WEB HEMISFERIO NORTE.

ESPAÑA.

Efemérides astronómicas del mes

Venta de libros desde 1 euro. Gran ocasión.Pincha sobre la imagen.

Disfruta en esta columna de las últimas noticias

Esta página web fue creada en octubre del año 2010.

El moderador de la misma no se responsabiliza ni comparte necesariamente los contenidos y opiniones vertidas en los artículos publicados.

Los artículos, fotografias y trabajos nombraran siempre al creador, la fuente o el enlace original, respetando así los derechos de autor.

 

El número de visitas refleja cuantos usuarios han accedido a nuestro portal. Está basado en la dirección IP por lo que usuarios que compartan IP serán considerados como uno. Al menos ha de pasar una hora entre peticiones de un mismo usuario para que se considere una visita nueva.

ULTIMAS NOTICIAS

 LAISLADELAASTRONOMIA. ULTIMAS NOTICIAS.

PINCHA EN LA NOTICIA Y PODRAS LEERLA EN EL CENTRO

DE LA PANTALLA.

lun

29

sep

2014

Impacto lunar detectado por MIDAS ve la luz

Fuente: Fundación AstroHita


La NASA publica las imágenes del nuevo cráter producido por el gran impacto detectado por el proyecto MIDAS

 

El 11 de septiembre de 2013 dos de los telescopios del Proyecto MIDAS (Moon Impacts Detection and Analysis System - Sistema de Detección y Análisis de Impactos Lunares), desarrollado por la Universidad de Huelva y el Instituto de Astrofísica de Andalucía en colaboración con la Fundación AstroHita, detectaban la colisión de una roca de unos 400 kilogramos contra la superficie de la Luna. Este es el mayor impacto que se ha observado hasta la fecha en la Luna, y fue registrado por el Profesor José María Madiedo (Universidad de Huelva). La noticia, publicada en febrero de este año, dio la vuelta al mundo y la NASA se puso en contacto con los investigadores anunciándoles que la sonda LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter), que se encuentra en órbita alrededor de la Luna, sería utilizada para localizar y fotografiar el cráter producido por esta colisión.

 

Casi un año después de que tuviera lugar esta colisión, la NASA ha hecho públicas las imágenes del nuevo cráter que se produjo durante el impacto. Para ello han comparado fotografías tomadas por la sonda LRO antes y después de que la roca, que procedía de un cometa o de un asteroide, chocase a unos 61.000 km por hora contra la superficie lunar. Las imágenes han revelado que el nuevo cráter tiene un diámetro de 34 metros, y que los escombros que salieron despedidos durante el choque fueron lanzados a más de 500 metros en todas direcciones.

 

El estudio de las características de este nuevo cráter permitirá ahora a los investigadores analizar la validez de los modelos utilizados para predecir la frecuencia con la que estas rocas pueden impactar contra nuestro planeta. De hecho, el equipo liderado por José María Madiedo (Universidad de Huelva) y José Luis Ortiz (Instituto de Astrofísica de Andalucía) ya indicó, a raíz de este gran impacto contra la Luna, que la probabilidad de un impacto contra la Tierra era unas 10 veces superior a lo que pensaba la mayoría de la comunidad científica. Estudios posteriores realizados por otros investigadores respaldan esta afirmación.

 

El proyecto MIDAS cuenta en la actualidad con 4 telescopios ubicados en Sevilla, mientras que el de mayor tamaño está ubicado en el Complejo Astronómico de La Hita (Toledo). Recientemente la Fundación AstroHita ha llevado a cabo diversas mejoras técnicas en este telescopio que han supuesto un aumento de la precisión que es capaz de alcanzar el sistema MIDAS.

 

 

Enlace a la web de la misión LRO en la que aparecen las fotografías del cráter:

http://lroc.sese.asu.edu/posts/810 

 

Enlace a los vídeos que muestran imágenes reales del impacto:

http://youtu.be/CpZc0Wk_7Kw 

 

 http://youtu.be/zCFDkj2JtyA 




0 comentarios

lun

29

sep

2014

M 4: el cúmulo cercano

Luis Alonso.


En los cielos de verano la Constelación de Scorpius, luce majestuosa sobre el horizonte sur. Antares, a unos 600 años luz nos muestra su tono rojizo de supergigante roja de mil millones de kilómetros de ancho y nueve mil veces más luminosa que el Sol. Levemente debajo y a la derecha de Antares, a tan solo 1º, se encuentra el cúmulo globular M4. Con tan solo 10 cm de abertura, el cúmulo se nos presenta como una mancha moteada. Con abertura de 15 cm, empezamos a distinguir estrellas que van desde la magnitud 11 a la 20. Su estructura globular, de componentes rojizas y viejas nos sorprende por una aparente "barra" que lo cruza de norte a sur. Adivinemos sus patas de araña con abertura de 20 cm y ese aspecto en donde se le observa envuelto en una nebulosidad. Pero aparte de todo esto, M4 es uno de los cúmulos que mejor se puede observar con telescopios de pequeño tamaño o unos simples prismáticos. 

Por todo ello, no dejemos de observar este cercano cúmulo que va de la mano de una de las estrellas más vistosas, Antares, el ojo del Escorpión; o como dirían los romanos, Cor Scorpionis, el corazón del Escorpión. 

0 comentarios

lun

29

sep

2014

Quieren a Plutón como planeta

Fuente: Informador Mx


En un debate que traspasó el mundo científico y se convirtió en tema de conversación en los cafés, Plutón fue rebajado en 2006 a la categoria de “planeta enano”.

En ese entonces, los defensores del “patito feo” del Sistema Solar no se rindieron e incluso desfilaron en manifestaciones, pidieron a los científicos que volvieran a admitir a Plutón en el club de los grandes, clamando una y otra vez: “el tamaño no importa”.

Ocho años después Plutón vuelve por sus fueros. Cuando queda menos de un año para que se celebre en Honolulu Hawai, la Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional (IAU, por sus siglas en inglés), el Centro Harvard-Smithsonian volvió a abrir el debate.

Para ello, invitó a tres expertos con opiniones diferentes.

¿Cómo pudo la Unión Astronómica Internacional decir que Plutón era un planeta enano y luego negarle la posición de planeta? ¿Qué era entonces, sólo un enano? El historiador científico Owen Gingerich, considera que la IAU hizo un “abuso del lenguaje” al tratar de definir la palabra planeta y que, por eso, no debía haber expulsado a Plutón.

El punto de vista contrario lo defendió el director asociado del Centro de Planetas Menores, Gareth Williams, quien apoyó la expulsión de Plutón y definió los planetas como “cuerpos esféricos que orbitan alrededor del sol y que han limpiado su camino”, es decir, que han despejado su órbita de otros astros.

Por su parte, el director de la Iniciativa Orígenes de la Vida de Harvard, Dimitar Sasselov, estableció que un planeta es “la masa más pequeña esférica de la materia que se forma alrededor de las estrellas o restos estelares”, lo que, a su juicio, devuelve a Plutón al club planetario.

Al final de las ponencias, una audiencia de todas las edades recordó sus viejos libros de texto y votó con cartulinas amarillas a favor del regreso del antiguo noveno planeta.

En realidad, desde su descubrimiento en 1930 por el estadounidense Clyde Tombaugh, Plutón ha sido objeto de disputas, sobre todo debido a su tamaño, mucho menor que el de la Tierra, e incluso que el de la Luna.

La reivindicación esta hecha y la polémica podría volver a despertar durante la Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional en 2015, el mismo año en el que se prevé que llegué a Plutón la sonda “Nuevos Horizontes”, enviada por la NASA en 2006.

EL DATO
Descalificación


En 2006 más de dos mil 500 expertos de 75 países se reunieron en Praga, República Checa, y establecieron una nueva definición universal de lo que se consideraría un planeta. Esta definición distinguió entre ocho planetas “clásicos” que giraban en órbitas alrededor del Sol y dejaba fuera a cuerpos “enanos”, como Plutón, que quedó al mismo nivel que los más de 50 cuerpos redondos que giran en torno al Sol en el cinturón de Kuiper.

La polémica sobre si Plutón es un planeta podría volver a despertar durante la Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional en 2015.

0 comentarios

jue

25

sep

2014

Matemáticamente no hay agujeros negros

Fuente: Europa Press


Mediante la fusión de dos teorías aparentemente contradictorias, la investigadora Laura Mersini-Houghton ha demostrado matemáticamente que los agujeros negros no pueden llegar a existir.

   El trabajo no sólo obliga a los científicos a reimaginar el tejido del espacio-tiempo, sino también a repensar los orígenes del Universo.

   "Todavía estoy en shock", ha reconocido Mersini-Houghton, del Colegio de las Artes y las Ciencias de la UNC-Chapel Hill. "Hemos estado estudiando este problema durante más de 50 años y esta solución nos da mucho que pensar", ha señalado en un comunicado de esta universidad.

Durante décadas, se ha creído que los agujeros negros se forman cuando una estrella masiva colapsa bajo su propia gravedad en un único punto en el espacio. A su alrededor se forma una membrana invisible, conocida como el 'horizonte de sucesos'. Cualquier el objeto que la sobrepase es engullido y no podrá dar marcha atrás en su camino. Es el punto en el que la atracción gravitacional de un agujero negro es tan fuerte que nada puede escapar de él.

   La existencia de los agujeros negros es tan extraña que se enfrenta a dos teorías fundamentales del Universo que se contradicen. Una, la teoría de la gravedad de Einstein, predice la formación de agujeros negros, pero la otra, una ley fundamental de la teoría cuántica, afirma que ninguna información del Universo puede desaparecer jamás. Los esfuerzos para combinar estas dos teorías llevan a un disparate matemático que llegó a ser conocido como la 'paradoja de la pérdida de información'.

En 1974, Stephen Hawking utiliza la mecánica cuántica para demostrar que los agujeros negros emiten radiación. Desde entonces, los científicos han detectado las huellas dactilares en el cosmos que la muestran y se ha realizado la identificación de los agujeros negros que existen en el cosmos.

   Sin embargo, Mersini-Houghton ha descrito en su trabajo un escenario completamente nuevo. Está de acuerdo con Hawking en que cuando una estrella colapsa bajo su propia gravedad se produce radiación. Pero en su trabajo muestra que, por el desprendimiento de esta radiación, la estrella también arroja masa. Tanto es así que a medida que se contrae ya no tiene la densidad para convertirse en un agujero negro.

   Antes de que se pueda formar un agujero negro, la estrella moribunda se hincha por última vez y luego explota. De este modo, el agujero negro nunca se forma y tampoco su 'horizonte de sucesos'. El mensaje principal de su trabajo es claro: no hay nada que exista similar a un agujero negro.

   El documento fue presentado recientemente a 'arXiv.org', pero el pasado mes de junio esta científica ya publicó en la revista 'Physics Letters B ' un estudio aproximado a este trabajo.


0 comentarios

mié

24

sep

2014

El Invierno en la Cuenca Argyre en Marte

Fuente: NASA


A lo largo de miles de millones de años, es las mesetas del sur de Marte se han acumulado las huellas de numerosos impactos, a menudo tan juntas que se superponen. Una de esas huellas es el cráter de Hooke. La foto fue tomada por la sonda de la ESA Mars Express durante el invierno en el Hemisferio Sur marciano. 

El cráter de Hooke está cerca del borde norte de la cuenca Argyre, de 1800 kilómetros de anchura -una de las estructuras de impacto más impresionantes, excavadas tras una potente colisión hace 4.000 millones de años. 

El cráter de Hooke ocupa la parte plana de la cuenca Argyre Planitia; tiene un diámetro de 138 kilómetros y una profundidad máxima de unos 2.4 kilómetros. Debe su nombre al físico y astrónomo británico Robert Hooke (1635–1703). 

Comprende los restos de diferentes impactos: una depresión, por una colisión, está cerca del centro de otro gran cráter pre-existente. El cráter más nuevo, en el centro, tiene un montículo cubierto por un campo de oscuras dunas. Esta colina parece estar formada por material en capas, posiblemente láminas de arena y hielo. 

Las dunas oscuras también se extienden hacia el sur desde el cráter más pequeño, cubriendo parte del suelo del cráter principal. La orografía local modifica las corrientes de aire, y funciona como una trampa de arena para los sedimentos transportados por el viento. 

En estas imágenes, gran parte de la región baja al sur, así como el montículo central dentro del cráter de Hooke, está cubierto por una capa fina y blanca de hielo de dióxido de carbono. A mayores alturas, y en las paredes del cráter que miran al norte, el hielo está ausente y aparece solo en áreas en sombra, protegidas de la luz directa del Sol por las paredes de cráteres más pequeños. 

Fuera del cráter, el suelo de Argyre Planitia muestra una serie de características al sur. Son ejemplos de 'yardangs', bordes rocosos que han adquirido su forma por la erosión prolongada del viento. La mayoría de los yardangs están orientados hacia el cráter Hooke, lo que revela la dirección más frecuente del viento.

También pueden verse en suelo de la cuenca de Argyre pequeñas áreas de terreno caótico, similar a depresiones con montañas en forma de mesas, cerros y colinas. En la imagen puede verse una de estas regiones en el borde superior y otra en la parte baja, bajando desde el borde izquierdo del cráter.

Se cree que los terrenos caóticos como estos se crearon cuando la fusión a gran escala del hielo provocó el colapso del terreno. Las mesas más grandes aún pueden contener cantidades importantes de hielo de agua, donde el terreno no haya colapsado por completo. 

No hay duda de que esta región ha sufrido muchas alteraciones naturales, desde los potentes impactos que hace miles de millones de años formaron la cuenca de Argyre y posteriormente los dos cráteres de Hooke.

0 comentarios

mar

23

sep

2014

¿Quiénes son los científicos más seguidos en twitter?

Fuente: Europa Press


La revista 'Science' ha hecho pública una lista con los 50 científicos más seguidos en la red social Twitter, en la que se encuentran profesionales de todas las ramas.

   El astrónomo Neil deGrasse, el físico Brian Cox y el biólogo Richard Dawkins, son los tres investigadores más influyentes y los únicos de este ranking que superan el millón de 'followers'.

DeGrasse lidera la lista con más de 2.400.000 seguidores. Es el actual director del Planetario Hayden en el Centro Rose para la Tierra y el Espacio de Nueva York. Sin embargo, es más conocido, sobre todo en Estados Unidos, por su trabajo de divulgación y sus apariciones en televisión. Colabora en el conocido programa 'Cosmos' y ha participado en un episodio de la serie 'The Big Bang Theory', en donde recuerdan su participación en el foro que votó por la 'degradación' de Plutón a la categoría de planeta enano.

   Con más de 1.450.000 seguidores, el segundo lugar lo ocupa el físico de partículas británico Cox. Al igual que su colega, su cara es muy conocida en Reino Unido debido a que es el presentador de numerosos programas de la BBC. Además, en los años 90 fue teclista de la banda de pop 'Ream'.

   Oficialmente, es miembro del grupo de física de alta energía en la Universidad de Mánchester, y trabaja en el experimento ATLAS en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) en la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN) de Ginebra.

El podio de esta lista lo cierra el biólogo Richar Dawkins, con alrededor de 1.030.000 seguidores. Este miembro de la Royal Society, que actualmente se encuentra participando en Tenerife en el Festival científico Starmus, es especialista en el campo de la biología evolutiva, lo que le ha llevado a ser protagonistas de intensos debates sobre la existencia de Dios.

   La influencia de estos tres científicos es notable con el resto de sus compañeros, ya que el médico que se sitúa en el cuarto puesto, Ben Goldcare, no supera los 342.000 seguidores. Cifras parecidas son las de el astrónomo de la NASA Philip Plait (más conocido por su blog como 'Bad Astronomy') y el también televisivo físico teórico Michio Kaku, gran especialista en la teoría de cuerdas. Ambos ocupan el quinto y sexto puesto de la lista, respectivamente.

   El neurocientífico Sam Harris, el científico de salud internacional Hans Rosling, el informático Tim Berners-Lee (padre de la página web) y el biólogo PZ Myers, completan el 'top-ten' del ranking.

0 comentarios

lun

22

sep

2014

Un huracán cósmico

Fuente: ESA


  • El planeta gigante Saturno es básicamente una esfera gigantesca de gas en rotación, muy distinta del planeta sólido en que vivimos. Pero la Tierra y Saturno sí que tienen algo en común: el clima. Y eso que en el gigante gaseoso el clima es de los más extraños del Sistema Solar. Basta contemplar la tormenta giratoria que muestra esta vista obtenida por Cassini. 

    Este fenómeno llamado el hexágono es un potente chorro de seis lados, de unos 30.000 kilómetros de diámetro, situado en el polo Norte de Saturno. Sus vientos, de 320 Km/h, rodean una tormenta gigante que ocupa el corazón de la región, y que gira en sentido contrario del reloj. 

    Es una zona increíblemente turbulenta: alrededor de la tormenta central, y girando en sentido contrario a ella, rotan numerosos vórtices más pequeños. En la Tierra un huracán puede durar una semana o más, pero el hexágono lleva décadas activo y no muestra indicios de amainar. 

    Esta imagen en falso color del hexágono fue tomada con filtros ultravioletas, visibles e infrarrojos, para resaltar las distintas regiones. 

    El centro oscuro de la imagen muestra la gran tormenta central y su ojo, que es hasta 50 veces mayor que el de un huracán terrestre. Los pequeños vórtices aparecen como manchas de tono rojizo-rosado. Hacia la derecha, abajo, hay una tormenta blanquecina de forma ovalada mayor que todas las demás; este es el mayor de los vórtices, con un diámetro de unos 3.500 kilómetros, el doble que el mayor de los huracanes registrado en la Tierra.   

    La región azul más oscura, dentro del hexágono, estás cubierta por una bruma de partículas pequeñas, mientras que en la región azul pálido dominan las partículas mayores. Lo que causa esta división es el chorro hexagonal, que funciona como barrera –las partículas mayores no pueden entrar en el hexágono desde fuera-. 

    Estas partículas de mayor tamaño se generan cuando la luz solar brilla sobre la atmósfera de Saturno, un fenómeno relativamente reciente que empezó en el hemisferio Norte con la primavera en el hemisferio Norte, en agosto de 2009. 

    Cassini seguirá observando los cambios en el hexágono, investigando su contenido, forma y comportamiento, a medida que el verano llega al hemisferio Norte de Saturno, en 2017. 

    La misión Cassini/Huygens es una colaboración de la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Italiana ASI.  

0 comentarios

dom

21

sep

2014

Música bajo las estrellas en el Planetario de Buenos Aires

Fuente: Planetario de Buenos Aires


A partir del 12 de septiembre, durante 4 viernes consecutivos a las 20 hs, el público podrá disfrutar de diferentes géneros musicales: tango, canto coral, jazz y un tributo a los Beatles interpretados en vivo por  reconocidos artistas acompañados por proyecciones full dome, es decir, imágenes creadas para ser exhibidas a cúpula completa con un sistema inmersivo.
El viernes 12 de septiembre comenzó con clásicos bajo las estrellas (http://www.planetario.gov.ar/musica_jazz.html), el viernes 19 de septiembre tango bajo las estrellas (http://www.planetario.gov.ar/musica_tango.html), el 26 de septiembre Tributo a los Beatles (http://www.planetario.gov.ar/musica_beatle.html) y el viernes 3 de octubre Luces y sombras en el Planetario (http://www.planetario.gov.ar/musica_coral.html).

Las entradas son gratuitas hasta llenar el aforo.

0 comentarios

sáb

20

sep

2014

Maven llega a Marte

Fuente: NASA


Este fin de semana la nave espacial Maven, de la NASA, llegará al planeta rojo después de un viaje de 10 meses a lo largo de 711 millones de kilómetros (442 millones de millas). Si todo sale bien, entrará en órbita marciana el domingo por la noche.

Maven no está diseñada para depositarse sobre la superficie marciana. En cambio, estudiará la atmósfera superior de Marte desde su órbita. Los científicos desean saber cómo Marte dejó de ser un mundo templado y húmedo que pudo haber albergado vida microbiana durante su primer millardo para convertirse en una superficie fría y desolada. El proyecto podría contribuir a explicar los cambios atmosféricos que condujeron a este cambio climático radical.

La NASA lanzó la nave en noviembre.

Dos días después de Maven, también entrará en órbita marciana la primera nave espacial interplanetaria de la India.

0 comentarios

vie

19

sep

2014

Seleccionado el lugar para el aterrizaje de la sonda Rosetta

Fuente: NASA


La sonda de aterrizaje de Rosetta, Philae, se dirigirá al lugar J, una misteriosa región del cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko que ofrece un potencial científico único, con indicios de que hay zonas activas muy próximas y un riesgo mínimo para Philae en comparación con los otros lugares candidatos. El lugar llamado J está en la cabeza del cometa, que es un mundo de forma irregular de solo cuatro kilómetros de diámetro en su sección más ancha. La decisión de escoger J como punto de aterrizaje principal fue unánime. La segunda opción elegida, la zona C, está situada en el cuerpo del cometa. El módulo de aterrizaje, de 100 Kg, llegará a la superficie de Rosetta el 11 de noviembre. Su misión consiste en tomar medidas in situ para caracterizar a fondo el núcleo del cometa, en un estudio sin precedentes.

Pero escoger el mejor lugar de aterrizaje no ha sido tarea fácil. "Las imágenes más recientes, tomadas desde cerca, nos muestran un mundo hermoso pero muy accidentado. Eso es científicamente muy emocionante, pero también un desafío desde el punto de vista de las operaciones necesarias", dice Stephan Ulamec, jefe de proyecto de Philae del Centro Aeroespacial Alemán, DLR. "Ninguno de los puntos de aterrizaje cumplía al 100% los requisitos operacionales, pero el J es claramente la mejor solución". "Llevaremos a cabo el primer análisis in situ de un cometa, lo que nos proporcionará un conocimiento sin precedentes de la composición, la estructura y la evolución de estos objetos", dice Jean-Pierre Bibring, uno de los científicos líderes de la sonda e investigador principal del instrumento CIVA en el IAS, en Orsay, Francia. "El punto J, en particular, nos ofrece la oportunidad de analizar material prístino, caracterizar las propiedades del núcleo y estudiar los procesos que rigen su actividad".

La carrera para encontrar el lugar de aterrizaje adecuado solo podía empezar cuando Rosetta llegara al cometa y lo viera de cerca. Esto ocurrió el pasado 6 de agosto. El 24 de agosto se identificaron cinco puntos de aterrizaje candidatos, para su posterior análisis, empleando datos obtenidos cuando Rosetta se encontraba aún a 100 Km del cometa. Desde entonces la nave se ha acercado a 30 Km del cometa, lo que ha proporcionado información más detallada de las regiones candidatas. En paralelo, los equipos de operaciones y dinámica de vuelo han explorado las distintas opciones para lanzar la sonda que implicaba cada lugar.

A lo largo de este fin de semana se reunieron en la agencia espacial francesa, CNES, en Toulousse, el Grupo de Selección del Lugar de Aterrizaje y los científicos del Centro de Ciencia, Operaciones y Navegación de Philae del CNES; del Centro de Control de Philae en DLR (Alemania); los representantes de los instrumentos científicos a bordo de Philae; y el equipo de Rosetta de la ESA, para considerar las opciones y tomar una decisión. Había una serie de aspectos críticos que debían ser considerados; por ejemplo, debía ser posible encontrar una trayectoria segura para colocar a Philae en la superficie, y la densidad de las amenazas visibles en la zona de aterrizaje debía ser mínima. Una vez en la superficie entraban en juego otros factores, como el balance entre horas de luz y nocturnas y la frecuencia de los pases del orbitador, con el que debe comunicarse la sonda.

El descenso hacia el cometa es pasivo, y solo es posible predecir que el aterrizaje será dentro de una 'elipse de aterrizaje' que por lo general tiene varios centenares de metros de tamaño. A cada lugar candidato le fue asignado un kilómetro cuadrado. En el Lugar J la mayor parte de las pendientes son de menos de 30º en relación al eje vertical local, lo que reduce las posibilidades de que Philae se dé la vuelta cuando toque la superficie. El lugar J parece tener relativamente pocas piedras, y recibe suficiente horas de luz como para recargar a Philae y continuar las observaciones científicas más allá de la fase inicial en que la sonda se alimentará de baterías.

Una estimación provisional de la trayectoria hacia el lugar J apunta a que la duración del descenso de Philae hasta la superficie sería de unas siete horas, un tiempo que no compromete las observaciones sobre el cometa porque no implica un consumo excesivo de batería durante el descenso. Tanto los lugares B y C fueron considerados como segunda opción, pero C fue escogido por su mayor perfil de iluminación y por la escasez de piedras. Los lugares A y I parecían atractivos durante las primeras partes de la discusión, pero fueron descartados porque no satisfacían algunos criterios clave. Ahora se preparará una agenda detallada de las operaciones del descenso, para determinar la trayectoria precisa que deberá seguir Rosetta para colocar aPhilae en J. El aterrizaje deberá ser antes de mediados de noviembre, porque se espera que la actividad del cometa crezca a medida que se aproxima al sol.

"No hay tiempo que perder, pero ahora que estamos más cerca del cometa las operaciones de mapeado y científicas nos ayudarán a analizar mejor los lugares seleccionados como primera y segunda opción para el aterrizaje", dice el director de las operaciones de vuelo de Rosetta de la ESA, Andrea Accomazzo. "Por supuesto no podemos predecir cómo variará la actividad del cometa entre este momento y el aterrizaje, o en el día mismo del aterrizaje. Puede haber un aumento repentino de la actividad que afecte la posición de Rosetta en su órbita en el momento del lanzamiento de Philae, y esto es lo que aumenta el riesgo de la operación". Una vez liberada de Rosetta el descenso de Philae será autónomo, siguiendo los comandos preparados por el Centro de Control del Aterrizaje en el DLR, y cargados vía el Centro de Control de la Misión antes de la separación.

Durante el descenso se tomarán imágenes y se llevarán a cabo otras observaciones del entorno del cometa. Cuando la sonda toque la superficie, a una velocidad equivalente al paso humano, usará arpones para fijarse a la superficie. Tomará entonces una panorámica de 360º del lugar de aterrizaje, para ayudar a determinar dónde y con qué orientación ha aterrizado. Comenzará así la fase de ciencia inicial, en la que otros instrumentos analizarán el plasma y el campo magnético, y las temperaturas superficial y subsuperficial. La sonda también perforará la superficie y tomará muestras, y las analizará en el laboratorio a bordo. La estructura interna del cometa será explorada mediante ondas de radio que atravesarán la superficie en dirección a Rosetta.

"Nadie ha intentado nunca aterrizar en un cometa antes, así que es un verdadero desafío", dice Fred Jansen, jefe de misión de Rosetta, de la ESA. "La compleja doble estructura del cometa ha tenido un impacto considerable en los riesgos asociados al aterrizaje, pero son riesgos que vale la pena correr para hacer el primer aterrizaje controlado en un cometa". La fecha del aterrizaje debería confirmarse el 26 de septiembre, tras un análisis en profundidad de la trayectoria; la decisión final sobre el aterrizaje en el lugar escogido como primera opción se producirá tras una revisión en profundidad el próximo 14 de octubre.

0 comentarios

jue

18

sep

2014

Curiosity llega al Monte Sharp

Fuente: NASA


El rover Curiosity de NASA ha alcanzado ya la base del monte Sharp, una montaña de unos 5 kilómetros de altura en el centro del cráter Gale, principal destino científico de la misión.

Esta nueva etapa de la misión comenzará con el examen de los niveles inferiores de la montaña. Curiosity empieza este proceso en un punto cercano a un afloramiento llamado Pahrump Hills, en lugar de iniciar el ascenso por una zona más alejada  llamada Murray Buttes , como inicialmente estaba previsto. Ambos puntos se encuentran en un área fronteriza en la que las capas de la base meridional del monte Sharp se juntan con depósitos del fondo del cráter. “La naturaleza del terreno en las colinas Pahrump y justó detrás de ellas, es mejor que en Murray Buttes  para investigar esta zona” comenta John Grotzinger, científico del proyecto Curiosity en el Instituto Tecnológico de California, en Pasadena.

Curiosity alcanzó su actual localización después de que su ruta fuera modificada a principios de este año, en respuesta a un excesivo deterioro de sus ruedas. A finales de 2013, el equipo de la misión se dio cuenta de que Curiosity estaba atravesando un terreno lleno de guijarros afilados que estaban produciendo perforaciones en cuatro de las seis ruedas del rover, por lo que decidieron conducirlo hacia un terreno más blando, hacia al sur, sin perder de vista el objetivo final del monte Sharp. “El problema con las ruedas contribuyó a llevar al rover hacia el Sur antes de lo planeado, pero no ha sido un factor determinante en la decisión científica de comenzar el ascenso aquí en lugar de continuar hacia Murray Buttes”  dijo Jennifer Trosper, adjunto al Director del Proyecto en el Jet Propulsion Laboratory en Pasadena, California.

0 comentarios

mié

17

sep

2014

ALMA demuestra los violentos orígenes de las galaxias de disco

Fuente: ESO


Durante décadas, los científicos han creído que las fusiones de galaxias suelen dar lugar a la formación de galaxias elípticas. Ahora, por primera vez, utilizando ALMA y un gran número de radiotelescopios, los investigadores han hallado evidencias directas de que la fusión de galaxias puede formar galaxias de disco, y que este resultado es, en realidad, bastante común. Este sorprendente resultado podría explicar por qué hay tantas galaxias espirales como la Vía Láctea en el universo.

Un grupo internacional de investigación, dirigido por Junko Ueda, investigador postdoctoral en la Japan Society for the Promotion of Science, (sociedad japonesa para la promoción de la ciencia), ha hecho un sorprendente hallazgo al observar que la mayoría de las colisiones de galaxias en el universo cercano — a una distancia de entre 40 y 600 millones de años luz de la Tierra — dan lugar a las denominadas galaxias de disco. Las galaxias de disco — incluyendo las galaxias espirales como la Vía Láctea y las galaxias lenticulares — se definen por regiones en forma de rosca formadas por polvo y gas, y son distintas de la categoría de galaxias elípticas.

Durante algún tiempo, fue ampliamente aceptado que la fusión de galaxias de disco acabaría formando una galaxia de forma elíptica. Mientras tienen lugar estas violentas interacciones, las galaxias no sólo ganan masa a medida que se funden o canibalizan la una a la otra, sino que también cambia su forma a través del tiempo cósmico y, por lo tanto, cambian de tipo durante el proceso.

Simulaciones por ordenador, llevadas a cabo en la década de 1970, predijeron que las fusiones entre dos galaxias de disco parecidas darían lugar a una galaxia elíptica. Las simulaciones predicen que la mayoría de las galaxias actuales son elípticas, lo cual contrasta con las observaciones, que confirman que el 70% de las galaxias son, de hecho, galaxias de disco. Sin embargo, las simulaciones más recientes sugieren que las colisiones también podrían formar galaxias de disco.

Para identificar con observaciones la forma final de las galaxias después de las fusiones, el grupo estudió la distribución de gas en 37 galaxias que se encuentran en sus etapas finales de fusión. ALMA (Atacama Large Millimeter/sub-millimeter Array) y varios radiotelescopios [1] fueron utilizados para observar la emisión de monóxido de carbono (CO), un indicador de gas molecular.

La investigación de este equipo supone el estudio más grande de gas molecular en galaxias llevado a cabo hasta la fecha y proporciona una visión única de cómo podría haberse formado la Vía Láctea. Su estudio reveló que casi la totalidad de las fusiones muestran áreas de gas molecular en forma de rosco y, por tanto, son galaxias de disco en formación. Tal y como explica Ueda, "por primera vez hay evidencia observacional sobre el hecho de que la fusión de galaxias pueda dar lugar a galaxias de disco. Este es un paso importante e inesperado hacia la comprensión del misterio del nacimiento de las galaxias de disco".

Sin embargo, hay mucho por descubrir. Ueda añade: "tenemos que empezar a centrarnos en la formación de estrellas en estos discos de gas. Además, tenemos que mirar más lejos, hacia el universo más distante. Sabemos que la mayoría de las galaxias del universo distante también tienen discos. Sin embargo, todavía desconocemos si las fusiones de galaxias también son responsables de estas galaxias de disco o si se forman por gas frío que cae gradualmente en la galaxia. Tal vez hemos encontrado un mecanismo general que se aplica en toda la historia del universo."

Notas

[1] Los datos fueron obtenidos por ALMA; CARMA (Combined Array for Research in Millimeter-wave Astronomy): un conjunto de antenas que trabaja en el rango milimétrico, compuesto por 23 antenas parabólicas e instalado en California; el Submillimeter Array, un conjunto que trabaja en el rango de las ondas submilimétricas que consta de ocho antenas parabólicas y se encuentra en Mauna Kea (Hawai); el interferómetro Plateau de Bure Interferometer; el radiotelescopio de 45 metros del NAOJ Nobeyama Radio Observatory; el telescopio de 12 metros del National Radio Astronomy Observatory de los Estados Unidos; el telescopio de 14 metros del Five College Radio Astronomy Observatory de los Estados Unidos; el telescopio de 30 metros IRAM; y, como complemento, el Swedish-ESO Submillimeter Telescope.

0 comentarios

lun

15

sep

2014

El cometa Siding Spring pasará rozando Marte

Fuente: NASA


 Reproducir el video


El 19 de octubre de 2014, el cometa Siding Spring pasará a apenas 132.000 kilómetros de distancia de Marte, lo que equivaldría a que un cometa pase a alrededor de 1/3 de la distancia que hay entre la Tierra y la Luna.

El núcleo del cometa no golpeará a Marte, pero podría haber una clase de colisión diferente.

“Esperamos presenciar la colisión de dos atmósferas”, explica David Brain, del Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial (Laboratory for Atmospheric and Space Physics o LASP, por su acrónimo en idioma inglés), de la Universidad de Colorado. “¡Este es un evento que ocurre una sola vez en la vida!”

Todos sabemos que los planetas tienen atmósfera. Pero lo que no se conoce tanto es que los cometas también la tienen. La atmósfera de un cometa, llamada “coma”, está compuesta de gas y polvo que emanan del núcleo que el Sol calienta. La atmósfera de un cometa típico es más ancha que Júpiter.

“Es posible”, dice Brain, “que la atmósfera del cometa interaccione con la atmósfera de Marte. Esto podría provocar algunos efectos para destacar, incluyendo a las auroras marcianas”.

El momento no podría ser mejor. Precisamente el año pasado, la NASA lanzó una nave espacial llamada MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution, en idioma inglés, o Atmósfera de Marte y Evolución de Materiales Volátiles, en idioma español) con el propósito de estudiar la atmósfera superior de Marte. La nave arribará al Planeta Rojo en septiembre de 2014, apenas un mes antes que el cometa.

MAVEN se encuentra trabajando en una misión destinada a resolver un misterio de larga data: ¿Qué sucedió con la atmósfera de Marte? Hace miles de millones de años, Marte tenía una atmósfera considerable que envolvía al planeta y mantenía a Marte caliente, con agua líquida en su superficie. En la actualidad, solamente queda un escaso velo de CO2 y el planeta que yace debajo de él está más frío y más seco que cualquier desierto sobre la Tierra. Las teorías para esta catástrofe planetaria se centran en la erosión de la atmósfera debido al viento solar.

“El objetivo de la misión MAVEN es entender cómo los estímulos externos afectan la atmósfera de Marte”, dice Bruce Jakosky, quien es el investigador principal de MAVEN, en el LASP. “Por supuesto que cuando planeamos la misión pensamos en el Sol y en el viento solar. Pero el cometa Siding Spring representa una oportunidad para observar un experimento natural, en el cual se aplica una alteración y podemos ver la respuesta”.

Brain, que es miembro del equipo científico de MAVEN, considera que el cometa podría dar lugar a auroras marcianas. A diferencia de la Tierra, la cual posee un campo magnético global que protege a todo nuestro planeta, Marte tiene una especie de colcha hecha de “paraguas magnéticos” que salen de la superficie en cientos de lugares de todo el planeta. Si las auroras marcianas se producen, aparecerían en los “toldos” de estos paraguas magnéticos.

“Esa es una de las cosas que estaremos buscando tanto con MAVEN como con el Telescopio Espacial Hubble”, señala Brain. “Las auroras que veamos no solamente serán nítidas, sino que también resultarán muy útiles como herramienta de diagnóstico para conocer cómo han interaccionado el cometa y la atmósfera de Marte”.

La atmósfera del cometa incluye no solo serpentinas de gas. También tiene polvo y otros escombros que emanan del núcleo a 56 kilómetros por segundo en relación a Marte. A esa velocidad, incluso partículas tan pequeñas como las que miden medio milímetro podrían dañar a una nave espacial. La flota de orbitadores de Marte, de la NASA, que incluye a MAVEN, a Mars Odyssey (Odisea de Marte, en idioma español) y al Mars Reconnaissance Orbiter o MRO, por su sigla en idioma inglés (Orbitador de Reconocimiento de Marte, en idioma español), llevará a cabo maniobras con el fin de colocar el cuerpo de Marte entre ellos y los escombros del cometa durante la parte más polvorienta del encuentro.

“Todavía no queda claro si efectivamente una cantidad significativa de polvo o de gas golpeará la atmósfera de Marte”, advierte Jakosky. “Pero si es así, eso tendría los efectos más importantes sobre la atmósfera superior”.

Los meteoroides en desintegración depositarían calor y alterarían temporariamente la química de las capas de aire superiores. La mezcla de gases cometarios y marcianos podría tener más efectos impredecibles. A pesar de que MAVEN, habiendo apenas llegado a Marte, todavía estará en fase de servicio, utilizará todo el conjunto de instrumentos para monitorizar la atmósfera de Marte y así detectar cambios.

“Al observar antes y después, esperamos determinar qué efectos tienen el polvo y el gas del cometa sobre Marte, si es que los hubiera”, dice Jakosky.

Independientemente de lo que suceda, MAVEN tendrá un asiento en primera fila para poder observar.

0 comentarios

dom

14

sep

2014

Messier 54, el cúmulo lejano

Fuente: ESO


Esta nueva imagen, obtenida con el telescopio de rastreo del VLT, instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile, muestra una vasta colección de estrellas: el cúmulo globular Messier 54. Se trata de un grupo muy parecido a tantos otros cúmulos, pero éste tiene un secreto: Messier 54 no pertenece a la Vía Láctea, sino que forma parte de una pequeña galaxia satélite, la galaxia enana de Sagitario. Esta diferencia ha permitido a los astrónomos utilizar el Very Large Telescope (VLT) para comprobar si también se encuentran bajos niveles de litio en estrellas que no pertenezcan a la Vía Láctea.

Nuestra galaxia, la Vía Láctea, está orbitada por más de 150 cúmulos globulares de estrellas, que son bolas de cientos de miles de estrellas viejas cuya datación se remonta a la época de formación de la galaxia. Uno de estos cúmulos, junto con varios otros en la constelación de Sagitario (el arquero), fue descubierto, a finales del siglo XVIII, por el cazador de cometas francés Charles Messier y fue bautizado con el nombre de Messier 54.

Durante más de doscientos años después de su detección, se creyó que Messier 54 era similar a los otros cúmulos de la Vía Láctea. Pero en 1994 se descubrió que, en realidad, estaba asociado a una galaxia separada: la galaxia enana de Sagitario. En realidad se encontraba a una distancia de alrededor de 90.000 años luz, más de tres veces la distancia que separa a la Tierra del centro galáctico.

Ahora, los astrónomos han probado a observar Messier 54 utilizando el VLT con el fin de tratar de resolver uno de los misterios de la astronomía moderna: el problema de litio.

La mayor parte de este elemento químico ligero, el litio, se produjo durante el Big Bang, junto con el hidrógeno y el helio, pero en cantidades mucho menores. Los astrónomos pueden calcular con bastante precisión cuánto litio esperan encontrar en el universo temprano, y de esto pueden deducir cuánto deberían ver en estrellas viejas. Pero los números no coinciden, hay aproximadamente tres veces menos litio en las estrellas de lo esperado. A pesar de varias décadas de trabajo, este misterio sigue sin resolverse [1].

Hasta ahora sólo había sido posible medir el litio en estrellas de la Vía Láctea. Pero un equipo de astrónomos, dirigido por Alessio Mucciarelli (Universidad de Bolonia, Italia), ha utilizado el VLT para medir cuánto litio hay en una selección de estrellas de Messier 54. Encontraron que los niveles son similares a los de la Vía Láctea. Así que, independientemente de cuál sea la causa de esa ausencia de litio, parece no ser exclusiva de la Vía Láctea.

Esta nueva imagen del cúmulo fue creada a partir de datos obtenidos con el telescopio de rastreo VST (VLT Survey Telescope), instalado en el Observatorio Paranal. Además de mostrar el propio cúmulo, podemos ver un grupo extraordinariamente denso de estrellas de la Vía Láctea, mucho más cercanas, que se encuentran en primer plano.

Notas

[1] Hay varias posibles soluciones propuestas al acertijo. La primera es que los cálculos de las cantidades de litio producidos en el Big Bang están mal — pero pruebas muy recientes sugieren que este no es el caso. La segunda es que el litio, de alguna manera, habría sido destruido en las primeras estrellas, antes de la formación de la Vía Láctea. La tercera es que, durante la vida de las estrellas, haya habido algún proceso que haya destruido el litio de forma gradual.

0 comentarios

mar

09

sep

2014

Las nubes oscuras darán paso al Sol

Fuente: ESO


En esta intrigante nueva imagen vemos cómo Lupus 4, una burbuja de gas y polvo en forma de araña, oculta las estrellas de fondo como lo haría una nube gris en una noche sin luna. Aunque ahora se vea encapotado, es en estas densas burbujas de materia, que se encuentran en el interior de nubes como Lupus 4, donde se forman nuevas estrellas y donde, más tarde, nacerán radiantes. La imagen ha sido captada por el instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros de ESO, en el Observatorio La Silla, en Chile.

Lupus 4 está situado a unos 400 años luz de la Tierra, a caballo entre las constelaciones de Lupus (el Lobo) y Norma (la Plaza del Carpintero). La nube forma parte de un grupo de nubes oscuras que se encuentran un cúmulo estelar disperso llamado la Asociación de estrellas OB de Escorpio-Centauro. Una asociación OB es una agrupación relativamente joven, pero muy dispersa, de estrellas [1]. Probablemente las estrellas hayan tenido un origen común, naciendo juntas en una gigantesca nube de material.

Dado que esta asociación de estrella y las nubes Lupus forman el grupo más cercano al Sol de su tipo, son un objetivo prioritario para estudiar cómo crecen juntas las estrellas antes de separarse. Se cree que el Sol, junto con la mayoría de las estrellas de nuestra galaxia, nació en un entorno similar.

Las primeras descripciones que constan en la literatura astronómica sobre las nubes oscuras de Lupus, datadas en 1927, se atribuyen al astrónomo estadounidense Edward Emerson Barnard. Lupus 3, vecino de Lupus 4, es el más estudiado gracias a la presencia de, al menos, 40 incipientes estrellas formadas a lo largo de los últimos tres millones de años, y que están a punto de encender sus hornos de fusión (eso1303). La principal fuente de energía en estas estrellas adolescentes, conocidas como estrellas T Tauri, es el calor generado por su contracción gravitatoria. Esto supone un contraste con respecto a la fusión de hidrógeno y otros elementos, el motor de estrellas maduras como el Sol.

Las observaciones de la fría oscuridad de Lupus 4 han desvelado la existencia de tan solo un puñado de estrellas T Tauri. Sin embargo, para Lupus 4, en términos de futura formación estelar, la existencia de un núcleo de material denso y sin estrellas en la nube resulta prometedora. En unos millones de años, ese núcleo se transformará en estrellas T Tauri. Esta comparación entre ambas nubes nos sugiere que Lupus 3 es más antigua que Lupus 4, ya que su contenido ha tenido más tiempo para convertirse en estrellas.

¿Cuántas estrellas podrían empezar a brillar dentro de Lupus 4? Es difícil de decir, ya que las estimaciones de masa para Lupus 4 varían. Dos estudios coinciden en una cifra de alrededor de 250 veces la masa del Sol, mientras que otro, utilizando un método diferente, llega a una cifra de alrededor de 1.600 masas solares. Sea como fuere, la nube contiene material suficiente como para generar numerosas estrellas nuevas. Así como las nubes terrenales de nuestra atmósfera dan paso a la luz del Sol, esta oscura nube cósmica puede acabar disipándose, dando paso a la brillante luz de las estrellas.

Notas

[1] "OB" se refiere a las estrellas calientes, brillantes y de corta vida de tipo espectral O y B, que todavía brillan intensamente dentro del disperso cúmulo a medida que este viaja a través de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

0 comentarios

lun

08

sep

2014

Sentinel-1A estudia el terremoto del Valle de Napa

Fuente: NASA


El satélite Sentinel-1A del programa europeo Copérnico sigue ampliando su abanico de servicios. Sus imágenes radar han permitido trazar un mapa de la falla provocada por el mayor terremoto que ha sacudido el norte de California en los últimos 25 años.

Los científicos del Centro para la Observación y el Modelado de Terremotos, Volcanes y Tectónica (COMET) del Consejo Británico para la Investigación del Entorno Natural han aprovechado las particulares prestaciones de Sentinel-1A para estudiar el seísmo. 

La ‘interferometría con radar de apertura sintética’ es una técnica que permite detectar cambios a gran escala en la superficie del terreno al combinar dos o más imágenes radar de la misma zona tomadas desde el espacio. Las pequeñas variaciones en el suelo alteran la señal radar reflejada, produciendo bandas coloreadas en el ‘interferograma’. 

Yngvar Larsen, del Northern Research Institute de Noruega, y Petar Marinkovic, de PPO.labs en los Países Bajos, han procesado este interferograma del valle de Napa a partir de las imágenes tomadas por Sentinel-1A el 7 de agosto (el día que el satélite alcanzó su órbita operacional) y el 31 de agosto. 

Los resultados confirman que el terremoto de 6.0 grados en la escala de Richter que sacudió la región vinícola de California fue provocado por el sistema de fallas de Napa Oeste. Esta falla no estaba catalogada como peligrosa antes del sismo del pasado día 24 de agosto.

Lo más destacado es que el interferograma revela que la deformación del terreno provocada por el deslizamiento de la falla continúa más al norte que la fractura detectada en la superficie. 

Las líneas nítidas en el interferograma indican desplazamientos menores en otras fallas, como la que cruza el aeropuerto de Napa, parte del mismo sistema. 

“El éxito de esta demostración de las prestaciones de Sentinel-1A marca el comienzo de una nueva era para estudiar terremotos desde el espacio”, comenta Tim Wright, Director de COMET y miembro de la Universidad de Leeds. 

“Los científicos de COMET están desarrollando un sistema que generará estos análisis de forma rutinaria para todos los terremotos continentales, y que permitirá cuantificar la lenta deformación del terreno asociada a los seísmos”. 

“Gracias a su estrategia de observación sistemática, este satélite constituirá un cambio radical en la forma de monitorizar sucesos catastróficos como terremotos o erupciones volcánicas en el futuro”, explica el profesor Andy Hooper de la Universidad de Leeds.

“Los datos recogidos por los satélites son muy valiosos para caracterizar la deformación superficial provocada por un terremoto – los mapas obtenidos con técnicas de interferometría nos guían hasta lugares en los que todavía no se han detectado fracturas”, describe Austin Elliott, estudiante de doctorado en la Universidad de California en Davis y miembro del equipo que está estudiando el suceso en el valle de Napa. 

A pesar de que Sentinel-1A todavía se encuentra en la fase de puesta en servicio, la ESA fue capaz de responder rápidamente a este incidente, proporcionando toda la información disponible a los equipos científicos. 

“Estoy encantado de ver cómo la dedicación de los equipos del segmento de tierra de Sentinel-1, tanto de la ESA como de la industria, ha hecho posible que pudiésemos reaccionar ante una emergencia en una fase tan temprana de la misión, permitiendo una ‘utilización directa’ de los datos de Sentinel-1A”, comenta Betlem Rosich-Tell, responsable en la ESA del segmento de tierra para los datos de la carga útil de Sentinel-1.

“El segmento de tierra de Sentinel-1 está diseñado para aprovechar todo el potencial de la misión, recogiendo, procesando y distribuyendo rápidamente una gran cantidad de datos de alta calidad para usos tanto científicos como operacionales”. 

Sentinel-1A sobrevuela cada punto del planeta cada 12 días, pero en cuanto su gemelo Sentinel-1B esté en órbita en el año 2016, este intervalo se reducirá a tan sólo seis días, lo que permitirá generar mapas de los cambios en la superficie del terreno de forma incluso más rápida.

0 comentarios

dom

07

sep

2014

Un pequeño asteroide pasará cerca de la Tierra este domingo

Fuente: NASA


Un pequeño asteroide, llamado 2014 RC, pasará sin peligro muy cerca de la Tierra el domingo, 7 de Septiembre de 2014. En el momento de la máxima aproximación, basada en cálculos actuales alrededor de las 18:18 GMT, el asteroide estará más o menos sobre Nueva Zelanda. A partir de su brillo reflejado, los astrónomos estiman que el asteroide mide unos 20 metros.

El asteroide 2014 RC fue descubierto inicialmente en la noche del 31 de Agosto por el Catalina Sky Survey, cerca de Tucson, Arizona, y de forma independiente se detectó la noche siguiente con el telescopio Pan-STARRS 1, que se encuentra en la cima de Haleakala en Maui, Hawaii. Ambos informaron sus observaciones al Centro de Planetas Menores en Cambridge, Massachusetts. Además, las observaciones de seguimiento por el Catalina Sky Survey y el telescopio de la Universidad de Hawai de 2,2 metros en Mauna Kea confirmaron la órbita de 2014 RC.

En el momento de su máxima aproximación, 2014 RC estará a aproximadamente una décima parte de la distancia desde el centro de la Tierra a la Luna, es decir, a unos 40.000 kilómetros. La Magnitud aparente del asteroide en ese momento será de aproximadamente 11,5, lo que hace que no sea visible a simple vista. Sin embargo, los astrónomos aficionados con telescopios pequeños sí podrán vislumbrar cómo el asteroide se mueve rápidamente en las cercanías de la Tierra.

El asteroide pasará por debajo de la Tierra y de la órbita de los satélites de comunicaciones y meteorológicos a unos 36.000 kilómetros sobre la superficie de nuestro planeta. Si bien este objeto celeste no parece plantear una amenaza a la Tierra o a lo satélites, su acercamiento crea una oportunidad única para que los investigadores pueda observar y aprender más acerca de los asteroides.

Aunque 2014 RC no impactará contra la Tierra, su órbita lo traerá de vuelta a la vecindad de nuestro planeta en el futuro. El futuro movimiento del asteroide se supervisará atentamente, aunque no se han identificado nuevos acercamientos peligrosos en los próximos años.

0 comentarios

jue

04

sep

2014

Una luna de Júpiter sufre tres erupciones volcánicas en dos semanas

Fuente: Europa Press. Amazings.


El vulcanismo que existe en Ío, una luna del planeta Júpiter, supera con creces al actual de la Tierra y de cualquier otro astro de nuestro sistema solar. Aparte de las erupciones volcánicas normales, en ocasiones, por lo general una vez cada año o cada dos años, se desencadenan erupciones gigantescas, visibles de forma clara desde el espacio. El año pasado, extrañamente, ocurrieron tres erupciones volcánicas masivas en un periodo de dos semanas.

 

El fenómeno ha sido analizado de modo minucioso, y el equipo de Imke de Pater, catedrática de astronomía en la Universidad de California en Berkeley, y Ashley Davies, vulcanólogo del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, ambas instituciones en Estados Unidos, ha llegado ahora a la conclusión de que esas erupciones formidables, que pueden incluso ser vistas desde la Tierra mediante telescopios, y que, al parecer, expulsan material a cientos de kilómetros sobre la superficie, podrían ser mucho más comunes de lo que se creía.

 

Ío, la más interior de las cuatro grandes lunas galileanas de Júpiter, tiene 3.630 kilómetros de diámetro (cerca de 2.300 millas). Es el único lugar conocido en nuestro sistema solar que tiene volcanes que expulsan lava muy caliente, como hacen los de la Tierra. Debido a la baja gravedad de Ío, las erupciones grandes crean un colosal surtidor de “escombros” que llega a gran altura en el espacio.

 

Las tres llamativas erupciones presentan similitudes con eventos pasados que expulsaron decenas de kilómetros cúbicos de lava sobre cientos de kilómetros cuadrados en un período corto de tiempo.

 

Estas nuevas erupciones son de una clase relativamente rara en Ío considerando su dimensión y su emisión térmica asombrosamente alta. La cantidad de energía emitida por estas erupciones implica que brota de fisuras en el terreno un volumen muy grande lava por segundo, formando flujos que se extienden rápidamente por la superficie de Ío.

Los tres episodios, incluyendo el mayor y más potente, ocurrido el 29 de agosto de 2013, probablemente se caracterizaron por "cortinas de fuego" creadas por la lava que salía expulsada por fisuras de quizás varios kilómetros de largo.

 

De Pater descubrió las dos primeras erupciones masivas el 15 de agosto de 2013, en el hemisferio sur de Ío. La más brillante, en una caldera volcánica llamada Rarog Patera, se calcula que ha producido un flujo de lava de 130 kilómetros cuadrados (50 millas cuadradas) de área y 10 metros (30 pies) de espesor. La otra erupción, cercana a otra caldera llamada Heno Patera, produjo flujos que cubrieron 310 kilómetros cuadrados (120 millas cuadradas).

 

De Pater descubrió una tercera y aún más brillante erupción, una de las más brillantes de entre todas las vistas en Ío, el 29 de agosto de 2013. Los análisis indican que la temperatura de la erupción probablemente fue mucho más alta que las temperaturas de erupción típicas en la Tierra de la actualidad, lo cual denota una composición del magma que sólo estuvo presente en la Tierra mientras ésta se estaba formando.

 

Las erupciones de Ío probablemente son similares a las que dieron forma a las superficies de los planetas interiores del sistema solar, como la Tierra y Venus, en su juventud.

 

En los análisis también han trabajado Katherine de Kleer y Máté Ádámkovics, de la Universidad de California en Berkeley, así como David R. Ciardi, del Instituto de Ciencia de Exoplanetas, adscrito a la NASA y al Instituto Tecnológico de California en Pasadena.

0 comentarios

dom

31

ago

2014

Cómo proteger del Sol al mayor telescopio espacial

Fuente: ESO


Hay días en que hace un calor insoportable, a pesar de la protección que ofrece nuestra atmósfera. El calor del Sol puede llegar a ser un problema para los observatorios espaciales, como el futuro Telescopio Espacial James Webb (JWST).

Cuando el JWST se encuentre en órbita estará expuesto a la intensa radiación del Sol, condiciones que distan de ser ideales si se tiene en cuenta que la mayor parte de sus instrumentos necesitan trabajar a una temperatura muy baja, compatible con las observaciones en la banda del infrarrojo. Para solucionar este problema, el observatorio estará equipado con un gran parasol.

La lámina con forma de cometa que se muestra arriba es la unidad de ensayos del parasol del JWST. La imagen fue tomada tras la primera prueba del despliegue completo del parasol, en una sala limpia en las instalaciones de Northrop Grumman en Redondo Beach, California, Estados Unidos, durante la primera semana de julio de 2014.

El parasol es el componente de mayor tamaño del JWST, y ofrece una protección extrema, dejando pasar menos de una millonésima parte de la radiación solar incidente. A pesar de tener la misma longitud que una cancha de tenis, es un elemento increíblemente ligero, compuesto por cinco membranas ultra finas que se separarán y adoptarán una configuración muy específica cuando se encuentren en el espacio. Durante el lanzamiento el parasol permanecerá doblado como un paraguas, de forma que quepa bajo la carena protectora del lanzador Ariane 5.

Una vez desplegado, este parasol protegerá la cara ‘fría’ del JWST, en la que se encuentran los instrumentos infrarrojos de alta sensibilidad que forman el Módulo Integrado de Instrumentos Científicos. Este mecanismo permitirá mantener un entorno térmicamente estable a una temperatura de -233°C.

El diseño del parasol hace posible alcanzar estas temperaturas tan bajas de forma pasiva, radiando el exceso de calor hacia el espacio, sin necesidad de utilizar ningún tipo de sistema de refrigeración. Sólo uno de los instrumentos del JWST, el Instrumento para el Infrarrojo Medio (MIRI), está equipado con un sistema criogénico para mantener su temperatura a -266°C. El satélite cuenta con una barrera térmica que permite que los sistemas electrónicos instalados en la cara ‘caliente’ del JWST puedan operar a temperatura ambiente.

Al contrario que su predecesor, el Telescopio Espacial Hubble, el JWST no tiene una visera que proteja a sus instrumentos de la luz no deseada; como consecuencia el parasol debe desempeñar una función todavía más importante, para garantizar que el JWST opera en el punto óptimo para las observaciones en la banda del infrarrojo cercano.

El JWST, un proyecto de colaboración internacional en el que participan la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Canadiense, será el observatorio espacial más potente jamás construido.

0 comentarios

sáb

30

ago

2014

La mejor imagen obtenida de una fusión de galaxias en el universo lejano

Fuente: ESO


Utilizando el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) y muchos otros telescopios en tierra y en el espacio, un equipo internacional de astrónomos ha obtenido la mejor imagen de una colisión que tuvo lugar entre dos galaxias cuando el universo tenía sólo la mitad de su edad actual. Se sirvieron de una lupa del tamaño de una galaxia para revelar detalles de otro modo invisibles. Estos nuevos estudios de la galaxia H-ATLAS J142935.3-002836 han demostrado que este objeto, complejo y distante, es parecido a una conocida colisión de la galaxia local, las Galaxias Antena.


El famoso detective de ficción Sherlock Holmes utilizaba una lupa para revelar evidencias apenas visibles, pero importantes. Los astrónomos están ahora combinando el poder de muchos telescopios basados en tierra y en el espacio [1] con una forma infinitamente más grande de lente cósmica para estudiar un caso de vigorosa formación estelar en el universo temprano.


"Mientras los astrónomos a menudo se ven limitados por la potencia de sus telescopios, en algunos casos nuestra capacidad para ver el detalle es enormemente mejorada por lentes naturales, creadas por el universo", explica el autor principal, Hugo Messias, de la Universidad de Concepción (Chile) y el Centro de Astronomía y Astrofísica da Universidad de Lisboa (Portugal). "Einstein predijo en su teoría de la relatividad general que, dada la suficiente masa, la luz no viaja en línea recta, sino que se dobla de forma similar a la luz refractada por una lente normal".


Estas lentes cósmicas son creadas por enormes estructuras como galaxias y cúmulos de galaxias, que desvían la luz de los objetos que hay detrás de ellos debido a su fuerte gravedad — un efecto denominado de lente gravitacional o gravitatoria. Las propiedades de este efecto lupa permiten a los astrónomos estudiar objetos que no serían visibles de otro modo y comparar directamente las galaxias locales con otras mucho más remotas, vistas cuando el universo era considerablemente más joven.


Pero para que estas lentes gravitacionales funcionen, la galaxia que hace de lente y la que se encuentra detrás, alejada, deben estar alineadas de un modo muy preciso.


"Estas alineaciones casuales son muy raras y tienden a ser difíciles de identificar",  añade Hugo Messias, "pero estudios recientes han demostrado que mediante la observación en longitudes de onda del infrarrojo lejano y el rango milimétrico, podemos encontrar estos casos de una forma mucho más eficiente".


H-ATLAS J142935.3-002836 (o simplemente H1429-0028 para abreviar) es una de estas fuentes y fue encontrada en el sondeo Herschel Astrophysical Terahertz Large Area Survey (H-ATLAS). Aunque muy débil en las imágenes de luz visible, es una de las lentes gravitatorias más brillantes del infrarrojo lejano encontrado hasta el momento, aunque lo estamos viendo en un momento en el que el universo tenía sólo la mitad de su edad actual.


Sondear este objeto estaba en el límite de lo posible, por lo que el equipo internacional de astrónomos comenzó una extensa campaña de seguimiento con los telescopios más potentes — tanto en tierra como en el espacio — incluyendo el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA, ALMA, el Observatorio Keck, el conjunto Karl Jansky Very Large Array (JVLA) y otros. Los diferentes telescopios proporcionaron diferentes puntos de vista, que se combinaron para obtener la mejor imagen de este inusual objeto.


Las imágenes de Hubble y Keck revelaron un detallado anillo de luz gravitacionalmente inducido alrededor de la galaxia del frente. Estas imágenes de alta resolución también demostraron que la galaxia que ejercía de lente es una galaxia con el disco de canto — similar a nuestra galaxia, la Vía Láctea — que oscurece partes de la luz del fondo debido a las grandes nubes de polvo que contiene.


Pero este oscurecimiento no es un problema para ALMA y JVLA, puesto que estas dos instalaciones observan el cielo en longitudes de onda más largas, que no se ven afectadas por el polvo. Combinando los datos, el equipo descubrió que el sistema de fondo era en realidad una colisión que está teniendo lugar entre dos galaxias. Desde ese momento, ALMA y JVLA empezaron a jugar un papel clave en la caracterización de este objeto.


En particular, ALMA trazó el monóxido de carbono, que permite hacer estudios detallados de los mecanismos de formación de estrellas en las galaxias. Las observaciones de ALMA también permitieron medir el movimiento del material en el objeto más distante. Esto fue esencial para demostrar que el objeto que se observa a través de la lente es, de hecho, una colisión galáctica en curso que da lugar a cientos de nuevas estrellas cada año, y que una de las galaxias del choque aún muestra signos de rotación, una indicación de que era una galaxia de disco justo antes de este encuentro.


El sistema de estas dos galaxias en colisión se asemeja a un objeto que está mucho más cerca de nosotros: las Galaxias Antena. Se trata de una espectacular colisión entre dos galaxias que se cree que han tenido una estructura de disco en el pasado. Mientras que el sistema de las Antenas está formando estrellas a un ritmo de sólo unas pocas decenas de la masa de nuestro Sol cada año, en el mismo tiempo H1429-0028 convierte una masa de gas de más de 400 veces la masa del Sol en nuevas estrellas.


Rob Ivison, Director de Ciencia de ESO y coautor del nuevo estudio, concluye: "ALMA nos ha permitido resolver este dilema porque nos ha proporcionado información sobre la velocidad del gas en las galaxias, lo que hace posible distinguir los diversos componentes, revelando la firma clásica de una fusión de galaxias. Este hermoso estudio capta una fusión galaxia en plena acción, justo en el momento en el que desencadena un estallido extremo de formación estelar".


Notas


[1] Entre el conjunto de instrumentos que se usaron para proporcionar evidencias que ayudasen a desentrañar los misterios de este caso, se encontraban nada menos que tres Telescopios de ESO — ALMA, APEX y VISTA. Los otros telescopios y sondeos de los que se hizo uso fueron: el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA, el Telescopio Gemini Sur, el Telescopio Keck-II, el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, el conjunto Jansky Very Large Array, CARMA, IRAM y SDSS y WISE.

0 comentarios

vie

29

ago

2014

Observan las primeras etapas de la construcción de una galaxia gigante

Fuente: NASA


Los astrónomos han logrado ver por primera vez las primeras etapas de la construcción galaxia masiva. La obra llamada "Sparky", es un denso núcleo galáctico ardiendo con la luz de millones de estrellas recién nacidas que se están formando a un ritmo feroz.

El descubrimiento fue posible a través de observaciones combinadas de los telescopios espaciales Hubble y Spitzer de la NASA, el Observatorio Keck en Mauna Kea, Hawai, y el observatorio espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea, en el que la NASA juega un papel muy importante.

Una galaxia elíptica totalmente desarrollada es una recolección de gas deficiente de estrellas antiguas que, en teoría, se desarrolla desde adentro hacia afuera, con un núcleo compacto que marca sus inicios. Debido a que el núcleo de la galaxia está tan lejos, la luz de la galaxia observable desde la Tierra se creó en realidad hace 11.000 millones de años, sólo 3.000 millones de años después del Big Bang.

Aunque sólo abarca una fracción del tamaño de la Vía Láctea, el pequeño núcleo galáctico ya contiene aproximadamente el doble de estrellas que nuestra propia galaxia, todas hacinadas en una región de sólo 6.000 años luz de diámetro. La Vía Láctea tiene unos 100.000 años luz de diámetro.

"Realmente no habíamos visto un proceso de formación que pudiera crear cosas con esta densidad", dijo Erica Nelson, de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut, y autora principal del estudio. "Tenemos la sospecha de que este proceso de formación del núcleo es un fenómeno exclusivo de los inicios del universo, porque el universo temprano, en su conjunto, era más compacto. Hoy en día, el universo es tan difuso que no puede crear ya este tipo de objetos".

Además de determinar el tamaño de la galaxia a partir de las imágenes del Hubble, el equipo se fijó en imágenes del infrarrojo lejano de los archivos de Spitzer y Herschel. Esto les permitió ver lo rápido que el núcleo de la galaxia está creando estrellas. Sparky produjo alrededor de 300 estrellas por año, en comparación con las 10 estrellas por año producidas por nuestra Vía Láctea.

"Son ambientes muy extremos", dijo Nelson. "Es como una caldera medieval forjando estrellas. Hay mucha turbulencia, y está burbujeando. Si estubiéramos allí, el cielo de la noche sería brillante con estrellas jóvenes, y habría una gran cantidad de polvo, gas y restos de explosiones de estrellas. Realmente ver este acontecimiento es fascinante ".

Los astrónomos teorizan que este nacimiento de estrellas frenético fue provocado por un torrente de gas que fluye en el núcleo de la galaxia, mientras que se formó en el interior de un pozo gravitatorio de la materia oscura, materia cósmica invisible que actúa como el andamiaje del universo para la construcción de la galaxia.

Las observaciones indican que la galaxia estuvo produciendo con furia estrellas durante más de mil millones de años. Es probable que este frenesí, con el tiempo, se ralentice hasta detenerse, y que en los próximos 10.000 millones de años otras galaxias más pequeñas podrían fusionarse con Sparky, haciendo que se expanda y se convierta en una gigantesca y tranquila galaxia elíptica.

"Creo que nuestro descubrimiento resuelve la cuestión de si este modo de construcción de galaxias realmente ocurrió o no", dijo un miembro del equipo, Pieter van Dokkum, de la Universidad de Yale. "La pregunta ahora es, ¿con qué frecuencia ocurre esto? Sospechamos que hay otras galaxias como esta que son aún más débiles en longitudes de onda del infrarrojo cercano. Nosotros creemos que serán más brillantes en longitudes de onda más largas, y serán telescopios infrarrojos como el Telescopio Espacial James Webb de la NASA los que encuentren más de estos objetos ".

0 comentarios

jue

28

ago

2014

Un nuevo paso en el desarrollo del cohete que viajará a Marte

Fuente: NASA


Funcionarios de la NASA anunciaron el miércoles que han completado una revisión rigurosa del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) - la carga pesada, una clase de cohetes de exploración en fase de desarrollo para llevar seres humanos más allá de la órbita de la Tierra y a Marte - y aprobaron la progresión del programa para su desarrollo, algo que ningún otro vehículo de clase de exploración ha logrado desde que la agencia construyó el transbordador espacial.

"Estamos en un viaje de exploración científica y humana que nos llevará a Marte", dijo el administrador de la NASA Charles Bolden. "Y estamos firmemente comprometidos con la construcción del vehículo de lanzamiento y otros sistemas de apoyo que nos llevarán en ese viaje."

Para su primer vuelo de prueba, SLS será configurado para una capacidad de despegue de 77 toneladas y llevará a Orión una nave espacial sin tripulación más allá de la órbita baja de la Tierra. En su configuración más potente, SLS proporcionará una capacidad de despegue sin precedentes de 143 toneladas, lo que permitirá misiones aún más lejanas en nuestro sistema solar, incluyendo destinos como un asteroide y Marte.

"El Programa del Sistema de Lanzamiento Espacial ha realizado un trabajo ejemplar durante los últimos tres años para llevarnos a este punto", dijo William Gerstenmaier, administrador asociado para las Operaciones Espaciales en Washington. "Vamos a mantener los equipos de trabajo hacia una fecha de preparación más ambiciosa, pero estaremos listos a más tardar en Noviembre de 2018".

El SLS, Orion, y la Planta de Desarrollo de Sistemas y Programas de Operaciones, cada uno llevará a cabo una revisión del diseño antes de cada programa y en cada programa se determinarán los compromisos de costos y calendarios que establezcan sus requisitos técnicos individuales.

"Los ingenieros han hecho un avance técnico significativo en el cohete y se ha producido hardware para todos los elementos del programa SLS", dijo el gerente del programa de SLS Todd May. "Los miembros del equipo se merecen un enorme reconocimiento por su dedicación a la construcción de este activo nacional".

SLS será el cohete más poderoso del mundo. Además de abrir nuevas fronteras para los exploradores que viajen a bordo de la cápsula Orion, SLS también podría ofrecer beneficios para misiones científicas que requieran su uso y no puedan volar en cohetes comerciales.

0 comentarios

mié

27

ago

2014

New Horizons cruza la órbita de Neptuno rumbo a Plutón

La nave espacial New Horizons, cuyo destino es Plutón, ya ha cruzado la órbita de Neptuno. Este es su último cruce importante en su camino de convertirse en la primera nave espacial en tener un encuentro cercano con Plutón el 14 de Julio de 2015.

Esta sofisticada nave espacial, del tamaño de un piano, que fue lanzada en Enero de 2006 alcanzó la órbita de Neptuno, a unos 4.443 millones de kilómetros de la Tierra, en un récord de 8 años y ocho meses de viaje. Este logro coincide precisamente con el 25 aniversario del histórico encuentro de la nave espaciales de la NASA Voyager 2 con Neptuno el 25 de Agosto de 1989.

 

"Es una coincidencia cósmica que conecta uno de los anteriores emblemáticos exploradores del sistema solar exterior de la NASA, con nuestro próximo explorador del sistema solar exterior", dijo Jim Green, director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA en la sede de la NASA en Washington. "Hace exactamente 25 años en Neptuno, la sonda Voyager 2 nos ofreció un primer vistazo a un planeta inexplorado. Ahora será el turno de New Horizons quien nos relevará el inexplorado Plutón y sus lunas con un detalle sorprendente el próximo verano en su camino hacia los vastos confines del sistema solar ".

Plutón es casi completamente desconocido. Está tan lejos que incluso el Telescopio Espacial Hubble se debe esforzar para verlo. Las mejores imágenes con las que se cuenta hasta el momento muestran poco más que la forma (esférica) y el color (rojizo) de Plutón. A través de los años, los cambios en esos patrones de color ofrecen una pista de que se trata de un planeta dinámico, donde algo está ocurriendo, pero nadie sabe qué es.

Hacia finales de abril de 2015, la nave espacial New Horizons se encontrará lo suficientemente cerca de Plutón como para tomar fotografías que competirán con las que ha tomado el telescopio Hubble; y a partir de allí todo se pondrá mejor. En su máximo acercamiento, en julio de 2015, New Horizons estará a apenas 10.000 kilómetros por encima de la superficie de Plutón. Si New Horizons volara sobre la Tierra a la misma altura, podría ver los edificios de manera individual, así como sus formas.

0 comentarios

mar

26

ago

2014

Rosetta preselecciona cinco lugares para aterrizar sobre el cometa

Fuente: NASA

 

Gracias a la detallada información recogida por la sonda Rosetta de la ESA durante sus dos primeras semanas junto al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, ya se han identificado cinco lugares en los que podría aterrizar el módulo Philae el próximo mes de noviembre – en el que será el primer aterrizaje sobre un cometa de la historia.

Antes de la llegada de la sonda europea no se disponía de información sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, por lo que el equipo de la misión empezó a buscar un lugar apropiado para el aterrizaje del módulo de 100 kg tan pronto como Rosetta alcanzó su objetivo el pasado día 6 de agosto.

Está previsto que el módulo Philae aterrice a mediados de noviembre, cuando el cometa todavía se encuentre a unos 450 millones de kilómetros del Sol, y antes de que la actividad del cometa alcance un nivel que pudiera poner en peligro la maniobra o alterar la composición de la superficie.

El cometa 67P recorre una órbita heliocéntrica cada 6.5 años. Ayer se encontraba a 522 millones de kilómetros del Sol y cuando alcance el punto de máxima aproximación, a una distancia de 185 millones de kilómetros, la intensidad de la radiación solar será ocho veces superior a la actual. Rosetta y el cometa alcanzarán este punto el 13 de agosto de 2015, en algo menos de un año.

Rosetta utilizará su conjunto de instrumentos científicos para observar cómo evoluciona el cometa a medida que aumenta su temperatura, estudiando cómo se desarrolla el coma y cómo se altera su superficie. Mientras tanto, el módulo Philae tomará datos complementariosin situ, sobre la superficie del cometa. El satélite y el módulo de aterrizaje trabajarán juntos en el experimento CONSERT, enviando y detectando ondas de radio a través del interior de la roca helada para estudiar su estructura interna.

El proceso de selección del lugar idóneo para el aterrizaje de Philae es muy complejo. La zona de aterrizaje tiene que satisfacer las necesidades técnicas del satélite y las del módulo de aterrizaje durante las fases de separación, descenso y aterrizaje, y tiene que ser relevante para las operaciones en superficie de los 10 instrumentos científicos que transporta Philae.

Las incertidumbres en la navegación de Rosetta cuando opera tan cerca del cometa implican que Philae aterrizará en algún punto dentro de una elipse de un kilómetro cuadrado de extensión.

Para cada posible lugar de aterrizaje hay que analizar factores como si el módulo de aterrizaje será capaz de mantener un enlace apropiado con Rosetta, la presencia de peligros como grandes rocas, grietas profundas o pendientes pronunciadas o si las condiciones de iluminación serán las adecuadas para las observaciones científicas y para recargar las baterías del módulo de aterrizaje, sin llegar a sobrecalentarlo.

Durante esta fase de evaluación se analizaron los datos recogidos por Rosetta a una distancia de 100 kilómetros del cometa, entre los que destacan las fotografías de alta resolución de la superficie, las medidas de la temperatura del cometa y de la presión y la densidad del gas que rodea a su núcleo. En paralelo, también se ha determinado la orientación del cometa con respecto al Sol, su velocidad de rotación, masa y gravedad en la superficie. Todos estos factores juegan un papel importante a la hora de estudiar la viabilidad técnica de cada uno de los posibles lugares de aterrizaje.

El pasado fin de semana se reunió en Toulouse el Grupo para la Selección del Lugar de Aterrizaje (formado por ingenieros y científicos del Centro de Ciencia, Operaciones y Navegación de Philae del CNES, el Centro de Control del Módulo de Aterrizaje del DLR, los científicos responsables de los instrumentos de Philae y el equipo de Rosetta de la ESA), para evaluar los datos disponibles y reducir a cinco la lista de posibles candidatos.

“Es la primera vez en la historia que se evalúan lugares para aterrizar en un cometa”, explica Stephan Ulamec, Responsable del Módulo de Aterrizaje para el DLR.

“Teniendo en cuenta la forma y la topografía tan particular del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, no sorprende que hayamos tenido que descartar muchos candidatos. Pensamos que los lugares preseleccionados son viables desde un punto de vista técnico, basándonos en los análisis preliminares de la dinámica del vuelo y de otros factores como, por ejemplo, que todos ellos proporcionen al menos seis horas de luz solar durante cada rotación del cometa y que presenten un suelo plano. Por supuesto, en cada uno de estos lugares se podrían realizar descubrimientos científicos sin precedentes”.

“Este cometa no se parece a nada que hayamos visto antes, y presenta espectaculares formaciones que todavía no terminamos de comprender”, explica Jean-Pierre Bibring, uno de los científicos del módulo de aterrizaje e investigador principal del instrumento CIVA.

“Los cinco lugares preseleccionados ofrecen las mejores condiciones para aterrizar y para analizar la composición, la estructura interna y la actividad del cometa con los diez experimentos de Philae”.

Los diez candidatos iniciales fueron designados con letras del abecedario, que no guardan relación con un orden de preferencia. Tres de los cinco finalistas (B, I y J) se encuentran en el más pequeño de los dos lóbulos del cometa, y los otros dos (A y C) en el mayor.

Resumen de los cinco lugares preseleccionados:
 
Lugar A: Es una interesante región ubicada en el lóbulo mayor, pero con una buena vista del lóbulo menor. Se piensa que el terreno entre los dos lóbulos podría ser el origen de ciertas emisiones. Será necesario tomar imágenes de mayor resolución para estudiar las características de su superficie, como la presencia de pequeñas depresiones o pendientes, y sus condiciones de iluminación.

Lugar B: Esta zona se encuentra en el interior de la estructura con forma de cráter en el lóbulo más pequeño, y presenta una superficie plana, por lo que se considera un lugar relativamente seguro para el aterrizaje. Sin embargo, las condiciones de iluminación podrían suponer un problema a largo plazo para las operaciones científicas de Philae. Será necesario tomar imágenes de mayor resolución para estudiar la distribución de rocas en la región. Se piensa que estas rocas podrían ser el resultado de una actividad muy reciente, por lo que esta zona podría no ser tan virgen como el resto de candidatos.

Lugar C: Ubicada en el lóbulo mayor, es una región que presenta una gran variedad de interesantes formaciones, entre las que destacan manchas de material más brillante, depresiones, acantilados, colinas y planicies. Será necesario tomar imágenes de mayor resolución para evaluar los riesgos que podrían suponer estas formaciones. Está bien iluminada, lo que es una ventaja para las operaciones a largo plazo de Philae.

Lugar I: Esta zona relativamente plana del lóbulo menor podría contener material más reciente. Será necesario tomar imágenes de mayor resolución para estudiar las irregularidades del terreno. Las condiciones de iluminación también son favorables para las operaciones a largo plazo.

Lugar J: Similar al anterior, también se encuentra ubicado en el lóbulo menor, ofreciendo interesantes formaciones y buenas condiciones de iluminación. Esta localización presenta ciertas ventajas para llevar a cabo el experimento CONSERT en comparación con la zona I, pero será necesario tomar imágenes de mayor resolución para evaluar las condiciones de la superficie, que parece presentar grandes rocas y varios bancales.


El siguiente paso será realizar un análisis detallado de cada uno de estos candidatos, determinando las estrategias orbitales y operacionales que tendría que utilizar Rosetta para posar a Philae en cualquiera de ellos. Mientras tanto, Rosetta se acercará a 50 kilómetros del cometa para estudiar mejor cada uno de los posibles lugares de aterrizaje.

El 14 de septiembre habrá concluido la evaluación de los cinco candidatos, que se ordenarán por orden de preferencia. Esto permitirá elegir el lugar principal y el secundario, para los que se desarrollará una estrategia detallada para las operaciones de aterrizaje.

Durante esta fase, Rosetta se acercará a 20-30 kilómetros del cometa para estudiar con gran nivel de detalle la distribución de rocas en estos dos lugares. Esta información podría ser fundamental para decidir en cuál de los dos se aterrizará finalmente.

El equipo de la misión está utilizando el 11 de noviembre como referencia para el aterrizaje, pero la fecha definitiva y el lugar de aterrizaje se anunciarán el día 12 de octubre. A continuación, la ESA tomará la decisión final en consenso con el equipo del módulo de aterrizaje, tras la revisión del estado de la misión que tendrá lugar el 14 de octubre.

“El proceso de selección de un lugar de aterrizaje es extremadamente complejo y dinámico. Cuanto más nos acerquemos al cometa veremos más y más detalles, que influirán en la decisión final de dónde y cuándo podremos aterrizar”, explica Fred Jansen, responsable de la misión Rosetta para la ESA.

“Tuvimos que completar el análisis preliminar de los posibles lugares de aterrizaje antes de llegar al cometa, y ahora tenemos unas pocas semanas para decidir cuál será el lugar principal. El tiempo se acaba y nos enfrentamos al gran reto de elegir el mejor candidato posible”.

0 comentarios

lun

25

ago

2014

Newton, Fermi y Dirac, en el cielo

Fuente: Gerardo Blanco

http://www.noticiasdelcosmos.com/2014/08/newton-fermi-y-dirac-en-el-cielo.html#more

 

Un nuevo modelo para describir la estructura de las galaxias


En un reciente artículo en MNRAS, científicos argentinos del Observatorio de París y la Universidad Pierre y Marie Curie describen las principales propiedades observadas de galaxias con una nueva teoría.

El universo se compone en mayor medida de materia oscura, distinta de la ordinaria y que se manifiesta a través de la acción de la gravedad.
La proporción de materia oscura en la masa total de las galaxias varía de acuerdo a sus tamaños: 95% para grandes galaxias espirales o elípticas y hasta el 99,9% en las enanas compactas.

En semejantes proporciones, la materia oscura y la gravedad juegan un rol decisivo en la formación y estructura de las galaxias.

Usando una teoría que involucra esos dos componentes, un equipo de científicos, que incluye a dos argentinos residentes en París, consiguieron reproducir las propiedades observadas de las galaxias, es decir, su velocidad circular, distribución de densidad, así como las relaciones entre sus masas, tamaños y velocidades.

Energía oscura cálida
El enfoque teórico se basa en la supuesta existencia de materia oscura "cálida" (warm), en oposición a la "fría". Se compondría de partículas con masas en la escala de mil electron voltios (eV o keV, equivalente a 10-33 kg, un electrón tiene una masa de 511 keV). En la versión "fría" las partículas son más pesadas y lentas.

El trabajo se basa en las propiedades cuánticas de esta materia, como el espín y la estadística de partículas: una presión repulsiva se genera contra la acción atractiva de la gravedad.

Para el trabajo se usaron diez diferentes conjuntos de datos de galaxias, cada set con galaxias de masas entre 5x109 a 5x1011 masas solares.

Las velocidades circulares obtenidas (curvas de rotación) y distribución de densidades son consistentes con aquellas observadas. Y un dato notable: las curvas de rotación teóricas normalizadas y los perfiles de densidad son universales: son iguales para todas las galaxias de diferente tipo, tamaño y masa.

Las galaxias compactas enanas se acercan al modelo de Thomas-Fermi, mientras las galaxias intermedias (espirales, elípticas y otras) se acercan al modelo clásico de Boltzmann.

Las simulaciones de materia oscura cálida hechas hasta ahora son clásicas: no se usa la dinámica cuántica, sino las ecuaciones de Newton. Por tanto, en los núcleos galácticos, debajo de ~100 pc, esas simulaciones de N-cuerpos sin la presión cuántica exhiben pequeños núcleos con tamaños menores a los observados. El efecto cuántico relevante para estos científicos, según trabajos previos, es la presión fermiónica.
Cuando se tiene en cuenta este efecto, la teoría predice estructuras correctas, según lo observado.

En el paper, al que se puede acceder gratis, el trabajo se estructura con una presentación del problema; luego en la sección 2 se aborda el enfoque Thomas-Fermi; luego se contrastan las observaciones con los datos teóricos; y finalmente se hacen las conclusiones.

La cinemática de varios miles de discos galácticos, descritos por sus curvas de rotación y otros parámetros, muestran que la densidad de los halos de materia oscura alrededor de galaxias de diferentes tipos, luminosidades y morfología están bien representados por el llamado Perfil de Burkert.


En la Figura 2 se muestran las velocidades circulares normalizadas de datos observacionales y las que surgen de la fórmula Thomas-Fermi. URC significa universal rotation curve (ver Salucci et al. 2007).

Conclusiones
Los físicos teóricos concluyen que la mejor manera de descifrar la naturaleza de la materia oscura es estudiar las propiedades de los objetos físicos formados por ella: las galaxias.

La materia oscura cálida (WDM) fermiónica produce por sí misma galaxias y estructuras en acuerdo con observaciones modelizadas con el perfil Burkert mostrando que las correcciones bariónicas a la WDM no son muy importantes.
Los resultados muestran la utilidad del enfoque Thomas-Fermi para describir las estructuras de las galaxias.
El nuevo enfoque une la gravedad y las propiedades cuánticas de la materia oscura. Tiene su contraparte en el enfoque estadístico usado para átomos (conocido como Thomas-Fermi), con la gravedad jugando el rol del potencial eléctrico. En otras palabras, "Newton, Fermi y Dirac, se encuentran en las galaxias a través de la materia oscura", apunta Norma Sánchez, co-autora del trabajo.

El trabajo está firmado por H. J. de Vega (UPMC), P. Salucci (SISSA/ISAS-INFN) y Norma. G. Sanchez (Observatoire de Paris, LERMA)

Héctor José de Vega es argentino, nacido el 10 de abril de 1949. Se doctoró en física en la UNLP (1973) y trabaja como investigador en CNRS desde 1980. También tiene la nacionalidad francesa.
La Dra. Norma Graciela Sánchez también es argentina, nacida en Ensenada. En 2009 el GEN presentó un proyecto para declararla ciudadana ilustre de la Provincia de Buenos Aires. En el proyecto se informa de su trayectoria.


Fuentes y links relacionados


 

  • "Observational rotation curves and density profiles versus the Thomas-Fermi galaxy structure theory", H. J. de Vega; P. Salucci; N. G. Sanchez Monthly Notices of the Royal Astronomical Society 442 (2): 2717-2727 (2014)
    DOI:10.1093/mnras/stu972
  • Observatorio de Paris: A new model to describe the structure of galaxies
  • Fermionic Warm Dark Matter and the Thomas-Fermi galaxy structure
    theory (PDF), H.J. De Vega, LPTHE, CNRS/Universite P & M Curie (Paris VI), 18th Paris Cosmology Colloquium 2014, Observatoire de Paris, Paris campus

Sobre las imágenes


  • Imagen de Observatory of Paris.
  • Figura 2. Crédito: H. J. de Vega; P. Salucci; N. G. Sanchez Monthly Notices of the Royal Astronomical Society 442 (2): 2717-2727 (2014)
0 comentarios

dom

24

ago

2014

Espectacular paisaje de formación estelar

Fuente: ESO

 

Esta imagen, captada por el Wide Field Imager (WFI) emplazado en el Observatorio La Silla de ESO en Chile, muestra dos regiones de intensa formación estelar en la zona sur de la Vía Láctea. La primera, a la izquierda de la fotografía, se encuentra dominada por el cúmulo estelar NGC 3603, situado a 20.000 años luz de distancia, en el brazo espiral de Carina-Sagitario en nuestra galaxia, la Vía Láctea. El segundo objeto, a la derecha, es una acumulación de nubes de gas resplandeciente conocido como NGC 3576, ubicado a tan sólo la mitad de distancia de la Tierra.

 

El NGC 3603 es un cúmulo estelar extremadamente brillante, conocido por tener la mayor concentración de estrellas masivas descubiertas hasta ahora en nuestra galaxia. En la parte central se puede observar un sistema estelar múltiple Wolf–Rayet, conocido como HD 97950. Las estrellas Wolf-Rayet se encuentran en una avanzada fase de evolución estelar, con dimensiones que comienzan en unas 20 veces la masa del Sol. Sin embargo, a pesar de su gran magnitud, las estrellas Wolf–Rayet se desprenden de una cantidad considerable de su materia, debido a la acción de intensos vientos estelares que expulsan el material de su superficie hacia el espacio a siete millones de kilómetros por hora, una pérdida de peso de proporciones cósmicas.

 

El NGC 3603 se localiza en una zona de formación estelar muy activa. Las estrellas nacen en regiones oscuras y polvorientas del espacio, en su mayoría fuera del alcance de la vista. Pero a medida que las jóvenes estrellas comienzan gradualmente a brillar y logran disipar las capas de material que las rodea, se hacen visibles y crean nubes con un intenso resplandor en la materia circundante conocidas como regiones HII. Las regiones HII se iluminan debido a la interacción de la radiación ultravioleta emitida por las jóvenes y brillantes estrellas, las que se encuentran a altas temperaturas, con las nubes de gas de hidrógeno. Estas regiones pueden medir varios cientos de años-luz de diámetro, y la que rodea al NGC 3603 se distingue por ser la más masiva en nuestra galaxia.

 

El cúmulo fue observado por primera vez por John Herschel, el 14 de marzo de 1834, durante su expedición de tres años dedicada al estudio sistemático de los cielos australes cercanos a Ciudad del Cabo. El mismo lo describió como un objeto notable y pensó que podría haberse tratado de un cúmulo globular. Estudios posteriores mostraron que no era un antiguo sistema globular, sino un  joven cúmulo abierto, uno de los más abundantes conocidos a la fecha.

 

El NGC 3576, a la derecha de la imagen, también se sitúa en el brazo espiral de Carina-Sagitario de la Vía Láctea. Pero se encuentra sólo a unos 9.000 años luz de la Tierra (mucho más cerca que el NGC 3603, sin embargo, se pueden apreciar uno al lado del otro en el cielo).

 

El NGC 3576 se destaca por la presencia de dos grandes objetos curvos que se asemejan a los ensortijados cuernos de un carnero. Estos extraños filamentos son el resultado de los vientos estelares provenientes de las calientes y jóvenes estrellas en las regiones centrales de la nebulosa, que han arrastrado el polvo y el gas hacia el exterior a lo largo de un centenar de años-luz. Dos oscuras siluetas conocidas como glóbulos de Bok también se pueden apreciar en este vasto complejo de nebulosas. Estas nubes negras cercanas a la parte superior de la nebulosa ofrecen además sitios potenciales para la futura formación de nuevas estrellas.

 

El NGC 3576 también fue descubierto por John Herschel en 1834, haciendo de este un año particularmente productivo y visualmente gratificante para el astrónomo inglés.

0 comentarios

vie

22

ago

2014

En el 2020, Marte se verá en Robledo de Chavela

Fuente: D. de Ferrol

 

La estación española de la NASA, en la localidad madrileña de Robledo de Chavela, estará en condiciones de obtener en 2020 imágenes del planeta Marte en vídeo de alta definición y en tiempo real.

Se trata de un "gran reto" y del "techo tecnológico" de esta estación espacial madrileña, ha dicho a Efe su director, Pablo Pérez-Zapardiel, tras agradecer una visita que ha realizado al centro este mediodía el consejero madrileño de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio.

La visita del Gobierno regional al centro coincide con el 50 aniversario que acaba de celebrar esta estación, que la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) de EEUU instaló en 1964 en Robledo teniendo en cuenta su orografía favorable, que permite a sus antenas escudriñar el espacio sin interferencias radioeléctricas.

Sus responsables han explicado que el centro de comunicaciones de Robledo es uno de los tres que integran el organismo Deep Space Network (DSN, siglas en inglés de Red del Espacio Profundo), además del localizado en la localidad californiana de Barstow y otro en la australiana de Canberra.

Como un guiño a estas localizaciones, el reloj digital que preside la sala de control del Centro, muestra con la imagen del planeta tierra la hora universal y con las banderas correspondientes y un búfalo, un canguro y un toro las horas estadounidense (californiana), australiana y española.

En Robledo hay en seis antenas, con cuatro de las cuales se realiza la tarea ininterrumpida, 24 horas todos los días y noches del año, de seguir un gran número de satélites, el más lejano de ellos el Voyager 1, que viaja por el espacio interestelar y hasta el cual tardan unas 18 horas las órdenes tecnológicas enviadas desde Madrid.

La respuesta del satélite tarda otras 18 horas en regresar hasta Robledo de Chavela, ha explicado el director del Centro, en contraste con el segundo que tarda la señal hasta la luna.

Pablo Pérez, que ha reconocido el apoyo que la Comunidad de Madrid ha prestado siempre a la estación, ha destacado que el de Robledo es un "centro de comunicaciones único en Europa y que está en constante evolución".

Pérez ha dicho que la cooperación de la Comunidad de Madrid será precisa en la instalación de dos nuevas antenas que estarán operativas en 2019 y 2020 y con las cuales "continuará la labor de seguimiento del sistema solar".

El director del centro ha explicado que estas nuevas antenas funcionarán en una frecuencia más alta, "en la banda k, a 32 gigaciclos, que permitirá aumentar la cantidad de información que se pueda manejar" y que hará posible "disponer de vídeo de alta definición en tiempo real desde Marte".

El consejero Ossorio, que ha recorrido las instalaciones del Centro en compañía de sus anfitriones, ha destacado "el orgullo y la satisfacción" que supone para la Comunidad acoger desde hace medio siglo este Centro.

Además, el consejero ha insistido en Madrid como comunidad referente en la industria aeroespacial y ha destacado cómo la región genera el 50 por ciento del empleo en el sector en España.

Ossorio ha recordado que en Madrid están instaladas empresas tecnológicas líderes como Airbus, Indra, ITP, GMV, o la propia NASA, además de los organismos oficiales AENA, EASA o la Dirección General de Aviación Civil.

0 comentarios

jue

21

ago

2014

Las Profundidades de Marte

Fuente: NASA

 

Sumida en las tierras altas del sur de Marte se encuentra Hellas Planitia, una de las mayores cuencas de impacto del Sistema Solar, con un diámetro de 2.300 kilómetros y más de 7 Km de profundidad.

Se piensa que esta imponente depresión tiene una antigüedad de entre 3.800 y 4.100 millones de años, y que se formó tras el impacto de un gran asteroide. Con el paso del tiempo, Hellas ha sufrido los efectos de la erosión del viento, el hielo, el agua y la actividad volcánica.

El fondo de esta gran cuenca está salpicado de cráteres de impacto más recientes, dos de los cuales ocupan el centro de esta imagen, tomada por la Cámara Estéreo de Alta Resolución de la sonda Mars Express de la ESA el 17 de diciembre de 2013. La resolución espacial es de 15 metros por píxel.

Estos dos cráteres se encuentran en la parte más profunda y más occidental de Hellas, y normalmente no se pueden observar con tanta claridad, ya que el fondo de la cuenca suele estar cubierto por nubes de polvo. De hecho, toda esta región parece estar sepultada bajo una espesa capa de polvo.

El mayor de los dos cráteres tiene unos 25 kilómetros de diámetro. En esta imagen se puede apreciar un flujo de materia que discurre desde la esquina superior izquierda de la fotografía hasta desembocar dentro del cráter. Observando con atención el área que rodea al montículo redondeado de su interior se pueden distinguir interesantes texturas resultado de este flujo.

El flujo también ha dejado su huella fuera de los cráteres, y en especial en la parte superior izquierda del centro de la imagen. Las marcas en el terreno indican que la materia fluyó desde el borde del cráter más grande hasta el interior del pequeño cráter situado a su izquierda.

La morfología de muchas de las formaciones en Hellas Planitia podrían ser el resultado de la acción del hielo y de los glaciares.

Por ejemplo, en primer plano y alrededor del borde del cráter se puede distinguir un patrón poligonal en el terreno asociado con la presencia de agua; esta textura aparece cuando un terreno húmedo y poroso se congela.

En las zonas más profundas de la cuenca la presión atmosférica es un 89% superior a su valor en la superficie de Marte, por lo que esta región todavía podría presentar condiciones favorables para la presencia de agua. Las imágenes radar tomadas por la sonda MRO de la NASA sugieren que algunos de los cráteres de Hellas podrían albergar glaciares de varios cientos de metros de espesor, ocultos bajo espesas capas de polvo.

0 comentarios

mié

20

ago

2014

19,20 y 21 de agosto: Venus y Júpiter en Conjunción

Fuente: NASA

 

Dormirse tarde es uno de los simples placeres de las vacaciones de verano. Pero, esta semana, despertarse temprano también será un placer.

Configure la alarma de su reloj 30 minutos antes de la salida del Sol. Venus y Júpiter convergirán en el cielo del amanecer para brindarle una hermosa conjunción que lo despertará más rápidamente que una taza de café amargo. Para observarla, necesitará una clara visión del horizonte Este-Noreste y… eso es todo. No tendrá que usar un telescopio. Estos son los dos planetas más brillantes del sistema solar, y se los puede observar a simple vista incluso desde las ciudades que tienen contaminación lumínica.

El espectáculo comienza el 15 de agosto con Venus y Júpiter a apenas algo más que 2°. de distancia. Eso significa que podrían entrar cómodamente dentro del cuenco de la Osa Mayor y que usted podría esconder el par convergente detrás de la palma de su mano extendida.

¿Cuál es Júpiter y cuál es Venus? Los puede distinguir por su luminosidad: Venus brilla 6 veces más que Júpiter; esto es el resultado de la cubierta de nubes súper reflectoras de Venus y de su proximidad a la Tierra.

A mediados de agosto, la conjunción progresa. La mejor mañana para observar es la del lunes 18 de agosto, cuando Venus y Júpiter estarán a solamente dos décimos de grados de distancia. Ahora, usted puede esconderlos detrás de la punta de su meñique extendido.

A pesar de que no se necesitan lentes para observar este par asombrosamente brillante, si usted cuenta con binoculares, úselos. Una rápida mirada del cielo alrededor de Venus y de Júpiter revelará que los dos mundos no están solos. Los planetas han convergido justo al lado de M44, el cúmulo de la Colmena. Ubicado a aproximadamente 500 años luz de la Tierra, este agitado cúmulo de estrellas es apenas visible a simple vista, pero resulta un blanco fácil para los binoculares comunes. A primera vista, podría parecer que un par de supernovas ha explotado dentro del cúmulo; pero esos son simplemente Venus y Júpiter que están atravesándolo.


Calendar_VenusJupiter190814.jpg
 Así se verán Venus y Júpiter los próximos días. Image Credit: NASA




Después del 18 de agosto, los dos mundos se separan otra vez. Las mañanas del 19, 20 y 21 todavía recompensarán a los madrugadores con una hermosa vista, que irá disminuyendo día a día. Pronto, el equilibrio de placer dejará paso nuevamente a poder dormirse tarde.

Sin embargo, hay una mañana más para observar. El 23 de agosto, una delgada Luna en cuarto menguante se unirá a Venus y a Júpiter, formando así un triángulo ancho pero bello de aproximadamente 7°de cada lado. Un triángulo cósmico que brilla a través del rosado resplandor del amanecer es una linda manera de comenzar el día.

0 comentarios

mar

19

ago

2014

Misión rusa en la EEI

Fuente: EFE

 

Los cosmonautas rusos Alexandr Skvortsov y Oleg Artémiev comenzaron una caminata espacial para lanzar un nanosatélite e instalar equipos científicos en la Estación Espacial Internacional (EEI), informó el Centro de Control de Vuelos ruso.

"Durante seis horas (desde la salida), los cosmonautas deberán cumplir una serie de misiones en el marco del programa científico de la EEI y lanzar el nanosatélite NS-1", informó un portavoz del centro, citado por la agencia Interfax.

El aparato transmite señales en frecuencias de radioaficionados en código Morse, así como fotografías del espacio abierto y datos telemétricos de todos sus bloques.

Además, Skvortsov y Artémiev montarán equipos científicos Expose-R en la cubierta del módulo ruso Zvezdá para estudiar el impacto a largo plazo que tiene el espacio sobre bacterias, hongos, plantas y animales.

Los cosmonautas, además, sacarán fotografías de la capa de aislamiento térmico del segmento ruso de la plataforma orbital y recogerán muestras de microorganismos de una de las ventanillas de la estación para realizar su análisis químico, toxicológico y microbiológico.

Actualmente, la tripulación de la EEI cuenta con seis integrantes: los rusos Skvortsov, Artemiev y Maxim Suráev; los astronautas estadounidenses Steve Swanson y Reid Wiseman, y el alemán Alexander Gerst.

0 comentarios

lun

18

ago

2014

Cassini rastrea nubes desarrollándose sobre un mar de Titán

Fuente: NASA

 

La nave espacial Cassini ha capturado recientemente imágenes de nubes que se mueven a través de los mares de hidrocarburos del norte de la luna de Saturno, Titán. Según los científicos esta actividad podría marcar el comienzo de las tormentas de verano que los modelos atmosféricos han predicho desde hace tiempo.

La nave espacial Cassini obtuvo estas fotografías a finales de julio, cuando se alejó de Titán después de un sobrevuelo cercano. Cassini siguió el sistema de nubes en desarrollo disipándose sobre el gran mar de metano conocido como Ligeia Mare durante más de dos días. Las mediciones de movimiento de las nubes indican que la velocidad del viento en la zona es de alrededor de 3 a 4,5 metros por segundo.

Durante varios años tras la llegada de Cassini al sistema de Saturno en 2004, los científicos observaron con frecuencia la actividad de las nubes cerca del polo sur de Titán, un fenómeno que se registra siempre a finales del verano. Las nubes se siguieron observando cuando la primavera llegó a hemisferio norte de Titán. Pero, desde que una gran tormenta azotó las latitudes bajas de la luna helada a finales de 2010, sólo se han visto unas pocas y pequeñas nubes en todo el satélite. La falta de actividad de las nubes tiene sorprendido a los investigadores, que han llevado a cabo simulaciones por ordenador de la circulación atmosférica de Titán, lo que ha predicho que las nubes se incrementarían en el norte cuando se acercaba el verano, cuando las temperaturas son más cálidas.

"Estamos ansiosos por saber si las nubes observadas ahora por Cassini señalan el comienzo de los patrones climáticos de verano, o si se trata de un hecho aislado", dijo Elizabeth Turtle, del equipo de imágenes de Cassini en la Universidad de Física Aplicada Johns Hopkins. "Además, ¿cómo son las nubes relacionadas con los mares en Titán? ¿Acaso Cassini simplemente las captó sobre ellos, o se forman preferentemente allí?", dijo Elizabeth Turtle.

Un año en Titán dura aproximadamente 30 años de la Tierra, con cada estación que dura alrededor de siete años. Observar los cambios estacionales en Titán seguirá siendo un objetivo importante para la misión Cassini de la NASA.

0 comentarios

dom

17

ago

2014

NuSTAR observa un fenómeno raro en un agujero negro

Fuente: NASA

 

El Nuclear Spectroscopic Telescope Array (NuSTAR) de la NASA ha captado un evento extremadamente raro en los alrededores del vórtice de un agujero negro supermasivo. Se trata de una fuente compacta de rayos X, un fenómeno llamado corona, que se encuentra cerca del agujero negro y que en cuestión de pocos días se ha acercado hasta el borde del mismo.

"La corona se ha derrumbado hacia el agujero negro, lo que ha provocado que la intensa gravedad que genera el agujero haya absorbido toda la luz circundante en una espiral hacia su interior", dijo Michael Parker del Instituto de Astronomía en Cambridge, Reino Unido y autor principal de este estudio.

A medida que la corona se aproximaba al agujero negro, la gravedad con la que este atraía los rayos X era todavía mayor, dando como resultado una distorsión extrema de la luz de los rayos. Estos acontecimientos ya fueron documentados antes, pero nunca con tal precisión y detalle.

Los científicos piensan que los agujeros negros supermasivos están en el centro de todas las galaxias. Algunos son más grandes y giran a más velocidad que otros. El agujero negro de este nuevo estudio, llamado Markarian 335 o Mrk 335, se encuentra a 324 millones de años luz de la Tierra en la constelación de Pegaso. Tiene diez millones de veces la masa de nuestro Sol pese a que su diámetro es solo 30 veces mayor. Esta ingente masa y la velocidad de su giro hace que el tiempo y el espacio esté distorsionado a su alrededor.

A pesar de que algo de la luz cae en el agujero negro supermasivo para no ser vista otra vez, otra luz altamente energizada emana tanto de la corona como del disco de acreción de material sobrecalentado que lo rodea. Aunque los astrónomos no están seguros de la forma y la temperatura que tienen las coronas, saben que contienen partículas que se mueven cerca de la velocidad de la luz.

0 comentarios

lun

11

ago

2014

ALMA apunta hacia Plutón para guiar a New Horizons

Fuente; NASA

 

Los astrónomos están utilizando el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) para realizar mediciones de alta precisión de la ubicación de Plutón y su órbita alrededor del Sol, con el fin de ayudar a que la nueva nave espacial de NASA, denominada New Horizons (Nuevos Horizontes), pueda dar con exactitud a su objetivo, al acercarse a Plutón y sus cinco lunas conocidas en julio del 2015.

A pesar de habérsele observado durante décadas con telescopios desde la Tierra y el espacio, los astrónomos todavía están afinando la órbita exacta de Plutón alrededor del Sol. La incertidumbre persistente se debe a la gran distancia de Plutón con el Sol (aproximadamente 40 veces más distante que la Tierra), sumada al hecho de que sólo un tercio de su órbita ha sido estudiada. El planeta enano fue descubierto en 1930 y tarda 248 años en completar una órbita alrededor del Sol.

“Con estos datos observacionales limitados, nuestro conocimiento de la posición de Plutón podría estar errada por varios miles de kilómetros, lo cual pone en riesgo nuestra capacidad para calcular maniobras eficientes de la nave espacial New Horizons, para dar con el objetivo”, dijo Hal Weaver, científico a cargo del proyecto New Horizons y miembro del personal de investigación del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins, en Laurel, Maryland, EE.UU.

El equipo del New Horizons utilizó los datos posicionales de ALMA, junto con mediciones recientemente analizadas de luz visible, que se remontan a una fecha cercana al descubrimiento mismo de Plutón, para determinar cómo realizar las primeras correcciones planificadas de trayectoria, para dar con el objetivo en julio.

Para prepararse para este importante hito, los astrónomos necesitan determinar con precisión la posición de Plutón, utilizando los puntos de referencia más distantes y estables posibles. Encontrar tales puntos de referencia para calcular con exactitud las trayectorias de objetos tan pequeños y tan distantes conlleva un gran desafío.

Generalmente, los telescopios ópticos utilizan estrellas distantes ya que cambian sólo ligeramente su posición a través de muchos años. Sin embargo, para el New Horizons, se requirieron mediciones aún más exactas para asegurar que su encuentro con Plutón sea lo más preciso posible.

Los objetos más distantes y, aparentemente, más estables en el Universo son los quásares, galaxias muy remotas con núcleos brillantes. Sin embargo, los quásares pueden apreciarse sólo en forma muy tenue desde los telescopios ópticos, dificultando mediciones exactas. Pero, debido a los agujeros negros supermasivos que se encuentran en su centro, así como sus emisiones de polvo, aparecen muy brillantes en longitudes de onda de radio, especialmente las longitudes de onda milimétricas que ALMA puede percibir. “La astrometría de ALMA utilizó un quásar brillante denominado J1911-2006, con el objetivo de disminuir a la mitad la incertidumbre acerca de la posición de Plutón” dijo Ed Fomalont, astrónomo de la National Radio Astronomy Observatory en Charlottesville, Virginia, quien actualmente ha sido asignado al Centro de Apoyo a las Operaciones de ALMA, en Chile.

ALMA logró estudiar a Plutón y Caronte captando la emisión radial de sus heladas superficies, que se encuentran a una temperatura de -230 grados Celsius. El equipo observó estos dos mundos de hielo en noviembre del 2013, y luego, tres veces más en 2014 – una vez en abril y dos veces en julio. Se realizarán observaciones adicionales en octubre de 2014.

“Estamos muy entusiasmados por las capacidades de vanguardia que ALMA nos proporciona, para focalizar mejor nuestra exploración histórica del Sistema de Plutón” dijo el investigador principal de la misión, Alan Stern, del Instituto de Investigación Southwest; Stern está radicado en Boulder, Colorado. “Agradecemos a todo el equipo de ALMA por su apoyo y por los hermosos datos que están recopilando para el New Horizons.”

0 comentarios

lun

11

ago

2014

El enano y el gigante

Fuente: NASA

 

Saturno tiene muchas más lunas que nuestro planeta, con la friolera de 62 satélites. Una de ellas, Titán, representa el 96% de toda la masa en órbita al planeta, seguida por un grupo de seis satélites medianos. El resto está compuesto por 55 pequeñas lunas y por los famosos anillos que rodean al gigante gaseoso.

Esta imagen tomada por la sonda Cassini nos muestra a Rea, uno de los seis satélites medianos. En el fondo se puede ver a Saturno y su complicado sistema de anillos de hielo. La magnitud de Rea empequeñece a su minúsculo compañero, Epimeteo, uno de los 55 satélites más pequeños. 

Aunque estas dos lunas parezcan estar cerca, es sólo un efecto de la perspectiva. Cuando se tomó esta imagen Cassini se encontraba a 1,2 millones de kilómetros de Rea y a 1,6 millones de kilómetros de Epimeteo, lo que significa que las lunas estaban a unos 400.000 km de distancia. 

Sin embargo, aunque estuviesen más cerca Rea seguiría siendo mucho más grande que Epimeteo. Rea tiene 1.528 kilómetros de diámetro, prácticamente la mitad que nuestra Luna, y es 10 veces más grande que Epimeteo, con un modesto diámetro de 113 kilómetros. 

Como era tradición con las primeras lunas descubiertas en el sistema de Saturno, las dos llevan nombres de personajes mitológicos griegos: la titánide Rea (“la madre de los dioses”) y el hermano de Prometeo, Epimeteo (“el que reflexiona más tarde”). 

Esta imagen fue tomada por la cámara de campo estrecho de Cassini el 24 de marzo de 2010, y procesada por el astrónomo aficionado Gordan Ugarković.

0 comentarios

mié

06

ago

2014

La Galaxia del Triángulo, captada por el Telescopio VST

Fuente: NASA

 

El telescopio de sondeo VST (VLT Survey Telescope), instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile, ha captado una imagen de la galaxia Messier 33 que alcanza impresionantes niveles de detalle. Esta espiral cercana, la segunda gran galaxia más cercana a la nuestra, la Vía Láctea, está llena de brillantes cúmulos de estrellas y de nubes de gas y polvo. La nueva fotografía de este objeto es una de las imágenes de amplio campo con más detalles jamás tomadas y muestra, con especial claridad, las numerosas nubes rojizas y brillantes de gas en los brazos espirales.

Messier 33, también conocida como NGC 598, se encuentra a unos tres millones de años luz de distancia, en la pequeña constelación del Triángulo, en el hemisferio norte. Otro de sus nombres es Galaxia del Triángulo, y fue observada por el cazador de cometas francés Charles Messier en agosto de 1764, quien la situó como la número 33 en su famosa lista de nebulosas y cúmulos de estrellas prominentes. Sin embargo, él no fue el primero en registrar la existencia de la galaxia espiral; probablemente fue documentada por primera vez unos cien años antes por el astrónomo siciliano Giovanni Battista Hodierna.

Aunque la Galaxia del Triángulo está en el cielo del norte, es visible justo desde el punto de vista meridional del Observatorio Paranal de ESO, en Chile. Sin embargo, no se eleva muy alto en el cielo. Esta imagen fue tomada por el telescopio de sondeo VST (VLT Survey Telescope), un telescopio de última tecnología de 2,6 metros con un campo de visión que es dos veces tan ancho como la Luna llena. Esta imagen fue creada a partir de muchas exposiciones individuales, incluyendo algunas tomadas a través de un filtro que deja paso tan solo a la luz emitida por el brillante hidrógeno, lo cual hace que las rojizas nubes de gas que se encuentran en los brazos espirales de la galaxia destaquen intensamente.

Entre las muchas regiones de formación de estrellas que hay en los brazos espirales de Messier 33, destaca la nebulosa gigante NGC 604. Con un diámetro de cerca de 1.500 años luz, esta es una de las más grandes nebulosas de emisión conocida. Se extiende sobre un área 40 veces más grande que la parte visible de la mucho más famosa - y mucho más cercana - Nebulosa de Orión.

La Galaxia del Triángulo es el tercer miembro más grande del Grupo Local de galaxias, que incluye la Vía Láctea, la galaxia de Andrómeda, y alrededor de 50 galaxias más pequeñas. En una noche muy limpia y oscura, esta galaxia puede distinguirse a simple vista: se considera que es el objeto celeste más lejano visible sin ayuda óptica. Un dato interesante para aquellos observadores que tengan mucha paciencia es que las condiciones de visibilidad mejorarán a largo plazo, ya que la galaxia se está acercando a la nuestra a una velocidad de alrededor de 100.000 kilómetros por hora.

Echar un vistazo más de cerca a esta nueva y hermosa imagen no sólo nos permite inspeccionar de forma detallada los brazos espirales con formación estelar de la galaxia, sino que también pone de manifiesto el rico paisaje de galaxias más distantes, dispersas detrás de las miríadas de estrellas y las nubes brillantes de NGC 598.

0 comentarios

mié

06

ago

2014

Rosetta llega a su cometa de destino

Fuente: NASA

 

Tras un viaje de una década persiguiendo a su objetivo, la nave de la ESA Rosetta se ha convertido hoy en la primera nave en reunirse con un cometa, abriendo así un nuevo capítulo en la exploración del Sistema Solar.

El cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko y Rosetta se encuentran ahora a 405 millones de kilómetros de la Tierra, a medio camino entre las órbitas de Júpiter y Marte, avanzando velozmente -a casi 55.000 kilómetros por hora- hacia el Sistema Solar interior.

El cometa sigue una órbita elíptica de 6,5 años que lo lleva hasta más allá de Júpiter, en su punto más alejado, hasta entre las órbitas de Marte y la Tierra en el punto más próximo al Sol. Rosetta lo acompañará durante más de un año: juntos rodearán el Sol y volverán de nuevo hacia Júpiter.

Se cree que los cometas son parte de los ladrillos primitivos con que se construyó el sistema Solar, y que podrían haber contribuido a traer el agua a la Tierra -quizás incluso a sembrarla con los ingredientes de la vida-. Quedan muchas preguntas fundamentales acerca de estos enigmáticos objetos, y Rosetta aspira a aclararlas mediante un estudio completo, in situ, del cometa.

La travesía hasta el cometa no ha sido directa. Desde su lanzamiento en 2004 Rosetta ha sobrevolado la Tierra tres veces, y una Marte, para ajustar su órbita con la ayuda de la gravedad de estos planetas. Esta compleja trayectoria también ha hecho posible que Rosetta visitara los asteroides Šteins y Lutetia, de los que ha obtenido imágenes y datos científicos sin precedentes.

"Después de un viaje de cinco meses y cuatro días, después de cinco vueltas alrededor del Sol y de 6.400 millones de kilómetros, estamos encantados de anunciar, por fin, que ¡ya hemos llegado!", ha dicho Jean-Jacques Dordain, Director General de la ESA.

“La nave europea Rosetta se ha convertido en la primera nave de la historia en reunirse con un cometa, un hito en la exploración de nuestros orígenes. Ha llegado la hora de los descubrimientos".

Hoy hemos visto la última de una serie de diez maniobras iniciadas en mayo para ajustar gradualmente la velocidad y la trayectoria de Rosetta a las del cometa. Si cualquiera de estas maniobras hubiera fallado la misión se habría perdido; el cometa, simplemente, hubiera pasado de largo".

“Este logro es el resultado de un esfuerzo internacional enorme a lo largo de varias décadas”, explica Álvaro Giménez, Director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA.

“Ha sido un largo camino desde que se discutió por primera vez el concepto de esta misión a finales de los años setenta, y desde que se aprobó en 1993. Ahora estamos a punto de abrir un tesoro para el conocimiento científico, que permitirá reescribir los libros sobre cometas durante varias décadas”. 

El cometa empezó a revelar su personalidad a medida que se acercaba Rosetta. Las imágenes tomadas por la cámara OSIRIS entre finales de abril y principios de junio mostraron que su actividad era variable. El ‘coma’ del cometa –su envoltura de polvo y gas– comenzó a brillar rápidamente para luego volver a apagarse en el transcurso de apenas seis semanas.

En ese mismo periodo, las observaciones realizadas con el instrumento MIRO indican que el cometa estaba emitiendo unos 300 mililitros de vapor de agua cada segundo.

El Espectrómetro Térmico en el Visible y en el Infrarrojo, VIRTIS, determinó que la temperatura media del cometa era de unos -70°C, lo que indica que su superficie está cubierta en su mayor parte de polvo oscuro, y no de hielo limpio.

Las impresionantes imágenes tomadas cuando la sonda se encontraba a 12.000 kilómetros de su objetivo desvelaron que el núcleo está formado por dos masas independientes unidas por una especie de ‘cuello’, con forma de pato. A medida que Rosetta seguía acercándose al cometa, sus imágenes fueron mostrando más detalles. Las imágenes más recientes se recibieron esta mañana y se publicarán esta misma tarde.

“Las primeras imágenes claras del cometa nos han dado mucho que pensar”, confiesa Matt Taylor, científico del proyecto Rosetta para la ESA.

“Los dos lóbulos del cometa, ¿son dos cuerpos independientes que se juntaron en algún momento de la historia del Sistema Solar, o es un único cometa que ha sufrido una erosión drástica y asimétrica con el paso del tiempo? Rosetta se encuentra en el lugar y en el momento adecuado para estudiar uno de estos objetos tan especiales”.

Hoy Rosetta se encuentra a solo 100 kilómetros de la superficie del cometa, pero todavía se acercará un poco más. A lo largo de las próximas seis semanas la sonda describirá dos trayectorias triangulares frente al cometa, primero a una distancia de 100 kilómetros y luego a 50 km.

Durante estas maniobras sus instrumentos llevarán a cabo un minucioso estudio científico del cometa y cartografiarán su superficie para seleccionar un buen lugar para el aterrizaje del módulo Philae.

Finalmente, Rosetta intentará describir una órbita casi circular a apenas 30 kilómetros de distancia y, en función de la actividad del cometa, podría acercarse un poco más.

“La llegada al cometa es solo el principio de una gran aventura, todavía nos tenemos que enfrentar a grandes retos a medida que aprendemos a trabajar en este entorno inexplorado, empezando a orbitar un cometa y, en última instancia, aterrizando sobre su superficie”, explica Sylvain Lodiot, responsable de las operaciones de Rosetta, de la ESA.

A finales de agosto se habrán identificado cinco posibles puntos para el aterrizaje de Philae, de entre los que se elegirá uno a mediados de septiembre. A lo largo de octubre se confirmará la secuencia definitiva para el despliegue del módulo de aterrizaje, inicialmente previsto para el día 11 de noviembre.

“A lo largo de los próximos meses caracterizaremos el núcleo del cometa y fijaremos las referencias para el resto de la misión, pero también empezarán los preparativos para otro hito en la historia espacial: el primer aterrizaje en un cometa”, aclara Matt.

“Tras el aterrizaje, Rosetta seguirá acompañando al cometa hasta el punto de su trayectoria más próximo al Sol, al que llegará en agosto de 2015, y en el viaje de vuelta, estudiando su comportamiento desde cerca para recoger datos sin precedentes sobre cómo funciona un cometa a lo largo de su órbita alrededor del Sol”.

0 comentarios

dom

03

ago

2014

Encuentran una estrella doble con extraños discos protoplanetarios

Fuente: NASA

 

Utilizando el conjunto ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) un equipo de astrónomos ha descubierto una impresionante pareja de discos de gas con formación de planetas violentamente desalineados rodeando a las dos estrellas que forman el sistema binario HK Tauri. Estas nuevas observaciones de ALMA proporcionan la imagen más clara obtenida hasta ahora de discos protoplanetarios en una estrella doble. El nuevo resultado también ayuda a explicar por qué tantos exoplanetas — a diferencia de los planetas del Sistema Solar — acaban teniendo órbitas extrañas, excéntricas o inclinadas. Los resultados aparecerán en la revista Nature el 31 de julio de 2014.

A diferencia de nuestro solitario Sol, la mayor parte de las estrellas se forman en pares binarios — dos estrellas que se encuentran en órbita una alrededor de la otra. Las estrellas binarias son muy comunes, pero plantean una serie de preguntas, incluyendo cómo y dónde se forman los planetas en estos entornos tan complejos.

"Ahora ALMA nos ha dado la mejor imagen de un sistema de estrellas binarias con discos protoplanetarios — ¡y nos encontramos con que los discos están desalineados mutuamente!", afirma Eric Jensen, un astrónomo del Swarthmore College (Pensilvania, Estados Unidos).

Las dos estrellas del sistema HK Tauri, que se encuentra a 450 años luz de la Tierra, en la constelación de Tauro (el Toro), tienen menos de 5 millones años y están separadas por unos 58 mil millones de kilómetros — 13 veces la distancia de Neptuno al Sol.
La estrella más débil, HK Tauri B, está rodeada por un disco protoplanetario que vemos de canto y que bloquea la luz estelar. Dado que se suprime el fulgor de la estrella, los astrónomos pueden observar fácilmente el disco mediante la observación en luz visible, o en longitudes de onda del infrarrojo cercano.

La estrella compañera, HK Tauri A, también tiene un disco, pero en este caso no bloquea la luz de la estrella. Como resultado, el disco no puede verse en luz visible porque su débil resplandor está inundado por el deslumbrante brillo de la estrella. Pero brilla resplandeciente en longitudes de onda milimétricas, que ALMA puede detectar fácilmente.

Usando ALMA, el equipo no sólo fue capaz de ver el disco alrededor de HK Tauri A, sino que también pudo, por primera vez, medir su rotación. Esta imagen, más clara, permitió a los astrónomos hacer cálculos que les llevaron a concluir que los dos discos están desalineados el uno con el otro con una diferencia de, al menos, 60 grados. Así que, en lugar de estar en el mismo plano que las órbitas de las dos estrellas, al menos uno de los discos debe estar significativamente desalineado.

"Esta clara desalineación nos ha proporcionado una imagen importante de cómo es este joven sistema de estrellas binarias", señala Rachel Akeson, del Instituto de Ciencias Exoplanetarias de la NASA, en el Instituto Tecnológico de California (Estados Unidos). "Aunque observaciones anteriores indicaban que existían este tipo de sistemas desalineados, las nuevas observaciones de ALMA de HK Tauri muestran con mucha más claridad lo que está pasando realmente en uno de estos sistemas".

Las estrellas y los planetas se forman a partir de inmensas nubes de polvo y gas. A medida que el material de esas nubes se contrae debido a la gravedad, comienza a girar hasta que la mayoría del polvo y el gas caen en un disco protoplanetario aplanado, girando alrededor de una creciente protoestrella central.

Pero en un sistema binario como HK Tauri las cosas son mucho más complejas. Cuando las órbitas de los astros y los discos protoplanetarios no están aproximadamente en el mismo plano, cualquier planeta que pueda estar formándose puede terminar en una órbita altamente excéntrica e inclinada.

"Nuestros resultados muestran que existen las condiciones necesarias para modificar las órbitas planetarias y que estas condiciones están presentes en el momento de la formación del planeta, al parecer debido al proceso de formación de un sistema de estrellas binarias," señaló Jensen. "No podemos descartar otras teorías, pero ciertamente podemos afirmar que una segunda estrella hará el trabajo".

Puesto que el ALMA puede ver el polvo y el gas, de otro modo invisibles, de discos protoplanetarios, esto ha permitido obtener imágenes nunca antes vistas de este joven sistema binario. "Estamos viendo esto en las primeras etapas de formación, con los discos protoplanetarios todavía en su lugar, por tanto podemos ver mejor cómo están orientadas las cosas", explicó Akeson.

En un siguiente paso, los investigadores quieren determinar si este tipo de sistema es típico o no. Se trata de un caso único, lo cual es importante, pero se necesitan estudios adicionales para determinar si este tipo de disposición es común en nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Jensen concluye: "aunque este mecanismo es un gran paso adelante, no puede explicar todas las órbitas extrañas de los planetas extrasolares  — simplemente, no hay suficientes compañeras binarias para hacer de esta una respuesta a todo el planteamiento. ¡Así que esta también es una interesante incógnita por resolver!".

0 comentarios

lun

28

jul

2014

La vida y muerte de estrellas hermanas

Fuente: ESO

 

En esta nueva y sorprendente imagen captada en el Observatorio La Silla de ESO en Chile, jóvenes estrellas se congregan sobre un fondo de nubes de gas resplandeciente y franjas de polvo. El cúmulo estelar, conocido como NGC 3293, habría sido una simple nube de gas y polvo hace unos diez millones de años, sin embargo, a medida que estrellas comenzaron a poblarlo, se convirtió en el brillante conjunto que observamos aquí. Los cúmulos de este tipo son laboratorios celestes que permiten a los astrónomos aprender más acerca de la evolución de las estrellas.

 

Este hermoso cúmulo estelar, NGC 3293, se encuentra a 8.000 años luz de la Tierra en la constelación de Carina (La Quilla). Este objeto celeste fue descubierto por primera vez por el astrónomo francés Nicolas Louis de Lacaille en 1751, durante su estadía en lo que hoy es Sudáfrica, empleando un pequeño telescopio con una apertura de tan sólo 12 milímetros. Es uno de los cúmulos más brillantes en el cielo austral y puede observarse fácilmente a simple vista en una noche oscura y despejada.

 

Los cúmulos estelares como el NGC 3293 contienen estrellas formadas al mismo tiempo, a la misma distancia de la Tierra y a partir de la misma nube de gas y polvo, lo que les da la misma composición química. Como resultado, los cúmulos de este tipo son objetos ideales para poner a prueba la teoría de la evolución estelar.

 

La mayoría de las estrellas que se aprecian aquí son extremadamente jóvenes, y el cúmulo en sí no posee más de 10 millones de años. Apenas unas recién nacidas en escalas cósmicas, si se considera que el Sol se formó hace 4.600 millones de años y aún así sólo se encuentra en la mitad de su vida. Una abundante presencia de estas jóvenes y brillantes estrellas de color azul es común en cúmulos abiertos como el NGC 3293, y, por ejemplo, en el llamado cúmulo de Kappa Crucis, también conocido como el Joyero o NGC 4755.

 

Cada uno de estos cúmulos abiertos se forma a partir de una gigantesca nube de gas molecular y sus estrellas permanecen unidas gracias a la atracción gravitacional que ejercen entre sí. Pero estas fuerzas no son suficientes para mantener al cúmulo intacto en caso de encuentros cercanos con otros cúmulos y nubes de gas a medida que el gas y polvo propios del mismo se disipan. Por lo tanto, los cúmulos abiertos sólo durarán unos pocos cientos de millones de años, a diferencia de sus primos mayores, los cúmulos globulares, que pueden sobrevivir durante miles de millones de años, y conservar muchas más estrellas.

 

A pesar de existir cierta evidencia que sugiere que todavía se generan procesos de formación estelar en NGC 3293, se cree que la mayoría (si es que no todas) de las casi cincuenta estrellas que conforman este cúmulo se originaron en un solo evento. Pero a pesar de que estas estrellas tienen la misma edad, no todas poseen la deslumbrante apariencia de una estrella en sus primeros años de vida; algunas aparentan ser mucho más antiguas, dando a los astrónomos la oportunidad de explorar cómo y por qué las estrellas evolucionan a diferentes velocidades.

 

Tomemos la luminosa estrella anaranjada en la parte inferior derecha del cúmulo como ejemplo. Esta gran estrella, una gigante roja, habría nacido como una de las más grandes y luminosas entre todas sus hermanas, pero las estrellas brillantes se queman rápidamente. Debido a que la estrella agotó el combustible en su núcleo, su dinámica interna cambió y comenzó a expandirse y enfriarse, convirtiéndose en la gigante roja que observamos ahora. Las gigantes rojas están llegando al final de su ciclo de vida, pero las estrellas hermanas de esta gigante roja en particular aún se encuentran en lo que se conoce como pre secuencia principal (la etapa que antecede al largo y estable período de vida media en el desarrollo de una estrella). Podemos apreciar estas estrellas en la plenitud de su vida como brillantes y calientes objetos de color blanco sobre el rojo y polvoriento fondo.

 

Esta imagen fue captada por el Wide Field Imager (WFI) instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, emplazado en el Observatorio La Silla de ESO en el norte de Chile.

0 comentarios

dom

27

jul

2014

El ATV-5 ultima los preparativos para su lanzamiento a la ISS

Fuente: NASA

 

El quinto Vehículo Automatizado de Transferencia de la ESA partirá hacia la Estación Espacial Internacional el 29 de julio a las 23:44 GMT a bordo de un lanzador Ariane 5 que despegará desde el Puerto Espacial Europeo en Kourou, Guayana Francesa.

El ATV-5 transportará más de seis toneladas de suministros para la Estación, batiendo una vez más el récord de la carga más pesada lanzada por un Ariane. Ya se ha completado el proceso de carga y a partir de ahora la bodega de la nave permanecerá sellada hasta que llegue al complejo orbital. 

El astronauta de la ESA Alexander Gerst será el primero en abrir la escotilla del ATV Georges Lemaître en el espacio, asumiendo su papel de ‘jefe de carga’. 

Alexander será el responsable de la descarga de 6.6 toneladas de experimentos, piezas de repuesto, ropa, comida, combustible, aire, oxígeno y agua para los seis astronautas que habitan el laboratorio orbital.

La estrella del cargamento es el Levitador Electromagnético de la ESA, una instalación que permitirá estudiar cómo se comportan los metales cuando se calientan hasta los 1.600°C y luego se dejan enfriar sin entrar en contacto con ningún recipiente. Este dispositivo de 400 kg se instaló en la bodega del ATV-5 en Kourou antes de acoplar el módulo de propulsión al vehículo. 

Tras unir las dos secciones principales del ATV, sólo se puede acceder a la bodega de carga a través de la escotilla principal utilizando una especie de ascensor. Los técnicos utilizaron este método para cargar 57 bolsas de equipos, suministros y piezas de repuesto de última hora, como una bomba para el sistema de reciclaje de agua de la Estación. 

Como no hay lavadora en la Estación, las naves de reabastecimiento suelen llevar ropa limpia para la tripulación. Esta vez, el ATV-5 transporta camisetas Spacetex desarrolladas por la ESA, que prometen mantenerse frescas durante más tiempo. 

La nave europea también transporta el joystick sensitivo Haptics-1, que permitirá analizar cómo reaccionan los astronautas a la retroalimentación táctil en el espacio, lo que permitirá preparar futuras operaciones robóticas a distancia.

El Georges Lemaître también transporta experimentos de los otros miembros del programa de la Estación Espacial en Japón y Estados Unidos, desde músculos de pez cebra a analizadores del movimiento corporal, sin olvidar los suministros mundanos que todo laboratorio necesita: guantes, toallitas, viales o equipos para tomar muestras. 

El ATV-5 también llenará la despensa de la Estación y llevará más agua potable que ninguna otra misión. 

Alexander y sus compañeros de tripulación pasarán muchas horas descargando esta nave, pero no hay prisa – el Georges Lemaître permanecerá acoplado a la Estación unos seis meses.

0 comentarios

vie

25

jul

2014

NEOWISE descubre un cometa que parecía un asteroide

Fuente: NASA

 

El cometa C/2013 UQ4 (Catalina) ha sido observado por el telescopio de infrarrojos para objetos cercanos a la Tierra, NEOWISE, de la NASA, apenas un día después de pasar a través de su máxima aproximación al Sol. El cometa brilla intensamente en longitudes de onda infrarrojas, con una cola de polvo de 100.000 kilómetros de longitud a través del cielo. Su espectacular actividad está impulsada por la vaporización de hielo que se ha conservado desde la época de la formación de los planetas hace 4.500 millones de años.

"La cola forma un ventilador débil ya que las partículas de polvo más pequeñas son más fácilmente empujadas lejos del Sol por la presión de la radiación de la luz solar", dijo James Bauer, investigador del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

C/2013 UQ4 tarda más de 450 años en orbitar alrededor del Sol una vez y pasa la mayor parte de su tiempo lejos, a temperaturas muy bajas. Su órbita es también retrógrada, lo que significa que el cometa se mueve alrededor del Sol en dirección contraria a los planetas y asteroides.

Originalmente se pensaba que el cometa podía ser un asteroide, ya que parecía inactivo cuando fue descubierto por el Catalina Sky Survey el 23 de Octubre de 2013. NEOWISE también observó el cometa inactivo en la víspera del Año Nuevo de 2013, pero desde entonces el cometa se ha vuelto muy activo, permitiendo a los astrónomos de todo el mundo observarlo. La actividad del cometa debería disminuir a medida que vuelva a las zonas frías del espacio.

0 comentarios

jue

24

jul

2014

La medición más precisa del tamaño de un exoplaneta

Fuente: NASA

 

Gracias a los telescopios espaciales Kepler y Spitzer de la NASA, los científicos han podido realizar la medición más precisa del radio de un planeta fuera de nuestro sistema solar. Ahora se sabe que el tamaño del exoplaneta, llamado Kepler-93b, presenta una incertidumbre de solo 119 kilómetros a cada lado del cuerpo planetario.

Los hallazgos confirman a Kepler-93b como una "súper-Tierra", es decir casi una vez y media el tamaño de nuestro planeta. Aunque las súper-Tierras son comunes en la galaxia, no existen en nuestro sistema solar. Los exoplanetas como Kepler-93b son, por tanto, nuestros únicos laboratorios para el estudio de esta importante clase de planetas.

Con buenos límites en los tamaños y masas de súper-Tierras, los científicos finalmente pueden empezar a teorizar sobre la composición de estos mundos extraños. Las medidas previas, realizadas por del Observatorio Keck en Hawaii, habían puesto la masa de Kepler-93b en alrededor de 3,8 veces la de la Tierra. La densidad de Kepler-93b, derivada de su radio y masa recién obtenidos, indica que el planeta está hecho muy probablemente de hierro y roca, como la Tierra.

"Con Kepler y Spitzer, hemos capturado la medición más precisa hasta la fecha del tamaño de un planeta alienígena, que es fundamental para la comprensión de estos mundos lejanos", dijo Sarah Ballard, de la la Universidad de Washington en Seattle y autor principal de un artículo sobre los hallazgos publicados en la revista Astrophysical Journal.

"La medida es tan precisa que es, literalmente, como ser capaz de medir la altura de una persona de 1,80 de estatura con una precisión de 2 centímetros si esa persona estuviera de pie en Júpiter", dijo Ballard.

Kepler-93b orbita una estrella situada a unos 300 años luz de distancia, con aproximadamente el 90 por ciento de la masa del Sol. La distancia orbital del exoplaneta - sólo alrededor de un sexto de la de Mercurio del Sol - implica una temperatura superficial abrasadora de 760 grados Celsius. A pesar de sus similitudes recién descubiertas en la composición con la Tierra, Kepler-93b es demasiado caliente para albergar vida.

0 comentarios

mié

23

jul

2014

Big Bang, el blog de la verdad extraordinaria

La editorial SM, se apunta a la divulgación científica dirigida a niños entre 9 y 12 años con este título tan sugerente.

Mezcla de libro de divulgación, novela familiar y relato de intriga,"Big bang" hace accesibles ideas y conceptos que a veces nos parecen muy lejanos.

¿Qué hace un abuelo científico para explicarles a sus nietos todas esas cosas que seguro que algún día querrán saber?

Fácil: crear un blog e ir contando en él todo lo que le apetece, por qué los viajes espaciales son tan importantes como los museos, por qué es más fácil desordenar una habitación que ordenarla, cuántas probabilidades hay de que caiga en la Tierra un meteorito realmente grande... ¿Y si luego no son solo sus nietos los que se aficionan a leer el blog, y se crea un círculo de amigos a distancia? ¿Y si no todos esos amigos son quienes parecen ser? 

Mezcla de libro de divulgación, novela familiar y relato de intriga,"Big bang" hace accesibles ideas y conceptos que a veces nos parecen muy lejanos.

 

Big Bang, el blog de la verdad extraordinaria

Luis Ruiz de Gopegui. Belen Gopegui.

Editorial SM

Isbn- 9788467544596

Pvp- 9,50 euros

Junio 2014

0 comentarios

mié

23

jul

2014

Los caóticos picos de Zucchius

Fuente: NASA

 

A simple vista podemos ver que la Luna está plagada de cráteres. Esta imagen nos muestra una zona de la superficie lunar fuertemente mellada, ubicada en el interior de un cráter de 66 kilómetros de diámetro conocido como Zucchius. Visto desde la Tierra, este cráter se encuentra al borde del limbo, en el extremo sudeste de la Luna.

La apariencia irregular y caótica del interior del cráter es consecuencia de como se formó. Los cráteres lunares como Zucchius fueron tallados por el impacto de cuerpos rocosos, como meteoritos o asteroides, contra la superficie de la Luna a decenas de kilómetros por segundo. Los impactos más potentes hacen que el material del fondo del cráter se eleve tras el choque, como cuando una gota cae sobre un charco de agua. Este fenómeno provocó la formación de un pico en el centro del cráter, que se puede ver en esta imagen rodeado por una serie de montículos redondeados. 

El pico central de Zucchius y las estructuras de su entorno todavía se encuentran en buen estado. Se calcula que se formaron en los últimos 1.200 millones de años, en la era que se conoce como el ‘Período Copernicano’, lo que es relativamente reciente si se compara con la edad de la Luna, de 4.400 millones de años. 

La Tierra también sufrió impactos como estos – y si no fuera por las condiciones únicas de nuestro planeta, su superficie se parecería mucho a la de la Luna. La tectónica de placas, la atmósfera y la presencia de agua líquida han alterado la forma y la apariencia de la superficie de la Tierra con el paso del tiempo, erosionando, cubriendo y suavizando sus múltiples cráteres. 

Esta imagen fue tomada el 14 de enero de 2006 por el instrumento AMIE embarcado en la sonda SMART-1 de la ESA, cuando sobrevolaba la superficie de la Luna a 753 kilómetros de altitud. El cráter Zucchius fue bautizado en honor al astrónomo italiano del siglo XVII Niccolò Zucchi, pionero en el desarrollo del telescopio reflector y uno de los primeros en observar los cinturones de Júpiter y las manchas de Marte.

0 comentarios

mar

22

jul

2014

Observar la Nebulosa del Anillo

Luis Alonso.

 

Cualquier aficionado a la astronomía puede observar este bello objeto en los cielos estivales. Todos conocemos el famoso triángulo de verano formado por tres de las estrellas más brillantes que observamos al alzar nuestra mirada: Altair en la constelación de El Aguila, Vega en la constelación de Lira y Deneb en la constelación del Cisne.

Si posamos nuestros ojos en Vega, sobre nuestras cabezas, veremos una pequeña constelación fácil de distinguir: Lira, una pequeña arpa o cuadrilatero apaisado.

Vega es una estrella blancoazulada de magnitud 0,03 que se encuentra a 26 años-luz de nosotros, con una masa tres veces la de nuestro Sol y que emite 50 veces más luz que éste.

Bajo su brillo, encontramos un pequeño cuadrado formado por cuatro estrellas. Si nos fijamos en las dos más alejadas de Vega, Beta y Gamma Lyrae, solo tenemos que trazar una línea imaginaria entre ellas. Posemos nuestros ojos ahora en el buscador de nuestro telescopio o nuestros prismáticos y recorramos este camino. Casi a la mitad, aunque algo más cercano a Beta, nos encontramos con la famosa Nebulosa del Anillo o como la denominó Messier, M 57. Este anillo de humo cósmico fue arrojado por una estrella moribunda al final de su existencia. A estos objetos se les conoce como nebulosas planetarias, nombre que se les puso simplemente por su forma redondeada que recordaba en el pasado a los planetas.

Si podemos observarla con un telescopio por modesto que sea, mejor. Gracias a su luminosidad, es un objeto que resiste bien los aumentos. Su interior oscuro resulta tener más amplitud que la parte exterior luminosa. La estrella interior que provocó este espectáculo tan gratificante es muy difícil de apreciar pues en la actualidad es una débil estrella de magnitud 14.

Con un telescopio de 20 cm de abertura y buen cielo, la belleza de esta nebulosa crece indudablemente, observando mucho mejor los delicados entrantes y salientes del anillo luminoso.

La estrella moribunda se encuentra a 2.000 años-luz de nosotros. Aunque este objeto no resulta tan impresionante a simple vista como en fotografías de larga exposición, este anillo de contorno elíptico de tan solo novena magnitud es uno de los objetos celestes a observar en las cálidas noches de verano, ya que su cómoda localización no tiene excusa para el astrónomo aficionado.

0 comentarios

mar

22

jul

2014

Explosiones extremas

Fuente: NASA

 

El espectro electromagnético es muy amplio, abarcando desde los rayos gamma de alta energía a las débiles ondas de radio. Las diferentes clases de telescopios e instrumentos están optimizados para estudiar distintas regiones de este espectro. Por ejemplo, los observatorios espaciales XMM-Newton e Integral de la ESA estudian el Universo de alta energía, explorando el firmamento en busca de rayos X y gamma.

El resplandor azul mostrado en esta imagen es una representación artística de una de estas fuentes de radiación de alta energía: un brote de rayos gamma. 

Estos destellos son fenómenos extraordinariamente energéticos que se producen cuando una estrella explota al final de su vida, emitiendo una potente corriente de rayos gamma que puede durar entre unos pocos segundos y varias horas. A medida que se va disipando, la explosión deja un resplandor más débil que se puede detectar en la banda de los rayos X, de la luz visible e incluso en las ondas de radio. 

El observatorio Integral de la ESA es capaz de estudiar estos potentes destellos. No obstante, las explosiones de rayos gamma suelen ser muy breves y es extremadamente difícil apuntar el telescopio hacia la fuente a tiempo para observar el destello. Afortunadamente, Integral y XMM-Newton también son capaces de detectar y analizar el resplandor que queda en la banda de los rayos X, lo que permite determinar la composición y la ubicación del brote de rayos gamma original. 

Los brotes de rayos gamma emiten tal cantidad de energía que en su momento álgido son sin duda los fenómenos más brillantes y más potentes del Universo. Todavía no está claro cómo se genera semejante cantidad de energía, pero hay varias hipótesis: podría tratarse de la radiación emitida por los chorros que escapan del turbulento entorno que rodea a un agujero negro en formación, por la fusión de dos objetos compactos como las estrellas de neutrones, o el haz de energía de una hipernova – un tipo muy energético de explosión de supernova que se produce cuando una estrella extremadamente masiva llega al final de sus días. 

La duración de un brote de rayos gamma promedio oscila entre varios milisegundos y unos pocos minutos, pero los astrónomos acaban de descubrir un nuevo tipo de brote ultra-largo, que sigue emitiendo rayos gamma varias horas antes de convertirse en un mero resplandor. Si bien hasta ahora sólo se han identificado un puñado de ejemplos, se piensa que podría ser el canto del cisne de un tipo muy particular de estrella conocido como supergigante azul. 

Las supergigantes azules escasean en el Universo cercano, pero se piensa que este tipo de estrella tan masiva era bastante común en el Universo primitivo. De hecho, la mayor parte de la primera generación de estrellas habría evolucionado hasta esta fase a lo largo de su vida. Comprender mejor su naturaleza aportaría nuevas pistas sobre la composición del Universo primigenio.

0 comentarios

vie

18

jul

2014

Observar el cielo a simple vista o con prismáticos

La editorial Larousse amplia en parte una obra ya publicada, en donde nos da las pautas para observar el firmamento tanto a simple vista o con unos simples prismáticos a través de 142 páginas.

Porque el cielo ofrece cada noche un espectáculo permanente a quien sabe contemplarlo con paciencia. Pero, ¿Cómo orientarse si no se dispone del potente material de un profesional?, ¿Cómo reconocer las estrellas y las constelaciones entre los planetas y los satélites?, ¿Cómo identificar los cometas, los eclipses o incluso las fases de las Luna?

Esta guía proporciona todos los consejos necesarios para iniciarse en la observación del cielo a simple vista o con prismáticos y da las respuestas precisas a las preguntas que suscita cada nuevo descubrimiento. Personas con curiosidades por el cielo, astrónomos principiantes, y paseantes ociosos de todas las edades disfrutarán de la posibilidad de contemplar los astros, de forma sencilla, en el curso de un simple paseo.

Además, se ofrecen informaciones prácticas sobre la elección y utilización de los prismáticos, una lista de direcciones útiles sobre las principales asociaciones de astronomía, así como numerosos mapas, fotografías y esquemas que complementan esta iniciación a la “geografía del cielo”.

 

Observar el cielo a simple vista o con prismáticos

Editorial Larousse

Isbn- 9788416124282

Pvp- 12 euros

Julio 2014

 

 

0 comentarios

vie

18

jul

2014

Curiosity encuentra un meteorito de hierro en Marte

Fuente: NASA

 

Esta roca encontrada por Curiosity, es un meteorito de hierro apodado “Lebanon”, similar en forma y brillo a los meteoritos de hierro encontrados en Marte por la generación anterior de rovers, Spirit y Opportunity. Lebanon mide 2 metros de ancho (de izquierda a derecha, desde el ángulo de la foto). El trozo más pequeño en primer plano fue llamado “Lebanon B”.

Esta imagen combina una serie de imágenes circulares de alta resolución tomadas por los instrumentos RMI (Remote Micro-Imager) y ChemCam (Chemistry and Camera) de Curiosity con el color y contexto proporcionado por la Mastcam (Mast Camera) del rover. Las imágenes fueron tomadas durante el día marciano (o sol) número 640 de Curiosity, es decir, el 25 de mayo de 2014.

Las imágenes muestran cavidades con formas angulares en la superficie de la roca. Una posible  explicación es que fueron resultado de la diferente erosión a lo largo de los contornos cristalinos dentro del metal de la roca. Otra posibilidad es que estas cavidades una vez tuvieron cristales de olivino, los cuales pueden ser encontrados en un tipo raro de meteoritos de hierro rocoso llamados palasitos, que se cree que se forman cerca del manto del núcleo de un asteroide.

Los meteoritos de hierro no son raros entre aquellos encontrados en la Tierra, pero son menos comunes que los meteoritos rocosos. En Marte, los meteoritos de hierro dominan el pequeño número de meteoritos que han sido descubiertos. Parte de la explicación podría venir de la resistencia de los meteoritos de hierro al proceso de erosión en Marte.

0 comentarios

mié

16

jul

2014

La cápsula Cygnus parte hacia la EEI

Fuente: NASA

 

La cápsula Cygnus partió hoy desde la estación de la NASA en Wallops Island, frente a las costas de Virginia, impulsada por un cohete Antares, para abastecer a la Estación Espacial Internacional (EEI).
Cygnus, nave de reabastecimiento construida por la empresa Orbital Sciences, partió a las 16.52 GMT como estaba previsto, después de que su lanzamiento se pospusiera el pasado viernes por cuestiones meteorológicas, y proveerá de una carga de mil 494 kilos de peso a la EEI dividida en diversos productos.
La más grande es la destinado para la tripulación, con alimentos, ropa y objetos para la higiene.

Además, la carga también incluye 355 kilos de hardware de la estación, incluyendo partes para el sistema de soporte de vida, equipos médicos, eléctricos y piezas de control térmico, entre otros.

Asimismo, la Cygnus lleva a bordo 29 pequeños satélites que serán instalados en la estación con diversos propósitos.

El lanzamiento orbital de hoy es el cuadragésimo intento de 2014, el undécimo del año para Estados Unidos, y el segundo operado por Orbital Sciences.

El próximo lanzamiento de Orbital está previsto para octubre, y será la próxima misión Cygnus, CRS Orb-3.

Orbital Scienes es una de las dos compañías que han firmado contratos con la NASA para transportar carga hacia y desde la EEI, un complejo internacional de 100.000 millones de dólares en el cual participan 15 naciones y que orbita a unos 385 kilómetros de la Tierra viajando a 27 mil kilómetros por hora.

El contrato con Orbital tiene un valor de mil 200 millones de dólares, mientras que el otro, con la compañía SpaceX, incluye doce misiones con sus cohetes Falcon 9 y sus naves Dragon.

0 comentarios

mar

15

jul

2014

El resurgir de Venus Express

Fuente: NASA

 

Tras pasar un mes entrando y saliendo de la atmósfera de Venus, descendiendo hasta apenas 130 kilómetros sobre la superficie del planeta, la sonda Venus Express de la ESA acaba de comenzar una escalada de 15 días para regresar a los 460 kilómetros de altitud.

Desde su llegada a Venus en el año 2006 la sonda europea ha estado realizando observaciones científicas desde una órbita elíptica con un periodo de 24 horas, que la llevaba desde una altitud de 66.000 kilómetros sobre el polo sur – obteniendo una magnífica vista de todo el planeta – hasta unos 250 kilómetros sobre el polo norte, apenas rozando el límite superior de la atmósfera venusiana. 

Tras ocho años de misión y con poco combustible en sus tanques, la última tarea de Venus Express consistió en una atrevida campaña de aerofrenado durante la que en cada órbita penetraba un poco más en la atmósfera del planeta. 

Las operaciones científicas rutinarias de la misión concluyeron el pasado 15 de mayo, y a partir de ese momento se permitió que la órbita del satélite fuese decayendo lentamente de forma natural, bajo el efecto de la gravedad de Venus, para permanecer un mes ‘surfeando’ entre 131 y 135 kilómetros sobre la superficie del planeta.

A finales de la semana pasada se ayudó de una serie de cortos encendidos de sus motores para descender todavía más, alcanzando una cota de apenas 129.1 kilómetros. 

“Hemos explorado una región desconocida, penetrando más que nunca en la atmósfera de Venus”, explica Håkan Svedhem, científico del proyecto Venus Express para la ESA. 

“Esta experiencia nos ha permitido determinar los efectos de la resistencia atmosférica sobre el satélite, y estudiar cómo varía la densidad de la atmósfera a pequeña y a gran escala”. 

De hecho, la resistencia ejercida por una mayor densidad atmosférica en las cotas más bajas redujo el periodo orbital del satélite en más de una hora. 

Las fluctuaciones de la densidad atmosférica a lo largo de la trayectoria de Venus Express provocaron pequeños cambios en la aceleración del satélite que se pudieron registrar desde tierra, poniendo de manifiesto la diferencia entre la cara iluminada y la cara nocturna del planeta. 

Las fuerzas experimentadas por el satélite indican una diferencia de tres órdenes de magnitud entre la densidad atmosférica a los 165 km y a los 130 kilómetros de altitud, lo que supuso un esfuerzo considerable para la estructura de la sonda. 

El equipo de Venus Express monitorizó el rápido calentamiento que experimentaba el satélite cada vez que pasaba rozando las capas superiores de la atmósfera a una velocidad de 36.000 kilómetros por hora. 

“Durante varios de los pases, de unos 100 segundos de duración, los sensores de temperatura de los paneles solares mostraban un incremento de más de 100°C”, explica Adam Williams, responsable de las operaciones del satélite Venus Express para la ESA. 

“El análisis de la respuesta de Venus Express a un calentamiento tan brusco será muy útil para diseñar los sistemas y los subsistemas de futuros satélites”.

Ahora el satélite comenzará una serie de 15 maniobras para elevar la parte más baja de su órbita hasta los 460 kilómetros. Esta fase comenzó el pasado fin de semana y debería concluir antes del 26 de julio. 

En cuanto Venus Express alcance su nueva configuración orbital se le dejará decaer de nuevo de forma natural, hasta que se hunda en la atmósfera en diciembre, poniendo fin a su misión. 

No obstante, puede que se le acabe el combustible antes de completar todas las maniobras necesarias para elevar su órbita. 

Si esto ocurriese, ya no sería posible comunicarse con el satélite y su órbita empezaría a decaer inmediatamente. 

“Hemos adquirido una experiencia muy valiosa controlando a un satélite en estas condiciones tan exigentes, lo que será de gran utilidad para futuras misiones. En cuanto hayamos terminado de elevar la órbita de Venus Express comenzaremos a procesar y analizar los datos científicos recogidos en la atmósfera de Venus”, concluye Patrick Martin, responsable de la misión Venus Express para la ESA.

0 comentarios

lun

14

jul

2014

Un sistema hipotético, ¡con 60 planetas habitables!

Fuente: New Scientist

 

¿Por qué conformarse con un planeta habitable, cuando se puede tener 60? Un astrofísico ha diseñado el máximo exponente de los sistemas estelares agrupando tantos mundos similares a la Tierra como fuera posible sin romper las leyes de la física. Es muy, muy poco probable que tal vecindario cósmico pueda existir en la realidad, pero podría inspirar futuros estudios exoplanetarios.

Sean Raymond del Observatorio de Burdeos en Francia comenzó su juego de crear un sistema estelar ficticio con un par de reglas básicas. En primer lugar, la disposición de los planetas debe ser científicamente plausible. Segundo, deben permanecer gravitacionalmente estables a lo largo de miles de millones de años: no tiene sentido poner planetas en órbitas solo para verlos caer en espiral hacia el sol.

“Los argumentos se basaron en la literatura científica reciente y en algunos cálculos simples que realicé”, dice Raymond. En algunos casos fue imposible elegir entre dos escenarios debido a la falta de datos, por lo que solo escogió el que más le gustaba.

Para empezar eligió una estrella enana roja como anfitriona del sistema debido a que tienen una masa menor que las estrellas como el Sol y, por lo tanto, viven más, otorgando una zona habitable estable; la región alrededor de una estrella donde puede existir agua en estado líquido en la superficie de un planeta.

Luego, usó un par de trucos para aumentar el potencial planetario de su sistema. Un planeta del tamaño de la Tierra también puede tener una luna casi de su mismo tamaño, con los dos mundos orbitando alrededor de un punto central. Es más, dos pares de planetas pueden orbitar una estrella a la misma distancia, siempre que estén separados por 60 grados, gracias a un par de puntos gravitacionalmente estables. En el Sistema Solar estos puntos están habitados normalmente por asteroides en lugar de planetas, pero nada descarta un escenario de múltiples planetas. Los objetos con esta configuración se conocen como Troyanos; Júpiter tiene miles, e incluso la Tierra tiene uno.

Hay espacio para seis de estas configuraciones orbitales en la zona habitable de una enana roja, dando un total de 24 planetas habitables en un sistema. Pero resulta que hay también otra manera de elaborar un sistema muy poblado: planetas tipo Júpiter.

Los gigantes de gas como Júpiter no son habitables para la vida como la conocemos, pero pueden ser orbitados por lunas similares a la Tierra. En nuestro Sistema Solar, Europa y Encélado, que orbitan a Júpiter y Saturno respectivamente, son candidatos excelentes para la búsqueda de vida extraterrestre. Raymond calcula que una enana roja podría contener cuatro planetas como Júpiter, cada uno con cinco lunas similares a la Tierra. Además, el truco de los Troyanos puede permitir otros dos planetas similares a la Tierra a cada lado de los planetas tipo Júpiter, llegando hasta una cantidad total de 36 mundos habitables orbitando la estrella enana roja.

Finalmente, Raymond convirtió su sistema estelar en uno binario, con dos enanas rojas separadas por aproximadamente la misma distancia que hay desde el Sol hasta el borde del Sistema Solar. La teoría permite a una estrella contener la configuración de “solo Tierras”, y a la otra contener la configuración de “Tierras-más-Júpiteres”. Esto crea el sistema estelar definitivo, con 60 planetas habitables.

“Creo que es provocativo”, dice Mikko Tuomi de la Universidad de Hertfordshire en Hatfield, Reino Unido, quien ayudó a descubrir un sistema estelar con nueve planetas, pero las probabilidades de que algo como esto realmente se forme en el Universo real son cercanas a cero. “Esto se debe a la falta de materia en o cerca de la zona habitable en el disco de acreción a partir del que se forman los planetas”, dice Tuomi. Civilizaciones extraterrestres suficientemente avanzadas podrían construir un sistema como este, dice, pero es solo especulación.

“Admito que sería extremadamente fortuito que la naturaleza produzca un sistema que fuera tan espectacular”, dice Raymond. “No obstante, cada pieza del sistema es plausible”.

 

 

 

0 comentarios

dom

13

jul

2014

Un aparato impulsado con energía solar irá al espacio en 2016

Fuente: AFP. El Informador.

 

Un pequeño aparato espacial de unos 30 centímetros impulsado únicamente por la energía solar que reciba será lanzado en 2016, anunció el miércoles la firma estadounidense que lo fabricó.

El LightSail (vela ligera, en inglés) de la Planetary Society se parece a un cubo y será llevado al espacio con la ayuda de un cohete Falcon Heavy de la empresa SpaceX.

Una vez lanzado, el LightSail podrá viajar por el espacio únicamente con la energía solar que capten sus velas sobre una superficie total de 32 metros cuadrados.

El proyecto es financiado por fondos privados y miembros de la Planetary Society, un organismo de promoción de la exploración espacial, co fundado por el legendario astrónomo Carl Sagan en 1980.

LightSail tiene previsto ir más allá que la órbita terrestre baja, donde gravita la Estación Espacial Internacional (ISS), para llegar hasta la órbita terrestre mediana, más alejada.

"Las alas solares nos darán acceso a datos científicos cruciales sobre la Tierra", declaró Jennifer Vaughn, responsable de la Planetary Society.

Según su presidente, Bill Nye, el año que viene se hará un vuelo de prueba con un cohete más pequeño y a una órbita más baja.

De su lado, la agencia espacial estadounidense (Nasa) lanzará su propia vela solar, Sunjammer, hacia fin de año.

0 comentarios

sáb

12

jul

2014

Aplazado el lanzamiento de la cápsula Cygnus hasta el 13 de julio

Fuente: NASA

 

Debido a las tormentas y las malas condiciones meteorológicas, los responsables de Orbital Sciences y la NASA han decidido aplazar el lanzamiento del cohete Antares con la cápsula Cygnus a bordo hasta el domingo 13 de Julio a las 16:52 GMT. Si no surge ningún contratiempo meteorológico, la nave espacial de carga de la compañía Orbital Sciences será lanzada el domingo rumbo a la Estación Espacial Internacional desde la plataforma de lanzamiento de las Instalaciones de Vuelo de la NASA en Wallops, Virginia.

Cygnus está cargada con más de 1.300 kilos de suministros para la Estación Espacial Internacional, incluyendo experimentos científicos para ampliar la capacidad de investigación de los tripulantes de la Expedición 40 a bordo el laboratorio, provisiones para la tripulación, piezas de repuesto y hardware para experimentos.

Entre las investigaciones científicas que se dirigen a la Estación Espacial a bordo de Orbital-2 están un grupo de nanosatélites que están diseñados para tomar imágenes de la Tierra, desarrollado por Planet Labs de San Francisco; y una investigación relacionada con satélites llamado TechEdSat-4 construido por el Centro de Investigación Ames de la NASA en California, el cual tiene como objetivo desarrollar la tecnología que con el tiempo permita a pequeñas muestras ser devueltas a la Tierra desde la Estación Espacial.

Este y futuros vuelos de reabastecimiento de carga comercial asegurarán una capacidad nacional sólida para entregar investigación científica fundamental a órbita, lo que aumenta significativamente la capacidad de la NASA para llevar a cabo nuevas investigaciones científicas con el único laboratorio en condiciones de microgravedad.

Si Cygnus es lanzada como está previsto, la nave llegará a la Estación Espacial el miércoles 16 de Julio. El Comandante de la ISS Steven Swanson, de la NASA y el Ingeniero de Vuelo Alexander Gerst de la Agencia Espacial Europea, estarán de pie junto a la cúpula de la Estación para capturar la nave de reabastecimiento con el brazo robótico de la ISS e instalarlo en el puerto con orientación a la Tierra del módulo Harmony de la Estación..

0 comentarios

vie

11

jul

2014

El fantasma Lutetia

Fuente: NASA

 

Esta fantasmagórica imagen muestra una impresionante sección de uno de los grandes asteroides del cinturón principal, Lutetia, visto desde la sonda Rosetta de la ESA cuando pasó cerca de él en su viaje de 10 años hacia el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Esta semana (el día 10 de julio) se cumplirán cuatro años del encuentro de Rosetta con esta antigua roca. La sonda europea tomó cientos de fotografías de alta resolución de Lutetia con su instrumento OSIRIS (Optical, Spectroscopic and Infrared Remote Imaging System), obtuvo valiosos espectros de emisión y confeccionó un mapa de la temperatura superficial del asteroide. 

Esta imagen en concreto se tomó cuando Rosetta ya había superado el punto de máxima aproximación, a apenas 3170 kilómetros de la superficie del asteroide, y ya se estaba empezando a alejar de Lutetia. 

Gracias a esta maniobra los astrónomos han podido estudiar a Lutetia, analizando la amplia variedad de cráteres y formaciones geológicas que marcan su superficie y determinando su masa y su volumen – y por lo tanto su densidad y su composición. Los resultados demuestran que Lutetia es un objeto primitivo, formado hace unos 4.000 millones de años durante las primeras fases de la evolución de nuestro Sistema Solar. 

En su largo viaje, Rosetta también visitó al asteroide Steins en 2008.  La sonda Rosetta de la ESA se lanzó en el año 2004 y, tras una década de viaje, se encontrará finalmente con su objetivo en agosto. Cuando se reúna con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko estudiará su superficie y el polvo y los gases que desprende con un nivel de detalle sin precedentes. La misión posará un módulo de aterrizaje sobre la superficie del cometa y lo acompañará en su viaje alrededor del Sol durante un año para estudiar su evolución.

0 comentarios

vie

11

jul

2014

VLT esclarece turbio misterio

Fuente: ESO

 

Un grupo de astrónomos logró seguir en tiempo real la formación de polvo interestelar (durante los momentos posteriores a la explosión de una supernova). Por primera vez, es posible demostrar que estas fábricas de polvo cósmico generan sus partículas en un proceso que comprende dos etapas, el que se inicia poco después de la explosión, pero que continúa mucho tiempo después. El equipo empleó el Very Large Telescope (VLT) de ESO, localizado en el norte de Chile, para analizar la luz emitida por la supernova SN2010jl mientras se desvanecía lentamente. Los nuevos resultados serán publicados en línea en la revista científica Nature, el 9 de julio de 2014.

 

El origen del polvo cósmico en las galaxias es aún un misterio [1]. Los astrónomos saben que las supernovas son probablemente su principal fuente de producción, especialmente en los inicios del Universo, pero aún no está claro cómo y dónde estas partículas se condensan y desarrollan. Tampoco se ha podido determinar de qué forma evitan la destrucción en un entorno tan adverso como el de una galaxia de formación estelar. Sin embargo, las nuevas observaciones realizadas haciendo uso del VLT de ESO, emplazado en el Observatorio Paranal en el norte de Chile, están ayudando a esclarecer estas interrogantes por primera vez. 

 

Un equipo internacional empleó el espectrógrafo X-shooter para observar una supernova -conocida como SN2010jl- nueve veces en los meses siguientes a la explosión, y una décima vez 2,5 años después de la misma, en longitudes de onda visibles e infrarrojas cercanas [2]. El estallido de esta supernova excepcionalmente brillante, resultado de la muerte de una estrella masiva, se produjo en la pequeña galaxia UGC 5189A.

 

“Al combinar los datos de las nueve series de observaciones iniciales pudimos realizar las primeras mediciones directas de cómo el polvo alrededor de una supernova absorbe los diferentes colores de la luz",  comentó la autora principal Christa Gall de la Universidad de Aarhus, Dinamarca. “Esto nos permitió descubrir más sobre el polvo de lo que alguna vez había sido posible”.

 

El equipo notó que la formación de polvo comienza poco después de la explosión y continúa durante un prolongado período de tiempo. Las nuevas mediciones también develaron las dimensiones y la composición de las partículas. Estos descubrimientos implican un avance en relación a los últimos resultados obtenidos por el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), que detectó por primera vez los remanentes de una supernova reciente con grandes cantidades de polvo formado poco tiempo atrás, proveniente de la famosa supernova 1987A (SN 1987A; eso1401).

 

El equipo descubrió que partículas de polvo con diámetros superiores a 0,001 milímetros se formaron rápidamente en el material denso que rodea a la estrella. Aunque aún muy pequeñas para los estándares humanos, esta es una gran magnitud para una partícula de polvo cósmico, y estas dimensiones sorprendentemente grandes las hacen resistentes a los procesos destructivos. La forma en que las partículas de polvo logran sobrevivir en el violento y adverso entorno que se genera en los remanentes de una supernova fue una de las principales interrogantes propuestas en el trabajo de ALMA, pregunta a la que este resultado acaba de dar respuesta (las partículas poseen un tamaño mayor al esperado).

 

“Nuestra detección de partículas de gran tamaño poco después de la explosión de la supernova implica que debe existir una manera rápida y eficiente de crearlas”, indicó el coautor Jens Hjorth, del Instituto Niels Bohr de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, además agregó:  “En realidad no sabemos exactamente cómo ocurre este fenómeno”.

 

Sin embargo, los astrónomos creen saber donde debe haberse formado el nuevo polvo: en el material que la estrella expulsó al espacio, incluso antes de que estallara. A medida que la onda de choque de la supernova se expandía hacia el exterior, se creó una densa y fría capa de gas (precisamente el tipo de medio en el que las partículas de polvo podrían asentarse y desarrollarse).

 

Los resultados de las observaciones indican que en una segunda etapa, después de varios cientos de días, se da inicio a un acelerado proceso de formación de polvo que comprende el material que ha sido eyectado por la supernova. Si la producción de polvo en SN2010jl continúa con la tendencia observada, durante 25 años después de la supernova, la masa total de polvo será aproximadamente la mitad de la masa del Sol; similar a la masa de polvo observada en otras supernovas como la SN 1987A.

 

“Anteriormente los astrónomos han observado grandes cantidades de polvo en los remanentes de supernovas que quedan después de las explosiones. Pero de la misma forma, sólo han encontrado evidencias de pequeñas proporciones de polvo efectivamente creado en las explosiones mismas. Estas nuevas y excepcionales observaciones explican cómo esta aparente contradicción puede tener solución”, concluye Christa Gall.

 

Notas

 

[1] El polvo cósmico está compuesto por partículas de silicato y carbono amorfo (minerales abundantes también en la Tierra). El hollín producido por una vela es muy similar al polvo cósmico conformado por carbono, aunque el tamaño de las partículas del hollín supera en diez veces, o incluso más, las dimensiones de las partículas cósmicas de tamaño regular.

 

[2] La luz de esta supernova fue observada por primera vez en el año 2010, como lo indica su nombre, SN 2010jl. Está catalogada como una supernova tipo IIn. Las supernovas tipo II son el resultado de la violenta explosión de una estrella masiva con un mínimo de ocho veces la masa del Sol. El subtipo IIn ("n" representa la palabra inglesa narrow — delgado) muestra delgadas líneas de hidrógeno en sus espectros. Estas líneas son el resultado de la interacción entre el material expulsado por la supernova y el material que ya rodea a la estrella.

0 comentarios

jue

10

jul

2014

Polaris, una estrella poco observada

Luis Alonso.

 

Los observadores del hemisferio norte tenemos siempre presente a esta estella en nuestros cielos. La podemos observar en cualquier época del año, la usamos para alinear nuestros telescopios, es una estrella fácilmente identificable...y sin embargo, ¡que pocas veces la observamos!

Se encuentra a menos de un grado del polo norte celeste y aunque tan solo tiene una magnitud 2 vista desde la Tierra, en realidad se trata de una estrella impresionante. La estrella polar es una supergigante amarilla que emite unas cinco mil veces más luz que el Sol y esta situada a unos 650 años-luz. La Polar se encuentra en la constelación de la Osa Menor, una replica menos luminosa que su constelación compañera, la Osa Mayor,

cuyo mango esta encabezado por Alfa Ursae Minoris, la estrella Polar o Polaris. Al lado opuesto, las llamadas "guardianas de la polar", Pherkad y Kochab realizan su cometido; aunque esta ultima, Beta, hizo las funciones de polar en el siglo X. De hecho, Kochab significa polar en árabe.

Aunque nunca ha coincidido con exactitud con el polo norte celeste (se irá acercando hasta el año 2115), su actual proximidad nos ayuda en esa función; función que será sustituida al parecer dentro de 10.000 años por la estrella más brillante de Lira, Vega.

Cuarenta y seis veces mayor que el Sol, esta supergigante amarilla que emite casi 5.000 veces más luz que el Sol y situada a más de 430 años luz de distancia (AR: 2h 31m, DEC: +89º 15’), es además una variable cefeida, aunque en la actualidad posee una intensidad luminosa constante.

Pero la Polar posee una compañera a una separación entre 18'' y 19'' y un AP 220º/230º, de magnitud 8,2. La principal, Polaris, deslumbra a la secundaria, de hecho algún observador admite dificultades en la separación de ambas. Con un telescopio de abertura media y un buen ocular de 8mm, la separación resulta fácil. El espectáculo resulta gratificante; Polaris posee un tono naranja mientras que su compañera tiene un tono blanco-azulado. Deje su ojo pegado al ocular durante unos instantes y disfrute de este bonito par en lo más alto del cielo durante el mes de abril. La  Polar es un caso sorprendente de estrella tipo cefeida variable que prácticamente ha dejado de variar en su brillo. Las pulsaciones disminuyeron poco a poco durante el siglo XX, estabilizandose casi totalmente en la época de los noventa.

Ya que hemos llegado hasta aquí, posemos nuestro ocular en la Osa Mayor y echemos un vistazo a la famosa Mizar (Zeta Uma), cuyo acompañante la menos brillante Alcor (80 Uma) a 14’’ de distancia, forma un par óptico. Mizar esta situada a 60 años luz mientras que Alcor lo esta a 30 años luz. Conocidas como caballo y jinete, Mizar esta situada en (AR: 13h 24’, DEC: +54º 56’) de magnitud 2,3 y al observarla por nuestro telescopio se descompone en dos. Fue descubierta en 1650 por el astrónomo italiano Giovanni Riccioli. Su historia es curiosa; fue la primera doble descubierta con telescopio y la primera que se fotografió en 1867. Sin género de dudas es una de las primeras dobles que enseñamos a los amigos junto con Albireo.

La secundaria de magnitud 4,2 esta situada en AP 150º; par magnifico de estrellas blancas que junto con Alcor forman un triplete para lucirse o admirar en la oscuridad de la noche. Por todo ello, cuando busquemos a la estrella Polar durante la oscuridad de la noche y la localicemos con nuestra mirada, no dejemos de observarla a traves de nuestro telescopio y disfrutar de su maravilloso contraste bajo el oscuro fondo del universo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

mié

09

jul

2014

NGC 5694: El cúmulo errante

Luis Alonso.

 

La constelación de Hydra, la serpiente de mar, se desliza sinuosa sobre el horizonte nocturno. Su cabeza se sitúa bajo la constelación de Cáncer, mientras que la cola se encuentra próxima a la constelación de Libra.

 

 

 

 

 

Aquí, situado en el extremo oriental de la cola de Hydra y cerca del grupo de estrellas formado por 54, 55, 56 y 57 Hydrae, se encuentra el cúmulo globular NGC 5694. Este remoto cúmulo estelar fue descubierto por William Herschel en mayo de 1784 y se encuentra a más de 110.000 años luz de nuestro universo.

 

Existe una clasificación según la concentración central de los cúmulos. La concentración central I se le concede a los grupos con más alta concentración mientras que la XII determina a aquellos que la tienen más baja.

 

El NGC 5694 pertenece a la clase VII y las diez estrellas más brillantes del mismo solo tienen magnitud 16. También se le conoce como Caldwell 66 y fue reconocido como globular en 1932 por Lampland y Tombaugh del Observatorio Lowell.

 

En 1934 Walter Baade (1893-1960), astrónomo estadounidense de origen alemán, realizó desde Mt. Wilson el primer estudio detallado y fotométrico del grupo para determinar su distancia, no encontrando estrellas variables en el mismo.

 

En 1959 T.D.Kinnan ya sugirió que nos encontrábamos ante un cúmulo externo respecto a nuestra galaxia. Situado en (AR: 14 h 40 m DEC – 26º 32’) casi en el limite entre las Constelaciones de Hydra y Libra, es uno de los cúmulos más lejanos que se conocen aunque lo realmente importante es la velocidad del mismo.

 

En 1970, William Harris y James Hesser hicieron un estudio desde Cerro Tololo con un reflector de 4 metros determinando entre otros aspectos una velocidad estimada para el cúmulo de 273 Km/s. Esta velocidad le permite ser un curioso errante que escapa de nosotros, siendo el único dinámicamente independiente que se conoce.

 

 

Si como parece, el cúmulo ya no pertenece a nuestra galaxia, este descubrimiento plantea el gran debate de si estos deben estar necesariamente ligados a una galaxia o pueden ser objetos independientes en el espacio.

 

¿Es esta velocidad suficiente para escapar de la Vía Láctea?¿Podría ser atrapado por la Nubes de Magallanes en su huida?

 

Se estima que teniendo en cuenta la masa de la Vía Láctea y para los modelos actuales, seria suficiente tal vez, una velocidad de escape de 190 km/s y podría ser atrapado por otra galaxia dependiendo lógicamente del tipo de orbita con la que se desplace con el tiempo.

 

Si la observación de cúmulos nos suele dejar una sensación de placentera armonía, con este errante intergaláctico de magnitud 10’2 lamentablemente no ha de ocurrirnos lo mismo.

 

Nos costará verlo. Lo veremos incluso, como una manchita o estrella difusa de forma redondeada y algo más brillante en el centro. Difícil de resolver, con reflector de 150 mm aparece muy tenue como una pequeña bola de luz. Con reflector de 200 mm y un buen cielo mejora ligeramente, pudiéndose intuir un pequeño núcleo estelar y un ligero halo que lo rodea.

 

A pesar de todo dediquemos, aunque solo sea una noche, unos minutos a su observación. Tal vez sintamos un cosquilleo en el estomago al ver este objeto que se aleja de nosotros para siempre en la inmensidad del universo.

 

 

 

 

0 comentarios

mié

09

jul

2014

El océano de Titán podría ser tan salado como el Mar Muerto

Fuente: NASA

 

Los científicos que analizan los datos de la misión Cassini de la NASA han encontrado evidencias firmes de que el océano interior de la mayor luna de Saturno, Titán, podría ser tan salado como el Mar Muerto de la Tierra.

Los nuevos resultados provienen de un estudio de los datos de gravedad y topografía recogidos durante repetidos sobrevuelos de Cassini sobre Titán durante los últimos 10 años. Utilizando los datos de Cassini, investigadores presentaron una estructura modelo para Titán, lo que permite una mejor comprensión de la estructura de la capa de hielo exterior de la luna.

"Titán sigue demostrando ser un mundo infinitamente fascinante, y con nuestra longeva nave espacial Cassini, estamos abriendo nuevos misterios tan rápido como resolvemos los viejos", dijo Linda Spilker, científica del proyecto Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena , California.

Otras conclusiones apoyan hipótesis anteriores de que la corteza helada de la luna es rígida y en el proceso de congelación sólida. Los investigadores encontraron que se requiere una densidad relativamente alta para el océano de Titán con el fin de explicar los datos de gravedad. Esto indica que el océano es probablemente una salmuera extremadamente salada de agua mezclada con sales disueltas compuestas probablemente de azufre, de sodio y de potasio. La densidad indicada para esta salmuera daría al océano un contenido de sal aproximadamente igual a las aguas más saladas en la Tierra.

"Este es un océano muy salado para los estándares de la Tierra", dijo el autor principal del artículo, Giuseppe Mitri, de la Universidad de Nantes en Francia. "Sabiendo esto puede cambiar la manera de ver este océano como posible morada para la vida de hoy en día, aunque las condiciones podrían haber sido muy diferentes allí en el pasado".

Los datos de Cassini también indican que el espesor de la corteza de hielo de Titán varía ligeramente de un lugar a otro. Los investigadores dijeron que esto se puede explicar mejor si la cubierta externa de la luna es dura, como sería el caso si el océano cristalizara lentamente volviendo a hacerse hielo. De lo contrario, la forma de la luna tendería a igualarse a sí misma a través del tiempo, como la cera de una vela caliente. Este proceso de congelación podría tener implicaciones importantes para la habitabilidad del océano de Titán, ya que limitaría la capacidad de los materiales para el intercambio entre la superficie y el océano.

Una consecuencia adicional de una capa de hielo rígida, según el estudio, es que cualquier emisión de gases de metano en la atmósfera de Titán debe ocurrir en los "puntos calientes" dispersos. El metano de Titán no parece ser el resultado de la convección o la tectónica de placas reciclando su corteza de hielo.

Cómo el metano se incorpora en la atmósfera de la luna ha sido durante mucho tiempo de un gran interés para los investigadores, ya que las moléculas de este gas se rompen por la luz solar en escalas de tiempo geológicamente cortas. La presente atmósfera de Titán contiene alrededor de un cinco por ciento de metano. Esto significa un proceso, que se cree de naturaleza geológica, que debe reponer el gas.

"Nuestro trabajo de buscar señales de salida de gases de metano será difícil con Cassini, y puede requerir una futura misión que pueda encontrar fuentes de metano localizadas", dijo Jonathan Lunine, científico de la misión Cassini en la Universidad de Cornell, Ithaca, Nueva York, y uno de los co-autores del artículo. "Como en Marte, esta es una tarea difícil."

0 comentarios

mar

08

jul

2014

Cosmicomic

El mundo de la astronomía y el descubrimiento del big bang llega al cómic de la mano de la editorial Salamandra.

Mientras tratan de perfeccionar el funcionamiento de una gran antena, Arno Penzias y Robert Wilson, dos jóvenes radioastrónomos de los laboratorios Bell, en Holmdel, Nueva Jersey, captan un molesto ruido de fondo, omnipresente y misterioso. Corre el año 1964, y así comienza una investigación que los llevará a repasar medio siglo de historia de la ciencia y culminará con uno de los descubrimientos más trascendentales del hombre hasta la fecha. Siguiendo las huellas de otros científicos, algunos muy célebres y otros apenas conocidos, Penzias y Wilson se topan con hallazgos sensacionales e intuiciones injustamente desatendidas.

Desde Einstein y Hubble hasta el cura y científico Lemaître, pasando por el iconoclasta Gamow y el hierático Hoyle, cada uno de ellos entrevió un fragmento de la solución pero ninguno logró visualizar el cuadro completo. Y cuando éste finalmente toma cuerpo, surge la idea de que tras ese ruido banal se esconde algo muy grande, nada menos que la respuesta a la pregunta que la humanidad lleva planteándose desde sus orígenes: ¿cómo y cuándo nació el universo?

 

Cosmicómic. El descubrimiento del big bang.

Amadeo Balbi y Rossano Piccioni

Isbn- 9788416131068

Editorial Salamandra

Pvp- 22 euros

Julio 2014

 

0 comentarios

lun

07

jul

2014

La violenta infancia del Sol podría resolver el misterio de los meteoritos

Fuente: NASA

 

Al estudiar la truculenta infancia de estrellas parecidas a nuestro Sol con el observatorio espacial Herschel de la ESA, los astrónomos han descubierto que los poderosos vientos estelares podrían ser la clave para resolver el misterio de los asteroides en nuestro Sistema Solar.

A pesar de su pacífica apariencia en el cielo nocturno, las estrellas son hornos abrasadores que entran en funcionamiento a través de violentos procesos – y nuestro Sol, de 4.500 millones de años, no es una excepción. Para poder analizar su dura infancia, los astrónomos recogen pruebas en nuestro Sistema Solar y estudiando otras estrellas jóvenes de nuestra Galaxia. 

Un equipo de astrónomos, mientras utilizaba los datos de Herschel para estudiar la composición química de las regiones donde se están formando estrellas en la actualidad, descubrió que una de ellas era diferente. 

El inusual objeto es una prolífica guardería estelar conocida como OMC2 FIR4, una aglomeración de nuevas estrellas inmersas en una nube de polvo y gas cerca de la conocida Nebulosa de Orión.

 “Nos sorprendió descubrir que la proporción de dos compuestos químicos, uno basado en el carbono y en el oxígeno y el otro en el nitrógeno, era mucho menor en este objeto que en cualquier otra protoestrella conocida”, explica Cecilia Ceccarelli, del Instituto de Planetología y de Astrofísica de Grenoble, Francia, quien dirigió este estudio junto a Carsten Dominik de la Universidad de Ámsterdam, Países Bajos. 

En un entorno extremadamente frío, esta inusual proporción podría indicar que uno de los componentes está congelado, formando granos de polvo y volviéndose indetectable. Sin embargo, esto no debería ocurrir a las temperaturas relativamente ‘altas’ que se pueden encontrar en las regiones de formación de estrellas como OMC2 FIR4, de unos -200°C. 

“La causa más probable en este entorno sería un fuerte viento de partículas muy energéticas, liberado por al menos una de las estrellas embrionarias que se están formando en la región”, añade Ceccarelli. 

Los rayos cósmicos, unas partículas energéticas que impregnan toda la Galaxia, pueden disociar las moléculas de hidrógeno, las más abundantes en las nubes de formación de estrellas. Los iones de hidrógeno quedan así libres para combinarse con otros elementos también presentes en su entorno, aunque en una proporción mucho menor, como el carbono, el oxígeno o el nitrógeno. 

Normalmente los compuestos de nitrógeno también se destruyen con rapidez, y el hidrógeno se vuelve a combinar con el carbono y con el oxígeno. Al final, éste último compuesto es mucho más abundante que el primero en todas las guarderías estelares conocidas. 

Sin embargo, esto no sucede en OMC2 FIR4, lo que sugiere que el viento de partículas energéticas está destruyendo las dos especies químicas, manteniendo sus concentraciones a un nivel bastante parecido. 

Los astrónomos piensan que en el Sistema Solar primitivo también sopló un viento igual de violento, y esta hipótesis podría ayudar a explicar el origen de un elemento químico muy especial detectado en los meteoritos.

Los meteoritos son los restos de las rocas interplanetarias que han sobrevivido al viaje a través de nuestra atmósfera. Estos mensajeros cósmicos son una de las pocas herramientas que tenemos para estudiar directamente la composición de nuestro Sistema Solar.

“Algunos de los elementos presentes en los meteoritos indican que, hace mucho tiempo, estas rocas contenían una forma de berilio. Esto es muy desconcertante, ya que no podíamos entender cómo había llegado hasta ahí”, comenta Dominik. 

La formación de este isótopo – berilio 10 – en el Universo es un enigma de por sí. Los astrónomos saben que no se forjó en el interior de las estrellas, como muchos otros elementos, ni en las explosiones de supernova que se producen cuando una estrella masiva llega al final de su vida. 

La mayor parte de berilio 10 procede de las colisiones entre partículas muy energéticas y elementos más pesados, como el oxígeno. Pero este isótopo decae rápidamente a otros elementos, por lo que se tuvo que formar justo antes de impregnar las rocas que más tarde llegarían a la Tierra como meteoritos. 

Nuestro propio Sol tendría que haber generado un intenso viento en su juventud para desencadenar este tipo de reacciones y explicar la concentración de berilio detectada en los meteoritos de nuestro Sistema Solar. 

Estas nuevas observaciones de OMC2 FIR4 constituyen una prueba sólida de que las estrellas son capaces de producir este tipo de vientos en su infancia. 

“Observar regiones de formación de estrellas con Herschel no sólo nos permite ver qué sucede más allá de nuestro vecindario cósmico, también es una forma crucial de recomponer el pasado de nuestro propio Sol y de nuestro Sistema Solar”, concluye Göran Pilbratt, científico del proyecto Herschel para la ESA.

0 comentarios

sáb

05

jul

2014

Un nido estelar, formado y destruido por su ingrata prole

Fuente: ESO

 

Esta casi desconocida nube de gas y polvo, cuyo nombre es Gum 15, es la cuna y el hogar de estrellas jóvenes masivas. Hermosas y mortales, estas estrellas dan forma a su nebulosa madre y, a medida que alcanzan su edad adulta, serán también la causa de su muerte.

 

Esta imagen fue tomada como parte del programa Joyas Cósmicas de ESO [1] utilizando la cámara de amplio campo Wide Field Imager, instalada en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla, en Chile. Muestra a Gum 15, situada en la constelación de Vela, a unos 3.000 años luz de la Tierra [2]. Esta nube brillante es un ejemplo sorprendente de región HII [3]. Estas nubes forman algunos de los objetos astronómicos más espectaculares que podemos ver como, por ejemplo,  la Nebulosa del Águila (que incluye la formación apodada "Los pilares de la creación"), la gran Nebulosa de Orión y este ejemplo, menos famoso: Gum 15.

 

El hidrógeno (H) es el elemento más común en el universo y puede encontrarse en prácticamente cualquier entorno investigado por los astrónomos. Las regiones HII son diferentes porque contienen cantidades sustanciales de hidrógeno ionizado, átomos de hidrógeno que han sido despojados de sus electrones a través de interacciones de alta energía con fotones ultravioletas (partículas de luz). A medida que los núcleos de hidrógeno ionizado vuelven a capturar electrones, liberan luz en una característica longitud de onda situada en la parte roja del espectro electromagnético, lo que da a nebulosas como Gum 15 su resplandor rojizo — un resplandor que los astrónomos llaman Hidrógeno alfa (Hα). En regiones HII, los fotones ionizantes proceden de estrellas jóvenes, masivas y muy calientes del interior de la región, y Gum 15 no es una excepción. En el centro de esta imagen se puede ver a una de las culpables: la estrella HD 74804, el miembro más brillante de un cúmulo de estrellas conocido como Collinder 197.

 

El aspecto grumoso e irregular que realza la belleza de esta nebulosa no es inusual para una región HII y, de nuevo, es el resultado de las estrellas que contiene. Las regiones HII tienen formas diversas porque la distribución de estrellas y gas en su interior es muy irregular. Además de la interesante forma de Gum 15, hay que destacar la bifurcada mancha oscura de polvo visible en el centro de esta imagen y algunas débiles estructuras de reflexión azul que la atraviesan. Esta característica del polvo hace que la nebulosa se asemeje a una versión más grande y más débil de la Nebulosa Trífida (Messier 20), más conocida, aunque en este caso sería más oportuno llamarla “Nebulosa Bífida”.

 

Una región HII como ésta podría dar a luz a miles de estrellas a lo largo de varios millones de años. Estas estrellas la hacen brillar y esculpen su forma, y son estas estrellas las que, finalmente, la destruirán. Una vez que las flamantes estrellas superan sus etapas infantiles, comenzarán a emanar fuertes vientos de partículas, esculpiendo y dispersando los gases a su alrededor, y cuando las más masivas de estas estrellas comiencen a morir, Gum 15 morirá con ellas. Las estrellas son tan grandes que acabarán estallando como supernovas y dispersando los últimos vestigios de las regiones de HII, dejando sólo un grupo de estrellas muy jóvenes.

 

 

 

Notas

 

[1] El programa Joyas Cósmicas de ESO es una iniciativa de divulgación que pretende producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo. El programa utiliza tiempo de observación que no puede usarse para observaciones científicas. Todos los datos obtenidos también están disponibles para posibles aplicaciones científicas y se ponen a disposición de los astrónomos a través de los archivos científicos de ESO.

 

[2] El nombre de este objeto proviene del astrónomo australiano Colin Gum, que publicó un catálogo de regiones HII en 1955.

 

[3] Las regiones HII (pronunciado “hache-dos”) son grandes nubes de gas y polvo que albergan estallidos de formación estelar y estrellas recién nacidas.

0 comentarios

mié

02

jul

2014

El Cometa de Rosetta 'suda' dos vasos de agua por segundo

Fuente: NASA

 

La nave de la ESA Rosetta ha descubierto que el cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko está emitiendo agua al espacio, una cantidad equiparable a dos vasos de agua pequeños cada segundo, incluso a la gélida distancia de 583 millones de kilómetros del sol.

Las primeras observaciones en que se detectó emisión de vapor de agua fueron realizadas con el Instrumento de Microondas de Rosetta, MIRO, el pasado 6 de junio, cuando la nave se encontraba a unos 350.000 kilómetros del cometa.

Desde entonces se ha detectado vapor de agua cada vez que se ha apuntado MIRO hacia el cometa.

"Siempre supimos que veríamos vapor de agua saliendo del cometa, pero nos ha sorprendido detectarlo tan pronto", dice Sam Gulkis, investigador principal del instrumento MIRO, del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, en Pasadena, California, EEUU.

“A este ritmo el cometa llenaría una piscina olímpica en unos 100 días. Pero a medida que se acerque al sol la producción de gas aumentará significativamente. Con Rosetta disfrutamos de un magnífico mirador desde el que observar estos cambios desde cerca, y desvelar por qué ocurren exactamente". 

El agua es uno de los principales componentes volátiles de los cometas, junto con monóxido de carbono, metanol y amoniaco. MIRO está diseñado para contribuir a determinar la abundancia de cada uno de estos ingredientes, clave para entender la naturaleza del nucleo del cometa, el proceso de emisión en sí y en qué parte de la superficie se origina.

Estos gases escapan del núcleo cargados de polvo, formando lacomaque rodea el cometa. A medida que el cometa se aproxima al sol su coma se expande; eventualmente, la presión del viento solar hará que una parte del material que la compone se extienda y forme una larga cola.

Rosetta estará ahí para contemplar de cerca estos procesos. El cometa -y Rosetta- llegarán al punto de máximo acercamiento al sol en agosto de 2015, entre las órbitas de la Tierra y Marte.

Determinar los cambios en el ritmo de producción de vapor de agua y de otros gases, a medida que este cuerpo helado se mueve alrededor del sol, es importante para la ciencia que investiga los cometas. Pero también es vital para la planificación de la misión, porque cuando Rosetta esté más cerca del cometa, la emisión de gas puede alterar la trayectoria de la nave.

"Nuestro cometa está saliendo de las postrimerías del sistema solar, en el espacio profundo, y está empezando a montar el espectáculo que presenciarán los instrumentos de Rosetta", dice Matt Taylor, el jefe científico de Rosetta, de la ESA.

“Los ingenieros de Rosetta también usarán las observaciones de MIRO para planificar las operaciones futuras, cuando estemos más cerca del núcleo del cometa".

La nave se encuentra ahora a 72 000 km de su destino. De las diez maniobras que requiere el proceso de encuentro con el cometa aún deben llevarse a cabo seis, hasta que Rosetta se sitúe a una distancia de solo 100 kilómetros del núcleo el próximo 6 de agosto.

0 comentarios

mar

01

jul

2014

10 aniversario de Cassini: sombras en Saturno

Fuente: NASA

 

Puede parecer extraño que los planetas proyecten sombras en la oscuridad del espacio, pero es un fenómeno bastante común; la Luna, por ejemplo, cruza la sombra de la Tierra durante un eclipse lunar, y las lunas de Júpiter proyectan sombras sobre la superficie del planeta.

Uno de los mejores lugares de nuestro Sistema Solar para observar impresionantes juegos de sombras es el sistema de Saturno. El 1 de Julio la misión Cassini de la NASA y la ESA cumplirá 10 años explorando Saturno, sus anillos y sus lunas, un proyecto que ha generado valiosos datos científicos e impresionantes imágenes, como esta: la pequeña luna de hielo Mimas cruzando el primer plano de esta imagen.

El fondo azul puede parecer a simple vista el famoso e impresionante sistema de anillos del gigante gaseoso, con franjas claras y oscuras separadas por largas líneas negras, pero es en realidad el hemisferio norte del propio Saturno. Las líneas oscuras son las sombras proyectadas por los anillos sobre el planeta. 

Quizás no estemos acostumbrados a asociar el color azul con Saturno, pero cuando Cassini llegó al planeta, las regiones más septentrionales mostraban la delicada gama de tonos azules que se puede ver en esta imagen. Esta región está normalmente despejada, y las moléculas en suspensión dispersan la luz solar, haciendo que viaje una mayor distancia. Las longitudes de onda más cortas – y las más azules – son las más afectadas por este fenómeno, muy similar al que hace que el cielo parezca azul en nuestro planeta. Los cambios estacionales que tuvieron lugar desde que se tomó esta foto han transformado el azul en los tonos dorados que nos resultan más familiares. No obstante, el proceso opuesto está comenzando en el hemisferio sur de Saturno, que poco a poco se está volviendo más azulado. 

Esta imagen es una composición de las observaciones realizadas en las bandas del infrarrojo, visible y ultravioleta con la cámara de campo estrecho de Cassini el 18 de enero de 2005. Los colores de la imagen se corresponden con el aspecto que tendría esta escena en la realidad. 

 

Imagen:

La luna Mimas pasa sobre las sombras de los anillos de Saturno. Image Credit: NASA/ESA

 

0 comentarios

dom

29

jun

2014

La NASA pone a prueba un "platillo volante"

Fuente: DT

 

La agencia espacial NASA lanzó hoy a la atmósfera terrestre un "platillo volante" que le permite probar tecnologías con las que algún día espera transportar a humanos a Marte, en un ensayo que concluyó con éxito cuando la enorme nave con forma de disco cayó en el lugar esperado en el Océano Pacífico.

El Desacelerador Supersónico de Baja Densidad (LDSD, en sus siglas en inglés), más conocido como "platillo volante" incluso dentro de la NASA, fue lanzado hacia la atmósfera la mañana del sábado desde la isla hawaiana de Kauai, adherido a un globo gigantesco.

Pese a que el paracaídas de la nave no se desplegó del todo al concluir la misión, la NASA fue capaz de recuperar el "platillo volante" a la hora prevista de la misma tarde, cuando el disco se desprendió del globo y cayó al océano.

La misión, que ha costado 150 millones de dólares (unos 109 millones de euros), busca generar una alternativa a las tecnologías desarrolladas hace décadas que la agencia espacial estadounidense sigue usando para sus vuelos de exploración a Marte, con el fin de poder enviar algún día humanos al planeta rojo.

 

El vuelo levantó el LDSD a unos 36.000 metros de altura, donde el globo de helio se desprendió del platillo justo cuando un cohete adherido a la nave se prendía, lo que impulsó el gigantesco disco hasta los 54.000 metros de altura al cuádruple de la velocidad del sonido.

Eso permitió probar la reacción del vehículo a la atmósfera propia de Marte, que es similar a la de los 54.000 metros de altura.

Una vez completado el ascenso, el disco desplegó una especie de paracaídas para ralentizar su descenso a la Tierra, y tres horas más tarde cayó en el Océano Pacífico.

La NASA planea hacer próximamente más vuelos para seguir probando la resistencia del aparato, pero hoy declaró la misión un éxito.

"Queremos probar esta tecnología aquí, porque es más barato, para estar seguros de que va a funcionar antes de enviarla a Marte", señaló a principios de este mes el responsable del proyecto, Mark Adler.

0 comentarios

sáb

28

jun

2014

Titán podría haberse formado antes que Saturno

Fuente: NASA

 

Un estudio financiado por la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) ha encontrado evidencias firmes de que el nitrógeno en la atmósfera de Titán, la mayor luna de Saturno, se originó en condiciones similares a las del frío lugar de nacimiento de los cometas más antiguos procedentes de la Nube de Oort. El descubrimiento elimina la posibilidad de que los componentes de Titán se formaran dentro del disco de material templado que se piensa que rodeó al infante planeta Saturno durante su formación.
 
La implicación principal de esta nueva investigación es que los componentes de Titán se formaron antes en la historia del sistema solar, en el disco frío de gas y polvo que formó el Sol. Este fue también el lugar de nacimiento de muchos cometas, que mantienen hoy en día su composición primitiva, o con muy pocos cambios. La investigación está dirigida por Kathleen Mandt del Southwest Research Institute en San Antonio. El nitrógeno es el principal ingrediente en la atmósfera de la Tierra, así como en Titán. La luna de tamaño planetario de Saturno se compara con frecuencia a una versión temprana de la Tierra.

La investigación sugiere que la información sobre los constituyentes originales de Titán se encuentra aún presente en la atmósfera de esta helada luna, permitiendo a los investigadores comprobar diferentes ideas acerca de cómo podría haberse formado la luna. Mandt y sus colaboradores, han demostrado que una característica relacionada con el origen del nitrógeno de Titán debería de ser esencialmente la misma hoy en día que cuando esta luna se formó, hace como máximo 4600 millones de años. Esa característica es la proporción de un isótopo, o forma de nitrógeno, llamada nitrógeno-14, con respecto a otro isótopo, el nitrógeno-15.

El equipo descubrió que nuestro sistema solar no es lo suficientemente viejo para que la proporción de estos isótopos de nitrógeno haya cambiado significativamente. Esto es contrario a lo que los científicos habían asumido normalmente.

"Cuando observamos de cerca cómo puede evolucionar esta relación con el tiempo, nos dimos cuenta de que era imposible que cambiara de manera significativa. La atmósfera de Titán contiene tanto nitrógeno que ningún proceso puede modificarlo significativamente, incluso teniendo en cuenta los más de 4.000 millones de años de historia del Sistema Solar", dijo Mandt.

La pequeña cantidad de cambio en esta proporción entre isótopos durante largos periodos de tiempo hace posible que los investigadores comparen los constituyentes originales de Titán con los de otros objetos del sistema solar, y busquen conexiones entre ellos.

Cuando los científicos planetarios investigan el misterio de cómo se formó el sistema solar, las proporciones de isótopos son una de las pistas más valiosas a la hora de descifrar este misterio. En atmósferas planetarias y materiales de la superficie, la cantidad específica de un elemento, como el nitrógeno, en relación con otra forma de ese mismo elemento puede ser una poderosa herramienta de diagnóstico, ya que está estrechamente vinculada a las condiciones en las que se forman los materiales.

El estudio también tiene implicaciones para la Tierra. En el pasado, los investigadores asumieron una conexión entre los cometas, Titán y la Tierra, que suponía que la proporción de isótopos de nitrógeno en la atmósfera original de Titán era la misma que en la Tierra hoy en día. Sin embargo, mediciones de isótopos de nitrógeno realizadas por la misión Cassini-Huygens mostraron que no coincidían los datos entre el satélite y la Tierra. En cuanto a los cometas, sólo encontraron similitudes con Titán. Esto significa que las fuentes de la Tierra y el nitrógeno de Titán deben haber sido diferentes.

Otros investigadores habían demostrado previamente que la proporción de isótopos de nitrógeno de la Tierra probablemente no ha cambiado significativamente desde que se formó nuestro planeta.

"Algunos han sugerido que los meteoritos trajeron el nitrógeno a la tierra, o que el nitrógeno fue capturado directamente desde el disco de gas que formó el Sol. Este es un interesante rompecabezas para investigaciones futuras", dijo Mandt.

Mandt y sus colegas están ansiosos por ver si sus resultados están apoyados por los datos de la misión Rosetta de la ESA, que a finales de año estudiará el cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko.

0 comentarios

vie

27

jun

2014

Unos misteriosos rayos X intrigan a los astrónomos

Fuente: NASA

 

Gracias a los observatorios de alta energía de la ESA y de la NASA, los astrónomos han descubierto una prometedora pista que podría estar relacionada con uno de los ingredientes más enigmáticos de nuestro Universo: la materia oscura.

Aunque en principio la materia oscura es invisible, ya que no emite ni absorbe luz, se puede detectar a través de su influencia gravitatoria sobre el movimiento y la apariencia de otros objetos del Universo, como las estrellas o las galaxias. 

Basándose en estas medidas indirectas, los astrónomos calculan que la materia oscura es el tipo de materia más abundante en el Universo – y aún así sigue siendo una gran desconocida. 

Al estudiar los cúmulos de galaxias, las mayores estructuras cósmicas cohesionadas por gravedad, se puede haber encontrado una nueva pista. 

Los cúmulos de galaxias están formados por cientos de galaxias y por una enorme cantidad de gas caliente que rellena el espacio entre ellas. 

Sin embargo, al estudiar los efectos gravitatorios de estos cúmulos se ha descubierto que las galaxias y el gas apenas constituyen una quinta parte de su masa total – se piensa que el resto es materia oscura. 

El gas, principalmente hidrógeno, alcanza temperaturas de más de 10 millones de grados Celsius, lo que provoca que emita rayos X. Las trazas de los otros elementos imprimen ‘líneas’ adicionales en su espectro, a determinadas longitudes de onda. 

Al estudiar las observaciones de 73 cúmulos de galaxias realizadas con los telescopios espaciales XMM-Newton de la ESA y Chandra de la NASA, los astrónomos han descubierto una enigmática línea en el espectro a una longitud de onda en la que normalmente no había nada.

“Si esta extraña señal estuviese relacionada con un elemento químico conocido, debería haber dejado otras líneas en el espectro, a las longitudes de onda habituales, pero no hay nada más”, explica la Dra. Esra Bulbul del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, autora principal del artículo que presenta estas conclusiones. 

“Tuvimos que buscar una explicación más allá del reino de la materia ordinaria”. 

Los astrónomos piensan que esta enigmática emisión pudo haber sido provocada por el decaimiento de un tipo exótico de partícula subatómica conocida como ‘neutrino estéril’, predicha por la teoría pero que todavía no se ha detectado. 

Los neutrinos ordinarios son partículas de muy baja masa que apenas interactúan con la materia, sólo a través de la fuerza nuclear débil o de la gravedad. Se piensa que los neutrinos estériles serían un tipo especial al que sólo afecta la gravedad, por lo que podrían ser uno de los componentes de la materia oscura. 

“Si la interpretación de nuestras observaciones es correcta, al menos una parte de la materia oscura en los cúmulos de galaxias podría estar formada por neutrinos estériles”, comenta Bulbul.

Los cúmulos estudiados se encuentran a una distancia de entre cien millones de años luz y unos pocos miles de millones de años luz. La misteriosa señal fue detectada al combinar distintas observaciones de estos cúmulos, y en una imagen individual del Cúmulo de Perseo, una estructura masiva en nuestro vecindario cósmico. 

Este descubrimiento podría tener grandes repercusiones, pero los investigadores prefieren ser cautos. Hará falta realizar nuevas observaciones de más cúmulos con telescopios de alta energía como XMM-Newton o Chandra para poder confirmar si realmente existe una conexión con la materia oscura. 

“El descubrimiento de esta singular línea en el espectro de rayos X fue posible gracias al gran archivo de XMM-Newton y a la capacidad del observatorio para recoger rayos X a distintas longitudes de onda”, explica Norbert Schartel, Científico del Proyecto XMM-Newton para la ESA. 

“Sería muy emocionante poder confirmar que XMM-Newton nos ha ayudado a encontrar la primera señal directa de la materia oscura”. 

“Todavía falta mucho para llegar a ese punto, pero por el camino vamos a aprender mucho sobre el contenido de nuestro extravagante Universo”.

0 comentarios

vie

27

jun

2014

El Mundial de fútbol también se vive desde la Estación Espacial

Fuente: NASA

 

La pasión por el fútbol no sólo traspasa fronteras, sino que también llega al espacio. Desde la Estación Espacial Internacional, los miembros de la Expedición 40 estarán atentos hoy a lo que suceda en el estadio Arena Pernambuco de Recife, en Brasil, durante el partido que enfrentará a Estados Unidos y Alemania, y es que a bordo del complejo orbital, los astronautas residentes sentirán los colores de su país, animando a sus respectivos equipos.

Por un lado, los astronautas de la NASA Steve Swanson y Reid Wiseman animarán a su país, Estadios Unidos y por otro lado estará el astronauta Alemán de la Agencia Espacial Europea Alexander Gerst, animando a su país, Alemania. Wiseman bromeó con sus colegas en órbita afirmando que el fuerte espíritu de equipo de EE.UU. a bordo de la Estación Espacial es un signo de EE.UU. será más fuerte en el campo también. "Creo que vamos a ganar. Somos dos contra uno hasta aquí, así que creo que las posibilidades de Estados Unidos son muy buenas ", dijo Wiseman durante una entrevista con medios de comunicación.

Wiseman dice que la tripulación ya está comprobando su apretada agenda para el jueves para ver cómo pueden hacer un hueco para poder ver el partido en lo que va a ser un momento de diversión para ellos. Gerst es optimista respecto al resultado y a pesar de que son dos contra uno animando a sus equipos espera poder obtener un buen resultado.

Puede que sólo sea una competencia amistosa entre los miembros de la tripulación, pero eso no significa que no haya intereses en juego. "Si EE.UU. gana, estos chicos van a dibujar una pequeña bandera de EE.UU. en mi cabeza, pero creo que si Alemania gana estos chicos deberían tener que afeitarse la cabeza. De cualquier manera estoy deseando que llegue el partido. Va a ser divertido ", dijo Gerst.

Como "entrenamiento" para el partido, los tres astronautas han hecho un vídeo mostrando sus habilidades futbolísticas en gravedad cero. Todo un espectáculo futbolístico fuera de nuestras fronteras.


0 comentarios

jue

26

jun

2014

Impresionante fragmento de asteroide se desintegra sobre Villacañas

Fuente: AstroHita Fundación

 

El evento fue ampliamente registrado por la cámara zenital del Complejo Astronómico de La Hita, en La Puebla de Almoradiel - Toledo.

 

En la madrugada del pasado día 22 de junio, sobre la 1:20 hora local peninsular, una roca de unos 10 kg de masa impactó contra la atmósfera terrestre a más de 75 mil kilómetros por hora. El fenómeno fue registrado por los detectores que la Universidad de Huelva tiene instalados en el Complejo  Astronómico de La Hita, en el municipio de La Puebla de Almoradiel. El brusco impacto de la roca con el aire generó una bola de fuego a una altura de unos 86 km sobre la vertical de Madridejos (Toledo). Esta bola de fuego, que técnicamente recibe el nombre de bólido, avanzó en dirección noreste mientras se adentraba en la atmósfera. Su máximo brillo lo alcanzó cuando se encontraba prácticamente sobre la vertical de Villacañas (Toledo) y del propio Complejo Astronómico de La Hita.  El fenómeno finalizó a unos 54 km de altura sobre la vertical de Pozorrubio (Cuenca). En ese punto la roca se desintegró completamente, por lo que ningún fragmento sobrevivió para alcanzar el suelo en forma de meteorito.

 

El análisis preliminar llevado a cabo por el Profesor José María Madiedo, de la Universidad de Huelva, indica que la roca procedía del cinturón principal de asteroides, una zona del Sistema Solar situada entre las órbitas de los planetas Marte y Júpiter. Uno de los detectores ubicados en el Observatorio de La Hita consiguió además obtener datos que permitirán analizar la composición química de esta roca.

 

La cámara zenital que ha registrado este evento se instaló en Agosto de 2013 complementando la anterior instrumentación del Proyecto SMART (Spectroscopy of Meteoroids in the Atmosphere by means of Robotic Technologies) operativo en el Observatorio de La Hita desde 2010, permitiendo que desde esta zona, se cubra prácticamente la totalidad del cielo en una vigilancia continua y ampliando la capacidad de obtención de datos.



La imagen adjunta muestra el momento del impresionante estallido en la vertical de Villacañas.

 

 

 

 

0 comentarios

mié

25

jun

2014

La NASA lanzará un nuevo satélite para estudiar los enigmas del carbono

Fuente: NASA

 

La primera nave espacial de la NASA dedicada a medir los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra ultima los preparativos para su lanzamiento el próximo 1 de Julio desde la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg, en California.

El Observatorio Orbital de Carbono-2 (OCO-2) proporcionará una imagen más completa y global de las fuentes de dióxido de carbono naturales y humanas, así como sus "sumideros", los procesos naturales del océano y de la tierra por los que este gas sale fuera de la atmósfera y queda almacenado. El dióxido de carbono, un componente crítico del ciclo del carbono de la Tierra, es el principal gas de efecto invernadero de origen humano.

"El dióxido de carbono juega en la atmósfera un papel fundamental en el equilibrio energético de nuestro planeta y es un factor clave en la comprensión de cómo está cambiando nuestro clima", dijo Michael Freilich, director de la División de Ciencias de la Tierra de la NASA en Washington. "Con la misión OCO-2, la NASA contribuye a una nueva e importante fuente de observaciones globales para el reto científico de comprender mejor nuestra Tierra y su futuro."

OCO-2 será lanzado a bordo de un cohete United Launch Alliance Delta II y operará a 705 kilómetros de altitud en una órbita casi polar. Se convertirá en el satélite principal de una constelación de otros cinco satélites internacionales de vigilancia de la Tierra que orbitarán cada 99 minutos, cruzando el ecuador cada día, permitiendo así una amplia gama de observaciones casi simultáneas de la Tierra. OCO-2 está diseñado para funcionar durante al menos dos años.

La nave espacial mostrará la distribución geográfica mundial de fuentes y sumideros de dióxido de carbono y permitirá a los científicos estudiar los cambios en el tiempo de manera más completa que se pueden hacer con los datos existentes. Desde 2009, los científicos han estado preparando el terreno para OCO-2 mediante el aprovechamiento de las observaciones del satélite japonés GOSAT. OCO-2 sustituye a una nave espacial de la NASA casi idéntica perdida a causa de un fallo del cohete en febrero de 2009.

Con aproximadamente 400 partes por millón, el dióxido de carbono en la atmósfera se encuentra ahora en su nivel más alto en al menos los últimos 800.000 años. La quema de combustibles fósiles y otras actividades humanas están actualmente añadiendo cerca de 40.000 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera cada año, produciendo una acumulación sin precedentes en este gas de efecto invernadero.

Los gases de invernadero atrapan el calor del sol dentro de la atmósfera de la Tierra, calentando la superficie del planeta y ayudando a mantener las temperaturas habitables desde los polos al ecuador. Los científicos han concluido que el aumento de dióxido de carbono de las actividades humanas, por la quema de combustibles fósiles y la deforestación en particular, ha desvirtuado el ciclo natural del carbono de la Tierra, provocando un aumento de las temperaturas superficiales globales y el cambio climático de nuestro planeta.

0 comentarios

dom

22

jun

2014

Nuevas moléculas alrededor de viejas estrellas

Fuente: NASA

 

Gracias al observatorio espacial Herschel de la ESA, los astrónomos han descubierto la presencia de una molécula fundamental para la formación del agua entre las brasas que dejan las estrellas como nuestro Sol en las últimas fases de su vida.

Cuando las estrellas de baja a media masa como nuestro Sol se acercan al final de sus vidas se convierten en enanas blancas, de mayor densidad. En este proceso se desprenden de sus capas de polvo y gas más externas, creando complejos patrones caleidoscópicos conocidos como nebulosas planetarias. 

Estas estructuras no tienen nada que ver con los planetas, pero fueron bautizadas así a finales del siglo XVIII por el astrónomo William Herschel, ya que a través de su telescopio se veían como difusos objetos circulares, parecidos a los planetas de nuestro Sistema Solar. 

Algo más de dos siglos más tarde, el observatorio espacial Herschel, tocayo de William Herschel, ha realizado un sorprendente descubrimiento al estudiar las nebulosas planetarias.

El canto del cisne de las estrellas que dan lugar a las nebulosas planetarias, al igual que las dramáticas explosiones de supernova de las estrellas más pesadas, también enriquecen el medio interestelar local con elementos a partir de los que se formarán las siguientes generaciones de estrellas. 

Si bien las supernovas son capaces de forjar los elementos más pesados, las nebulosas planetarias contienen una gran proporción de ‘elementos de la vida’, como el carbono, el nitrógeno o el oxígeno, formados por fusión nuclear en la estrella moribunda.

Las estrellas como nuestro Sol queman hidrógeno de forma ininterrumpida durante miles de millones de años. Cuando se les empieza a terminar el combustible se hinchan hasta convertirse en gigantes rojas, un cuerpo inestable que empezará a expulsar sus capas más externas para formar una nebulosa planetaria. 

Los restos del núcleo de la estrella se transforman en una enana blanca a gran temperatura, que baña su entorno con radiación ultravioleta. 

Esta radiación tan intensa podría destruir las moléculas que habían sido expulsadas por la estrella en la fase anterior, y que ahora se encontrarían ligadas a los grumos o anillos de material que se pueden distinguir en la periferia de las nebulosas planetarias. 

También se pensaba que esta radiación impediría la formación de nuevas moléculas en esta región. 

Sin embargo, dos estudios independientes basados en las observaciones realizadas con Herschel han descubierto que una molécula fundamental para la formación del agua parece disfrutar de las condiciones de este entorno tan hostil, e incluso podría depender de ellas para formarse. Esta molécula, conocida como OH+, está formada por un átomo de oxígeno y uno de hidrógeno y tiene carga positiva.


En el estudio dirigido por la Dra. Isabel Alemán de la Universidad de Leiden, Países Bajos, se analizaron 11 nebulosas planetarias y esta molécula se detectó en tres de ellas. 

Estas tres nebulosas tienen en común que albergan a las estrellas más calientes, cuyas temperaturas superan los 100.000 °C. 

“Pensamos que la clave se encuentra en la presencia de densos grumos de polvo y gas, iluminados por la radiación ultravioleta y por los rayos X emitidos por la estrella central”, explica Isabel. 

“Esta radiación de alta energía desencadena reacciones químicas en el seno de los grumos, dando lugar a la formación de la molécula OH+”

0 comentarios

sáb

21

jun

2014

El Hubble observa galaxias enanas formadoras de las estrellas del Universo

Fuente: NASA

 

Nuevas observaciones del Telescopio Espacial Hubble de la NASA muestran pequeñas galaxias, también conocidas como galaxias enanas, que son responsables de la formación de una gran porción de las estrellas del universo.

El estudio de esta época temprana de la historia del universo es fundamental para comprender completamente cómo estas estrellas se formaron y cómo las galaxias crecieron y evolucionaron entre 3.500 y 6.000 millones de años después del inicio del universo. El resultado es compatible con una investigación de diez años sobre si existe una relación entre la masa de una galaxia y su actividad de formación estelar, y ayuda a pintar un cuadro coherente de los acontecimientos en el Universo temprano.

"Ya sospechábamos que este tipo de galaxias habían contribuido a la primera ola de formación estelar, pero esta es la primera vez que hemos sido capaces de medir el efecto que en realidad tenía", dijo Hakim Atek de la École Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL ) de Suiza, y autor principal del estudio. "Parecen haber tenido un sorprendentemente gran papel que jugar."

Estudios anteriores de las galaxias de formación estelar se limitaron al análisis del medio o de gran masa de las galaxias, dejando de lado las numerosas galaxias enanas que existían en esta época de prolífica formación estelar. El nuevo estudio realizado con datos de la Wide Field Camera 3 (WFC3) del Hubble ha permitido a los astrónomos dar un nuevo paso adelante en la comprensión de esta época crucial, gracias a la observación de una muestra de galaxias enanas del Universo temprano y, en particular, una selección de galaxias de estallido estelar. Estas galaxias de estallido estelar forman estrellas a un ritmo furiosamente rápido, muy por encima de la tasa normal que se espera de ellas.

Las capacidades infrarrojas de la WFC3 han permitido a los astrónomos finalmente calcular cómo estas galaxias enanas de baja masa contribuyeron a la población de estrellas en nuestro universo.

"Estas galaxias están formando estrellas tan rápidamente que en realidad podría duplicar toda su masa de las estrellas en sólo 150 millones años - un tiempo increíblemente corto en términos astronómico", añade el co-autor del estudio Jean-Paul Kneib, también de la EPFL.

Además de añadir una nueva visión de cómo y dónde se formaron las estrellas en nuestro universo, este último descubrimiento también podría ayudar a desentrañar los secretos de la evolución galáctica. Las galaxias evolucionan a través de una serie de procesos complejos. Cuando las galaxias se fusionan, se consumen por las estrellas recién formadas que se alimentan de sus gases combinados, y la explosión de las estrellas y los agujeros negros supermasivos emiten materia galáctica - un proceso que reduce la masa de una galaxia. Es raro encontrar una galaxia en un estado de estallido estelar, lo que sugiere a los investigadores que la explosión de galaxias es el resultado de un incidente inusual en el pasado, tal como una fusión violenta.

0 comentarios

vie

20

jun

2014

Tronadura de la montaña del E-ELT

Fuente: ESO

 

Ayer tuvo lugar la ceremonia de tronadura que marca el siguiente hito importante para que el Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT, European Extremely Large Telescope) de ESO se convierta en una realidad. Parte de los 3.000 metros del pico del Cerro Armazones fue volado como paso previo a la nivelación de la cumbre, necesaria para preparar la construcción del telescopio óptico/infrarrojo más grande del mundo.

Distinguidos invitados tanto de Chile como de los estados miembros ESO, así como representantes de las comunidades locales, miembros del proyecto y personal de ESO, asistieron a la ceremonia de tronadura desde el Observatorio Paranal, a 20 kilómetros de la voladura. El evento también fue transmitido en vivo online y ahora se puede ver una grabación del evento.

 

La orden de proceder con la voladura fue dada por el Subsecretario de Bienes Nacionales de Chile, Jorge Maldonado.

 

Durante la ceremonia de tronadura, la empresa chilena ICAFAL Ingeniería y Construcción S.A. voló parte de la cima de Cerro Armazones y liberó alrededor de 5.000 metros cúbicos de roca. Esto es sólo una parte de un complicado proceso de nivelación que ayudará a dar forma a la montaña, de manera que pueda albergar al telescopio de 39 metros y a su enorme cúpula. Un total de 220.000 metros cúbicos deberán retirarse para proporcionar espacio a la plataforma de 150 metros por 300 metros del E-ELT.

 

Las obras civiles de Cerro Armazones comenzaron en marzo de 2014 y se espera que duren 16 meses. Esto incluye la colocación y el mantenimiento de una carretera asfaltada, la construcción de la plataforma en la cima y la construcción de una zanja de servicio hacia la cumbre [1].

 

La primera luz del E-ELT está prevista para el 2024, cuando empezará a abordar los desafíos astronómicos más grandes de nuestro tiempo. Se espera que el telescopio gigante permita explorar campos totalmente desconocidos del universo — será: "el ojo más grande del mundo para mirar el cielo".

 

Notas

 

[1] Todas las estructuras que más tarde serán erigidas en esta ubicación se especifican en la Propuesta de Construcción del E-ELT, un exhaustivo libro de 264 páginas con detalles de todos los aspectos del proyecto, junto con un resumen ejecutivo. En junio de 2011, el Consejo de ESO aprobó el diseño básico revisado del telescopio y, en diciembre de 2012, aprobaron el programa del E-ELT (véase también ann13019, ann13033 y ann13042).

0 comentarios

mié

18

jun

2014

ALMA, el mayor radiotelescopio del mundo está completo

Fuente: EFE. El Informador.

 

ALMA, el mayor radiotelescopio  del mundo, instalado en pleno desierto de Atacama (Chile), ya ha quedado completo tras la instalación de las últimas de sus antenas, que en un futuro permitirán escuchar el "origen del universo".

"La instalación de la antena número 66 en el Sitio de Operaciones del Conjunto representa la etapa final de la construcción de ALMA", anunció hoy el director de este observatorio astronómico, el francés Pierre Cox.

El mayor radiotelescopio del mundo comenzó a construirse en el año 2003 en el Llano de Chajnantor, a 50 kilómetros de San Pedro de Atacama y a mil 500 kilómetros al norte de Santiago, en una zona que parece más la superficie lunar que un paisaje del planeta Tierra.

Su objetivo era poder ver el comienzo del Universo, hace unos 14 mil millones de años, de manera que los científicos pudieran comprender la física del Universo, cómo se expandió y cómo nacieron las estrellas y galaxias.

"En un hecho muy importante contar con esta antena que representa una potencia muy importante para los futuros descubrimientos", destacó Cox en una conferencia de prensa con medios internacionales.

La totalidad de las antenas, instaladas a unos cinco mil metros de altura sobre el nivel del mar, entrarán en funcionamiento a fines de 2015, en el último ciclo de operaciones del observatorio, indicó.

ALMA escudriña el universo usando antenas que no funcionan como los telescopios ópticos tradicionales, sino como radiotelescopios, lo que les permite detectar las longitudes de onda milimétricas y submilimétricas, aproximadamente mil veces más largas que la luz visible.

La observación de estas largas longitudes de onda permite a los astrónomos estudiar objetos muy fríos en el espacio, como las densas nubes de polvo cósmico y gas donde se forman estrellas y planetas, así como objetos muy fríos en el universo primitivo.

Cox detalló que algunos de los grandes descubrimientos que puede lograr ALMA son el estudio de las condiciones químicas y físicas de las galaxias jóvenes, además de la formación de estrellas y planetas.

"Estamos orgullosos de haber alcanzado este importante hito para nuestro proyecto. Esto completa la entrega de sistemas tecnológicos de punta para su destino final", resaltó el científico.

ALMA fue concebido en la década de los años ochenta a partir de tres proyectos separados de europeos, norteamericanos y asiáticos que posteriormente confluyeron en uno solo.

Sus observaciones astronómicas comenzaron en la segunda mitad de 2011 con un tercio de su capacidad, si bien el observatorio fue inaugurado en marzo del año pasado por el entonces presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Esa fecha marcó el fin del proceso de instalación de los sistemas principales de este gigante telescopio y su transición oficial de un proyecto en construcción a un observatorio en pleno funcionamiento.

Para la ubicación del Atacama Large Millimeter/Submillimeter Array (ALMA) se eligió el Llano de Chajnantor, donde el implacable sol del día se transforma en un frío insoportable durante la noche.

Al ser un área plana, seca, tranquila y con cielos limpios, el lugar reunía las características propicias para un proyecto de esta envergadura.

Además, la extrema sequedad permite esquivar uno de los principales obstáculos de la observación, el vapor de agua presente en la atmósfera, que absorbe la luz de las ondas milimétricas y submilimétricas y distorsiona las señales que llegan del espacio.

En la construcción de este complejo astronómico, que equivale a un telescopio de 14 kilómetros de diámetro con una resolución 100 veces mayor que la de cualquier otro conjunto de telescopios, finalmente se invirtieron mil 400 millones de dólares.

0 comentarios

lun

16

jun

2014

Herschel observa estrellas nacientes y un extraño y gigante anillo

Fuente: NASA

 

El Observatorio Espacial Herschel ha descubierto un extraño anillo de material polvoriento mientras exploraba una enorme nube de gas y polvo llamada NGC 7538. Las observaciones han revelado numerosos cúmulos de material, de los cuales pueden evolucionar los más poderosos tipos de estrellas en el universo. Herschel es una misión de la Agencia Espacial Europea, con importantes contribuciones de la NASA.

"Hemos pasado revista a NGC 7538 con Herschel e identificado 13 grandes y densos grupos donde podrían formarse estrellas colosales en el futuro", dijo Cassandra Fallscheer, profesora de Astronomía en Whitman College en Walla Walla, Washington, y autora principal del estudio. "Además, hemos encontrado una estructura de anillo gigantesco y lo raro es que no estamos del todo seguros de qué lo creó."


NGC 7538 está relativamente cerca, a una distancia de unos 8.800 años luz, situada en la constelación de Cefeo. La nube, que tiene una masa del orden de 400.000 soles, está experimentando un intenso episodio de formación estelar. Los astrónomos estudian las guarderías estelares como NGC 7538 para aprender mejor cómo nacen las estrellas. Encontrar el misterioso anillo, en este caso, llegó como un regalo inesperado.

El anillo de polvo reciente tiene una forma ovalada, con un eje longitudinal que abarca unos 35 años luz y un eje corto de unos 25 años luz. Fallscheer y sus colegas estiman que el anillo tiene la masa de 500 soles. Los astrónomos suelen ver anillos y estructuras similares a burbujas en las nubes de polvo cósmico. Los fuertes vientos emitidos por las estrellas más masivas, llamadas estrellas de tipo O, pueden generar estas nubes en expansión, al igual que sus muertes explosivas como supernovas. Pero no hay ninguna evidencia de fuente energética o remanente de una estrella de tipo O difunta, como una estrella de neutrones, en el centro de este anillo. Es posible que una gran estrella formase la burbuja y, como las estrellas están en movimiento, posteriormente dejó la escena, escapando de la detección.

0 comentarios

sáb

14

jun

2014

Telescopios gigantes captan imágenes de un asteroide cercano a la Tierra

Fuente: NASA

 

Científicos de NASA, empleando radares en tierra, han obtenido imágenes nítidas de un asteroide recientemente descubierto mientras pasaba silenciosamente por nuestro planeta. Captadas el 8 de Junio de 2014, las nuevas imágenes del objeto llamado "2014 HQ124", son algunas de las más detalladas imágenes de radar jamás obtenidas de un asteroide cercano a la Tierra.

Las observaciones de radar fueron dirigidas por los científicos Marina Brozovic y Lance Benner del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. Los investigadores del JPL trabajaron estrechamente con Michael Nolan, Patrick Taylor, Ellen Howell y Alessondra Springmann del Observatorio de Arecibo en Puerto Rico para planificar y ejecutar las observaciones.

Según Benner, 2014 HQ124 parece ser un objeto alargado, irregular, de por lo menos 370 metros en su eje más largo. "Podría tratarse de un objeto doble, o 'binario de contacto', consistente en dos objetos que forman un solo asteroide con dos lóbulos". Las imágenes revelan muchas otras características, incluyendo una sorprendente colina puntiaguda cerca del centro del objeto, que en estas imágenes se ve arriba.

Las 21 imágenes de radar fueron tomadas en un lapso de cuatro horas y media. Durante ese intervalo, el asteroide rotaba unos pocos grados por cuadro, lo que sugiere que su periodo de rotación es ligeramente inferior a 24 horas.

En su máximo acercamiento a la Tierra el 8 de junio, el asteroide estuvo a 1.25 millones de kilómetros, un poco más de tres veces la distancia a la Luna. Los científicos comenzaron las observaciones de 2014 HQ124 poco después de la máxima aproximación, cuando el asteroide estaba entre aproximadamente 1.39 y 1.45 millones de kilómetros de la Tierra. Cada imagen del collage y de la película representa 10 minutos de datos.

Las nuevas imágenes muestran formaciones de hasta 3.75 m de ancho. Esta es la máxima resolución actualmente posible empleando antenas de radar científicas para producir imágenes. Las vistas tan nítidas de este asteroide han sido posibles enlazando dos radiotelescopios gigantes para aumentar sus capacidades.

0 comentarios

vie

13

jun

2014

¡Más de 200.000 visitas!

La Isla de la Astronomía ha superado las 200.000 visitas gracias a todos vosotros. Procurando transmitir las noticias que se producen relacionadas con la astronomía, intercalando artículos propios, enlaces interesantes, concursos... todo ello con el único fin de hacer más atractiva esta web. También hemos modificado ligeramente el aspecto de la misma, pero sin cambiar los distintos apartados, para que resulte más sencillo acceder a cualquier temática.

Nosotros seguimos pensando en nuevas actividades que puedan dar un impulso a esta página para que pueda resultar más atractiva.

Muchas gracias a tod@s.

 

Luis Alonso.

0 comentarios

vie

13

jun

2014

Explosiones gigantes enterradas en polvo

Fuente: ESO

 

Por primera vez, observaciones llevadas a cabo con ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) han permitido establecer de forma directa cuáles son las proporciones de gas molecular y polvo que se encuentran en una galaxia que alberga estallidos de rayos gamma (GRB) — las explosiones más grandes que tienen lugar en el universo. Sorprendidos, los investigadores han comprobado que hay menos gas del esperado y, proporcionalmente, mucho más polvo, haciendo que algunos GRB aparezcan como “GRB oscuros”. Este trabajo aparece en la revista Nature el 12 de junio de 2014 y es el primer resultado científico de ALMA en torno a los GRB, mostrando el potencial del conjunto de antenas para ayudarnos a comprender mejor cómo se comportan estos objetos.

 

Los estallidos de rayos gamma (GRBs por sus siglas en inglés, Gamma-Ray Bursts) son intensas explosiones de altísima energía observadas en galaxias distantes — el fenómeno explosivo más brillante del universo. Los que duran más de un par de segundos son conocidos como estallidos de rayos gamma de larga duración (LGRBs, de long-duration gamma-ray bursts) [1] y se asocian con las explosiones de supernova — potentes detonaciones que tienen lugar al final de la vida de las estrellas masivas.

 

En cuestión de segundos, un estallido típico libera tanta energía como la que habrá liberado el Sol a lo largo de sus diez mil millones de años de vida. La propia explosión suele estar seguida de una emisión que va apagándose poco a poco, conocida como brillo residual (afterglow), que se cree tiene su origen en las colisiones entre el material expulsado y el gas circundante.

 

Sin embargo, misteriosamente, algunos estallidos de rayos gamma parecen no tener ningún brillo residual— son denominados estallidos oscuros. Una posible explicación es que las nubes de polvo absorben la radiación del brillo residual.

 

En los últimos años, los científicos han estado trabajando para comprender mejor cómo se forma un GRB estudiando sus galaxias anfitrionas. Dentro de estas galaxias, los astrónomos esperaban encontrar estrellas masivas progenitoras de los GRB en regiones activas de formación estelar, que podrían estar rodeadas por una gran cantidad de gas molecular — el combustible para la formación de estrellas. Sin embargo, no había ningún resultado observacional para respaldar esta teoría, dejando la incógnita sin respuesta durante mucho tiempo.

 

Por primera vez, un equipo de astrónomos de Japón ha utilizado ALMA para detectar la emisión de radio procedente del gas molecular en dos anfitrionas de LGRB — GRB 020819B y GRB 051022 — a unos 4.300 6.900 millones de años luz respectivamente. Aunque tales emisiones de radio nunca habían sido detectadas en las galaxias GRB, ALMA lo ha hecho posible gracias a su alta sensibilidad sin precedentes [2].

 

Kotaro Kohno, profesor de la Universidad de Tokio y miembro del equipo de investigación, dijo: "hemos estado buscando gas molecular en galaxias GRB durante más de diez años utilizando varios telescopios alrededor del mundo. Como resultado de nuestro arduo trabajo, finalmente logramos un avance notable utilizando el poder de ALMA. Estamos muy entusiasmados con lo que hemos logrado".

 

Otro logro notable, hecho posible gracias a la alta resolución de ALMA, fue descubrir la distribución del gas molecular y el polvo en galaxias GRB. Observaciones de GRB 020819B revelaron un entorno extraordinariamente rico en polvo [3], mientras que, cerca del centro de la galaxia anfitriona, se encontraba gas molecular. Es la primera vez que se ha revelado dicha distribución en galaxias GRB.

 

"No esperábamos que los GRB pudieran tener lugar en un ambiente tan polvoriento, con una proporción tan baja de gas molecular con respecto al polvo. Esto indica que el GRB se produjo en un ambiente muy diferente al de una típica región de formación estelar", afirma Hatsukade. Esto sugiere que las estrellas masivas que murieron como GRB cambiaron el ambiente en la región de formación estelar antes de explotar.

 

El equipo de investigación cree que, una posible explicación para la alta proporción de polvo en comparación con el gas molecular en el lugar donde tienen lugar los GRB, es la diferencia en sus reacciones a la radiación ultravioleta. Puesto que los enlaces entre los átomos que componen las moléculas se rompen fácilmente por la radiación ultravioleta, el gas molecular no puede sobrevivir en ambientes expuestos a una fuerte radiación ultravioleta producida por las calientes estrellas masivas en su región de formación estelar, incluyendo la que tarde o temprano explota como el observado GRB. Aunque también se observa una distribución similar en GRB 051022, esto aún debe ser confirmado debido a la falta de resolución (dado que el anfitrión del GRB 051022 está situado más lejos que el que alberga al GRB 020819B). En cualquier caso, estas observaciones de ALMA apoyan la hipótesis de que el polvo que absorbe la radiación del brillo residual es el responsable de generar explosiones oscuras de rayos gamma.

 

"Los resultados obtenidos esta vez fueron más allá de nuestras expectativas. Necesitamos llevar a cabo otras observaciones en otras galaxias GRB para ver si podría tratarse de condiciones ambientales generales a cualquier sitio que albergue un GRB. Esperamos futuras investigaciones con la ampliación de las capacidades de ALMA", concluye Hatsukade.

 

Notas

 

[1] Los estallidos de rayos gamma de larga duración (LGRBs), que duran algo más de dos segundos, representan aproximadamente el 70% de los GRB observados. Los desarrollos llevados a cabo en la última década han reconocido una nueva clase de GRB con estallidos de menos de dos segundos, los GRB de corta duración, probablemente debido a la fusión de estrellas de neutrones y no asociados con supernovas o hipernovas.

 

[2] La sensibilidad de ALMA en esta observación era cinco veces mejor que la llevada  a cabo con otros telescopios similares. Las primeras observaciones científicas con ALMA comenzaron con sólo parte de las antenas en 2011 (eso1137). Estas observaciones se realizaron con un conjunto de 24–27 antenas con separaciones de hasta sólo 125 metros. La instalación de la última de las 66 antenas (eso1342) es una promesa de lo que ALMA será capaz de revelar en un futuro próximo, ya que las antenas de pueden posicionarse en diferentes configuraciones, con distancias máximas entre las antenas que van de los 150 metros a los 16 kilómetros.

 

[3] La proporción de la masa de polvo con respecto a la masa de gas molecular masa es de un 1% en el medio interestelar en la Vía Láctea y en galaxias cercanas de formación estelar, pero es diez o más veces mayor en la región que rodea al GRB 020819B.

0 comentarios

jue

12

jun

2014

Curiosity observa desde Marte el tránsito de Mercurio por el Sol

Fuente: NASA

 

El rover Curiosity de la NASA en Marte ha fotografiado al planeta Mercurio pasando por delante del Sol, visible como un oscurecimiento leve que se mueve a través de la cara del Sol.

Este es el primer tránsito solar de un planeta observado desde otro planeta que no sea la Tierra, y también la primera imagen de Mercurio vista desde Marte. Mercurio llena sólo una sexta parte de un píxel de esta fotografía, lo que demuestra la gran distancia a la que se encuentra desde Marte. Desde la posición de Curiosity no se puede apreciar bien su forma, pero su posición y trayectoria son las esperadas en base a cálculos orbitales.

"Este es un guiño a la relevancia de los tránsitos planetarios en la historia de la astronomía en la Tierra", dijo Mark Lemmon, mienbro del equipo científico de la Mastcam. "Los tránsitos de Venus se han utilizado en astronomía para medir el tamaño del Sistema Solar, y los tránsitos de Mercurio fueron relevantes para medir el tamaño del Sol".

Las observaciones se realizaron el 3 de Junio de 2014, desde la posición de Curiosity en el interior del cráter Gale de Marte. Además de mostrar el tránsito de Mercurio, la cámara del rover muestra dos manchas solares de aproximadamente el tamaño de la Tierra. Las manchas solares se mueven sólo al ritmo de rotación del Sol, mucho más lento que el movimiento de Mercurio.

Muchos espectadores en la Tierra observaron un tránsito de Venus en Junio de 2012, el último visible desde la Tierra en este siglo. El próximo tránsito de Mercurio visible desde la Tierra será el 9 de Mayo de 2016. Los tránsitos de Mercurio y Venus son visibles más a menudo desde Marte que desde la Tierra, y Marte también ofrece un punto de vista ventajoso para ver los tránsitos de la Tierra. El siguiente tránsito de cada tipo visible desde Marte será Mercurio en Abril de 2015, Venus en Agosto de 2030 y la Tierra en Noviembre de 2084.

0 comentarios

mié

11

jun

2014

Comienzan a llegar los primeros datos científicos de Rosetta

Fuente: NASA

 

Este verano se producirá un encuentro celeste que miles de personas, en su mayoría europeas, llevan décadas preparando. La nave Rosetta, de la Agencia Espacial Europea (ESA), llegará por fin a la órbita del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, tras más de diez años de viaje por el espacio interplanetario. En ESAC, el Centro Europeo de Astronomía Espacial de la ESA en Villanueva de la Cañada, Madrid, un equipo internacional de 25 científicos e ingenieros ha empezado a recibir ya los primeros datos. 

Rosetta fue lanzada en marzo de 2004 con el objetivo de convertirse en la primera nave que órbita y aterriza en un cometa. Es ahora cuando empezará a obtener los resultados para los que fue específicamente diseñada.

“Los cometas están hechos del mismo material del que se formaron los planetas, pero sin procesar, así que estudiando los cometas se puede aprender mucho sobre cómo se formó el sistema solar”, ha explicado esta mañana Michael Küppers, del Centro de Operaciones Científicas de Rosetta (RSGS), en ESAC, donde se celebra esta semana un encuentro entre los responsables de los 11 instrumentos científicos de Rosetta y del módulo que aterrizará en el cometa –llamado Philae-.

Estos instrumentos y la propia nave han permanecido en hibernación durante gran parte del viaje de Rosetta. El pasado enero todos los sistemas se reactivaron de forma automática, de cara al comienzo del estudio del cometa este verano.

Küppers y su colega Laurence O'Rourke, coordinadores de las operaciones científicas de Rosetta, han explicado esta mañana que el equipo de 25 científicos e ingenieros que integran el RSGS, en ESAC, ha sido clave para poner en marcha los instrumentos tras el despertar de la nave, al ocuparse de comprobar que funcionan correctamente.

“Hemos empezado a recibir los primeros datos científicos de los instrumentos en marzo y abril ”, ha explicado O'Rourke. “Todo está funcionando según lo previsto”.

Las observaciones de Rosetta han revelado, por ejemplo, que el cometa ya ha entrado en actividad -a medida que un cometa se aproxima al Sol el calor hace que se sublime el material helado que lo compone, generando la estela de gas y polvo característica de estos objetos, la coma.

 67P/Churyumov-Gerasimenko está ahora a unos 600 millones de kilómetros del Sol, y Rosetta ha fotografiado su coma incipiente, que debe medir unos 1300 kilómetros. 

El equipo de Rosetta en ESAC lleva a cabo ahora una labor fundamental: planificar la agenda de observaciones científicas de los instrumentos y la orientación de la nave. Para ello ejerce de centro coordinador de los requisitos y peticiones de los equipos de los instrumentos, distribuidos por numerosos centros en Europa y  Estados Unidos.

“Es una labor delicada porque no es fácil encajar las condiciones de todos los instrumentos”, señala Küppers. “Por ejemplo los instrumentos que estudian el gas del cometa necesitan centrarse en el núcleo, pero los espectrógrafos quieren ver también la coma”.

El equipo de ESAC envía la planificación de la orientación del satélite para las observaciones al centro de operaciones de la misión en ESOC -el Centro Europeo de Operaciones Espaciales de la ESA en Darmstadt, Alemania- con ocho semanas de antelación, y los comandos finales para los  instrumentos, con una semana de antelación.

Una vez realizadas las observaciones, los datos científicos son recogidos por las antenas de espacio profundo que siguen a Rosetta -entre ellas la de Cebreros, en Ávila-, que están conectadas a ESOC. Desde ahí los datos científicos son enviados a ESAC.

 “En ESAC comprobamos que los datos tienen la calidad adecuada”, explica O'Rourke, “y que las observaciones que hemos planificado han sido ejecutadas correctamente. En el caso muy excepcional de que no haya sido así, coordinamos con el equipo del instrumento la repetición de la observación”.

Una de las partes más complejas de la misión tiene que ver con la definición de la trayectoria de vuelo de Rosetta, tarea en  que también participa ESAC.

Cuando Rosetta llegue al cometa, el próximo agosto, primero debe sobrevolarlo y después orbitarlo, siguiendo trayectorias definidas por el equipo en ESOC. Sin embargo, la definición de las trayectorias de vuelo que deberá seguir Rosetta después del aterrizaje de la sonda Philae, en noviembre de este año, corresponde a en gran medida al equipo en ESAC.

Ya se están analizando en ESAC las trayectorias previstas para finales de 2014 y principios de 2015, que llegado el momento deberán ajustarse en función del grado de actividad del cometa. 

Como explica Küppers, “la cantidad de gas y su orientación afecta a los instrumentos, por eso debemos planificar con cuidado. Por ahora estamos trabajando en dos tipos de trayectorias, con alta actividad y con baja”.

Philae será lanzada después de que Rosetta haya mapeado la superficie del cometa. La operación será un hito en la misión y en la historia de la exploración planetaria, puesto que nunca se ha intentado algo así. Durante los meses posteriores Rosetta seguirá al cometa a lo largo de su viaje, registrando todos sus cambios a medida que se calienta. Ninguna otra misión espacial ha hecho jamás nada parecido. El máximo acercamiento al Sol se producirá en agosto de 2015. 

El principal objetivo de Rosetta es ayudar a entender el origen y la evolución del Sistema Solar. En particular, Rosetta investigará el papel que pueden haber jugado los cometas a la hora de traer el agua a la Tierra, y quizá incluso la vida. 

0 comentarios

lun

09

jun

2014

Afirman que programa de vuelos tripulados a Marte fallará

Fuente: EFE. El Informador.

 

El programa de la NASA para enviar humanos a Marte fallará a menos que la agencia renueve sus métodos y elabore una estrategia clara para conquistar el planeta rojo, advirtió el Consejo Nacional de Investigación estadounidense en un informe pedido por el Congreso.

Según los investigadores, la NASA debe dar ciertos pasos importantes para lograrsu objetivo de un vuelo tripulado a Marte, que podrían incluir la exploración de un asteroide, la construcción de un puesto de avanzada en la Luna o la cooperación internacional con países como China.

"Continuar el camino actual... es invitar al fracaso, la desilusión y la pérdida de la percepción internacional de larga data de que los vuelos tripulados al espacio son algo que Estados Unidos hace mejor", sostiene el informe de 286 páginas.

La NASA prometió revisar las indicaciones de la investigación, pero insistió en que valía la pena establecer el objetivo de caminar sobre Marte como forma de mantener el listón alto para otros proyectos paralelos.

"Un programa sostenible de exploración humana profunda del espacio debe tener un objetivo 'horizonte' último que provea un foco a largo plazo" menos susceptible de verse interrumpido por problemas tecnológicos, económicos y de otros tipos, respondió la agencia.

Hasta el momento, las agencias solo han podido enviar naves no tripuladas a Marte, la última fue el "Curiosity" de la NASA, con un valor de dos millones 500 mil dólares, que llegó a ese planeta en agosto de 2012.

Pero el avance de la exploración humana en los confines del espacio llevará décadas de trabajo, cientos de miles de millones de dólares y un "riesgo significativo para la vida humana", según el informe del NRC.

- ¿Cooperación con China? -

Todo eso hace que ahora sea imposible para Estados Unidos ir a Marte con el presupuesto destinado a las actividades espaciales.

Por este motivo, según el NRC el país debería aumentar la cooperación con otras naciones -China incluida- y obtener financiamiento también del sector privado y otras fuentes.

Las leyes federales prohíben a la NASA participar en programas bilaterales con China, lo que según el NRC "reduce sustancialmente la potencial capacidad internacional que podría ser agrupada para alcanzar Marte".

"Dado el rápido desarrollo de las capacidades de China en el espacio, es del mayor interés de Estados Unidos estar abierto a futuras asociaciones internacionales", agrega el informe.

Los autores del documento dicen que volver a la Luna sería mejor para la cooperación internacional dado el interés en ese destino que tienen otros países. Además, esa misión ayudaría a desarrollar tecnología para aterrizar y eventualmente vivir en Marte.

El gobierno de Obama se opone a otro aterrizaje en la Luna por su alto costo. En cambio, quiere concentrarse en capturar un asteroide y ubicarlo en la órbita de la tierra para futura exploración.

El NCR subrayó tres caminos potenciales para ir a Marte, dos de los cuales implican un retorno a la Luna. El tercero, por el contrario, se inclina en la misma dirección que la misión del asteroide que quiere el gobierno.

"Es probable que la evaluación más sincera sea que no hay una demanda pública de exploración del espacio, que realmente no tenemos un objetivo claro y que el programa que se está llevando adelante no nos llevará a ninguna parte", dijo el experto John Logsdon.

0 comentarios

dom

08

jun

2014

Alexander Gerst, una semana en la EEI

Fuente: NASA

 

El astronauta de la ESA Alexander Gerst ya lleva una semana en el espacio, a bordo de la Estación Espacial Internacional. Mientras termina de acostumbrarse a vivir flotando en microgravedad, Gerst ha estado ocupado conociendo su nuevo hogar, realizando experimentos, sacándose sangre, manteniéndose en forma y sí, también limpiando el retrete.

Alexander llegó al complejo orbital el día 29 de mayo de madrugada, a bordo de una nave Soyuz junto al astronauta de la NASA Reid Weisman y al comandante de Roscosmos Maxim Suraev. A bordo les esperaban los otros tres miembros de la tripulación, que llevan en la Estación desde el pasado mes de abril. Alexander permanecerá en el espacio durante casi seis meses. 

Nada más llegar a la Estación los astronautas organizaron una pequeña teleconferencia para saludar a sus familiares y amigos, de los que se habían despedido apenas seis horas antes. Según el propio Alexander: “¡Es fantástico estar aquí arriba!”. 

Uno de los primeros experimentos de Alexander fue bastante sencillo: rellenar un cuestionario sobre sus dolores de cabeza. Muchos astronautas sufren dolores de cabeza, “como si fuese a estallar”, y los científicos quieren averiguar quién es más propenso y en qué circunstancias. 

Al igual que la mayoría de los experimentos que se realizan a bordo de la Estación, el estudio de la ESA sobre los dolores de cabeza recogerá datos a lo largo de varios años entrevistando a distintos astronautas – 30 en este caso.

El comandante de la Estación, Steve Swanson, les mostró a Alexander y a Reid la Estación – del tamaño de una casa de seis habitaciones – y les explicó cómo funcionan los distintos sistemas. La tripulación repasó los protocolos de emergencia y de mantenimiento básico para poner al día a los recién llegados. 

Alexander participó en un experimento más participativo, parte de la investigación de la NASA sobre la Salud Ocular, que ayudará a comprender cómo se adaptan los ojos de los astronautas a las condiciones del espacio. 

Gerst también cambió una bombilla en un experimento japonés diseñado para comprender cómo las plantas desafían a la gravedad creciendo en vertical, un fenómeno que sólo se puede estudiar cuando se elimina el efecto del peso.

El propio Alexander lo relató con un tweet desde el espacio: “Ayer reparé una lámpara de xenón en el laboratorio japonés SAIBO, diseñado para mejorar la eficiencia de las cosechas en la Tierra”. El astronauta europeo también trabajará en su estudio complementario, el experimento Seedling Growth-2 de la ESA y de la NASA, durante su misión Blue Dot. 

Como en las mejores casas, en la Estación también hay que hacer las tareas domésticas. Mientras los compañeros de Alexander limpiaban y acumulaban los elementos que ya no son necesarios a bordo, a él le tocó limpiar y mantener uno de los dos retretes. Gerst se había entrenado para esta tarea, pero hacerlo en el espacio fue una experiencia completamente diferente. 

Todos los astronautas de la Estación hacen ejercicio dos horas al día en unas máquinas especializadas. Además de todas estas tareas y de seguir acostumbrándose a su nuevo hogar, Alexander también está compartiendo sus aventuras en las redes sociales – sigue su misión en alexandergerst.esa.int

0 comentarios

dom

08

jun

2014

Un Púlsar en el Interior de la Burbuja de una Supernova

Fuente: NASA

 

Las estrellas masivas mueren de forma dramática, explotando como espectaculares supernovas que liberan una gran cantidad de masa y energía. Estas explosiones arrastran todo el material de sus alrededores, creando una gran burbuja que se va expandiendo en el medio interestelar. En el corazón de estas burbujas se encuentra una pequeña y densa estrella de neutrones o un agujero negro, los restos de lo que en su día fue una brillante estrella.

Las burbujas formadas por las explosiones de supernova sólo brillan durante unas pocas decenas de miles de años antes de disolverse por completo, por lo que no es fácil detectar una estrella de neutrones o un agujero negro que todavía esté rodeado por su onda expansiva. Esta imagen nos muestra un buen ejemplo de este fenómeno, desvelando una estrella de neutrones en rotación y fuertemente magnetizada – lo que se conoce como un púlsar –  envuelta en su sudario cósmico, los restos de la explosión en la que se formó. 

Este púlsar, conocido como SXP 1062, se encuentra a las afueras de la Pequeña Nube de Magallanes, una de las galaxias satélite de nuestra Vía Láctea, y está devorando el material de la estrella que lo acompaña, lo que provoca potentes emisiones de rayos X. En el futuro esta región presentará un aspecto todavía más dramático, ya que SXP 1062 está acompañado por una estrella masiva que también terminará sus días explotando como una supernova. 

La mayoría de los púlsares presentan un periodo de rotación increíblemente rápido, dando varias vueltas completas cada segundo. Sin embargo, al estudiar la nube de expansión que rodea a SXP 1062, los astrónomos han descubierto que este púlsar está girando demasiado lento. De hecho, es uno de los púlsares más lentos de los que se tiene constancia. 

Si bien la causa de este extraño comportamiento sigue siendo un misterio, la principal hipótesis sugiere que la rotación del púlsar podría estar frenada por su potente campo magnético. 

El resplandor azul en el centro de la burbuja representa las emisiones en rayos X del propio púlsar y del gas caliente que ocupa el interior de la onda expansiva. Los objetos azules que se pueden ver al fondo de la imagen son otras fuentes de rayos X situadas fuera de la galaxia. 

Esta imagen es una combinación de los datos recogidos por el telescopio espacial XMM-Newton de la ESA en la banda de los rayos X (en azul) y de las observaciones realizadas desde el Observatorio Interamericano del Cerro Tololo, en Chile. Al tomar las fotografías desde tierra se utilizaron unos filtros especiales que permiten revelar el brillo del oxígeno (representado en color verde) y el del hidrógeno (en color rojo). La composición nos muestra una región con una extensión de unos 457 años luz. 

0 comentarios

jue

05

jun

2014

Revelan en libro homosexualidad de Sally Ride, primera astronauta de EU

Fuente: EFE. El Informador.

 

Sally Ride, la primera astronauta estadounidense, era lesbiana, un aspecto de su vida personal que mantuvo en secreto hasta su muerte en 2012, según afirma la periodista Lynn Sherr en una biografía que salió hoy a la venta.

La reportera de la cadena ABC fue la que presentó a Ride al mundo en 1978, cuando la física fue elegida por la agencia espacial estadounidense, NASA, como una de las primeras mujeres del país en ser preparada para misiones espaciales.

Ride, nacida en 1951, fue en 1983 la tercera mujer en el espacio, precedida por las soviéticas Valentina Tereshkova (1963) y Svetlana Savitskaja (1982), y además de científica y astronauta, fue jugadora de tenis profesional.

"Fue una combinación extraordinaria de la jugadora de tenis, la audaz y aventurera piloto astronauta, y la científica que quería descubrir cosas", dijo Sherr en una entrevista con el portal Space.com a propósito de la publicación del libro "Sally Ride: America's First Woman in Space".

La periodista, que supo de la homosexualidad de Ride tras su muerte, añadió que "es una pena que el movimiento por los derechos de los homosexuales, bisexuales y transexuales no haya estado tan avanzado (entonces)".

Ride "podría haberse beneficiado siendo más abierta, pero el hecho es que el movimiento no estaba allí, que nuestra sociedad no había avanzado y esto es en gran medida parte de su historia porque afectó a cómo vivió su vida personal".

En 1982, Ride contrajo matrimonio con el astronauta Steve Hawley, de quien se divorció en 1987, y, según el libro, también mantuvo una relación de pareja con la psicóloga y profesora Tam O'Shaugnessy.

Para la carrera de Ride como astronauta fue crucial la eclosión del movimiento feminista en la década de los años 70, según Sherr, porque fue en parte como respuesta a aquella movilización por lo que la NASA anunció en 1977 que iba a reclutar mujeres para ir al espacio.

0 comentarios

jue

05

jun

2014

Astrónomos descubren un nuevo tipo de planeta: una "Mega-Tierra"

Fuente: NASA

 

Un equipo de astrónomos ha anunciado el descubrimiento de un nuevo tipo de planeta - un mundo rocoso que pesa 17 veces más que la Tierra. Los teóricos creían que un mundo así no podía formarse porque cualquier cosa tan pesada habría atrapado gas hidrógeno y crecido hasta convertirse en un gigante gaseoso similar a Júpiter. Sin embargo, este planeta es todo sólido y mucho mayor que cualquiera de las supertierras descubiertas anteriormente, lo que le convierte en una "mega-Tierra".

 "Nos hemos quedado muy sorprendidos cuando nos dimos cuenta de lo que habíamos encontrado", dijo el astrónomo Xavier Dumusque, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian. "Es el Godzilla de las tierras. Pero a diferencia del monstruo de la película, Kepler-10c tiene implicaciones positivas para la vida".

La megatierra recién descubierta, Kepler-10c, gira alrededor de una estrella similar al Sol una vez cada 45 días. Está situada a unos 560 años luz de la Tierra, en la constelación de Draco (el Dragón). El sistema también alberga un "mundo de lava" con 3 veces la masa de la Tierra, en una órbita notablemente rápida de 20 horas.

Kepler-10c fue originalmente descubierto por la nave espacial Kepler de la NASA. Kepler encuentra planetas usando el método de tránsito, mirando cómo disminuye el brillo de una estrella al pasar un planeta por delante de ella. Midiendo esta disminución los astrónomos pueden calcular el tamaño físico o diámetro del planeta. Sin embargo, Kepler no puede decirnos si el planeta es rocoso o gaseoso.

Se sabía, pues, que Kepler 10c tiene un diámetro de casi 30.000 km (2,3 veces el de la Tierra), lo cual le colocaba en una categoría de mundos llamada "mini neptunos", dotados de gruesas envolturas gaseosas.

El equipo de investigadores empleó el instrumento HARPS-North instalado en el Telescopio Nazionale Galileo (TNG) en las Islas Canarias para medir la masa de Kepler-10c. Y hallaron que pesaba 17 veces más que la Tierra, mucho más de lo que se esperaba. Lo cual era una demostración clara de que Kepler 10c era mucho más denso que un mundo gaseoso, y que estaba compuesto de rocas y otros materiales sólidos.

El descubrimiento de que Kepler-10c es un mega-Tierra también tiene profundas implicaciones para la historia del universo y la posibilidad de vida. El sistema Kepler-10 es de unos 11 mil millones de años, lo que significa que se formó a menos de 3 millones de años después del Big Bang.

0 comentarios

mié

04

jun

2014

Primera luz de SPHERE, una cámara para fotografiar exoplanetas

Fuente: ESO

 

El instrumento SPHERE — Spectro-Polarimetric High-contrast Exoplanet REsearch (búsqueda de exoplanetas con espectro-polarimetría de alto contraste) -, instalado en el telescopio VLT (Very Large Telescope) en el Observatorio Paranal de ESO (Chile), ya ha captado su primera luz. Esta nueva herramienta para la localización y el estudio de exoplanetas combina varias técnicas avanzadas. En sus primeros días de observación, se ha podido confirmar la impresionante mejora que ofrece SPHERE con respecto a instrumentos previos, proporcionando impactantes imágenes de los discos de polvo que rodean a estrellas cercanas y de otros objetos observados. SPHERE ha sido desarrollado y construido por un consorcio formado por numerosas instituciones europeas, lideradas por el Instituto de Planetología y Astrofísica de Grenoble (Francia) en colaboración con ESO. Con este instrumento se pretende revolucionar el estudio detallado de los exoplanetas y de los discos circunestelares.

 

En diciembre de 2013, SPHERE superó en Europa sus pruebas de aceptación, tras lo que  fue enviado a Paranal. El delicado reensamblaje se completó en mayo de 2014 y ahora el instrumento está instalado en el Telescopio Unitario 3 del VLT. SPHERE es el último de la segunda generación de instrumentos para el VLT (los tres primeros fueron X-shooter, KMOS y MUSE).

 

SPHERE combina varias técnicas avanzadas con el fin de ofrecer el contraste más alto jamás alcanzado en la obtención de imágenes directas de planetas — mucho más allá de lo que podría lograrse con el instrumento NACO, que tomó la primera imagen directa de un exoplaneta. Para conseguir este impresionante rendimiento, SPHERE necesitó  desarrollar tecnologías novedosas desde sus inicios, en particular en las áreas de óptica adaptativa, detectores especiales y componentes de coronografía.

 

"SPHERE es un instrumento muy complejo. Gracias al duro trabajo de muchas personas que participaron en su diseño, construcción e instalación, ya ha superado nuestras expectativas. ¡Es maravilloso!", afirma Jean-Luc Beuzit, del Instituto de Planetología y Astrofísica de Grenoble (Francia) e investigador principal de SPHERE.

 

El objetivo principal de SPHERE es encontrar y caracterizar, por imagen directa [1], exoplanetas gigantes que orbiten alrededor de estrellas cercanas. Esta es una tarea extremadamente difícil, ya que estos planetas están mucho más cerca de su estrella anfitriona y son mucho más débiles. En una imagen normal, incluso en las mejores condiciones, la luz de la estrella oculta totalmente el débil resplandor del planeta. Por tanto, todo el diseño de SPHERE se centra en alcanzar el mayor contraste posible en un pequeño pedazo de cielo alrededor de la deslumbrante estrella.

 

La primera de las tres técnicas novedosas utilizadas por SPHERE es la óptica adaptativa extrema, que sirve para corregir los efectos de la atmósfera de la Tierra con el fin de que las imágenes sean más nítidas y aumente el contraste de los exoplanetas. En segundo lugar, se utiliza un coronógrafo para bloquear la luz de la estrella y aumentar aún más el contraste. Por último, se aplica una técnica llamada imagen diferencial que utiliza las diferencias entre la luz estelar y la luz planetaria en términos de su color o polarización — y estas diferencias sutiles también se pueden aprovechar para revelar la existencia de un posible exoplaneta que no se haya detectado anteriormente (ann13069, eso0503) [2].

 

SPHERE fue diseñado y construido por los siguientes institutos: Instituto de Planetología y Astrofísica de Grenoble; Instituto Max-Planck de Astronomía de Heidelberg; Laboratorio de Astrofísica de Marsella; Laboratorio de Estudios Espaciales y de Instrumentación Astrofísica del Observatorio de París; Laboratorio Lagrange de Niza; ONERA; Observatorio de Ginebra; Instituto Nacional de Astrofísica de Italia, coordinado por el Observatorio Astronómico de Padua; Instituto de Astronomía, ETH Zúrich; Instituto Astronómico de la Universidad de Ámsterdam; Escuela de Investigación en Astronomía de los Países Bajos (NOVA-ASTRON) y ESO.

 

Durante la primera luz se observaron varios objetivos de prueba usando los diferentes modos de SPHERE. Entre las imágenes obtenidas se incluye una de las mejores imágenes logradas hasta ahora del anillo de polvo alrededor de la cercana estrella HR 4796A. No sólo muestra el anillo con una claridad excepcional, sino que también ilustra hasta qué punto puede SPHERE suprimir el fulgor de la estrella brillante en el centro de la imagen.

 

Tras realizar pruebas más exhaustivas y observaciones de verificación científica, SPHERE estará disponible para la comunidad astronómica a lo largo del año 2014.

 

"Esto es sólo el principio. SPHERE es una herramienta única y poderosa y, sin duda, nos dará muchas sorpresas interesantes en los años venideros", concluye Jean-Luc Beuzit.

 

 

 

Notas

 

[1] La mayoría de los exoplanetas que hoy conocemos fueron descubiertos utilizando técnicas indirectas, tales como variaciones de la velocidad radial de la estrella anfitriona, o los cambios en el brillo de la estrella causadas por el tránsito de un exoplaneta. Hasta ahora, sólo se ha conseguido obtener imagen directa de unos pocos exoplanetas (eso0515, eso0842).

 

[2] Otra de las técnicas, aunque sencilla, empleada por SPHERE, es tomar muchas fotos de un objeto, pero con una importante rotación de la imagen entre cada una de ellas. Las características de las imágenes que giran son artefactos del proceso de toma de la  imagen y las características que se mantienen en el mismo lugar son objetos reales en el cielo.

0 comentarios

mar

03

jun

2014

Las puestas de Sol en Titán revelan la complejidad de los exoplanetas brumosos

Fuente: NASA

 

Científicos que trabajan con datos de la misión Cassini de la NASA han desarrollado una nueva forma de entender las atmósferas de los exoplanetas poniendo como ejemplo a la luna de Saturno Titán, que está rodeada de niebla. Esta nueva técnica ha demostrado que los cielos brumosos suponen una gran complejidad a la hora de estudiar los mundos alienígenas que orbitan estrellas distantes.

El trabajo fue desarrollado por un equipo de investigadores dirigido por Tyler Robinson, investigador del Centro de Investigaciones Ames de la NASA. "Resulta que hay muchas cosas que se pueden aprender mirando una puesta de Sol", dijo Robinson.

La luz de las puestas de sol, de las estrellas y de los planetas se pueden separar en sus colores componentes para crear espectros, tal y como los prismas hacen con la luz del sol, para obtener información escondida en ellos. A pesar de las enormes distancias a otros sistemas planetarios, en años recientes los investigadores han empezado a desarrollar técnicas para tomar espectros de exoplanetas. Cuando uno de estos mundos transita, o pasa por delante de su estrella nodriza tal como lo vemos desde la Tierra, parte de la luz de la estrella atraviesa la atmósfera del exoplaneta, que la cambia de modo sutil pero mensurable. Este proceso imprime información sobre el planeta que puede ser recogida por los telescopios. Los espectros resultantes son un registro de esa huella.

Gracias a este proceso, los científicos también pueden desentrañar los detalles sobre la temperatura, la composición y la estructura de las atmósferas de el mundo observado. Robinson y sus colegas aplicaron la similitud entre los tránsitos de exoplanetas y las puestas de Sol que la nave espacial Cassini ha presenciado en Titán. Estas observaciones, llamadas ocultaciones solares, permitieron a los científicos observar Titán como un exoplaneta en tránsito sin tener que salir del sistema solar. En el proceso, las puestas de sol de Titán revelaron cómo de dramáticos pueden ser los efectos de las nieblas.

Varios mundos en el Sistema Solar, incluyendo Titán, están cubiertos por nubes y brumas de gran altitud, las cuales crean una variedad de efectos complicados que los investigadores deben separar de la firma de estas atmósferas exóticas, que pueden llegar a suponer un obstáculo importante para la comprensión de las observaciones de tránsito. Debido a la complejidad y la potencia de cálculo necesaria para hacer frente a las brumas, los modelos utilizados para entender los espectros de exoplanetas suelen simplificar sus efectos.

"Antes, no estaba claro exactamente cómo estaban afectando las brumas a las observaciones de exoplanetas en tránsito," dijo Robinson. "Así que nos dirigimos a Titán, un mundo nebuloso en el Sistema Solar que ha sido ampliamente estudiado por Cassini".

El equipo utilizó cuatro observaciones de Titán realizadas entre 2006 y 2011 por el espectrómetro de mapeo visual e infrarrojo de Cassini. Su análisis proporcionó resultados que incluyen los efectos complejos debido a las brumas, que ahora se pueden comparar con los modelos de exoplanetas y observaciones.

Con Titan como su ejemplo, Robinson y sus colegas encontraron que las brumas altas por encima de algunos exoplanetas en tránsito podrían limitar estrictamente lo que sus espectros pueden revelar a observadores de planetas de tránsito. Las observaciones sólo son capaces de recoger información de la atmósfera superior de un planeta. En Titán, esto corresponde de 150 a 300 kilómetros sobre la superficie de la luna, muy por encima de la mayor parte de su densa y compleja atmósfera.

0 comentarios

dom

01

jun

2014

Tres nuevos tripulantes llegan a la Estación Espacial Internacional

Fuente: NASA

 

Una nave Soyuz lanzada anoche desde el cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajstán, ha atracado en la Estación Espacial Internacional esta madrugada. A bordo se encontraban el astronauta de la ESA Alexander Gerst y sus compañeros en la Expedición 40/41, el astronauta de la NASA Reid Wiseman y el cosmonauta ruso Max Suraev, los cuales permanecerán seis meses en el espacio. 

La nave Soyuz TMA-09M despegó de Baikonur a las 19:57 GMT el 28 de mayo, colocándose en órbita nueve minutos después. La llegada a la Estación se ha producido tras completar la Soyuz cuatro órbitas alrededor de la Tierra. 

El atraque en el módulo Rassvet de la Estación ha tenido lugar según lo previsto a las 01:44 GMT, y la escotilla ha sido abierta a las 03:52 GMT. Los recién llegados fueron recibidos por los cosmonautas Alexander Skvortsov y Oleg Artemyev, y por el astronauta de la NASA Steven Swanson, que compartirán parte de la misión como miembros de la Expedición 39/40. 

Durante la primera semana a bordo de la Estación, los tres nuevos inquilinos recién llegados, se familiarizarán con su nuevo hogar antes de empezar a cumplir una agenda repleta de labores de investigación y técnicas. 

0 comentarios

sáb

31

may

2014

Nuevas estrellas en la nebulosa de la Serpiente

Fuente: NASA

 

Estrellas que empiezan a gestarse fuera de las nubes frías de polvo y gas se exhiben en esta imagen del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y el Two Micron All Sky Survey (2MASS). La luz infrarroja ha sido asignada a colores que vemos con nuestros ojos, revelando las estrellas jóvenes de color naranja y amarillo y una parcela central de gas en azul. Esta área está oculta en la visión en luz visible, pero la luz infrarroja puede viajar a través del polvo, ofreciendo un vistazo dentro de la incubadora estelar.

La mancha oscura a la izquierda del centro está envuelta en tanto polvo que incluso la luz infrarroja es bloqueada. Es dentro de estos vientres oscuros donde las estrellas están empezando a tomar forma.

Llamado el Núcleo de la Nebulosa de la Serpiente, esta región de formación estelar se encuentra a unos 750 años luz de distancia en Serpens, o la "Serpiente", una constelación llamada así por su parecido con una serpiente a luz visible. La región es notable, ya que sólo contiene estrellas de masa relativamente baja a moderada, y no tiene ninguna de las estrellas masivas y muy brillantes que se encuentran en las regiones de formación de estrellas más grandes, como la nebulosa de Orión. Nuestro Sol es una estrella de masa moderada. Tanto si se formó en una región estelar de baja masa como Serpens, o una región estelar de gran masa como Orion, es un misterio permanente.

El interior de este núcleo de nebulosa de la Serpiente se detalla notablemente en esta imagen. Se monta a partir de 82 instantáneas que representan 16,2 horas de tiempo de observación de Spitzer. Las observaciones se realizaron durante la misión principal de Spitzer, una fase que comenzó en 2009 después de que el observatorio se quedara sin líquido refrigerante, como estaba previsto.

La mayoría de los pequeños puntos en esta imagen son estrellas situadas detrás o delante de la nebulosa de la Serpiente.

0 comentarios

mié

28

may

2014

La Nube de Smith chocará contra nuestra galaxia

Fuente: NCYT

 

La Nube de Smith, una gigantesca masa de hidrógeno gaseoso que se encuentra en rumbo de colisión con nuestra galaxia, la Vía Láctea, encierra más misterios de lo que se creía. Ahora se ha llegado a la conclusión de que está envuelta en un manto de materia oscura capaz de mantener la cohesión de la nube y que el intrigante objeto cósmico es una galaxia fallida.

Los astrónomos que han emitido este veredicto se basan en análisis de observaciones hechas con el radiotelescopio GBT que la Fundación Nacional estadounidense de la Ciencia tiene en Virginia Occidental, Estados Unidos, y que se gestiona a través del Observatorio Nacional estadounidense de Radioastronomía (NRAO)

La Nube de Smith es realmente única. Es rápida, bastante extensa y, sobre todo, enigmática; un objeto como éste no debería haber sobrevivido a un viaje a través de la Vía Láctea, pero todas las evidencias apuntan a que lo hizo.

Estudios previos de la Nube de Smith revelaron que atravesó por primera vez nuestra galaxia hace muchos millones de años. Reexaminando y modelando con cuidado la nube, el equipo de Jay Lockman, del NRAO, cree ahora que la Nube de Smith contiene una gran cantidad de materia oscura, que en buena parte forma un halo o "armadura" alrededor de ella. La materia oscura es el material invisible pero gravitatoriamente significativo que representa aproximadamente el 80 por ciento de toda la materia en el Universo. Esta envoltura de materia oscura podría proteger la integridad de la nube, evitando que se fragmentase en jirones al cruzar por nuestra galaxia. Sin esta envoltura protectora, esta nube se habría desintegrado hace mucho tiempo, cuando colisionó por primera vez con el disco de nuestra galaxia.
Todo apunta a que la Nube de Smith es en realidad una galaxia enana fallida, un objeto que tenía todo el material para formar una galaxia de verdad, pero no el suficiente para producir estrellas.

En la actualidad, la Nube de Smith se halla a unos 8.000 años-luz de distancia del disco de nuestra galaxia. Se mueve hacia la Vía Láctea a más de 240 kilómetros por segundo (150 millas por segundo) y se predice que impactará de nuevo contra ella en aproximadamente unos 30 millones de años.

0 comentarios

mar

27

may

2014

El Hubble observa auroras en Saturno

Fuente: NASA

 

Gracias al Telescopio Espacial NASA/ESA Hubble, los astrónomos han vuelto a fotografiar auroras sobre el polo norte de Saturno. Estas imágenes, tomadas entre los meses de abril y mayo de 2013 desde la órbita terrestre del Hubble, nos desvelan la dinámica de la coreografía de las auroras con un nivel de detalle sin precedentes.

Estas imágenes en la banda del ultravioleta fueron tomadas por la Cámara Avanzada para Sondeos del Hubble, y capturan lo que ocurre cuando el campo magnético de Saturno es alcanzado por las explosiones de partículas procedentes del Sol. 

La magnetosfera de Saturno – la gran ‘burbuja’ magnética que rodea al planeta – se encuentra comprimida en la zonda orientada hacia el Sol y se extiende formando una gran ‘cola magnética’ en la zona no iluminada. 

Al parecer, la cola magnética de Saturno colapsa y se reconfigura cuando las partículas del Sol llegan al planeta, un fenómeno que queda reflejado en la dinámica de sus auroras. 

El Hubble recogió un espectáculo de luces de gran intensidad – algunos de los destellos detectados en las regiones polares de Saturno se desplazaban unas tres veces más rápido que la velocidad de rotación del gigante gaseoso, que es de apenas 10 horas. 

Estas nuevas observaciones forman parte de una campaña de observación con el Hubble de tres años de duración, y han sido presentadas en un artículo publicado en la revista Geophysical Research Letters. Estas imágenes se complementan con las observaciones realizadas por la sonda internacional Cassini, en órbita a Saturno.

0 comentarios

mar

27

may

2014

Venus Express se prepara para penetrar en la hostil atmósfera venusiana

Fuente: NASA

 

Tras ocho años en órbita, la nave de la ESA Venus Express ha completado las observaciones científicas de rutina y se prepara para una zambullida en la atmósfera hostil del planeta. Venus Express fue lanzada en una nave Soyuz–Fregat desde el cosmódromo ruso de  Baikonur, en Kazajistan, el 9 de noviembre de 2005, y llegó a Venus el 11 de abril de  2006. 

Durante estos años la sonda ha permanecido en una órbita muy elíptica en torno al planeta, que la lleva hasta a 66.000 Km sobre el polo Sur en su punto más alejado -lo que le ha permitido obtener impresionantes vistas globales-, y a solo 250 Km sobre el polo Norte, cerca de las capas superiores de la atmósfera del planeta. Gracias a sus siete instrumentos la nave ha proporcionado un completo estudio de la ionosfera, la atmósfera y la superficie de Venus. 

“Venus Express nos ha mostrado la gran variabilidad de este planeta a corto y largo plazo, y también nos ha dado pistas sobre como ha cambiado desde que se formó hace 4.600 millones de años,” dice Håkan Svedhem, el jefe científico de la misión, de la ESA. “Esta información nos ayuda a descifrar qué hizo que Venus y la Tierra acabaran siendo tan diferentes, pero también hemos advertido que comparten algunas características”.

La temperatura de la superficie de Venus supera los 450°C, muy superior a la de un horno normal de cocina. Es además enormemente densa, y los gases que la componen son tóxicos para nosotros. Pero el análisis químico de la superficie rocosa realizado por los detectores infrarrojos de la misión han revelado que Venus podría haber tenido en el pasado un sistemas de placas tectónicas como el que tiene hoy la Tierra, e incluso un océano de agua. 

Al igual que la Tierra, Venus está perdiendo partes de su atmósfera superior al espacio. En concreto, Venus Express ha detectado que escapan al espacio el doble de átomos de hidrógeno que de oxígeno. Dado que la molécula de agua esta compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, las observaciones indican que en la atmósfera se está produciendo desintegración de agua. 

Hoy en día hay 100.000 veces más agua en la Tierra que en Venus. Pero ambos planetas son alrededor del mismo tamaño y se formaron en la misma época, así que los dos deben haber tenido aproximadamente la misma cantidad de agua en las etapas tempranas de su formación. 

La sonda también ha observado con gran detalle la parte alta de las nubes, a unos 70 km de altitud sobre la superficie del planeta. Eso incluye un vórtice gigantesco que gira sobre el polo Sur, y que guarda cierto parecido con los huracanes terrestres. La nave ha detectado también -por su firma electromagnética- rayos generados en nubes de ácido sulfúrico. 

La atmósfera de Venus da una vuelta completa al planeta en solo cuatro días, mientras que este tarda 243 días en girar en torno a su eje. Venus Express ha estudiado este fenómeno de la super-rotación de la atmósfera, revelando detalles sorprendentes. Un estudio mostró que las velocidades medias del viento habían pasado de unos 300 km/h a 400 km/h en solo seis años terrestres. 

Por otra parte, otro trabajo halló que la rotación del planeta se ha ralentizado en 6.5 minutos desde que lo midiera la misión Magallanes, de la NASA, que permaneció cinco años en Venus hace dos décadas. Aún no se sabe, no obstante, si hay una relación entre la velocidad cada vez mayor de los vientos y la rotación que se ralentiza. 

El radar de la nave Magallanes mostró una superficie muy alterada por erupciones volcánicas pasadas. Venus Express, además, ha hallado indicios de que el planeta aún podría ser geológicamente activo en la actualidad. Un estudio encontró abundantes ríos de lava que podrían haber sido formado hace no más de 2,5 millones de años, y quizás incluso mucho más recientemente. 

De hecho, las mediciones de dióxido de azufre en la atmósfera superior han producido resultados muy variables a lo largo de la misión. Aunque algunos procesos de circulación atmosférica podrían producir resultados similares, este es el argumento más convincente hasta ahora de la existencia de un volcanismo activo en el presente. 

Ahora, tras ocho años en órbita, el combustible necesario para mantener la órbita elíptica está a punto de agotarse. Por ello las operaciones científicas de rutina han concluido esta semana. Y la nave se prepara para una última tarea: lanzarse a la atmósfera de forma controlada, mucho más profundamente de lo que nunca se ha intentado. 

“Ya habíamos llevado a cabo campañas cortas de ‘aerodrag’  en las que rozábamos las capas altas de la atmósfera, a unos 165 km, pero queremos profundizar más, hasta  130 Km o incluso más abajo”, dice Patrick Martin, jefe de misión de Venus Express. “Solo llevando a cabo operaciones atrevidas, como esta, podemos obtener datos nuevos acerca de regiones de la atmósfera por lo general inaccesibles, y también relativos a la respuesta de la nave y sus componentes en un entorno tan hostil”. 

Esta fase de aerofrenado experimental está planeada para entre el 18 de junio y el 11 de julio. Durante la operación algunos instrumentos científicos podrán tomar datos, en concreto medidas del campo magnético, del viento solar y de la composición atómica. Además, los sensores de temperatura y presión registrarán las condiciones a las que está siento sometida la nave. 

“Esta campaña nos proporciona también la oportunidad de desarrollar y poner en práctica las operaciones técnicas necesarias para el aerofrenado, una experiencia muy valiosa de cara a futuras misiones planetarias”, señala Paolo Ferri, jefe de operaciones de la misión. El aerofrenado puede ser una manera de colocarse en órbita de otros planetas sin necesidad de llevar grandes cantidades de combustible. 

Es posible que el combustible de Venus Express se agote durante esta fase, o que la nave no sobreviva a estas arriesgadas operaciones. Pero si aún sigue funcionando correctamente su órbita se elevará de nuevo y las operaciones, limitadas, proseguirán durante varios meses más, si el combustible no se agota antes. 

En cualquier caso a finales de año es probable que Venus Express haya completado su descenso final a la atmósfera del planeta, dando así por finalizado un magnífico logro científico.

0 comentarios

lun

26

may

2014

Luz verde para la construcción de InSight, la nueva misión a Marte

Fuente: NASA

 

La NASA y sus socios internacionales han recibido luz verde para iniciar la construcción de un nuevo módulo de aterrizaje para Marte, después de haber completado con éxito el examen de diseño crítico de la misión el pasado viernes.

La misión InSight (Interior Exploration Using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport) perforará por debajo de la superficie de Marte para estudiar su interior. La misión investigará cómo se formaron los planetas similares a la Tierra y cómo desarrollaron la estructura interna de su núcleo, manto y corteza, y recopilará información sobre el subsuelo con instrumentos nunca antes usados en Marte.

InSight será lanzada desde la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg, en la costa central de California cerca de Lompoc, en marzo de 2016. Esta será la primera misión interplanetaria que sea lanzada desde California. La misión será importante para lograr la ansiada meta de enviar una misión humana a Marte en la década de 2030.

Los jefes del equipo de InSight presentaron los resultados de diseño de la misión la semana pasada a un comité de revisión de la NASA, que dio la aprobación para avanzar a la siguiente etapa de preparación.

"Nuestros socios de todo el mundo han hecho progresos significativos para llegar a este punto y están completamente preparados para entregar su hardware para la integración del sistema a partir de noviembre, que es el próximo gran hito para el proyecto", dijo Tom Hoffman  director del proyecto InSight de la NASA en el Laboratorio Jet Propulsion. “Ahora nos estamos moviendo para realizar el diseño y el análisis a construir, y probar el hardware y el software que nos llevaría a Marte, así como para reunir la ciencia que necesitamos para lograr el éxito de esta misión”.

Para investigar el interior del planeta, el módulo de aterrizaje estacionario llevará un brazo robótico que se desplegará hacia la superficie, así como instrumentos de subsuelo aportados por Francia y Alemania. Las agencias espaciales nacionales de Francia y Alemania se han asociado con la NASA proporcionando dos instrumentos científicos principales de InSight.

El experimento de sísmica para la estructura interior ( SEIS) será construido por el CNES francés en colaboración con DLR alemán y las agencias espaciales de Suiza y el Reino Unido. Medirá ondas de movimiento de tierra en el interior del planeta y de los impactos de meteoritos. También se medirá el calor que viene hacia la superficie desde el interior del planeta.

“Marte ofrece una ventaja sobre la Tierra en cuanto al entendimiento de que tan habitable se pueden formar las superficies planetarias”, dijo Bruce Banerdt, principal investigador de JPL en InSight. “Ambos planetas sufrieron el mismo proceso inicial. Pero Marte, al ser más pequeño, se congeló más rápido y se volvió menos activo, mientras que la Tierra se mantuvo agitada. Así que Marte preservó mejor la evidencia sobre las primeras fases del desarrollo rocoso del planeta".

El módulo de aterrizaje de tres patas irá a un sitio cerca del ecuador marciano y proporcionará información durante una misión de 720 días, unos dos años. InSight adapta un diseño de la exitosa misión Phoenix Mars Lander, que examinó el hielo y el suelo en el norte de Marte en 2008.

"Vamos a incorporar muchas características de nuestra nave espacial Phoenix en InSight, pero las diferencias entre las misiones requieren algunas diferencias en la nave espacial InSight", dijo el Gerente del Programa de InSight Stu Spath de la compañía Lockheed Martin Space Systems. "Por ejemplo, la duración de la misión InSight es de 630 días más que Phoenix, lo que significa que el módulo de aterrizaje tendrá que soportar una amplia gama de condiciones ambientales en la superficie."

Guiado por imágenes del entorno tomadas por el módulo de aterrizaje, el brazo robótico de InSight colocará el sismómetro en la superficie y luego colocará una cubierta protectora sobre ella para minimizar los efectos del viento y la temperatura en el instrumento sensible. El brazo también pondrá a la sonda de flujo de calor en posición para introducirla en el suelo a una profundidad de 4,5 metros.

Otro experimento utilizará el enlace de radio entre InSight y las antenas de la Red del Espacio Profundo de la NASA en la Tierra para medir con precisión una oscilación en la rotación de Marte que podría revelar si Marte tiene un núcleo fundido o sólido. Los sensores del viento y la temperatura así como los de la presión desarrollados por el Centro de Astrobiología de España vigilarán el tiempo en el lugar del aterrizaje, y un magnetómetro medirá perturbaciones magnéticas causadas por la ionosfera marciana.

0 comentarios

sáb

24

may

2014

El libro de la Astronomía

El libro nos desgrana 250 hitos en la historia del espacio y la astronomía desde el inicio hasta la actualidad.

 

Según Neil DeGrasse Tyson, astrofísico y autor de Space Chronicles, el libro es un extraordinario compendio de todo aquello que importa, ha importado o importará acerca del Universo. Además de ser una enorme fuente de información. El libro de la astronomía de Jim Bell es sumamente agradable de hojear y aún más de leer.

La obra es  una crónica de algunos de los mayores logros de nuestra especie. Repasa los descubrimientos a través de los milenios y registra fenómenos que se darán dentro de miles de millones de años. Déjese impresionar y lea y relea estas páginas.

 

El libro de la Astronomía

Jim Bell

Editorial Librero

Isbn- 9789089983572

Pvp- 19,95 euros

Mayo 2014

 

 

0 comentarios

jue

22

may

2014

Un cúmulo de estrellas en la estela de Carina

Fuente: ESO

 

En esta colorida nueva imagen obtenida por el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile, vemos el cúmulo estelar NGC 3590. Estas estrellas brillan frente a un impresionante paisaje de manchas oscuras de polvo y coloridas nubes de gas brillante. Este pequeño encuentro estelar revela a los astrónomos algunas claves sobre cómo se forman y evolucionan estas estrellas, al tiempo que nos da pistas acerca de la estructura de los brazos espirales de nuestra galaxia.

 

NGC 3590 es un pequeño cúmulo abierto de estrellas que se encuentra a unos 7.500 años luz de la Tierra, en la constelación de Carina (la Quilla). Está formado por docenas de estrellas vagamente ligadas por la gravedad y tiene unos 35 millones de años.

 

No se trata sólo de un cúmulo bonito: es muy útil para los astrónomos. Mediante el estudio de este cúmulo tan particular - y otros cercanos- los astrónomos pueden explorar las propiedades del disco espiral de nuestra galaxia, la Vía Láctea. NGC 3590 se encuentra en el segmento individual más grande del brazo espiral que puede verse desde nuestra posición en la galaxia: la distintiva espiral de Carina.

 

La Vía Láctea tiene múltiples brazos espirales, largas y curvadas corrientes de gas y estrellas que se extiende desde el centro galáctico. Estos brazos — dos principales, con un mayor número de estrellas, y dos menores, menos poblados — se nombran según las constelaciones en las que son más prominentes [1]. La espiral de Carina se ve desde la Tierra como un pedazo de cielo densamente poblado de estrellas, en el brazo menor de Carina-Sagitario.

 

El nombre de este brazo — Carina o la Quilla — es absolutamente apropiado. Estos brazos espirales son, en realidad, ondas de gas y estrellas amontonadas que barren el disco galáctico, desencadenando brillantes estallidos de formación estelar y dejando en su estela cúmulos como NGC 3590. Encontrando y observando estrellas jóvenes como las de NGC 3590, es posible determinar las distancias a las diferentes partes de este brazo espiral, aprendiendo más sobre su estructura.

 

Un cúmulo abierto típico pueden contener desde unas pocas decenas a unos pocos miles de estrellas, proporcionando a los astrónomos pistas sobre la evolución estelar. Las estrellas en un cúmulo como NGC 3590 nacen de la misma nube de gas y más o menos al mismo tiempo, haciendo de estos cúmulos los lugares perfectos para poner a prueba las teorías sobre cómo se forman y evolucionan las estrellas.

 

En esta imagen obtenida por el instrumento Wide Field Imager (WFI), instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en La Silla, vemos el cúmulo y las nubes de gas que lo rodean, que brillan en tonalidades anaranjadas y rojas debido a la radiación procedente de las estrellas calientes más cercanas. El gran campo de visión de WFI también ha captado un enorme número de estrellas de fondo.

 

Para obtener esta imagen, se realizaron múltiples observaciones utilizando diferentes filtros para captar los variados colores de la escena. Esta imagen fue creada mediante la combinación de imágenes tomadas en las partes visible e infrarroja del espectro y utilizando un filtro especial que recogió sólo la luz que proviene del hidrógeno brillante.

 

Notas

 

[1] Estos cuatro brazos se denominan Carina-Sagitario, Norma, Escudo-Centauro y Perseo.

 

Información adicional

 

ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. Cuenta con el respaldo de quince países: Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Portugal, el Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desarrolla un importante papel al promover y organizar la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope, el observatorio óptico más avanzado del mundo, y dos telescopios de rastreo. VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía) trabaja en el infrarrojo y es el telescopio de rastreo más grande del mundo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT) es el telescopio más grande diseñado exclusivamente para rastrear el cielo en luz visible. ESO es el socio europeo de un revolucionario telescopio, ALMA, el proyecto astronómico más grande en desarrollo. Actualmente ESO está planificando el European Extremely Large Telescope, E-ELT, el telescopio óptico y de infrarrojo cercano de 39 metros, que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.

 

Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

El
nodo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

0 comentarios

mar

20

may

2014

Venus Express se prepara para penetrar en la atmósfera de Venus

Fuente: ESA

 

Tras ocho años en órbita, la nave de la ESA Venus Express ha completado las observaciones científicas de rutina y se prepara para una zambullida en la atmósfera hostil del planeta.

Venus Express fue lanzada en una nave Soyuz–Fregat desde el cosmódromo ruso de  Baikonur, en Kazajistan, el 9 de noviembre de 2005, y llegó a Venus el 11 de abril de 2006.

Durante estos años la sonda ha permanecido en una órbita muy elíptica en torno al planeta, que la lleva hasta a 66.000 Km sobre el polo Sur en su punto más alejado -lo que le ha permitido obtener impresionantes vistas globales-, y a solo 250 Km sobre el polo Norte, cerca de las capas superiores de la atmósfera del planeta.

Gracias a sus siete instrumentos la nave ha proporcionado un completo estudio de la ionosfera, la atmósfera y la superficie de Venus.

“Venus Express nos ha mostrado la gran variabilidad de este planeta a corto y largo plazo, y también nos ha dado pistas sobre cómo ha cambiado desde que se formó hace 4.600 millones de años,” dice Håkan Svedhem, el jefe científico de la misión, de la ESA.

“Esta información nos ayuda a descifrar qué hizo que Venus y la Tierra acabaran siendo tan diferentes, pero también hemos advertido que comparten algunas características”.

La temperatura de la superficie de Venus supera los 450°C, muy superior a la de un horno normal de cocina. Es además enormemente densa, y los gases que la componen son tóxicos para nosotros. Pero el análisis químico de la superficie rocosa realizado por los detectores infrarrojos de la misión han revelado que Venus podría haber tenido en el pasado un sistema de placas tectónicas como el que tiene hoy la Tierra, e incluso un océano de agua.

Al igual que la Tierra, Venus está perdiendo partes de su atmósfera superior al espacio. En concreto, Venus Express ha detectado que escapan al espacio el doble de átomos de hidrógeno que de oxígeno. Dado que la molécula de agua esta compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, las observaciones indican que en la atmósfera se está produciendo desintegración de agua.

Hoy en día hay 100.000 veces más agua en la Tierra que en Venus. Pero ambos planetas son alrededor del mismo tamaño y se formaron en la misma época, así que los dos deben haber tenido aproximadamente la misma cantidad de agua en las etapas tempranas de su formación.

La sonda también ha observado con gran detalle la parte alta de las nubes, a unos 70 km de altitud sobre la superficie del planeta. Eso incluye un vórtice gigantesco que gira sobre el polo Sur, y que guarda cierto parecido con los huracanes terrestres. La nave ha detectado también -por su firma electromagnética- rayos generados en nubes de ácido sulfúrico.

La atmósfera de Venus da una vuelta completa al planeta en solo cuatro días, mientras que este tarda 243 días en girar en torno a su eje. Venus Express ha estudiado este fenómeno de la super-rotación de la atmósfera, revelando detalles sorprendentes. Un estudio mostró que las velocidades medias del viento habían pasado de unos 300 km/h a 400 km/h en solo seis años terrestres.

Por otra parte, otro trabajo halló que la rotación del planeta se ha ralentizado en 6.5 minutos desde que lo midiera la misión Magallanes, de la NASA, que permaneció cinco años en Venus hace dos décadas.

Aún no se sabe, no obstante, si hay una relación entre la velocidad cada vez mayor de los vientos y la rotación que se ralentiza.
El radar de la nave Magallanes mostró una superficie muy alterada por erupciones volcánicas pasadas. Venus Express, además, ha hallado indicios de que el planeta aún podría ser geológicamente activo en la actualidad. Un estudio encontró abundantes ríos de lava que podrían haber sido formados hace no más de 2,5 millones de años, y quizás incluso mucho más recientemente.

De hecho, las mediciones de dióxido de azufre en la atmósfera superior han producido resultados muy variables a lo largo de la misión. Aunque algunos procesos de circulación atmosférica podrían producir resultados similares, este es el argumento más convincente hasta ahora de la existencia de un volcanismo activo en el presente.

Ahora, tras ocho años en órbita, el combustible necesario para mantener la órbita elíptica está a punto de agotarse. Por ello las operaciones científicas de rutina han concluido esta semana.

Y la nave se prapara para una última tarea: lanzarse a la atmósfera de forma controlada, mucho más profundamente de lo que nunca se ha intentado.

“Ya habíamos llevado a cabo campañas cortas de ‘aerodrag’  en las que rozábamos las capas altas de la atmósfera, a unos 165 km, pero queremos profundizar más, hasta 130 Km o incluso más abajo”, dice Patrick Martin, jefe de misión de Venus Express. “Solo llevando a cabo operaciones atrevidas, como esta, podemos obtener datos nuevos acerca de regiones de la atmósfera por lo general inaccesibles, y también relativos a la reaspuesta de la nave y sus componentes en un entorno tan hostil”.

Esta fase de aerofrenado experimental está planeada para entre el 18 de junio y el 11 de julio. Durante la operación algunos instrumentos científicos podrán tomar datos, en concreto medidas del campo magnético, del viento solar y de la composición atómica. Además, los sensores de temperatura y presión registrarán las condiciones a las que está siento sometida la nave.

“Esta campaña nos proporciona también la oportunidad de desarrollar y poner en práctica las operaciones técnicas necesarias para el aerofrenado, una experiencia muy valiosa de cara a futuras misiones planetarias”, señala Paolo Ferri, jefe de operaciones de la misión.

El aerofrenado puede ser una manera de colocarse en órbita de otros planetas sin necesidad de llevar grandes cantidades de combustible.

Es posible que el combustible de Venus Express se agote durante esta fase, o que la nave no sobreviva estas arrisgadas operaciones. Pero si aún sigue funcionando correctamente su órbita se elevará de nuevo y las operaciones, limitadas, proseguirán durante varios meses más, si el combustible no se agota antes.

En cualquier caso a finales de año es probable que Venus Express haya completado su descenso final a la atmósfera del planeta, dando así por finalizado un magnífico logro científico.

“Venus Express ha profundizado en los misterios de este planeta envuelto en una densa y opaca atmósfera mucho más de lo que soñábamos, y sin duda seguirá sorprendiéndonos hasta el último minuto”, añade Håkan. (Fuente: ESA)


                                                          

0 comentarios

dom

18

may

2014

Mediciones más precisas sobre la expansión del Universo

Fuente: http://www.port.ac.uk/uopnews/2014/04/07/best-measurement-yet-of-universes-expansion/

 

Unos astrónomos han hecho la mejor medición lograda hasta ahora de cómo el universo se ha estado expandiendo durante los aproximadamente 13.000 millones de años transcurridos desde su formación. Entre otras cosas, se ha averiguado que hace 10.800 millones de años, el universo se estaba expandiendo a un ritmo de un 1 por ciento cada 44 millones de años.

El equipo del proyecto de cartografía cósmica SDSS (Sloan Digital Sky Survey) combinó dos métodos diferentes de usar como balizas a quásares y a gas hidrógeno intergaláctico, para medir la velocidad de expansión del universo. Estos científicos estudiaron 140.000 cuásares distantes, identificados como regiones extremadamente luminosas en el centro de galaxias masivas, cuando el universo tenía solamente una cuarta parte de su edad actual.

La posición de las nubes de gas se cartografía en tres dimensiones. El modo en que la luz de los quásares atraviesa las nubes puede aportar información reveladora. A diferentes distancias, el gas bloquea más la luz de ciertos colores que la de otros. Disponiendo de estas mediciones y de otros datos, el equipo de Matthew Pieri, del Instituto de Cosmología y Gravitación de la Universidad de Portsmouth, Reino Unido, midió luego cuánto se ha expandido el universo desde que la luz pasó a través de cada masa de hidrógeno. Esta tecnología pionera se vale de la distribución del hidrógeno por el universo en la mayor escala posible.
En los últimos 5.000 ó 6.000 millones de años, el universo se ha estado expandiendo con una rapidez mayor, debido a una misteriosa fuerza de repulsión llamada energía oscura. La comunidad científica se esfuerza en investigar cómo y por qué se está expandiendo el universo, en un intento de comprender la naturaleza de la energía oscura.

0 comentarios

sáb

17

may

2014

El hexágono de Saturno observado por investigadores de la UPV/EHU, portada de "Geophysical Research Letters"

Fuente: SEA

 

Hace treinta años se observó por primera vez en Saturno una peculiar estructura con forma de hexágono que rodeaba al polo norte del planeta. Nada semejante, con una geometría tan regular, había sido jamás visto en ningún planeta del Sistema Solar. Ahora el Grupo de Ciencias Planetarias ha podido estudiar y medir el fenómeno y, entre otros logros, establecer su periodo de rotación. Dicho periodo podría ser, además, el del propio planeta. Saturno es el único planeta del Sistema Solar del que aún se desconoce el tiempo que tarda en rotar. La investigación es portada de la revista Geophysical Research Letters, y ha sido destacada por el editor de la publicación.

Para este estudio los investigadores han utilizado imágenes tomadas desde la Tierra entre 2008 y 2014 con, entre otras, las cámaras astronómicas PlanetCam (desarrollada por el propio Grupo de Ciencias Planetarias) y Astralux, instaladas en los telescopios del Observatorio de Calar Alto en Almería, así como imágenes de muy alta resolución obtenidas por la nave espacial Cassini que se encuentra en órbita alrededor de Saturno desde el año 2004.

0 comentarios

vie

16

may

2014

El Hubble observa la mayor reducción de tamaño de la gran mancha roja de Júpiter

Fuente: NASA

 

La característica Gran Mancha Roja de Júpiter --  una gigantesca tormenta anticiclónica más grande que la Tierra -- se ha reducido al menor tamaño jamás registrado. Según Amy Simon, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, las recientes observaciones del Telescopio Espacial Hubble confirman que la mancha tiene ahora 16.495 kilómetros de ancho. Los astrónomos han seguido esta reducción desde 1930.

Las observaciones históricas se remontan a  finales de 1800, cuando la tormenta llega a ocupar 41.038 kilómetros sobre su eje longitudinal. Las sondas Voyager 1 y Voyager 2 de la NASA sobrevolaron el planeta Júpiter en 1979 y tomaron una medida longitudinal de 23.335 kilómetros. En 1995, el Telescopio Espacial Hubble calculó que la Gran Mancha tenía 20.953 kilómetros de ancho. Y en 2009, la dimensión de la Gran Mancha Roja era de tan sólo 17.912 kilómetros.

A partir de 2012, las observaciones realizadas por astrónomos aficionados revelaron un notable aumento en la velocidad de reducción del tamaño de la tormenta, llegando a reducirse unos 933 kilómetros por año.

"En nuestras nuevas observaciones, es evidente que unos pequeños remolinos están penetrando en la tormenta", dijo Simon. "Nuestra hipótesis es que quizás esto explique la reducción acelerada de la mancha, al alterar sus dinámicas internas".

El equipo de Simon planea estudiar los movimientos de los pequeños remolinos y la dinámica interna de la tormenta para determinar si estos remolinos están debilitando a la gran tormenta de Júpiter.

0 comentarios

jue

15

may

2014

La pérdida de glaciares en la Antártida occidental parece imparable

Fuente: NASA

 

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la NASA y la Universidad de California, Irvine, ha detectado una sección de la Antártida Occidental en rápido deshielo que parece haber alcanzado ya un estado irreversible de decadencia, sin nada que impida que los glaciares en esta área acaben derritiéndose en el mar.

El estudio presenta varias líneas de evidencia, con 40 años de observaciones que indican que los glaciares en el sector del Mar de Amundsen de la Antártida occidental "han pasado el punto de no retorno", según el glaciólogo y autor principal Eric Rignot, de la Universidad de California Irvine y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California.

Estos glaciares ya contribuyen de manera significativa al aumento del nivel del mar, liberando casi la misma cantidad de hielo en el océano anualmente que toda la capa de hielo de Groenlandia. Contienen suficiente hielo para elevar el nivel global del mar en 1,2 metros y se están derritiendo más rápido de lo que la mayoría de los científicos esperaban. Rignot dijo que estos hallazgos requieren una revisión al alza de las previsiones actuales de la subida del nivel del mar. "Este sector será uno de los que más contribuya al aumento del nivel del mar durante las próximas décadas y siglos", dijo Rignot. "Una estimación conservadora es que podría llevar varios siglos que todo el hielo desemboque en el mar".

Tres grandes líneas de evidencia apuntan a la eventual desaparición de los glaciares: los cambios en las velocidades de flujo, la cantidad de cada glaciar que flota en el agua de mar y la pendiente del terreno que está fluyendo y su profundidad bajo el nivel del mar. En un artículo en abril, el grupo de investigación de Rignot discutió las velocidades de flujo cada vez mayores de estos glaciares en los últimos 40 años. Este nuevo estudio analiza las otras dos líneas de evidencias.

Los glaciares fluyen hacia fuera, de la tierra hacia el mar, con sus bordes de ataque a flote en el agua de mar. El punto en un glaciar que primero pierde el contacto con la tierra se llama línea de conexión a tierra. Casi todo el deshielo de los glaciares se produce en la parte inferior del glaciar más allá de la línea de conexión a tierra, en la sección flotante de agua de mar.

Así como un barco encallado puede flotar de nuevo en agua poco profunda si se vuelve más ligero, un glaciar puede flotar sobre una zona donde solía estar conectado a tierra si se vuelve más ligero, lo que puede ocurrir por fusión o por los efectos de adelgazamiento de los glaciares que se extienden hacia fuera. Los glaciares de la Antártida estudiados por el grupo de Rignot han adelgazado tanto que ahora están flotando por encima de los lugares donde solían asentarse firmemente en la tierra, lo que significa que sus líneas de conexión a tierra se están retirando hacia el interior.

“La línea de conexión a tierra está enterrada bajo más de mil metros de hielo, por lo que es muy difícil para un observador humano en la superficie de la lámina de hielo averiguar exactamente donde está la transición”, dijo Rignot. “Este análisis se realiza mejor usando técnicas de satélite.”

El equipo utilizó observaciones de radar captadas entre 1992 y 2011 por los satélites europeos ERS-1 y 2 para trazar la retirada tierra adentro de las líneas de conexión a tierra. Los satélites utilizan una técnica llamada interferometría de radar, lo que permite a los científicos medir de manera muy precisa el movimiento. También utilizaron datos de espesor de hielo de la misión Operación IceBridge de la NASA.

Los resultados confirman que no hay puntos de fijación aguas arriba de las actuales líneas de conexión a tierra en cinco de los seis glaciares. Sólo el glaciar Haynes tiene importantes obstáculos corriente arriba, pero afecta a un sector pequeño y está retrocediendo tan rápidamente como los otros glaciares. “El colapso de este sector de la Antártida occidental parece ser imparable. El hecho de que la retirada esté sucediendo al mismo tiempo en un sector grande sugiere que fue provocado por una causa común, como el aumento en la cantidad de calor del océano que hay por debajo de las secciones flotantes de los glaciares. En este punto, parece que el final de este sector es inevitable”, concluye Rignot.

0 comentarios

jue

15

may

2014

La expedición 39 regresa a casa

Fuente: NASA

 

Los miembros de la tripulación de la Expedición 39 regresaron a la Tierra después de permanecer 188 días en el espacio, completando un viaje de 79 millones de millas y más de 3.000 órbitas a la Tierra desde su lanzamiento a la Estación Espacial Internacional en Noviembre.

La nave espacial rusa Soyuz TMA-11 trajo de regreso a casa al cosmonauta ruso Mikhail Tyurin, al astronauta de la NASA Rick Mastracchio y al japonés Koichi Wakata. La Soyuz aterrizó en la estepa de Kazajstán la madrugada del miércoles a la 1:58 GMT. Los helicópteros que llevaban al equipo de rescate ruso y personal de la NASA llegaron poco después del aterrizaje para ayudar a salir a los tres tripulantes, que posteriormente fueron examinados por el equipo médico.

La Soyuz se desacopló del módulo Rassvet de la ISS el martes a las 22:36 GMT, para posteriormente comenzar el viaje de regreso a la Tierra. El desacoplamiento marcó el final de la Expedición 39 y el inicio de la Expedición 40, bajo el mando del astronauta de la NASA Steve Swanson. Wakata, el primer comandante japonés de la Estación, pasó el timón del complejo orbital a Swanson durante una ceremonia de cambio de mando el lunes por la tarde.

Swanson y sus compañeros de tripulación, Alexander Skvortsov y Oleg Artemyev de Roscosmos, operarán la Estación como una tripulación de tres personas durante dos semanas hasta la llegada de tres nuevos miembros de la tripulación - Reid Wiseman de la NASA, Max Suraev de Roscosmos y Alexander Gerst del Agencia Espacial Europea. El trío de nuevos ingenieros de vuelo, que están terminando las actividades previas al vuelo en la Ciudad de las Estrellas, Rusia, viajará al Cosmódromo de Baikonur en Kazajistán el jueves para comenzar la recta final de los preparativos para su lanzamiento a la Estación Espacial Internacional el 28 de Mayo.

0 comentarios

mié

14

may

2014

El misterio de la formación de un magnetar, ¿resuelto?

Fuente: ESO

 

Los magnetares son los extraños remanentes superdensos de explosiones de supernovas. Son los imanes más potentes conocidos en el universo — millones de veces más potentes que los imanes más fuertes de la Tierra. Utilizando el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, un equipo de astrónomos europeos cree haber hallado, por primera vez, a la estrella compañera de un magnetar. Este descubrimiento ayuda a explicar cómo se forman los magnetares — un enigma de hace 35 años — y por qué esta estrella particular no colapsó en agujero negro tal y como esperarían los astrónomos.

 

Cuando una estrella masiva colapsa por su propia gravedad durante una explosión de supernova, puede formar, o bien una estrella de neutrones o un agujero negro. Los magnetares son una forma inusual y muy exótica de estrella de neutrones. Como todos estos objetos extraños, son pequeños y extraordinariamente densos — una cucharadita de materia de estrella de neutrones tendría una masa de aproximadamente mil millones de toneladas — pero también tienen campos magnéticos extremadamente potentes. Las superficies de los magnetares liberan grandes cantidades de rayos gamma cuando atraviesan una etapa de ajuste repentino, conocida como un terremoto estelar (starquake), consecuencia de las enormes tensiones que tienen lugar en sus cortezas.

 

El cúmulo estelar Westerlund 1 [1], situado a 16.000 años luz de la Tierra, en la constelación austral de Ara (el Altar), alberga uno de las dos docenas de magnetares conocidos en la Vía Láctea. Se llama CXOU J164710.2-455216 y ha intrigado enormemente a los astrónomos.

 

"En nuestro anterior trabajo (eso1034) demostramos que el magnetar del cúmulo Westerlund 1 (eso0510) debe haber nacido de la explosiva muerte de una estrella con unas 40 veces la masa del Sol. Pero este hecho representa un problema en sí mismo, ya que se supone que, tras morir, las estrellas tan masivas colapsan para formar agujeros negros, no estrellas de neutrones. No entendíamos cómo podía haberse transformado en magnetar", afirma Simon Clark, autor principal del artículo que plasma estos resultados.

 

Los astrónomos propusieron una solución a este misterio. Sugirieron que el magnetar se formó por las interacciones de dos estrellas muy masivas en órbita una en torno a la otra, en un sistema binario tan compacto que encajaría dentro de la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Pero, hasta ahora, no se había detectado ninguna estrella acompañante en la ubicación del magnetar en Westerlund 1, así que los astrónomos utilizaron el VLT para buscarlo en otras partes del cúmulo. Buscaron estrellas fugitivas — objetos que escapan del cúmulo a grandes velocidades — que podría haber sido expulsadas de la órbita por la explosión de una supernova que formó al magnetar. Se descubrió que una estrella, conocida como Westerlund 1-5 [2], parecía encajar perfectamente con lo que buscaban.

 

"No es sólo que esta estrella tenga la alta velocidad esperada si está siendo impulsada por una explosión de supernova, sino que además parece imposible replicar, en una estrella individual, las condiciones de baja masa, alta luminosidad y abundancia de carbono en la composición — un pista que indica que debe haberse formado, originalmente, con una compañera binaria", añade Ben Ritchie (Open University), coautor del nuevo artículo.

 

Este descubrimiento permitió a los astrónomos reconstruir la historia de la vida de la estrella que permitió la formación del magnetar en lugar del esperado agujero negro [3]. En la primera etapa de este proceso, la estrella más masiva de la pareja comienza a quedarse sin combustible, transfiriendo sus capas externas a su compañera menos masiva — que está destinada a convertirse en magnetar — haciendo que gire cada vez más rápido. Esta rápida rotación parece ser el ingrediente esencial en la formación del campo magnético ultra-fuerte del magnetar.

 

En la segunda etapa, como resultado de esta transferencia de masa, la propia compañera llega a ser tan masiva que, a su vez, desprende una gran cantidad de la masa recientemente adquirida. Gran parte de esta masa se pierde, pero una parte pasa de nuevo a la estrella original, la que todavía hoy vemos brillando y conocemos como Westerlund 1-5.

 

"Este proceso de intercambio de material ha sido el que ha proporcionado a Westerlund 1-5 su firma química única, y el que ha permitido que la masa de su compañera encoja a niveles lo suficientemente bajos como para que nazca un magnetar en lugar de un agujero negro — ¡una forma de pasarse la “papa caliente” con consecuencias cósmicas!", concluye Francisco Najarro (Centro de Astrobiología, España), miembro del equipo de investigación.

 

Por tanto, en la receta para formar un magnetar, parece que un ingrediente fundamental es ser una de las componentes de una estrella doble. La rápida rotación generada por la transferencia de masas entre las dos estrellas parece necesaria para generar el campo magnético ultra fuerte y, posteriormente, una segunda fase de transferencia de masa permite al futuro magnetar adelgazar lo suficiente como para no colapsar en agujero negro en el momento de su muerte.

 

Notas

 

[1] El cúmulo abierto Westerlund 1 fue descubierto en 1961 desde Australia por el astrónomo sueco Bengt Westerlund, que más tarde se trasladó desde allí para convertirse en Director de ESO en Chile (1970-74). Este cúmulo está detrás de una enorme nube interestelar de gas y polvo, que bloquea la mayor parte de su luz visible. El factor de atenuación es de más de 100.000, por eso ha llevado tanto tiempo descubrir la verdadera naturaleza de este cúmulo particular.

 

Westerlund 1 es un laboratorio natural único para el estudio de la física estelar extrema, ayudando a los astrónomos a descubrir cómo viven y mueren las estrellas más masivas de la Vía Láctea. De sus observaciones, los astrónomos deducen que este cúmulo extremo probablemente contiene no menos de 100.000 veces la masa del Sol, y todas sus estrellas se encuentran dentro de una región menos de 6 años luz. Westerlund 1 parece ser el cúmulo compacto joven más masivo identificado hasta el momento en nuestra galaxia, la Vía Láctea.

 

Todas las estrellas analizadas hasta ahora en Westerlund 1 tienen masas de, al menos, 30-40 veces la del Sol. Dado que este tipo de estrellas tienen una vida muy corta — astronómicamente hablando — Westerlund 1 debe ser muy joven. Los astrónomos determinan una edad de entre 3,5 y 5 millones de años. Westerlund 1 es claramente un cúmulo recién nacido en nuestra galaxia.

 

 [2] El nombre completo de esta estrella es Cl * Westerlund 1 W 5.

 

 [3] A medida que las estrellas envejecen, sus reacciones nucleares cambian su composición química — los elementos que alimentan las reacciones se agotan y se acumulan los productos generados por las reacciones. Esta huella química estelar es, primero, rica en hidrógeno y nitrógeno, pero pobre en carbono, y sólo aumenta la cantidad de carbono en fases muy tardías de la vida de las estrellas,  momento en el que se reducen considerablemente el hidrógeno y el nitrógeno — se cree que es imposible que estrellas individuales sean ricas, simultáneamente, en hidrógeno, nitrógeno y carbono, cosa que ocurre con Wd1-5.

0 comentarios

mar

17

jul

2012

La vida en otros planetas

Nace de la mano de la editorial Robinbook en la colección Swing, esta pequeña obra de Spencer Carter, reconocido estudioso del mundo antiguo y que ha desarrollado una gran actividad divulgadora de temas paleontológicos y arqueológicos, siempre desde su vertiente más enigmática y oculta. Es autor tambien del libro "Tras las huellas de los dioses".

En los últimos años una serie de científicos e investigadores han dirigido sus potentes telescopios hacia ese 70% del Universo que todavía permanece invisible en busca de vida. Una nueva rama de la ciencia, la astrobiología, dedica su máximo esfuerzo a la búsqueda de vida extraterrestre.

Entonces, ¿hay vida inteligente en otros planetas?

Demos un pequeño y breve paseo desde los misteriosos comienzos del Big Bang hasta llegar a la gran conspiración galáctica.

 

 

La vida en otros planetas

Spencer Carter.

Robinbook. Junio 2012.

Isbn- 9788496746725

Pvp- 9,95 euros

 

Escribir comentario

Comentarios: 1

  • #1

    nenita linda (jueves, 22 noviembre 2012 17:48)

    alguien me puede decir si hay vida enotros planetas o no

  • loading