Ceres, revelan que una mancha brillante que destaca en imágenes previas está cerca de otra zona brillante.

"Ahora podemos ver que la mancha brillante de Ceres tiene una compañera de menor brillo, pero aparentemente situada en la misma cuenca. Esto podría estar indicando un origen para las manchas relacionado con volcanes, pero tendremos que esperar a tener mejor resolución antes de poder realizar estas interpretaciones geológicas", dijo Chris Russel, investigador principal de la misión Dawn en la Universidad de California.

Usando su sistema de propulsión por iones, Dawn entrará en órbita alrededor de Ceres el 6 de Marzo. Los científicos irán recibiendo imágenes cada vez mejores del planeta enano durante los próximos 16 meses, con lo que esperan conseguir un conocimiento más profundo de su origen y evolución estudiando su superficie. Las intrigantes manchas brillantes y otras formaciones interesantes de este mundo cautivador se verán más claras.

"La mancha más brillante continúa siendo demasiado pequeña para que podamos ver detalles con nuestra cámara pero, a pesar de su tamaño, es más brillante que cualquier otra cosa de Ceres. Esto es algo verdaderamente inesperado y todavía es un misterio para nosotros", dijo Andreas Nathues, investigador del Instituto Max Planck de Investigación del Sistema Solar, Gottingen, Alemania.

Dawn visitó el asteroide gigante Vesta de 2011 a 2012, haciendo entrega de más de 30.000 imágenes del cuerpo junto con muchas otras medidas, y proporcionando conocimientos acerca de su composición y su historia geológica. Vesta tiene un diámetro medio de 525 kilómetros, mientras que Ceres tiene un diámetro medio de 950 kilómetros. Vesta y Ceres son los dos cuerpos más masivos en el cinturón de asteroides, situado entre Marte y Júpiter.

0 comentarios

vie

27

feb

2015

El universo profundo en 3D

Fuente: NASA


El instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO, ha proporcionado a los astrónomos la mejor visión tridimensional del universo profundo lograda hasta el momento. Tras observar minuciosamente la región sur del Campo profundo del Hubble durante tan sólo 27 horas, las nuevas observaciones revelan las distancias, los movimientos y otras propiedades de muchas más galaxias de las que hasta ahora se habían visto en este pedacito de cielo. También va más allá del Hubble y revela la presencia de objetos que no se habían visto antes.

Tomando imágenes de muy larga exposición de diversas regiones del cielo, los astrónomos han creado muchos campos profundos que han desvelado abundante información sobre el universo temprano. El más famoso fue el Campo profundo del Hubble (Hubble Deep Field), llevado a cabo, durante varios días, por el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA a finales de 1995. Esta icónica y espectacular imagen transformó rápidamente nuestra comprensión sobre los contenidos del universo joven. Dos años más tarde, le siguió una imagen similar del cielo Austral, el Campo profundo Sur del Hubble.

Pero estas imágenes no respondían a todas las respuestas. Para averiguar más acerca de las galaxias observadas en las imágenes de campo profundo, los astrónomos tuvieron que mirar cuidadosamente cada una de ellas con otros instrumentos, un trabajo lento y difícil. Pero ahora, por primera vez, el nuevo instrumento MUSE puede hacer los dos trabajos al mismo tiempo (y mucho más rápido).

Una de las primeras observaciones con MUSE, tras su puesta a punto en el VLT en 2014, fue una difícil y prolongada mirada al Campo profundo Sur del Hubble (HDF-S, Hubble Deep Field South). Los resultados superaron las expectativas.

"Después de tan sólo unas horas de observaciones en el telescopio, echamos un vistazo a los datos y vimos muchas galaxias — fue muy alentador. Y cuando regresamos a Europa empezamos a estudiar los datos de forma más detallada. Era como pescar en aguas profundas, y cada nueva captura generaba mucha emoción y discusiones sobre las especies que íbamos encontrando", explica Roland Bacon (Centre de Recherche Astrophysique de Lyon, Francia), investigador principal del instrumento MUSE y responsable del equipo encargado de su puesta a punto.

Para cada parte de la visión de MUSE del HDF-S no hay sólo un píxel en una imagen, sino también un espectro que revela la intensidad de los diferentes colores que componen la luz en ese punto — unos 90.000 espectros en total [1]. Estos pueden revelar la distancia, la composición y los movimientos internos de centenares de galaxias distantes — así como captar un pequeño número de estrellas muy débiles en la Vía Láctea.

Aunque el tiempo de exposición total era mucho más corto que para las imágenes de Hubble, los datos de MUSE del HDF-S revelaron la presencia, en este pequeño trozo del cielo, de más de veinte objetos muy débiles que Hubble no había detectado [2].

"La emoción más grande vino cuando encontramos galaxias muy lejanas que no eran visibles ni siquiera en la imagen más profunda del Hubble. Después de tantos años de duro trabajo con el instrumento, para mí fue una experiencia muy intensa poder ver cómo nuestros sueños se hacían realidad", añade Roland Bacon.

Observando cuidadosamente todos los espectros de las observaciones de MUSE en el HDF-S, el equipo midió las distancias a 189 galaxias. Oscilaban entre algunas relativamente cercanas, a algunas que fueron vistas cuando el universo tenía menos de mil millones de años. Esto es más de diez veces el número de mediciones de distancia que existían antes para esta zona del cielo.

Para las galaxias más cercanas, MUSE puede hacer mucho más y puede detectar las diferentes propiedades de diferentes partes de la misma galaxia. Esto nos revela cómo gira la galaxia y cómo otras propiedades varían de un lugar a otro. Se trata de una información muy importante para comprender cómo evolucionan las galaxias a través del tiempo cósmico.

"Ahora que hemos demostrado las capacidades únicas de MUSE para explorar el universo profundo, vamos a mirar otros campos profundos, como el Campo ultra profundo del Hubble. Podremos estudiar miles de galaxias y descubrir nuevas galaxias extremadamente débiles y distantes. Estas pequeñas galaxias en edad infantil, vistas tal y como eran hace más de diez mil millones de años, crecieron gradualmente para convertirse en galaxias como la Vía Láctea que vemos hoy en día", concluye Roland Bacon.

Notas

[1] Cada espectro abarca un rango de longitudes de onda que va de la parte azul del espectro hasta el infrarrojo cercano (375-930 nanómetros).

[2] MUSE es particularmente sensible a los objetos que emiten la mayor parte de su energía en unas longitudes de onda particulares, que se muestran como puntos brillantes en los datos. Las galaxias del universo temprano suelen tener tales espectros, ya que contienen hidrógeno en forma de gas que brilla bajo la radiación ultravioleta de estrellas jóvenes calientes.

0 comentarios

jue

26

feb

2015

Mars One, viaje sin retorno al planeta Marte

Fuente: EFE. El Informador.


Mars One, el proyecto creado por una fundación holandesa que prepara una misión sin retorno a Marte para establecer en 2025 una colonia permanente en el planeta rojo, no está exento de críticas y algunos detractores consideran poco ético que este viaje sea solo de ida.

El cofundador del proyecto e inspirador de la aventura Mars One, Bas Lansdorp, dijo a Efe que esas críticas vienen "normalmente de personas que no conocen en detalle" su plan.

Mars One es un proyecto gestionado por la fundación holandesa creada por Lansdorp y el físico Arno Wielders, que pretende enviar en 2018 un primera expedición y a partir de 2025 iniciar una colonia humana permanente y autosuficiente en el planeta rojo.

La iniciativa ha tenido algunas críticas procedentes del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) de Estados Unidos, que en un reciente estudio elaborado por estudiantes bajo la dirección de la doctora Sydney Do alertaba de problemas de viabilidad técnica y en la previsión de costes.

Lansdorp entiende que un proyecto así tenga detractores, pero consideró que "Marte es ahora el paso más lógico en el camino de expansión humana en el sistema solar y más allá" y agregó que viajar a otro planeta sigue siendo algo complicado de entender.

"En este momento, Marte parece algo difícil y cualquier intento más allá de este planeta parece casi imposible. Sin embargo, cuando ya estemos viviendo en Marte, todos los nuevos avances en nuestra exploración nos parecerán sencillos y cercanos", añadió.

El emprendedor holandés dijo valorar "mucho más la opinión de los profesionales y empresas que trabajan en el proyecto que esas críticas", al tiempo que prefirió centrarse en los logros de una misión que "cambiará totalmente la visión que tenemos de nuestra especie y del universo".

"Si conseguimos llegar y establecernos en Marte, ¿qué es lo que no podemos hacer?", preguntó.

Mars One, explicó, está avalado por los "contratos que ya se han cerrado con las mejores compañías de naves espaciales y de sistemas de soporte vital" y por un equipo de "profesionales con mucha experiencia y con grandes conocimientos que forma parte tanto del consejo de embajadores como de asesores, entre los que se encuentra Mason Peck, ex director tecnológico de la NASA".

La primera tripulación con cuatro voluntarios que no regresarán a la Tierra, ya que el proyecto no contempla tecnología de regreso, partirá hacia el planeta rojo en 2024.

Viajarán durante todo un año hasta el cuarto planeta del sistema solar más cercano al sol y que los científicos señalan como el más parecido a la Tierra, aunque su delgada atmósfera es de dióxido de carbono.

Está previsto que desde 2025 y cada dos años viajen a Marte otros seis grupos de cuatro tripulantes cada uno.

Entre esos futuros tripulantes, un puesto para el que la fundación recibió 202 mil 586 solicitudes, podrían figurar españoles o latinoamericanos ya que hay cuatro en la lista de los 100 candidatos que van a pasar a la tercera ronda de selección.

Son el físico Pablo Martínez, de 37 años, y el técnico de energía solar Ángel Jané, de 39, además de la estudiante boliviana de antropología Zaskia Antelo, de 20, y la profesora brasileña de seguridad pública y diseñadora de acuarios Sara Feliciano da Silva, de 51.

La fundación ya mencionó en su convocatoria que no solo se requieren astronautas, ya que "para diseñar un asentamiento humano permanente en Marte se necesitan personas sanas y bien preparadas".

Para la fundación de Lansdorp, "la habilidad más importante de los individuos que formarán parte de esta colonia es su capacidad de funcionar dentro de un grupo. Personas que entrenarán durante años para prepararse físicamente y además desarrollar el talento para producir comida".

La primera tripulación dispondrá de comida de emergencia, pero el plan prevé cultivos para autoabastecer a la primera comunidad marciana.

Está previsto que la producción de agua potable se consiga mediante el hielo que contiene el suelo de Marte y que la de oxigeno se logre a partir de ese hielo mediante electrólisis, así como a partir del nitrógeno existente en la atmósfera del planeta.

El coste de la aventura se ha calculado en 6 mil millones de dólares para llevar a los primeros cuatro viajeros, más 4 mil millones por cada misión tripulada, según figura en la web de la fundación, que espera conseguir financiación de colaboraciones, patrocinios y de la venta de derechos de propiedad intelectual y los derechos de emisión, ya que la misión será televisada.

0 comentarios

mié

25

feb

2015

Se preparan para una nueva caminata espacial

Fuente: NASA


Tras el paseo espacial del sábado, el primero de tres paseos espaciales para el montaje en el exterior de la ISS, los astronautas ya se preparan para la realización de la segunda caminata espacial el miércoles 25 de Febrero. Los controladores de tierra han maniobrado el gran brazo robot de la Estación Espacial Internacional, Canadarm2, para colocarlo en el lugar de trabajo previsto para el paseo espacial del miércoles.

Los astronautas Barry Wilmore y Terry Virts comenzarán su segundo paseo espacial a las 12:10 GMT, para poner más cables y lubricar una de dos efectores finales de enganche del Canadarm2, que sirve como punta o base para el brazo robótico. También prepararán el módulo Tranquility para la reubicación del Módulo Multipropósito Permanente y el nuevo Módulo de Actividad Ampliable Bigelow a finales de este año.

Mientras que el dúo está revisando sus procedimientos y preparando sus herramientas y trajes espaciales para el paseo espacial, la astronauta italiana Samantha Cristoforetti trabajó con una gran variedad de experimentos científicos, además de llevar a cabo trabajos de fontanería en la ISS. Uno de los trabajos en los que se centró Cristoforetti fue en un experimento que estudia cómo fluye la sangre desde el cerebro hacia el corazón en condiciones de microgravedad.

Por otra parte, durante la jornada del lunes, los tres cosmonautas rusos de la Expedición 42, Elena Serova, Anton Shkaplerov y Alexander Samokutyaev, disfrutaron de un día libre con motivo de la celebración del Día del Defensor de la Patria, festividad en Rusia.

0 comentarios

mar

24

feb

2015

Explorando los colores de la pequeña Nube de Magallanes

Fuente: NASA


Las fotografías astronómicas pueden parecer obras de arte, y esta imagen de una de nuestras vecinas galácticas más cercanas, la Pequeña Nube de Magallanes, no es una excepción.

Esta escena es el resultado de una colaboración entre dos artistas cósmicos – el observatorio espacial Herschel de la ESA y el telescopio espacial Spitzer de la NASA. La fotografía parece una pintura puntillista o punteada, en la que la imagen está formada por un gran número de puntos independientes. 

Los colores representan la temperatura de la mezcla de polvo y gas que llena la galaxia. El suave tono verde de la esquina inferior izquierda de la imagen y el tinte rojo del cuerpo principal de la galaxia indican las observaciones realizadas por Herschel y revelan el material más frío, a unos -260 grados Celsius. 

Los puntos azules más brillantes fueron capturados por Spitzer. Estas regiones contienen polvo y gas más calientes, a unos -150 grados Celsius, y en algunas de ellas se están formando nuevas estrellas. Cuando estas estrellas empiecen a brillar calentarán su entorno, creando grandes grumos de polvo y gas caliente en el seno de la galaxia. 

Esos grumos brillan con intensidad en esta imagen, desvelando la estructura de la galaxia. La Pequeña Nube de Magallanes está formada por una ‘barra’ central en la que se concentra la actividad de formación de estrellas, visible a la derecha, y por un ‘ala’ que se extiende hacia la izquierda de la imagen. 

En su conjunto, la Pequeña Nube de Magallanes es unas veinte veces menor que nuestra Galaxia, pero sus regiones más brillantes se pueden ver fácilmente a simple vista desde el hemisferio sur. Es una galaxia satélite de la nuestra – orbita alrededor de la Vía Láctea junto a su compañera mayor, la Gran Nube de Magallanes. Gracias a su proximidad, los astrónomos han podido estudiar estas dos galaxias en profundidad, explorando cómo funcionan los procesos de formación de estrellas y de evolución galáctica fuera de nuestra propia Galaxia. 

Esta imagen combina los datos tomados por los instrumentos PACS y SPIRE de Herschel, y por el fotómetro MIPS de Spitzer.

0 comentarios

lun

23

feb

2015

Las colinas de Marte y su pasado helado

Fuente: ESA


Los científicos piensan que esta compleja red de colinas, crestas y pequeñas cuencas de más de 1.400 kilómetros de longitud esconde grandes cantidades de agua congelada en el subsuelo de Marte.

Phlegra Montes se extiende desde la región volcánica del Elysium a unos 30°N hasta adentrarse en las tierras bajas del norte a una latitud de 50°N. Esta región fue formada por las fuerzas tectónicas de la corteza de Marte hace unos 3.650-3.910 millones de años.

La sonda Mars Express de la ESA fotografió esta región de Phlegra Montes el 8 de octubre de 2014. En ella se puede ver el extremo meridional del sistema, situado a 31°N / 160°E. 

A partir de los datos radar recogidos por la misión MRO de la NASA y de los estudios geológicos de la región realizados por otras misiones, los científicos piensan que esta región estuvo cubierta por grandes glaciares hace varios cientos de millones de años. 

Y se piensa que el hielo todavía está ahí hoy en día, quizás a tan sólo 20 metros de profundidad. 

La inclinación del eje polar de Marte ha variado considerablemente a lo largo de su historia, provocando condiciones climáticas muy diferentes. Esto ha hecho posible que existiesen glaciares en lo que hoy son las latitudes medias del planeta.

En el sistema montañoso de Phlegra Montes se pueden ver claras pruebas de la actividad glaciar, como los delantales de escombros que rodean a muchas de las colinas, muy similares a los que podemos observar en las regiones glaciares de nuestro planeta. En ellos, el hielo oculto en el subsuelo provoca que las rocas se vayan desplomando ladera abajo. 

En esta fotografía también se pueden distinguir pequeños valles que cortan las montañas y que parecen fluir hacia regiones de menor elevación, y en particular hacia el centro de la imagen.

La región cubierta de montículos contrasta con las suaves planicies que dominan la parte superior de la imagen. Se piensa que éstas son de origen volcánico, y que podrían ser producto de la actividad del volcán Hecates Tholus en el Elysium, situado a unos 450 kilómetros más hacia el oeste, que entró en erupción en una época posterior a la de la formación de Phlegra Montes

Si se observa de cerca esta planicie, se pueden distinguir ‘crestas arrugadas’ en la superficie del manto de lava. Estas estructuras son el resultado del enfriamiento y posterior contracción de la lava sometida a fuerzas tectónicas de compresión.

Phlegras Montes y sus alrededores nos revelan varios de los procesos geológicos más importantes que han dado a Marte la forma que presenta en la actualidad, desde las antiguas fuerzas tectónicas a la glaciación o la actividad volcánica.

0 comentarios

dom

22

feb

2015

Los astronautas se preparan para realizar un paseo espacial

Fuente: NASA


Los astronautas de la NASA Barry Wilmore y Terry Virts están preparándose para la realización del primero de tres paseos espaciales para el montaje en el exterior de la ISS. Aunque en un principio el paseo había sido programado para el viernes, finalmente se ha decidido que lo realizarán el  sábado 21 de Febrero a las 12:10 GMT. Los dos astronautas han estado chequeando sus jetpacks, un sistema de ayuda y rescate que utilizarían en el improbable caso de que se desvinculasen de la Estación Espacial Internacional. Durante este paseo espacial, los astronautas prepararán la Estación para la futura llegada de vehículos comerciales con tripulación. Instalarán cables  y sistemas de comunicaciones para nuevos puertos de atraque, que permitan el acoplamiento de futuras tripulaciones comerciales a la ISS. Los otros dos paseos espaciales tendrán lugar el 24 de Febrero y el 1 de Marzo.

Construidos por Boeing bajo contrato con la NASA, los adaptadores de acoplamiento internacionales son un componente crítico de la reconfiguración de la Estación para asegurar los puertos de conexión a largo plazo para futuras tripulaciones comerciales y otras naves espaciales visitantes. Ello permitirá que el tamaño estándar de la tripulación de la ISS crezca de seis a siete personas, duplicando potencialmente la cantidad de tiempo dedicado a la investigación a bordo del laboratorio orbital.

Los dos nuevos adaptadores de acoplamiento serán lanzados a la Estación en un par de naves espaciales de carga Dragón de SpaceX este año. Los astronautas instalarán el primero de los dos adaptadores en el Adapter-2, en el extremo delantero del módulo Harmony de la Estación durante un futuro paseo espacial. El segundo adaptador se instalará en el Adapter-3, después de que sea recolocado robóticamente en el puerto de cara a la Tierra del módulo Harmony a finales de este año.

Mientras tanto, a bordo de la Estación Espacial Internacional la última nave de carga en acoplarse, la Progress 58, abrió sus compuertas el miércoles por la mañana, tras su llegada el pasado martes. Los astronautas de la Expedición 42 han comenzado a descargar varias toneladas de alimentos y suministros que reabastecerán a los residentes de la Estación durante los próximos meses.

Además de prepararse para los próximos paseos espaciales, los seis tripulantes han continuado trabajando con la ciencia a bordo del laboratorio orbital. Los astronautas han llevado a cabo exploraciones oculares mediante ultrasonido y controles de presión arterial mediante asistencia médica a distancia por parte de doctores en tierra. El equipo también estudió cultivos de células cultivadas en órbita y exploró las técnicas para mejorar la observación de la Tierra mediante fotografías.

0 comentarios

sáb

21

feb

2015

New Horizons capta a las lunas Nix e Hydra orbitando Plutón

Fuente: NASA


Exactamente 85 años después del histórico descubrimiento de Plutón realizado por Clyde Tombaugh, la nave espacial News Horizons de la NASA, programada para llevar a cabo su encuentro más cercano con el planeta enano este verano, nos ha proporcionado las primeras imágenes de las pequeñas lunas orbitando Plutón.

Las lunas Nix e Hydra son visibles en una serie de imágenes tomadas por New Horizons entre el 27 de Enero y el 8 de Febrero, a distancias que varían de aproximadamente 201 millones a 186 millones de kilómetros. Las imágenes de larga exposición ofrecen una mejor vista de estas dos lunas pequeñas que rodean a Plutón, descubierto por Tombaugh en el Observatorio Lowell en Flagstaff, Arizona, el 18 de Febrero de 1930.

"El descubrimiento de Plutón por el profesor Tombaugh estaba muy por delante de su tiempo, anunciando el descubrimiento del Cinturón de Kuiper y una nueva clase de planeta", dijo Alan Stern, investigador principal de New Horizons en el Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado. "El equipo de New Horizons ha elogiado su histórico logro".

Montada en una película de siete marcos, las nuevas imágenes proporcionan la primera mirada extendida de la nave espacial a Hydra (identificada por un diamante amarillo) y su primera vista de Nix (diamante naranja). La imagen de la derecha ha sido especialmente procesada para que las pequeñas lunas sean más fáciles de ver. "Es emocionante ver cómo los detalles del sistema de Plutón emergen a medida que recortamos distancia para el encuentro de la nave espacial con Plutón el 14 de julio", dijo el miembro del equipo científico John Spencer, también del Instituto de Investigación del Suroeste. "Esta primera buena vista de Nix e Hydra marca otro hito importante, y una manera perfecta para celebrar el aniversario del descubrimiento de Plutón".

Estas son las primeras de una serie de imágenes de larga exposición que continuarán hasta principios de Marzo, con el objetivo de perfeccionar el conocimiento de las órbitas de las lunas. Cada trama es una combinación de cinco imágenes de 10 segundos, tomadas con la cámara LORRI de New Horizons, usando un modo especial que combina píxeles para aumentar la sensibilidad a expensas de la resolución. A la izquierda, Nix e Hydra son apenas visibles contra el resplandor de Plutón y su luna grande Caronte, y el denso campo de estrellas de fondo. La racha brillante y oscura que se extiende a la derecha de Plutón es un artefacto de la electrónica de la cámara, como resultado de la sobreexposición de Plutón y Caronte. Como se puede ver en la película, la nave espacial y la cámara se rotaron en algunas de las imágenes para cambiar la dirección de esta racha, con el fin de evitar que oscureciera a las dos lunas.

La imagen de la derecha se ha procesado para eliminar la mayor parte de los reflejos de Plutón y Caronte, y la mayoría de las estrellas de fondo. El procesamiento también deja otros pocos puntos brillantes residuales que no son características reales, pero hacen Nix e Hydra mucho más fáciles de ver. El norte celeste está inclinado 28 grados hacia la derecha desde la dirección de arriba en estas imágenes.

Nix e Hydra fueron descubiertos por los miembros del equipo de New Horizons en imágenes del Telescopio Espacial Hubble tomadas en 2005. Hydra, la luna más externa conocida de Plutón, orbita el planeta cada 38 días a una distancia de aproximadamente 64.700 kilómetros, mientras que Nix orbita cada 25 días a una distancia de 48.700 kilómetros. Cada luna tiene aproximadamente entre 40 y 150 kilómetros de diámetro, pero los científicos no conocerán sus tamaños con precisión hasta que New Horizons obtenga imágenes en primer plano de las dos en Julio. Otras dos pequeñas lunas de Plutón, Styx y Kerberos, son todavía más pequeñas y demasiado débiles para ser vistas por New Horizons en su perspectiva actual de Plutón, pero serán visibles en los próximos meses.

0 comentarios

jue

19

feb

2015

El extraño caso de la enana marrón desaparecida

Fuente: NASA


El nuevo instrumento SPHERE, instalado en el Very Large Telescope de ESO, se ha utilizado para buscar una enana marrón que se esperaba encontrar orbitando a la inusual estrella doble V471 Tauri. SPHERE ha dado a los astrónomos la mejor imagen obtenida hasta ahora de los alrededores de este intrigante objeto... y no se ha encontrado nada. La sorprendente ausencia de esta enana marrón, de cuya existencia los investigadores estaban tan convencidos, significa que la explicación convencional al extraño comportamiento de V471 Tauri es errónea. Este inesperado resultado se describe en el primer artículo científico basado en observaciones de SPHERE.

Algunas parejas de estrellas constan de dos estrellas normales con masas ligeramente distintas. Cuando la estrella de masa ligeramente superior envejece y se expande para convertirse en una gigante roja, el material se transfiere a la otra estrella y termina rodeando a ambas, creando una enorme envoltura gaseosa. Cuando esta nube se dispersa, las dos estrellas se van acercando la una a la otra y forman una pareja muy unida formada por una enana blanca y una estrella más normal [1].

Una de estas parejas es V471 Tauri [2], miembro del cúmulo estelar de las Híades, en la constelación de Tauro, y se estima que tiene alrededor de 600 millones de años y se encuentra a unos 163 años luz de la tierra. Las dos estrellas están muy juntas y se orbitan mutuamente cada 12 horas. Dos veces por orbita, una estrella pasa delante de la otra, lo que genera cambios regulares en el brillo de esta pareja observada desde la Tierra, ya que se eclipsan mutuamente.

Un equipo de astrónomos dirigido por Adam Hardy (Universidad Valparaíso, Chile), utilizó primero el sistema ULTRACAM, instalado en el telescopio New Technology Telescope de ESO, para medir estos cambios de brillo con mucha precisión. Los tiempos de los eclipses se midieron con una precisión mejor que dos segundos (una gran mejora con respecto a las mediciones anteriores).

Los tiempos de los eclipses no eran regulares, pero podría explicarse asumiendo que había una enana marrón orbitándolas: su fuerza gravitatoria alteraría las órbitas de las estrellas. También encontraron señales de que podría haber un segundo objeto pequeño compañero.

Sin embargo, hasta ahora había sido imposible obtener imágenes de una débil enana marrón  tan cerca de estrellas mucho más brillantes. Pero el poder del instrumento SPHERE, recién instalado en el Very Large Telescope de ESO, ha permitido al equipo buscar, por primera vez, exactamente en el lugar en el que se suponía que debía estar la compañera enana marrón. Pero no vieron nada, aunque las imágenes de muy alta calidad de SPHERE deberían haberla localizado fácilmente [3].

"Hay muchos artículos científicos que sugieren la existencia de tales objetos circumbinarios, pero estos resultados nos proporcionan la dolorosa evidencia que contradice esta hipótesis", comenta Adam Hardy.

Si no hay ningún objeto en órbita, entonces, ¿qué está causando los extraños cambios en la órbita de estas estrellas binarias? Se han propuesto varias teorías y, aunque ya se han descartado algunas de ellas, es posible que el origen de estos efectos esté en las variaciones del campo magnético en la más grande de las dos estrellas [4], algo que podríamos comparar con los cambios (de menor tamaño) observados en el Sol.

"Durante muchos años hemos estado esperando un estudio como éste, pero hemos debido esperar a tener nuevos y potentes instrumentos como SPHERE. Así es como funciona la ciencia: las observaciones llevadas a cabo con nueva tecnología pueden confirmar o refutar, como en este caso, ideas anteriores. Para este increíble instrumento, esta ha sido una manera excelente de inaugurar su vida observacional", concluye Adam Hardy.

 

Notas

[1] Este tipo de parejas son conocidas como binarias en etapa post-envoltura-común.

[2] Este nombre significa que el objeto es la estrella variable número 471 (o, como demuestra un análisis más cercano, la pareja de estrellas) identificada en la constelación de Tauro.

[3] Las imágenes de SPHERE son tan precisas que habrían podido revelar la existencia de una compañera como una enana marrón, que es 70.000 veces más débil que la estrella central, y sólo está a 0,26 segundos de arco de la misma. En este caso, se predijo que la esperada enana marrón compañera debía ser mucho más brillante.

[4] Este efecto se llama “Mecanismo de Applegate” y tiene como consecuencia  cambios regulares en la forma de la estrella, que pueden conducir a cambios en el brillo aparente de la estrella doble vista desde la Tierra.

0 comentarios

mar

17

feb

2015

Última ocasión para ver al satélite Sentinel-2

Fuente: ESA


La ESA y la Comisión Europea, junto con Airbus Defence and Space y el centro de ensayos IABG, invitan a los medios a visitar al satélite Sentinel‑2A en Ottobrunn, en Alemania, el 24 de febrero. 

Se invita a los medios a visitar este satélite de tecnología punta, Sentinel-2A, en la sala limpia, antes de que sea empaquetado y enviado a la Guayana Francesa para su lanzamiento. Los gestores de proyecto y especialistas explicarán cómo Sentinel-2 abrirá un nuevo capítulo en el estudio de la salud de la vegetación terrestre y vigilar los cambios en el uso del territorio.

Sentinel 2A ofrece visión en color al programa de vigilancia medioambiental europeo Copernicus, combinando, por primera vez en un satélite europeo. alta resolución con visión multiespectral. Sentinel 2-a cubre una franja de 290Km de ancho en cada pase y pasa con frecuencia sobre el mismo punto, lo que le permite tomar imágenes de los cambiantes territorios terrestres con un detalle y precisión sin precedentes.

La información que proporcione Sentinel 2 ayudará a mejorar las prácticas agrícolas, vigilar las selvas del planeta, detectar la contaminación en lagos y aguas costeras, colaborar en la respuesta a desastres naturales y mucho más.

El satélite ha sido construido por un consorcio industrial dirigido por el contratista principal Airbus Defence and Space.

Sentinel-2 será lanzado el próximo mes de junio en un cohete Vega desde el CSG, el puerto espacial europeo en Kourou, Guyana Francesa. 

La visita para prensa del próximo 24 de febrero incluye presentaciones de representantes de la ESA, Airbus DS y la Comisión Europea, así como especialistas en aplicaciones.

Programa

11:00 Bienvenida a cargo de Rudolf Schwarz, CEO de IABG.

11:10 Volker Liebig, de la ESA, presenta el Componente Espacial de Copernicus.

11:25 Reinhard Schulte-Braucks, de la Comisión Europea, explica el papel de Sentinel-2’ en el programa Copernicus.

11:40 Michael Menking, de Airbus Defence and Space, describe el papel de la industria.

11:55 Francois Spoto, de la ESA, y Heinz Sontag, de Airbus DS, hablan del desarrollo de Sentinel-2.

12:15 Markus Probeck, de GAF-AG, destacará algunas de las aplicaciones de Sentinel‑2.

12:30–13:00 Sesión de preguntas, seguida de una visita a la sala limpia del satélite.

13:0–14:00 Almuerzo buffet y oportunidades para entrevistas. 

Para más información:

ESA Media Relations Office 

Tel: +33 1 53 69 72 99

Email: media@esa.int

0 comentarios

lun

16

feb

2015

Un capuchino en el Polo Sur de Marte

Fuente: NASA


Estos remolinos de color chocolate, caramelo y crema podrían despertar el apetito de los más golosos. Las mesetas en tonos crema rodeadas por crestas marrones y cruzadas por vetas de color caramelo crean una escena que recuerda a una buena taza de capuchino.

Esta instantánea fue tomada por la sonda Mars Express de la ESA, que lleva explorando y fotografiando la atmósfera y la superficie marcianas desde el año 2003. Cuando pensamos en Marte recordamos las numerosas imágenes que nos muestran un terreno pardo rojizo acribillado de cráteres, pero el Planeta Rojo nos puede sorprender con inesperadas tonalidades. 

La región blanca y brillante es la capa de hielo que cubre el polo sur de Marte, compuesta de agua y dióxido de carbono congelados. Aunque pueda parecer una superficie uniforme en esta imagen, de cerca es una mezcla estratificada de picos, gargantas y planicies, y recuerda a un queso suizo. 

El casquete austral de Marte tiene un diámetro de casi 350 kilómetros y alcanza un espesor de hasta 3 km en algunas zonas. Esta capa de hielo es permanente, y durante el invierno marciano queda cubierta por otra capa más fina y de mayor extensión que desaparece de nuevo cuando las temperaturas vuelven a subir. 

Esta estructura se encuentra a unos 150 kilómetros al norte del polo sur geográfico de Marte, y Mars Express descubrió indicios que podrían explicar por qué esta capa de hielo está desplazada. Los profundos cráteres de impacto de Marte – entre los que destaca la Cuenca Hellas, la mayor estructura de impacto de todo el planeta, con 7 km de profundidad y 2.300 km de diámetro – canalizan los fuertes vientos del planeta hacia su polo sur, creando una mezcla de sistemas de alta y baja presión. El dióxido de carbono se sublima a un ritmo diferente en función de la presión atmosférica, dando una forma asimétrica a la capa de hielo. 

Mars Express fotografió esta región el 17 de diciembre de 2012 en las bandas de la luz verde, azul e infrarroja utilizando su Cámara Estéreo de Alta Resolución. Esta fotografía fue procesada por Bill Dunford, utilizando los datos del Archivo de Ciencias Planetarias de la ESA.

0 comentarios

sáb

14

feb

2015

SpaceX lanza el Observatorio DSCOVR a bordo de un Falcon 9

Fuente: NASA


El Observatorio del Clima del Espacio Profundo, DSCOVR, ha sido lanzado al espacio el miércoles 11 de Febrero a las 23:05 GMT desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, en Florida, a bordo de un cohete Falcon 9 de la compañía SpaceX.

El Observatorio del Clima del Espacio Profundo, o DSCOVR, es una nave espacial que orbitará entre la Tierra y el Sol, para observar y proporcionarnos con suficiente antelación alertas sobre partículas y campos magnéticos emitidos por el Sol (conocido como viento solar) que pueden afectar a las redes eléctricas, sistemas de comunicaciones y satélites cercanos a la Tierra. Desde su puesto en el punto de Lagrange 1 (o L1), aproximadamente a 1.6 millones de kilómetros de la Tierra, DSCOVR observará nuestro planeta y proporcionará mediciones de la radiación reflejada y emitida por la Tierra, además de imágenes del lado iluminado de la nuestro planeta para aplicaciones científicas.
Otro de los objetivos de esta misión era tratar de aterrizar de forma controlada la primera etapa del cohete Falcon 9 en una plataforma flotante sobre el Atlántico. Pero en esta ocasión, los responsables de SpaceX decidieron no intentar el aterrizaje debido a las malas condiciones meteorológicas en la zona donde se encontraba la plataforma flotante de aterrizaje. Esta operación también se intentó hace unas semanas, pero no tuvo éxito. Este recuperación tiene como objetivo tratar de reducir los costes en los lanzamientos, mediante la utilización de cohetes reutilizables. Esta misión es una colaboración entre la NASA, el NOAA y la Fuerza Aérea.

0 comentarios

vie

13

feb

2015

SDO observa un filamento gigante en el Sol

Fuente: NASA


Una línea serpenteante oscura en la mitad inferior del Sol en esta imagen captada el pasado 10 de Febrero de 2015 por el Observatorio de Dinámica Solar, SDO, de la NASA muestra un filamento de material solar flotando por encima de la superficie del Sol. SDO muestra el material más frío como materia oscura y más caliente en tono luminoso, por lo que la línea es, de hecho, una enorme muestra de material más frío flotando en la atmósfera del Sol, la corona. Si estirásemos esa línea - o filamento solar como los científicos llaman - tendría más de 857.000 kilómetros de largo. Eso es más de 67 Tierras alineadas en una fila.

Los filamentos pueden flotar tranquilamente durante días antes de desaparecer. A veces también entran en erupción liberando material solar al espacio que puede volver a la corona solar o salir despedido, convirtiéndose en una nube moviéndose conocida como una eyección de masa coronal o CME.

SDO capturó imágenes del filamento en numerosas longitudes de onda, cada una de ellas ayuda a resaltar el material a diferentes temperaturas en el Sol. Al observar estas características en diferentes longitudes de onda y temperaturas, los científicos aprenden más sobre las causas de estas estructuras, así como lo que cataliza sus erupciones ocasionales.

Lanzado hace 5 años, el 11 de Febrero 2010 a bordo de un cohete Atlas V ULA desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, Florida, el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA está diseñado para estudiar las causas de la variabilidad solar y su impacto en la Tierra. Las mediciones a largo plazo de la nave espacial dan a los científicos solares información en profundidad para ayudar a caracterizar el interior del Sol, su campo magnético, el plasma caliente de la corona solar, y la densidad de la radiación que crea la ionosfera de los planetas. La información se utiliza para crear mejores predicciones del clima espacial necesarias para proteger a las naves, los satélites y a los astronautas que viven y trabajan en el espacio.

0 comentarios

jue

12

feb

2015

La cápsula Dragón ameriza en el Pacifico

Fuente: NASA


La cápsula no tripulada Dragón de SpaceX procedente de la Estación Espacial Internacional amerizó el martes en el Océano Pacífico, finalizando así la quinta misión de reabastecimiento de la compañía SpaceX con la Agencia.

Dragón se había desacoplado de la ISS horas antes para comenzar su viaje de regreso a la Tierra de manera automática, efectuando la última parte de su descenso frenada por tres grandes paracaídas frente a las costas de Baja California, en México. Posteriormente la cápsula fue recupera por un barco para su traslado a tierra.

Dragón regresó a la Tierra procedente de la Estación Espacial Internacional con unos 3.700 kilos de diverso equipo, deshechos y muestras de experimentos científicos llevados a cabo en el laboratorio orbital bajo condiciones de microgravedad.

Esta fue la quinta de doce misiones de reabastecimiento a la Estación Espacial Internacional que la NASA ha contratado a la compañía privada SpaceX.

Mientras tanto a bordo de la Estación Espacial Internacional los astronautas se preparan para que otra cápsula abandone el complejo orbital. En este caso se trata del ATV-5 de la Agencia Espacial Europea. Cargada con basura y material inservible, la cápsula será desacoplada y programada para desintegrase en la atmósfera terrestre el próximo domingo.

Los seis miembros de la Expedición 42 a bordo de la Estación Espacial Internacional, también han dedicado parte de su tiempo a la realización de experimentos científicos, además de llevar a cabo tareas de mantenimiento rutinarias a bordo del complejo orbital.

0 comentarios

jue

12

feb

2015

Una asociación estelar condenada a la catástrofe

Fuente: ESO


Utilizando las instalaciones de ESO, junto con telescopios instalados en las Islas Canarias, un equipo de astrónomos ha identificado a dos estrellas sorprendentemente masivas en el corazón de la nebulosa planetaria Henize 2-428. Como se orbitan mutuamente, se espera que las dos estrellas vayan acercándose lentamente cada vez más y, cuando se fusionen, dentro de unos 700 millones de años, tendrán suficiente materia como para iniciar una enorme explosión de supernova.

El equipo de astrónomos, liderado por M. Santander-García (Observatorio Astronómico Nacional, IGN; Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (CSIC), España), ha descubierto una pareja de estrellas enanas blancas — restos estelares muy pequeños y extremadamente densos — muy cercanas la una a la otra y con una masa total de aproximadamente 1,8 veces la masa del Sol. Esta es la pareja más masiva de este tipo encontrada hasta ahora y cuando estas dos estrellas se fusionen en el futuro crearán una explosión termonuclear descontrolada que acabará como una supernova de tipo Ia.

El equipo que encontró esta masiva pareja se disponía a tratar de resolver un problema diferente. Querían averiguar cómo algunas estrellas producen nebulosas asimétricas con extrañas formas en las últimas etapas de sus vidas. Uno de los objetos que estudiaban era la inusual nebulosa planetaria conocida como Henize 2-428.

"Cuando observamos la estrella central de este objeto con el Very Large Telescope de ESO, encontramos, no una, sino dos estrellas en el corazón de esta brillante nube  extrañamente torcida", afirma el coautor Henri Boffin, de ESO.

Esto apoya la teoría de que la presencia de estrellas centrales dobles puede explicar las extrañas formas de algunas de estas nebulosas. Pero lo que descubrieron después era mucho más interesante.

"Posteriores observaciones llevadas a cabo con telescopios en las Islas Canarias nos permitieron determinar la órbita de ambas estrellas y deducir tanto sus masas como la distancia que las separa. Entonces fue cuando nos llevamos la mayor sorpresa", informa Romano Corradi, otro de los autores del estudio e investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC, Tenerife).

Descubrieron que cada una de las estrellas tiene una masa ligeramente menor que la del Sol y que se orbitan mutuamente cada cuatro horas. Están lo suficientemente cerca la una de la otra como para que, según la teoría de Einstein de la relatividad general, vayan acercándose cada vez más, creciendo en espiral debido a la emisión de ondas gravitacionales, antes de acabar fusionándose en una sola estrella en unos 700 millones de años.

La estrella resultante será tan masiva que nada podrá impedir que colapse sobre sí misma y, posteriormente, explote como una supernova. "Hasta ahora, la formación de supernovas de tipo Ia por la fusión de dos enanas blancas era puramente teórica", explica David Jones, coautor del artículo que, en el momento en que se obtuvieron los datos, trabajaba como ESO Fellow. "¡Estas estrellas en Henize 2-428 son auténticas!".

"Es un sistema sumamente enigmático", concluye Santander. "Tendrá repercusiones importantes para el estudio de supernovas de tipo Ia, que se utilizan para medir distancias astronómicas y fueron clave para descubrir que la expansión del universo se está acelerando debido a la energía oscura".



0 comentarios

mar

10

feb

2015

Desde la eternidad hasta hoy

Sean Carroll nos lleva en este libro en busca de la teoría definitiva del tiempo.

Divide la obra en varios apartados, analizando el tiempo, la experiencia y el universo, el tiempo en el universo de Einstein, la entropía y la flecha del tiempo y de la cocina al multiverso.

Hace veinte años Stephen Hawking intentó explicar el tiempo a través de la comprensión del big bang. Ahora, el autor afirma que tenemos que ser más ambiciosos y nos ofrece una hipótesis revolucionaria que ilustra cómo la flecha del tiempo existe gracias a condiciones previas al big bang , una era en la que Einstein ni siquiera soñó, y que explica que nuestro universo convive con universos paralelos en los que el tiempo viaja en dirección opuesta.
A partir de temas como la entropía de la mecánica cuántica, los viajes en el tiempo o el significado de la vida, el autor, uno de los mejores físicos teóricos del mundo, profundiza en uno de los grandes enigmas de la ciencia: ¿qué es el tiempo?, y da un paso más hacia la comprensión de por qué existimos.


Desde la eternidad hasta hoy

Sean Carroll

Editorial Debate

Isbn- 9788499924809

Pvp- 29,90 euros

Febrero 2015

0 comentarios

dom

08

feb

2015

Planck descubre que las primeras estrellas nacieron tarde

Fuente: ESA


Los nuevos mapas de la luz polarizada que llena todo el cielo procedente del universo temprano, obtenidos por el satélite Planck, de la ESA, han revelado que las primeras estrellas se formaron mucho más tarde de lo que creía. 

La historia de nuestro universo comenzó hace 13.800 millones de años. Los científicos se esfuerzan en leerla estudiando los planetas, asteroides, cometas y otros objetos de nuestro sistema solar, y observando la luz de estrellas y galaxias lejanas, y de la materia entre ellas.

Una fuente esencial de información es la radiación de fondo cósmico de microondas, o CMB -siglas en inglés-, la luz fósil procedente de una era en que el universo era caliente y denso, apenas 380.000 años tras el big bang.

Gracias a la expansión del universo hoy en día esta luz -no visible al ojo humano, solo detectable en el rango de las microontas- llena todo el cielo.

Entre 2009 y 2013 Planck barrió el cielo para estudiar esta luz primigenia con un grado de precisión nunca logrado. Las pequeñas diferencias en la temperatura de esta radiación en distintas regiones del cielo son indicativas de variaciones de densidad en el universo en la época en que se emitió la radiación CMB, y son las semillas de las acumulaciones de materia que vemos en el presente: las estrellas y galaxias.

Los científicos de Planck han publicado los resultados del análisis de la luz fósil emitida poco después del big bang en varios trabajos científicos a lo largo de los últimos dos años, confirmando el escenario cosmológico de nuestro Universo en gran detalle.

“Pero hay más aún. La radiación de fondo contiene todavía más información sobre nuestra historia cósmica, codificada en su polarización”, explica Jan Tauber, jefe científico de Planck, de la ESA.

“Planck ha medido esta señal por primera vez a alta resolución en todo el cielo, generando los mapas hoy hechos públicos”.

La luz se polariza cuando vibra en una dirección preferente, un fenómeno que puede producirse cuando los fotones -las partículas de luz- rebotan tras chocar con otras partículas. Eso es exactamente lo que sucedió cuando se emitió la CMB, 380.000 años después del big bang.

En un principio los fotones estaban atrapados en una densa y caliente sopa de partículas que, cuando el universo tenía apenas unos segundos de edad, consistía sobre todo en electrones, protones y neutrinos. Debido a la alta densidad, los electrones y fotones chocaban con tanta frecuencia que el universo temprano estaba lleno de 'niebla'.

Poco a poco, a medida que el cosmos se expandía y enfriaba, los fotones y las demás partículas se alejaban cada vez más, y las colisiones se volvían menos frecuentes.

Esto trajo dos consecuencias: los electrones y protones pudieron finalmente combinarse y dar lugar a átomos neutros sin ser destrozados por los choques con los fotones, y los fotones pudieron viajar libremente por primera vez, sin estar inmersos en la niebla cósmica.

Una vez libre de la niebla la luz inició su viaje cósmico hasta el día de hoy, en que telescopios como Planck la detectan como CMB. Pero la luz también conserva memoria de su último encuentro con los electrones, un recuerdo capturado por el fenómeno de la polarización.

“La polarización de la CMB muestra también minúsculas fluctuaciones de una parte del cielo a otra; al igual que las variaciones de temperatura, las de la polarización reflejan el estado del cosmos en la época en que materia y luz se separaron”, dice François Bouchet, del Institut d’Astrophysique de París, Francia.

“Esto nos proporciona una poderosa herramienta para estimar de forma nueva e independiente parámetros como la edad del universo, su ritmo de expansión y la proporción de sus ingredientes: la materia del tipo que conocemos, la materia oscura y la energía oscura”.

Los datos de polarización de Planck confirman los detalles del modelo cosmológico estándar, determinado por las medidas de las fluctuaciones de temperaturas en la CMB. Además, añaden una nueva e importante respuesta a una pregunta fundamental: ¿cuándo nacieron las primeras estrellas?

“Cuando se emitió la radiación de fondo el universo era muy distinto de como lo conocemos ahora, y pasó mucho tiempo hasta que pudieron formarse las primeras estrellas”, explica Marco Bersanelli, de la Università degli Studi di Milano, Italia.

“Las medidas de Planck de la polarización de la CMB nos dicen ahora que esta “Edad Oscura” acabó unos 550 millones de años tras el big bang, más de 100 millones de años más tarde de lo que se creía.

“Parece poco tiempo, comparado con la edad del universo, pero la diferencia es importante cuando se trata de la formación de las primeras estrellas”.

La Edad Oscura concluyó cuando las primeras estrellas empezaron a brillar. Y a medida que su luz interactuaba con el gas en el universo, más y más átomos volvían a disgregarse en sus partículas constituyentes, los electrones y protones.

Esta época clave del universo se conoce como 'Época de reionización'.

“Cuando se emitió la radiación de fondo el universo era muy distinto de como lo conocemos ahora, y pasó mucho tiempo hasta que pudieron formarse las primeras estrellas”, explica Marco Bersanelli, de la Università degli Studi di Milano, Italia.

“Las medidas de Planck de la polarización de la CMB nos dicen ahora que esta “Edad Oscura” acabó unos 550 millones de años tras el big bang, más de 100 millones de años más tarde de lo que se creía.

“Parece poco tiempo, comparado con la edad del universo, pero la diferencia es importante cuando se trata de la formación de las primeras estrellas”.

La Edad Oscura concluyó cuando las primeras estrellas empezaron a brillar. Y a medida que su luz interactuaba con el gas en el universo, más y más átomos volvían a disgregarse en sus partículas constituyentes, los electrones y protones.

0 comentarios

vie

06

feb

2015

VISTA mirando a través de la Vía Láctea

Fuente: ESO


Una nueva imagen, tomada con el telescopio de rastreo VISTA de ESO, nos muestra a la famosa nebulosa Trífida bajo una nueva luz fantasmal. Observando en el rango infrarrojo de la luz, los astrónomos pueden ver a través de las polvorientas partes centrales de la Vía Láctea, detectando numerosos objetos previamente ocultos. Sólo en esta pequeña parte de uno de los sondeos de VISTA, los astrónomos han descubierto dos estrellas variables Cefeidas que se encuentran casi directamente detrás de la Trífida. Se trata de las primeras estrellas de este tipo encontradas en el plano central de la Vía Láctea, más allá de su protuberancia central.

La búsqueda de nuevos objetos ocultos en las regiones centrales de la Vía Láctea en luz infrarroja es el objetivo de uno de los sondeos más grandes del cielo del hemisferio sur, un sondeo a cargo del telescopio VISTA, instalado en el Observatorio Paranal de ESO (en Chile). El sondeo VVV (de las siglas en inglés VISTA Variables in the Via Lactea, estrellas variables VISTA en la Vía Láctea) revisa las mismas partes del cielo una y otra vez para detectar objetos cuyo brillo cambia con el paso del tiempo.

Una pequeña parte del enorme conjunto de datos VVV se ha utilizado para crear esta nueva e impactante imagen de un conocido objeto, la región de formación estelar Messier 20, más conocida como nebulosa Trífida (nombre atribuido por los caminos oscuros que, vistos a través de un telescopio, parecen dividirla en tres partes).

En las conocidas imágenes de la Trífida en luz visible, podemos verla brillando resplandeciente tanto por la emisión del hidrógeno ionizado rosa como por la neblina azul de luz dispersa proveniente de estrellas jóvenes calientes. También destacan las enormes nubes de polvo que absorben la luz. Pero la imagen infrarroja obtenida con VISTA es muy diferente. La nebulosa es sólo un fantasma de su contraparte visible. Las nubes de polvo son mucho menos prominentes y el resplandor brillante de las nubes de hidrógeno es apenas visible. La estructura de tres partes casi no se percibe.

En la nueva imagen, como para compensar el desvanecimiento de la nebulosa, una espectacular y nueva panorámica entra en escena. Las gruesas nubes de polvo que hay en el disco de nuestra galaxia, que absorben la luz visible, permiten que pase la mayor parte de la luz infrarroja, la que VISTA puede detectar. De ahí que VISTA pueda ver más allá, a través de la Trífida, detectando objetos al otro lado de la galaxia que nunca se han visto antes.

Casualmente, esta imagen muestra un ejemplo perfecto de las sorpresas que pueden revelarnos las imágenes en el rango infrarrojo. Al parecer, en el cielo, cerca de la Trífida, pero unas siete veces más lejos [1], los datos de VISTA han revelado la existencia de un nuevo par de estrellas variables. Se trata de variables Cefeidas, un tipo de estrella inestable que se va desvaneciendo con el paso del tiempo. Los astrónomos creen que se trata de las estrellas más brillantes de un cúmulo estelar, y son las únicas variables Cefeidas detectadas hasta ahora tan cerca del plano central, pero al otro lado de la galaxia. Se encienden y se apagan con un período de once días.

Notas

[1] La nebulosa Trífida se encuentra a unos 5.200 años luz de la Tierra; el centro de la Vía Láctea está, aproximadamente, a 27.000 años luz de distancia, casi en la misma dirección; y las estrellas Cefeidas recientemente descubiertas están a una distancia de unos 37.000 años luz.

0 comentarios

mié

04

feb

2015

Lanzado con éxito el Observatorio SMAP de la NASA

Fuente: NASA


El satélite SMAP (Instrumento Activo-Pasivo para la Detección de la Humedad del Suelo) de la NASA ha sido lanzado con éxito el sábado 31 de Enero a las 14:22 GMT a bordo de un cohete Delta II desde la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg, en California. Tras dos días de aplazamiento, por fin SMAP ya se encuentra en órbita para poder comenzar su misión científica de tres años de duración. El principal objetivo de SMAP será medir la humedad alojada en los suelos de la Tierra con una exactitud y resolución sin precedentes. Las tres partes principales del instrumento son: un radar, un radiómetro y la antena de malla giratoria más grande jamás desplegada en el espacio.

A los instrumentos de detección remota se los llama “activos” cuando emiten sus propias señales y “pasivos” cuando registran señales que ya existen. El instrumento científico de la misión posee un sensor de cada tipo para reunir las mediciones más exactas y de mayor resolución que jamás se han tomado de la humedad del suelo; una pequeña fracción del agua de la Tierra que tiene un efecto desproporcionadamente grande sobre las condiciones meteorológicas y también sobre la agricultura.

Para permitir que la misión alcance el nivel de exactitud necesario mientras que cubre el globo cada tres días, más o menos, los ingenieros de SMAP en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, ubicado en Pasadena, California, diseñaron y construyeron la antena giratoria más grande que podrá guardarse en un espacio de solo 30 por 120 centímetros para el lanzamiento. El disco mide 6 metros de diámetro.

“Lo llamamos el lazo giratorio”, dijo Wendy Edelstein, del JPL, quien está a cargo del instrumento SMAP. Como el lazo de un vaquero, la antena se une en un costado a un brazo con un gancho en el codo. Gira alrededor del brazo a unas 14 revoluciones por minuto (una rotación completa cada cuatro segundos). El disco de la antena fue aportado por Northrop Grumman Astro Aerospace, en Carpinteria, California. Y el motor que hace girar la antena fue proporcionado por la compañía Boeing, en El Segundo, California.

“La antena nos causó mucha angustia, sin duda”, señaló Edelstein. Aunque la antena debe caber durante el lanzamiento en un espacio no mayor al de un cesto de basura alto, tiene que desplegarse de manera muy precisa, de modo que la forma superficial de la malla sea exacta dentro de aproximadamente unos pocos milímetros.

El disco de malla está bordeado por un anillo de soportes de grafito liviano que se estiran y se abren como una puerta para bebés cuando se tira de un solo cable, desplegando así la malla. “Asegurarnos de que no se trabe, que la malla no se enganche en los soportes y se rompa al desplegarse… todo eso requiere una ingeniería muy cuidadosa”, dijo Edelstein. “Probamos, probamos y probamos un poco más. Tenemos un sistema muy estable y robusto ahora”.

El radar del SMAP, desarrollado y construido en el JPL, utiliza la antena para transmitir las microondas hacia la Tierra y recibir las señales que regresan, lo cual se llama retrodifusión. Las microondas penetran unas pocas pulgadas o más en el suelo antes de rebotar. Los cambios en las propiedades eléctricas de las microondas que regresan señalan cambios en la humedad del suelo y también dicen si el suelo está congelado o no. Mediante el uso de una técnica compleja, llamada procesamiento de radar de apertura sintética, el radar puede producir imágenes muy nítidas con una resolución de uno a tres kilómetros.

El radiómetro de SMAP detecta diferencias en las emisiones naturales de microondas de la Tierra que son causadas por el agua en el suelo. Con el fin de abordar un problema que ha obstaculizado seriamente las misiones anteriores que utilizaron este tipo de instrumento para el estudio de la humedad del suelo, los diseñadores del radiómetro del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en Greenbelt, Maryland, desarrollaron y construyeron uno de los más sofisticados sistemas de procesamiento de señales jamás creado para un instrumento científico.

El problema es la interferencia de radiofrecuencia. Las longitudes de onda de las microondas que SMAP utiliza están oficialmente reservadas para uso científico, pero las señales en longitudes de onda cercanas que se utilizan para el control del tráfico aéreo, los teléfonos móviles y otros propósitos, se propagan a las longitudes de onda de SMAP de forma imprevisible. El procesamiento convencional de señales promedia los datos durante un período prolongado, lo cual significa que incluso una breve ráfaga de interferencia sesga el registro para ese período. Los ingenieros del Centro Goddard idearon una nueva forma de eliminar sólo los segmentos pequeños de interferencia real, dejando mucho más de las observaciones intactas.

La combinación de las señales de radar y del radiómetro permite a los científicos sacar ventaja de las fortalezas de ambas tecnologías y evitar sus debilidades. “El radiómetro proporciona datos más precisos sobre la humedad del suelo pero brinda una resolución tosca, de aproximadamente 40 kilómetros”, expresó Eni Njoku, del JPL, un científico de investigación que trabaja con el instrumento SMAP. “Con el radar, se puede crear una resolución muy alta, pero es menos exacta. Para obtener una medición exacta y de alta resolución, procesamos las dos señales juntas”.

SMAP será la quinta misión científica de la NASA en la Tierra que se ha lanzado en los últimos 12 meses.

0 comentarios

lun

02

feb

2015

Los misterios de la materia oscura

Fuente: ESA


Pincha sobre la imagen.


Todo lo que nos rodea, desde el planeta Tierra hasta las galaxias distantes, representa sólo el cinco por ciento del universo. El resto es o bien energía oscura o bien materia oscura. 

Algunos físicos y expertos del CERN nos ayudan a entender un poco más sobre la materia oscura.

En Ginebra hace tres años, se confirmó la existencia del bosón de Higgs. Este año se esperan nuevos hallazgos con la puesta en marcha del Gran Colisionador de Hadrones que funcionará a pleno rendimiento por primera vez .

Pero, los avances no sólo vendrán del gran acelerador de partículas. La Agencia Espacial Europea está construyendo un nuevo telescopio espacial llamado Euclides con el que se podrá observar el universo a gran escala.

Con estos dispositivos tecnológicos los físicos y cosmólogos han encontrado que la materia normal constituye sólo el 5 por ciento de todo el universo. Y  la proporción de energía oscura sigue aumentando...

La investigación sigue avanzando. Y los científicos están casi seguros de que probablemente la materia oscura, podría estar integrada por algún tipo de partícula misteriosa, y que tarde o temprano terminarán por identificarla.

0 comentarios

dom

01

feb

2015

El Hubble observa una fusión galáctica

Fuente: NASA


El Telescopio Espacial NASA/ESA Hubble ha capturado esta impresionante vista de NGC 7714. Esta galaxia espiral se ha acercado demasiado a su vecina, y la dramática interacción entre las dos galaxias ha deformado sus brazos espirales, arrastrando corrientes de materia hacia el espacio y desencadenando brillantes brotes de formación estelar.

NGC 7714 es una galaxia espiral situada a 100 millones de años luz de la Tierra – una vecina relativamente cercana en términos cósmicos. 

Esta galaxia ha sufrido una serie de procesos dramáticos y violentos en su pasado más reciente. Las pruebas de esta brutalidad las podemos encontrar en la extraña forma de los brazos de NGC 7714 y en la neblina dorada que se extiende desde su centro galáctico. 

Pero, ¿qué provocó estas deformaciones?. La culpable es una pequeña galaxia conocida como NGC 7715, situada fuera del encuadre de esta fotografía – aunque visible en la imagen de gran angular del DSS. Estas dos galaxias se acercaron demasiado hace unos 100 o 200 millones de años, y empezaron a deformarse mutuamente. 

Como consecuencia, se han formado un anillo y dos largas colas de estrellas que surgen de NGC 7714, tendiendo un puente entre las dos galaxias. Este puente actúa como un conducto, canalizando material de NGC 7715 hacia su compañera de mayor tamaño, y alimentando sus brotes de formación estelar. Se están formando nuevas estrellas por toda la galaxia, aunque la mayor actividad se concentra en el brillante centro galáctico. 

Los astrónomos han clasificado a NGC 7714 como una típica galaxia con brote estelar de Wolf-Rayet, debido a las estrellas que alberga. Una buena parte de sus estrellas son del tipo Wolf-Rayet – astros extremadamente calientes y brillantes que nacen con una masa docenas de veces superior a la de nuestro Sol, pero que pierden rápidamente a través de fuertes vientos estelares. 

Esta imagen del Hubble es una composición de los datos recogidos a diferentes longitudes de onda para desvelar la correlación entre las nubes de gas y las estrellas de la galaxia. Esta nueva imagen pone de manifiesto la compleja estructura de NGC 7714, pero también muestra un gran número de objetos en segundo plano. Estas galaxias más lejanas aparecen como débiles manchas de luz, y en algunas de ellas se puede reconocer una forma espiral.

0 comentarios

jue

29

ene

2015

Las fauces de la bestia

Fuente: ESO


Como la boca abierta de una gigantesca criatura celeste, el glóbulo cometario CG4 refulge amenazante en esta nueva imagen del VLT (Very Large Telescope) de ESO. Aunque en la fotografía parece grande y brillante, en realidad se trata de una nebulosa débil, lo cual dificulta su localización por parte de los astrónomos aficionados. La naturaleza exacta de CG4 sigue siendo un misterio.

En 1976, varios objetos alargados parecidos a cometas, fueron descubiertos en fotografías tomadas desde Australia con el telescopio británico UK Schmidt Telescope. Debido a su aspecto, fueron denominados glóbulos cometarios, aunque no tienen nada en común con los cometas. Todos fueron localizados en una enorme mancha de gas brillante llamada nebulosa Gum. Tenían cabezas densas, oscuras y polvorientas y colas largas y débiles que, generalmente, apuntaban hacia el remanente de la supernova de Vela, situado en el centro de la nebulosa Gum. Aunque estos objetos están relativamente cerca, a los astrónomos les llevó mucho tiempo encontrarlos, ya que su resplandor es muy débil y, por lo tanto, son difíciles de detectar.

El objeto que se muestra en esta nueva imagen, CG4, que a veces también se conoce como “la mano de Dios”, es uno de estos glóbulos cometarios. Se encuentra a unos 1.300 años luz de la Tierra, en la constelación de Puppis (la popa).

La cabeza de CG4, que es la parte visible en esta imagen y se asemeja a la cabeza de una gigantesca bestia, tiene un diámetro de 1,5 años luz. La cola del glóbulo — que se extiende hacia abajo y no es visible en la imagen — tiene ocho años luz de largo. Para estándares astronómicos, es una nube pequeña.

El tamaño relativamente pequeño es una característica general de los glóbulos cometarios. Todos los glóbulos cometarios encontrados hasta ahora son nubes aisladas, relativamente pequeñas, de gas neutro y polvo, situados dentro de la Vía Láctea y rodeados por material caliente ionizado.

La parte de la cabeza de CG4 es una espesa nube de gas y polvo, visible porque está iluminada por la luz de estrellas cercanas. La radiación emitida por estas estrellas está destruyendo, de forma gradual, la cabeza del glóbulo y lanzando lejos las minúsculas partículas que dispersan la luz de las estrellas. Sin embargo, la nube polvorienta de CG4 todavía contiene suficiente gas como para fabricar varias estrellas del tamaño de nuestro Sol y, de hecho, CG4 está formando nuevas estrellas, un hecho tal vez desencadenado por la radiación de las estrellas que alimentan la nebulosa Gum.

El motivo por el que CG4 y otros glóbulos cometarios tienen una forma distinta sigue siendo un tema de debate entre los astrónomos y se han desarrollado dos teorías. Los glóbulos cometarios (y, por tanto, también CG4) pudieron ser, en su origen, nebulosas esféricas cuya formación fue interrumpida, adquiriendo su nueva e inusual forma debido a los efectos de una explosión de supernova cercana. Otros astrónomos sugieren que los glóbulos cometarios adquieren esa forma debido a los vientos estelares y a la radiación ionizante proveniente de las calientes estrellas masivas de tipo OB. Estos efectos podrían, primero, generar las extrañas formaciones (apropiadamente bautizadas como trompas de elefante) y, posteriormente, los glóbulos cometarios.

Para saber más, los astrónomos necesitan averiguar la masa, densidad, temperatura y velocidades del material que se encuentra en los glóbulos. Esto puede determinarse midiendo las líneas espectrales moleculares, más fácilmente detectables en longitudes de onda milimétricas — las longitudes de onda en las que operan telescopios como ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array).

Esta imagen proviene del programa Joyas cósmicas de ESO, una iniciativa de divulgación que pretende producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo. El programa hace uso de tiempo de telescopio que no puede utilizarse para observaciones científicas. Todos los datos obtenidos también están disponibles para posibles aplicaciones científicas y se ponen a disposición de los astrónomos a través de los archivos científicos de ESO.

0 comentarios

mar

27

ene

2015

Opportunity celebra 11 años en Marte enviando esta panorámica del planeta rojo

Fuente: NASA


Una imagen panorámica de una de las elevaciones más altas que el rover Opportunity de la NASA ha alcanzado en sus 11 años en Marte, incluye la imagen de la bandera de los Estados Unidos en la cumbre.

La vista es desde la cima de "Cape Tribulation", una sección elevada del borde del cráter Endeavour. La panorámica se extiende por el interior del cráter de 22 kilómetros de ancho y hasta el borde de otro cráter en el horizonte.

Opportunity ha recorrido 41,7 kilómetros desde que amartizó en la región Meridiani Planum de Marte el 25 de Enero de 2004. Eso es más que cualquier otro vehículo de superficie enviado fuera de la Tierra. El trabajo del rover en Marte fue planeado inicialmente para tres meses. Durante esa misión primaria y durante más de una década de misión complementaria, Opportunity ha descubierto evidencias convincentes sobre ambientes húmedos en el antiguo Marte.

Opportunity ha estado explorando el borde occidental del Endeavour desde 2011. A partir de un segmento bajo del borde que cruzó a mediados de 2013, llamado "Botany Bay", ascendió unos 135 metros para llegar a la parte superior de Cape Tribulation.

La bandera de Estados Unidos está fijada en el protector de cable de aluminio de la herramienta de abrasión de rocas del rover, que se utiliza para moler superficies rocosas erosionadas y exponer el material interior para su examen. La bandera está pensada como un monumento a las víctimas de los 11 de Septiembre de 2001, fecha de los ataques contra el World Trade Center en Nueva York. El aluminio se recuperó de las Torres Gemelas en las semanas posteriores a los ataques. Los trabajadores de la empresa Honeybee Robotics en el bajo Manhattan, a menos de una milla del World Trade Center, estaban construyendo la herramienta de abrasión de rocas para Opportunity y su rover gemelo Spirit, en Septiembre de 2001.

0 comentarios

lun

26

ene

2015

Nuevos datos sobre el cometa de Rosetta

Fuente: NASA


La nave Rosetta está descubriendo un cometa con una superficie llena de peculiaridades, y muchos procesos en marcha. Empieza a dibujarse así el complejo escenario de la evolución del cometa. 

Siete de los 11 instrumentos a bordo de Rosetta presentan ahora en una edición especial de la revista Science sus resultados iniciales,basados en las observaciones llevadas a cabo a la llegada de la nave al cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko, en agosto de 2014. 

Se sabe ahora que el lóbulo más pequeño del cometa mide 2.6 × 2.3 × 1.8 km, y el mayor 4.1 × 3.3 × 1.8 km. El volumen total es de 67P es 21.4 km3, y la masa, medida por el Radio Science Instrument, es de 10.000 millones de toneladas. La densidad del cometa es por tanto 470 kg/m3. 

Asumiendo que en la composición del cometa predominan el hielo de agua y el polvo,  los científicos de Rosetta estiman que la porosidad del cuerpo es muy alta, de entre el 70–80%. Su estructura interna consiste muy probablmente en pedazos de hielo poco cohesionados, separados por pequeños espacios vacíos. 

La cámara OSIRIS ha cubierto hasta ahora el 70% de la superficie. Hasta ahora los científicos han identificado 19 regiones claramente delimitadas, que han sido bautizadas con nombres de dioses egipcios -y clasificadas según el tipo de terreno que predomina en cada una-. 

Se han determin

ado, en concreto, cinco clases de superficies: cubiertas de polvo; de materiales frágiles con huecos y estructuras circulares; grandes depresiones; terrenos homogéneos o suaves; y de tipo rocoso. 

Gran parte del hemisferio Norte está cubierto de polvo. A medida que se calienta el hielo del cometa se convierte en gas, y da lugar a la atmósfera, o coma. El gas arrastra al polvo -a menor velocidad-; las partículas que no viajan lo bastante rápido como para vencer la fuerza de gravedad del cometa caen de nuevo a la superficie. 

Ha sido identificado el origen de algunos de estos chorros de gas y polvo del cometa. Muchos de ellos proceden de la regiónsuavedel cuello, pero también se ha visto que algunos salen de agujeros en la superficie. 

0 comentarios

jue

22

ene

2015

Dawn envía nuevas imágenes de Ceres

Fuente: ESO


Mientras la nave espacial Dawn de la NASA se acerca a Ceres, nuevas imágenes muestran al planeta enano en 27 píxeles, alrededor de tres veces mejor que las imágenes captadas a principios de Diciembre. Estas son las primeras de una serie de imágenes que se tomarán para la navegación durante la aproximación a Ceres.

Durante las próximas semanas, Dawn tomará imágenes cada vez mejores y mejores del planeta enano, que conducirán a la captura de la nave espacial en la órbita de Ceres el próximo 6 de Marzo. Las imágenes seguirán mejorando a medida que la nave espacial se aproxime más a la superficie durante su estudio de 16 meses del planeta enano.

"Sabemos mucho sobre el sistema solar y al mismo tiempo tan poco acerca de planeta enano Ceres. Ahora, Dawn está lista para cambiar eso", dijo Marc Rayman, ingeniero jefe y director de la misión de Dawn, con base en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

Las mejores imágenes de Ceres hasta ahora fueron tomadas por el telescopio espacial Hubble de la NASA en 2003 y 2004. La imagen más reciente, tomada el 13 de Enero, posee alrededor del 80 por ciento de la resolución del Hubble y no es tan precisa. Pero las imágenes de Dawn superarán la resolución del Hubble a finales de Enero.

"Las últimas imágenes ya apuntan a estructuras superficiales en forma de cráteres", dijo Andreas Nathues, investigador principal del equipo de la cámara de encuadre en el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar, de Göttingen, Alemania.

Ceres es el objeto más grande en el cinturón principal de asteroides, situado entre Marte y Júpiter. Tiene un diámetro medio de 950 kilómetros, y se cree que contiene una gran cantidad de hielo. Algunos científicos piensan que es posible que bajo la superficie se esconda un océano. La llegada de Dawn a Ceres será la primera vez que una nave espacial visite un planeta enano.

"El equipo está muy entusiasmado con examinar la superficie de Ceres con un detalle nunca antes visto", dijo Chris Russell, investigador principal de la misión Dawn, con base en la Universidad de California, Los Angeles. "Esperamos las sorpresas que este misterioso mundo nos pueda traer."

La nave ya ha enviado más de 30.000 imágenes y muchas ideas acerca de Vesta, el segundo cuerpo más masivo del cinturón de asteroides. Dawn orbitó Vesta, que tiene un diámetro medio de 525 kilómetros, desde 2011 hasta 2012. Gracias a su sistema de propulsión iónica, Dawn es la primera nave espacial en orbitar dos destinos en el espacio profundo.

0 comentarios

mié

21

ene

2015

El Observatorio SMAP de la NASA preparado para su lanzamiento

Fuente: NASA


El satélite SMAP (Instrumento Activo-Pasivo para la Detección de la Humedad del Suelo) de la NASA ultima los preparativos para su lanzamiento, programado para el 29 de Enero a bordo de un cohete Delta II desde la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg, en California. El despegue ha sido programado para las 14:42 GMT, con una ventana de lanzamiento de tres minutos.

El principal objetivo de SMAP será medir la humedad alojada en los suelos de la Tierra con una exactitud y resolución sin precedentes. Las tres partes principales del instrumento son: un radar, un radiómetro y la antena de malla giratoria más grande jamás desplegada en el espacio.

A los instrumentos de detección remota se los llama “activos” cuando emiten sus propias señales y “pasivos” cuando registran señales que ya existen. El instrumento científico de la misión posee un sensor de cada tipo para reunir las mediciones más exactas y de mayor resolución que jamás se han tomado de la humedad del suelo; una pequeña fracción del agua de la Tierra que tiene un efecto desproporcionadamente grande sobre las condiciones meteorológicas y también sobre la agricultura.

Para permitir que la misión alcance el nivel de exactitud necesario mientras que cubre el globo cada tres días, más o menos, los ingenieros de SMAP en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, ubicado en Pasadena, California, diseñaron y construyeron la antena giratoria más grande que podrá guardarse en un espacio de solo 30 por 120 centímetros para el lanzamiento. El disco mide 6 metros de diámetro. 
“Lo llamamos el lazo giratorio”, dijo Wendy Edelstein, del JPL, quien está a cargo del instrumento SMAP. Como el lazo de un vaquero, la antena se une en un costado a un brazo con un gancho en el codo. Gira alrededor del brazo a unas 14 revoluciones por minuto (una rotación completa cada cuatro segundos). El disco de la antena fue aportado por Northrop Grumman Astro Aerospace, en Carpinteria, California. Y el motor que hace girar la antena fue proporcionado por la compañía Boeing, en El Segundo, California.

“La antena nos causó mucha angustia, sin duda”, señaló Edelstein. Aunque la antena debe caber durante el lanzamiento en un espacio no mayor al de un cesto de basura alto, tiene que desplegarse de manera muy precisa, de modo que la forma superficial de la malla sea exacta dentro de aproximadamente unos pocos milímetros.

El disco de malla está bordeado por un anillo de soportes de grafito liviano que se estiran y se abren como una puerta para bebés cuando se tira de un solo cable, desplegando así la malla. “Asegurarnos de que no se trabe, que la malla no se enganche en los soportes y se rompa al desplegarse… todo eso requiere una ingeniería muy cuidadosa”, dijo Edelstein. “Probamos, probamos y probamos un poco más. Tenemos un sistema muy estable y robusto ahora”.

El radar del SMAP, desarrollado y construido en el JPL, utiliza la antena para transmitir las microondas hacia la Tierra y recibir las señales que regresan, lo cual se llama retrodifusión. Las microondas penetran unas pocas pulgadas o más en el suelo antes de rebotar. Los cambios en las propiedades eléctricas de las microondas que regresan señalan cambios en la humedad del suelo y también dicen si el suelo está congelado o no. Mediante el uso de una técnica compleja, llamada procesamiento de radar de apertura sintética, el radar puede producir imágenes muy nítidas con una resolución de uno a tres kilómetros.

El radiómetro de SMAP detecta diferencias en las emisiones naturales de microondas de la Tierra que son causadas por el agua en el suelo. Con el fin de abordar un problema que ha obstaculizado seriamente las misiones anteriores que utilizaron este tipo de instrumento para el estudio de la humedad del suelo, los diseñadores del radiómetro del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en Greenbelt, Maryland, desarrollaron y construyeron uno de los más sofisticados sistemas de procesamiento de señales jamás creado para un instrumento científico.

El problema es la interferencia de radiofrecuencia. Las longitudes de onda de las microondas que SMAP utiliza están oficialmente reservadas para uso científico, pero las señales en longitudes de onda cercanas que se utilizan para el control del tráfico aéreo, los teléfonos móviles y otros propósitos, se propagan a las longitudes de onda de SMAP de forma imprevisible. El procesamiento convencional de señales promedia los datos durante un período prolongado, lo cual significa que incluso una breve ráfaga de interferencia sesga el registro para ese período. Los ingenieros del Centro Goddard idearon una nueva forma de eliminar sólo los segmentos pequeños de interferencia real, dejando mucho más de las observaciones intactas.

La combinación de las señales de radar y del radiómetro permite a los científicos sacar ventaja de las fortalezas de ambas tecnologías y evitar sus debilidades. “El radiómetro proporciona datos más precisos sobre la humedad del suelo pero brinda una resolución tosca, de aproximadamente 40 kilómetros”, expresó Eni Njoku, del JPL, un científico de investigación que trabaja con el instrumento SMAP. “Con el radar, se puede crear una resolución muy alta, pero es menos exacta. Para obtener una medición exacta y de alta resolución, procesamos las dos señales juntas”.

SMAP será la quinta misión científica de la NASA en la Tierra que se ha lanzado en los últimos 12 meses.

0 comentarios

mar

20

ene

2015

Breve historia de mi vida

La editorial Critica publica la biografía de Stephen Hawking escrita por el mismo.  Sin duda, las memorias de uno de los científicos más influyentes del siglo XX.

Clarividente, íntimo y sabio, Breve historia de mi vida nos abre una ventana al cosmos personal de Hawking. La mente maravillosa de Stephen Hawking ha deslumbrado al mundo entero revelando los misterios del universo. Ahora, por primera vez, el cosmólogo más brillante de nuestra era explora, con una mirada reveladora, su propia vida y evolución intelectual. Breve historia de mi vida cuenta el sorprendente viaje de Stephen Hawking desde su niñez en el Londres de la posguerra a sus años de fama internacional. Espléndidamente ilustrada con fotografías poco conocidas, esta autobiografía concisa, ingeniosa y sincera presenta un Hawking raramente vislumbrado en sus libros anteriores: el alumno inquisitivo cuyos compañeros de clase apodaron «Einstein»; el bromista que una vez hizo una apuesta con un colega sobre los agujeros negros; o el joven padre de familia que se esforzó por hacerse un sitio en el mundo académico. Escrito con su humildad y humor característicos, Hawking se sincera sobre los desafíos a los que se enfrentó tras ser diagnosticado, con 21 años, de esclerosis lateral amiotrófica. Traza su desarrollo como pensador, explica cómo la perspectiva de una muerte temprana lo empujó hacia numerosos desafíos intelectuales, y habla sobre la génesis de su obra maestra, Historia del tiempo, sin duda una de las obras más importantes del siglo XX. 


Breve historia de mi vida

Stephen Hawking

Editorial Critica

Isbn- 9788498927818

Pvp- 12.95 euros

Enero 2015 

0 comentarios

lun

19

ene

2015

Un asteroide pasará cerca de la Tierra el próximo 26 de enero

Fuente: NASA


Un asteroide, denominado 2004 BL86, pasará a tres veces la distancia que separa la Tierra de la Luna el próximo 26 de Enero. Por su brillo reflejado, los astrónomos estiman que tiene medio kilómetro de diámetro. El sobrevuelo de 2004 BL86 será el más cercano realizado por una roca espacial conocida de este tamaño hasta que el asteroide 1999 AN10 pase por el vecindario de la Tierra en 2027.

En el momento de su máximo acercamiento el 26 de enero, el asteroide estará a aproximadamente 1,2 millones de kilómetros de la Tierra.

"El lunes 26 de enero se producirá el mayor acercamiento del asteroide 2004 BL86 durante al menos los próximos 200 años", dijo Don Yeomans, director del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California.

"Y aunque no representa una amenaza a la Tierra en el futuro previsible, representa el paso relativamente cerca de un asteroide relativamente grande, por lo que nos ofrece una oportunidad única de observar y aprender más."

Una manera a través e la cual los científicos planean aprender más acerca de 2004 BL86 es realizar observaciones con microondas. A través de la antena de la Red del Espacio Profundo de la NASA en Goldstone, California, y el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico intentarán adquirir datos e imágenes de radar generados del asteroide durante los días cercanos a su máximo acercamiento a la Tierra.

"Tendremos imágenes detalladas sobre datos de radar un día después del sobrevuelo", dijo el astrónomo de radar Lanza Benner, del JPL, e investigador principal de las observaciones de radar del asteroide en Goldstone. "En la actualidad, no sabemos casi nada sobre el asteroide, por lo que habrá sorpresas con seguridad".

El asteroide 2004 BL86 fue descubierto el 30 de Enero de 2004 por un telescopio del programa Lincoln Near-Earth Asteroid Research (LINEAR), en White Sands, Nuevo México. Se espera que el asteroide será observable para los astrónomos aficionados con pequeños telescopios y potentes prosmáticos.

"Puedo coger mis prismáticos favoritos y observarlo yo mismo", dijo Yeomans. "Los asteroides son algo especial. No sólo proporcionaron a la Tierra los ladrillos de la vida y gran parte de su agua; en el futuro se convertirán en valiosos recursos para obtener minerales y otros recursos naturales vitales. También se convertirán en paradas de abastecimiento de combustible a medida que continuamos explorando nuestro sistema solar".


0 comentarios

vie

16

ene

2015

Un cometa en la coctelera



Este libro, escrito por Florian Freistetter, nos explica cómo influye la astronomía en nuestra vida cotidiana.

La palabra «astronomía» nos hace pensar en remotas galaxias y misteriosos agujeros negros. Sin embargo, no solemos ser conscientes de que lo que acontece en las profundidades del universo está estrechamente relacionado con nuestra vida cotidiana. Todo lo que sucede en el inmenso cosmos también nos afecta, y muy concretamente, a nosotros. Así, la rotación de nuestro planeta origina el viento que nos despeina al salir a la calle. Y los gigantescos fuegos en el interior de las estrellas hacen posible que desayunemos con pan.Florian Freistetter descubre la astronomía que se oculta detrás de las cosas. Desde el agua aportada por los asteroides que han chocado con la Tierra hasta la sucesión de las estaciones, que existe gracias a una gigantesca colisión planetaria.Un paseo por el universo cotidiano, que nos muestra cómo los fenómenos cósmicos influyen en nuestra vida.

El libro está dividido en varios apartados; en la calle, en el parque, en el bar o bajo el cielo estrellado.......



Un cometa en la coctelera

Florian Freistetter

Editorial Ariel

Isbn- 9788434419186

Pvp- 17,90 euros

Enero 2015

0 comentarios

vie

16

ene

2015

Nuevos telescopios  buscan exoplanetas desde Paranal

Fuente: ESO


El conjunto NGTS (Next-Generation Transit Survey, la nueva generación en el sondeo de tránsitos) ha llevado a cabo su primera luz en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile. Este proyecto buscará exoplanetas en tránsito, planetas que pasan frente a su estrella anfitriona y, por lo tanto, producen un ligero oscurecimiento en la luz de la estrella que puede ser detectada por instrumentos sensibles. Los telescopios se centrarán en descubrir planetas del tamaño de Neptuno y más pequeños, con diámetros de entre dos y ocho veces el de la Tierra.

El conjunto NGTS (Next-Generation Transit Survey, la nueva generación en el sondeo de tránsitos) es un sistema de observación de amplio campo formado por un conjunto de doce telescopios, cada uno con una abertura de 20 centímetros [1]. Esta nueva instalación, construida por un consorcio formado por el Reino Unido, Suiza y Alemania, se encuentra en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile, por lo que disfruta de unas impresionantes condiciones de observación y se beneficia de las excelentes instalaciones de soporte disponibles en el lugar.

"Necesitábamos un sitio donde hubiese muchas noches claras y el aire fuese limpio y seco para poder hacer abundantes mediciones muy precisas y muy a menudo. Sin duda, Paranal fue la mejor opción”, afirma Don Pollacco, de la Universidad de Warwick (Reino Unido), uno de los responsables del proyecto NGTS.

NGTS está diseñado para funcionar en modo robótico y supervisará, de manera continuada, el brillo de cientos de miles de estrellas relativamente brillantes en los cielos del sur. Se dedicará a la búsqueda de exoplanetas en tránsito y alcanzará un nivel de precisión en la medición del brillo de las estrellas (una parte entre mil) que nunca antes se había logrado con un instrumento de sondeo de amplio campo basado en tierra [2].

Esta gran precisión en la medición del brillo en amplio campo es técnicamente exigente, pero todas las tecnologías clave necesarias para NGTS han sido probadas mediante un prototipo más pequeño que operó en La Palma (Islas Canarias) durante 2009 y 2010. NGTS también se basa en el éxito del experimento SuperWASP, que hasta ahora lidera la detección de grandes planetas gaseosos.

Los descubrimientos de NGTS se estudiarán también con otros telescopios de mayor tamaño, incluyendo el VLT (Very Large Telescope) de ESO. Uno de los objetivos es encontrar planetas pequeños lo suficientemente brillantes como para medir la masa planetaria. Esto permitirá deducir las densidades planetarias, lo cual, a su vez, proporciona pistas sobre la composición de los planetas. También será posible investigar las atmósferas de los exoplanetas mientras están en tránsito. Durante el tránsito, parte de la luz de la estrella pasa a través de la atmósfera del planeta (de tenerla), y deja una firma pequeña, pero detectable. Hasta ahora se han hecho sólo unas pocas observaciones de este tipo, pero NGTS proporcionará muchos más objetivos potenciales.

Este es el primer proyecto de telescopio que ESO alberga en Paranal sin ser responsable de su operación. Ya existen varios proyectos de telescopio operando bajo condiciones análogas en el Observatorio La Silla, más antiguo. Los datos de NGTS se guardarán en el sistema de archivo de ESO y estarán disponibles para los astrónomos de todo el mundo durante las próximas décadas.

Peter Wheatley, uno de los responsables del proyecto NGTS, de la Universidad de Warwick, concluye: "Estamos deseosos de  comenzar nuestra búsqueda de pequeños planetas alrededor de estrellas cercanas. Los descubrimientos de NGTS y las observaciones posteriores con telescopios terrestres y espaciales, serán pasos importantes en nuestra búsqueda para estudiar la atmósfera y la composición de pequeños planetas como la Tierra".

El consorcio NGTS está compuesto por la Universidad de Warwick (Reino Unido); la Queen’s University de Belfast (Reino Unido); la Universidad de Leicester (Reino Unido); la Universidad de Cambridge (Reino Unido); la Universidad de Ginebra (Suiza); y el DLR (centro aeroespacial alemán) de Berlín (Alemania).

Notas

[1] Los telescopios NGTS son versiones modificadas de pequeños telescopios comerciales de alta calidad fabricados por Astro Systeme Austria (ASA). Las cámaras de NGTS son cámaras ikon-L modificadas  por Andor Technology Ltd (http://www.andor.com), construidas a partir de CCD DD sensibles al rojo por e2v (http://www.e2v.com).

[2] La misión Kepler de la NASA tiene una mayor precisión en la medición de brillo estelar, pero sondea una región del cielo más pequeña que la que estudiará NGTS. La amplia búsqueda de NGTS encontrará ejemplos de exoplanetas pequeños más brillantes, más adecuados para su estudio en detalle.

0 comentarios

mié

14

ene

2015

Guía del cielo Procivel 2015 

Llega como todos los años este clásico de los amantes de la astronomía.

Enrique Velasco y Pedro Velasco nos conducen por el año astronómico del hemisferio norte con una interesante introducción general y todas las fases lunares en la página central. Mes a mes nos muestran el aspecto del cielo con una descripción de cada planeta, su observación y posición en el cielo. También añaden las lluvias de meteoros y los acontecimientos más destacados. En la última página nos describen las estrellas más brillantes, las constelaciones en donde están situadas, sus magnitudes y su distancia en años luz.

Una guía practica para los amantes de esta bonita ciencia.



Guía de Cielo 2015

Editorial Procivel

Enrique y Pedro Velasco

Isbn- 9788493853754

Pvp- 5,50 euros

Enero 2015

0 comentarios

mar

13

ene

2015

Titán visto por Huygens

Fuente: ESA


A simple vista esta imagen podría parecer el ojo de un reptil o un manchón de pintura naranja, pero en realidad se trata de una fotografía de la luna Titán de Saturno tomada con un objetivo ojo de pez.

La sonda Huygens de la ESA, parte de la misión internacional Cassini-Huygens, tomó esta imagen mientras descendía a través de la atmósfera de Titán para posarse sobre su superficie, en el que se convirtió en el primer aterrizaje de la historia en un cuerpo del Sistema Solar exterior, y hasta la fecha sigue siendo el aterrizaje más lejano jamás realizado por una nave espacial o sonda. 

Esta semana se cumplen 10 años de aquel histórico aterrizaje, que tuvo lugar el 14 de enero de 2005. Cuando Huygens tomó esta fotografía se encontraba a unos cinco kilómetros de la superficie de Titán. 

El lugar previsto para el aterrizaje de la sonda europea se parecía mucho a un litoral terrestre, por lo que los científicos no estaban seguros de si iba a ser una toma brusca o de si amerizaría sobre una superficie líquida. Al final Huygens se posó sobre el barro de Titán, un material arenoso compuesto por granos de hielo. Las primeras imágenes de este nuevo mundo mostraban un gran número de cantos rodados esparcidos por el terreno. Se piensa que estos cantos están compuestos de agua e hidrocarburos congelados, y pudieron adoptar su forma redondeada tras ser erosionados por un flujo líquido. 

Las observaciones realizadas por Cassini desde la órbita de Saturno permitieron identificar varios mares y cientos de lagos de hidrocarburos en las regiones polares de Titán. Los científicos piensan que Titán experimenta un ciclo de mareas estacionales en su superficie, con intensos periodos de lluvias torrenciales y riadas de metano y otros compuestos orgánicos, seguidos por estaciones secas en las que estos líquidos se evaporan. Los lagos en las regiones polares de esta luna reflejan este ciclo, encogiéndose y creciendo de forma periódica. 

La misión Cassini-Huygens, lanzada en el año 1997 como un proyecto conjunto de la ESA, la NASA y la agencia espacial italiana ASI, lleva los nombres de Giovanni Cassini y de Christiaan Huygens, dos destacados astrónomos del siglo XVII. Huygens observó los anillos de Saturno y descubrió Titán, la mayor luna del planeta, en el año 1655. Cassini descubrió otras cuatro lunas – Jápeto, Rea, Tetis y Dione – entre 1671 y 1684, estudió en detalle las marcas en la superficie de Saturno y descubrió una amplia franja oscura entre los anillos del planeta, que ahora se conoce como la División de Cassini. 

Esta imagen es una proyección estereográfica (ojo de pez) tomada por el radiómetro espectral/cámara de descenso de Huygens. 

Puedes encontrar más información sobre esta imagen y una versión en formato TIFF de alta resolución en la página web del laboratorio JPL de la NASA.

0 comentarios

lun

12

ene

2015

Rusia pierde contacto con Relek

Fuente: EFE. Informador mx.


Rusia anunció que ha perdido el contacto con el satélite científico Relek, un proyecto destinado al estudio de las partículas energéticas, rayos gamma cósmicos y el entorno radiactivo en torno a nuestro planeta.

"Aproximadamente hace un mes que se perdió el contacto con Relek. Desde entonces, los especialistas han intentado reanimar el aparato, pero sin éxito", informó una fuente de la industria espacial a la agencia Interfax.

La última vez que Relek envió información al Instituto de Física Nuclear de la Universidad Estatal de Moscú, que ideó el aparato en colaboración con científicos de otros países, fue a principios de diciembre.

"Los técnicos siguen intentando reprogramar el sistema de mando de abordo. Si en breve no se logra restablecer la comunicación con el satélite, el aparato se puede dar por perdido", agregó.

Puesto en órbita en julio de 2014, Relek debía operar durante tres años, período durante el que se proponía suministrar datos cruciales para ámbitos como los pronósticos climatológicos y la geofísica.

Entre otras cosas, debía remitir información sobre las ondas electromagnéticas y la interacción de las partículas de energía en la atmósfera e ionosfera, lo que podría permitir a los especialistas pronosticar los movimientos sísmicos en la Tierra.

Además, dispone de un telescopio para detectar fenómenos luminosos, como fulgores de rayos gamma, en las altas capas de la atmósfera.

El anterior aparato de la serie MKA-FKI lanzado en 2012 tampoco pudo completar su misión de tres años, ya que dejó de operar a los 12 meses.

El satélite Relek, que tiene 250 kilos de peso y dispone de placas solares para la generación de energía, es una versión del aparato Karat construido por la corporación de cohetes espaciales Lavochkin.

0 comentarios

lun

12

ene

2015

Fallas y fosas tectónicas en Marte

Fuente: ESA


Aunque Marte sea un planeta muy diferente al nuestro, su geología nos puede resultar sorprendentemente familiar. Esta imagen de la sonda europea Mars Express muestra una región del Planeta Rojo repleta de acantilados, fosas, fallas, mesetas y volcanes.

Las grietas y las fallas que surcan esta imagen forman parte de Claritas Rupes, una red de escarpados acantilados y desniveles de 950 kilómetros de longitud. Esta escarpadura pertenece al sistema geológico de Claritas Fossae, una serpenteante red de fosas tectónicas o ‘grabens’ que se extiende más de 2.000 kilómetros. 

Se piensa que las fallas, fracturas y grietas de esta región se formaron por las tensiones acumuladas en la corteza del planeta tras la formación del cercano Abultamiento de Tharsis. 

Este abultamiento, ubicado en la región volcánica deTharsis, alcanza una altura de 10 kilómetros en su punto más elevado. Su violenta formación provocó que partes de la corteza marciana se agrietasen y desplazasen, dando lugar a un característico patrón de fosas tectónicas y de bloques elevados conocidos como ‘horsts’. Estas formaciones aparecen juntas siguiendo un perfil en ‘M’, en la que la fosa forma el valle central y los horsts los dos picos laterales. 

En la Tierra se pueden encontrar patrones similares en el Valle del Rin Superior, entre Basilea (Suiza) y Karlsruhe (Alemania), o en el Graben del Eger en la República Checa, cerca de las montañas de Ore. 

Las fosas tectónicas más famosas de nuestro planeta son el Valle de la Muerte en California y el Mar Muerto en el valle del río Jordán, y los mejores ejemplos de horsts podrían ser el macizo de los Vosgos en Francia o los Altos del Golán. 

Claritas Rupes forma el límite oriental de la región de Tharsis, en la que se encuentran algunos de los mayores volcanes de nuestro Sistema Solar, entre los que destaca el famoso Olympus Mons, que alcanza una altura tres veces superior a la de nuestro Monte Everest. 

Esta imagen fue tomada por la Cámara Estéreo de Alta Resolución de Mars Express el día 30 de noviembre de 2013, y tiene una resolución de 14 metros por píxel. Esta fotografía fue publicada por primera vez el 13 de febrero de 2014 en las páginas del Centro Aeroespacial Alemán DLR y de la Universidad Libre de Berlín.

0 comentarios

vie

09

ene

2015

Ya son 1000 los planetas confirmados gracias a la misión Kepler

Fuente: NASA


El Telescopio Espacial Kepler de NASA, ha monitorizado durante los cuatro años de la misión más de 150.000 estrellas en búsqueda de tránsitos que indicaran la presencia de planetas orbitando alrededor de las mismas. El resultado ha sido más de 4000 candidatos a planetas pendientes de ser confirmados. Recientemente se ha conseguido alcanzar la marca de los 1000 planetas ya confirmados de entre todos esos candidatos aportados por esta misión Kepler.

“Cada uno de los descubrimientos de la búsqueda de planetas de la misión Kepler nos lleva un paso más cerca de poder responder a la pregunta de si estamos solos en el Universo”, declaró John Grunsfeld, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de NASA, desde las oficinas centrales de la agencia espacial en Washington. “El equipo de Kepler y su comunidad científica continúa obteniendo impresionantes resultados con los datos de este venerable explorador”.

De entre los últimos planetas confirmados, tres de ellos se encuentran en la zona de habitabilidad de sus respectivas estrellas. Esta zona se define como la franja espacial alrededor de la estrella en la cual sería posible la existencia de agua líquida en la superficie del planeta. De esos tres, dos de ellos estarían formados por material rocoso, al igual que nuestro planeta Tierra. Para determinar si un planeta está hecho de roca, agua o gas, los científicos deben conocer su tamaño y masa.  Cuando la masa no puede ser determinada directamente, se pude inferir de qué está hecho el planeta basándose en su tamaño.

“Con cada nuevo descubrimiento de estos pequeños mundo posiblemente rocosos, nuestra confianza se fortalece en determinar la frecuencia de planetas tipo Tierra” señaló Doug Caldwell, científico de la misión Kepler del Insituto SETI en el Centro de Investigaciones AMES de NASA, en California. “Está cerca el día en el que sepamos si son habituales los planetas rocosos y templados como la Tierra”.

0 comentarios

jue

08

ene

2015

Espectacular imagen de Eta Carinae

Fuente: ESO


Eta Carinae, el sistema estelar más luminoso y masivo a 10.000 años luz de la Tierra, es conocido por su comportamiento sorprendente, estalló dos veces en el siglo XIX por razones que los científicos aún no entienden. Un estudio a largo plazo dirigido por astrónomos del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, ha utilizado satélites, telescopios terrestres y un modelado teórico para producir la imagen más completa de Eta Carinae hasta la fecha. Los nuevos hallazgos incluyen imágenes del Telescopio Espacial Hubble que muestran la estructura de una década de antigüedad del gas ionizado saliendo de la estrella más grande a un millón de kilómetros por hora y nuevos modelos en 3-D que revelan características nunca antes vistas de las interacciones entre ambas estrellas.

"Estamos llegando a comprender el estado y complejo entorno actual de este objeto notable, pero tenemos un largo camino por recorrer para explicar las erupciones pasadas de Eta Carinae o para predecir su comportamiento futuro", dijo Ted Gull, astrofísico de Goddard y coordinador principal del grupo de investigación.

Situado a unos 7.500 años luz de distancia de la Tierra, en la constelación austral de Carina, Eta Carinae se compone de dos estrellas masivas cuyas órbitas excéntricas las sitúan inusualmente cerca cada 5,5 años. Ambos astros producen potentes salidas de gas, llamadas vientos estelares, que envuelve a las estrellas. Los astrónomos han establecido que la más brillante tiene cerca de 90 veces la masa del Sol y brilla 5 millones de veces más. Mientras que la compañera, más pequeña y más caliente, tiene alrededor de 30 masas solares y emite un millón de veces más luz que el Sol.

0 comentarios

mié

07

ene

2015

Una nube negra oscurece la luz de cientos de estrellas del fondo

Fuente: ESO


En esta nueva imagen de ESO, parece que faltan algunas estrellas. El hueco negro en esta hermoso y brillante campo de estrellas no es una brecha, sino más bien una región del espacio obstruida por gas y polvo. Esta nube oscura se llama LDN 483 (por las siglas Lynds Dark Nebula 483). Estas nubes son los lugares en los que nacen futuras estrellas. El instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, captó esta imagen de LDN 483 y sus alrededores.

LDN 483 [1] se encuentra a unos 700 años luz de distancia, en la constelación de Serpens (la serpiente). La nube contiene suficiente material polvoriento como para bloquear completamente la luz visible de las estrellas del fondo. Las nubes moleculares especialmente densas como LDN 483, se califican como nebulosas oscuras debido a esta capacidad para oscurecer el medio. La aparente naturaleza carente de estrellas de LDN 483 y nebulosas similares, podría hacernos pensar que son lugares en los que las estrellas no pueden nacer y desarrollarse. Pero, en realidad, es precisamente lo contrario: las nebulosas oscuras son los entornos más fértiles para la formación de estrellas.

Enterrados en el imbricado interior de LDN 483, los astrónomos que estudian la formación de estrellas en LDN 483 han descubierto algunos de los tipos de bebés de estrellas observables más jóvenes. Podríamos pensar en estas estrellas como en estrellas en gestación en el interior del útero, ya que técnicamente aún no han nacido.

En esta primera etapa de desarrollo, la futura estrella no es más que una bola de gas y polvo contrayéndose bajo la fuerza de gravedad dentro de la nube molecular circundante. La protoestrella sigue siendo bastante fría (unos -250 grados Celsius) y brilla sólo en las largas longitudes de onda submilimétricas la luz [2]. Aunque la temperatura y la presión están empezando a aumentar en el núcleo de la estrella naciente.

Este primer período de crecimiento de la estrella dura unos pocos miles de años, una cantidad asombrosamente corta de tiempo en términos astronómicos, dado que las estrellas suelen vivir millones o miles de millones de años. En las siguientes etapas, en el transcurso de varios millones de años, la protoestrella crecerá, calentándose y haciéndose más densa. Por el camino, su emisión irá aumentando de rango de energía: de ser un objeto frío, observable principalmente en el rango del infrarrojo lejano, pasará por el infrarrojo cercano y, finalmente, será observable en el rango óptico de la luz. La protoestrella, antes débil, se convertirá entonces en una luminosa estrella.

Cada vez más estrellas emergen de las oscuras profundidades de LDN 483, de manera que, paulatinamente, la nebulosa oscura se dispersará y perderá su opacidad. Las estrellas del fondo desaparecidas, que actualmente están ocultas, serán entonces visibles, pero sólo después del paso de millones de años, y, probablemente, se verán eclipsadas por el intenso brillo de las jóvenes estrellas jóvenes nacidas en la nube [3].

Notas

[1] El Catálogo Lynds de nebulosas oscuras fue recopilado por el astrónomo estadounidense Beverly Turner Lynds y publicado en 1962. Estas nebulosas oscuras fueron descubiertas tras inspeccionar visualmente las placas fotográficas del sondeo Palomar Sky Survey.

[2] El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), operado en parte por ESO, observa en luz submilimétrica y milimétrica y es ideal para el estudio de este tipo de estrellas muy jóvenes en nubes moleculares.

[3] Aquí puede verse un joven cúmulo abierto, y aquí uno más maduro.

0 comentarios

mar

06

ene

2015

Datos reales para medir el Universo

Fuente: NCYT


Medir la distancia estándar del universo es un aspecto clave para comprender su expansión. También llamada 'regla estándar', esta distancia es un patrón de longitud 'grabado' en la agrupación de materia que crearon las variaciones de densidad en el universo temprano (unos 400.000 años después del Big Bang). Hasta ahora, su tamaño solo se había podido estimar mediante modelos teóricos basados en la relatividad general, utilizados para explicar la gravedad a gran escala.

 

Dado que la regla estándar es una medida constante, comparar su tamaño real con el que muestra en el espacio permite medir a qué distancia se encuentra de la Tierra. Este enfoque basado en datos, unido a un incremento de la cantidad de datos observacionales, puede proporcionar medidas precisas que permitirán dar respuesta a grandes cuestiones relacionadas con la aceleración del universo y la energía oscura.

 

Ahora, investigadores de la Universidad de Barcelona, en España, y el Imperial College de Londres, en Reino Unido, por primera vez han efectuado mediciones astronómicas de la distancia estándar del universo con datos observacionales.

 

El patrón de longitud utilizado en este estudio, que permanece inalterado desde entonces, es la escala de oscilaciones acústicas de bariones. Los investigadores han calculado que dicha longitud corresponde a 143 megaparsecs (unos 480 millones de años luz), cifra similar a la que apuntan las predicciones vigentes basadas en modelos sujetos a la relatividad general.

 

Tradicionalmente, en cosmología, la relatividad general ha desempeñado un papel fundamental en la mayoría de modelos e interpretaciones. Este estudio, publicado en la revista Physical Review Letters, demuestra que los datos observacionales disponibles son suficientes para medir la geometría y la expansión del Universo sin considerar estimaciones derivadas de la relatividad general.

 

La teoría de la relatividad general de Einstein sustituyó a la ley de Newton y se aceptó como válida para explicar el comportamiento de la gravedad a gran escala. Numerosos modelos astronómicos se basan en la relatividad general, incluidos aquellos que tratan de explicar la expansión del universo y los agujeros negros. No obstante, todavía quedan algunos aspectos sin resolver en torno a esta teoría. Por ejemplo, la relatividad general no concuerda con las leyes de la física cuántica y esta debe extrapolarse a otros órdenes de magnitud para poder aplicarla a escenarios cosmológicos. Ninguna otra ley de la física se ha extrapolado tanto sin ser ajustada, por lo que su adopción todavía puede cuestionarse.

Según Raúl Jiménez, investigador del Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona (ICCUB) y coautor del estudio, «las incertidumbres que rodean la relatividad general nos han llevado a desarrollar métodos que nos permitan realizar mediciones más directas del cosmos, en lugar de depender tanto de inferencias realizadas a partir de modelos». "Este estudio –señala Jiménez– se basa únicamente en algunas formulaciones teóricas básicas, como la simetría y la expansión del universo".

 

Por su parte, la investigadora ICREA del ICCUB Licia Verde subraya que existe una gran diferencia entre medir una distancia e inferirla de manera indirecta. "En cosmología –afirma–, normalmente solo se puede hacer lo segundo; este es uno de esos raros y valiosos casos en los que la distancia puede medirse de forma directa".

 

"La mayoría de leyes cosmológicas adoptan la relatividad general y la aplican a escalas muy grandes, por lo que a menudo se extrapolan datos fuera de la zona de confort. Es alentador descubrir que es posible formular afirmaciones relevantes que no dependen de la relatividad general y concuerdan con otras realizadas previamente", señala la investigadora. "Comprobar que las observaciones del universo, por muy raras y desconcertantes que parezcan, son realistas y sólidas aporta seguridad", destaca Verde.

 

Para medir el tamaño de la regla estándar, el estudio ha utilizado datos obtenidos de observaciones astronómicas centradas en el brillo de las explosiones estelares (supernovas) y en el patrón de distribución de la materia (oscilaciones acústicas de bariones). La materia que creó esta regla estándar se formó unos 400.000 años después del Big Bang. En aquel momento la física del universo era todavía demasiado simple, por lo que los investigadores no han necesitado tener en cuenta conceptos como la energía oscura en sus mediciones.

 

"Las mediciones utilizadas en este estudio son certeras", destaca Alan Heavens, profesor del departamento de Física del Imperial College de Londres. "Además –añade–, la teoría que hemos aplicado pertenece a una época relativamente cercana al Big Bang, en la que la física era también muy clara".

 

El profesor indica que el método de medición basado en observaciones del cosmos se considera preciso, a pesar de que la astrofísica sea un campo muy activo y cambiante y por tanto los modelos considerados válidos estén sujetos a posibles cambios: "Aunque los modelos pierdan su validez, las observaciones y mediciones del cosmos seguirán siendo válidas. Conseguir basarnos en mediciones realizadas durante observaciones directas y no en modelos teóricos significa un gran avance en astrofísica y cosmología", concluye el investigador. (Fuente: UB)

0 comentarios

lun

05

ene

2015

El cometa Lovejoy, brillará en el cielo de enero

El cometa Q2 Lovejoy sigue iluminando el cielo cósmico del Año Nuevo 2015 y se verá a simple vista durante el mes de enero.

Si desea verlo directamente, elija un lugar muy oscuro y busque al cometa pasando por la constelación Lepus, al sur de Orión, informó el 2 de enero Space Weather.

La fotografía principal muestra al cometa C/2014 Q2 (Lovejoy) mientras pasaba junto al cúmulo globular M 79 de la Liebre el 29 de diciembre, informa Cometografía.

"El cometa aumentó su brillo hasta la magnitud 5 - visible a simple vista - mientras que su coma gaseosa se ha extendido hasta 0.5º de diámetro (el mismo tamaño aparente que la Luna)", señaló en su comentario. La coma es la parte gaseosa que rodea al núcleo del cometa, que se ve con luz más difusa.

Los astrónomos destacan que en la foto se puede ver "la galaxia NGC 1886 que aparece sumergida arriba en la parte exterior de la coma. La cola iónica del cometa en dirección noreste se sale del campo de la imagen con una longitud superior a los 2 grados, presentando una rica estructura".

El astrónomo aficionado Gerald Rhemann, también captó otra imagen extraordinaria del cometa el 23 de diciembre, donde se muestra la cola a su largo (foto de galería).

"Él tomó la foto hace más de una semana. El cometa es significativamente más brillante ahora. Los observadores de todo el mundo están diciendo que lo pueden ver a simple vista desde lugares con cielo oscuro. El cometa está brillando como una estrella de quinta magnitud, y se espera que se duplique en brillo a mediados de enero. A simple vista, parece una bola de pelusa verde. Telescopios de aficionados de tamaño medio-revelan magnífica cola azul del cometa", informó Space Weather.

Por su parte Rolando Ligustri, quien sacó numerosas fotos del cometa desde Spring String, comentó el 31 de diciembre que se sentía cautivado.

"Este cometa me está tomando el pelo....no logro dejar de fotografiarlo casi todos los días", escribió Ligustri al publicar su última foto en Facebook.

El cometa  fue descubierto por Terry Lovejoy en agosto de 2014, astrónomo aficionado conocido por haber descubierto otros cometas, que también llevan su nombre.

0 comentarios

sáb

03

ene

2015

A la caza de la materia oscura

Fuente: ESA


La materia oscura es la más abundante en el universo, y aún así sigue siendo una gran desconocida. Nunca ha sido detectada directamente, pues es por ahora invisible, y de ella solo se sabe que su fuerza de gravedad influye en el resto de objetos del universo. El telescopio espacial de rayos X de la ESA, XMM-Newton, ha anunciado que uno de sus principales retos para el próximo año será la búsqueda de esta materia con un programa de observación de casi 1.4 millones de segundos.

Son en total  16 días -muchísimo tiempo para un observatorio espacial- en que XMM-Newton apuntará a la galaxia vecina Draco, a unos 260.000 años luz de distancia. El telescopio espacial de rayos X de la ESA sigue así una intrigante pista hallada por él mismo hace unos meses, cuando captó una misteriosa señal que, según los investigadores, podría proceder de un nuevo tipo de partícula de materia oscura

Este ambicioso nuevo objetivo indica que XMM-Newton ha superado con creces las expectativas puestas en él en su lanzamiento en diciembre de 1999. Este telescopio estudia procesos hasta hace poco desconocidos para los astrónomos, porque emiten sobre todo un tipo de radiación no detectable desde Tierra -los rayos X-. Eso ha permitido a XMM-Newton ser pionero en muchas áreas, desde el estudio de los agujeros negros al de las mayores estructuras del universo, los supercúmulos de galaxias. 

Pero en su 15 cumpleaños el equipo científico de XMM-Newton, en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC), de la ESA, en Villanueva de la Cañada (Madrid), prefiere mirar al futuro: "XMM-Newton todavía tiene previsto ayudar a resolver muchas preguntas abiertas, desde cómo influyen las estrellas en los planetas que las rodean y en sus posibilidades de albergar vida, o como son los cometas que nos traen información sobre el viento solar, el sistema solar primitivo y el origen de la vida en la tierra, hasta cuestiones fundamentales sobre el Universo mismo, como cuál es la naturaleza de cosmológicas, como la materia oscura”, dice la astrofísica Maria Santos-Lleo (ESAC). 

El programa de búsqueda de materia oscura es uno de los seleccionados de entre las 431 solicitudes presentadas por unos 350 grupos de investigación de más de treinta países, que pedían en total casi seis veces más tiempo del disponible. Sigue habiendo por tanto una gran competencia por acceder a tiempo de observación de XMM-Newton. 

El indicio de posible detección de materia oscura por parte de XMM-Newton, publicado originalmente el pasado febrero y casi simultáneamente por dos grupos distintos ha despertado gran interés en la comunidad, de ahí su seguimiento con el programa actual. 

XMM-Newton detectó entonces una señal no atribuible a ningún fenómeno conocido en varios cúmulos de galaxias, en la galaxia M31 y también en el centro de nuestra propia galaxia. Una posibilidad es que esa enigmática emisión proceda de la desintegración de un tipo exótico de partícula conocida como ‘neutrino estéril’, predicha por la teoría, pero aún no detectada, y considerada candidata a formar la materia oscura. 

Tal vez el veterano XMM-Newton aclare por fin el misterio.

0 comentarios

jue

01

ene

2015

Una Supernova festiva

Fuente: ESA


La mayoría de los fenómenos cósmicos se producen a lo largo de miles de años, haciendo imposible estudiar su evolución en una escala de tiempo humano. Las supernovas son la gran excepción, ya que estas potentes explosiones hacen que una estrella brille tanto como toda una galaxia durante varios días.

Aunque las explosiones de supernova son muy poco frecuentes – sólo se producen unas pocas cada siglo en una galaxia convencional – se pueden llegar a observar a simple vista si se producen lo suficientemente cerca de nuestro planeta. De hecho, cuando se descubrieron se pensaba que se trataban de nuevas estrellas – ‘nova’ significa ‘nuevo’ en latín. 

Los astrónomos empezaron a estudiar las supernovas mucho antes de que se desarrollase una teoría que las relacionase con explosiones estelares, ya entrado el siglo XX. La primera observación de la que se tiene constancia se remonta al año 185 de nuestra era, cuando los astrónomos chinos descubrieron una ‘estrella invitada’ que permaneció visible durante varios meses cerca de las estrellas Alfa y Beta Centauri. 

La materia expulsada durante las explosiones de supernova arrastra el polvo y el gas de su entorno, creando pintorescas envolturas gaseosas que permanecen visibles durante mucho tiempo. Los astrónomos piensan que el objeto que se muestra en esta imagen, el remanente de supernova RCW 86, es todo lo que queda de aquella explosión descubierta en el año 185. 

Los tonos azules y verdes en los bordes de la burbuja representan las emisiones en rayos X del gas calentado a millones de grados por las ondas de choque generadas por la explosión. El color rojo difuso muestra las emisiones en el infrarrojo del polvo caliente que compone el medio interestelar en el entorno de RCW 86. Los puntos amarillos que salpican la imagen se corresponden con jóvenes estrellas que brillan con intensidad en la banda del infrarrojo. 

Esta imagen combina los datos recogidos en la banda de los rayos X por los observatorios espaciales XMM-Newton de la ESA y Chandra de la NASA (representados en azul y en verde) con las observaciones en el infrarrojo de los telescopios espaciales Spitzer y WISE de la NASA (en amarillo y rojo). 

El remanente de supernova RCW 86 se encuentra a unos 8.000 años luz de nuestro planeta. 

0 comentarios

mar

30

dic

2014

Una bola de fuego cruza el cielo en Nochebuena

Fuente: Fundación astroHita.


En torno a las 21:06 horas del pasado 24 de diciembre, numerosas personas a lo largo de buena parte del país fueron testigos de cómo una bola de fuego atravesaba lentamente el cielo. El fenómeno fue registrado desde el Complejo Astronómico de La Hita gracias a los sistemas de detección que tiene instalados allí la Universidad de Huelva dentro del Proyecto SMART. Las imágenes pueden verse en este vídeo:

 

http://youtu.be/QoFR978OU5k

 

El análisis llevado a cabo por el Profesor José María Madiedo, investigador de esta universidad, revela que la bola de fuego se produjo por la entrada en la atmósfera terrestre de una roca de unos 100 kg de masa procedente del cinturón principal de asteroides. El bólido se inició en África, a unos 105 km de altura sobre la vertical de la localidad argelina de Tiaret. Desde allí fue avanzando lentamente hacia la Península, pasando casi sobre la vertical de Ciudad Real, punto en el que alcanzó su altura mínima (75 km). En ese punto, y conforme continuaba atravesando el país, la roca fue ganando altura debido al efecto combinado de la curvatura de la Tierra y del bajo ángulo de la trayectoria del bólido. Llegó a adentrarse en Portugal, y continuó hacia la costa gallega. La roca, tras recorrer una distancia total de unos 1200 km, abandonó la atmósfera terrestre cuando se encontraba sobre el Océano Atlántico, a unos 100 km frente a la costa de Galicia.

 

Si bien es frecuente que se produzcan bolas de fuego en la atmósfera por el impacto de rocas procedentes del espacio, es muy poco frecuente que estas rocas abandonen la atmósfera terrestre y vuelvan a continuar su órbita en el sistema solar. Este tipo de fenómeno recibe el nombre de bólido rozador.


El sistema automático de detección de bólidos y meteoritos instalado en el Complejo Astronómico de La Hita (Toledo), forma parte del proyecto SMART liderado por el Profesor Jose María Madiedo (UHU) y entró en funcionamiento en Octubre de 2010, inicialmente con tres detectores. Debido a la alta producción de datos diarios y de los resultados científicos publicados por dicho investigador, en agosto de 2013, el sistema se amplió con un nuevo detector y posteriormente, en el verano de 2014, otro nuevo detector fue incorporado consiguiendo que, desde este punto estratégico, se cubriese la totalidad del cielo visible proporcionando un incremento sustancial de la cantidad de datos obtenidos y posibilitando el registro sistemático de fenómenos como el del pasado 24 de diciembre.

0 comentarios

dom

28

dic

2014

Una aventura con Luz en el mundo de la física

La pequeña Sara encuentra junto al escritorio del desván, en la antigua casa de su abuelo, una carpeta que le llama la atención. Intrigada por su lectura, inicia un fantástico recorrido a través del Universo acompañada por Luz, un apasionado y extraordinario viaje que se inicia con el Big Bang, en el que dará vida a personajes muy significativos, desde las primeras partículas materiales hasta, incluso, galaxias y agujeros negros.

Durante el viaje, se sucederán inesperados acontecimientos y fantásticas aventuras que,  en nuestra escala del tiempo, nos conducirán hasta el mundo de Sara, un mundo que no es otro que el nuestro, el tuyo, joven o no tan joven lector.

Su autor, Juanjo Peral es licenciado en Ciencias Físicas. Tiene en su haber varios galardones del premio periodístico Roger de Llúria, y es director de la revista Tiempo libre infantil y juvenil.


Una aventura con Luz

Juanjo y Mereira Peral

Editorial De Vechi

Isbn- 9788431556525

Pvp- 19,95 euros

Diciembre 2014

3 comentarios

sáb

27

dic

2014

Al servicio del Reich

La editorial Turner pone a nuestra disposición un libro que nos llevará a través de la física en tiempos de Hitler.

Los primeros científicos que experimentaron con la física atómica tuvieron la «suerte» de vivir unos tiempos interesantes. En plena Segunda Guerra Mundial, la ciencia alemana se convirtió en un asunto político: Heisenberg, Planck, Einstein y Debye, entre muchos otros, tuvieron que definirse.

Como científicos y como personas. Y, para algunos de ellos, la definición no fue la misma.





Al servicio del Reich

Philip Ball

Editorial Turner

Isbn- 9786077711025

Pvp- 24 euros

Diciembre 2014

0 comentarios

jue

25

dic

2014

MAVEN identifica los procesos que conllevan a la pérdida de la atmósfera en Marte

Fuente: NASA


Los primeros descubrimientos realizados por MAVEN, el más nuevo orbitador de la NASA en Marte, están empezando a revelar las características clave de la pérdida de la atmósfera del planeta con el paso del tiempo.

Los hallazgos se encuentran entre los primeros envíos de regreso de la misión MAVEN  que inició su fase científica el 16 de Noviembre. Las observaciones revelan un nuevo proceso por el cual el viento solar puede penetrar profundamente en una atmósfera planetaria. También se incluyen las primeras mediciones completas de la composición de la atmósfera superior de Marte y la ionosfera con carga eléctrica. Los resultados también ofrecen una visión sin precedentes de los iones a medida que adquieren la energía que va a conducir a su escape de la atmósfera.

"Estamos empezando a ver los eslabones de una cadena que comienza con procesos impulsados por el Sol que actúan sobre el gas en la atmósfera superior y conducen a la pérdida de la atmósfera", dijo Bruce Jakosky, investigador principal de MAVEN en el Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad de Colorado, Boulder. "En el transcurso de la misión completa, vamos a ser capaces de entender los procesos por los cuales la atmósfera cambia con el tiempo."

En cada órbita alrededor de Marte, MAVEN se sumerge en la ionosfera - la capa de iones y electrones que se extienden desde aproximadamente 120 a 500 kilómetros por encima de la superficie. Esta capa sirve como una especie de escudo alrededor del planeta, desviando el viento solar, una intensa corriente de partículas de alta energía del Sol.

Los científicos han pensado durante mucho tiempo que las mediciones del viento solar sólo se podían hacer antes de que estas partículas golpeasen la frontera invisible de la ionosfera. Sin embargo, MAVEN ha descubierto una corriente de partículas de viento solar que no se desvía, sino que penetran profundamente en la atmósfera y la ionosfera superior de Marte.

Las interacciones en la alta atmósfera parecen transformar esta corriente de iones en una forma neutra que puede penetrar a altitudes sorprendentemente bajas. En lo profundo de la ionosfera, la corriente surge de nuevo en forma de iones. La reaparición de estos iones, que conservan características del viento solar prístino, ofrece una nueva manera de realizar un seguimiento de las propiedades del viento solar y puede hacer que sea más fácil vincularlo como impulsor de la pérdida atmosférica.

El espectrómetro de masas y gas neutro de la sonda espacial MAVEN está explorando la naturaleza de las reservas de la cual se escapan los gases mediante la realización del primer análisis exhaustivo de la composición de la atmósfera superior y la ionosfera. Estos estudios ayudarán a los investigadores a hacer conexiones entre la atmósfera inferior, que controla el clima, y la atmósfera superior, donde se está produciendo la pérdida.

0 comentarios

mar

23

dic

2014

Venus Express se sume lentamente en la oscuridad

Fuente: ESA


La sonda Venus Express de la ESA ha puesto fin a su misión de ocho años tras exceder con creces la longevidad para la que había sido diseñada. El combustible del satélite se agotó durante una serie de encendidos que pretendían elevar su órbita tras la campaña de aerofrenado a baja altitud que llevó a cabo a mediados de este año.

Desde su llegada a Venus en el año 2006, la sonda europea había permanecido en una órbita elíptica con un periodo de 24 horas, que la llevaba a 66.000 kilómetros sobre el polo sur del planeta en su punto más alejado y hasta 200 kilómetros sobre el polo norte en el punto de máxima aproximación para llevar a cabo un estudio detallado del planeta y de su atmósfera. 

Tras ochos años en órbita y ya con poco combustible en su sistema de propulsión, Venus Express comenzó una campaña de aerofrenado a mediados de 2014, durante la que fue descendiendo de forma gradual hasta adentrarse en la atmósfera del planeta. 

Durante la fase principal de su misión, el satélite encendía sus motores de forma periódica para mantener su distancia con el planeta y evitar perderse en su atmósfera, pero esta campaña tenía como objetivo justamente lo contrario: reducir la altitud de la sonda y así permitir la exploración de regiones de la atmósfera nunca antes estudiadas.

Esta campaña también sirvió para preparar futuras misiones de exploración planetaria – la técnica de aerofrenado se puede utilizar para entrar en órbita a planetas con atmósfera utilizando mucho menos combustible que con las maniobras convencionales. 

El punto más bajo de la órbita de Venus Express se redujo de forma progresiva hasta los 130-135 kilómetros durante los meses de mayo y junio de 2014, y la campaña de aerofrenado se llevó a cabo entre los días 18 de junio y 11 de julio. 

Tras pasar un mes entrando y saliendo de la atmósfera de Venus, la sonda europea realizó una serie de 15 encendidos de su motor principal para elevar de nuevo su trayectoria, hasta alcanzar los 460 kilómetros de altitud el 26 de julio en una órbita con un periodo de poco más de 22 horas. 

A partir de este punto, la misión comenzó una nueva fase de operaciones científicas mientras el punto más bajo de su órbita descendía de nuevo bajo la acción de la gravedad del planeta. 

Asumiendo que todavía le quedaba algo de combustible, se decidió elevar su órbita una vez más para compensar este decaimiento natural y continuar así con las operaciones durante el año 2015. Esta nueva serie de encendidos se llevaría a cabo entre los días 23 y 30 de noviembre. 

Sin embargo, el 28 de noviembre se perdió el contacto con Venus Express. Desde entonces se ha conseguido restablecer parcialmente los enlaces de telemetría y telecomando, pero las comunicaciones son muy inestables y sólo se puede descargar una cantidad limitada de datos. 

“La información disponible indica que el satélite ha perdido el control de actitud, probablemente tras experimentar problemas con sus motores durante las maniobras para elevar su órbita”, explica Patrick Martin, responsable de la misión Venus Express para la ESA. 

“Parece probable que Venus Express haya agotado el poco combustible que le quedaba mientras ejecutaba las maniobras programadas para el mes pasado”.

Los satélites no cuentan con un indicador del nivel de combustible, como los coches o los aviones, por lo que resulta complicado calcular cuándo se agotarán sus reservas, especialmente tras una misión tan larga. El final de la misión de Venus Express no se pudo prever, pero tampoco llegó por sorpresa. 

Sin combustible no es posible controlar la actitud del satélite y mantener sus antenas orientadas hacia la Tierra para garantizar un enlace de comunicaciones. Tampoco se puede volver a elevar su órbita, por lo que Venus Express se acabará hundiendo de forma natural en la atmósfera del planeta en cuestión de semanas. 

“Tras más de ocho años de misión, sabíamos que nuestro satélite estaba agotando sus reservas de combustible”, comenta Adam Williams, responsable en funciones de las operaciones del satélite Venus Express para la ESA. 

“Estaba previsto que agotase el combustible durante este periodo, y estamos satisfechos de haber aprovechado esta misión hasta la última gota”. 

“A lo largo de su misión, Venus Express llevó a cabo un exhaustivo estudio de la atmósfera y de la ionosfera del planeta, y nos ha permitido sacar importantes conclusiones sobre su superficie”, explica Håkan Svedhem, científico del proyecto Venus Express para la ESA. 

La temperatura en la superficie de Venus supera los 450°C, mucho más caliente que un horno de cocina convencional, y su atmósfera es una mezcla asfixiante y extremadamente densa de gases tóxicos.

Uno de los principales logros de la misión fue detectar pistas que sugieren que el planeta podría seguir geológicamente activo en la actualidad. Un estudio detectó múltiples flujos de lava que se formaron hace menos de 2.5 millones de años – ayer mismo, en una escala de tiempo geológico. 

De hecho, la misión ha detectado grandes variaciones en los niveles de dióxido de azufre en la atmósfera superior de Venus a lo largo de estos últimos ocho años. Aunque pudieran ser provocadas por las peculiaridades de la circulación atmosférica del planeta, hasta ahora parecen ser una prueba bastante convincente de la presencia de actividad volcánica. 

La superficie de Venus es un paraje extremadamente inhóspito en la actualidad, pero un estudio de la concentración de hidrógeno y deuterio en su atmósfera sugiere que en un pasado albergó grandes cantidades de vapor de agua, que ya han desaparecido, y puede que hasta océanos como los de la Tierra. 

Al igual que nuestro planeta, Venus también está perdiendo su atmósfera superior: Venus Express detectó dos átomos de hidrógeno por cada átomo de oxígeno que el planeta está emitiendo al espacio. Una molécula de agua está compuesta precisamente por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, por lo que estas emisiones indican que el vapor de agua se sigue disociando en la atmósfera de Venus. 

La misión también estudió la ‘súper rotación’ de la atmósfera del planeta – que da una vuelta completa a Venus en tan sólo cuatro días terrestres, mientras que éste tarda 243 días en girar sobre su propio eje – descubriendo detalles sorprendentes. Un estudio reveló que la velocidad promedio de sus vientos había pasado de unos 300 km/h a 400 km/h en un periodo de seis años terrestres.

Al mismo tiempo, otro trabajo descubrió que la rotación del planeta se había ralentizado 6.5 minutos desde que fue medida por la misión Magallanes de la NASA, que pasó cinco años en órbita a Venus hace dos décadas. Sin embargo, todavía no se sabe si hay una relación directa entre la aceleración de los vientos y la deceleración de la rotación del planeta. 

0 comentarios

dom

21

dic

2014

Espectacular postal de luces navideñas de Messier 47

Fuente: NASA


Esta espectacular imagen del cúmulo estelar Messier 47 fue tomada con la cámara Wide Field Imager, instalada en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO (Chile). Este joven cúmulo abierto está dominado por un puñado de brillantes estrellas azules, pero, en contraste, también contiene algunas estrellas gigantes rojas.

Messier 47 está situado, aproximadamente, a 1.600 años luz de la Tierra, en la constelación de Puppis (la popa de la nave mitológica Argo). Fue observada por primera vez antes de 1664 por el astrónomo italiano Giovanni Battista Hodierna, y más tarde descubierta por Charles Messier, quien, al parecer, no tenía conocimiento de la observación previa llevada a cabo por Hodierna.

Aunque es brillante y fácil de ver, Messier 47 es un cúmulo abierto con una población muy poco densa. Solo unas 50 estrellas son visibles en una región de aproximadamente 12 años luz, en comparación con otros objetos similares que pueden contener miles de estrellas.

Messier 47 no siempre ha sido tan fácil de identificar. De hecho, durante años se consideró “perdida”, ya que Messier había registrado las coordenadas incorrectamente. La agrupación fue redescubierta más tarde y se le asignó otra catalogación — NGC 2422. La naturaleza del error de Messier y la conclusión de que Messier 47 y NGC 2422 eran el mismo objeto, no llegó hasta 1959 de la mano del astrónomo canadiense T. F. Morris.

Los brillantes colores blancoazulados de estas estrellas son una indicación de la temperatura, con estrellas más calientes que se ven en tonos más azules y estrellas más frías que tienden a colores más rojizos. Esta relación entre el color, el brillo y la temperatura se puede visualizar por medio de la curva de Planck. Pero un estudio más detallado de los colores de las estrellas usando la espectroscopía, también dice a los astrónomos mucho más — incluyendo con qué velocidad giran las estrellas y sus composiciones químicas. En la imagen, también hay unas brillantes estrellas rojas — se trata de estrellas gigantes rojas que atraviesan ciclos de vida más cortos que las estrellas azules, menos masivas y de vidas más largas.

Casualmente, Messier 47 aparece cerca de otro cúmulo estelar con el que contrasta — Messier 46. Messier 47 está relativamente cerca, a unos 1.500 años luz, pero Messier 46 está situado a unos 5.500 años luz y contiene muchas más estrellas, al menos 500. A pesar de que contiene más estrellas, aparece significativamente más débil debido a su mayor distancia.

Messier 46 podría considerarse la hermana mayor de Messier 47: esto es porque Messier 46 tiene, aproximadamente, 300 millones de años en comparación con Messier 47, que tiene unos 78 millones de años. En consecuencia, muchas de las estrellas más masivas y brillantes de Messier 46 ya han vivido sus cortas vidas y ya no son visibles, así que, la mayor parte de las estrellas de este cúmulo de mayor edad, se ven más frías y rojas.

Esta imagen de Messier 47 procede del programa Joyas Cósmicas de ESO, una iniciativa cuya intención es producir imágenes de objetos interesantes, llamativos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO con finalidades educativas y divulgativas. El programa utiliza tiempo de observación combinado con tiempos que no se han explotado en los programas de los telescopios, con el fin de minimizar el posible impacto en las observaciones científicas. Todos los datos recogidos también están a disposición de los astrónomos a través del archivo científico de ESO.

0 comentarios

vie

19

dic

2014

Voyager 1: El tsunami todavía permanece a través del espacio interestelar

Fuente: NASA


El "tsunami" que la nave espacial Voyager 1 de la NASA comenzó a experimentar a principios de este año todavía se está propagando hacia el exterior, según nuevos resultados. Se trata de la onda de choque de más larga duración que los investigadores han observado en el espacio interestelar.

"La mayoría de las personas habrían pensado que el medio interestelar sería suave y silencioso. Pero estas ondas de choque parecen ser más comunes de lo que pensábamos", dijo Don Gurnett, profesor de Física en la Universidad de Iowa en Iowa City.

Un "tsunami" se produce cuando el Sol emite una eyección de masa coronal, expulsando una nube magnética de plasma desde su superficie. Esto genera una onda de presión. Cuando la ola alcanza el plasma interestelar - las partículas cargadas que se encuentran en el espacio entre las estrellas - se produce un onda de choque que perturba el plasma.

"El tsunami hace que el gas ionizado que está ahí fuera resuene -- cante o vibre como una campana --", dijo Ed Stone, científico del proyecto de la misión Voyager en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena.

Esta es la tercera onda de choque que la Voyager 1 ha experimentado. El primer evento tuvo lugar entre Octubre y Noviembre del 2012, y la segunda ola en Abril y Mayo de 2013, revelando una densidad de plasma aún mayor. Voyager 1 detectó el evento más reciente en Febrero, y está todavía activa según los datos de Noviembre. La nave espacial se ha movido hacia el exterior unos 400 millones de kilómetros durante el tercer evento.

"Este evento notable plantea nuevas preguntas que estimulan nuevos estudios sobre la naturaleza de las perturbaciones en el medio interestelar", dijo Leonard Burlaga, astrofísico emérito del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, quien analizó los datos del campo magnético, clave para estos resultados.

No está claro para los investigadores lo que puede significar la longevidad inusual de esta onda particular. También tienen dudas en cuanto a la rapidez con que la ola está en movimiento o la amplitud de la región que cubre.

La segunda ola del tsunami ayudó a los investigadores a determinar en 2013 que la Voyager 1 había salido de la heliosfera, la burbuja creada por el viento solar que abarca el Sol y los planetas de nuestro Sistema Solar. Anillos de plasma más densos de una frecuencia más alta y el medio por el que voló la Voyager, fueron 40 veces más denso que lo que se había medido anteriormente. Esto fue clave para la conclusión de que la Voyager había entrado en una frontera donde ninguna nave espacial había ido antes: el espacio interestelar.

"La densidad del plasma es mayor cuanto más lejos viaja la Voyager", dijo Stone. "¿Es así debido a que el medio interestelar es más denso a medida que Voyager se aleja de la heliosfera, o se trata de la propia onda de choque? No lo sabemos todavía."

Gurnett, investigador principal del instrumento de ondas de plasma en la Voyager, cree que estas ondas de choque se propagan hacia el espacio, quizás incluso al doble de la distancia entre el Sol y donde la nave se encuentra en este momento.

Voyager 1 y su gemela, la Voyager 2, se pusieron en marcha con 16 días de separación, en 1977. Ambas naves sobrevolaron Júpiter y Saturno. Voyager 2 también voló por Urano y Neptuno. Voyager 2, lanzada antes que la Voyager 1, es la nave espacial con más tiempo de funcionamiento continuo, y se espera que entre en el espacio interestelar en unos pocos años.

0 comentarios

mié

17

dic

2014

50 años de Europa en el espacio, en la Ciudad de las Artes y las Ciencias

Fuente: ESA


Más de un centenar de espectaculares fotografías narran los hitos más importantes en la historia de la exploración espacial europea en una nueva exposición inaugurada en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia. La muestra, diseñada por la Agencia Espacial Europea (ESA) y titulada “Space for Europe. La historia espacial de Europa en imágenes”, forma parte de los actos de celebración, en toda Europa, de los 50 años de cooperación de Europa en el espacio.

Al acto de inauguración han asistido, entre otras personalidades, el secretario autonómico de Turismo y Comercio, Daniel Marco, y el director de Comunicación de la ESA, Fernando Doblas. 

La exposición, gratuita, permanecerá al menos seis meses abierta. 

50 años espaciales

Hace ahora 50 años diez países europeos, entre ellos España, creaban las primeras dos organizaciones europeas para la investigación del espacio, ESRO (Organización Europea para la Investigación Espacial, siglas en inglés) y ELDO (Organización Europea para el desarrollo de lanzadores). De la fusión de estas dos organizaciones nacería, una década más tarde, la actual Agencia Espacial Europea (ESA), de la que España es miembro fundador y el quinto país en importancia. 

España participa actualmente en todos los programas de la Agencia. Tanto la comunidad científica como la industria aeroespacial española tienen un papel principal en las misiones de la ESA.

España alberga además uno de los seis centros de la ESA: el Centro Europeo de Astronomía Espacial, ESAC, en Villanueva de la Cañada (Madrid). En ESAC, la sede científica de la ESA, más de 300 científicos, ingenieros y personal técnico altamente cualificado operan una docena de misiones espaciales. Una de ellas es Rosetta, la misión que el pasado noviembre marcó un nuevo hito en la exploración espacial aterrizando en un cometa. 

Para la Ciudad de las Artes y las Ciencias la divulgación de las ciencias del espacio es una línea temática principal, que a menudo desarrolla con ayuda de la ESA. Esta colaboración ha permitido poner en marcha por ejemplo las exposiciones Gravedad cero, con información actualizada sobre las misiones de la ESA; y Comunicando. De las señales de humo a los satélites, que ofrece un recorrido por la historia de las telecomunicaciones. 

Otras iniciativas que evidencian la relación de la Ciudad de las Artes y las Ciencias con la ESA son la proyección de la película “Mil millones de soles”, sobre la misión de la ESA Gaia para elaborar el mapa más detallado de nuestra galaxia; el programa anual de conferencias sobre astronomía; y la Escuela del Espacio estrenada este año con motivo de la Semana Internacional del Espacio.

0 comentarios

mar

16

dic

2014

El agua de la Tierra podría proceder de asteroides, y no de cometas

Fuente: ESA


Los científicos llegaron a esta conclusión tras analizar datos de la sonda Rosetta, que orbita en torno al cometa Churyumov-Gerasimenko.

Es más probable que el agua haya llegado a la Tierra a través de los asteroides que chocaron con el planeta hace 3.900 millones de años, en lugar de cometas como se suponía, informaron el miércoles investigadores europeos.

Los científicos llegaron a esta conclusión tras analizar datos de la sonda Rosetta, que orbita en torno al cometa Churyumov-Gerasimenko, sobre el que se posó el mes pasado el robot Philae de la Agencia Espacial Europea.

«Tenemos que concluir (...) que es más probable que el agua terrestre haya llegado a través de asteroides que de cometas», explicó en una conferencia de prensa Kathrin Altwegg, de la Universidad suiza de Berna y principal autora del estudio publicado el miércoles en la revista estadounidense Science.

Con ayuda de un espectómetro, los investigadores determinaron que la firma atómica de las moléculas de agua del cometa es muy diferente a la del agua que hay en la Tierra.

Los científicos midieron la proporción entre el deuterio, un isótopo de hidrógeno, y el hidrógeno, que forma el agua en contacto con el oxígeno.

«Esta proporción de deuterio respecto al hidrógeno (en las moléculas de agua del cometa Churyumov) es probablemente la más elevada de todos los cuerpos del Sistema Solar» y representa tres veces más que la de la Tierra, destacó la profesora Altwegg.

En cambio, el agua hallada en asteroides tiene una proporción deuterio/hidrógeno mucho más similar a la del agua terrestre.

Los cometas son ricos en agua, pero éste no es el caso de los asteroides. Algunos incluso están totalmente desprovistos de ella.

Sin embargo, según explicó a la AFP Francis Rocard, encargado del programa Rosetta del centro de estudios espaciales estadounidense, hasta ahora se han censado más asteroides (650.000) que cometas (4.000).

«A mi juicio, este resultado de Rosetta no cambia las cosas, pero sí las complejiza un poco más de lo que se pensaba al reforzar la hipótesis de los asteroides» como fuente de agua terrestre.

0 comentarios

dom

14

dic

2014

Los Anillos de bronce de Júpiter

Fuente: NASA


Esta imagen de Cassini nos muestra a Júpiter desde un punto de vista poco habitual. Si pudieses flotar justo debajo del gigante gaseoso y mirases hacia arriba, te sorprendería este espectáculo de anillos rojos, marrones y blancos rodeando al difuso polo sur. Las bandas concéntricas multicolor están interrumpidas en varios sitios por importantes sistemas climáticos como la famosa Gran Mancha Roja, visible cerca de la esquina superior izquierda, por caóticas formaciones nubosas y por puntos pálidos. En muchas de estas zonas más claras hay tormentas con una fuerte actividad eléctrica.

El clima en Júpiter es bastante dramático – el eje de este planeta no está tan inclinado como el de la Tierra, por lo que no presenta cambios estacionales significativos, pero cuenta con una densa atmósfera plagada de caóticos sistemas de nubes y de fuertes tormentas. 

Estas nubes, formadas por densas capas de cristales de amoniaco, están estiradas, deformadas y enmarañadas por la fuerte y turbulenta circulación atmosférica de Júpiter, generando vórtices y tormentas huracanadas con vientos de hasta 360 kilómetros por hora. 

La Gran Mancha Roja es en realidad un anticiclón que lleva varios siglos girando violentamente. En un momento llegó a ser tan grande que podría albergar en su interior a varios planetas del tamaño de la Tierra, pero las últimas imágenes del Telescopio Espacial Hubble muestran que se está encogiendo. Podemos encontrar otras tormentas igual de impresionantes tanto en la fría atmósfera superior de Júpiter como en sus capas más bajas y cálidas, entre las que destacan la Gran Mancha Oscura y el Óvalo Blanco BA, apodado cariñosamente como la Pequeña Mancha Roja. 

El polo sur de Júpiter se encuentra justo en el centro de esta imagen, donde aparece como un turbio círculo grisáceo. Esta zona cuenta con menos nivel de detalle porque Cassini tenía que observarla desde un ángulo mucho más oblicuo, atravesando una mayor distancia a través de la neblina atmosférica. 

Este mapa está compuesto por 18 imágenes en color tomadas por la cámara de campo estrecho de la sonda Cassini de la NASA durante su aproximación de los días 11 y 12 de diciembre del año 2000. El nivel de detalle es impresionante: se pueden distinguir formaciones nubosas de apenas 120 kilómetros de diámetro. Cassini también obtuvo un mapa del polo norte del planeta. En 2016, la sonda Juno de la NASA llegará a Júpiter y continuará estudiando la atmósfera del gigante gaseoso. 

La misión Cassini-Huygens, lanzada en 1997 como un proyecto conjunto de la ESA, la NASA y la agencia espacial italiana ASI, pasó cerca de Venus, la Tierra y Júpiter en camino hacia Saturno para estudiar sus anillos y sus lunas. Las observaciones de esta misión nos están ayudando a comprender mucho mejor el sistema de Saturno. La misión Juice de la ESA pretende hacer algo similar en el sistema de Júpiter. Su lanzamiento está previsto para el año 2022, con lo que llegaría a Júpiter en 2030 para estudiar el planeta y tres de sus lunas – Ganimedes, Calisto y Europa. Se tiene la sospecha de que algunas de ellas podrían albergar océanos líquidos bajo su superficie, pudiendo presentar condiciones favorables para la existencia de vida. 

Recientemente Juice ha recibido luz verde para pasar a la siguiente fase de desarrollo.

0 comentarios

sáb

13

dic

2014

Espectacular exhibición de luces de colores

Fuente: NASA


En esta época del año, hay un montón de reuniones a menudo adornadas con luces festivas. Cuando las galaxias se juntan, existe la posibilidad de crear un show de luces espectaculares, como es el caso de NGC 2207 y IC 2163.

Situada a unos 130 millones de años luz de la Tierra, en la constelación de Canis Major, un par de galaxias espirales ha sido atrapadas en su encuentro. NGC 2207 y IC 2163 han registrado tres explosiones supernovas en los últimos 15 años y han producido una de las colecciones más abundantes conocidas de luces de rayos X súper brillantes. Estos objetos especiales - conocidos como "fuentes ultraluminosas de rayos X" (ULXs) - han sido localizados usando datos del Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA.

Al igual que en nuestra galaxia, la Vía Láctea, NGC 2207 y IC 2163 están rociadas de muchos sistemas de estrellas conocidas como binarias de rayos X, que consisten en una estrella en una órbita apretada alrededor de una estrella de neutrones o un agujero negro de "masa estelar". La fuerte gravedad de la estrella de neutrones o el agujero negro atrae la materia de la estrella compañera. Mientras esta materia cae hacia la estrella de neutrones o el agujero negro, se calienta a millones de grados y genera rayos X.

Los ULX producen rayos X mucho más brillantes que la mayoría de los sistemas binarios de rayos X "normales". La verdadera naturaleza de los ULXs todavía se discute, pero probablemente se trata de un peculiar tipo de binario de rayos X. Los agujeros negros en algunos ULXs pueden ser más pesados que los agujeros negros de masa estelar y se ha planteado la hipótesis de que podrían representar una categoría de agujeros negros de masa intermedia.

Esta imagen compuesta de NGC 2207 y IC 2163 contiene datos del Chandra en color rosa, datos de luz óptica del telescopio espacial Hubble en rojo, verde y azul (apareciendo como azul, blanco, naranja y marrón), y datos infrarrojos del Spitzer en rojo.

0 comentarios

jue

11

dic

2014

Buscando Exo-Tierras a través del polvo estelar

Fuente: NASA


Los cazadores de planetas recibieron buenas noticias recientemente. Un nuevo estudio concluyó que, en promedio, las estrellas similares al Sol no son tan polvorientas. Menos polvo significa mejores posibilidades de tomar fotos claras de planetas como la Tierra.

Estos resultados provienen de la topografía de casi 50 estrellas desde 2008 a 2011 usando el Interferómetro Keck, un antiguo proyecto de ciencias clave de la NASA que combina la potencia de los telescopios gemelos del Observatorio WM Keck en la cima del Mauna Kea, Hawai.

"El polvo es una espada de doble filo cuando se trata de imágenes de planetas distantes", explicó Bertrand Mennesson del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, autor principal de un informe de la revista Astrophysical Journal que será publicado el 8 de diciembre "La presencia de polvo es un indicador de planetas, pero el exceso de polvo puede bloquear nuestra vista". Mennesson ha participado en el proyecto Interferómetro Keck desde su creación hace más de 10 años.

Telescopios espaciales y terrestres ya han capturado imágenes de exoplanetas - planetas que orbitan estrellas más allá de nuestro sol. Estas primeras imágenes, que muestran planetas gigantes en órbitas frías lejos del brillo de sus estrellas, representan un gran salto tecnológico. El resplandor de las estrellas puede eclipsar la luz de los planetas. Así pues, los investigadores han desarrollado complejos instrumentos para bloquear la luz de las estrellas, permitiendo que la información sobre el planeta a brillar se revele a través de su luz.

El próximo reto es tomar imágenes de planetas más pequeños en la zona "habitable" alrededor de estrellas para poder encontrar "exo-Tierras" - planetas similares a la Tierra fuera del sistema solar. Tal meta puede llevar décadas, pero los investigadores ya están en camino de llegar allí, desarrollando nuevos diseños de instrumentos y analizando el polvo levantado alrededor de las estrellas para comprender mejor cómo conseguir retratos planetarios nítidos. Los científicos quieren averiguar que estrellas tienen más polvo, y cómo es el polvo de las zonas habitables de estrellas similares al Sol.

El Interferómetro Keck fue construido para buscar este polvo, y para ayudar en última instancia, en la selección del diseño y el destino de las futuras misiones exo-Tierra de la NASA.

0 comentarios

mar

09

dic

2014

Dawn obtiene su mejor imagen del planeta enano Ceres

Fuente: NASA


La nave espacial Dawn ha enviado una visión de Ceres, el objeto más grande del cinturón principal de asteroides, en una imagen tomada a 1,2 millones de kilómetros del planeta enano. Esta es la mejor foto de Ceres captada por Dawn, a medida que la nave espaciales se dirige a este mundo inexplorado.

"Ahora, por fin, tenemos una nave espacial a punto de desvelar este misterioso y extraño mundo. Pronto se revelarán innumerables secretos que Ceres posee desde el nacimiento del sistema solar", dijo Marc Rayman, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, ingeniero jefe y director de la misión Dawn.

Dawn será capturado a la órbita de Ceres en Marzo, marcando la primera visita a un planeta enano por una nave espacial. Hasta la fecha, las mejores imágeness de Ceres son las obtenidas por del Telescopio Espacial Hubble. Sin embargo, a principios de 2015, Dawn empezará a enviar fotos de más alta resolución.

Desde su lanzamiento en 2007, Dawn ya ha visitado Vesta, un protoplaneta gigante situado a 168 millones de kilómetros de distancia de Ceres. La distancia entre Vesta y Ceres es mayor que la de la Tierra y el Sol. Durante sus 14 meses en órbita alrededor de Vesta, la nave espacial obtuvo datos científicos sin precedentes, incluyendo imágenes de su superficie llena de cráteres y pistas importantes sobre su historia geológica. Vesta y Ceres son los dos cuerpos masivos más importantes en el cinturón principal de asteroides.

La imagen de nueve píxeles de Ceres publicada ahora sirve para una calibración final de la cámara científica, necesaria antes de que Dawn llegue a Ceres. El planeta enano parece tan brillante como Venus lo parece a veces desde la Tierra. Ceres tiene un diámetro medio de unos 950 kilómetros. Dawn comenzará su fase de aproximación a Ceres el 26 de Diciembre.

0 comentarios

mar

09

dic

2014

Orión completa con éxito su primer vuelo de prueba

Fuente: NASA


La NASA dio un paso importante el viernes en su intención de viajar a Marte en un futuro cuando la nave espacial Orion completó su primer viaje al espacio, viajando más lejos que cualquier nave espacial diseñada para llevar astronautas haya estado en más de 40 años.

"El vuelo de prueba del sábado  de Orión es un gran paso para la NASA y una parte muy importante de nuestro trabajo pionero en el espacio profundo en nuestras intenciones de viajar a Marte", dijo el administrador de la NASA Charles Bolden. Los equipos hicieron un gran trabajo poniendo a Orión en camino al entorno real que deberá superar a medida que empujamos los límites de la exploración humana en los próximos años”.

Orión brillaba en el cielo de la mañana a las 7:05 EST, (12:05 GMT) despegando desde el Complejo de Lanzamiento Espacial 37 de la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida a bordo de un cohete pesado Delta IV. El módulo de la tripulación de Orion amerizó aproximadamente 4,5 horas después en el Océano Pacífico, a 600 km al suroeste de San Diego.


Durante el  vuelo de prueba, sin tripulación, Orion viajó dos veces a través del cinturón de Van Allen, donde experimentó altos periodos de radiación, y alcanzó una altitud de 5.793 kilómetros sobre la Tierra. Orion también alcanzó una velocidad de 32.000 kilómetros por hora y resistió temperaturas cercanas a 2.200ºC, cuando reingresó en la atmósfera terrestre.

Orion abrirá el espacio entre la Tierra y Marte para la exploración de los astronautas. Este campo de pruebas será de gran valor para realizar futuras pruebas para misiones tripuladas a Marte. La nave espacial se puso a prueba en el espacio para permitir a los ingenieros recoger los datos críticos para evaluar su rendimiento y mejorar su diseño. El vuelo ha probado el escudo térmico de Orion, la aviónica, el paracaídas, los equipos y eventos clave de separación de la nave espacial, y el funcionamiento de muchos de los sistemas críticos para la seguridad de los astronautas que viajarán a bordo de Orión.

En misiones futuras, Orión se lanzará con el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) de la NASA, el cohete de carga pesada que actualmente se está desarrollando en el Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA en Huntsville, Alabama. Con 70 toneladas métricas (77 toneladas) SLS enviará a Orion a una órbita retrógrada distante alrededor de la Luna durante la Misión de Exploración-1 en la que será la primera prueba de Orion totalmente integrado con el sistema SLS.

"Realmente empujamos a Orion tanto como pudimos para darnos datos reales que podamos utilizar para mejorar el diseño de Orion en el futuro", dijo Mark Geyer, director del Programa de Orión. "En las próximas semanas y meses vamos a echar un vistazo a esa valiosa información y aplicar las lecciones aprendidas para la próxima nave espacial Orion ya en producción, para la primera misión a bordo del cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial SLS."

Un equipo de la NASA, la Marina de los EE.UU. y personal de Lockheed Martin a bordo de una nave anfibia USS Anchorage se encargaron de la recuperación de la cápsula Orión para llevarla a la Base Naval de San Diego en los próximos días. Orion entonces será entregado al Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, donde será procesado. El módulo de la tripulación será reformado para su uso en la misión de Ascenso Abort-2 en 2018, una prueba del sistema de aborto de lanzamiento de Orión.

Lockheed Martin, contratista principal de la NASA para Orion, comenzó a fabricar el módulo de la tripulación Orion en 2011 y lo entregó en julio de 2012 a la NASA, donde se completó el montaje final, la integración y las pruebas. Más de 1.000 empresas en todo el país fabrican o aportaron elementos a Orión.

0 comentarios

sáb

06

dic

2014

La impresora 3-D de la Estación Espacial Internacional crea su primer objeto

Fuente: NASA


La impresora 3-D de la Estación Espacial Internacional ha fabricado su primer objeto en el espacio, allanando el camino para futuras expediciones espaciales de larga duración.

"Esta primera impresión es el paso inicial hacia un sistema de fabricación bajo demanda fuera de la Tierra", dijo Niki Werkheiser, gerente del proyecto de la impresora 3-D sw la ISS en el Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA. "La estación espacial es el único laboratorio en el que podemos probar completamente esta tecnología en el espacio."

El astronauta de la NASA Barry "Butch" Wilmore, Comandante de la Expedición 42 a bordo de la Estación instaló la impresora el 17 de noviembre, y llevó a cabo la primera impresión de prueba de calibración. Basándose en los resultados de la impresión de prueba, el equipo de control de tierra envió comandos para efectuar un ajuste de la impresora para realizar una segunda prueba de calibración el 20 de noviembre. Estas pruebas verificaron que la impresora estaba en condiciones para las operaciones de fabricación. El 24 de noviembre, los controladores de tierra enviaron a la impresora el comando para hacer la primera impresión operativa: la placa frontal de un cabezal de impresión. Esto demostró que la impresora puede hacer piezas de recambio por sí misma.

La impresora 3-D utiliza un proceso formalmente conocido como  fabricación aditiva que calienta a una temperatura relativamente baja el filamento plástico y lo extruye capa a capa para construir la proporción definida en el archivo de diseño enviado a la máquina.

El 25 de noviembre, Wilmore quitó la bandeja de la impresora y la revisó. La adherencia en la bandeja era más fuerte de lo previsto, lo que podría significar que la capa de unión es diferente en microgravedad, una cuestión que el equipo investigará en futuras impresiones. Wilmore instaló una nueva bandeja de impresión, y el equipo de tierra envió un comando para ajustar el alineamiento y la calibración de una tercera prueba de impresión. Cuando Wilmore retire esta prueba de calibración, el equipo de tierra podrá enviar un comando fiable a la impresora para hacer un segundo objeto. El equipo de tierra hace los ajustes precisos antes de cada impresión, y los resultados de esta primera impresión están contribuyendo a una mejor comprensión acerca de los parámetros a utilizar con la impresión 3-D en la estación espacial.

Este primer objeto impreso en 3-D en el espacio, la placa frontal de un cabezal de impresión, está grabado con los nombres de los organismos que colaboran en esta demostración de tecnología estación: NASA y Made in Space, Inc., la empresa que trabajó con la NASA para diseñar, construir y probar la impresora 3-D. Made in Space está ubicada en el campus del Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California.

0 comentarios

jue

04

dic

2014

Se autoriza la construcción del E-ELT

Fuente: ESO


En una reunión sostenida recientemente, el Consejo de ESO, su principal Junta Directiva, aprobó [1] la construcción del European Extremely Large Telescope (E-ELT) en dos fases. Se autorizó el gasto de cerca de un billón de euros para la primera fase, que incluye los costos de construcción de un telescopio plenamente operativo, unido a un conjunto de poderosos instrumentos, con el objetivo de lograr su “primera luz” en un plazo de diez años. El E-ELT permitirá enormes avances científicos en los campos de los exoplanetas, la composición estelar de galaxias cercanas y el Universo profundo. El mayor contrato jamás suscrito por ESO, que abarcará la cúpula del telescopio y su estructura principal, se adjudicará el próximo año.

El E-ELT será un telescopio óptico infrarrojo con una apertura de 39 metros, situado en Cerro Armazones, en el Desierto de Atacama, Chile, a 20 kilómetros del Very Large Telescope de ESO en Cerro Paranal.  Será el “ojo más grande del mundo para mirar el cielo”. 

“La decisión adoptada por el Consejo significa que podemos comenzar la construcción del telescopio y que disponemos de los fondos necesarios para realizar las principales obras de edificación industrial del E-ELT y proceder de acuerdo a lo planificado. Ya se han logrado importantes progresos en la cumbre de Armazones en Chile, y los siguientes años serán muy estimulantes”, declaró el Director General de ESO, Tim de Zeeuw.

La construcción del E-ELT había sido aprobada por el Consejo de ESO en Junio de 2012, bajo la condición que los contratos que superaran los 2 millones de euros fueran adjudicados solamente una vez que el costo total del telescopio (estimado en el año 2012 en 1083 millones de euros) estuviera financiado en un 90%. Se concedió una excepción para las obras civiles en el sitio, que comenzaron en Junio de 2014 con la ceremonia de tronadura de la montaña y que han seguido avanzando.

Por ahora, el 10% de los costos totales del Proyecto han sido transferidos a la segunda fase. Con el acceso de Polonia a ESO, los actuales compromisos de financiamiento para el E-ELT han alcanzado más del 90% del costo total de la primera fase, que pondrá al E-ELT en condiciones plenamente operativas. Se espera que en los próximos años se podrá contar con compromisos  adicionales por parte de Brasil, el próximo Estado Miembro.Para evitar retrasos en el Proyecto, el Consejo de ESO ha decidido proceder con la construcción de la primera fase del telescopio de 39 metros. Las obras financiadas incluyen el mayor contrato en la historia de ESO, para la cúpula del telescopio y la estructura principal, que serán adjudicados a fines del 2015 y culminarán en la construcción de un telescopio E-ELT plenamente operativo.

Los componentes del telescopio que aún no cuentan con financiamiento incluyen partes del sistema de óptica adaptativa, trabajo instrumental, los cinco anillos de segmentos más internos del espejo principal (compuesto por 210 segmentos) y un conjunto adicional de segmentos del espejo primario requeridos para una operación más eficiente del telescopio en el futuro. La construcción de estos componentes, cuya postergación no reducirá los extraordinarios logros científicos que el telescopio podrá obtener al finalizar la primera fase, serán aprobados a medida que se disponga de financiamiento adicional, incluyendo el que proporcionará Brasil, el próximo Estado Miembro.Para información adicional, le rogamos consultar el enlace FAQ y el artículo de la revista The Messenger, con mayores detalles.

“El financiamiento que ya está comprometido permitirá la construcción de un E-ELT plenamente operativo, que será el más poderoso proyecto de telescopios extremadamente grandes actualmente en planificación, con un área de recolección de luz e instrumentación superiores. Permitirá la caracterización inicial de exoplanetas con masa similar a la Tierra, el estudio de poblaciones estelares en galaxias cercanas, como también observaciones ultra-sensibles del Universo profundo”, concluyó Tim de Zeeuw.

Notas

[1] La decisión requería diez votos afirmativos. Tres de los catorce votos fueron ad referéndum, vale decir, deben considerarse como afirmativos provisoriamente y sujetos a confirmación por las autoridades de estos tres Estados Miembros, con anterioridad a la próxima reunión del Consejo. Una vez que se confirme, esto significaría que la decisión del Consejo sería unánime.

0 comentarios

mié

03

dic

2014

Orión se prepara para su primer viaje al espacio

Fuente: NASA


El jueves 4 de Diciembre a las 12:05 GMT despegará desde Cabo Cañaveral, en Florida, un cohete Delta IV, el cual será el encargado de poner en órbita a la cápsula Orión, en el que será el primer vuelo de prueba de la cápsula espacial. Además, será la primera misión desde el Apolo en llevar una nave espacial construida para humanos al espacio profundo, la primera vez que las naves espaciales de nueva generación de la NASA sean probadas para hacer frente a los retos del espacio, y la primera prueba para el escudo térmico protector de la cápsula, que tendrá que soportar temperaturas de hasta 2.200ºC.

Una vez lanzado, Orión será enviado a 5.800 kilómetros de altitud más allá de la superficie de la Tierra. Durante las dos órbitas previstas, una misión de cuatro horas, los ingenieros evaluarán los sistemas críticos para la seguridad de la tripulación, el sistema de interrupción de lanzamiento, el escudo de calor y el sistema de paracaídas. Los datos recogidos durante la misión influirán en las decisiones de diseño y validación de los modelos informáticos existentes. El vuelo también reducirá los riesgos y los costos de la misión en general para futuros vuelos de Orión.

La cápsula volverá a entrar en la atmósfera terrestre a velocidades cercanas a 30.000 kilómetros por hora, generando temperaturas de hasta 2.200 ºC, antes de amerizar en el Océano Pacífico.

La cápsula Orión, construida por la compañía Lockheed Martin, está diseñada para llevar a los seres humanos más lejos que nunca. La nave espacial será el vehículo de exploración que llevará a los astronautas al espacio y proporcionará un seguro regreso de las misiones en el espacio.

"Orion es la nave de exploración de la NASA, y está vinculada con el sistema de lanzamiento espacial, o SLS, cohete que nos permitirá explorar el sistema solar", dijo Mark Geyer, director del programa de Orión, con base en el Centro Espacial Johnson en Houston.

La NASA está desarrollando las capacidades necesarias para enviar humanos a un asteroide en 2025 y a Marte en la década de 2030. Este vuelo de prueba de Orión servirá para poder seguir desarrollando la tecnología necesaria para estos grandes retos.

Marte es un destino rico para el descubrimiento científico y la exploración robótica y humana a medida que ampliamos nuestra presencia en el sistema solar. Su formación y evolución son comparables a la Tierra, lo que ayuda a aprender más sobre la historia y el futuro de nuestro propio planeta. Marte tenía condiciones adecuadas para la vida en su pasado. La exploración futura podría descubrir pruebas de vida, respondiendo a uno de los misterios fundamentales del cosmos: ¿Existe vida más allá de la Tierra?

Mientras los exploradores robóticos han estudiado Marte durante más de 40 años, el camino de la NASA para la exploración humana de Marte comienza en la baja órbita terrestre a bordo de la Estación Espacial Internacional. Los astronautas en el laboratorio orbital están ayudando a probar muchas de las tecnologías y sistemas de comunicación necesarios para las misiones humanas al espacio profundo, incluyendo Marte. La estación espacial también avanza nuestra comprensión de cómo el cuerpo cambia en el espacio y la forma de proteger la salud de los astronautas.

Nuestro próximo paso es el espacio profundo, donde la NASA enviará una misión robótica para capturar y redirigir un asteroide en órbita alrededor de la luna. Los astronautas a bordo de la nave espacial Orion explorarán el asteroide en la década de 2020, y regresarán a la Tierra con muestras. Esta experiencia en vuelos espaciales tripulados más allá de la baja órbita de la Tierra ayudará a la NASA a probar nuevos sistemas y capacidades, como el sistema de Propulsión Eléctrica, el cual será necesario para enviar carga como parte de las misiones humanas a Marte.

Pero para poder alcanzar estos grandes retos, quedan por delante unos años de trabajo en los cuales serán decisivos los datos que se recogerán durante el primer vuelo de prueba de Orión, el cual mostrará el camino a seguir para poder avanzar en futuros vuelos de prueba.

0 comentarios

mar

02

dic

2014

Realizan sexta edición de la noche de las estrellas en México

Fuente: El Informador


Este sábado se realizó la sexta edición de la Noche de las Estrellas 2014 'El Universo, según el cristal con que se mira', en sus diferentes sedes en México y el extranjero.

El evento se llevó a cabo en un total de 58 sedes distribuidas en todo el país; en el Bosque de Tláhuac miles de familias se dieron cita para disfrutar el evento de observación astronómica y diferentes actividades como talleres científicos y conferencias.

En esta demarcación, la organización del evento estuvo a cargo de la dirección del bosque de Tláhuac, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Academia Mexicana de Ciencias, que permitieron a los asistentes de la delegación y de delegaciones cercanas, observar con telescopio las estrellas y los planetas.

En un comunicado, la Academia Mexicana de las Ciencias refirió que este evento ofreció charlas como 'Los Cristales y la historia del Universo' y 'Un Estudio en la oscuridad', así como talleres de las fases de la luna, globos de cantoya, burbujas, cámara estenopeica, polímeros, caja negra, fractales, catalejo, caleidociclos, entre otros.

Se pudieron apreciar demostraciones de luminiscencia, cristalografía, el cohete de Newton y observación con telescopios a cargo del Club de Aficionados de Astronomía del Bosque de Tláhuac, y dos obras de teatro: 'Un viaje por el Universo' y 'Desesperimentos'.

El director del Bosque de Tláhuac, Miguel Ángel López Ensuástiga, agradeció a la jefatura delegacional, a los voluntarios, trabajadores del Bosque e instituciones interesadas por su apoyo para impulsar y promover la cultura científica a través de este tipo de actividades.

Por su parte, el director de Divulgación y Fomento a la Cultura Científica y Tecnológica de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECITI), Arturo Barba Navarrete, destacó la asistencia de los niños en este tipo de eventos relacionados con la ciencia.

Asimismo en las 'Islas' de Ciudad Universitaria, se ofrecieron más de 50 talleres, un centenar de conferencias, se colocaron 200 telescopios y 50 carpas temáticas, y siete grupos musicales en escenario que amenizaron la velada.

Los asistentes tuvieron acceso a una conferencia impartida por Bryan Day, de la NASA, 'Living in a crowded universe', sobre sus investigaciones y anécdotas acerca de los asteroides dando información interesante para los jóvenes aficionados en esta materia.

"Se están descubriendo por semana aproximadamente 20 asteroides cercanos a la Tierra y se estima que existen un millón y sólo conocemos 1 por ciento de ellos".

Reconoció que la Noche de las Estrellas, había sido una de las experiencias más enriquecedoras en su trayectoria, "este ha sido uno de los eventos públicos más impresionantes, estoy ansioso por volver a la NASA y platicar a todos el más grande programa público que he visto".

Al evento también se sumó por segunda ocasión Colombia, en cuya capital, Bogotá, se instalarán cinco subsedes, y en Pereira, una más, así como La República Popular de China quien participó por primera ocasión con el apoyo del Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM, donde registró una asistencia en el Planetario de Beijing de hasta siete mil 500 personas.

0 comentarios

lun

01

dic

2014

Bases permanentes fuera de la Tierra

Fuente: NCYT

http://www.nasa.gov/content/living-off-the-land-in-the-final-frontier/


Enviar de forma segura a exploradores humanos a Marte y traerlos de vuelta será todo un reto. Aún no sabemos qué descubrimientos harán los astronautas en el suelo marciano que revelen nueva información sobre este fascinante mundo y sobre nuestro sistema solar, pero una cosa es segura: Marte contiene recursos esenciales que pueden sostener la presencia humana allí. Recoger esos recursos será decisivo para establecer bases permanentes en el Planeta Rojo.

 

Con miras a ese aprovechamiento de los recursos de Marte y de otros escenarios de bases permanentes futuras fuera de la Tierra, como por ejemplo la Luna, la NASA está invirtiendo en tecnologías ISRU (por las siglas en inglés de In-Situ Resource Utilization, o Utilización de Recursos In Situ), es decir, la habilidad de encontrar y usar recursos naturales más allá de la Tierra. Esto incluye extraer, refinar y almacenar consumibles como aire respirable o agua potable, y hasta utilizarlos para cultivar comida. Con las ISRU, los futuros astronautas podrían incluso elaborar combustible de cohetes y obtener las materias primas con las que fabricar piezas mediante impresión 3D, así como edificar estructuras hechas a base de minerales obtenidos de manera local.

 

Con los sistemas de propulsión actuales, los humanos que viajen a Marte necesitarán más de seis meses para llegar allí. Debido a la órbita de los planetas alrededor del Sol, los astronautas tendrán que dejar Marte transcurridos 30 días o permanecer en el planeta durante más de 500, hasta la siguiente ventana de lanzamiento. La habilidad de obtener recursos marcianos podría reducir mucho el coste de ambos tipos de misión. La NASA realizará pronto experimentos de tecnologías ISRU que podrían ayudar a superar este reto.

En agosto, la NASA anunció un conjunto de instrumentos que viajará a Marte en la misión que la agencia planea para 2020. Uno de estos instrumentos, el Mars Oxygen ISRU Experiment (MOXIE), sobre el cual ya escribimos un artículo  convertirá dióxido de carbono recogido de la atmósfera marciana en oxígeno. El sistema MOXIE, una vez demostrado en Marte, podría ser reproducido a mayor escala para misiones humanas futuras, como una forma de recargar su sistema de soporte vital. Se podría incluso utilizar una parte del oxígeno para alimentar a un vehículo de ascenso, que abandonaría la superficie marciana e iniciaría el viaje a casa. La capacidad de producir oxígeno sobre Marte permitiría reducir la cantidad de carga que será necesario enviar allí con antelación a las misiones tripuladas, o la que se enviará en las naves tripuladas, lo que podría también reducir de forma notable los costes de tales misiones.

 

El aprovechamiento de los recursos naturales en los astros visitados no se limita a Marte, sin embargo. La futura misión de la sonda espacial Resource Prospector, de la NASA, incluye un aterrizaje en el polo sur de la Luna y la liberación de un todoterreno robótico que portará una batería de instrumentos para encontrar, caracterizar y mapear hielo y otras sustancias en áreas sumidas en la sombra de forma casi permanente. El concepto incluye múltiples instrumentos científicos que ayudarán a identificar sustancias volátiles en el suelo lunar, tales como hidrógeno y hielo de agua. Un horno a bordo separará los recursos naturales de las muestras extraídas del suelo. En el futuro, el agua y el oxígeno extraídos del suelo lunar a través de métodos probados por esta plataforma experimental, conocida como RESOLVE, podrían ser empleados para el soporte vital. Dos sondas recientes de la NASA alrededor de la Luna encontraron que sus cráteres son asimismo ricos en metano e hidrógeno, unos gases útiles como combustible. La plataforma RESOLVE también identificará minerales importantes, como el hierro, que podrían convertirse en recursos lunares cruciales para obras de construcción en nuestro satélite natural.

0 comentarios

dom

30

nov

2014

ADN pegado a un cohete sobrevive a un vuelo espacial

Fuente: Sinc. Amazings.


Los plásmidos son moléculas de ADN extracromosómico que confieren ventajas a las células que los llevan, como resistencia a determinados antibióticos o producción de marcadores fluorescentes. Investigadores de la Universidad de Zurich (Suiza), junto a colegas alemanes, han usado plásmidos con esas dos propiedades para confirmar que el ADN puede sobrevivir a vuelos suborbitales, aquellos que superan el límite de los 100 km de la atmósfera terrestre.

 

El experimento consistió  en colocar directamente esos plásmidos en diversos puntos de la superficie y algunos tornillos del cohete Texus-49, lanzado en marzo de 2011 desde un centro espacial en Kiruna, al norte de Suecia. La nave voló durante 780 segundos con una trayectoria balística, alcanzando una altitud máxima de 268 km.

 

A su regreso a la superficie terrestre, los investigadores pudieron recuperar ADN en todos los sitios del cohete donde lo habían puesto, consiguiendo un máximo del 53% en las ranuras de las cabezas de los tornillos.

 

Los resultados, que se publican esta semana en la revista de acceso abierto PLOS ONE, revelan que estas biomoléculas soportaron los 1.000 ºC que tenían los gases durante el lanzamiento, además de la hipervelocidad, los cambios bruscos de temperatura y otras duras condiciones del viaje.

 

Y lo que es más importante, hasta el 35% del ADN recuperado mantenía su función biológica, es decir, su capacidad para conferir resistencia a los antibióticos en el caso de las bacterias o, en otras células, dirigir la expresión de un marcador fluorescente.

 

"Originalmente diseñamos este experimento como un demostrador tecnológico para probar la estabilidad de biomarcadores de plásmidos de ADN durante un vuelo espacial con reentrada, pero nunca esperábamos recuperar tanto ADN activo, funcional e intacto", destacan la doctora Cora Thiel y el profesor Oliver Ullrich, que han liderado la investigación.

 

Según los autores, estudios como el planteado permitirán analizar los efectos de las condiciones ambientales sobre el ADN durante viajes de ida y vuelta a través de la atmósfera, además de sugerir que cohetes como el empleado se pueden usar para simular la llegada de supuestos meteoritos cargados con material biológico a nuestro planeta.

 

Aunque los resultados también hacen pensar en el caso contrario, el viaje del ADN terrestre hacia el espacio plantea una cuestión inquietante: "Nuestros hallazgos nos dejaron un poco preocupados por la probabilidad de contaminación de las naves espaciales, rovers, landers y lugares de aterrizaje en otros planetas con el ADN de la Tierra”, advierten los científicos. (Fuente: SINC)

0 comentarios

sáb

29

nov

2014

Japón aplaza el lanzamiento de la sonda espacial Hayabusa 2

Fuente: Mtig. EFE.


La Agencia Aeroespacial nipona (JAXA) anunció hoy el aplazamiento del lanzamiento previsto para el domingo de la sonda espacial Hayabusa 2 por las malas condiciones climatológicas.

La segunda sonda del programa Hayabusa, el primero que logró traer de vuelta a la tierra muestras de un asteroide, se realizará el lunes o el martes, dependiendo del tiempo, desde el centro espacial de la isla de Tanegashima (suroeste) a bordo de un cohete H-IIA.

Hayabusa 2, que tardará unos 3 años y medio en alcanzar su objetivo, pretende recolectar esta vez piedras y arena del asteroide 1999JU3, que se cree que podría albergar agua y sustancias orgánicas.

Si la misión tiene éxito, la sonda traerá de vuelta muestras en una cápsula en diciembre de 2020, tras un año y medio de investigación en torno al asteroide.

Según han destacado especialistas en la materia, los residuos que traiga la nave podría brindar pistas sobre el historial químico del fragmento y ofrecer así nuevas claves sobre el origen de la vida en la Tierra.

El 1999JU3, descubierto en 1999 por el programa de investigación estadounidense LINEAR, forma parte de los llamados asteroides Apolo, uno de los tres grupos que se hallan más cercanos a la Tierra.

0 comentarios

dom

06

nov

2011

Observaciones de estallidos de rayos gamma

Fuente: ESO

 

Un equipo internacional de astrónomos ha utilizado la breve pero brillante luz de un estallido de rayos gamma como laboratorio para estudiar la composición de galaxias muy distantes. Sorprendentemente, las nuevas observaciones, hechas con el Very Large Telescope (VLT) de ESO, han descubierto dos galaxias en el Universo joven que son más ricas en elementos pesados que nuestro Sol. Las dos galaxias pueden estar en proceso de fusión. Este tipo de acontecimientos en el Universo temprano conlleva la formación de numerosas estrellas nuevas y puede ser el detonante de los estallidos de rayos gamma.

Los estallidos de rayos gamma son las explosiones más brillantes que tienen lugar en el Universo [1]. Primero, son descubiertos por observatorios en órbita que detectan el pequeño estallido inicial de rayos gamma. Una vez localizados, son estudiados de inmediato utilizando grandes telescopios basados en tierra que pueden detectar la luminiscencia visible e infrarroja que emiten los estallidos de rayos gamma en las horas y días sucesivos. Este estallido en concreto, denominado GRB 090323 [2], fue descubierto por el Telescopio Espacial Fermi de Rayos Gamma de la NASA. Muy poco tiempo después, fue captado por el detector de rayos X del satélite Swift de la NASA y por el sistema GROND del telescopio de 2,2 metros MPG/ESO en Chile (eso1049); posteriormente fue estudiado en profundidad utilizando el Very Large Telescope (VLT) de ESO, justo un día después de su explosión.

Las observaciones del VLT muestran que la luz brillante procedente de los estallidos de rayos gamma ha pasado a través de su propia galaxia anfitriona y a través de otras galaxias cercanas. Estas galaxias se observan como si estuviesen a 12 mil millones de años [3]. Es muy poco común captar galaxias tan distantes a la luz de un estallido de rayos gamma.

Cuando estudiamos la luz de estos estallidos de rayos gamma no sabíamos lo que íbamos a encontrar. Fue una sorpresa que el gas frío de esas dos galaxias del Universo temprano mostrara una composición química tan inesperada,” explica Sandra Savaglio (Instituto Max-Planck para el estudio de la Física Extraterrestre, Garching, Alemania), autora principal del artículo que describe los nuevos resultados. “Estas galaxias tienen más elementos pesados que ninguna otra galaxia observada en el Universo temprano. No esperábamos que el Universo fuese tan maduro, tan evolucionado químicamente en un momento tan inicial de su existencia.

Al pasar la luz del estallido de rayos gamma a través de las galaxias, el gas que estas contenían ejerció de filtro, absorbiendo parte de la luz del estallido de rayos gamma en determinadas longitudes de onda. Sin el estallido de rayos gamma estas galaxias débiles habrían permanecido invisibles. Analizando cuidadosamente las huellas dactilares de diferentes elementos químicos, los investigadores pudieron resolver la composición del gas frío contenido en esas galaxias muy distantes, averiguando en particular cuán ricas eran en elementos pesados.

Se supone que las galaxias del Universo joven deberían contener menos cantidad de elementos pesados que las galaxias actuales, como la Vía Láctea. Los elementos pesados se producen durante la vida y muerte de sucesivas generaciones de estrellas, enriqueciendo progresivamente el gas de las galaxias [4]. Los astrónomos pueden usar el enriquecimiento químico de las galaxias para determinar su edad. Pero las nuevas observaciones han revelado, sorprendentemente, que algunas galaxias ya eran ricas en elementos pesados menos de dos mil millones de años tras el Big Bang, algo impensable hasta hace poco.

El nuevo par de galaxias jóvenes descubierto debe estar formando nuevas estrellas a una velocidad tremenda, enriqueciendo el gas frío de una forma rápida e intensa. Dado que ambas galaxias se encuentran muy cerca una de la otra, pueden estar en proceso de fusión, lo que provocaría a su vez la formación de nuevas estrellas tras el choque de las nubes de gas. Estos nuevos resultados también apoyan la idea de que los estallidos de rayos gamma pueden estar asociados a una activa formación de estrellas masivas.

Esta activa y energética formación de estrellas en este tipo de galaxias debería haberse frenado en una fase temprana de la historia del Universo. Doce mil millones de años después, en el tiempo presente, los restos de estas galaxias deberían contener un gran número de remanentes estelares como agujeros negros y enanas marrones frías, formando una población típica de “galaxias muertas” difícil de detectar, sombras débiles de lo que debieron ser en su brillante juventud. Encontrar este tipo de cadáveres en nuestros días sería todo un reto.

Fuimos muy afortunados al poder observar GRB 090323 cuando aún brillaba lo suficiente, obteniendo una información espectacularmente detallada con el VLT. Los estallidos de rayos gamma brillan durante un corto espacio de tiempo y es muy difícil obtener datos de calidad. Esperamos observar de nuevo estas galaxias en el futuro; cuando contemos con instrumentos más avanzados serán un objetivo perfecto para el E-ELT,” concluye Savaglio.

 

Notas:

 

[1] Los estallidos de rayos gamma que duran más de dos segundos se denominan estallidos largos, y aquellos que tienen una duración menor se conocen como estallidos cortos. Los estallidos largos, incluyendo el de esta investigación, se asocian con explosiones de estrellas masivas jóvenes en forma de supernova en galaxias con formación estelar. Los estallidos cortos no se conocen en profundidad, pero se cree que se originan por la fusión de dos objetos compactos, tales como estrellas de neutrones.

[2] El nombre hace referencia a la fecha en la que el estallido fue descubierto, en este caso fue localizado el 23 de marzo de 2009.

[3] Las galaxias fueron observadas con un desplazamiento al rojo de 3,57, lo que significa que se ven como si estuvieran a 1.800 millones de años del Big Bang.

[4] El material producido por el Big Bang, hace 13.700 millones de años, estaba compuesto casi en su totalidad por hidrógeno y helio. Elementos más pesados, como el oxígeno, el nitrógeno y el carbono, se produjeron más tarde por reacciones termonucleares en el interior de estrellas, alimentando las reservas de gas de las galaxias tras su muerte. Por tanto, se espera que la cantidad de elementos más pesados en la mayor parte de las galaxias crezca gradualmente a medida que el Universo envejezca.

Escribir comentario

Comentarios: 0

  • loading