WEB HEMISFERIO NORTE.

ESPAÑA.

Película Gravity 6 euros

Efemérides astronómicas del mes

Venta de libros desde 1 euro. Gran ocasión.Pincha sobre la imagen.

Disfruta en esta columna de las últimas noticias

Esta página web fue creada en octubre del año 2010.

El moderador de la misma no se responsabiliza ni comparte necesariamente los contenidos y opiniones vertidas en los artículos publicados.

Los artículos, fotografias y trabajos nombraran siempre al creador, la fuente o el enlace original, respetando así los derechos de autor.

 

El número de visitas refleja cuantos usuarios han accedido a nuestro portal. Está basado en la dirección IP por lo que usuarios que compartan IP serán considerados como uno. Al menos ha de pasar una hora entre peticiones de un mismo usuario para que se considere una visita nueva.

ULTIMAS NOTICIAS

 LAISLADELAASTRONOMIA. ULTIMAS NOTICIAS.

PINCHA EN LA NOTICIA Y PODRAS LEERLA EN EL CENTRO

DE LA PANTALLA.

sáb

24

sep

2016

El Hubble observa una galaxia lenticular destacando entre la multitud

Fuente: NASA

 

 

Image Credit: NASA/ESA/Hubble

 

Una fuente de luz solitaria brilla intensamente en la oscura extensión del espacio profundo, contra un pintoresco telón de fondo de estrellas y galaxias distantes de colores.

Capturada por la cámara avanzada para exploraciones (ACS) del telescopio espacial Hubble de la NASA/ESA, esta escena muestra a PGC 83677 una galaxia lenticular - un tipo de galaxia que se encuentra entre las variedades elípticas y espirales más familiares.

En esta imagen se revela tanto el entorno de relativa calma como el núcleo intrigante de PGC 83677. Aquí, los estudios han descubierto indicios de un agujero negro monstruoso que está escupiendo rayos X de alta energía y luz ultravioleta.

 

0 comentarios

jue

22

sep

2016

Científicos de la NASA encuentran una nube "Imposible" en Titán

Fuente: NASA

 

El aspecto desconcertante de una nube de hielo, aparentemente surgida de la nada ha llevado a los científicos de la NASA a sugerir que se trata de un proceso de formación de nubes inesperado - posiblemente similar a lo que se ve en los polos de la Tierra - y que podría estar formando nubes en Titán, la mayor luna de Saturno.

Situada en la estratosfera de Titán, la nube está hecha de un compuesto de carbono y nitrógeno conocido como dicianoacetileno (C4N2), un ingrediente del cóctel químico que colorea en marrón-naranja la atmósfera nebulosa de Titán.

Hace décadas, el instrumento de infrarrojos de la nave espacial Voyager 1 de la NASA descubrió una nube de hielo como esta en Titán. Lo que ha intrigado a los científicos desde entonces es que se detecta menos del 1 por ciento del gas dicianoacetileno necesario para que la nube se condense.

Las observaciones recientes de la misión Cassini de la NASA dieron un resultado similar. Usando el espectrómetro infrarrojo compuesto de Cassini (CIRS), - que puede identificar las huellas espectrales de los productos químicos individuales en la mezcla atmosférica - los investigadores encontraron una gran nube, a gran altura, hecha de la misma sustancia química congelada. Sin embargo, al igual que la  que encontró la Voyager, cuando se trata de la forma de vapor de esta sustancia química, CIRS informó de que la estratosfera de Titán es tan seca como un desierto.

"La aparición de esta nube de hielo va en contra de todo lo que sabemos acerca de la forma en que se forman las nubes en Titán", dijo Carrie Anderson, co-investigador de CIRS en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, y autor principal del estudio.

El proceso típico para la formación de nubes implica la condensación. En la Tierra, estamos familiarizados con el ciclo de evaporación y condensación del agua. El mismo tipo de ciclo tiene lugar en la troposfera de Titán - la capa de formación del clima en la atmósfera de Titán - pero con metano en lugar de agua.

Un proceso de condensación diferente tiene lugar en la estratosfera - la región por encima de la troposfera - al norte y al sur de los polos de Titán en la época invernal. En este caso, las capas de nubes se condensan a medida que el patrón de circulación global obliga a los gases calientes a descender en el polo. Los gases se condensan a continuación, mientras se hunden a través de capas más frías y más frías de la estratosfera polar.

De cualquier manera, se forma una nube cuando la temperatura del aire y la presión son favorables para que el vapor se condense en forma de hielo. El vapor y el hielo llegan a un punto de equilibrio que está determinado por la temperatura del aire y la presión. Debido a este equilibrio, los científicos pueden calcular la cantidad de vapor donde el hielo está presente.

"Para que las nubes se condensen, este equilibrio es obligatorio, como la ley de la gravedad", dijo Robert Samuelson,  científico emérito en el Centro Goddard y un co-autor del trabajo.

Pero los números no sirven para la nube hecha de dicianoacetileno. Los científicos determinaron que necesitarían al menos 100 veces más vapor para formar una nube de hielo donde fue observada por el instrumento CIRS de Cassini.

Una explicación sugerida desde el principio es que el vapor podría estar presente, pero el instrumento de Voyager no era lo suficientemente sensible en el rango de longitud de onda crítica necesaria para detectarlo. Pero cuando CIRS tampoco encontró el vapor, Anderson y sus colegas de Caltech y Goddard propusieron una explicación totalmente diferente. En lugar de la nube formada por condensación, creen que el hielo forma C4N2 debido a las reacciones que tienen lugar en otros tipos de partículas de hielo. Los investigadores llaman a esto "la química del estado sólido", debido a que las reacciones implican el hielo u otra forma sólida de la sustancia química.

El primer paso en el proceso propuesto es la formación de partículas de hielo hechas de la sustancia química relacionada cianoacetileno (HC3N). A medida que estos pequeños trozos de hielo se mueven hacia abajo a través de la estratosfera de Titán, son recubiertos por cianuro de hidrógeno (HCN). En esta etapa, la partícula de hielo tiene un núcleo y una cáscara compuesta de dos productos químicos diferentes. De vez en cuando, un fotón de luz ultravioleta perfora la cáscara congelada y desencadena una serie de reacciones químicas en el hielo. Estas reacciones podrían comenzar ya sea en el núcleo o dentro de la cáscara. Ambas vías pueden producir hielo dicianoacteoleno e hidrógeno como productos.

Los investigadores tuvieron la idea de la química del estado sólido a partir de la formación de nubes que intervienen en el agotamiento del ozono por encima de los polos terrestres. Aunque la estratosfera de la Tierra tiene escasa humedad, tenues nubes nacaradas (también llamadas nubes estratosféricas polares) pueden formarse en las condiciones adecuadas. En estas nubes, los productos químicos de cloro que han entrado en la atmósfera como contaminación golpean los cristales de hielo de agua, dando lugar a reacciones químicas que liberan moléculas de cloro que destruyen el ozono.

"Es muy emocionante pensar que podemos tener ejemplos que se encuentran en los procesos químicos de estado sólido similares tanto en Titán como en la Tierra", dijo Anderson.

Los investigadores sugieren que, en Titán, las reacciones se producen en el interior de las partículas de hielo, secuestradas de la atmósfera. En ese caso, el hielo de dicianoacetileno no haría contacto directo con la atmósfera, lo que explica por qué el hielo y las formas de vapor no están en el equilibrio esperado.

0 comentarios

dom

18

sep

2016

Un hambriento agujero negro devuelve a una galaxia a la oscuridad

Fuente: NASA

 

 

La galaxia activa Markarian 1018. Image Credit: ESO/CARS survey

 

 

Un equipo internacional de astrónomos ha resuelto el misterio relacionado con un extraño cambio en el comportamiento de un agujero negro supermasivo situado en el centro de una galaxia distante. Lo han logrado utilizando datos obtenidos con el VLT (Very Large Telescope) de ESO, el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA y el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA. Parece que el agujero negro está viviendo tiempos difíciles y no se alimenta con el suficiente combustible como para hacer brillar a la galaxia.

Al parecer, muchas galaxias cuentan con un núcleo extremadamente brillante alimentado por un agujero negro supermasivo. Estos núcleos generan "galaxias activas", unos de los objetos más brillantes del universo. Se cree que brillan con tanta intensidad porque el material caliente refulge a medida que cae en el agujero negro, un proceso conocido como acreción. Esta luz brillante puede variar enormemente entre diferentes galaxias activas, por lo que los astrónomos las clasifican en varios tipos basándose en las propiedades de la luz que emiten.

Se ha observado que algunas de estas galaxias cambian drásticamente en el transcurso de tan solo 10 años: un abrir y cerrar de ojos en términos astronómicos. Sin embargo, la galaxia activa de este nuevo estudio, Markarian 1018, destaca por haber cambiado una segunda vez, volviendo a su clasificación inicial en los últimos cinco años. Ya antes se habían estudiado un puñado de galaxias que realizaban el cambio de ciclo completo, pero nunca se había podido estudiar con tanto detalle.

El descubrimiento de la naturaleza voluble de Markarian 1018 fue un subproducto del sondeo CARS (Close AGN Reference Survey), un proyecto de colaboración entre ESO y otras organizaciones para reunir información sobre 40 galaxias cercanas con núcleos activos. Observaciones rutinarias de Markarian 1018 llevadas a cabo con el instrumento MUSE (Multi-Unit Spectroscopic Explorer), instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, revelaron el sorprendente cambio en la emisión de luz de la galaxia.

"Nos sorprendimos al ver un cambio tan drástico y tan poco común en Markarian 1018", afirma Rebecca McElroy, autora principal del artículo donde se plasma el descubrimiento y estudiante de doctorado en la Universidad de Sydney y en el centro de investigación CAASTRO (ARC Centre of Excellence for All Sky Astrophysics).

Poder observar la galaxia justo tras haber empezado a desvanecerse fue una oportunidad inesperada para aprender lo que hace que estas galaxias se apaguen, tal y como declara Bernd Husemann, responsable del proyecto CARS y autor principal de uno de los dos artículos científicos relacionados con el descubrimiento: "Tuvimos la suerte de  detectar el evento sólo 3 o 4 años después de que comenzara la decadencia, de manera que pudimos poner en marcha campañas de seguimiento con el fin de estudiar detalles de la física de la acreción de galaxias activas que, de otra forma, no pueden estudiarse".

El equipo de investigación aprovechó al máximo esta oportunidad, haciendo que su prioridad fuera describir  en detalle el proceso que hace que Markarian 1018 cambie su brillo de manera tan violenta. El origen podría estar en varios eventos astrofísicos, pero se podía descartar la opción de un agujero negro absorbiendo y consumiendo una sola estrella y poner en duda la posibilidad de oscurecimiento debido a gas intermedio. Pero, tras la primera ronda de observaciones, el verdadero mecanismo responsable de la sorprendente variación de Markarian 1018 seguía siendo un misterio.

Sin embargo, el equipo obtuvo datos adicionales después de haber conseguido tiempo de observación con el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA y el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA. Con los nuevos datos de este conjunto de instrumentos fueron capaces de resolver el misterio: el agujero negro se desvanecía lentamente porque estaba siendo privado de material para su acreción.

"Es posible que esta inanición se deba a que se interrumpe el flujo de combustible", afirma Rebecca McElroy. "Una posibilidad intrigante es que esto podría deberse a las interacciones con un segundo agujero negro supermasivo". Esta opción (que se trate de un agujero negro binario) es bastante plausible para Markarian 1018, ya que la galaxia es el producto de una importante fusión de dos galaxias que, probablemente, contenían, cada una, un agujero negro supermasivo en su centro.

La investigación continúa estudiando los mecanismos que entran en acción en galaxias activas que, como Markarian 1018, cambian su apariencia. "El equipo tuvo que trabajar muy rápido para determinar qué estaba causando que Markarian 1018 volviera a la oscuridad", comenta Bernd Husemann. "Se están llevando a cabo campañas de monitorización con telescopios ESO y otras instalaciones que nos permitirá explorar con más detalle el emocionante mundo de los agujeros negros hambrientos y de las galaxias activas cambiantes".

 

0 comentarios

lun

12

sep

2016

Nuevos límites a la materia oscura con el Hubble

Fuente: Gerardo Blanco

 

En un reciente artículo, científicos de los Observatorios de París y Roma desarrollaron nuevos métodos para restringir la naturaleza de la materia oscura usando observaciones de galaxias distantes obtenidas con el Hubble.
Las palabras "restricciones" y "limitaciones" pueden tener matices negativos en la semiosis social. Pero desde el punto de vista científico, pueden ser muy valiosas. Si se produce un ruido en mi casa y no sé de dónde proviene, puedo imaginar que hay múltiples posibilidades. Al descartar algunas de esas posibilidades, estaría "restringiendo" la causa, acercándome de ese modo a la resolución de un enigma.

Veamos en este caso cómo se vienen restringiendo las posibilidades sobre la materia oscura y cómo esos procesos científicos podrían en poco tiempo acercarnos a la resolución de un misterio.

Desde que Vera Rubin detectó que en ciertas galaxias las estrellas se movían de forma algo diferente a como surgía de la teoría (de Newton), una hipótesis ha sido que en esas galaxias había algo que no se observaba. Desde entonces, la idea de materia oscura ha tenido cada vez mayor "peso", al punto de considerar que sin esa materia oscura no existirían las galaxias.

Los cúmulos de galaxias son uno de los objetos masivos observados especialmente con el Telescopio Espacial Hubble en lo que se conoce como "Campos Profundos". Repasemos esta idea que hoy consideramos genial: observar durante varias jornadas un lugar del cielo en el que aparentemente no había nada. Con largas exposiciones, allí donde no parecía haber nada, descubrimos que había mucho. Objetos muy difusos, muy poco brillantes porque son objetos muy, muy lejanos.

Otro descubrimiento brillante (que le debemos a Einstein) son las lentes gravitacionales. La fuerza de gravedad de los cúmulos de galaxia distorsiona y magnifica la luz de galaxias más lejanas. Quizás con el próximo telescopio James Webb eso mismo se pueda hacer todavía mejor.

Gracias al poder del instrumento y de la teoría, la fuerza de gravedad tan potente de los masivos cúmulos de galaxias permiten observar objetos mucho más distantes y difusos, lo que a su vez permite conocer densidad, número y distribución de galaxias primitivas, el universo más temprano.

Hasta ahora parece que la materia oscura forma la mayor parte de la masa del universo. Es diferente de la materia ordinaria formada por átomos y se manifiesta principalmente a través de la gravedad. Tanto la materia oscura como la gravedad juegan entonces roles decisivos en la formación y estructura de las galaxias.

Recientemente, observaciones de campo profundo del cúmulo Abell 2744 y del cúmulo 0416 MACS fueron usadas para estudiar galaxias distantes con magnitudes muy bajas en épocas entre 600 millones y 900 millones de años después del Big Bang (lo que corresponde a corrimientos al rojo cosmológico, z, de entre 10 y 6). Tales mediciones proveen restricciones sobre los estadíos de evolución del universo, sobre la formación estelar y sobre los procesos que involucran a materia ordinaria en las galaxias lejanas.
Sin embargo, el poder de esas observaciones para restringir la naturaleza de la materia oscura no había sido usada antes. Esa fue la tarea que lograron recientemente científicos de una colaboración entre el Observatorio de Roma y el Observatorio de París. El equipo mostró que esas observaciones brindan una oportunidad sin precedentes para obtener robustas limitaciones en las masas de las partículas de materia oscura. Usando esos datos, el equipo combinó su conocimiento en teoría y habilidades en cálculos numéricos para restringir y discriminar candidatos de materia oscura independientemente de los procesos que involucran la formación de galaxias con materia ordinaria.
Comparando las predicciones computadas por el equipo con la abundancia observada de galaxias ultra-difusas se obtuvieron limitaciones muy estrictas.

Materia oscura y neutrinos "estériles"
En particular, la mayor densidad de galaxias observadas con z=6 (900 millones de años después del Big Bang) tiene un muy importante impacto en los modelos de formación de galaxias para partículas candidatas de materia oscura con masas del orden de miles de electrón voltios (un kilo electrón voltio, keV, correspondiente a 10-36gr. En comparación, un electrón tiene una masa de 511 keV).
La materia oscura compuesta por partículas con masas del orden de keV se llama "cálida" ("warm", en inglés) en oposición a la llamada materia oscura fría en la que las partículas son más pesadas y más lentas. (Consideremos que el concepto de temperatura está dado por la velocidad media de las partículas o moléculas en un medio)

Las partículas candidatas para la materia oscura cálida más estudiadas son los hipotéticos neutrinos "estériles". El término "estéril" es usado para distinguirlos del conocido neutrino activo del Modelo Estándar de partículas elementales que posee una carga eléctrica e interactúa por la fuerza débil. Los neutrinos estériles no interactúan (o su interacción es insignificante) con las partículas del Modelo Estándar, sólo lo hacen a través de la gravedad y pueden decaer a través del usual mecanismo cuántico en neutrinos activos.

La masa de las partículas de materia oscura determina el espectro inicial de la densidad de estructuras. Por eso, los espectros diferentes son nombrados de acuerdo a la masa de las partículas.

Las curvas muestran la densidad máxima de galaxias (eje vertical) calculada para diferentes valores de masa m de partículas de materia oscura mostradas en diferentes colores y como una función de los diferentes tiempos (en el eje horizontal con los distintos corrimientos al rojo, z). Esas abundancias son comparadas con las observaciones para obtener restricciones sobre la masa m de partículas de materia oscura, siendo la mayor restricción la obtenida en este paper con las recientes observaciones a z=6, indicada con el mayor círculo negro. Los otros círculos indican límites previos.


Al comparar la abundancia medida de galaxias con la abundancia calculada permite distinguir los candidatos de materia oscura: el modelo de materia cálida es uno de los que posee mejor correspondencia con las observaciones y el equipo encontró que el límite inferior para la masa de partículas de referencia es entre m=2,1 keV (para tres niveles de confianza) y 2,4 keV (para dos niveles de confianza). Estas restricciones, a su vez, se trasladan a la masa de candidatos de neutrinos estériles.

Las limitaciones correspondientes para la masa de neutrinos estériles dependen de los mecanismos de producción de esos neutrinos, y en todos los casos estudiados, para los mecanismos mejor conocidos, esas limitaciones ponen la masa de esas partículas en un intervalo entre 6keV y 10 keV.

En el futuro estos resultados podrían ser mejorados a través de mejor estadística en los campos profundos de Hubble (pasando de las 167 galaxias en este estudio a 450 galaxias con z ~ 6). Estos resultados pueden ser también combinados con observaciones de cúmulos de galaxias en el dominio de rayos-X y preparan el camino para lo que podría ser revelado con el sucesor del Hubble, el telescopio James Webb cuyo lanzamiento esperado sería en 2018.

Evolución de los telescopios: En el eje x el corrimiento al rojo (z) y el tiempo pasado desde el Big Bang.

 

0 comentarios

vie

09

sep

2016

La nebulosa "Enterprise" vista por Spitzer

Fuente: NASA

 

Justo a tiempo para celebrar el 50 aniversario de la serie de televisión Star Trek, que se emitió por primera vez el 8 de Septiembre de 1966, una nueva imagen infrarroja del telescopio espacial Spitzer de la NASA podría recordar a los fans de la serie histórica.

Desde la antigüedad, la gente ha imaginado objetos familiares cuando observa el cielo. Hay muchos ejemplos de este fenómeno, conocido como pareidolia, incluyendo constelaciones y nebulosas muy conocidas como la Hormiga, la nebulosa Pez Raya o la Nebulosa Reloj de Arena.

En la imagen de la derecha, con un poco de escrutinio, se pueden ver indicios del platillo y casco de la USS Enterprise original, capitaneada por James T. Kirk, como si estuviera emergiendo de una nebulosa oscura. A la izquierda, se encuentra la sucesora de Next Generation, Enterprise-D de Jean Luc Picard, que vuela en dirección contraria.

Hablando en términos astronómicos, la región que se ve en la imagen se encuentra dentro del disco de nuestra galaxia la Vía Láctea y muestra dos regiones de formación de estrellas escondidas detrás de neblinas de polvo cuando son vistas en luz visible. La capacidad de Spitzer de espiar entre las nubes de polvo ha revelado una gran variedad de lugares de nacimiento de estrellas como estos, que son conocidos oficialmente con sus números de catálogo: IRAS 19340+2016 e IRAS19343+2026.

Los fans de Star Trek, sin embargo, pueden referirse con nombres más sencillos, como NCC-1701 y NCC-1701-D. Cincuenta años después de su comienzo, Star Trek todavía inspira a seguidores y astrónomos a explorar para alcanzar lugares donde nadie ha ido antes.

Esta imagen fue creada utilizando datos de Spitzer durante la mayor inspección de la Vía Láctea, llamada GLIMPSE y MIPSGAL. La luz con una longitud de onda de 3,5 micras se muestra en azul, 8,0 micras en verde, y de 24 micras en rojo. Los colores verdes resaltan moléculas orgánicas en las nubes de polvo, iluminadas por la luz estelar. Los colores rojos están relacionados con la radiación térmica emitida desde las zonas muy calientes de polvo.

 

La Nebulosa "Enterprise" Vista por Spitzer. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

0 comentarios

jue

08

sep

2016

Descubren una extraña reliquia fósil de la Vía Láctea temprana

Fuente: NASA

 

Un equipo internacional de astrónomos, utilizando el Very Large Telescope de ESO y otros telescopios, ha revelado la existencia de un resto fósil de la Vía Láctea temprana que da cobijo a estrellas de muy diferentes edades. Este sistema estelar se asemeja a un cúmulo globular, pero no se parece a ninguno conocido. Contiene estrellas muy similares a las estrellas más antiguas de la Vía Láctea y tiende un puente entre el presente y el pasado de nuestra galaxia, ayudándonos a rellenar ese espacio vacío en nuestra comprensión de su historia.

Terzan 5 se encuentra a 19.000 años luz de la Tierra, en la constelación de Sagitario (el arquero) y en la dirección del centro galáctico. Hace ya unos cuarenta años, desde su detección, que se clasifica como un cúmulo globular. Ahora, un equipo de astrónomos, liderado por investigadores italianos, ha descubierto que Terzan 5 no es como los demás cúmulos globulares conocidos.

El equipo estudió los datos del instrumento Multi-conjugate Adaptive Optics Demonstrator, instalado en el Very Large Telescope, así como de un conjunto de otros telescopios en tierra y en el espacio. Encontraron pruebas contundentes que en Terzan 5 hay dos clases distintas de estrellas que no sólo difieren en los elementos que contienen, sino que tienen una diferencia de edad de aproximadamente 7.000 millones de años.

Las edades de las dos poblaciones indican que el proceso de formación de estrellas en Terzan 5 no fue continuado, sino que estuvo dominado por dos brotes distintos de formación estelar. "Esto implica que el antepasado de Terzan 5 debía contar con grandes cantidades de gas para tener una segunda generación de estrellas y ser bastante masivo. Por lo menos 100 millones de veces la masa del Sol", explica el coautor del estudio Davide Massari, investigador del INAF (Italia) y de la Universidad de Groningen (Países Bajos).

Sus inusuales propiedades hacen de Terzan 5 el candidato ideal para ser un fósil viviente de los inicios de la Vía Láctea. Las teorías actuales sobre la formación de la galaxia asumen que, para formar el bulbo primordial de la Vía Láctea, fue necesaria la interacción entre ingentes masas de gas y estrellas que, durante el proceso, acabaron fusionándose y disolviéndose.

"Creemos que algunos restos de estas masas gaseosas podrían seguir existiendo,  relativamente inalterados y embebidos en la galaxia", explica Francesco Ferraro, de la Universidad de Bolonia (Italia) y autor principal del estudio. "Estos fósiles galácticos permiten a los astrónomos reconstruir una parte importante de la historia de nuestra Vía Láctea".

Mientras que las propiedades de Terzan 5 son infrecuentes en un cúmulo globular, son muy similares a las de la población estelar que se encuentra en el bulbo galáctico, la condensada región central de la Vía Láctea. Estas similitudes podrían hacer de Terzan 5 una reliquia fosilizada de la formación de la galaxia, un ejemplo de los primeros bloques de construcción de la Vía Láctea.

Esta hipótesis se ve reforzada por la masa original de Terzan 5 necesaria para crear dos poblaciones estelares: una masa similar a la de los grandes cúmulos que se supone que dieron lugar al bulbo durante la formación de la galaxia, hace alrededor de 12.000 millones de años. De alguna manera, Terzan 5 ha logrado sobrevivir sin ser alterada  durante miles de millones de años y se ha conservado como un remanente del pasado distante de la Vía Láctea.

"Algunas características de Terzan 5 se asemejan a las detectados en los cúmulos gigantes que vemos en galaxias con formación estelar con un alto desplazamiento al rojo, sugiriendo que, durante la época de formación de las galaxias, tanto en el universo local como en el universo distante, se produjeron procesos de formación similares", continúa Ferraro.

Por lo tanto, este descubrimiento allana el camino para una comprensión mejor y más completa del conjunto de la galaxia. "Terzan 5 podría representar un vínculo interesante entre el universo local y el universo distante, un testigo que ha sobrevivido al proceso de formación del bulbo galáctico", explica Ferraro mientras destaca la importancia del descubrimiento. Para los astrónomos, esta investigación representa una posible vía para desentrañar los misterios sobre la formación de la galaxia y ofrece una visión sin precedentes de la complicada historia  de la Vía Láctea.

 

0 comentarios

jue

08

sep

2016

Tres nuevos astronautas regresan de la ISS

Fuente: NASA

 

El astronauta de la NASA y Comandante de la Expedición 48 Jeff Williams regresó a la Tierra el martes después de una misión sin precedentes a bordo de la Estación Espacial Internacional. Williams y sus compañeros de tripulación rusos, Alexey Ovchinin y Oleg Skripochka, de la Agencia Espacial Rusa Roscosmos, aterrizaron en su Soyuz TMA-20M la madrugada del martes 7 de Septiembre a las 2:13 GMT al sureste de la remota ciudad de Dzhezkazgan en Kazajstán (07:13 de la mañana del 7 de septiembre hora local).

Habiendo completado su cuarta misión, Williams ahora ha pasado 534 días en el espacio, lo que lo convierte en el primer astronauta de la NASA en pasar más tiempo en el espacio. Skripochka ahora tiene acumulado un total de 331 días en el espacio en dos vuelos, mientras que Ovchinin pasó 172 días en el espacio en su primera misión.

"Ningún otro astronauta estadounidense tiene tanto tiempo y experiencia a bordo de la Estación Espacial Internacional como Jeff. Desde su primer vuelo en el año 2000, cuando la Estación estaba todavía en construcción, hasta la actualidad, donde el foco es la ciencia y el desarrollo tecnológico. Jeff incluso ayudó a preparar la Estación Espacial para futuros acoplamientos de naves espaciales comerciales bajo el Programa de Tripulación Comercial de la NASA ", dijo Kirk Shireman, gerente de programa de la ISS en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston. "Estamos muy orgullosos de lo que Jeff ha logrado fuera de la Tierra para la Tierra."

Williams jugó un papel decisivo en la preparación de la Estación para la futura llegada de naves espaciales comerciales tripuladas. El primer Adaptador de Acoplamiento Internacional se instaló durante un paseo espacial realizado por Williams y su compañera la astronauta de la NASA Kate Rubins el pasado 19 de Agosto. Equipado también de una serie de sensores y sistemas, el propósito principal del adaptador es servir de puerto de atraque para traer astronautas a la Estación en el futuro. Se espera que sus primeros usuarios sean CST-100 Starliner de Boeing y la nave espacial tripulada Dragón de SpaceX, actualmente en desarrollo en colaboración con la NASA.

Durante su tiempo en el complejo orbital, Williams se aventuró fuera de los confines de la Estación Espacial para un segundo paseo espacial con Rubins para retirar un radiador de control térmico e instalar dos nuevas cámaras de alta definición.

Juntos, los miembros de la tripulación de la Expedición 48 contribuyeron a cientos de experimentos en biología, biotecnología, ciencias físicas y ciencias de la Tierra a bordo del único laboratorio en órbita de la humanidad.

Mientras tanto, una recién nombrada Expedición 49 continúa operando en la Estación con Anatoly Ivanishin de Roscosmos al mando. Él, Rubins y Takuya Onishi de la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa, operarán en la Estación durante más de dos semanas hasta la llegada de tres nuevos miembros de la tripulación.

Shane Kimbrough de la NASA y los cosmonautas Sergey Ryzhikov y Andrey Borisenko de Roscosmos están programados para ser lanzados a bordo de una nave Soyuz el próximo 23 de Septiembre desde Baikonur, Kazajstán.

 

0 comentarios

mié

07

sep

2016

Primeras imágenes del polo norte de Júpiter captadas por Juno

Fuente: NASA

 

La nave espacial Juno de la NASA ha enviado las primeras imágenes del polo norte de Júpiter, tomadas durante el primer sobrevuelo de la nave espacial al planeta gigante con sus instrumentos encendidos. Las imágenes muestran actividad de sistemas de tormentas diferente a todo lo visto anteriormente en cualquiera de los planetas gigantes gaseosos de nuestro sistema solar.

Juno ejecutó con éxito el primero de sus 36 sobrevuelos orbitales el pasado 27 de Agosto, momento en el cual la nave espacial pasó a unos 4.200 kilómetros por encima de las nubes arremolinadas de Júpiter. La descarga de seis megabytes de datos recogidos durante las seis horas de tránsito desde el polo norte al sur de Júpiter, se prolongó durante un día y medio. Aunque el análisis está en proceso, algunos descubrimientos ya se hacen visibles.

"Primer vistazo del polo norte de Júpiter, y no se parece nada a lo que hemos visto o imaginado antes", dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno en el Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio. "Es más azul en color que otras partes del planeta, y hay gran cantidad de tormentas. No hay ninguna señal de las bandas latitudinales o cinturones que estamos acostumbrados a ver -- esta imagen apenas es reconocible como Júpiter. Estamos viendo señales de que las nubes tienen sombras, lo que indica que se encuentran a una altitud superior a las demás características".

"Saturno tiene un hexágono en el polo norte", dijo Bolton. "No hay nada ni de lejos en Júpiter que se le asemeje. El planeta más grande de nuestro sistema solar es verdaderamente único. Tenemos 36 sobrevuelos más para estudiar hasta qué punto realmente es único".

Junto con JunoCam tomando fotografías durante el sobrevuelo, los ocho instrumentos científicos de Juno recogieron datos. El Jovian Infrared Auroral Mapper (JIRAM), suministrado por la Agencia Espacial Italiana, adquirió algunas imágenes notables de las regiones del polo norte y del polo sur en longitudes de onda infrarrojas.

"JIRAM está mirando bajo la piel de Júpiter, y nos entrega los primeros planos infrarrojos del planeta", dijo Alberto Adriani, coinvestigador de JIRAM en el Instituto de Astrofísica y Planetología SPAZIALI, Roma. "Estas primeras imágenes infrarrojas de los polos norte y sur de Júpiter están revelando puntos calientes que nunca antes se habían visto. Y si bien sabíamos que podrían revelar una aurora en el polo sur del planeta, nos quedamos sorprendidos al verla por primera vez. Parece ser muy brillante y bien estructurada. El alto nivel de detalle en las imágenes nos dirá más acerca de la morfología y la dinámica de la aurora".

Entre el conjunto de datos más singulares recogidos por Juno durante su primera barrida científica por Júpiter están los recogidos por el Experimento de detección de Ondas de Radio y Plasma (Waves), que registra las transmisiones de sonido que emanan del planeta. Estas emisiones de radio de Júpiter se conocen desde los años 50, pero nunca habían sido analizadas desde un punto de vista tan cercano.

"Júpiter está hablando con nosotros de una manera en la que sólo los mundos gaseosos gigantes pueden", dijo Bill Kurth, coinvestigador del instrumento Wavews de la Universidad de Iowa, Iowa City. "Las ondas detectan la firma de emisión de las partículas energéticas que generan las masivas auroras que rodean el polo norte de Júpiter. Estas emisiones son las más fuertes en el sistema solar. Ahora vamos a tratar de averiguar de dónde proceden los electrones que las generan".

 

 

La nave espacial Juno de la NASA capturó esta vista cercana del polo norte de Júpiter, unas dos horas antes de la aproximación del 27 de Agosto de 2016.
Image Credit: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS

0 comentarios

mié

31

ago

2016

Investigan a una estrella que desafía la edad

Fuente: NASA

 

Durante años los astrónomos han estado desconcertados por una estrella masiva hospedada en lo profundo de la Vía Láctea que muestra por un lado señales de ser extremadamente vieja y por otro, todos los signos de ser joven.

Los investigadores inicialmente clasificaron a la estrella como vieja, quizá una supergigante roja. Sin embargo, un nuevo realizado por un equipo de investigadores dirigido por la NASA sugiere que el objeto denominado IRAS 19312+1950, podría ser algo muy diferente – una protoestrella, una estrella que todavía esta en proceso de formación.

“Los astrónomos reconocieron este objeto como digno de mención en el año 2.000 y desde entonces han tratado de decidir en qué punto de su desarrollo está”, dijo Martin Cordiner, un astroquímico que trabaja en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, e investigador de los resultados a partir de observaciones realizadas con el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y el Observatorio Espacial Herschel de la ESA.

Localizado a más de 12.000 años luz de la Tierra, el objeto primero resaltó como peculiar cuando fue captado por frecuencias de radio. Varios equipos de astrónomos lo estudiaron utilizando telescopios terrestres y concluyeron que era una estrella rica en oxígeno con unas 10 veces la masa del Sol. La pregunta era: ¿qué tipo de estrella?

Algunos investigadores favoreciendo la idea de que la estrella evolucionó – había pasado el pico de su ciclo de vida y estaba en declive. Durante la mayor parte de sus vidas, las estrellas obtienen su energía mediante la fusión de hidrógeno en sus núcleos, como el Sol hace ahora. Pero las estrellas más antiguas han utilizado la mayor parte de su hidrógeno y tienen que depender de los combustibles más pesados que no duran tanto tiempo, lo que lleva a un rápido deterioro.

Dos primeras pistas – intensas fuentes de radio llamadas máseres – sugerían que la estrella era vieja. En astronomía, los máseres se producen cuando las moléculas en ciertas clases de gases son aceleradas y emiten bastante radiación. El resultado es una poderosa radiobaliza – el equivalente microondas de un láser.

Un máser observado con IRAS 19312+1950 está casi exclusivamente asociado con estrellas en estadios tardíos. Este es el máser de óxido de silicio, producido por moléculas hechas de un átomo de silicio y un átomo de oxígeno. Los investigadores no saben por qué este máser casi siempre se limita a estrellas de edad avanzada.

A pesar de ello, el objeto no encajaba del todo con las estrellas evolucionadas. Especialmente desconcertante fue la gran variedad de productos químicos que se encuentran en la gran nube de material que rodea la estrella. Una nube química rica como esta es típica de las regiones donde nacen nuevas estrellas, pero no hay tal guardería estelar identificada cerca de esta estrella.

Los científicos propusieron inicialmente que el objeto era una estrella vieja rodeada por una nube extraña típica del tipo que suele acompañar a las estrellas jóvenes. Otra idea fue que las observaciones de alguna manera podrían estar capturando dos objetos: una estrella muy antigua y una nube de material embrionario de estrellas.

Cordiner y sus colegas comenzaron a reconsiderar el objeto, realizando observaciones utilizando el Observatorio Espacial Herschel de la ESA y el análisis de datos reunidos anteriormente con el telescopio espacial Spitzer de la NASA. Ambos telescopios operan en longitudes de onda infrarrojas, que dieron al equipo una nueva visión en los gases, polvo y hielo en la nube que rodea a la estrella.

La información obtenida por Cordiner y su equipo hace pensar que la estrella está en una fase muy temprana de formación. El objeto es mucho más brillante que el que apareció por primera vez, emitiendo alrededor de 20.000 veces la energía del Sol. El equipo encontró grandes cantidades de hielos hechos de agua y dióxido de carbono en la nube alrededor del objeto. Estos hielos se encuentran en los granos de polvo relativamente cercanos a la estrella, y todo este polvo y hielo bloquea la luz de las estrellas haciendo que la estrella parezca más oscura de lo que realmente es.

Además, la densa nube alrededor del objeto parece estar colapsando, lo que ocurre con una estrella en crecimiento cuando atrae material. En contraste, el material alrededor de una estrella evolucionada se está expandiendo y está en el proceso de escapar al medio interestelar.

"Creemos que la estrella está, probablemente, en una fase embrionaria, llegando casi al final de su etapa de acreción, el periodo cuando atrae nuevo material para alimentar su crecimiento", dijo Cordiner.

Aún así, los investigadores reconocen que el objeto no es una protoestrella típica por razones que no pueden explicar. Sin embargo, la estrella tiene características tanto de ser una estrella muy joven, como de ser una estrella muy antigua.

"No importa cómo se mire este objeto, es fascinante, y tiene algo nuevo que decirnos acerca de los ciclos de vida de las estrellas", dijo Steven Charnley, astroquímico y coautor del estudio.

 

0 comentarios

mié

24

ago

2016

Dione, un luna de contrastes

Fuente: NASA

 

Dione revela su pasado a través de contrastes en esta vista desde la nave espacial Cassini de la NASA. Las características visibles aquí son una mezcla de la tectónica - las características lineales, brillantes - y la formación de cráteres de impacto - las características redondas, que se extienden por toda la superficie.

Los rasgos tectónicos cuentan la historia de cómo Dione (1.123 kilómetros de diámetro) se ha calentado y enfriado desde su formación, y los científicos usan esas pistas para reconstruir el pasado de la luna. Los cráteres de impacto son evidencias de escombros externos que llegaron a su superficie, y por lo tanto ofrecen pistas sobre el entorno en el que la luna ha permanecido a lo largo de su historia.

Esta imagen se dirige hacia el hemisferio de cola de Dione. El norte de Dione está arriba. La imagen fue tomada en luz visible con la cámara de ángulo estrecho de Cassini el 11 de Abril de 2015.

La vista fue obtenida a una distancia de aproximadamente 110.000 kilómetros. La escala de la imagen es de 660 metros por píxel.

0 comentarios

sáb

20

ago

2016

La física de las palabras

Este libro recoge las reflexiones y pensamientos de uno de los científicos más influyentes del siglo XX.

Richard P. Feynman (1918-1988), premio Nobel de Física, fue un gran genio que se hizo muy popular gracias a su enorme capacidad de comunicar y hacerse entender por todos. Feynman era famoso por el ingenio y la sabiduría que desprendía en sus célebres conferencias y artículos, así como por su fundamental contribución a la ciencia. Este libro es un tesoro, una selección de las más profundas, provocadoras, divertidas y memorables citas de este gran científico. Michelle Feynman, hija de Richard Feynman, se ha encargado de seleccionar las citas entre su colosal legado escrito y oral, incluyendo entrevistas, conferencias, cartas, artículos y libros. Las citas se dividen en una docena de temas que van desde el arte, la infancia, el descubrimiento, la familia, la imaginación y el humor hasta las matemáticas, la política, la ciencia, la religión y la incerteza. Estos breves pasajes son una demostración de la asombrosa inteligencia de este personaje. El resultado es un retrato único e inspirador que encantará a sus fans y que, a su vez, servirá como introducción para nuevos lectores de este gran pensador.

 

La física de las palabras

R. Feynman

Editorial Critica. Colección Drakontos.

Isbn- 9788498929683

Julio 2016

Pvp- 21,90 euros

0 comentarios

jue

18

ago

2016

Moléculas en una nebulosa ofrecen pistas sobre el surgimiento de la vida

Fuente: NASA

 

Utilizando data del observatorio SOFIA de la NASA y de otros observatorios, un equipo de investigadores internacionales ha estudiado cómo una tipo particular de moléculas orgánicas, las materias primas para la vida, se podrían desarrollar en el espacio. Esta información podría ayudar a los científicos a comprender mejor cómo se pudo desarrollar la vida en la Tierra.

Bavo Croiset de la Universidad de Leiden en los Países Bajos y otros investigadores se centraron en un tipo de molécula llamada Hidrocarburo Aromático Policíclico (PAHs por sus siglas en inglés), que son moléculas planas que constan de átomos de carbono dispuestos en un patrón de panal, rodeadas de hidrógeno.

Los PAHs representan el 10% del carbono en el universo y se encuentran en la Tierra cuando se liberan mediante la combustión de material orgánico como carne, caña de azúcar, madera, etc. El equipo de Croiset determinó que cuando los PAHs en la nebulosa NGC 7023, también conocida como la nebulosa Iris, son golpeados por la radiación ultravioleta de la estrella central de la nebulosa, se convierten en moléculas más grandes y complejas. Los científicos plantean la hipótesis de  que el crecimiento de moléculas orgánicas complejas como PAH es uno de los pasos que conducen a al surgimiento de la vida.

Algunos modelos actuales predicen que la radiación de una estrella cercana recién nacida y masiva tendería a descomponer las grandes moléculas orgánicas en otras más pequeñas, en vez de construirlas. Para probar estos modelos, los investigadores querían estimar el tamaño de las moléculas en diferentes ubicaciones en relación con la estrella central.

El equipo de Croiset utilizó el observatorio SOFIA para observar la nebulosa NCG 7023 con dos instrumentos, el FLITECAM, una cámara de infrarrojo cercano y FORCAST, la cámara de infrarrojo medio. Los instrumentos de Sofía son sensibles a dos longitudes de onda que son producidas por estas moléculas particulares, que pueden ser utilizados para estimar su tamaño. El equipo analizó las imágenes de SOFIA en combinación con los datos previamente obtenidos por el observatorio espacial infrarrojo Spitzer, el telescopio espacial Hubble y el telescopio de Canadá-Francia-Hawaii en la Isla Grande de Hawaii.

El análisis indica que el tamaño de las molécula PAH en la nebulosa varía según su ubicación siguiendo un patrón claro. El tamaño promedio de las moléculas en el centro de la nebulosa, alrededor de la estrella luminosa, es más grande en la superficie de la nube en el borde externo de la cavidad.

El equipo concluyó que la variación del tamaño molecular se debe a que algunas de las moléculas más pequeñas son destruidas por el campo de radiación ultravioleta de la estrella, y las moléculas medianas que son irradiadas se combinan hasta formar moléculas más grandes. Los investigadores se vieron sorprendidos al darse cuenta que la radiación tenía como resultado el crecimiento y no la destrucción de la molécula.

 

Foto: La nebulosa NGC 7023, también conocida como la nebulosa Iris. Image Credit: NASA/DLR/SOFIA

0 comentarios

dom

14

ago

2016

Espectacular imagen de las nubes de Saturno

Fuente: NASA

 

Esta espectacular imagen en falso color tomada por la nave espacial Cassini de la NASA nos muestra las gigantescas nubes en el hemisferio norte del planeta. La imagen fue creada por el entusiasta en imágenes espacial Kevin M. Gill del JPL de la NASA a partir de fotos captadas por la cámara gran angular de Cassini el pasado 20 de Julio de 2016, usando una combinación de filtros espectrales sensibles a la luz infrarroja a 750, 727 y 619 nanómetros.

Filtros como estos filtros, que son sensibles a la absorción y dispersión de la luz solar por el metano en la atmósfera de Saturno, ha sido útil durante toda la misión Cassini para determinar la estructura y profundidad de las nubes en la atmósfera del planeta.

 

Espectacular imagen de las nubes de Saturno captadas por la nave espacial Cassini de la NASA. Image Credit: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute/Kevin M. Gill

0 comentarios

mar

02

ago

2016

El encendido del motor da nuevo impulso a ExoMars

Fuente: NASA

 

Tras un largo encendido de su potente motor el 28 de Julio, el Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO) de ExoMars ya se encuentra en camino hacia el Marte, a donde llegará en octubre.

Este encendido, la primera maniobra crítica del TGO desde su lanzamiento el 14 de marzo, tuvo una duración de 52 minutos y su objetivo es ayudar al satélite a interceptar la órbita del Planeta Rojo el próximo 19 de octubre.

ExoMars, una misión conjunta de la ESA con la agencia rusa Roscosmos, fue lanzada el 14 de marzo y ya ha recorrido bastante más de la mitad de los casi 500 millones de kilómetros de su viaje.

El TGO transporta el módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje Schiaparelli que, a su llegada, pondrá a prueba la tecnología necesaria para el envío de un vehículo en 2020 con un aterrizaje controlado, mientras su nave nodriza se colocará en una órbita elíptica alrededor de Marte.

A lo largo de los próximos meses, el TGO se acercará a los límites exteriores de la atmósfera para reducir su órbita. Una vez en su órbita circular final, a unos 400 kilómetros de altitud, comenzarán sus cinco años de actividad científica a partir de diciembre de 2017.

El TGO analizará gases poco frecuentes en la atmósfera del planeta, y especialmente metano, cuya presencia en la Tierra puede indicar procesos geológicos o biológicos en activo.

 

0 comentarios

mié

13

jul

2016

Galaxia "Frankenstein" sorprende a los astrónomos

Fuente: NASA

 

A 250 millones de años luz, hay una zona de nuestro universo que los astrónomos habían considerado tranquila y sin complicaciones. Pero ahora, los científicos han descubierto una enorme y extraña galaxia formada posiblemente por partes de otras galaxias.

Un nuevo estudio que será publicado en la revista Astrophysical Journal revela el secreto de UGC 1382, una galaxia que originalmente se creía vieja, pequeña y convencional. En lugar de ello, con el uso combinado de distintos telescopios y observatorios de la NASA, se ha descubierto que la galaxia es 10 veces más grande de lo que se pensaba y, a diferencia de la mayoría de las galaxias, sus entrañas son más jóvenes que las partes exteriores, casi como si hubiera sido construida con piezas de repuesto.

"Esta rara galaxia 'Frankenstein' se formó y es capaz de sobrevivir porque se encuentra en un pequeño y tranquilo barrio suburbano del universo, sin las molestias del bullicio de las zonas más concurridas que puedan molestarle", dijo el coautor del estudio Mark Seibert, de los Observatorios de la Institución Carnegie para la Ciencia, en Pasadena, California. "Es tan delicada que un ligero empujón de un vecino la desintegraría".

Seibert y Lea Hagen, un estudiante graduado en la Universidad Estatal de Pennsylvania, dieron con esta galaxia por accidente. Habían estado buscando estrellas que se forman en las galaxias elípticas, que no giran y tienen más forma tridimensional y forma de pelota que las de disco plano. Los astrónomos pensaron originalmente que UGC 1382 era una de esas.

Pero mirando las imágenes de galaxias en luz ultravioleta a través de los datos del GALEX de la NASA, un gigante comenzó a salir de la oscuridad.

"Vimos brazos en espiral que se extienden mucho fuera de esta galaxia, que nadie había visto antes y que las galaxias elípticas no deberían tener", dijo Hagen, que dirigió el estudio. "Eso nos puso en una expedición para averiguar lo que esta galaxia es y cómo se formó."

Luego, los investigadores analizaron los datos de la galaxia de otros telescopios: el Sloan Digital Sky Survey, el Two Micron All-Sky Survey (2MASS), el WISE, el Very Large Array del Observatorio Nacional de Radioastronomía y el Telescopio du Pont de Carnegie en el Observatorio Las Campanas. Después de que GALEX revelase estructuras nunca antes vistas por los astrónomos, las observaciones ópticas e infrarrojas de luz de los otros telescopios permitieron a los investigadores construir un nuevo modelo de esta misteriosa galaxia.

Así, resulta que UGC 1382 mide alrededor de 718.000 años luz de diámetro, más de siete veces más ancha que la Vía Láctea. También es una de las tres galaxias más grandes de disco aislado descubierta nunca, según el estudio. Esta galaxia es un disco giratorio de gas de baja densidad. Las estrellas no se formaron aquí muy rápidamente porque el gas está muy extendido.

Pero la mayor sorpresa fue examinar las edades relativas de los componentes de la galaxia. En la mayoría de las galaxias, la porción más interna se forma primero y contiene las estrellas más viejas. A medida que crece la galaxia, aparecen áreas más externas con las estrellas más jóvenes. No es así con UGC 1382. Mediante la combinación de observaciones de muchos telescopios diferentes, los astrónomos fueron capaces de reconstruir el registro histórico de cuando las estrellas se formaron en esta galaxia - y el resultado fue extraño.

"El centro de UGC 1382 es en realidad más joven que el disco espiral que lo rodea", dijo Seibert. "Esto es como encontrar un árbol cuyos anillos de crecimiento interiores son más jóvenes que los anillos exteriores".
  
La estructura galáctica única puede ser el resultado de entidades separadas que se unen, en lugar de una sola entidad que crece hacia el exterior. En otras palabras, dos partes de la galaxia evolucionaron por separado antes de la fusión - cada una con su propia historia.

0 comentarios

lun

11

jul

2016

Un estudio de los cañones de Marte añade pistas sobre la posible presencia de agua

Fuente: NASA

 

Persiste el desconcierto sobre la posible existencia agua en rayas oscuras estacionales que aparecen en las laderas marcianas, según un nuevo estudio de miles de estas estructuras en el mayor sistema de cañones del Planeta Rojo.

El estudio publicado investigó miles de estas características típicas de la temporada cálida en la región de Valles Marineris, cerca del ecuador de Marte. Algunos de los lugares que muestran flujos estacionales son crestas de los cañones y picos aislados, lo que hace difícil explicar que las rayas sean resultado del agua subterránea que directamente llega a la superficie. Es muy poco probable que exista hielo a poca profundidad en este suelo que pueda producir un deshielo estacional, teniendo en cuanta las temperaturas cálidas presentes en los cañones ecuatoriales.

Agua extraída de la atmósfera por las sales, o mecanismos involucrados sin agua corriente, se mantienen como explicaciones posibles para estas características del paisaje.

Estas características se llaman Líneas de Pendiente Recurrente, (RSL). Desde su descubrimiento en 2011, se han convertido en uno de los temas más candentes en la exploración planetaria, la evidencia más fuerte de agua líquida en la superficie actual de Marte, aunque transitoria. Aparecen como líneas oscuras que se extienden pendiente abajo durante la temporada cálida, y se desvanecen durante la parte más fría del año, para luego repetir la progresión al año siguiente. El agua, en forma de sales hidratadas, se confirmó en algunos RSL el año pasado, incluso en Valles Marineris.

Los resultados de las investigaciones pubilcadas presentan muchos hallazgos de la observación detallada del lugar 41 RSL en la parte central y oriental de Valles Marineris, el sistema de cañones más grande del sistema solar. Cada sitio se define como el tamaño de una sola imagen desde la cámara de Alta Resolución HiRISE de la sonda espacial MRO de la NASA: alrededor de 5,4 por 12 kilómetros. El número de líneas individuales (flujos) en cada sitio varía desde unos pocos a más de 1.000.

"Hay muchas de ellas, es difícil seguir la pista", dijo Matthew Chojnacki, del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona, y autor principal del estudio. "La aparición de RSL en cañones de contención está mucho más extendida de lo que previamente se había reconocido. Por lo que sabemos, esta es la población más densa de ellas en el planeta, por lo que si están de hecho asociados con la actividad acuosa contemporánea, hace este sistema de cañones aún más interesante que por su geología espectacular".

La posibilidad de agua líquida en o cerca de la superficie de Marte abre ramificaciones importantes para la investigación de si existe vida en Marte. Cualquiera, agua líquida o congelada cerca de la zona podría convertirse en un recurso importante para los seres humanos en Marte. Impactos de cráteres recientes y otros datos han revelado posibles reservas de hielo de agua cerca de la superficie en muchos lugares en las latitudes medias y altas de Marte. Si los RSL son indicadores de agua, las ubicaciones de acceso al agua se extenderían a las latitudes bajas.

Otro mecanismo propuesto anteriormente para los RSL es que algunos tipos de sales absorben de tal forma el vapor de agua de la atmósfera marciana que aparecen formas de salmuera líquida en la superficie. El nuevo estudio refuerza el vínculo entre los RSL y sales. Algunos sitios tienen rayas brillantes y persistentes cerca de las zonas oscuras. Las rayas brillantes podrían ser el resultado de la sal que queda después de la evaporación de la salmuera.

"Hay problemas con el mecanismo para sacar agua de la atmósfera, también," dijo Chojnacki. Si se está filtrando agua que oscurece las RSL, la cantidad de agua líquida requerida cada año para formar las rayas en la parte estudiada de Valles Marineris ascendería a un total de 10 a 40 piscinas de tamaño olímpico (alrededor de 30.000 a 100.000 metros cúbicos), estiman los investigadores. La cantidad de vapor de agua en la atmósfera por encima de toda la zona de Valles Marineris es más grande, pero los investigadores no han identificado un proceso bastante eficiente en la extracción de agua de la atmósfera para conseguir que gran parte acabe sobre la superficie.

Un mecanismo de formación de RSL con muy poca agua que fluye puede ser posible. Basado en experiencias en la Tierra, es fácil ver un suelo húmedo extendido por la filtración de agua, pero Marte es extraño, incluso cuando parece familiar. Procesos libres de agua producen características de flujo en Marte. El mecanismo de formación del los RSL podría ser totalmente seco, o quizás un modelo híbrido "húmedo" que requiere mucha menos agua que los mecanismos que fluyen con el agua.

0 comentarios

sáb

09

jul

2016

Un sorprendente planeta con tres Soles

Fuente: NASA

 

Un equipo de astrónomos ha utilizado el instrumento SPHERE, instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, para obtener una imagen del primer planeta encontrado en una amplia órbita dentro de un sistema triple de estrellas. Se supone que la órbita de un planeta de este tipo debería ser inestable, probablemente dando como resultado la rápida eyección del planeta, que sería expulsado del sistema. Pero, de alguna manera, este ha permanecido en él. Esta inesperada observación sugiere que este tipo de sistemas puede ser más común de lo que se pensaba. Los resultados se publicarán en línea en la revista Science el 07 de julio de 2016.

El planeta natal de Luke Skywalker, Tatooine (en la saga de Star Wars, La Guerra de las Galaxias), era un extraño mundo con dos soles en el cielo. Pero ahora los astrónomos han encontrado un planeta en un sistema aún más exótico, en el que un observador experimentaría la luz constante del día o podría disfrutar de amaneceres y puestas de sol triples cada día, dependiendo de las estaciones, más largas que una vida humana.

Este mundo ha sido descubierto por un equipo de astrónomos liderado por la Universidad de Arizona (Estados Unidos), usando imagen directa en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Chile. El planeta, HD 131399Ab no se parece a ningún  otro mundo conocido —su órbita alrededor de la más brillante de las tres estrellas es la más grande descubierta hasta ahora dentro de un sistema estelar múltiple. Tales órbitas suelen ser inestables debido a la compleja y cambiante atracción gravitatoria de las otras dos estrellas del sistema, y se pensaba que la existencia de planetas en órbitas estables era muy poco probable.

Situado a unos 320 años luz de la Tierra, en la constelación de Centauro, HD 131399Ab tiene unos 16 millones de años de edad, lo que lo convierte también en uno de los exoplanetas más jóvenes descubiertos hasta la fecha y en uno de los pocos planetas de los que se ha obtenido una imagen directa. Con una temperatura de alrededor de 580 grados centígrados y una masa estimada de cuatro masas de Júpiter, es también uno de los exoplanetas más fríos y menos masivos captados con imagen directa.

"HD 131399Ab es uno de los pocos exoplanetas que han sido captados con imagen directa y es el primero con una configuración dinámica tan interesante", afirma Daniel Apai, de la Universidad de Arizona (EE.UU.) y uno de los coautores del nuevo artículo.

"Aproximadamente durante la mitad de la órbita del planeta, que dura 550 años terrestres, pueden verse tres estrellas en el cielo; las dos más débiles están siempre mucho más cerca la una de la otra y cambian su aparente separación con respecto de la estrella más brillante a lo largo del año", añade Kevin Wagner, primer autor del artículo y descubridor de HD 131399Ab.

Kevin Wagner, estudiante de doctorado en la Universidad de Arizona, identificó al planeta entre cientos de planetas candidatos y dirigió las observaciones de seguimiento para verificar su naturaleza.

El planeta también marca el primer descubrimiento de un exoplaneta con el instrumento SPHERE, instalado en el VLT. SPHERE es sensible a la luz infrarroja, lo que le permite detectar las firmas de calor de los planetas jóvenes. Cuenta además con sofisticadas funciones que corrigen perturbaciones atmosféricas y bloquean la luz de las estrellas del sistema, ya que, de otro modo, su luz nos cegaría.

Aunque serán necesarias más observaciones a largo plazo para determinar con precisión la trayectoria del planeta entre sus estrellas anfitrionas, las observaciones y simulaciones parecen sugerir la siguiente hipótesis: se estima que la estrella más brillante es un ochenta por ciento más masiva que el Sol y dobla a HD 131399A, que a su vez está orbitada por las estrellas menos masivas, B y C, a unas 300 ua (una ua o unidad astronómica es igual a la distancia media entre la Tierra y el Sol). Al mismo tiempo, B y C giran una alrededor de la otra, separadas por una distancia aproximadamente igual a la que hay entre el Sol y Saturno.

En este escenario, el planeta HD 131399Ab viaja alrededor de la estrella A en una órbita alrededor de dos veces la de Plutón, si se compara con el Sistema Solar, y pone al planeta en una distancia de un tercio de la separación entre la estrella A y el par B/C. Los autores señalan que se pueden dar varios escenarios, y el veredicto de la estabilidad a largo plazo del sistema tendrá que esperar observaciones de seguimiento planificadas que establecerán la órbita del planeta con mayor precisión.

"Si el planeta estuviera más lejos de la estrella más masiva del sistema, sería expulsado del sistema", explica Apai. "Nuestras simulaciones por ordenador han demostrado que este tipo de órbita puede ser estable, pero si cambias algo del entorno, aunque sea solo un poco, pueden convertirse en inestables muy rápidamente".

Los planetas en sistemas estelares múltiples son de especial interés para los astrónomos y los científicos planetarios, ya que proporcionan un ejemplo de cómo funciona el mecanismo de formación planetaria en estos escenarios más extremos. Aunque a nosotros, que vivimos en nuestra órbita alrededor de nuestra solitaria estrella, los sistemas estelares múltiples nos parezcan exóticos, se trata, en realidad, de sistemas tan comunes como las estrellas individuales.

"No está claro cómo este planeta terminó teniendo esa órbita amplia en este sistema extremo, y no podemos decir todavía lo que esto implica para una comprensión más amplia de los tipos de sistemas planetarios, pero muestra que hay más variedad de la que se ha considerado posible hasta ahora", concluye Kevin Wagner. "Lo que sí sabemos es que, aunque los planetas en sistemas múltiples estelares se han estudiado mucho menos, son potencialmente tan numerosos como los planetas en sistemas de estrellas individuales".

0 comentarios

mié

06

jul

2016

Juno entra en el campo magnético de Júpiter y pone el piloto automático previo a la inserción orbital

Fuente: NASA

 

La nave espacial Juno de la NASA ha entrado en la magnetosfera del planeta Júpiter, donde el movimiento de partículas del espacio es controlado por lo que sucede dentro de Júpiter.

“Acabamos de cruzar la frontera hacia el propio terreno de Júpiter”, dijo Scott Bolton, principal investigador de Juno del Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio. “Nos estamos acercando rápidamente al planeta en sí y ya estamos obteniendo información muy valiosa”.

Juno está en camino de entrar en la órbita de Júpiter el próximo 4 de Julio. Los instrumentos científicos a bordo detectaron cambios en las partículas y campos alrededor de la nave espacial mientras pasaba de un ambiente dominado por viento solar interplanetario a la magnetosfera de Júpiter. La información de Juno, presentada como un audio y animación a color, indica el momento en que la nave espacial cruza el choque de arco justo afuera de la magnetosfera.

“El arco de choque es análogo a una explosión sónica”, dijo William Kurth de la Universidad de Iowa. “El viento solar pasa todos estos planetas a una velocidad de millón de millas por hora, y cuando encuentra un obstáculo, ha today esta turbulencia”.

El obstáculo es la magnetosfera de Júpiter, que es la estructura más grande del sistema solar. “Si la magnetosfera de Júpiter brillara en luz visible, sería el doble del tamaño de una luna llena vista desde la Tierra”, dijo Kurth.

En el viento solar hace unos días, Juno iba a alta velocidad a través del ambiente que tiene alrededor de 16 partículas por pulgada cúbica  (una por centímetro cúbico). Una vez que cruzó la magnetosfera, la densidad es aproximadamente unas cien veces menor. Se espera que densidad vuelva a subir de nuevo dentro de la magnetosfera, mientras la nave espacial se acerque a Júpiter en sí. Los movimientos de estas partículas que viajan bajo el control del campo magnético de Júpiter serán un tipo de pruebas que Juno examinará en busca de pistas sobre el interior profundo de Júpiter.

Mientras esta transición del viento solar a la magnetosfera se había predicho que ocurriría en algún momento, la estructura de los límites entre estas dos regiones fue más compleja de lo esperado, con diferentes instrumentos dando reportes inusuales tanto antes como después del paso nominal.

“La inusual estructura de la frontera será objeto de investigación científica”, dijo Barry Mauk del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins en Lurel, Maryland.

Además de todo esto, este jueves los controlares de la misión Juno transmitieron el comando "ji4041" al espacio profundo, para que la nave espacial entre en piloto automático.

Llevó unos 48 minutos a la señal cubrir los 860 millones de kilómetros de distancia entre la antena de la Red del Espacio Profundo en California y la nave espacial Juno.

"Ji4040 contiene el comando que inicia la secuencia de inserción orbital de Júpiter", dijo Ed Hirst de la misión Juno en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. "Tan pronto como se inicia - que debe estar en menos de un segundo - Juno nos enviará los datos de que la secuencia de comandos ha comenzado."

Cuando la secuencia comience, la nave espacial comenzará a ejecutar un programa especial para el encendido de 35 minutos que pondrá a Juno en órbita alrededor de Júpiter.

"Después de que la secuencia se ejecute, Juno está en piloto automático", dijo Hirst. "Pero eso no significa que podamos irnos a casa. Estamos controlando las actividades de la nave espacial 24 horas todos los días de la semana y lo hará hasta mucho después de que estemos en órbita ".

 

0 comentarios

mar

05

jul

2016

Juno ya se encuentra orbitando Júpiter

Fuente: NASA

 

Después de un viaje de casi cinco años al planeta más grande del sistema solar, la nave espacial Juno de la NASA entró con éxito en la órbita de Júpiter durante un encendido del motor de 35 minutos. La confirmación de que el encendido se había completado fue recibida en la Tierra el lunes 4 de Julio a las 23:53 EDT, (3:53 GMT madrugada del martes 5 de Julio.)

"El Día de la Independencia siempre hay algo que celebrar, pero hoy tenemos otra razón para celebrar - Juno está en Júpiter", dijo el administrador de la NASA Charlie Bolden. "Con Juno, investigaremos las incógnitas de los cinturones de radiación de Júpiter a fondo no sólo en el interior del planeta, sino la forma en que Júpiter nació y cómo evolucionó en todo nuestro sistema solar".

La confirmación de la exitosa inserción orbital se recibió con datos de seguimiento de Juno monitorizados en la instalación de navegación del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) en Pasadena, California, así como en el centro de operaciones de Lockheed Martin de Juno en Littleton, Colorado. Los datos de telemetría y seguimiento fueron recibidos por las antenas de la Red del Espacio Profundo de la NASA en Goldstone, California, y en Canberra, Australia.

"Esta es la única vez que no me importa estar atrapado en una habitación sin ventanas en la noche del 4 de Julio", dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno del Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio. "El equipo de la misión hizo un gran trabajo. La nave también. Es un gran día ".

Las actividades planeadas por anticipado que llevaron al encendido del motor para la inserción orbital incluyeron el cambio de inclinación de la nave espacial para apuntar el motor principal en la dirección deseada y luego aumentar la velocidad de rotación de la nave espacial de 2 a 5 revoluciones por minuto para ayudar a estabilizarlo.

El encendido del motor principal 645 Newton-Leros-1b de Juno comenzó a tiempo a las 20:18 PDT (23:18 GMT), disminuyendo la velocidad de la nave espacial en 1.212 millas por hora (542 metros por segundo) y permitiendo a Juno ser capturado en órbita alrededor de Júpiter. Poco después de completarse el encendido, Juno se volvió de manera que los rayos del Sol pudiesen una vez más llegar a las 18.698 células solares individuales que dan energía a Juno.

En los próximos meses, los equipos de la misión y de la ciencia de Juno realizarán las pruebas finales en los subsistemas de la nave espacial, con el fin de calibrar los instrumentos de ciencia de la nave.

"Nuestra fase de recogida oficial de datos para la ciencia comienza en Octubre, pero hemos descubierto una manera de recopilar datos mucho antes de eso", dijo Bolton.

La meta principal del Juno es entender el origen y la evolución de Júpiter. Con su conjunto de nueve instrumentos científicos, Juno investigará la existencia de un núcleo planetario sólido, un mapa del intenso campo magnético de Júpiter, medirá la cantidad de agua y amoníaco en la atmósfera profunda, y observará las auroras del planeta. La misión también nos permitirá dar un paso gigante hacia adelante en nuestra comprensión de cómo se forman los planetas gigantes y el papel que han jugado estos titanes en la elaboración del resto del sistema solar. Como nuestro primer ejemplo de un planeta gigante, Júpiter también puede proporcionar conocimientos fundamentales para la comprensión de los sistemas planetarios que se han descubierto alrededor de otras estrellas.

0 comentarios

mar

28

jun

2016

Marte tuvo un pasado parecido a la Tierra

Fuente: NASA

 

Los productos químicos encontrados en las rocas de Marte por el rover Curiosity de la NASA sugieren que el Planeta Rojo tuvo una vez más oxígeno en su atmósfera de lo que tiene ahora.

Los investigadores encontraron altos niveles de óxidos de manganeso mediante el uso de un instrumento láser del rover. Esta pista de más oxígeno en la atmósfera del Marte primitivo se suma a otros hallazgos de Curiosity - como evidencias acerca de antiguos lagos - revelando como nuestro planeta vecino fue una vez similar a la Tierra.

Esta investigación también añade un contexto importante para otras pistas sobre el oxígeno atmosférico en el pasado de Marte. Los óxidos de manganeso se encuentran en las venas minerales dentro de un asentamiento geológico que la misión Curiosity ha colocado en una línea de tiempo de las condiciones ambientales antiguas. A partir de ese contexto, el mayor nivel de oxígeno puede estar ligado a un momento en el que el agua subterránea estaba presente en el área de estudio del rover en el cráter Gale.

"La única manera en la Tierra que conocemos de cómo hacer este material manganeso implica oxígeno atmosférico o microbios", dijo Nina Lanza, científica planetaria del Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México. "Ahora estamos viendo óxido de manganeso en Marte, y nos preguntamos cómo diablos se puede haber formado"

Los microbios parecen inverosímiles en este punto, pero la otra alternativa - que la atmósfera de Marte contenía más oxígeno en el pasado que ahora - parece posible. "Estos materiales altos en manganeso no pueden formarse sin una gran cantidad de agua líquida y condiciones fuertemente oxidantes. Aquí en la Tierra, que tenía un montón de agua, no hubo extensos depósitos de óxido de manganeso hasta después de que los niveles de oxígeno en nuestra atmósfera se elevaron," dijo Lanza.

Lanza es la autora principal de un nuevo informe sobre los óxidos de manganeso de Marte publicado en Geophysical Research Letters. Lanza usó un instrumento químico de Curiosity y la cámara (ChemCam), que dispara pulsos de láser desde lo alto del mástil del rover y observa el espectro de los destellos resultantes de plasma para evaluar la composición química.

En el registro geológico de la Tierra, la aparición de altas concentraciones de minerales de óxido de manganeso es un importante marcador de un cambio importante en la composición de nuestra atmósfera. La presencia de los mismos tipos de materiales en Marte sugiere que los niveles de oxígeno también aumentaron allí, antes de disminuir a sus valores actuales. Si ese es el caso, ¿cómo se formó ese ambiente rico en oxígeno?

"Una posible manera de que el oxígeno podría haberse metido en la atmósfera de Marte es con la descomposición del agua cuando Marte estaba perdiendo su campo magnético", dijo Lanza. "Se cree que en este momento de la historia de Marte, el agua era mucho más abundante." Sin embargo, sin un campo magnético de protección para proteger la superficie, la radiación ionizante comenzó a separar las moléculas de agua dividiéndolas en hidrógeno y oxígeno. Debido a la relativamente baja gravedad de Marte, el planeta no fue capaz de sujetar los átomos de hidrógeno muy ligeros, pero los átomos de oxígeno más pesados se quedaron. Gran parte de este oxígeno entró en las rocas, dando lugar al polvo rojo oxidado que cubre la superficie hoy en día. Y aunque los famosos óxidos rojos de hierro de Marte solo necesitan un ambiente ligeramente oxidante para formarse, los óxidos de manganeso requieren un ambiente fuertemente oxidante. Estos resultados sugieren, pues, que las condiciones en el pasado de Marte eran mucho más ricas en oxígeno de lo que se pensaba.

Lanza añadió: "Es difícil confirmar si este escenario de oxígeno de la atmósfera de Marte realmente ocurrió. Pero es importante tener en cuenta que esta idea representa un cambio en nuestra comprensión de cómo la atmósfera planetaria podrían llegar a ser oxigenada."

0 comentarios

dom

26

jun

2016

Científicos de la NASA descubren un mineral inesperado en Marte

Fuente: NASA

 

Los científicos han descubierto un mineral inesperado en una muestra de roca en el cráter Gale en Marte, un hallazgo que puede alterar nuestra comprensión de cómo evolucionó el Planeta Rojo.

El rover Curiosity de la NASA ha estado explorando las rocas sedimentarias en el cráter Gale desde su llegada en Agosto de 2012. En Julio de 2015, en Sol 1060 (el número de días de Marte desde el aterrizaje), el rover recogió polvo perforado de la roca en un lugar llamado " Buckskin." Analizando los datos obtenidos por el instrumento de difracción de rayos X que identifica minerales del rover, los científicos hallaron cantidades importantes de un mineral de silicio llamado tridimita.

Este hallazgo ha sido una sorpresa para los investigadores, pues la tridimita está generalmente asociada con vulcanismo silícico, que es conocido en la Tierra pero no se pensaba que hubiese sido importante, o ni siquiera que hubiera existido, en Marte.

El descubrimiento de tridimita puede hacer que los científicos reconsideren la historia volcánica de Marte, sugiriendo que en el pasado tuvo volcanes explosivos que condujeron a la presencia de este mineral.

"En la Tierra, la tridimita se forma a altas temperaturas en un proceso explosivo denominado vulcanismo silícico. El volcán de Santa Helena (Washington) y el de Satsuma-Iwojima (Japón) son ejemplos de este tipo de volcanes. La combinación de alto contenido de sílice y temperaturas extremadamente altas en los volcanes crean la tridimita", dijo Richard Morris, científico planetario de la NASA en Johnson y autor principal del artículo. "La tridimita fue incorporada a la lutita de Buckskin como un sedimento de la erosión de rocas volcánicas silícicas".

El trabajo también estimulará a los científicos a reexaminar el modo en que se forma la tridimita. Los autores estudiaron pruebas terrestres de que la tridimita pueda formarse a temperaturas bajas en procesos geológicamente razonables sin pasar por el vulcanismo silícico. No han encontrado ninguna. Los investigadores tendrán, pues, que buscar modos en que podría formarse a temperaturas más bajas.

"Siempre les digo a los científicos planetarios que siempre hay que esperar lo inesperado en Marte", dijo Doug Ming, jefe científico en Johnson y co-autor del trabajo. "El descubrimiento de tridimita fue completamente inesperado. Este descubrimiento ahora plantea la pregunta de si Marte experimentó una historia volcánica mucho más violenta y explosiva durante la evolución temprana del planeta de lo que se pensaba."

0 comentarios

sáb

25

jun

2016

Un ‘Súper Gran Cañón’ en Caronte, una de las luna de Plutón

Fuente : NASA

 

La luna más grande de Plutón, Caronte, es el hogar de un inusual sistema de cañones que es mucho más grande y profundo que el Gran Cañón de Estados Unidos.

El recuadro de arriba aumenta parte de la extremidad oriental de la visión global de Caronte a la izquierda, fotografiada por la nave espacial New Horizons de la NASA varias horas antes de su máxima aproximación el 14 de Julio de 2015. Un profundo cañón llamado informalmente Argo Chasma es visto rozando la extremidad. La sección que se ve aquí mide aproximadamente 300 kilómetros de largo. Por lo que los científicos pueden decir con los datos de New Horizons, la longitud total del Argo es de aproximadamente 700 kilómetros de largo - en comparación, el Gran Cañón de Arizona tiene 450 kilómetros de largo.

En este ángulo de visión fortuita del cañón se ve de lado, y en el extremo norte del cañón su profundidad se puede medir fácilmente. Sobre la base de esta y otras imágenes tomadas en la misma época por New Horizons, los científicos estiman que Argo Chasma tiene una profundidad de 9 kilómetros, que es más de cinco veces la profundidad del Gran Cañón. Parece que hay lugares a lo largo del cañón donde hay acantilados que alcanzan varias millas de altura, y que podrían rivalizar con Verona Rupes en la luna de Urano Miranda (que tiene unos 5 kilómetros, de altura) y que es considerado el acantilado más alto del sistema solar.

La imagen fue obtenida por la cámara LORRO de New Horizons a una resolución de aproximadamente 2,33 kilómetros por píxel. Fue tomada a unos 466.000 kilómetros de Caronte, 9 horas y 22 minutos antes de la máxima aproximación de New Horizons a Caronte el 14 de Julio de 2015.

0 comentarios

jue

23

jun

2016

Exceso inesperado de planetas gigantes en un cúmulo estelar

Fuente: NASA

 

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto que hay muchos más planetas calientes similares a Júpiter de lo que se suponía, en un cúmulo estelar denominado Messier 67. Este sorprendente resultado se obtuvo utilizando diversos telescopios e instrumentos, incluyendo al espectrógrafo HARPS instalado en el Observatorio La Silla de ESO en Chile. El ambiente denso de un cúmulo genera más interacciones entre los planetas y las estrellas cercanas, lo cual podría explicar el exceso de Júpiteres calientes.

Durante varios años, un equipo de científicos procedentes de Chile, Brasil y Europa, dirigido por Roberto Saglia, del Instituto Max Planck para Física Extraterrestre, en Garching, Alemania, y Luca Pasquini de ESO, han recopilado mediciones de alta precisión de 88 estrellas situadas en Messier 67. Este cúmulo abierto tiene aproximadamente la misma edad que nuestro Sol y se cree que nuestro Sistema Solar surgió de un ambiente similar y denso.

El equipo utilizó HARPS, en conjunto con otros instrumentos, para buscar la impronta de planetas gigantes en órbitas de periodo corto, con la esperanza de ver el “bamboleo” de una estrella, causada por la presencia de un objeto masivo en una órbita cercana, vale decir, una especie de planetas conocida como Júpiteres calientes. La impronta de los Júpiteres calientes se ha encontrado en tres estrellas del cúmulo, junto a pruebas para varios otros planetas ya descubiertos anteriormente.

Un Júpiter caliente es un exoplaneta gigante, con una masa de más de un tercio de la masa de Júpiter. Son “calientes” por su órbita cercana a sus estrellas anfitrionas, como lo indica un periodo orbital (su “año”) menor a diez días. Esto difiere del Júpiter de nuestro propio Sistema Solar, que conocemos, cuyo año es equivalente a cerca de 12 años terrestres, y es mucho más frío que la Tierra.

“Deseamos usar un cúmulo abierto como laboratorio, para explorar las propiedades de los exoplanetas y las teorías de formación de planetas”, aseveró Roberto Saglia. “Acá no sólo tenemos muchas estrellas que probablemente albergan planetas, sino que además hay un ambiente denso en el cual se deben haber formado.”

El estudio descubrió que los Júpiter calientes son más comunes alrededor de las estrellas en Messier 67 que en el caso de estrellas aisladas, fuera de cúmulos. “Este resultado es realmente sorprendente”, reveló Anna Brucalassi, quien llevó a cabo el análisis. “Los nuevos resultados significan que existen Júpiteres calientes orbitando alrededor del 5% de las estrellas estudiadas en el cúmulo Messier 67 – muchas más que en estudios comparables de estrellas que no están en cúmulos, donde la tasa es más cercana al 1%”.

Los astrónomos creen que es muy improbable que estos gigantes exóticos se hayan formado, en realidad, donde los encontramos actualmente, ya que las condiciones cercanas a la estrella anfitriona no habrían sido, inicialmente, propicias para la formación de planetas similares a Júpiter. Por el contrario, se cree que se formaron más lejos, como probablemente sucedió con Júpiter, para luego trasladarse y acercarse a la estrella anfitriona. Los que antes fueran planetas gigantes, fríos y distantes, ahora son mucho más calientes. Cabe preguntarse entonces: ¿qué produjo esa migración hacia el interior, hacia la estrella?

Hay una serie de posibles respuestas a la pregunta, pero los autores concluyen que, probablemente, se deba a encuentros cercanos con estrellas vecinas o incluso con planetas en sistemas solares vecinos, y que el entorno inmediato alrededor de un sistema solar puede tener un impacto significativo sobre su evolución.

En un cúmulo como Messier 67, donde las estrellas están mucho más cerca entre sí que en el promedio, dichos encuentros serían mucho más habituales, lo cual podría explicar el mayor número de Júpiteres calientes que allí se encuentran.

Luca Pasquini de ESO, coautor y colíder, reflexionó acerca de la extraordinaria historia reciente relacionada al estudio de planetas en cúmulos: “Hace pocos años atrás, no se había detectado ningún Júpiter caliente en cúmulos abiertos. En tres años, el paradigma se ha desplazado desde una ausencia total de tales planetas – a un exceso de ellos!”

0 comentarios

mié

15

jun

2016

Curiosity gira hacia una montaña

Fuente: NASA

 

El rover Curiosity de la NASA ha analizado su 12ª muestra de perforado de Marte. Esta muestra proviene de la roca madre lutita, de la que el vehículo reanudó la escalada a finales de mayo después de seis meses estudiando otras características.

Desde que la vez anterior Curiosity perforó en esta capa de la "formación Murray" en la parte más baja del Monte Sharp, la misión ha examinado las dunas de arena activas a lo largo de la ruta del vehículo, para posteriormente cruzar una meseta de piedra arenisca fracturada que cubre una parte más amplia de la formación Murray.

Mientras en la "Meseta de Naukluft," el vehículo examinó sus objetivos de perforación 10 y 11 para repetir un experimento comparando material dentro y fuera de zonas claras alrededor de las fracturas. A partir de ahí, Curiosity también tomó el último de una serie de autorretratos.

"Ahora que hemos bordeado el camino alrededor de las dunas y cruzado la meseta, hemos dado la vuelta al sur para subir la montaña de frente", dijo el científico del proyecto Curiosity Ashwin Vasavada, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena, California.

Curiosity aterrizó cerca del Monte de Sharp en 2012. Alcanzó la base de la montaña en 2014 después de encontrar con éxito pruebas en las llanuras circundantes de que antiguos lagos marcianos ofrecían condiciones que habrían sido favorables para los microbios si Marte alguna vez hubiese albergado vida. Las capas de roca que forman la base del Monte Sharp podrían estar formadas por los sedimentos depositados en el lecho de un lago hace millones de años.

La formación Murray tiene aproximadamente 200 metros de espesor. Hasta el momento, Curiosity ha examinado alrededor de una quinta parte de su extensión vertical.

0 comentarios

mar

14

jun

2016

El Hubble descubre un misterioso ermitaño

Fuente: NASA

 

La llovizna de estrellas dispersadas a través de esta imagen forma una galaxia conocida como UGC 4879. Se trata de una galaxia enana irregular - como su nombre indica, las galaxias de este tipo son un poco más pequeñas y más desordenadas que sus primas cósmicas, que carecen de un majestuoso remolino espiral o la coherencia de una galaxia elíptica.

Esta galaxia está también muy aislada. Hay alrededor de 2,3 millones de años luz entre UGC 4879 y su vecino más cercano, Leo A, que está a aproximadamente la misma distancia que la que existe entre la galaxia Andrómeda y la Vía Láctea.

El aislamiento de esta galaxia significa que no ha interactuado con ninguna galaxiaa circundante, por lo que es un laboratorio ideal para estudiar la formación de estrellas no complicada por las interacciones con otras galaxias. Los estudios de UGC 4879 han revelado una cantidad significativa de formación de estrellas en los primeros 4.000 millones de años después del Big Bang, seguido de un período de calma de 9.000 millones de años tranquilos en cuanto a la formación de estrellas que terminó hace 1.000 millones de años por una más reciente re-ignición. La razón de este comportamiento, sin embargo, sigue siendo un misterio, y la galaxia solitaria sigue ofreciendo un amplio material de estudio para los astrónomos que buscan comprender los complejos misterios del nacimiento de las estrellas en el universo.

0 comentarios

vie

10

jun

2016

Dunas heladas en Marte

Fuente: NASA

 

Las dunas de arena que cubren gran parte de este terreno, que tiene grandes rocas, se extienden sobre áreas planas entre las dunas. Es finales de invierno en el hemisferio sur de Marte, y en estas dunas acaba de entrar la luz solar suficiente como para iniciar la descongelación de su cubierta estacional de dióxido de carbono.

Los puntos se forman cuando el gas de dióxido de carbono presurizado escapa a la superficie. Esta imagen fue tomada el 27 de Marzo de 2016 a las 15:31 hora local de Marte por la cámara HiRISE de la sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA.

 

0 comentarios

vie

03

jun

2016

La nave espacial juno cruza la frontera gravitatoria entre el Sol y Júpiter

Fuente: NASA

 

Desde su lanzamiento hace cinco años, ha habido tres fuerzas actuando sobre la nave espacial Juno de la NASA mientras acelera a través del sistema solar. El Sol, la Tierra y Júpiter, todos han sido influyentes - una trifecta gravitacional de clases. A veces, la Tierra estaba lo suficientemente cerca como para ser la favorita. Más recientemente, el Sol ha tenido la mayor influencia de atracción gravitatoria en la trayectoria de Juno. Hoy en día, puede informarse de que Júpiter se ha subido al asiento del conductor de la gravedad, y la nave, del tamaño de una cancha de baloncesto, no mira hacia atrás.

"Hoy en día la influencia gravitatoria de Júpiter está muy igualada con la del Sol," dijo Rick Nybakken, director del proyecto Juno en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. "A partir de mañana, y durante el resto de la misión, la gravedad de Júpiter dominará ya que los efectos de perturbación en la trayectoria, mientras que los demás cuerpos celestes se reducen ya a papeles insignificantes."

Juno fue lanzada el 5 de Agosto de 2011. El 4 de Julio de este año, se llevará a cabo una maniobra de inserción en la órbita de Júpiter - con un encendido de 35 minutos de su motor principal. Una vez en órbita, la nave espacial dará la vuelta a Júpiter 37 veces, pasando a 5.000 kilómetros por encima de las nubes más altas del planeta. Durante los sobrevuelos, Juno investigará más allá de la capa de nubes de Júpiter y estudiará sus auroras para aprender más acerca de los orígenes del planeta, su estructura, atmósfera y magnetosfera.

El nombre de Juno proviene de la mitología griega y romana. El mítico dios Júpiter dibujó un velo de nubes alrededor de sí mismo para ocultar su mal, y su esposa - la diosa Juno - era capaz de mirar a través de las nubes y revelar la verdadera naturaleza de Júpiter.

0 comentarios

mié

01

jun

2016

Lunas en formación en Saturno

Fuente: NASA

 

Las lunas de Saturno Janus y Mimas son observadas en sus órbitas silenciosas más allá de los anillos en esta imagen captada por la nave espacial Cassini de la NASA. El ansa, o borde exterior de los anillos, es visible a la izquierda. Janus parece estar colgado por encima del centro, mientras que Mimas brilla a la derecha. Debido a su forma irregular, el terminador de Janus - la línea que separa la noche del día - es irregular, mientras que el uniforme terminador de Mimas contrasta con su forma redonda y de mayor tamaño.

La imagen fue tomada en luz verde con la cámara de ángulo estrecho de Cassini el 27 de Octubre de 2015.

La vista fue obtenida a una distancia de aproximadamente 963.000 kilómetros de Janus a un ángulo de 86 grados. La escala de la imagen en Janus es de 5,8 kilómetros por píxel. La distancia a Mimas fue 1,1 millones de kilómetros, a una escala de la imagen de 6,6 kilómetros por píxel.

 

0 comentarios

dom

29

may

2016

Finaliza el primer intento de despliegue de BEAM

Fuente: NASA

 

Los esfuerzos para expandir el Bigelow Expandable Activity Module (BEAM) terminaron por el día tras varias horas de intentar introducir aire en el módulo.

Los controladores de vuelo informaron al astronauta Jeff Williams que el BEAM solo se había expandido unas pulgadas en longitud y diámetro en el momento en que la operación finalizó durante el día. NASA y Bigelow Aeroespace, fabricante del módulo expandible, están trabajando estrechamente para entender por qué el módulo no se expandió plenamente hoy como estaba previsto.

Los ingenieros se reunirán para evaluar la situación y decidir si realizan otro intento el viernes por la mañana.

 

0 comentarios

jue

26

may

2016

Las columnas de Marte: ¿Un fenómeno meteorológico?

Fuente: NASA

 

Las misteriosas nubes altas que en ocasiones han surgido repentinamente en la atmósfera de Marte podrían estar relacionadas con la meteorología espacial, según los científicos de Mars Express.

En 2012, un grupo de astrónomos aficionados fueron los primeros en advertir la presencia de un extraño penacho de nubes  despuntando por encima de la superficie de Marte a unos 250 km de altitud. El fenómeno se desarrolló en menos de diez horas, abarcando un área de 1.000 x 500 km, y permaneció visible durante unos diez días. 

Su explicación plantea problemas debido a su extrema altitud, muy superior al nivel de la atmósfera en que se cree que pueden formarse las típicas nubes heladas de dióxido de carbono y agua.

De hecho, su altitud corresponde a la ionosfera, donde la atmósfera interactúa directamente con el viento solar formado por partículas atómicas cargadas eléctricamente. 

Se ha especulado sobre las causas: circunstancias atmosféricas excepcionales, emisiones aurorales, asociaciones con anomalías locales en la corteza o el impacto de un meteoro. Sin embargo, hasta ahora no ha sido posible identificar su origen.

Lamentablemente, la nave que orbitaba Marte no estaba en la posición adecuada para ver la columna formada en 2012, pero los científicos ahora han estudiado las mediciones de plasma y viento solar recopiladas por Mars Express en aquel momento.

Así, han detectado cómo una gran “eyección de masa coronal” (CME) del Sol impactaba en la atmósfera marciana en el lugar preciso y en el momento justo.

“Al observar el plasma hemos descubierto un fenómeno meteorológico de magnitud suficiente como para afectar a Marte y que aumentase la cantidad de plasma desprendido de la atmósfera del planeta —afirma David Andrews, del Instituto Sueco de Física Espacial y principal autor del informe sobre los resultados de Mars Express—. Sin embargo, no hemos podido detectar signo alguno en la ionosfera que nos permita confirmar de manera irrefutable el origen de esta columna”.

“Uno de los problemas es que el fenómeno se vio durante el paso del día a la noche en una región conocida por los fuertes campos magnéticos de la corteza, donde sabemos que la ionosfera sufre fuertes perturbaciones, por lo que buscar señales adicionales resulta complicado”.

Para ir más allá, los científicos han tratado de localizar aquellos momentos en que estos dos fenómenos relativamente infrecuentes —el impacto de una eyección rápida y de gran envergadura en Marte, y una nube o columna— se hayan producido mismo tiempo.

También han rastreado los archivos en busca de fenómenos similares, pero son muy aislados.

Por ejemplo, el telescopio espacial Hubble observó una nube similar en mayo de 1997 y, al mismo tiempo, se registró el impacto de una eyección de masa coronal sobre la tierra.

Aunque esa eyección fue muy estudiada, carecemos de información procedente de las sondas que orbitan Marte como para juzgar el alcance de su impacto en el Planeta Rojo.

También se han detectado varias eyecciones en Marte sin que se les haya podido asociar la formación de nubes, aunque los cambios en la distancia y la visibilidad de Marte desde la Tierra hacen difícil obtener imágenes desde nuestro planeta en cualquier momento.

“Aún no estamos seguros sobre los fenómenos físicos implicados, pero dada la altitud de la columna, creemos que las interacciones de plasma han de ser importantes”, sostiene David. 

“Es posible que una eyección de masa coronal a gran velocidad provoque una fuerte perturbación en la ionosfera, lo que hará que las partículas de polvo y hielo situadas a gran altitud en la alta atmósfera se desplacen empujadas por el plasma ionosférico y los campos magnéticos, ascendiendo a altitudes aún mayores debido a su carga eléctrica”. 

“Esto podría provocar un efecto de columna lo bastante significativo como para detectarlo desde la Tierra”. 

Dmitri Titov, científico del proyecto Mars Express, añade: “Aunque las causas pueden ser diversas, si estas columnas realmente se deben a perturbaciones en el clima espacial, tendríamos nuevas pistas para comprender la forma en que Marte fue perdiendo gran parte de su atmósfera, pasando de ser un planeta cálido y húmedo al mundo frío, seco y polvoriento que es en la actualidad”. 

“Esta columna también pone de manifiesto el potencial de supervisión continua que ofrece el Planeta Rojo, tanto desde satélites en órbita como desde observatorios terrestres. Concretamente, ahora vamos a utilizar la cámara web de Mars Express para obtener una mayor cobertura del planeta”.

0 comentarios

mar

24

may

2016

Un hermoso ejemplo de ornamentación estelar

Fuente: NASA

 

En esta imagen del VLT (Very Large Telescope) de ESO, la luz de ardientes astros azules excita el gas sobrante tras la reciente formación de las estrellas. El resultado es una nebulosa de emisión sorprendentemente colorida, llamada LHA 120-N55, en la que las estrellas están adornadas con un manto de gas incandescente. Los astrónomos estudian estos hermosos alardes de belleza para conocer las condiciones que se dan en los lugares donde se desarrollan nuevas estrellas.

LHA 120-N55 o N55, como generalmente se conoce, es una brillante nube de gas que se encuentra en la Gran Nube de Magallanes (LMC, por las siglas en inglés de Large Magellanic Cloud), una galaxia satélite de la Vía Láctea situada a unos 163.000 años luz de distancia. N55 está dentro de una cáscara supergigante o superburbuja, llamada LMC 4. Las superburbujas, que a menudo alcanzan cientos de años luz de tamaño, se forman cuando los fuertes vientos de las estrellas recién nacidas y las ondas de choque de explosiones de supernova trabajan en tándem para expulsar la mayor parte del gas y del polvo que originalmente las rodearon, creando enormes cavidades en forma de burbuja.

Sin embargo, el material que se convirtió en N55 logró sobrevivir como un pequeño remanente de gas y polvo. Ahora es una nebulosa independiente dentro de la superburbuja, acompañada por un grupo de brillantes estrellas azules y blancas — conocidas como LH 72 — que también se las arregló para formarse cientos de millones de años después de los acontecimientos que originalmente dieron vida a la superburbuja. Las estrellas de LH 72 tienen unos pocos millones de años de edad, por lo que no han jugado ningún papel en la “limpieza” del espacio que rodea a N55. Más bien, se trata de una segunda generación de estrellas de la región.

El reciente surgimiento de una nueva población de estrellas también explica los sugerentes colores que rodean a las estrellas en esta imagen. La intensa luz de las potentes estrellas blanco-azuladas, hace que los átomos de hidrógeno de N55 se separen de sus electrones, provocando que, en luz visible, el gas brille con un característico color rosáceo. En las galaxias, los astrónomos reconocen esta firma dejada por el brillante gas de hidrógeno como una señal del nacimiento de estrellas.

Hasta ahora, todo parece tranquillo en la región de formación estelar de N55, pero en el futuro le aguardan grandes cambios. Dentro de varios millones de años, algunas de las estrellas masivas y brillantes de la asociación LH 72 estallarán como supernovas, dispersando el contenido de N55. De hecho, se creará una burbuja dentro de una superburbuja y, en esta región vecina a la galaxia que nos alberga, continuará el ciclo de nacimientos y muertes estelares.

Para obtener esta nueva imagen se utilizó el instrumento FORS2 (FOcal Reducer and low dispersion Spectrograph, espectrógrafo de baja dispersión y reductor focal), instalado en el VLT de ESO. Fue tomada como parte del programa Joyas Cósmicas de ESO, una iniciativa de divulgación que pretende producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo. El programa hace uso de tiempo de telescopio que no puede utilizarse para observaciones científicas. Todos los datos obtenidos también están disponibles para posibles aplicaciones científicas y se ponen a disposición de los astrónomos a través de los archivos científicos de ESO.

0 comentarios

lun

23

may

2016

New Horizons observa un objeto del Cinturón de Kuiper

Fuente: NASA

 

La nave espacial New Horizons de la NASA ha observado en dos ocasiones a 1994 JR1, un objeto del Cinturón de Kuiper (KBO) de 145 kilómetros de anchura que se encuentra en órbita a más de 5.000 millones de kilómetros del Sol. Miembros del equipo científico de la misión han utilizado estas observaciones para revelar nuevos hechos acerca de este remanente lejano del sistema solar primitivo. 

Tomadas con el instrumento LORRI el pasado 7-8 de Abril a una distancia de 111 millones de kilómetros, las imágenes rompen el propio récord de New Horizons de las imágenes más cercanas de la historia de este KBO de Noviembre de 2015, cuando New Horizons detectó a JR1 a 280 millones de kilómetros de distancia.

Simon Porter, miembro del equipo científico de New Horizons en el Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado, dijo que las observaciones contienen varias conclusiones valiosas. "La combinación de las observaciones de Noviembre de 2015 y Abril de 2016 nos permite determinar la ubicación de JR1 a 1.000 kilómetros, mucho mejor que cualquier pequeño KBO," dijo, y agregó que la órbita más precisa también permite al equipo científico disipar una teoría, que se sugirió hace varios años, que decía que JR1 es un cuasi-satélite de Plutón. 

Desde el punto de vista más cercano de las observaciones de Abril de 2016, el equipo también determinó el período de rotación del objeto, observando los cambios en la luz reflejada desde la superficie de JR1 para determinar que gira una vez cada 5,4 horas (o un día JR1). "Eso es relativamente rápido para un KBO," dijo John Spencer, miembro del equipo científico de SwRI. "Todo esto es parte de la emoción de explorar nuevos lugares y ver cosas nunca antes vistas."

Spencer añadió que estas observaciones son una buena práctica para una posible observación más cercana de unos 20 objetos más antiguos del Cinturón de Kuiper que podrían realizarse en los próximos años, si la NASA aprueba una extensión de la misión. New Horizons voló a través del sistema de Plutón el 14 de Julio de 2015, haciendo las primeras observaciones cercanas de Plutón y su familia de cinco lunas. La nave espacial está en curso para un sobrevuelo ultra cercano de otro objeto del Cinturón de Kuiper, 2014 MU69, el 1 de Enero de 2019. 

0 comentarios

dom

22

may

2016

El océano de Europa podría tener un equilibrio químico como el de la Tierra

Fuente: NASA

 

Un nuevo estudio de la NASA sugiere que el océano bajo la superficie helada de la luna Europa de Júpiter tendría el necesario equilibrio de energía química para que la vida pudiera existir allí, incluso sin actividad hidrotermal volcánica.

Se tiene el convencimiento de que Europa esconde un profundo océano de agua líquida salada debajo de su corteza helada. Si la luna joviana tiene las materias primas y la energía química en las proporciones adecuadas para apoyar la biología es un tema de interés científico. La respuesta puede depender de si Europa dispone de entornos en los que los productos químicos se cotejan en las proporciones adecuadas para alimentar los procesos biológicos. La vida en la Tierra explota dichos nichos.

En un nuevo estudio, los científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, compararon el potencial de Europa para la producción de hidrógeno y oxígeno el la de la Tierra, a través de procesos que no implican directamente el vulcanismo. El equilibrio de estos dos elementos es un indicador clave de la energía disponible para la vida. El estudio encontró que las cantidades serían comparables en escala; en ambos mundos, la producción de oxígeno es aproximadamente 10 veces mayor que la producción de hidrógeno.

El trabajo llama la atención sobre las formas en que el interior rocoso de Europa puede ser mucho más complejo y posiblemente parecido a la Tierra de lo que se suele pensar, según Steve Vance, científico planetario del JPL y autor principal del estudio. "Estamos estudiando un océano extraterrestre utilizando métodos desarrollados para comprender el movimiento de la energía y los nutrientes en los sistemas propios de la Tierra. El ciclo del oxígeno y el hidrógeno en el océano de Europa sería un factor importante para la química de ese océano y toda la vida allí, tal como lo es en la Tierra".

En última instancia, Vance y sus colegas quieren entender también el ciclo de los otros elementos importantes de la vida en el océano: carbono, nitrógeno, fósforo y azufre.

Como parte de su estudio, los investigadores calcularon la cantidad de hidrógeno que podría producirse en el océano de Europa a medida que el agua de mar reacciona con la roca, en un proceso llamado serpentinización. En este proceso, el agua se filtra en los espacios entre granos minerales y reacciona con la roca para formar nuevos minerales, liberando hidrógeno en el proceso. Los investigadores examinaron cómo se abrirían las grietas en el fondo marino de Europa, mientras el interior rocoso de la luna sigue enfriándose tras miles de millones de años de formación. Nuevas grietas exponen roca fresca al agua de mar, donde más reacciones que producen hidrógeno pueden tener lugar.

En la corteza oceánica de la Tierra, se cree que este tipo de fracturas penetra a una profundidad de 5 a 6 kilómetros. En la actual Europa, los investigadores esperan que el agua podría llegar a una profundidad de 25 kilómetros en el interior rocoso, propiciando estas reacciones químicas clave a lo largo de una fracción más profunda de fondo marino de Europa.

La otra mitad de la ecuación química de Europa de vida a través de la energía química estaría a cargo de los oxidantes - oxígeno y otros compuestos que puedan reaccionar con el hidrógeno - siendo sometidos a ciclos en el océano de Europa desde la superficie helada anteriormente. Europa está bañado por la radiación de Júpiter, que divide las moléculas de hielo de agua para crear estos materiales. Los científicos han deducido que la superficie de Europa se cicla de nuevo en su interior, lo que podría llevar a los oxidantes al océano.

"Los oxidantes del hielo son como el terminal positivo de la batería, y los productos químicos desde el fondo del mar, llamados reductores, son como el terminal negativo. Sea o no la vida y los procesos biológicos lo que completa el circuito es parte de lo que motiva nuestra exploración de Europa ", dijo Kevin Hand, científico planetario del JPL, y co-autor del estudio.

La rocosa luna joviana vecina de Europa, Io, es el cuerpo con mayor actividad volcánica en el sistema solar, debido al calor producido por el estiramiento y los efectos de la gravedad de Júpiter a medida que orbita el planeta. Los científicos han considerado durante mucho tiempo que es posible que Europa también pueda tener actividad volcánica, así como fuentes hidrotermales, donde el agua caliente cargada de minerales emergería del fondo del mar.

Según Vance, los investigadores especularon con anterioridad que el vulcanismo es de suma importancia para la creación de un entorno habitable en el océano de Europa. Si dicha actividad no está ocurriendo en su interior rocoso, según se piensa, el gran flujo de oxidantes de la superficie del océano sería demasiado ácido y tóxico para la vida. "Pero en realidad, si la roca es fría, es más fácil que se fracture. Esto permite que una enorme cantidad de hidrógeno que se produce por serpentinización equilibre los oxidantes en una proporción comparable a la de los océanos de la Tierra", concluyó Vance.

0 comentarios

vie

20

may

2016

Lanzado el último par de CubeSats desde la ISS

Fuente: NASA

 

El último par de Cubesats fue eyectado desde la Estación Espacial Internacional este miércoles. Dentro del laboratorio orbital, los residentes de la Estación continuaron con más investigaciones de los huesos y músculos de roedores, y comprobaron microbios y limpiaron los ventiladores.

Un total de 17 Cubesats han sido liberados desde el lunes desde un pequeño lanzador de satélites en la esclusa del módulo Kibo. El conjunto de Cubesats desplegados, proporcionará observaciones de la Tierra, mejorará el seguimiento de barcos comerciales y proporcionará los datos del tiempo en los mares de la Tierra.

Además de todo estos, la ciencia ha seguido en la ISS. Los astronautas llevaron a cabo mediciones de la densidad ósea en ratones que están siendo monitoreados como parte del estudio Rodent Research-3. El experimento está investigando la pérdida de masa ósea y muscular que tiene lugar en el espacio y está explorando un anticuerpo para prevenir la debilidad músculo esquelética para beneficiar a los astronautas y la gente en la Tierra.

Los tripulantes, también recogieron muestras y analizaron las superficies de la Estación en busca de microbios para vigilar y proteger el medio ambiente del laboratorio orbital. Los ventiladores en el módulo Destiny también fueron inspeccionados y limpiados para mantener el aire limpio y fluido de manera segura.

0 comentarios

jue

12

may

2016

La cápsula dragón ameriza en el Océano Pacífico

Fuente: NASA

 

11.05.16.- La cápsula Dragón de SpaceX Dragón amerizó en el Océano Pacífico el miércoles 11 de Mayo a las 18:51 GMT, a unos 420 kilómetros al suroeste de Long Beach, California, con más de 1.670 kg  de carga procedente de la Estación Espacial Internacional. Entre la carga hay muestras de experimentos de ciencia y tecnología de la NASA.

La nave espacial Dragón será recogida por un barco y posteriormente trasladada a la NASA, y luego se preparará para su envío al laboratorio de ensayos de SpaceX en McGregor, Texas, para su procesamiento.

Una variedad de estudios de biología y tecnología realizados en el entorno de microgravedad único de la Estación Espacial regresaron a bordo de la nave espacial de reabastecimiento comercial, incluyendo la investigación en el floreciente campo de la nanotecnología. El estudio de la difusión de microcanales, por ejemplo, estudió la forma en que las micropartículas interactúan entre sí y con su canal de distribución en ausencia de fuerzas gravitatorias. En este laboratorio único en su tipo, los investigadores fueron capaces de observar comportamientos a escalas nanométricas un poco más grandes - estos resultados podría tener implicaciones en los avances en la filtración de partículas, tecnologías de exploración espacial y la administración de fármacos.

La nave también trajo de regreso a la Tierra el último lote de muestras de investigación humana de la misión de un año de duración del ya ex astronauta de la NASA Scott J. Kelly. Las muestras adicionales tomadas en Tierra, mientras Kelly sigue apoyando estos estudios, proporcionarán una visión relevante para el viaje de la NASA a Marte mientras la NASA aprende más acerca de cómo el cuerpo humano se adapta a la ingravidez, el aislamiento, la radiación y la tensión de los vuelos espaciales de larga duración.

El traje espacial usado por el astronauta Tim Kopra durante un paseo espacial en Enero también fue devuelto para un análisis adicional por los ingenieros en tierra, mientras la NASA continúa investigando la causa que provocó que apareciese una pequeña burbuja de agua dentro del casco de Kopra durante el paseo espacial, obligándole a finalizarlo antes de lo previsto.

Actualmente, Dragón es la única nave espacial de reabastecimiento a la ISS capaz de devolver una cantidad significativa de la carga a la Tierra. La nave despegó desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida el 8 de Abril y llegó a la Estación Espacial el 10 de Abril, llevando más de tres toneladas de carga y suministros científicos durante la octava misión de reabastecimiento comercial contratada por la NASA a la compañía.

La Estación Espacial Internacional es una convergencia de ciencia, tecnología e innovación natural que muestra las nuevas tecnologías y hace avances en la investigación que no son posibles en la Tierra. La Estación Espacial ha permanecido ocupada de manera continua desde Noviembre de 2000. Desde ese momento, más de 200 personas y una variedad de naves espaciales y comerciales internacionales han visitado el laboratorio orbital. La Estación Espacial sigue siendo el trampolín para el próximo gran salto de la NASA en la exploración, incluyendo futuras misiones a un asteroide y Marte.

0 comentarios

mié

11

may

2016

La misión Kepler de la NASA anuncia la mayor colección de planetas jamás descubiertos

Fuente: NASA

 

La misión Kepler de la NASA ha descubierto 1.284 nuevos planetas - el mayor hallazgo de planetas hasta la fecha. "Este anuncio dobla el número de planetas confirmados por Kepler", dijo Ellen Stofan, jefe científico de la NASA en Washington. "Esto nos da esperanzas de que en algún lugar, alrededor de una estrella muy parecida a la nuestra, eventualmente podamos descubrir otra Tierra."

El análisis se realizó en base al catálogo de Kepler de Julio de 2015, que identificó 4.302 planetas potenciales. Para 1.284 de los candidatos, la probabilidad de ser un planeta es mayor del 99 por ciento - el mínimo requerido para ganar el status de planeta. 1.327 candidatos adicionales son más propensos a no ser planetas reales, porque no cumplen con el 99 por ciento de requerimientos para ser "planeta" y requerirán un estudio adicional. Los restantes 707 son más propensos a ser algún otro fenómenos astrofísico. Este análisis también validó 984 candidatos verificados previamente por otras técnicas.

"Antes de que el telescopio espacial Kepler fuese lanzado, no sabíamos si los exoplanetas eran raros o comunes en la galaxia. Gracias a Kepler y la comunidad de investigación, ahora sabemos que podría haber más planetas que estrellas", dijo Paul Hertz, director de la División de Astrofísica en la sede central de la NASA. " Este hallazgo demuestra que van a ser necesarias nuevas misiones en el futuro para ver si estamos solos en el universo."

Kepler capta las señales discretas de planetas distantes - disminuciones en el brillo que se producen cuando los planetas pasan por delante o de transitan sus estrellas - al igual que el 9 de Mayo Mercurio realizó un tránsito de nuestro Sol. Desde el descubrimiento de los primeros planetas fuera de nuestro Sistema Solar, hace más de dos décadas, los investigadores han recurrido a un laborioso, uno por uno proceso de verificación de los presuntos planetas.

Este último anuncio, sin embargo, se basa en un método de análisis estadístico que se puede aplicar a muchos planetas candidatos simultáneamente. Timoteo Morton, investigador asociado de investigación en la Universidad de Princeton en Nueva Jersey y autor principal del artículo científico publicado en la revista The Astrophysical Journal, emplea una técnica para asignar a cada candidato Kepler un porcentaje de probabilidad de convertirse en planeta.

"Los candidatos a planeta se pueden comparar como migas de pan," dijo Morton. "Si deja caer algunas migajas grandes en el suelo, puede recogerlas una a una. Pero, si se derrama una bolsa entera de pequeñas migajas, necesitar una escoba. Este análisis estadístico es nuestra escoba ".

Del conjunto de planetas validado recientemente, casi 550 podrían ser planetas rocosos como la Tierra, en función de su tamaño. Nueve de ellos orbitan en la zona habitable de su sol, que es la distancia desde la estrella donde los planetas que orbitan pueden tener temperaturas en la superficie que permiten que el agua sea líquida, y por tanto, albergar vida. Con la incorporación de estos nueve, ahora se sabe que 21 exoplanetas son miembros de este grupo exclusivo.

De los cerca de 5.000 candidatos totales a planeta encontrados hasta la fecha, más de 3.200 han sido ya verificados, y 2.325 de ellos fueron descubiertos por Kepler. Lanzado en marzo de 2009, Kepler es la primera misión de la NASA diseñada para encontrar planetas potencialmente habitables del tamaño de la Tierra. Durante cuatro años, Kepler ha vigilado 150.000 estrellas en un solo trozo de cielo. En 2018, el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS), de la NASA utilizará el mismo método para controlar 200.000 estrellas cercanas brillantes y buscar planetas, centrándose en Tierras y planetas Súper-Tierras.

 

0 comentarios

dom

08

may

2016

El primer modelo topográfico global de Mercurio

Fuente: NASA

 

La misión MESSENGER de la NASA ha dado a conocer el primer modelo de elevación digital global (DEM) de Mercurio, revelando con un detalle sorprendente la topografía en todo el planeta más interior y allanando el camino a los científicos para caracterizar completamente la historia geológica de Mercurio.

Con esta 15ª y última publicación de datos importante, la misión MESSENGER ha compartido más de 10 terabytes de datos científicos de Mercurio, incluyendo cerca de 300.000 imágenes, millones de espectros, y numerosos mapas, junto con herramientas interactivas que permiten al público explorar esos datos.

"La riqueza de estos datos, es mucho mayor por la extensión de la misión de un año principal de MESSENGER a más de cuatro años, lo que ha permitido y seguirá permitiendo realizar emocionantes descubrimientos científicos sobre Mercurio en las próximas décadas", dijo Susan Ensor, ingeniero de software en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins (APL), en Laurel, Maryland. Durante los últimos nueve años, Ensor ha dirigido el Centro de Operaciones Científicas de MESSENGER, que supervisa la recopilación de datos.

El nuevo modelo global complementa un producto más antiguo publicado por MESSENGER, el mapa de la topografía derivado de las mediciones anteriores por el Altímetro Láser de Mercurio (MLA). Debido a la órbita altamente excéntrica de la nave espacial, el eje de acción fue capaz de hacer mediciones primarias sólo en la región del hemisferio norte casi ecuatorial de Mercurio, dejando la topografía de la mayor parte del hemisferio sur en gran parte desconocido, hasta ahora.

Este nuevo modelo revela una variedad de interesantes características topográficas, incluyendo los puntos más altos y más bajos en el planeta. La elevación más alta en Mercurio está en 4,48 kilómetros sobre la elevación media de Mercurio, y se encuentra justo al sur del ecuador en algunos de los terrenos más antiguos del planeta. La elevación más baja, a 5,38 kilómetros por debajo de la media de Mercurio, se encuentra en el suelo de la cuenca de Rachmaninoff, una cuenca de impacto de doble anillo donde se sospecha que alberga algunos de los más recientes depósitos volcánicos del planeta.

Más de 100.000 imágenes fueron utilizadas para crear el nuevo modelo. Durante la fase orbital de la misión MESSENGER, las imágenes fueron adquiridas con una gran variedad de geometrías de visión y condiciones de iluminación, lo que permitió determinar la topografía a través de la superficie de Mercurio.

Este nuevo mapa proporciona una visión sin precedentes de la región cercana al polo norte de Mercurio.

"MESSENGER había descubierto previamente que la actividad volcánica en el pasado había sepultado esta porción del planeta por debajo de extensas lavas, a más de una milla de profundidad en algunas zonas y que cubre un área extensa equivalente a aproximadamente el 60 por ciento de la parte continental de Estados Unidos", dijo Nancy Chabot, de APL y científica del Sistema de Imagen Dual de Mercurio (IDM).

Sin embargo, ya que esta región está cerca del polo norte de Mercurio, el Sol siempre está bajo en el horizonte, lanzando muchas largas sombras sobre la escena que puede oscurecer las características de color de las rocas. En consecuencia, MDIS capturó cuidadosamente las imágenes de esta parte del planeta, cuando las sombras se reducen al mínimo a través de cinco filtros de color de banda estrecha diferentes. Las llanuras volcánicas del norte de Mercurio se revelan en color llamativo, tal y como se muestra en la imagen.

"Esto se ha convertido en uno de mis mapas favoritos de Mercurio", agregó Chabot. "Ahora que está disponible, estoy deseando que se utilice para investigar este épico caso volcánico que dio forma a la superficie de Mercurio."

Aunque las operaciones orbitales de MESSENGER terminaron hace aproximadamente un año, la publicación de datos de hoy en día es uno de los hitos más importantes para el proyecto. El archivado de los extensos conjuntos de datos de MESSENGER en el Sistema de Datos Planetarios de la NASA es un legado duradero de la misión.

Durante sus cuatro años de observaciones orbitales, MESSENGER ha revelado las características globales de uno de nuestros vecinos planetarios más cercanos, por primera vez. Los científicos e ingenieros de MESSENGER esperan que los datos de la misión sigan siendo utilizados por la comunidad científica planetaria en los próximos años, no sólo para el estudio de la naturaleza del planeta más interior, sino para abordar cuestiones más amplias sobre la formación y evolución de Mercurio de manera más general.

 

Foto: Una vista de las llanuras volcánicas del norte de Mercurio se muestra en color mejorado para resaltar los diferentes tipos de rocas en la superficie del planeta.
Image Credit: NASA/JHUAPL/Carnegie Institution of Washington

0 comentarios

jue

05

may

2016

Nuevos descubrimientos sobre los volcanes bajo el hielo en el antiguo Marte

Fuente: NASA

 

La sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter, MRO, de la NASA ha encontrado nuevas pruebas que sugieren que volcanes entraron en erupción por debajo de una capa de hielo en Marte hace miles de millones de años, lejos de cualquier capa de hielo en el Planeta Rojo hoy en día.

La investigación sobre estos volcanes ayuda a mostrar que hubo gran cantidad de hielo en el antiguo Marte. También añade información acerca de una combinación de calor y humedad ambiente, lo que podría haber proporcionado condiciones favorables para la vida microbiana.

Sheridan Ackiss de la Universidad de Purdue, West Lafayette, Indiana, y sus colaboradores utilizaron el espectrómetro de mapeo de minerales del orbitador para investigar la composición de la superficie en una región de extraña textura del sur de Marte llamada "Sisyphi Montes." La región está salpicada de montañas de cima plana. Otros investigadores observaron previamente la similitud de estas cúpulas en la forma con volcanes de la Tierra que entraron en erupción debajo del hielo.

"Las rocas cuentan historias. El estudio de las rocas puede mostrar cómo se formó el volcán o la forma en que se cambió con el tiempo," dijo Ackiss. "Yo quería aprender lo que la historia de las rocas en estos volcanes estaban diciendo."

Cuando un volcán en erupción comienza por debajo de una capa de hielo en la Tierra, el vapor generado rápidamente por lo general conduce a explosiones que perforan a través del hielo e impulsan las cenizas hacia el cielo. Por ejemplo, la erupción en el 2010 de la capa de hielo del volcán Eyjafjallajökull en Islandia arrojó ceniza que interrumpió el tráfico aéreo en toda Europa durante casi una semana.

Minerales característicos resultantes de dicha actividad volcánica subglacial en la Tierra incluyen zeolitas, sulfatos y arcillas. Estas son sólo lo que la nueva investigación ha detectado en algunas montañas de cima plana en la región Sisyphi Montes en Marte, examinados con el espectrómetro CRISM de la MRO proporcionando una resolución de unos 18 metros por píxel. "No hubiéramos podido hacer esto sin la alta resolución de CRISM," dijo Ackiss.

La región Sisyphi Montes se extiende desde cerca de 55 grados a 75 grados de latitud sur. Algunos de los sitios que tienen formas y composiciones consistentes con las erupciones volcánicas debajo de una capa de hielo están a unos 1.600 kilómetros de la capa de hielo del polo sur del Marte actual. La capa tiene ahora un diámetro de alrededor de unos 350 kilómetros.

0 comentarios

mar

03

may

2016

Descubren tres mundos potencialmente habitables alrededor de una estrella enana ultrafría cercana

Fuente: NASA

 

Utilizando el telescopio TRAPPIST, instalado en el Observatorio La Silla de ESO, un equipo de astrónomos ha descubierto tres planetas orbitando a una estrella enana ultrafría a tan solo 40 años luz de la Tierra. Estos mundos tienen tamaños y temperaturas similares a las de Venus y la Tierra y son los mejores objetivos encontrados hasta ahora para la búsqueda de vida fuera del Sistema Solar. Son los primeros planetas descubiertos alrededor de una estrella tan pequeña y débil.

Un equipo de astrónomos dirigido por Michaël Gillon, del Instituto de Astrofísica y Geofísica de la Universidad de Lieja (Bélgica), ha utilizado el telescopio belga TRAPPIST para observar la estrella 2MASS J23062928-0502285, ahora también conocida como TRAPPIST-1. Descubrieron que esta estrella débil y fría se desvanecía ligeramente a intervalos regulares, indicando que varios objetos pasaban entre la estrella y la Tierra. Un análisis detallado mostró la presencia de tres planetas con tamaños similares al de la Tierra.

TRAPPIST-1 es una estrella enana ultrafría —mucho más fría y más roja que el Sol y apenas más grande que Júpiter—. Este tipo de estrellas son muy comunes en la Vía Láctea y muy longevas, pero esta es la primera vez que se han encontrado planetas alrededor de una de ellas. A pesar de estar tan cerca de la Tierra, esta estrella es demasiado débil y demasiado roja para poder verla a simple vista o incluso con un telescopio de aficionado de gran tamaño. Se encuentra en la constelación de Acuario (El aguador).

Emmanuël Jehin, coautor del nuevo estudio, está entusiasmado: "realmente se trata de un cambio de paradigma con respecto a qué camino seguir en nuestra búsqueda de planetas y de vida en el universo. Hasta ahora, la existencia de estos “mundos rojos” orbitando alrededor de estrellas enanas ultra frías era puramente teórica, pero ahora tenemos, no un solitario planeta alrededor de una estrella roja débil, ¡sino un sistema completo de tres planetas!".

Michaël Gillon, autor principal del artículo que presenta el descubrimiento, explica el significado de los nuevos hallazgos: "¿Por qué estamos tratando de detectar planetas como la Tierra alrededor de estrellas más pequeñas y más frías en las vecindades del Sistema Solar? La razón es simple: con la tecnología actual, los sistemas alrededor de estas pequeñas estrellas son los únicos lugares donde podemos detectar vida en un exoplaneta del tamaño de la Tierra. Así que, si queremos encontrar vida en otros lugares del universo, ahí es donde debemos comenzar a buscar".

Los astrónomos buscarán señales de vida estudiando el efecto que tiene la atmósfera de un planeta en tránsito sobre la luz que llega a la Tierra. Para la mayor parte de los planetas del tamaño de la Tierra que orbitan estrellas, este pequeño efecto se ve saturado por la brillantez de la luz de la estrella. Sólo en el caso de estrellas enanas rojas ultrafrías y débiles — como TRAPPIST-1 — este efecto es lo suficientemente grande como para ser detectado.

Observaciones de seguimiento llevadas a cabo con telescopios más grandes, incluyendo el instrumento HAWK-I, instalado en el VLT (Very Large Telescope) de 8 metros de ESO, en Chile, han demostrado que los planetas que orbitan a TRAPPIST-1 tienen tamaños muy similares al de la Tierra. Dos de los planetas tienen períodos orbitales de cerca de 1,5 y 2,4 días respectivamente, y el tercer planeta tiene un período no tan bien determinado, en un rango de entre 4,5 y 73 días.

“Con períodos orbitales tan cortos, los planetas están entre 20 y 100 veces más cerca de su estrella que la Tierra del Sol. La estructura de este sistema planetario es mucho más similar en escala al sistema de lunas de Júpiter que al del Sistema Solar”, explica Michaël Gillon.

Aunque orbitan muy cerca de su estrella enana anfitriona, los dos planetas interiores sólo reciben cuatro y dos veces, respectivamente, la cantidad de radiación recibida por la Tierra, ya que su estrella es mucho más débil que el Sol. Esto los coloca en una posición más cercana a la estrella que la zona de habitabilidad de este sistema, aunque es posible que posean regiones habitables en sus superficies. El tercer planeta es exterior y todavía no se conoce muy bien su órbita, pero probablemente reciba menos radiación que la Tierra, aunque tal vez sea suficiente como para encontrarse dentro de la zona de habitabilidad.

"Gracias a varios telescopios gigantes actualmente en construcción, incluyendo el E-ELT de ESO y el James Webb Space Telescope de la NASA/ESA/CSA (cuyo lanzamiento se prevé para el 2018), pronto seremos capaces de estudiar la composición de la atmósfera de estos planetas y explorarlas, primero en busca de agua y, luego, en busca de trazas de actividad biológica. Es un paso de gigante en la búsqueda de vida en el universo", concluye Julien de Wit, coautor del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) en Estados Unidos.

Este trabajo abre una nueva vía para la caza de exoplanetas, ya que alrededor del 15% de las estrellas cercanas al Sol son estrellas enanas ultrafrías y también sirve para poner de manifiesto que la búsqueda de exoplanetas ha entrado en el reino de los “primos” potencialmente habitables de la Tierra. El sondeo TRAPPIST es un prototipo para un proyecto más ambicioso llamado SPECULOOS que se instalará en el Observatorio Paranal de ESO.

0 comentarios

dom

01

may

2016

Como se formaron los remolinos lunares

Fuente: NASA

 

Una poderosa combinación de observaciones y simulaciones por ordenador está proporcionando nuevas pistas sobre cómo la Luna consiguió sus misteriosos "tatuajes" – patrones de luz arremolinados y oscuros encontrados en más de un centenar de ubicaciones distintas a través de la superficie lunar.

“Estos patrones, llamados ‘remolinos lunares’, parecen estar casi pintados en la superficie de la Luna”, dijo John Keller del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt Maryland. “Son únicos; sólo hemos visto estas características en la Luna, y su orígene sigue siendo un misterio desde su descubrimiento”.  Keller es científico de la misión LRO, que hizo las observaciones.

Los remolinos lunares pueden tener decenas de millas de anchura y aparecen en grupos o como una característica aislada. Observaciones previas dejaron dos pistas significativas sobre su formación: En primer lugar, aparecen donde antiguos pedazos de campo magnético están insertados en la superficie lunar (aunque no todos los campos magnéticos ‘fósiles’ en la Luna tiene remolinos lunares). En segundo lugar, las áreas brillantes en los remolinos aparentan estar menos desgastadas que sus alrededores. El ambiente espacial es duro, muchas cosas pueden hacer que un material expuesto al espacio cambie químicamente y se oscurezca con el tiempo, incluyendo impactos de microscópicos meteoritos y el efecto del viento solar.

Estas pistas llevaron a tres prominentes teorías sobre cómo se formaron los remolinos lunares. Los remolinos y los campos magnéticos podrían haberse formado de material eyectado de impactos de cometas. Por otra parte, tal vez cuando las partículas de polvo fueron levantadas por los impactos de micrometeoritos, un campo magnético existente sobre los remolinos los ordenó de acuerdo a su susceptibilidad al magnetismo, formando patrones claros y oscuros con diferentes composiciones. Por último, como las partículas en el viento solar (electrones e iones) están cargadas eléctricamente, responden a las fuerzas magnéticas. Tal vez los campos magnéticos protegen a la superficie del desgaste del viento solar.

En una nueva investigación, equipos de científicos crearon modelos informáticos que proporcionaron nuevos conocimientos sobre cómo la hipótesis del escudo magnético podría trabajar. “El problema con la idea del escudo magnético es que los campos magnéticos insertados en la Luna son muy débiles – alrededor de 300 veces más débiles que los de la Tierra”, dijo Bill Farrell, científico de la NASA en Goddard. “Es difícil ver cómo tendrían la fuerza para desviar los iones del viento solar".

Los nuevos modelos revelan que el campo magnético puede crear un fuerte campo eléctrico cuando el viento solar intenta atravesarlo. Es este músculo eléctrico de varios cientos de voltios lo que podría desviar y aminorar la velocidad de las partículas del viento solar. Esto reduciría el desgaste causado por el viento solar, dejando las regiones brillantes sobre un área protegida.

Las nuevas observaciones de LRO parecen proporcionar apoyo a la teoría de los campos magnéticos, pero no descartan las otras ideas. “Hasta que alguien haga las medidas en la superficie lunar no tendremos una respuesta definitiva, pero las nuevas observaciones que analizan los remolinos en luz ultravioleta y en el ultravioleta lejano son consistentes con las observaciones anteriores que indican que los remolinos están menos desgastados que sus alrededores”, concluye Keller.

0 comentarios

mar

26

abr

2016

Los anillos entrecruzados de Saturno

Fuente: NASA

 

A primera vista, los anillos de Saturno parecen cruzarse a sí mismos de una manera imposible. En realidad, este punto de vista muestra los anillos enfrente del planeta, sobre la cual se moldea la sombra de los anillos. Y como el anillo A y la División de Cassini, que aparecen en primer plano, no son totalmente opacos, el disco de Saturno y esas sombras de los anillos se pueden ver directamente a través de los propios anillos.

Los anillos de Saturno tienen estructuras complejas y detalladas, muchas de las cuales se pueden ver aquí. En algunos casos, se conocen las razones de los espacios y los rizos; por ejemplo, Pan (28 kilómetros de diámetro) - visto aquí cerca del centro de la imagen - mantiene abierta la División de Encke. Pero en otros casos, el origen y la naturaleza de los espacios y los rizos son aún poco conocida.

Esta vista se dirige hacia el lado iluminado de los anillos desde unos 14 grados por encima del plano de los anillos. La imagen fue tomada en luz visible con la cámara de ángulo estrecho de Cassini el 11 de Febrero de 2016.

La imagen fue obtenida a una distancia de aproximadamente 1,9 millones de kilómetros de Pan. La escala de la imagen es de 10 kilómetros por píxel.

0 comentarios

lun

25

abr

2016

Más ojos para proteger la Tierra

Fuente: ESA

 

La constelación Copernicus de la ESA va a tener un nuevo integrante el día 22, cuando el satélite Sentinel-1B sea lanzado desde el puerto espacial de Kourou (Guayana Francesa) a bordo de un cohete Soyuz. Este nuevo miembro de la familia complementará a Sentinel-1A, el primero del programa en ser colocado en órbita, y proporcionará una cobertura mucho más completa de nuestro planeta.

Los dos satélites son idénticos y destacan por incorporar un instrumento de radar de última generación, el SAR (Radar de Apertura Sintética en banda C), que mejora la resolución y el rendimiento de otros sistemas de este tipo en las misiones ERS-1, ERS-2 y Envisat. Su objetivo es obtener imágenes de la superficie de la Tierra en cualquier condición climática, y tanto de día como de noche.

Para garantizar esa cobertura completa de nuestro planeta, Sentinel-1B va a seguir la misma órbita que Sentinel -1A, pero separados por 180º. De esta forma, reducen la frecuencia de revisitado global de los doce días de Sentinel-1A a seis, ya que Sentinel-1B complementará su cobertura. Además, pueden enviar sus datos con mayor rapidez al segmento terreno de Copernicus, lo que resultará de gran utilidad en las respuestas de los servicios de emergencia en catástrofes naturales y crisis humanitarias. 

En esa transmisión más rápida y eficaz de datos, Sentinel-1B también incluye un láser para enviar información a la constelación EDRS (European Data Relay System) de satélites geoestacionarios, cuyo objetivo es formar una autopista espacial de datos en la que su envío y recepción sean continuos, sin interrupciones. 

Sin embargo, Sentinel-1B tiene, como misión principal, la observación de los usos de la tierra y de los océanos para cartografiar la extensión de la cobertura de hielo marino, en general, y del Ártico, en particular, vigilar el medioambiente marino, realizar seguimiento del tráfico marítimo y monitorizar la gestión del suelo, el agua y la masa forestal del planeta.

Los satélites Sentinel, son los integrantes del programa Copernicus de la Comisión Europea y la ESA, una iniciativa para la observación y la monitorización de la tierra y los océanos. La agencia espacial europea ha desarrollado esta familia de satélites para proporcionar los datos que Copernicus necesita para operar, y cada par de satélites se dedica a un propósito concreto. 

La constelación Sentinel-1 ofrecerá, por ejemplo, imágenes en radar de la superficie terrestre en cualquier condición de iluminación y meteorológica. De este modo, puede ofrecer información constante de la evolución de las placas de hielo marinas o de incendios forestales. 

0 comentarios

vie

22

abr

2016

Los "Halos" de los cráteres de Plutón

Fuente: NASA

 

Dentro de la región informalmente llamada Vega Terra de Plutón hay un campo de cráteres llamativos que se parece a un racimo de halos luminosos dispersos a través de un paisaje oscuro.

La región está lejos al oeste del hemisferio captado por la nave espacial New Horizons de la NASA vista durante la aproximación cercana del verano pasado. La imagen captada aquí - en blanco y negro - muestra varias docenas de cráteres con halos. El cráter más grande, en la parte inferior derecha, mide aproximadamente 50 kilómetros de ancho. Las brillantes paredes y los bordes de los cráteres destacan de sus suelos oscuros y el terreno circundante, creando el efecto de halo.

En la imagen inferior de la parte izquierda, los datos de composición recogidos por el instrumento LEISA de New Horizons, indican una conexión entre los halos brillantes y la distribución del hielo de metano, que se muestra en color falso como púrpura. El suelo y el terreno entre los cráteres muestra signos de hielo de agua, coloreados en azul.

Saber exactamente por qué el brillante hielo de metano se asienta en estos bordes de los cráteres y las paredes es un misterio; también es desconcertante por qué este mismo efecto no se produce ampliamente a través de Plutón.

0 comentarios

jue

21

abr

2016

Descubren un objeto solitario de masa planetaria en una familia de estrellas

Fuente: NASA

 

En 2011, los astrónomos anunciaron que nuestra galaxia probablemente esté llena de planetas que flotan libremente. De hecho, estos mundos solitarios, que se asientan en silencio en la oscuridad del espacio sin ningún tipo de planetas acompañantes podrían superar en número a las estrellas de nuestra galaxia, la Vía Láctea. El sorprendente descubrimiento plantea la cuestión: ¿De dónde salieron estos objetos y de donde proceden? ¿Son planetas que fueron expulsados de los sistemas solares, o son en realidad estrellas de peso ligero llamadas enanas marrones que se formaron solas en el espacio como las estrellas?

Un nuevo estudio usando datos del observatorio WISE, y el Sky Survey Micron All Dos o 2MASS, proporciona nuevas pistas en este misterio de proporciones galácticas. Los científicos han identificado un objeto de masa planetaria que flota libremente dentro de una familia joven estrellas, llamada la asociación TW Hydrae. El objeto recién descubierto, denominado J114724.10-204021.3 WISEA, o simplemente WISEA 1147, para abreviar, se estima que tiene aproximadamente entre 5 y 10 veces la masa de Júpiter.

WISEA 1147 es uno de los pocos mundos que flotan libremente donde los astrónomos pueden comenzar a apuntar a sus probables orígenes como una enana marrón y no un planeta. Debido a que se descubrió que el objeto era un miembro de la familia de estrellas muy jóvenes TW Hydrae, los astrónomos saben que también es muy joven  - sólo 10 millones de años. Y debido a que los planetas requieren por lo menos 10 millones de años para formarse, y probablemente más tiempo para conseguir por sí mismos ser expulsado de un sistema de estrellas, WISEA 1147 es probablemente una enana marrón. Las enanas marrones se forman como estrellas, pero carecen de masa para fusionar átomos en sus núcleos y brillar con la luz de las estrellas.

"Con el monitoreo continuo, puede ser posible rastrear la historia de WISEA 1147 para confirmar si se formó o no de manera aislada", dijo Adam Schneider, de la Universidad de Toledo en Ohio, autor principal de un nuevo estudio aceptado para su publicación en The Astrophysical Journal.

De los miles de millones de mundos posibles que flotan libremente y que se piensa que pueblan nuestra galaxia, algunos pueden ser enanas marrones de masa muy baja, mientras que otros pueden ser de hecho planetas, expulsados de los sistemas solares nacientes. En este punto, sigue siendo desconocida la fracción de cada población. Sobre el origen de los mundos que flotan libremente, y determinar si son planetas o enanas marrones, es una tarea difícil, precisamente porque están muy aislados.

"Estamos en el comienzo de lo que se convertirá en un campo caliente - se trata de determinar la naturaleza de la población que flota libremente y cuántos son planetas frente a enanas marrones", dijo Davy Kirkpatrick co-autor del estudio IPAC, en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena.

Los astrónomos encontraron a WISEA 1147 por filtrado a través de imágenes tomadas de todo el cielo por WISE, en 2010, y 2MASS, alrededor de una década antes. Estaban buscando enanas marrones jóvenes cercanas. Una forma de saber si algo se encuentra en las proximidades es comprobar para ver si se ha movido significativamente en relación con otras estrellas en el tiempo. Cuanto más cerca esté un objeto, más va a parecer que se mueve en un contexto de estrellas más distantes. Mediante el análisis de los datos de ambos estudios del cielo tomados con casi 10 años de diferencia, los objetos cercanos saltan a la vista.

La búsqueda de objetos de baja masa y enanas marrones también es muy adecuado para WISE y 2MASS, los cuales detectan la luz infrarroja. Las enanas marrones no son lo suficientemente brillantes como para ser vistas con telescopios de luz visible, pero sus firmas de calor se iluminan cuando se ven en las imágenes infrarrojas.

La enana marrón WISEA 1147 fue brillantemente "roja" en las imágenes de 2MASS (donde el color rojo había sido asignado a longitudes de onda más infrarrojas), lo que significa que es polvorienta y joven. "Las características de ésta gritaban, 'Soy una joven enana marrón'", dijo Schneider.

Después de más análisis, los astrónomos se dieron cuenta de que este objeto pertenece a la asociación TW Hydrae, que está a unos 150 años luz de la Tierra y sólo tiene unos 10 millones de años. Eso convierte a WISEA 1147, con una masa de entre aproximadamente 5 y 10 veces la de Júpiter, en una de las enanas marrones más jóvenes y de menor masa que se han encontrado.

Curiosamente, un segundo miembro de baja masa, muy similar a la asociación TW Hydrae se anunció pocos días después (2MASS 1119-1111) por un grupo independiente dirigido por Kendra Kellogg de la Universidad de Western Ontario, Canadá.

Otra razón por la que los astrónomos quieren estudiar estos mundos aislados es que se parecen a los planetas, pero son más fáciles de estudiar. Planetas alrededor de otras estrellas, llamados exoplanetas, apenas son perceptibles al lado de sus estrellas brillantes. Mediante el estudio de los objetos como WISEA 1147, que no tiene ninguna estrella madre, los astrónomos pueden aprender más acerca de sus composiciones y los patrones climáticos.

"Podemos entender mejor los exoplanetas mediante el estudio de las jóvenes y brillantes enanas marrones de baja masa", dijo Schneider. "En este momento, estamos en el régimen de los exoplanetas".

0 comentarios

mié

20

abr

2016

Cráteres brillantes en Ceres

Fuente: NASA

 

La misión Dawn de la NASA ha captado nuevas imágenes de los cráteres brillantes en la superficie del planeta enano Ceres.

En su órbita de mapeo a menor altitud, a una distancia de 385 kilómetros de Ceres, Dawn ha proporcionado a los científicos vistas espectaculares del planeta enano.

El cráter Haulani, con un diámetro de 34 kilómetros, muestra la existencia de derrumbes desde el borde del cráter. Material liso y una cresta central destacan sobre el resto del terreno. Una imagen en falso color mejorada permite a los científicos comprender mejor los materiales y cómo se relacionan con la morfología de la superficie. Esta imagen muestra rayos de material eyectado de color azulado. El color azul se ha asociado con características del terreno jóvenes en Ceres.

"Haulani muestra perfectamente las propiedades que se pueden esperar de un impacto reciente en la superficie de Ceres. El suelo del cráter está en gran parte libre de impactos, y contrasta fuertemente en color con las partes más antiguas de la superficie," dijo Martin Hoffmann, co-investigador del equipo de cámaras de Dawn, con base en el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar en Göttingen, Alemania.

 

La naturaleza poligonal del cráter ( lo que significa que se asemeja a una forma hecha de líneas rectas) es digno de mención porque la mayoría de los cráteres observados en otros cuerpos planetarios, incluida la Tierra, son casi circulares. Los bordes rectos de algunos de los cráteres de Ceres, incluyendo Haulani, son el resultado de patrones de estrés preexistentes y defectos debajo de la superficie.

Un tesoro escondido en Ceres es el cráter Oxo, de 10 kilómetros de ancho, que es la segunda característica más brillantes de Ceres (sólo la zona central de Occator es más brillante). Oxo se encuentra cerca del meridiano 0 grados que define el borde de muchos mapas de Ceres, haciendo que esta pequeña característica pasase fácilmente por alto. Oxo también es único debido a la relativamente gran "caída" en el borde del cráter, donde una masa de material ha caído por debajo de la superficie. Miembros del equipo científico de Dawn también están examinando las firmas de los minerales en el suelo del cráter, que parecen diferente a los de cualquier otro lugar de Ceres.

"El pequeño Oxo podría esta preparado para  hacer una gran contribución a la comprensión de la corteza superior de Ceres", dijo Chris Russell, investigador principal de la misión en la Universidad de California, Los Ángeles.

0 comentarios

mar

19

abr

2016

Una “Araña Espacial” vigila a jóvenes estrellas

Fuente: NASA

 

Una nebulosa conocida como "La Araña" se ilumina en verde fluorescente en esta imagen infrarroja del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y el Two Micron All Sky Survey (2MASS). La araña, llamada oficialmente IC 417, se encuentra cerca de un objeto mucho más pequeño llamado NGC 1931, que no se muestra en la imagen. Juntos, los dos se llaman “la nebulosa de la Araña y la Mosca". Las nebulosas son nubes de gas interestelar y polvo donde se forman las estrellas.

La Araña, situada a unos 10.000 años luz de la Tierra en la constelación de Auriga, se encuentra en un lugar de formación de estrellas. Reside en la parte exterior de la Vía Láctea, casi exactamente en la dirección opuesta desde el centro galáctico. Un grupo de estudiantes, profesores y científicos centraron su atención en esta región como parte del Programa de Investigación de Archivos de Profesores NASA/IPAC (NITARP) en 2015. Se trabajó en la identificación de nuevas estrellas en esta zona.

Uno de los más grandes cúmulos de estrellas jóvenes de la Araña se puede ver fácilmente en la imagen. Hacia la derecha del centro, contra el fondo negro del espacio, se puede ver un grupo brillante de estrellas llamadas "Stock 8." La luz de este grupo recorta las nubes de polvo cercanas. A lo largo de la sinuosa cola en el centro, y a la izquierda, agrupaciones de puntos color rojo en el verde de la imagen también son estrellas jóvenes.

En la imagen, a las longitudes de onda infrarrojas, que son invisibles a simple vista, se les han asignado colores visibles. La luz con una longitud de onda de 1,2 micras, detectaa por 2MASS, se muestra en azul. Las longitudes de onda de Spitzer de 3,6 y 4,5 micras son de color verde y rojo, respectivamente.

Los datos de Spitzer se utilizaron para crear la imagen durante la fase de "misión caliente" del telescopio espacial, después de su agotamiento de refrigerante a mediados de 2009. Debido a su diseño, Spitzer se mantiene lo suficientemente frío como para operar de manera eficiente a dos canales de luz infrarroja. Ahora se encuentra en su 12º año de funcionamiento desde su lanzamiento.

La misión 2MASS fue un esfuerzo conjunto entre el Instituto de Tecnología de California, Pasadena; la Universidad de Massachusetts, Amherst; y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena, California.

0 comentarios

lun

18

abr

2016

Cassini toma muestras de polvo interestelar

Fuente: NASA

 

La nave espacial Cassini de la NASA ha detectado la firma débil pero distintiva de polvo que viene de fuera de nuestro sistema solar. La investigación, dirigida por un equipo de científicos de Cassini principalmente de la Agencia Espacial Europea, se publica esta semana en la revista Science.

Cassini ha estado en órbita alrededor de Saturno desde 2004, estudiando el planeta gigante, sus anillos y sus lunas. La nave espacial también ha tomado muestras de millones de granos de polvo ricos en hielo con su instrumento analizador de polvo cósmico. La gran mayoría de los granos de la muestra proceden de los chorros activos de la superficie de Encelado, la luna geológicamente activa de Saturno.

Sin embargo, entre los miles de granos microscópicos recogidos por Cassini, unos pocos - sólo 36 granos - se destacan entre la multitud. Los científicos concluyen que estas motas de material vinieron del espacio interestelar - el espacio entre las estrellas.

El polvo extraterrestre en el sistema solar no es inesperado. En la década de 1990, la misión Ulises de la ESA/NASA hizo las primeras observaciones in situ de este material, que luego fueron confirmadas por la nave espacial Galileo de la NASA. El polvo tiene su origen en la nube interestelar local: una burbuja casi vacía de gas y polvo por la que nuestro sistema solar está viajando a través de una dirección y velocidad definidas.

"A partir de este descubrimiento, esperábamos que seríamos capaces de detectar estos intrusos interestelares en Saturno con Cassini. Sabíamos que si nos fijábamos en la dirección correcta, habría que encontrarlos", dijo Nicolas Altobelli, científico del proyecto Cassini en la ESA, y autor principal del estudio. "De hecho, en promedio, hemos capturado algunos de estos granos de polvo por año, viajando a gran velocidad y en una ruta específica bastante diferente a la de los granos helados habituales que recogemos alrededor de Saturno."

Los diminutos granos de polvo viajan a través del sistema de Saturno a 72.000 kilómetros por hora, lo suficientemente rápido como para evitar ser atrapados en el interior del sistema solar por la gravedad del sol y sus planetas.

"Estamos encantados de que Cassini pudiese hacer esta detección, dado que nuestro instrumento fue diseñado principalmente para medir el polvo dentro del sistema de Saturno, así como todas las otras demandas de la nave espacial", dijo Marcia Burton científica de Cassini en Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, y un coautora del trabajo.

Es importante destacar que, a diferencia de Ulises y Galileo, Cassini fue capaz de analizar la composición del polvo por primera vez, mostrando que está hecho de una mezcla muy específica de minerales, no de hielo. Todos los granos tenían una sustancia química sorprendentemente similar, que contiene los elementos principales que forman la rocas, como el magnesio, silicio, hierro y calcio. Por el contrario, se ha encontrado que elementos más reactivos como el azufre y el carbono son menos abundantes en comparación con su promedio de abundancia cósmica.

"El polvo cósmico se produce cuando las estrellas mueren, pero con la gran variedad de tipos de estrellas en el universo, es natural esperar encontrar una gran variedad de tipos de polvo durante el largo período de nuestro estudio", dijo Frank Postberg de la Universidad de Heidelberg, coautor del estudio e investigador de Cassini.

Los granos de polvo de las estrellas se encuentran en algunos tipos de meteoritos, que los han conservado desde el nacimiento de nuestro sistema solar. Por lo general son antiguos, prístinos y diversos en su composición. Pero, sorprendentemente, los granos detectados por Cassini no son así. Al parecer, se han hecho bastante uniformes a través de algún tipo de procesamiento repetitivo en el medio interestelar, según los investigadores.

Los autores especulan sobre cómo podría llevarse a cabo este procesamiento de polvo: El polvo en una región de formación de estrellas podría ser destruido y se volvería a condensar varias veces como ondas de choque al pasar cerca de estrellas moribundas, lo que resulta en granos como los que Cassini observó que fluyen en nuestro sistema solar.

"La larga duración de la misión Cassini nos ha permitido utilizarla como un observatorio de micrometeoritos, lo que nos proporciona un acceso privilegiado a la contribución de polvo de fuera de nuestro sistema solar que no se hubiera podido obtener de ninguna otra manera", dijo Altobelli.

0 comentarios

jue

14

abr

2016

El telescopio de sondeo del VLT capta imágenes del cúmulo de Fornax

Fuente: ESO

 

Esta nueva imagen obtenida por el telescopio de rastreo del VLT (VST), instalado en el observatorio Paranal de ESO, en Chile, capta una espectacular concentración de galaxias, conocida como el cúmulo de Fornax, situada en la constelación meridional de Fornax (el horno). El cúmulo alberga una colección de galaxias de todas las formas y tamaños, algunas de las cuales esconden secretos.

Al parecer, las galaxias son animales sociables y les gusta reunirse en grandes grupos, conocidos como cúmulos. En realidad, lo que mantiene unidas a las galaxias en un cúmulo, formando una sola entidad, es la gravedad, la que presentan tanto las grandes cantidades de materia oscura como la de las propias galaxias que podemos ver. Los cúmulos pueden contener entre 100 y 1.000 galaxias y puede alcanzar un tamaño de entre 5 y 30 millones de años luz.

Los cúmulos de galaxias no tienen formas bien definidas, por lo que es difícil determinar exactamente dónde empiezan y dónde terminan. Sin embargo, los astrónomos han estimado que el centro del cúmulo de Fornax está a 65 millones de años luz de la Tierra. Lo que se sabe con mayor exactitud es que contiene casi sesenta grandes galaxias y un número similar de pequeñas galaxias enanas. Los cúmulos de galaxias como éste son comunes en el universo e ilustran la poderosa influencia de la gravedad a grandes distancias, uniendo enormes masas de galaxias individuales en una misma región.

En el centro de este particular cúmulo, en medio de las tres brillantes burbujas difusas  en el lado izquierdo de la imagen, está lo que se conoce como una galaxia cD: un caníbal galáctico. Las galaxias cD como esta, llamada NGC 1399, se parecen a las galaxias elípticas pero son más grandes y tienen una envoltura extendida y débil [1]. Esto se debe a que han crecido “comiéndose” a pequeñas galaxias empujadas por la gravedad hacia el centro del cúmulo [2].

De hecho, si miramos con la suficiente atención, hay evidencia que este proceso está ocurriendo ante nuestros ojos. Utilizando datos del VST de ESO, un trabajo reciente de un equipo de astrónomos dirigido por Enrichetta Iodice (INAF-Observatorio de Capodimonte, Nápoles, Italia) [3], ha revelado la existencia de un puente muy débil de luz entre NGC 1399 y la galaxia más pequeña que está a su derecha, NGC 1387. Este puente, que no ha sido visto antes (y que es demasiado débil para poder verlo en esta imagen), es un poco más azul que estas galaxias, lo que indica que está formado por estrellas creadas a partir del gas “robado” a NGC 1387 por la atracción gravitatoria de NGC 1399. A pesar de que hay pocas pruebas para confirmar interacciones que estén teniendo lugar en la totalidad del cúmulo de Fornax, parece que, al menos, NGC 1399 aún se alimenta de sus vecinas.

Hacia la parte inferior derecha de esta imagen, vemos la gran galaxia espiral barrada NGC 1365. Este es un ejemplo sorprendente de este tipo de galaxias, con la prominente barra atravesando el núcleo central y los brazos espirales emergiendo de los extremos de la barra. De acuerdo con la naturaleza de los cúmulos de galaxias, NGC 1365 es más de lo que parece. Está clasificada como una galaxia Seyfert, con un brillante núcleo galáctico activo que también contiene un agujero negro supermasivo en su centro.

Esta espectacular imagen fue tomada por el Telescopio de Rastreo del VLT (VST), instalado en el Observatorio Paranal de ESO (Chile). Con 2,6 metros de diámetro, el VST no es un telescopio grande para los estándares actuales, pero ha sido diseñado específicamente para sondeos del cielo a gran escala. Destaca por su gran campo de visión corregida y por su cámara de 256 megapíxeles, llamada OmegaCAM, desarrollada especialmente para hacer sondeos del cielo. Con esta cámara el VST puede producir profundas imágenes de grandes áreas del cielo rápidamente, dejando así que los telescopios realmente grandes, como el VLT (Very Large Telescope) de ESO, dediquen su tiempo a explorar los detalles de objetos individuales.

Notas

[1] La imagen capta solamente las regiones centrales del cúmulo de Fornax; se extiende en una región más grande del cielo.

[2] La galaxia central suele ser la galaxia más brillante en un cúmulo, pero en este caso la galaxia más brillante, NGC 1316, está situada en el borde del cúmulo, a las afueras del área cubierta por esta imagen. También conocido como Fornax A, es una de las fuentes más poderosas de ondas de radio del cielo. Las ondas de radio, que puede ser detectadas por telescopios especializados, sensibles a este tipo de radiación, emanan de dos enormes lóbulos que se extienden por el espacio a cada lado de la galaxia visible. La energía que impulsa la emisión de radio proviene de un agujero negro supermasivo que acecha en el centro de la galaxia, el cual emite dos chorros opuestos de partículas de altas energía. Estos chorros producen las ondas de radio al atravesar el gas enrarecido que ocupa el espacio entre las galaxias dentro del cúmulo.

[3] “The Fornax Deep Survey with VST. I. The extended and diffuse stellar halo of NGC1399 out to 192 kpc”, por E. Iodice, M. Capaccioli , A. Grado , L. Limatola, M. Spavone, N.R. Napolitano, M. Paolillo, R. F. Peletier, M. Cantiello, T. Lisker, C. Wittmann, A. Venhola , M. Hilker , R. D’Abrusco, V. Pota, y P. Schipani, se ha publicado en la revista Astrophysical Journal.

0 comentarios

mié

13

abr

2016

Recuperado el telescopio Kepler

Fuente: NASA

 

Los ingenieros de operaciones de la misión han recuperado con éxito el telescopio espacial Kepler declarado en modo de emergencia (EM) desde el pasado 7 de Abril. El domingo por la mañana, la nave espacial alcanzó un estado estable con la antena de comunicaciones apuntando hacia la Tierra, permitiendo que los datos de telemetría y de eventos históricos fuesen descargados en tierra. La nave espacial está funcionando en el modo de consumo de combustible más bajo.

Los equipos de la Red del Espacio Profundo de la NASA cancelaron el modo de emergencia de la nave espacial, devolviendo las comunicaciones terrestres con la Red de Espacio Profundo a su programación normal.

Durante un contacto programado el jueves 7 de abril, los ingenieros de operaciones de la misión descubrieron que el telescopio espacial Kepler estaba en modo de emergencia (EM). EM es el modo operativo más bajo del telescopio espacial. El último contacto con el telescopio espacial Kepler había sido el 4 de Abril y en ese momento estaba en buen estado y funcionando correctamente.

Ahora, una vez que los datos están en tierra, el equipo va a evaluar a fondo todo los sistemas de a bordo para garantizar que la nave espacial está lo suficientemente sana como para volver al modo de ciencia y comenzar la campaña de observación de la misión K2, denominada Campaña 9. Se prevé que este chequeo continúe durante la semana.

0 comentarios

mar

12

abr

2016

55 aniversario del primer vuelo espacial humano

Fuente: NASA

 

 La primera nave espacial del mundo con un hombre a bordo, la Vostok, se puso en órbita desde la Unión Soviética el 12 de abril de 1961. El navegante espacial que pilota la nave Vostok es un ciudadano de la URSS, el Mayor Yuri Gagarin. Para el mundo de 1961 este fue un anuncio electrizante, realizado mientras Gagarin estaba todavía en el espacio. Los estadounidenses se quedaron atónitos, aunque las felicitaciones que enviaron a Moscú fueron auténticas. Este histórico vuelo de 108 minutos, una única órbita alrededor de la Tierra, convirtió a Gagarin en el primer ser humano en el espacio y en un héroe internacional. Tenía sólo 27 años.

Su hazaña fue sorprendente en aquel momento. La NASA se apresuró a poner un astronauta en el espacio y, en mayo de 1961, Alan Shepard se convirtió en el primer astronauta de EE.UU., aunque haciendo un vuelo balístico suborbital. Hasta el año siguiente no estuvo en órbita un astronauta estadounidense: John Glenn dio la vuelta a la Tierra a bordo del Mercury Friendship 7 en febrero de 1962. Dos días después del retorno de la Vostok 1 Gagarin regresó a Moscú, donde apareció en el balcón del Kremlin con el primer ministro Nikita Jruschov. Cuarenta y ocho horas antes era un desconocido; poco después se convirtió, probablemente, en el hombre más famoso de la Tierra.

Se embarcó en una gira mundial en la que los vítores de las multitudes le acompañaron dondequiera que iba. Las visitas internacionales de Gagarin fueron extraordinarias porque se produjeron en plena Guerra Fría. He aquí que había alguien que podía viajar, no sólo entre la Tierra y el espacio, sino también entre los mundos cerrado y abierto del Este y el Oeste. Las diferencias ideológicas se olvidaron temporalmente pues aquel hombre fue aclamado como un héroe en todo el mundo.

Gagarin nunca volvió al espacio. Después de la gira, regresó a su casa en la Ciudad de las Estrellas para continuar su trabajo en el programa espacial ruso. Se estaba preparando para el primer vuelo de la nueva nave Soyuz en 1967, pero los altos directivos del espacio lo dejaron en tierra: no querían arriesgar la vida de un héroe de la Unión Soviética en otra misión peligrosa. Lo más trágico fue que Gagarin perdió la vida durante un vuelo rutinario de entrenamiento el 27 de marzo de 1968, cuando su avión se estrelló y tanto él como su instructor fallecieron. Sus cenizas se depositaron en la muralla del Kremlin y, en su honor, un cráter lunar y el asteroide 1772 Gagarin recibieron su nombre.

Veinte años después de aquel momento histórico, en la mañana del 12 de Abril de 1981, dos astronautas se sentaban por primera vez en la cabina de vuelo del Columbia, una nueva nave espacial radicalmente distinta, bautizada como Transbordador Espacial. Ese día, la NASA hizo historia con el lanzamiento del primer Transbordador Espacial, el ahora desaparecido Columbia y sus dos tripulantes a bordo. El Comandante del primer vuelo fue el astronauta John Young, veterano de dos misiones Gemini y de dos vuelos espaciales del programa Apolo. El Piloto de pruebas de la Marina Bob Crippen, ejerció como piloto de la misión en el que sería su primer viaje al espacio. La histórica Misión STS-1 y sus dos tripulantes aterrizaron el 14 de Abril de 1981, dos días después de su lanzamiento en la base de las Fuerzas Aéreas de Edwards, en California. Con el lanzamiento del Columbia, la NASA comenzaba una nueva era del vuelo espacial humano.

0 comentarios

mié

06

abr

2016

Mars Odyssey cumple 15 años

Fuente: NASA

 

La sonda 2001 Mars Odyssey de la NASA cumple esta semana 15 años desde que despegó rumbo a Marte.

El fracaso de dos misiones anteriores al Planeta Rojo lanzadas en 1999 había provocado una revisión de los planes de la NASA para Marte. Y funcionó: Consiguieron que Odyssey sea la sonda que más tiempo lleva operativa con éxito, más que cualquier otra nave espacial jamás enviada a Marte. Durante todo este tiempo de vida útil de la Odyssey, hasta el momento, las otras seis misiones posteriores de la NASA enviadas a Marte también han tenido éxito.

Un cohete Delta II despegó con Odyssey desde la estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, en Florida, el 7 de abril de 2001. Cuando la nave llegó a Marte el 24 de octubre de 2001, se encendió su motor principal para entrar en órbita. Después comenzó una fase de tres meses de "aerofrenado" para adaptarse a la órbita calculada y prepararse para el mapeo sistemático del Planeta Rojo.

El año de la puesta en marcha y su llegada a Marte hizo que la NASA nombrara la misión con el nombre de “2001 Mars Odyssey” como un tributo sobre la visión y el espíritu de la exploración espacial representado en las obras del autor de ciencia ficción Arthur C. Clarke, incluido en el bestseller "2001: Odisea del espacio." Clarke (1917-2008).

Odyssey completó su misión principal en 2004. La misión se sigue extendiendo y se convirtió en toda una campeona como la nave espacial de mayor longevidad sobre Marte en diciembre de 2010.

"Todos los días durante más de cinco años, Odyssey ha ido extendiendo su récord de duración como sonda espacial que puede seguir trabajando en Marte", dijo David Lehman, Director del Proyecto Odyssey del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena, California. "La sonda espacial está en un estado muy saludable, y tenemos suficiente combustible para durar varios años más."

0 comentarios

mar

05

abr

2016

Opportunity ve un remolino diabólico desde las alturas

Fuente: NASA

 

Desde su posición más alta, el rover explorador Oppotunity de la NASA en Marte, captó esta imagen de un remolino de polvo diabólico desplazándose a través del valle.

En esta vista, la cámara del rover está orientada hacia atrás observando las huellas que dejó durante la subida de la pendiente orientada al norte de "Knudsen Ridge", que forma parte del extremo sur del "Marathon Valley".

Oppotunity tomó esta imagen con su cámara de navegación (NavCam) el 31 de marzo de 2016, durante el día marciano o sol 4,332nd, de la estancia del rover en Marte.

Los remolinos de polvo eran una visión común para el explorador gemelo del Opportunity, el Spirit, desde su puesto avanzado en el cráter Gusev. Sin embargo, los remolinos de polvo han sido un espectáculo poco común para el rover Opportunity.

Al igual que en la Tierra, un remolino de polvo es creado por el levantamiento en rotación de una columna de aire caliente. Cuando la columna arremolina lo suficientemente rápido, aspira pequeños granos de polvo del suelo, dando como resultado un vórtice visible.

Durante el trayecto cuesta arriba para llegar a la parte superior de Knudsen Ridge, la inclinación del Opportunity llegó a 32 grados, la más empinada que ha conseguido un rover en Marte.

El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL), que es una división del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, dirige el Proyecto Mars Exploration Rover para la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, en Washington.

Más información acerca de Opportunity es en estos sitios:

http://www.nasa.gov/rovers

http://marsrovers.jpl.nasa.gov

0 comentarios

lun

04

abr

2016

Opportunity se enfrenta a la pendiente más inclinada en Marte

Fuente: NASA

 

El longevo rover Opportunity de la NASA se está dirigiendo hacia su nuevo objetivo, una nueva colina después de haberse enfrentado a una subida de la pendiente más pronunciada jamás abordada por cualquier otro vehículo en Marte. Una nueva imagen muestra las vistas al valle y la captura de la propia sombra del rover y de su rueda.

La inclinación del vehículo alcanzó los 32 grados el pasado 10 de Marzo, mientras Opportunity estaba haciendo su máxima aproximación a un objetivo previsto cerca de la cresta "Knudsen Ridge."

Los ingenieros habían previsto que las seis ruedas de aluminio de Opportunity se deslizarían un poco durante la subida de la pendiente, por lo que enviaron comandos al rover para realizar muchos más giros de las ruedas de los que serían necesarios para recorrer la distancia prevista. Los resultados del recorrido se recibieron en la siguiente comunicación por radio del rover: Las ruedas habían girado lo suficiente como para que el rover hubiese recorrido unos 20 metros si no hubiese habido ningún deslizamiento, pero el deslizamiento fue tan grande que Opportunity solamente pudo avanzar 9 centímetros.

Este fue el tercer intento para alcanzar el objetivo y solo se acercó unos centímetros. El equipo del rover llegó a la difícil decisión de saltar este objetivo y seguir adelante.

Tanto el objetivo previsto cerca de la parte superior de la cresta y el área objetivo actual están más hacia el oeste en la ladera que forma el extremo sur de "Marathon Valley", que cruza de este a oeste a través del borde occidental del cráter Endeavour. Ambos objetivos están en zonas donde las observaciones de minerales a través del mapeo llevado a cabo por la sonsa espacial Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA, ha identificado minerales de arcilla, que se forman en presencia de agua.

El recorrido del 10 de Marzo superó el propio récord anterior de Opportunity de la pendiente más pronunciada a la que jamás se ha enfrentado un vehículo en Marte. Ese récord se llevó a cabo mientras Opportunity se acercaba a "Burns Cliff", nueve meses después de la llegada del rover a Marte en Enero de 2004.

0 comentarios

sáb

02

abr

2016

La tripulación realiza pruebas dentro de Orion

Fuente: NASA

 

Los ingenieros del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston están evaluando cómo la tripulación dentro de una maqueta de la nave espacial Orión interactúa con las consolas de control manual y los dispositivos de control a la vez que se encuentran equipados dentro de sus nuevos trajes espaciales modificados. Los controladores están utilizando para operar el sistema de control de pantallas de Orión, que la tripulación utilizará para maniobrar e interactuar con la nave espacial durante las misiones a destinos del espacio profundo

La prueba tiene como objetivo proporcionar los datos que los equipos necesitan para asegurarse de que los astronautas que viajan al espacio en Orión puedan interactuar adecuadamente con el sistema de control, mientras están dentro de sus trajes.

0 comentarios

vie

01

abr

2016

Spitzer observa el clima de un exoplaneta Super-Tierra

Fuente: NASA

 

Observaciones del telescopio espacial Spitzer de la NASA han conseguido elaborar el primer mapa de temperaturas de un planeta súper-Tierra, un planeta rocoso casi dos veces más grande que la Tierra. El mapa revela cambios de temperatura extremos de un lado al otro del planeta y sugiere que una posible razón de esto es la presencia de flujos de lava.
 
“Nuestro punto de vista es que este planeta sigue evolucionando", dijo Brice Olivier Demory de la Universidad de Cambridge, Inglaterra, autor principal de un nuevo informe que aparece publicado en la edición del 30 de marzo de la revista Nature.
 
"Los últimos resultados nos dicen que el planeta tiene noches calurosas y los días son significativamente mucho más calientes. Esto indica que el propio planeta transporta calor de manera ineficiente por todo su alrededor. Pensamos que esto podría explicarse por una atmósfera que solo existiría en la parte diurna del planeta, o por flujos de lava en la superficie del planeta ".

El tostado súper-Tierra 55 Cancri e, se encuentra a 40 años luz de distancia de la Tierra. Orbita muy cerca de su estrella, azotando su alrededor cada 18 horas.
 
Debido a la proximidad del planeta a la estrella, este mantiene siempre la misma cara del planeta hacia la estrella por la gravedad, al igual que lo hace la luna con la Tierra. Eso significa que en un lado de 55 Cancri e, siempre es de día y se cuece bajo el intenso calor de su estrella, mientras que el lado de la noche se mantiene en la oscuridad y es mucho más fresco.
 
Spitzer también observó que 55 Cancri e, tiene fases similares a las de la luna terrestre.
 
Spitzer se quedó mirando el planeta 80 horas con su visión infrarroja, viendo como orbitaba alrededor de su estrella varias veces. Estos datos permitieron a los científicos calcular los cambios de temperatura a través de todo el planeta.
 
El próximo telescopio espacial James Webb de la NASA, ayudarán a confirmar la verdadera naturaleza de 55 Cancri e.

0 comentarios

mié

30

mar

2016

Herschel descubre un filamento de futuras estrellas

Fuente: NASA

 

La formación de estrellas tiene lugar a nuestro alrededor. La Vía Láctea está envuelta en nubes de polvo y gas que podrían convertirse en la cuna de la próxima generación de estrellas. Gracias al observatorio espacial de la ESA, podemos observar el interior de las nubes y descubrir qué ocurre realmente.

Aunque pueda parecer irónico, cuando los astrónomos localizan futuros lugares de formación de estrellas, buscan los puntos más fríos de la Vía Láctea. Esto se debe a que antes de que las estrellas se enciendan, el gas que formará su composición debe colapsar. Para ello, es preciso que esté frío e inactivo, de forma que no pueda resistir la gravedad.

Además de gas, también encontramos polvo, que se encuentra a temperaturas extremadamente bajas, posiblemente entre 10 y 20 grados sobre el cero absoluto. Pese a que en el telescopio óptico aparece completamente oscuro, el polvo es visible en longitudes de onda infrarrojas.

Uno de los datos que resulta sorprendente es que las partes más frías de las nubes forman filamentos que se extienden por las partes más cálidas. Esta imagen muestra un filamento de nube fría, conocido por los astrónomos como G82.65-2.00. El filamento azul es la parte más fría de la nube y contiene 800 veces más masa que el Sol. El polvo de este filamento se encuentra a una temperatura de –259º C. A esta temperatura, si el filamento contiene suficiente masa es probable que esta sección colapse y dé lugar a la formación de estrellas.

En esta imagen codificada por colores la onda infrarroja más larga, correspondiente a la región más fría, se muestra en azul y la más corta, asociada al polvo ligeramente más cálido, en rojo.

El campo de visión de esta imagen es ligeramente superior a dos veces la anchura de la Luna llena. Es una de las 116 regiones del espacio observadas por Herschel como parte del proyecto Galactic Cold Cores. Cada campo fue elegido utilizando el cartógrafo del fondo cósmico de microondas, Planck, que mostró que estas regiones de la galaxia contenían polvo a temperatura extremadamente baja.

0 comentarios

mar

29

mar

2016

Lunas oscuras, anillos oscuros

Fuente: NASA

 

Al tomar imágenes en direcciones opuestas desde el sol, la mayoría de los objetos se ven oscuros. Sorprendentemente, sin embargo, algunos de los anillos de Saturno cada vez son más brillantes.

Parte de los anillos principales de Saturno aparecen oscuros en vistas a contraluz, en particular el denso anillo B. Sin embargo, algunos anillos son relativamente tenues y compuestos de partículas de polvo que tienden a dispersar la luz en la dirección original a la que viajaba. Esto se conoce como "dispersión hacia adelante." Debido a la dispersión hacia adelante, los anillos como el anillo F, que rodea el borde exterior de los anillos principales, parece brillar intensamente en este gran ángulo de visión.

Dos lunas flotan por encima de los anillos desde esta perspectiva - Encelado (504 kilómetros de diámetro), a la izquierda, y Janus (179 kilómetros de diámetro), a la derecha.

Esta vista se dirige hacia el lado no iluminado de los anillos desde unos 0,5 grados por debajo del plano de los anillos. La imagen fue tomada en luz visible con la cámara de ángulo estrecho de Cassini el 21 de Diciembre de 2015. La vista fue obtenida a una distancia de aproximadamente 1,2 millones de kilómetros de Saturno.

0 comentarios

lun

28

mar

2016

El eje de rotación de la Luna ha variado con el tiempo

Fuente: NASA

 

Una nueva investigación financiada por la NASA proporciona la evidencia de que el eje de rotación de la Luna de la Tierra se movió unos cinco grados hace aproximadamente tres mil millones de años. La evidencia de este movimiento se registra a través de la distribución del antiguo hielo lunar. Los depósitos de hidrógeno localizados en los polos de la Luna demuestran que el satélite tuvo en el pasado un eje de rotación diferente al actual.

"No siempre la misma cara de la Luna ha apuntado hacia la Tierra," dijo Matthew Siegler del Instituto de Ciencia Planetaria en Tucson, Arizona, autor principal de un artículo de la revista Nature . "A medida que el eje se trasladó, también lo hizo la cara que el hombre observa de la Luna."

Siegler se dio cuenta de que la distribución del hielo observado en cada uno de los polos de la Luna parecía estar más relacionado entre sí de lo que se pensaba anteriormente. Tras realizar investigaciones adicionales, Siegler - y su co-autor Richard Miller, de la Universidad de Alabama en Huntsville descubrieron que las concentraciones de hielo fueron desplazadas de cada polo a una distancia similar, pero en direcciones exactamente opuestas, lo que sugiere que el eje de giro en el pasado estaba en una posición más oblicua de lo que vemos hoy en día.

Un cambio en la inclinación significa que parte del hielo depositado se evaporó hace mucho tiempo al estar expuesto a la luz solar, pero las áreas que permanecen en la sombra entre la vieja y la nueva orientación conservan su hielo y todavía pueden indicar qué sucedió.

Según Siegler, "Estos hallazgos podrían abrir la puerta a nuevos descubrimientos sobre la evolución interior de la luna, así como el origen del agua en la Luna y la Tierra."

0 comentarios

sáb

26

mar

2016

Cassini observa los picos más altos de Titán

Fuente: NASA

 

En un guiño a los montañeros extraterrestres del futuro, científicos que trabajan en la misión Cassini de la NASA han identificado el punto más alto de la mayor luna de Saturno, Titán.

El pico más alto de Titán tiene 3.337 metros de altura y se encuentra dentro de un trío de crestas montañosas llamado Mithrim Montes. Los investigadores descubrieron que todos los picos más altos de Titán tienen alrededor de 3.000 metros de altura. El estudio utilizó imágenes y otros datos de radar de Cassini, que puede mirar a través de la niebla oscurecida de la atmósfera de Titán para revelar la superficie en detalle.

"No es sólo el punto más alto que hemos encontrado hasta ahora en Titán, sino que creemos que es el punto más alto que probable podamos encontrar", dijo Stephen Wall, subdirector del equipo de radar de Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

Los resultados, que utilizan datos recogidos por el instrumento de radar de Cassini, se presentan hoy en la 47ª Conferencia de Ciencia Planetaria y Lunar en The Woodlands, Texas.

La mayor parte de las montañas más altas de Titán parecen estar cerca del ecuador. Los investigadores identificaron otros picos de altura similar dentro de Mithrim Montes, así como en la región accidentada conocida como Xanadú, y en grupos de picos más aislados, situados cerca del lugar de aterrizaje de la sonda Huygens de la ESA.

La investigación fue originalmente motivada para la búsqueda de zonas activas de la corteza de Titán - lugares donde las fuerzas dinámicas han modelado el paisaje, tal vez en el pasado relativamente reciente.

"Como exploradores, estamos motivados para encontrar los lugares más altos o más profundos, en parte porque es emocionante. Pero los extremos de Titán también nos dicen cosas importantes acerca de las fuerzas que afectan a su evolución", dijo Jani Radebaugh, del equipo de radar de Cassini en la Universidad Brigham Young en Provo, Utah, quien dirigió la investigación.

Cassini ha descubierto que Titán también tiene lluvia y ríos que erosionan su paisaje. De acuerdo con Radebaugh, el proceso probablemente procede mucho más lentamente en Titán que en la Tierra, ya que, a 10 veces la distancia de la Tierra al Sol, hay menos energía para alimentar los procesos erosivos en la atmósfera de Titán.

La corteza helada de Titán se sienta encima de un profundo océano de agua líquida que probablemente actúa al igual que el manto superior de la Tierra - la capa de roca caliente y de alta presión por debajo de la corteza puede fluir lentamente y deformarse con el tiempo. Una vez que un período de formación de montañas finaliza, estas capas de fluido (manto superior de la Tierra y océano líquido de Titán) permiten a la corteza relajarse, como a una persona acostarse en una cama de agua. Además, a gran profundidad, el lecho de roca de agua-hielo de Titán es más suave que la roca en la Tierra. Debido a estas características, los científicos no esperaban que las montañas en Titán pudiesen ser tan altas como las de la Tierra.

El hecho de que Titán tenga montañas significativas en absoluto sugiere que algunas fuerzas tectónicas activas podrían estar afectando a la superficie, por ejemplo, en relación con la rotación de Titán, las fuerzas de marea de Saturno o el enfriamiento de la corteza. El siguiente paso para los investigadores será tratar de averiguar lo que podría producir tales picos altos en un mundo de océanos helados.

0 comentarios

mié

23

mar

2016

Captan por primera vez el destello temprano de la explosión de una estrella

Fuente: NASA

 

El brillante destello de la onda de choque de la explosión de una estrella ha sido capturada por primera vez en luz visible por el cazador de planetas de la NASA, el Telescopio Espacial Kepler.

Un equipo científico internacional dirigido por Peter Garnavich, profesor de astrofísica en la Universidad de Notre Dame, en Indiana, analizó la luz captada por Kepler cada 30 minutos durante un período de tres años a partir de 500 galaxias distantes, buscando unos 50 billones de estrellas. Estaban buscando signos de explosiones letales estelares masivas conocidas como supernovas.

En 2011, dos de estas estrellas masivas, llamadas súper-gigantes rojas, explotaron mientras Kepler las observaba. La primera gigante, KSN 2011a, tiene casi 300 veces el tamaño de nuestro sol y se encuentra a tan sólo 700 millones de años luz de la Tierra. La segunda, KSN 2011d, tiene aproximadamente 500 veces el tamaño de nuestro sol y se encuentra a unos 1,2 millones de años luz de distancia.

"Para poner en perspectiva su tamaño, la órbita de la Tierra alrededor de nuestro sol podría encajar cómodamente dentro de estas estrellas colosales", dijo Garnavich.

Ya se trate de un accidente aéreo, accidente de tráfico o supernova, la captura de imágenes de sucesos repentinos catastróficos es extremadamente difícil, pero tremendamente útil para comprender las causas. La mirada constante de Kepler permitió a los astrónomos ver, por fin, una onda de choque de supernova, cuando llegaba a la superficie de una estrella. El choque de ruptura en sí dura sólo unos 20 minutos, por lo que controlar el destello de energía ha sido un hito de investigación para los astrónomos.

"Con el fin de ver algo que ocurre en escalas de tiempo de minutos, como una ruptura de choque, es deseable tener una cámara de vigilancia de forma continua el cielo", dijo Garnavich. "No se sabe cuando una supernova va a apagarse, y la vigilancia de Kepler nos permitió ser testigos de cómo comenzó la explosión."

Las supernovas como estas - conocidas como Tipo II - se desatan cuando el horno interno de una estrella agota su combustible nuclear, provocando que su núcleo se colapse por efecto de la gravedad.

Las dos supernovas encajaban bien con modelos matemáticos de explosiones de tipo II, reforzando las teorías existentes. Pero también revelaron lo que podría llegar a ser una variedad inesperada en los detalles individuales de estos eventos catastróficos estelares.

Si bien ambas explosiones producen un golpe enérgico similar, no se apreció ruptura de choque en la más pequeña de las supergigantes. Los científicos creen que es probable que se deba a que la estrella más pequeña estaba rodeada de gas, quizás lo suficiente como para enmascarar la onda de choque cuando llegó a la superficie de la estrella.

"Ese es el enigma de estos resultados," dijo Garnavich. "Nos fijamos en dos supernovas y vimos dos cosas diferentes. Esa es la máxima diversidad."

La comprensión de la física de estos hechos violentos permite a los científicos entender mejor cómo se han esparcido las semillas de la complejidad química y la vida misma en el espacio y el tiempo en la Vía Láctea.

 

0 comentarios

lun

21

mar

2016

Siete breves lecciones de física

«Hay fronteras, donde estamos aprendiendo y donde arde nuestro deseo de saber. Están en las profundidades más diminutas del tejido del espacio, en los orígenes del cosmos, en la naturaleza del tiempo, en el sino de los agujeros negros, y en el funcionamiento de nuestro propio pensamiento», dice el autor de este libro que se ha convertido en un inesperado best seller en Italia y está siendo traducido a más de veinte idiomas. Lo que explica su éxito es bien sencillo y al mismo tiempo muy difícil de conseguir: con pasión, fluidez y una encomiable voluntad de explicar de un modo diáfano temas complejos, Carlo Rovelli, científico de estirpe humanista, nos propone un breve pero muy completo recorrido por los hitos de la física de los últimos cien años. Y así repasa la teoría de la relatividad de Einstein, la mecánica cuántica, la arquitectura del universo que habitamos, las partículas elementales, la gravedad cuántica, los agujeros negros... Pero también la naturaleza del tiempo y nuestro lugar dentro de este entramado infinito. Son siete lecciones magistrales que permiten al lector no especializado adentrarse con facilidad en unos temas a priori arduos y áridos. Combinando entusiasmo, claridad y rigor, Rovelli nos propone una estupenda (y bella) panorámica de los hallazgos de la física.

 

Siete breves lecciones de física

Carlo Rovelli

Editorial Anagrama

Colección Argumentos

Isbn- 9788433964007

Pvp- 12,90 euros

Marzo 2016

0 comentarios

lun

21

mar

2016

El Universo en tus manos

A finales de pasado año vio la luz esta publicación enfocada a mayores de 8 años y en este mes de marzo acaba de publicarse la segunda edición.

Porque cuando Eva sube al desván donde trabaja el abuelo Leonardo, no hay rastro de él. El abuelo es un inventor muy inteligente y siempre explica cosas de ciencia a su nieta. Quizá esta vez ha realizado un experimento peligroso. Quizá esta especie de nave espacial con la puerta abierta tiene alguna cosa que ver. Eva decide entrar en la cápsula sin saber que comenzará la aventura más importante de su vida: rescatar al abuelo mientras aprende cosas increíbles del lugar donde vivimos: el Universo.

Acompaña a Eva en un viaje por la ciencia y la historia hasta el origen mismo del cosmos.

 

El Universo en tus manos

Pilarín Bayés y Sonia Fernández-Vidal

Editorial La Galera

Isbn- 9788424653422

Pvp- 21,95

Segunda edición, marzo 2016.

 

0 comentarios

vie

18

mar

2016

Astrónomos descubren enormes galaxias 'Súper Espirales'

Fuente: NASA

 

Un nuevo tipo de extraña bestia galáctica ha sido vista en el desierto cósmico. Apodadas "súper espirales," estas galaxias enanas nunca antes vistas compiten en tamaño y brillo con las galaxias más grandes del universo.

Las Súper espirales se han ocultado a la vista imitando la apariencia de típicas galaxias espirales. Un nuevo estudio usando datos de la NASA revela que estos objetos aparentemente cercanos son, de hecho lejanos, versiones monstruosas de espirales cotidianas.

"Hemos encontrado una clase previamente no reconocida de galaxias espirales que son tan luminosas y masivas como las galaxias más grandes y más brillantes que conocemos," dijo Patrick Ogle, astrofísico en el Centro de Procesamiento y Análisis Infrarrojo (IPAC) en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena.

Ogle y sus colegas se toparon con las galaxias súper espirales en su búsqueda de galaxias muy luminosas y masivas en base a los datos de la base de datos extragaláctica de NASA/IPAC (NED), un almacén online que contiene información sobre más de 100 millones de galaxias. NED reúne una gran cantidad de datos de muchos proyectos diferentes, incluyendo las observaciones en luz ultravioleta del GALEX, la luz visible del Sloan Digital Sky Survey, la luz infrarroja del Two Micron All-Sky Survey, y enlaces a datos de otras misiones, como el telescopio espacial Spitzer o WISE.

"Sorprendentemente, el hallazgo de las galaxias súper espirales salió de puramente analizar el contenido de la base de datos del NED, cosechando así los beneficios del cuidado de fusión y sistemática de datos de muchas fuentes en las mismas galaxias", dijo George Helou, coautor del estudio y director ejecutivo de IPAC.

Ogle, Helou y sus colegas esperaban que las gigantescas galaxias maduras, llamadas elípticas, dominarían su búsqueda dentro del NED para las galaxias más luminosas. Pero una tremenda sorpresa esperaba a los científicos.

En una muestra de aproximadamente 800.000 galaxias, a no más de 3,5 billones de años luz de la Tierra, 53 de las galaxias más brillantes curiosamente tenían forma espiral, en vez de elíptica. Los investigadores comprobaron las distancias a las galaxias espirales y vieron que no había ninguna cerca - incluso la más cercana estaba a cadi 1,2 millones de años luz de distancia. Con las estimaciones de distancias correctas en parte, las propiedades sorprendentes de estas recién descubiertas galaxias en forma de remolino salieron a la luz.

Las Súper espirales pueden brillar entre 8 a 14 veces el brillo de la Vía Láctea. Poseen tanto como 10 veces la masa de nuestra galaxia. Sus relucientes discos estrellados se extienden desde dos hasta cuatro veces la anchura del disco de aproximadamente 100.000 años luz de ancho de la Vía Láctea. La Súper espiral más grande abarca la friolera de 440.000 años luz. Las Súper espirales también emiten luz ultravioleta y abundante luz en el infrarrojo medio, lo que significa un ritmo vertiginoso de producción de nuevas estrellas. Su tasa de formación de estrellas es tan alta como 30 veces la de nuestra propia galaxia.

"Las súper espirales podrían cambiar fundamentalmente nuestra comprensión de la formación y evolución de las galaxias más masivas", dijo Ogle. "Tenemos mucho que aprender de estos objetos galácticos recién identificados."

0 comentarios

jue

17

mar

2016

Se completa el sondeo ATLASGAL de la Vía Láctea

Fuente: ESO

 

Una espectacular nueva imagen de la Vía Láctea ha sido dada a conocer para conmemorar la finalización del sondeo ATLASGAL (siglas de APEX Telescope Large Area Survey of the Galaxy, sondeo de gran área de la galaxia por el telescopio APEX). Por primera vez, el telescopio APEX, instalado en Chile, ha mapeado el área completa del plano galáctico visible desde el hemisferio sur en longitudes de onda submilimétricas (entre la luz infrarroja y las ondas de radio) con más detalle que los últimos sondeos realizados desde el espacio. El pionero telescopio APEX, de 12 metros, permite a los astrónomos estudiar el universo frío: gas, polvo y otros objetos celestes que están a sólo unas pocas decenas de grados por encima del cero absoluto.

El telescopio APEX, (siglas en inglés de Atacama Pathfinder Experiment, experimento pionero de Atacama), se encuentra a 5.100 metros sobre el nivel del mar en el llano de Chajnantor, en la región de Atacama (Chile). El sondeo ATLASGAL aprovechó las características únicas del telescopio para obtener una visión detallada de la distribución del gas denso y frío que hay a lo largo del plano de la Vía Láctea [1]. La nueva imagen incluye la mayor parte de las regiones de formación estelar de la Vía Láctea meridional [2].

Los nuevos mapas de ATLASGAL cubren un área del cielo de 140 grados de largo y 3 grados de ancho, más de cuatro veces más grande que la primera versión de ATLASGAL [3]. Los nuevos mapas también son de mayor calidad, ya que algunas áreas fueron re-observadas para obtener una calidad más uniforme de los datos sobre el área total de estudio.

El sondeo ATLASGAL es el gran programa individual más exitoso de APEX, con casi 70 artículos científicos asociados ya publicados, y su legado se ampliará mucho más con todos los productos de datos reducidos disponibles desde ahora para toda la comunidad astronómica [4].

En el corazón de APEX se encuentran sus sensibles instrumentos. Uno de ellos, LABOCA (de LArge Bolometer CAmera, gran cámara bolómetro) fue utilizado para el sondeo ATLASGAL. LABOCA mide la radiación entrante registrando los pequeños aumentos de temperatura que provoca en sus detectores, y puede captar emisiones de las bandas de polvo oscuro y frío que oscurecen la luz estelar.

La nueva versión de ATLASGAL, complementa observaciones del satélite Planck de la ESA [5]. La combinación de los datos de Planck y APEX permitieron a los astrónomos detectar emisiones repartidas en un área mayor del cielo y, a partir de ahí,  estimar la fracción de gas denso que hay en el interior de la galaxia. Los datos de ATLASGAL también fueron utilizados para crear un censo completo de nubes frías y masivas en las que se están formando las nuevas generaciones de estrellas.

ATLASGAL nos permite obtener información reveladora sobre dónde se forma la siguiente generación de cúmulos y de estrellas masivas. Combinando estas observaciones con las de Planck, ahora podemos encontrar una relación con las estructuras a gran escala de nubes moleculares gigantes”, comenta Timea Csengeri, del Instituto Max Planck de Radio astronomía (MPIfR), en Bonn (Alemania), quien dirigió el trabajo de combinar los datos de APEX y Planck.

El telescopio APEX celebró recientemente diez años de exitosa investigación del universo frío. Juega un importante papel, no sólo como experimento pionero, sino también como instalación complementaria de ALMA, el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, que también se encuentra en el llano de Chajnantor. APEX se basa en un prototipo de antena construida para el proyecto ALMA, y ha localizado muchos objetos que ALMA puede estudiar en gran detalle.

Leonardo Testi (ESO), miembro del equipo ATLASGAL y científico del proyecto europeo para el proyecto ALMA, concluye: “Gracias a ATLASGAL tenemos una nueva y transformadora forma de ver el denso medio interestelar de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. La nueva versión del sondeo completo abre la posibilidad de explotar este maravilloso conjunto de datos para llevar a cabo nuevos descubrimientos. Muchos equipos de científicos ya están utilizando los datos ATLASGAL para planificar con detalle sus posteriores observaciones con ALMA”.

Notas

[1] El mapa fue construido a partir de observaciones individuales de APEX de radiación con una longitud de onda de 870 μm (0,87 mm).

[2] La parte norte de la Vía Láctea ya había sido asignada por el Telescopio James Clerk Maxwell (JCMT) y otros telescopios, pero el cielo meridional es particularmente importante porque incluye el centro galáctico y porque es accesible para llevar a cabo observaciones posteriores más detalladas con ALMA.

[3] La primera versión de datos cubría un área de aproximadamente 95 grados cuadrados, una franja muy larga y estrecha a lo largo del plano galáctico de dos grados de ancho y más de 40 grados de largo. Los mapas finales actuales cubren 420 grados cuadrados, más de cuatro veces mayores.

[4] Los productos resultantes de los datos están disponibles en el archivo de ESO.

[5] Los datos de Planck abarcan el cielo completo, pero con poca resolución espacial. ATLASGAL cubre sólo el plano galáctico, pero con alta resolución angular. La combinación de ambos proporciona un excelente rango dinámico espacial.

 

 

0 comentarios

mié

16

mar

2016

Descubren cambios inesperados en los puntos brillantes de Ceres

Fuente: NASA

 

Observaciones hechas con el espectrógrafo HARPS, instalado en el Observatorio La Silla de ESO (Chile), han revelado cambios inesperados en los puntos brillantes del planeta enano Ceres. Aunque, desde la Tierra, Ceres se aprecia como un punto de luz, un estudio muy cuidadoso de su luz muestra, no sólo los cambios que se supone deben darse al girar, sino que, además, los puntos brillan durante el día y muestran otras variaciones. Estas observaciones sugieren que el material de los puntos es volátil y se evapora al cálido resplandor de la luz solar.

Ceres es el cuerpo más grande del cinturón de asteroides, que se encuentra entre Marte y Júpiter, y el único objeto de su tipo clasificado como planeta enano. La nave espacial Dawn de la NASA ha estado en órbita alrededor de Ceres durante más de un año y ha trazado mapas muy detallados de su superficie. Una de las mayores sorpresas ha sido el descubrimiento de puntos muy brillantes, que reflejan más luz que su entorno, mucho más oscuro. El más prominente de estos puntos luminosos se encuentra dentro del cráter Occator y sugiere que Ceres puede ser un mundo mucho más activo que la mayoría de sus asteroides vecinos.

Ahora, nuevas observaciones de gran precisión, obtenidas con el espectrógrafo HARPS (instalado en el Telescopio de 3,6 metros de ESO en La Silla, Chile) han detectado, no sólo el movimiento de las manchas debido a la rotación de Ceres sobre su eje, sino también inesperadas variaciones adicionales, lo que sugiere que el material de los puntos brillantes es volátil y se evapora con la luz del sol.

El autor principal del nuevo estudio, Paolo Molaro, del INAF-Observatorio Astronómico de Trieste, cuenta la historia: "tan pronto como la nave espacial Dawn reveló la existencia de los misteriosos puntos brillantes en la superficie de Ceres, inmediatamente pensé en los posibles efectos mensurables desde la Tierra. A medida que Ceres gira, los puntos se acercan a la Tierra, y luego retroceden de nuevo, lo cual afecta al espectro de la luz del sol reflejada que llega a la Tierra”.

Ceres tarda nueve horas en dar un giro completo, y los cálculos han demostrado que los efectos debidos al movimiento de los puntos brillantes al acercarse y alejarse de la Tierra debido a esta rotación serían muy pequeños, del orden de 20 kilómetros por hora. Pero este movimiento es lo suficientemente grande como para ser medible mediante el efecto Doppler con instrumentos de alta precisión como HARPS.

El equipo observó Ceres con HARPS durante algo más de dos noches en julio y agosto de 2015. "El resultado fue una sorpresa", añade Antonino Lanza, del INAF-Observatorio Astrofísico de Catania y coautor del estudio. "Encontramos los cambios previstos en el espectro por la rotación de Ceres, pero con otras variaciones considerable de una noche a otra".

El equipo concluyó que los cambios observados podrían deberse a la presencia de sustancias volátiles que se evaporan bajo la acción de la radiación solar. Cuando las manchas del interior del cráter Occator están en el lado iluminado por el Sol, se forman penachos que reflejan la luz solar de forma muy eficaz. Estos penachos se evaporan rápidamente, pierden reflectancia y producen los cambios observados. Este efecto, sin embargo, cambia de noche a noche, dando lugar a patrones aleatorios adicionales a corto y largo plazo.

Si esta interpretación se confirma, CERES podría ser muy diferente de Vesta y los demás asteroides del cinturón principal. A pesar de estar relativamente aislado, parece ser internamente activo. Se sabe que Ceres es rica en agua, pero no está claro si esto está relacionado con los puntos brillantes. También se desconoce la fuente de energía que genera esta filtración continua de material de la superficie.

Dawn continúa estudiando Ceres y el comportamiento de sus misteriosos puntos brillantes. Tras el final de la misión espacial, HARPS y otros instrumentos podrán seguir investigando desde la Tierra.

0 comentarios

mar

15

mar

2016

La misión EXOMARS despegó  con éxito a las 9:31 GMT

Fuente: NASA

 

Esta mañana a las 9:31 GMT despegaba un cohete Protón M / Breeze M desde el Cosmódromo de Baikonur con la nave espacial ExoMars 2016, comenzando su viaje rumbo a Marte. El pasado “azul” y húmedo de Marte, y la posibilidad de que hubiera vida en su superficie, es uno de los objetivos de la primera misión del programa ExoMars. 

Compuesta por dos partes, un orbitador y un módulo de descenso, la misión es una de las más complejas y ambiciosas puestas en marcha por la ESA. “Es una misión impresionante, única, que pone a Europa dentro del esquema de exploración global de Marte”, afirmó Álvaro Giménez, Director de Ciencia de la agencia, en un evento en ESAC para presentar ExoMars antes de su lanzamiento. 

La misión, que es una colaboración entre ESA y Roscosmos, está formada por el orbitador TGO (Trace Gas Orbiter) y el módulo de descenso Schiaparelli, que tiene que demostrar tecnologías para la reentrada en la atmósfera marciana y el aterrizaje en su superficie. El aspecto tecnológico, de hecho, es uno de los más relevantes de ExoMars, ya que TGO es la nave más grande enviada por la agencia a Marte, con más de 3.700 kg. de masa, y es la primera vez que se utiliza una arquitectura de misión de este tipo, con una sonda que despliega un aterrizador, desde las misiones Viking de la NASA en la década de los 70. Como comparación, Mars Express tenía una masa en el lanzamiento de 1.000 kg. 

“Esto implica que el módulo de entrada se tiene que separar tres días antes de la llegada de la nave al planeta,” según explica Silvia Bayón, ingeniera de sistemas del satélite, que añade que “TGO tiene que hacer una maniobra para no seguir una trayectoria de colisión con Marte y, tres días después, hace la maniobra de captura de Marte, que dura dos horas y consume la mitad del combustible”. La complejidad del orbitador es explicada también por Bayón al señalar que “TGO combina el traslado de Schiaparelli, las tareas científicas y la plataforma de comunicaciones entre Marte y la Tierra. Requiere mucho nivel de autonomía a bordo”, porque puede llegar a haber un retraso de 24 minutos en las comunicaciones con la Tierra y, en el verano de 2017, la conjunción solar de Marte interrumpirá dichas comunicaciones durante un mes.

El aspecto de demostración de tecnología lo realizará el módulo Schiaparelli, durante los seis minutos que dure su descenso a la superficie, pero TGO también incluye en su perfil de misión algo que una misión de la ESA hará por primera vez, como es utilizar la técnica del aerofrenado para alcanzar su órbita científica alrededor de Marte, a una altitud de 400 km. sobre su superficie. Una vez que la sonda esté en esa órbita, comenzará su fase de ciencia, que durará un año marciano (687 días terrestres), y que está orientada a caracterizar la atmósfera del planeta y a buscar respuestas a la pregunta de si llegó a haber vida en el pasado de Marte.

“Hace 3.500 millones de años, había agua líquida en la superficie de Marte y, posiblemente, vida también”, explica Leo Metcalfe, responsable de operaciones científicas de ExoMars 2016. De hecho, el planeta rojo y la Tierra empezaron teniendo condiciones similares, y favorables a la vida, al principio del origen del Sistema Solar, hace unos 4.600 millones de años, pero durante el periodo del Bombardeo Intenso Tardío, hace unos 4.000 millones de años, la superficie marciana comenzó a volverse más parecida a como la conocemos hoy, y se transformó en un entorno muy hostil para la vida. 

Para determinar hasta qué punto es así, TGO analizará la presencia de metano en la atmósfera marciana, gas traza que en la Tierra tiene origen biológico o geológico, por procesos volcánicos. Metcalfe señala que “el metano no sobrevive mucho tiempo en la atmósfera de Marte, es destruido por la radiación ultravioleta, así que si se encuentra metano en su atmósfera, tiene que haber fuentes. Si son geológicas, volcánicas, son también importantes porque en la Tierra, la combinación de actividad volcánica y agua líquida es fundamental para la vida”. 

Y sí parece haber, actualmente, agua líquida en la superficie de Marte. Metcalfe apunta que “en los últimos diez años se han acumulado bastantes evidencias de que se puede encontrar todavía en la superficie de Marte agua líquida. Debería ser altamente salina para no congelarse. También hay cavernas, de origen volcánico, de las que no se sabe lo que hay debajo. Es posible que las condiciones bajo la superficie sean más compatibles con la existencia de vida”. 

ExoMars es una misión de exobiología y, por tanto, todos sus componentes han tenido que cumplir unos fuertes requisitos de protección planetaria, sobre todo en el módulo Schiaparelli. Éste podrá funcionar en la superficie del planeta entre dos y ocho soles (días marcianos), dependiendo de la duración de sus baterías, y aunque incluye algunos instrumentos científicos para el análisis de la transparencia de la atmósfera, o para estudiar los procesos en el origen de las tormentas de polvo, en realidad su tarea se centra en la demostración de las tecnologías para el descenso y el aterrizaje. El módulo probará el escudo térmico, más grueso por si la reentrada se produce en medio de una tormenta de arena, el paracaídas supersónico de 12 metros de diámetro y los sistemas de guiado, navegación y control, además de una estructura deformable para la toma de tierra final. 

La posibilidad de que Marte aún pueda tener condiciones favorables a la vida es la que abre la puerta a que ExoMars sea un primer paso en la futura puesta en marcha de una misión tripulada a Marte. Así lo ha expresado Pedro Duque, que señala que TGO puede representar un antes y un después en este aspecto: “La atención de todos los astronautas está puesta en esta misión. La medición de los gases de Marte se va a conseguir con varios órdenes de precisión mayor de lo que se ha logrado hasta ahora. Esto es importante para determinar si merece la pena ir”. Pero lo que no es sencillo es dar una fecha aproximada de cuándo podríamos ver una misión de este tipo. “No es una cuestión de tiempo medido en años, sino de tiempo medido en cantidad de gente que podamos dedicar a ello”, explica Duque. 

El programa ExoMars tiene, en conjunto, un presupuesto de 1.300 millones de euros, en el que la participación española es de un 6,7%. Empresas como ELECNOR Deimos, GMV, SENER, Airbus, RYMSA, Thales Alenia Space España y CRISA han contribuido en diferentes aspectos tanto de TGO como del módulo Schiaparelli, y algunas de ellas también participarán en la misión de 2018, en la que se llevará un rover a la superficie marciana.

0 comentarios

dom

13

mar

2016

La visión más nítida del disco de polvo en torno a una estrella evolucionada

Fuente: NASA

 

El VLTI (Interferómetro del VLT, Very Large Telescope), instalado en el Observatorio Paranal de ESO (Chile), ha obtenido la vista más nítida del disco de polvo que rodea a una estrella evolucionada. Por primera vez, se pueden comparar este tipo de discos con los discos que hay alrededor de estrellas jóvenes, y parecen ser sorprendentemente similares. Incluso es posible que un disco que aparece al final de la vida de una estrella también pueda crear una segunda generación de planetas.

Cuando se acercan al final de sus vidas, muchas estrellas desarrollan discos estables de gas y polvo que las rodean. El material de estos discos fue expulsado por vientos estelares mientras la estrella pasaba por una etapa de su evolución denominada de “gigante roja”. Estos discos se asemejan a los que forman planetas alrededor de estrellas jóvenes. Pero, hasta ahora, los astrónomos no han sido capaces de comparar los dos tipos de disco, formados al principio y al final del ciclo de la vida estelar.

Aunque hay muchos discos asociados con estrellas jóvenes que están lo suficientemente cerca de nosotros como para ser estudiados en profundidad, no tenemos un equivalente de estrellas viejas con discos que estén lo bastante cerca de nosotros como para poder obtener imágenes detalladas.

Pero esta situación ha cambiado. Un equipo de astrónomos, liderado por Michel Hillen y Hans Van Winckel, del Instituto de Astronomía de Lovaina (Bélgica), ha utilizado toda la potencia del VLTI (Very Large Telescope Interferometer), instalado en el Observatorio Paranal de ESO (Chile), equipado con el instrumento PIONIER y el detector RAPID, recientemente actualizado.

Su objetivo era la vieja estrella doble IRAS 08544-4431, que se encuentra a unos 4.000 años luz de la Tierra, en la constelación meridional de Vela (las velas). Esta doble estrella está formada por una estrella gigante roja, que expulsó el material hacia el disco de polvo circundante, y una estrella normal, menos evolucionada, que orbita cerca de ella.

Jacques Kluska, miembro del equipo de la Universidad de Exeter (Reino Unido), explica: "Combinando la luz obtenida por varios telescopios del VLTI obtuvimos una imagen de impresionante nitidez — equivalente a lo que vería un telescopio con un diámetro de 150 metros—. La resolución es tan alta que, en comparación, podríamos determinar el tamaño y la forma de una moneda de un euro vista desde una distancia de 2.000 kilómetros".

Gracias a la nitidez sin precedentes de las imágenes obtenidas por el VLTI, y a una nueva técnica de imagen que puede eliminar las estrellas centrales de la imagen para revelar lo que hay a su alrededor, el equipo pudo diseccionar todos los componentes del sistema IRAS 08544-4431 por primera vez.

Lo más destacado de la imagen es el anillo, que se ve con total claridad. El borde interno del anillo de polvo, visto por primera vez en estas observaciones, se corresponde muy bien con el esperado inicio de un disco de polvo: de estar más cerca de las estrellas, el polvo se evaporaría por la feroz radiación de las estrellas.

"También nos sorprendió encontrar un resplandor más débil que, probablemente, viene de un pequeño disco de acreción alrededor de la estrella compañera. Sabíamos que la estrella era doble, pero no esperábamos ver directamente a la compañera. Realmente, esto es posible gracias al salto en rendimiento proporcionado por el nuevo detector de PIONIER: ahora podemos ver regiones muy internas de este sistema distante", añade el autor principal, Michel Hillen.

El equipo considera que los discos que rodean a estrellas viejas son, en realidad, muy similares a los discos que hay alrededor de las estrellas jóvenes en los que se forman planetas. Aún está por determinar si puede formarse una segunda generación de planetas alrededor de estas estrellas viejas, pero es una posibilidad intrigante.

"Nuestras observaciones y nuestros modelo abren una nueva ventana para el estudio de la física de estos discos y de la evolución estelar de estrellas dobles. Por primera vez, las complejas interacciones entre sistemas binarios cercanos y sus entornos polvorientos pueden resolverse ahora en espacio y tiempo", concluye Hans Van Winckel.

0 comentarios

mié

02

mar

2016

MAVEN observa a Fobos en luz ultravioleta medio y lejano

Fuente: NASA

 

Los científicos de la NASA se encuentran más cerca de resolver el misterio de cómo se formó Fobos, una de las lunas de Marte.

A finales de Noviembre y principios de Diciembre de 2015, la misión Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVEN) de la NASA realizó una serie de aproximaciones a la luna marciana Fobos, tomando datos a menos de 500 kilómetros de distancia de la luna.

Entre los datos obtenidos se encuentran imágenes espectrales de Fobos en el ultravioleta. Las imágenes permitirán a los científicos de MAVEN estimar mejor la composición de este objeto enigmático, cuyo origen es desconocido.

 

La comparación de las imágenes y espectros de la superficie de Fobos por MAVEN con datos similares de asteroides y meteoritos ayudará a los científicos planetarios a comprender el origen de la luna - si se trata de un asteroide capturado o se formó en órbita alrededor de Marte. Los datos de MAVEN, cuando se analicen por completo, también ayudarán a los científicos a buscar moléculas orgánicas en la superficie. La evidencia de tales moléculas ha sido reportada en mediciones anteriores del espectrógrafo ultravioleta en la nave espacial Mars Express.

Las observaciones fueron realizadas por el instrumento Espectrógrafo de Imagen Ultravioleta a bordo MAVEN.

0 comentarios

jue

25

feb

2016

Llenando los tanques de TGO para la misión ExoMars

Fuente: NASA

 

Los depósitos del Satélite para el estudio de Gases Traza, parte de la misión ExoMars 2016, se están llenando de combustible y oxidante en el cosmódromo de Baikonur, Kazajstán.

La exploración europea de Marte entrará en una nueva era el mes que viene con el lanzamiento del Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO) y el módulo de entrada, descenso y aterrizaje (Schiaparelli).

Tras siete meses de viaje, el módulo Schiaparelli se separará del orbitador el 16 de octubre y pondrá rumbo a la superficie del planeta, sobre la que aterrizará tres días más tarde en una región conocida como Meridiani Planum. Mientras tanto, el satélite TGO comenzará una maniobra de aerofrenado que durará todo un año antes de comenzar sus operaciones científicas.

Pero hay que llevar abundantes provisiones para un viaje tan largo: el 21 de febrero se empezaron a llenar los tanques de TGO. Este satélite cuenta con un depósito de combustible y otro de oxidante, con una capacidad de 1.207 litros cada uno. Cuando terminen las operaciones de llenado, TGO transportará cerca de 1,5 toneladas de MON (mezcla de óxidos de nitrógeno) y una tonelada de MMH (monometilhidrazina).

Estos propergoles alimentarán al motor principal y a los 10 propulsores (más otros 10 de reserva) que permiten ajustar la orientación y la trayectoria de la nave.

Los propergoles viajaron desde la planta de Gerling Holz en Alemania hasta San Petersburgo en barco, y desde allí en tren hasta el cosmódromo de Kazajstán.

La manipulación de estos compuestos es una tarea muy delicada, por lo que el acceso a las instalaciones está restringido y el personal debe utilizar complejos trajes como el que se puede ver en la imagen. Un equipo de Thales Alenia Space Francia se encuentra en Baikonur para supervisar la carga de TGO, al igual que ya se hizo con Schiaparelli. Mientras se cargan los depósitos del satélite, deben permanecer de guardia los oficiales de seguridad, la brigada antiincendios y hasta un equipo de médicos.

La ventana de lanzamiento de Schiaparelli y TGO permanecerá abierta entre los días 14 y 25 de marzo de 2016.

 

0 comentarios

mié

24

feb

2016

Nuevos mapas de las temperaturas de Titán

Fuente: NASA

 

Esta secuencia de mapas muestra la variación de las temperaturas en la superficie de la luna Titán de Saturno en intervalos de dos años, desde 2004 a 2016. Las medidas fueron realizadas por el espectrómetro de infrarrojos compuesto (CIRS) de la nave espacial Cassini de la NASA.

Los mapas muestran radiación térmica infrarroja (calor) procedente de la superficie de Titán a una longitud de onda de 19 micras, una ventana espectral en la que es bastante transparente la atmósfera opaca en casi todas las demás longitudes de onda. Las temperaturas han sido promediadas sobre el globo de este a oeste (longitudinalmente) para destacar los cambios estacionales en las diferentes latitudes (de norte a sur). Las regiones negras del mapa son áreas para las cuales no se disponía de datos.

La temperatura superficial de Titán cambia lentamente durante el curso de las largas estaciones del sistema de Saturno, cada una de ellas con una duración de siete años y medio. Como en la Tierra, la cantidad de luz solar recibida en cada latitud cambia a medida que la iluminación del Sol se desplaza hacia el norte o el sur a lo largo del año de Saturno, que tiene una duración de 30 años terrestres.

Cuando Cassini llegó a Saturno en 2004, el hemisferio sur se encontraba a final del verano y era, por tanto, la región más cálida. Poco después del equinoccio de 2009, en el año 2010, las temperaturas eran simétricas en los hemisferios norte y sur, igual que la distribución observada por la nave Voyager 1 en 1980 (un año de Titán antes). Luego las temperaturas se enfriaron en el sur y subieron en el norte, a medida que se acercaba el invierno en el sur.

Si bien la tendencia general en el cambio de temperatura es claramente evidente en estos mapas, hay bandas estrechas en varios lugares resultado de hacer las observaciones a través de la atmósfera de Titán. La densa y nebulosa atmósfera de la luna añade ruido a una medición difícil.

Aunque se mueve en la latitud, la temperatura máxima medida en Titán se mantiene alrededor de -179.6 grados Celsius, con una temperatura mínima en el polo de invierno de sólo 3,5 grados Celsius más fría. Esto es un contraste mucho más pequeño del que existe entre las temperaturas más cálidas y más frías de la Tierra, que pueden variar en más de más de 100 grados centígrados.

0 comentarios

lun

22

feb

2016

El Hubble mide directamente la rotación de un Super-Júpiter nuboso

Fuente: NASA

 

Usando el Telescopio Espacial Hubble de la NASA, un equipo de astrónomos ha medido la velocidad de rotación de un exoplaneta masivo, observando la variación del brillo en su atmósfera. Esta es la primera medición de un exoplaneta masivo utilizando imágenes directamente.

"El resultado es muy emocionante", dijo Daniel Apai de la Universidad de Arizona en Tucson, responsable de la investigación del Hubble. "Nos da una técnica única para explorar las atmósferas de los exoplanetas y medir sus velocidades de rotación."

El planeta, llamado 2M1207b, es aproximadamente cuatro veces más masivo que Júpiter y es denominado "Súper-Júpiter." Es el compañero de una estrella fallida conocida como enana marrón, orbitando alrededor del objeto a una distancia de 800 millones de kilómetros. La enana marrón se conoce como 2M1207. El sistema reside a 170 años luz de la Tierra.

La estabilidad de la imagen de Hubble, de alta resolución, y las capacidades de la imagen de alto contraste, permitieron a los astrónomos medir con precisión los cambios de brillo del planeta a medida que gira. Los investigadores atribuyen la variación del brillo a los patrones complejos de nubes en la atmósfera del planeta. Las nuevas mediciones del Hubble no sólo verifican la presencia de estas nubes, sino que también muestran que las capas de nubes son irregulares e incoloras.

Los astrónomos observaron por primera vez el exoplaneta masivo hace 10 años con el Hubble. Las observaciones revelaron que la atmósfera del exoplaneta es lo suficientemente caliente para tener nubes de lluvia hechas de silicatos: roca vaporizada que se enfría para formar pequeñas partículas con tamaños similares a las del humo de un cigarrillo. Más profundamente en la atmósfera, se forman gotas de hierro que caen como lluvia, y que con el tiempo se evaporan al entrar en los niveles inferiores de la atmósfera.

"Así que a mayor altitud llueven cristales, y en altitudes más bajas llueve hierro", dijo Zhou Yifan, de la Universidad de Arizona, autor principal del trabajo de investigación. "Las temperaturas atmosféricas están entre aproximadamente 1.200 a 1.400 grados centígrados", dijo.

El Súper-Júpiter es tan caliente que aparece más brillante en luz infrarroja. Los astrónomos utilizaron la cámara de campo ancho 3 del Hubble para analizar el exoplaneta en luz infrarroja, explorar la nubosidad del objeto y medir su velocidad de rotación. El planeta está caliente porque tiene sólo unos 10 millones de años y aún se está contrayendo y ventilando. A modo de comparación, Júpiter, en nuestro sistema solar, tiene unos 4.500 millones de años.

El planeta, sin embargo, no va a mantener estas temperaturas ardientes. Durante los próximos mil millones de años, el objeto se enfriará y se desvanecerá de manera espectacular. A medida que su temperatura disminuye, se formarán más nubes de silicato de hierro en la atmósfera y eventualmente desaparecerá de la vista.

Zhou y su equipo también han determinado que este Súper-Júpiter completa una rotación cada 10 horas aproximadamente, girando a una velocidad muy rápida como Júpiter.

Este Super-Júpiter es sólo alrededor de cinco a siete veces menos masivo que su enana marrón. Por el contrario, nuestro sol es aproximadamente 1.000 veces más masivo que Júpiter. "Así que este es un muy buen indicio de que el sistema 2M1207 se ha formado de manera diferente que nuestro propio sistema solar", explicó Zhou. Los planetas que orbitan alrededor de nuestro sol se formaron dentro de un disco circunestelar a través de acreción. Pero el súper Júpiter y su compañero pueden haberse formado a lo largo del colapso gravitacional de un par de discos independientes.

"Nuestro estudio demuestra que el Hubble y su sucesor, el Telescopio Espacial James Webb de la NASA, serán capaces de obtener mapas de las nubes de exoplanetas, basados en la luz que recibimos de ellos", dijo Apai. De hecho, esta Super-Júpiter es un objetivo ideal para el telescopio Webb, un observatorio espacial infrarrojo programado para ser lanzado en el año 2018. Webb ayudará a los astrónomos a determinar mejor la composición atmosférica del exoplaneta y obtener mapas detallados de los cambios de brillo con la nueva técnica demostrada con las observaciones del Hubble.

0 comentarios

jue

18

feb

2016

Lanzado con éxito un nuevo Observatorio Espacial

Fuente: NASA

 

El observatorio espacial ASTRO-H de la Agencia Espacial Japonesa JAXA, ha sido lanzado con éxito el miércoles el 17 de Febrero a las 17:45 JST, hora local de Japón (8:45 GMT) desde el Centro Espacial de Tanegashima en Kagoshima. ASTRO-H, ha sido bautizado ahora como Hitomi, que significa "pupila del ojo".

La evolución del Universo es, ni más ni menos, uno de los objetivos del observatorio espacial de altas energías de la JAXA, con la colaboración de la ESA, NASA y otras instituciones, y la participación de científicos de ESAC. El satélite verá el cielo en rayos X y en rayos gamma blandos, lo que le permitirá estudiar algunos de los entornos más energéticos del Universo.

Durante al menos tres años, y manteniendo una órbita circular alrededor de la Tierra, ASTRO-H se centrará en la actividad de los agujeros negros supermasivos en el centro de galaxias lejanas y en la dinámica del gas caliente en cúmulos galácticos, un aspecto que, en palabras de Peter Kretschmar, Jefe de Operaciones Científicas de la misión Integral y astrónomo en ESAC, “nos dará información sobre cómo se forman los cúmulos y cómo evolucionan. Esto, a su vez, se relaciona con la evolución del Universo en general, el papel de la materia oscura y puede poner restricciones a la energía oscura”.

Kretschmar es uno de los científicos de la ESA que participa en el proyecto, en el que la agencia ha aportado también financiación para los cuatro instrumentos científicos. Algunos expertos europeos forman parte del equipo de ciencia de ASTRO-H y otros científicos europeos junto con sus colegas de Japón y EEUU se encargarán de calibrar los instrumentos del observatorio en las primeras etapas de la misión. Los astrónomos y astrofísicos europeos tendrán asignado, además, el 8% del tiempo de observación de ASTRO-H.

La misión es un paso más en la buena colaboración que mantienen JAXA y la ESA pero, sobre todo, puede abrir una puerta muy interesante a la comprensión del funcionamiento de las mayores estructuras del Universo. Peter Kretschmar asegura que “ASTRO-H permitirá estudiar la física en condiciones extremas utilizando la espectroscopia de una manera que no era posible antes de esta manera, tendremos informaciones mucho más detalladas”. No se puede predecir qué nuevos descubrimientos puede deparar, pero siempre que se ha abierto una nueva ventana de oportunidades, como ahora con ASTRO-H, los científicos han encontrado algo nuevo y inesperado.

0 comentarios

mié

17

feb

2016

Dione dividido por los anillos de Saturno

Fuente: NASA

 

Dione parece cortado en dos por los anillos muy estrechos de Saturno, visto casi de canto en esta imagen captada por la nave espacial Cassini de la NASA. Esta escena fue capturada desde tan sólo 0,02 grados por encima del plano de los anillos.

Las rayas brillantes del escaso terreno de Dione son vistas cerca del limbo de la luna a la derecha. El cráter de tamaño mediano Turno (101 kilómetros de ancho), es visible casi en el centro de Dione.

 La imagen fue tomada en luz visible con la cámara de ángulo estrecho de Cassini el 25 de diciembre de 2015. La vista fue obtenida a una distancia de aproximadamente 2,3 millones de kilómetros de Dione. La escala de la imagen es de13,8 kilómetros por píxel.

0 comentarios

sáb

13

feb

2016

Científicos anuncian la detección de ondas gravitacionales 

Fuente: NASA

 

La Fundación Nacional de las Ciencias (NSF) ha anunciado la detección de ondas gravitacionales por el Observatorio de Ondas Gravitacionales con Interferómetro Láser (LIGO), un par de observatorios terrestres en Hanford, Washington, y Livingston, Louisiana.

Albert Einstein predijo la existencia de ondas gravitacionales en su teoría general de la relatividad hace un siglo, y los científicos han estado tratando de detectarlas durante 50 años. Einstein imaginó estas ondas como ondulaciones en el tejido del espacio-tiempo, producidas por la aceleración de los cuerpos masivos, tales como los agujeros negros que orbitan entre sí. Los científicos están interesados en la observación y caracterización de estas ondas para aprender más acerca de las fuentes que los producen y sobre la propia gravedad.

Las detecciones de LIGO representan un primer paso muy esperado hacia la apertura de una nueva rama de la astrofísica. Casi todo lo que sabemos sobre el universo proviene de la detección y el análisis de la luz en todas sus formas en todo el espectro electromagnético - radio, infrarrojo, visible, ultravioleta, rayos X y rayos gamma. El estudio de las ondas gravitacionales abre una nueva ventana en el universo, que los científicos esperan que proporcione información clave que complementará lo que podemos aprender a través de la radiación electromagnética.

Al igual que en otras áreas de la astronomía, los astrónomos necesitan observatorios terrestres y espaciales para sacar el máximo provecho de esta nueva ventana. LIGO es sensible a las ondas gravitacionales dentro de la gama de 10 a 1000 ciclos por segundo (10 a 1000 Hz). Un sistema basado en el espacio sería capaz de detectar ondas a frecuencias mucho más bajas, de 0,0001 a 0,1 Hz, y detectar diferentes tipos de fuentes. La NASA está trabajando en estrecha colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA) para desarrollar un concepto para un observatorio de ondas gravitacionales con base en el espacio.

La ESA está actualmente liderando la misión LISA Pathfinder, lanzada el pasado mes de diciembre y ahora en su fase de puesta en marcha, para demostrar las tecnologías que podrían utilizarse para un futuro observatorio de ondas gravitacionales con base en el espacio. La NASA aportó su sistema de Reducción de Perturbaciones ST-7 a la carga útil como parte de esa manifestación.

Las misiones de la NASA están buscando en el cielo rayos X y de rayos gamma señales fugaces de eventos LIGO. La detección de la luz emitida por una fuente de ondas gravitacionales permitiría una comprensión más profunda del evento a través de cualquiera de estas técnicas.

0 comentarios

jue

11

feb

2016

Un momento estelar bajo los focos

Fuente: NASA

 

Una estrella recién formada ilumina las nubes cósmicas circundantes en esta nueva imagen del Observatorio La Silla de ESO, en Chile. Las partículas de polvo que hay en las inmensas nubes que rodean a la estrella HD 97300 dispersan su luz (como lo haría la niebla envolvente con la luz de los faros de un coche), creando la nebulosa de reflexión IC 2631. Aunque, por el momento, HD 97300 es el foco de atención, el mismo polvo que hace que sea tan difícil no verla anuncia el nacimiento de futuras estrellas que podrían quitarle el protagonismo.

La brillante región de esta nueva imagen obtenida con el Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros es una nebulosa de reflexión conocida como IC 2631. Estos objetos son nubes de polvo cósmico que reflejan la luz de una estrella cercana en el espacio, creando un impresionante espectáculo de luz como el que se ha captado en esta imagen. IC 2631 es la nebulosa más brillante del complejo Chamaeleon (el camaleón), una extensa región de nubes de gas y polvo que alberga numerosas estrellas recién nacidas y otras aún en formación. El complejo se encuentra a unos 500 años luz de distancia, en la constelación meridional de Chamaeleon.

IC 2631 es iluminada por la estrella HD 97300, una de sus vecinas más jóvenes, así como una de las más masivas y brillantes. Esta región está llena de materia prima para fabricar estrellas, lo cual se hace evidente por la presencia de nebulosas oscuras visibles en esta foto encima y debajo de IC 2631. Las nebulosas oscuras tienen tanta densidad de gas y polvo que impiden el paso de la luz de las estrellas del fondo.

A pesar de su presencia dominante, el protagonismo de HD 97300 debe verse en perspectiva. Es una estrella T Tauri, la etapa visible más joven de estrellas relativamente pequeñas. A medida que estas estrellas maduran y alcanzan la edad adulta, pierden masa y se encogen. Pero durante la fase de T Tauri estas estrellas aún no se han contraído al tamaño más modesto que mantendrán durante miles de millones de años como estrellas de secuencia principal.

Estas estrellas nacientes ya tienen temperaturas superficiales similares a las que tendrán en su fase de secuencia principal y, por consiguiente, dado que los objetos en fase T Tauri son, en esencia, enormes versiones de sí mismos en el futuro, se ven más brillantes en su juventud de tamaño abultado que en la madurez. Todavía no han comenzado a fusionar hidrógeno en helio en sus núcleos, como las estrellas normales de secuencia principal, pero están empezando a flexionar sus músculos térmicos al generar calor a partir de la contracción.

Las nebulosas de reflexión, como esta generada por HD 97300, simplemente dispersan la luz de las estrellas de nuevo hacia el espacio. La luz estelar más energética, como la radiación ultravioleta que emana de estrellas jóvenes muy calientes, puede ionizar el gas cercano, haciendo que emita luz propia. Estas nebulosas de emisión indican la presencia de estrellas más calientes y potentes que, en su madurez, pueden observarse a través de miles de años luz. HD 97300 no es tan potente y su protagonismo está destinado a no durar en el tiempo.

0 comentarios

lun

08

feb

2016

El astronauta del Apolo XIV Edgar Mitchell falleció a los 85 años

Fuente: NASA

 

El astronauta Edgar Mitchell, piloto del módulo lunar del Apolo 14, falleció el jueves 4 de Febrero de 2016 en West Palm Beach, Florida., en la víspera del 45 º aniversario de su aterrizaje lunar.

Mitchell formó equipo en el módulo lunar Antares con el comandante del Apollo 14 Alan Shephard Jr., el primer americano en el espacio, alunizaron el 05 de febrero de 1971, en las montañas del Fra Mauro. Shepard y Mitchell fueron asignados para recorrer parte de la superficie lunar, desplegar varios instrumentos científicos y realizar una prueba de comunicación en la superficie, así como para fotografiar la superficie lunar o cualquier fenómeno del espacio profundo.

Mitchell y Shephard establecieron récords en la misión como el de la mayor distancia recorrida en la superficie lunar; la mayor carga útil que regresó de la superficie lunar y el tiempo de estancia lunar más largo (33 horas). También fueron los primeros en transmitir televisión en color de la superficie lunar. Mitchell ayudó a recoger 94 libras de rocas y muestras del suelo lunar que se distribuyeron a 187 equipos científicos de los Estados Unidos y a otros 14 países para su análisis.

Mitchell se retiró de la NASA y la Marina de los Estados Unidos en 1973.

0 comentarios

dom

07

feb

2016

Un platillo volador glacial

Fuente: ESO

 

Un equipo de astrónomos ha utilizado los telescopios ALMA e IRAM para realizar la primera medición directa de la temperatura de los grandes granos de polvo que se encuentran en las partes exteriores de un disco de formación de planetas alrededor de una estrella joven. Aplicando una novedosa técnica a las observaciones de un objeto conocido como “Platillo Volador”, se ha descubierto que los granos tienen temperaturas mucho más bajas de lo esperado: -266 grados centígrados. Este sorprendente resultado sugiere que será necesario revisar los modelos de estos discos.

El equipo internacional, liderado por Stéphane Guilloteau, del Laboratorio de Astrofísica de Burdeos (Francia), midió la temperatura de los grandes granos de polvo que hay alrededor de la joven estrella 2MASS J16281370-2431391, en la espectacular región de formación estelar de Rho Ophiuchi, que se encuentra a unos 400 años luz de la Tierra.

Esta estrella está rodeada por un disco de gas y polvo. Estos discos se denominan discos protoplanetarios, ya que se trata de las primeras etapas en la creación de sistemas planetarios. Este disco en particular se ve casi de canto, y su aspecto en las imágenes de luz visible ha hecho que sea apodado como el Platillo Volador.

Los astrónomos utilizaron ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) para observar el resplandor proveniente de moléculas de monóxido de carbono en el disco de 2MASS J16281370-2431391. Fueron capaces de crear imágenes muy nítidas y encontraron algo raro: ¡en algunos casos vieron una señal negativa! Normalmente una señal negativa es físicamente imposible, pero en este caso hay una explicación que nos lleva a una conclusión sorprendente.

El autor principal, Stéphane Guilloteau, desvela la historia: "Este disco no se observa contra un cielo negro y vacío. En cambio, vemos su silueta frente al brillo de la nebulosa Rho Ophiuchi. Este resplandor difuso se extiende demasiado como para ser detectado por ALMA, pero el disco la absorbe. La señal negativa resultante significa que partes del disco están más frías que el fondo. ¡La Tierra está casi literalmente a la sombra del Platillo Volador!"

El equipo combinó las mediciones del disco llevadas a cabo por ALMA con las observaciones de la luz de fondo del telescopio de 30 metros IRAM, instalado en España [1]. Derivaron una temperatura para los granos de polvo del disco de sólo -266 grados (sólo 7 grados sobre el cero absoluto o 7 Kelvin) a una distancia de unos 15.000 millones de kilómetros de la estrella central [2]. Se trata de la primera medición directa de la temperatura de granos grandes (con dimensiones de aproximadamente un milímetro) en este tipo de objetos.

Esta temperatura es mucho menor de lo que predicen los últimos modelos, que estiman temperaturas de entre -258 y -253 ºC (entre 15 y 20 Kelvin). Para resolver esta discrepancia, y dado que alcanzan temperaturas tan bajas, las características de estos grandes granos de polvo deben ser diferentes a lo que se creía hasta ahora.

"Para establecer cuál es el impacto de este descubrimiento en la estructura del disco, tenemos que encontrar qué propiedades del polvo pueden resultar plausibles a temperaturas tan bajas. Tenemos algunas ideas: por ejemplo, la temperatura puede depender del tamaño del grano, siendo los granos más grandes más fríos que los más pequeños. Pero es demasiado pronto para estar seguros", agrega el coautor Emmanuel di Folco (Laboratorio de Astrofísica de Burdeos).

Si se determina que estas bajas temperaturas del polvo son una característica normal de los discos protoplanetarios, esto podría tener muchas consecuencias para la comprensión de cómo se forman y evolucionan.

Por ejemplo, las propiedades del polvo determinan qué sucede cuando estas partículas chocan y, por lo tanto, se convierten en posibles semillas para la formación de planetas. Aún no es posible evaluar si estas diferencias en las propiedades del polvo son significativas o no en este sentido.

También se sabe que existen discos de polvo más pequeños, y que las bajas temperaturas del polvo también pueden tener un importante impacto en ellos. Si estos discos se componen principalmente de granos más grandes y fríos de lo que se pensaba hasta ahora, esto implicaría que estos discos compactos pueden ser arbitrariamente masivos, por lo que incluso podrían formar planetas gigantes relativamente cerca de la estrella central.

Será necesario llevar a cabo más observaciones, pero parece que el polvo frío encontrado por ALMA puede tener consecuencias significativas para la comprensión de los discos protoplanetarios.

Notas

[1] Las mediciones de IRAM eran necesarias ya que ALMA no es sensible a la extensa señal de fondo.

[2] Esto corresponde a cien veces la distancia de la Tierra al Sol, la región ahora ocupada por el cinturón de Kuiper, dentro del Sistema Solar.

0 comentarios

sáb

06

feb

2016

 La belleza sobrenatural del rectángulo rojo

Fuente: NASA

 

Las líneas rectas no abundan en el espacio. Es por ello que cuando las vemos, nos llaman inmediatamente la atención y nos parece, hasta cierto punto, que están fuera de lugar. El Rectángulo Rojo es un buen ejemplo de estos enigmáticos objetos rectilíneos. Se sabe que la estrella HD 44179 es un sistema binario desde el año 1915. Sin embargo, su peculiar forma no se descubrió hasta 1973, cuando un cohete de sondeo la fotografió con una cámara de infrarrojos. 

Esta imagen es mucho más reciente: fue tomada en el año 2007 con la Cámara Avanzada para Sondeos (ACS) del Telescopio Espacial Hubble. Las observaciones se centran en las longitudes de onda de la luz roja, lo que permite poner de manifiesto las emisiones del hidrógeno gaseoso.

Esta radiación ha sido representada en color rojo. La cámara del Hubble también detectó emisiones en la banda más ancha de la luz anaranjada-rojiza, que han sido representadas en color azul para aumentar el contraste de la imagen. 

El Rectángulo Rojo se encuentra a unos 2.300 años luz de nuestro planeta, en la constelación de Monoceros (el Unicornio). Es conocida porque una de las estrellas de HD 44179 se encuentra en las últimas fases de su vida. Este astro se fue hinchando a medida que las reacciones flaqueaban en su núcleo, hasta expulsar sus capas externas al espacio. 

Este tipo de nubes de gas se conocen con el confuso nombre de nebulosas planetarias, ya que el astrónomo William Herschel pensó que se parecían bastante al pálido disco de Urano, el planeta que acababa de descubrir. 

La forma de ‘X’ que se puede ver en esta imagen parece indicar que algo está bloqueando la expansión uniforme de la nebulosa. Sin embargo, lo más probable es que la estrella esté rodeada por un denso disco de polvo que canaliza sus emisiones a lo largo de dos amplios conos, cuyas generatrices serían las diagonales del rectángulo. Afortunadamente, aunque esto pueda explicar su misterioso origen, no le resta belleza. 

0 comentarios

jue

04

feb

2016

El primer vuelo del SLS enviará pequeños satélites al espacio en 2018

Fuente: NASA

 

El primer vuelo del nuevo cohete de la NASA, el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), llevará 13 CubeSats para probar ideas innovadoras junto con una nave espacial Orión sin tripulación en 2018.

Estas cargas útiles secundarias son pequeños satélites que realizarán investigaciones de ciencia y tecnología para ayudar a allanar el camino para la futura exploración humana en el espacio profundo, incluyendo el viaje a Marte. El primer vuelo del SLS, conocido como Misión de Exploración-1 (EM-1), ofrece una oportunidad para que estos pequeños experimentos puedan llegar a destinos del espacio profundo, mientras que la mayoría de oportunidades de lanzamiento para CubeSats se limitan a la órbita baja de la Tierra.

"Los 13 CubeSats que volarán al espacio profundo como cargas útiles secundarias a bordo de SLS en la misión EM-1 muestran la intersección de la ciencia y la tecnología, y el avance en nuestro viaje a Marte", dijo la administradora adjunta de la NASA Dava Newman.

Las cargas útiles secundarias fueron seleccionadas a través de una serie de anuncios de oportunidades de vuelo, un reto de la NASA y negociaciones con los socios internacionales de NASA.

"El SLS está proporcionando una oportunidad increíble para llevar a cabo misiones de ciencia y tecnología claves para pruebas más allá de la órbita baja de la Tierra", dijo Bill Hill, administrador asociado adjunto de Sistemas de Exploración de Desarrollo en la sede de la NASA en Washington. "Este cohete tiene el poder sin precedentes para enviar a Orion al espacio profundo, más espacio para llevar 13 pequeños satélites - cargas útiles que harán avanzar nuestro conocimiento sobre el espacio profundo con un costo mínimo ".

NASA seleccionó dos cargas útiles a través del anuncio NextSTEP:

•Skyfire - Lockheed Martin Space Systems Company, Denver, Colorado, desarrollará un CubeSat para realizar un sobrevuelo lunar de nuestro satélite, tomando datos de los sensores durante el sobrevuelo para mejorar nuestro conocimiento de la superficie lunar.
•Lunar IceCube - Universidad Estatal de Morehead, Kentucky, construirá un CubeSat para buscar hielo de agua y otros recursos en una órbita baja a sólo 62 millas sobre la superficie de la luna.

Tres cargas útiles fueron seleccionados por el Directorio de Operaciones y Exploración Humana de la NASA:
•Near-Earth Asteroid Scout o NEA Scouts realizará el reconocimiento de un asteroide, tomará fotos y observará su posición en el espacio.
•BioSentinel utilizará levadura para detectar, medir y comparar el impacto de la radiación del espacio profundo en los organismos vivos durante largos períodos de tiempo en el espacio profundo.
•Lunar Flashlight buscará depósitos de hielo e identificará lugares donde se puedan extraer recursos de la superficie lunar.


Dos cargas útiles fueron seleccionadas por el Directorio de Misiones Científicas de la NASA:
•CuSP - una "estación de clima espacial" para medir partículas y campos magnéticos en el espacio, poniendo a prueba la practicidad de una red de estaciones para monitorear el clima espacial.
•LunaH-Map mapeará hidrógeno dentro cráteres y otras regiones en sombra permanente a lo largo del polo sur de la luna.


Tres cargas útiles adicionales se determinarán a través del Quest Cube Challenge de la NASA - patrocinado por el Directorio de Misiones Tecnológicas de la NASA y diseñado para fomentar innovaciones en pequeñas naves espaciales de propulsión y técnicas de comunicación. Los constructores de CubeSat competirán por una oportunidad de lanzamiento durante el primer vuelo de SLS a través de un concurso que tiene cuatro rondas, dando lugar a la selección en 2017 de las cargas útiles para volar en la misión.

La NASA también ha reservado tres puestos para cargas útiles de los socios internacionales. Las discusiones para volar esas tres cargas útiles están en curso, y se darán a conocer más adelante.

En este primer vuelo, SLS lanzará la nave espacial Orion a una órbita estable más allá de la luna para demostrar el rendimiento del sistema integrado de Orion y el cohete SLS antes del primer vuelo con tripulación. La primera configuración de SLS que volará en EM-1 se conoce como Bloque I y tendrá un mínimo de 70 toneladas métricas (77 toneladas) capacidad de elevación y será impulsado por propulsores individuales y cuatro motores RS-25. Los CubeSats serán desplegados tras la separación de Orión de la etapa superior y una vez que Orion se encuentre a una distancia segura. Cada carga útil será expulsada con un mecanismo de resorte de dispensadores en el adaptador de la etapa de Orión. Tras el despliegue, los transmisores en los CubeSats se encenderán, y las estaciones de tierra los escucharán por sus balizas para determinar la funcionalidad de estos pequeños satélites.

0 comentarios

mar

02

feb

2016

El paradigma Einstein

Rafael Alemañ Berenguer nos acerca en este libro, en cierto modo, a la controversia sobre la Teoría del a Relatividad.

La entrañable imagen de Einstein evoca al físico de fama universal del que todo el mundo ha oído hablar pero al que pocos comprenden. Con una contagiosa mezcla de agudeza y pasión, Rafael Alemañ nos acompaña en un extraordinario viaje hacia el corazón de la Relatividad Especial y la General. A través de una mirada lúcida y fascinante, el autor nos habla de los antecedentes históricos que precedieron al sabio alemán en sus dos teorías relativistas, así como de las propuestas rivales que pretendieron sustituirlas.

Agitando un cóctel de anécdotas, personajes históricos y algunas dosis de física pasmosa, Alemañ consigue transmitir perfectamente por qué los descubrimientos de Einstein están entre los más importantes de la naturaleza, y las razones de que nadie haya conseguido superarlos hasta el momento. La obra también muestra un despliegue de los éxitos alcanzados por las creaciones de Einstein, junto con una discusión sobre las perspectivas de que se mantengan como un firme pilar de la Física en el siglo XXI. La claridad y el entusiasmo de la narración revelan las maravillas de la exploración científica del mundo de un modo que hace imprescindible su lectura para cualquier interesado en la ciencia.

 

 

El paradigma Einstein

Rafael Alemañ Berenguer

Editorial Almuzara

Isbn- 9788494384691

Pvp- 19,95 euros

Enero 2016

 

0 comentarios

mié

27

ene

2016

El Rover Opportunity continua trabajando sobre Marte en pleno invierno

Fuente: NASA

 

El Rover Opportunity de la NASA en Marte, trabajó estos días al nivel más bajo de energía solar del séptimo invierno marciano de la misión. Actualmente está usando un triturador de rocas dentado de diamante y otras herramientas complementarias para realizar una investigación y encontrar nuevas pistas sobre la historia ambiental del Planeta Rojo.

Después del solsticio de invierno en el hemisferio sur de Marte el 02 de enero, se ha establecido un nuevo clima que echó una mano al Opportunity, proporcionando viento que quita un poco de polvo a los paneles solares.

La potencia disponible para el rover Opportunity de la NASA está aumentando después de pasar varias semanas al mínimo de energía durante el invierno marciano.

No obstante, “Opportunity se ha mantenido muy activo durante este invierno, en parte debido a que los paneles solares han estado mucho más limpios que en los últimos inviernos“, dijo John Callas, gerente del Proyecto Mars Exploration Rover del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

Después de alcanzar el solsticio de invierno, a partir de ahora la cantidad de luz solar disponible para Opportunity continuará aumentando durante la mayor parte de 2016.

Cada año marciano dura alrededor de 1,9 años terrestres, ya que Marte está más lejos del Sol y necesita más tiempo para completar su órbita anual.

El eje de rotación de norte a sur de Marte es inclinado como el de la Tierra, así que Marte también tiene temporadas de verano e invierno. Las estaciones son alrededor de dos veces más largas que en la Tierra, y es por eso que a 12 años terrestres después del aterrizaje del Opportunity en Marte, el rover está soportando su séptimo invierno marciano.

“Con los niveles de energía saludables, estamos ansiosos de completar el trabajo en el Marathon Valley este año y avanzar más adelante con Opportunity ", dijo Callas.

0 comentarios

dom

24

ene

2016

Deslumbrante diamante de estrellas brillantes en nuestra galaxia

Fuente: NASA

 

Parecido a un tapiz de diamantes lujoso, esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA muestra un cúmulo que contiene una colección de algunas de las estrellas más brillantes jamás vistas en nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Llamado Trumpler 14, se encuentra a 8.000 años luz de distancia en la Nebulosa Carina, una región de formación estelar enorme.

Debido a que el clúster es de sólo 500.000 años de edad, tiene una de las mayores concentraciones de estrellas masivas y luminosas de toda la Vía Láctea.

El pequeño objeto oscuro de la izquierda en el centro es un nódulo de gas mezclado con polvo.

Image Credit: NASA, ESA, y J. Maíz Apellániz (Instituto Astrofísico de Andalucía, España)

0 comentarios

vie

22

ene

2016

Los filamentos en el corazón de la serpiente

Fuente: NASA

 

El medio interestelar es una mezcla de nubes moleculares, masas de gas frío o templado y átomos de hidrógeno ionizado que rellena el espacio entre las estrellas de nuestra galaxia.

Las nubes moleculares son las estructuras más densas del medio interestelar, compuestas en su mayor medida por moléculas de hidrógeno. El observatorio espacial Herschel de la ESA ha revelado que estas nubes se organizan alrededor de gruesos filamentos que surcan toda su extensión. Estos filamentos podrían estar transportando materia y, cuando alcanzan un tamaño apropiado, inician el proceso de formación de nuevas estrellas. 

Esta imagen tomada por Herschel muestra el Núcleo de Serpens, el corazón de una gigantesca nube molecular. El Núcleo propiamente dicho se corresponde con la brillante estructura situada cerca de la esquina superior derecha. Un poco más abajo se encuentra un cúmulo secundario más difuso, conocido como Ser G3-G6. En la parte izquierda de la imagen se puede distinguir un débil resplandor amarillo que se corresponde con la región LDN 583, que brilla con intensidad en la banda del infrarrojo lejano. 

Las nubes moleculares pueden agrupar una masa 10 millones de veces superior a la de nuestro Sol, y se extienden cientos de años luz. Comparadas con el resto del espacio son bastante densas – con una densidad de hasta mil átomos por centímetro cúbico, incluso más en las regiones en las que se están formando nuevas estrellas. No obstante, estos términos son bastante relativos, ya que sus regiones más pobladas son 10 veces menos densas que el mejor vacío que se pueda generar en un laboratorio. 

Estas gigantescas nubes son estructuras muy complejas, organizadas en torno a gruesos filamentos mezclados con estructuras grumosas e irregulares con forma de pliegue, de lámina o de burbuja. Una galaxia espiral típica como la Vía Láctea puede contener miles de nubes moleculares, acompañadas por estructuras asociadas de menor tamaño. 

La región de Serpens es ideal para el estudio de las nubes moleculares gigantes, ya que se encuentra a tan sólo 1.400 años luz de nuestro planeta. Un equipo de científicos ha comparado las observaciones realizadas por Herschel de esta región con una simulación por ordenador para tratar de comprender mejor las propiedades de la nube, y para determinar el grado de precisión de su modelo teórico. 

Este método permitió descubrir una red de filamentos radiales que se extienden por todo el Núcleo de Serpens, y que terminarán fragmentándose para comenzar el proceso de formación de nuevas estrellas. Estos filamentos recuerdan a los radios de una rueda, con el Núcleo ocupando la posición de su eje. 

Esta imagen en tres colores es una composición de las observaciones realizadas con las cámaras PACS (azul y verde) y SPIRE (rojo) de Herschel. La región mostrada abarca un sector de 1.7° x 1.9° en el firmamento, donde cada grado se corresponde con unos 25 años luz.

0 comentarios

mar

19

ene

2016

El futuro del espaciotiempo

La editorial Critica vuelve a editar en un nuevo formato esta obra de Stephen Hawking publicada en 2003.

Desde Einstein, y sobre todo a partir de su teoría de la relatividad general, sabemos que los fenómenos naturales tienen lugar en un marco geométrico de cuatro dimensiones, en el espaciotiempo. En este libro algunos de los físicos y divulgadores científicos más importantes de nuestro tiempo exploran las posibilidades más ll amativas que nos abre el espaciotiempo einsteiniano. Tras una excelente introducción, en la que Richard Price suministra las herramientas conceptuales básicas para poder comprender qué es eso que llamamos «espaciotiempo», Igor Novikov introduce a los lectores en las posibilidades de los viajes en el tiempo con sencillas explicaciones y modelos que evitan las típicas paradojas que se producen cuando el viaje conduce a tiempos anteriores al de partida. Sin embargo, los viajes en el tiempo son, tal vez, imposibles porque pueden violar leyes físicas que aún no hemos descubierto: esta es la cuestión que aborda Stephen Hawking con su maestría habitual. Por su parte, Kip Thorne mira a un futuro en el que se pueda comprobar una de las predicciones de la teoría de la relatividad general, la de la radiación gravitacional, que ha desafiado hasta el momento todos los intentos de ser detectada, mientras que Alan Lightman y Timothy Ferris abordan aspectos más «externalistas» que conectan la ciencia del espaciotiempo, y la ciencia en general, con la cultura, entendida ésta en su sentido más amplio. Y es que no hay verdadera cultura sin ciencia.

 

El futuro del espaciotiempo

Stephen Hawking, Kip Titone, Igor Novikov, T. Ferris y Alan Lightman

Editorial Critica

Isbn- 9788498929119

Pvp- 16,95 euros

Enero 2016

0 comentarios

lun

18

ene

2016

La gran ilusión

 

 

La editorial Critica edita nuevamente en un formato diferente, La Gran Ilusión de Stefhen Hawking y publicada originalmente en el año 2010.

 

El profesor Hawking ha tomado en sus manos la comprometida tarea de seleccionar y presentar, con su propia opinión científica e intelectual, aquellos textos específicos que llevaron a Einstein a ocupar un lugar de honor en la historia de la humanidad. Desde el texto en el que se revelaba la «teoría de la relatividad» hasta los escritos políticos y religiosos de Einstein, pasando por sus aportaciones a la física cuántica o a la mecánica estadística, La gran ilusión nos ofrece todo lo que hay que saber sobre el mayor científico del siglo xx y, quizá, de todos los tiempos.

 

La gran Ilusión

Stephen Hawking

Editorial Critica

Drakontos

Isbn- 9788498929102

Pvp. 25,90 euros

Enero 2016

0 comentarios

jue

14

ene

2016

El hielo expuesto en el cometa de Rosetta está formado por agua

Fuente: NASA

 

Las observaciones realizadas poco después de la llegada de Rosetta a su cometa objetivo en 2014 han dado lugar a la confirmación definitiva de la presencia de agua helada.

Aunque el vapor de agua es el gas principal que se ha podido percibir desde el cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko, se cree que la mayor parte del hielo procede de debajo de la corteza del cometa y son muy pocos los ejemplos de hielo hallados en la superficie. 

Sin embargo, un análisis detallado del instrumento infrarrojo VIRTIS de Rosetta revela la composición de la capa superior del cometa: principalmente, está cubierto de un material oscuro, seco y orgánico mezclado con una cantidad reducida de hielo. 

En el último estudio, que se centra en las imágenes obtenidas por escáner entre septiembre y noviembre de 2014, el equipo confirma que dos áreas de varias decenas de metros en la región de Imhotep, que aparecen como zonas brillantes de luz, incluyen realmente una cantidad significativa de agua helada. 

El hielo se asociaba a las paredes de acantilados y caídas de residuos y se encontraba a una temperatura de aproximadamente -120º C en ese momento. 

En estas regiones, se descubrió que en torno a un 5% de cada área de muestreo de píxeles era hielo puro y el resto estaba compuesto por material oscuro y seco. La abundancia de hielo se calculó comparando las mediciones de Rosetta con modelos que estiman cómo se mezclan los granos de hielo de diferentes tamaños en un píxel. 

Los datos obtenidos revelaron la existencia de dos grupos de granos diferentes: una mide varias decenas de micrómetros de diámetro y la otra es algo mayor, 2 mm aproximadamente.

Estos tamaños contrastan con los minúsculos granos de pocos micrómetros de diámetro que se encontraron en la región Hapi situada en el "cuello" del cometa, como observaba VIRTIS en otro estudio. 

"Las diversas poblaciones de granos helados en la superficie del cometa sugieren una pluralidad de mecanismos y periodos de tiempo de formación" —explica Gianrico Filacchione autor principal del nuevo estudio publicado en la revista Nature—. 

En Hapi los minúsculos granos se asocian a una fina capa de "escarcha" que se forman durante el ciclo diario del hielo, como consecuencia de la rápida condensación que tiene lugar en esta región durante las rotaciones del cometa cada 12 horas. 

"Por el contrario, creemos que las capas de los granos con un tamaño a partir del milímetro que observamos en Imhotep tiene una historia más compleja. Probablemente, estos granos se forman lentamente a lo largo del tiempo y están expuestos de forma ocasional debido a la erosión" —comenta Gianrico—. 

Partiendo del hecho de que los granos de hielo de la superficie tienen un tamaño normal de varias decenas de micrómetros (como sugiere el cometa de Rosetta, además de otros cometas) es posible explicar las observaciones de granos de un tamaño a partir del milímetro a través del crecimiento de cristales de hielo secundarios. 

Una forma de hacerlo es mediante "sinterización", un proceso en el cual los granos de hielo están compactados. Otro método es la "sublimación", que se produce cuando el calor del Sol penetra en la superficie y activa la evaporación del hielo enterrado. Aunque parte del vapor de agua resultante podría escapar del núcleo una fracción notable de él se recondensa en capas bajo la superficie.

La idea se fundamenta en experimentos de laboratorio que simulan el comportamiento de sublimación de hielo enterrado bajo el polvo a través del calor transmitido por la luz solar.

Estas pruebas demuestran que más del 80% del vapor de agua que desprende no consigue traspasar el manto de polvo, sino que es redepositado bajo la superficie. 

La energía adicional para la sublimación también podría ofrecerse mediante una transformación de la estructura del hielo a nivel molecular. A temperaturas bajas como las que observamos en los cometas, el hielo amorfo puede convertirse en hielo cristalino, desprendiendo energía durante el proceso. 

"El crecimiento del grano de hielo puede dar lugar a la formación de capas subsuperficiales de hielo de varios metros de grosor, que pueden afectar a la estructura a gran escala, porosidad y propiedades termales del núcleo" —declara Fabrizio Capaccioni, investigador principal de VIRTIS—. 

"Las finas capas de hielo que observamos al descubierto cerca de la superficie pueden ser consecuencia de la actividad y evolución del cometa, lo que sugiere que la formación de capas no ocurre necesariamente en la etapa inicial de la historia de formación del cometa". 

"Comprender qué características del cometa se determinan en el momento de su formación y cuáles se crean durante su evolución es una tarea algo ambiciosa, pero es la razón por la que estamos estudiando el cometa tan de cerca: para intentar descubrir qué procesos son importantes en las diferentes etapas de la vida de un cometa" —añade Matt Taylor, jefe del proyecto Rosetta de la ESA—. 

Los científicos de Rosetta están analizando los datos recopilados posteriormente por la misión, dado que el cometa se aproximó al Sol a mediados de 2015, con intención de observar cómo evolucionó la cantidad de hielo expuesto en la superficie según iba aumentando el calor.

0 comentarios

jue

14

ene

2016

Cassini visita Saturno

Fuente: NASA

 

Es fácil olvidar lo grande de es Saturno, unas 10 veces el diámetro de la Tierra. Y con un diámetro de alrededor de 116.500 kilómetros, el planeta simplemente empequeñece a su séquito de lunas. Uno de esos satélites, Tetis, (1.062 kilómetros de diámetro), se ve aquí abajo a la derecha, en esta imagen.

Esta vista se dirige hacia el lado iluminado de los anillos desde unos 8 grados por encima del plano de los anillos. La imagen fue tomada con la cámara gran angular de la nave espacial Cassini el 7 de Marzo de 2015 usando un filtro espectral que admite preferentemente longitudes de onda de luz infrarroja centrado a 752 nanómetros. Tethys ha sido iluminado por un factor de 2 para aumentar su visibilidad.

La vista fue obtenida a una distancia de aproximadamente 2,6 millones de kilómetros de Saturno. La escala de la imagen es de 16 kilómetros por píxel. Tetis está un poco más cerca, a 2,4 millones de kilómetros de distancia, para una escala de la imagen de 14 kilómetros por píxel.

0 comentarios

jue

07

ene

2016

El Telescopio NuSTAR observa a la galaxia Andrómeda

Fuente: NASA

 

El telescopio de la NASA NuSTAR, ha capturado la mejor imagen de rayos X de alta energía jamás obtenida de una parte de nuestra galaxia vecina más grande y más cercana, Andrómeda. La misión espacial ha observado 40 "binarias de rayos X" - fuentes intensas de rayos X que constan de un agujero negro o una estrella de neutrones que se alimenta de una compañera estelar.

Los resultados ayudarán a los investigadores a entender mejor el papel de las binarias de rayos X en la evolución de nuestro universo. Según los astrónomos, estos objetos energéticos pueden jugar un papel crítico en calentamiento del baño intergaláctico de gas en el que se formaron las primeras galaxias.

"Andrómeda es la única gran galaxia espiral en la que podemos ver binarias de rayos X individuales y estudiarlas en detalle en un entorno como el nuestro", dijo Daniel Wik del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, que presentó los resultados en la 227ª reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Kissimmee, Florida. "Podemos utilizar esta información para deducir lo que está pasando en las galaxias más distantes, que son más difíciles de ver."


Andrómeda, también conocida como M31, se puede considerar como la hermana mayor de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. Ambas galaxias tienen forma espiral, pero Andrómeda es ligeramente más grande que la Vía Láctea en tamaño. Situada a 2,5 millones de años luz de distancia, Andrómeda está relativamente cerca en términos cósmicos. Incluso se puede ver a simple vista en el cielo.

0 comentarios

lun

04

ene

2016

Revelado el secreto de la pérdida de peso de estrellas envejecidas

Fuente: NASA

 

Utilizando el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, un equipo de astrónomos ha captado las imágenes más detalladas de la estrella hipergigante VY Canis Majoris. Estas observaciones muestran cómo el tamaño inesperadamente grande de las partículas de polvo que rodean a la estrella le permiten perder una enorme cantidad de masa a medida que comienza el proceso de su muerte. Este proceso, entendido ahora por primera vez, es necesario para preparar a estas estrellas gigantescas frente a su explosivo final como supernovas.

VY Canis Majoris es un Goliat estelar, una hipergigante roja, una de las estrellas más grandes conocidas de la Vía Láctea. Tiene entre 30 y 40 veces la masa del Sol y es 300.000 veces más luminosa. En su estado actual, la estrella abarcaría la órbita de Júpiter, tras expandirse enormemente al entrar en las fases finales de su vida.

Para obtener estas nuevas observaciones de la estrella se utilizó el instrumento SPHERE, instalado en el VLT. El sistema de óptica adaptativa de este instrumento corrige imágenes mejor que los sistemas anteriores que utilizan esta misma técnica, permitiendo ver con gran nivel de detalle las características de objetos o fenómenos muy cercanos a fuentes luminosas de luz [1]. SPHERE reveló claramente cómo la brillante luz de VY Canis Majoris iluminaba las nubes de material de su entorno.

Y usando el modo ZIMPOL de SPHERE, el equipo pudo no sólo mirar con mayor profundidad en el corazón de esta nube de gas y polvo que rodea a la estrella, sino que también pudo ver cómo la luz de las estrellas fue dispersada y polarizada por el material circundante. Estas mediciones fueron clave para descubrir las esquivas propiedades del polvo.

Un cuidadoso análisis de los resultados de polarización reveló que estos granos de polvo eran partículas relativamente grandes, de 0,5 micrómetros de tamaño, lo cual puede parecer pequeño, pero los granos de este tamaño son unas 50 veces más grandes que el polvo que se encuentra normalmente en el espacio interestelar.

A medida que se expanden, las estrellas masivas arrojan grandes cantidades de material —cada año, VY Canis Majoris expulsa de su superficie 30 veces la masa de la Tierra  en forma de polvo y gas—. Esta nube de material sale hacia el exterior antes de que la estrella explote, momento en el que parte del polvo es destruido y el resto es expulsado hacia el espacio interestelar. Posteriormente, este material será utilizado, junto con los elementos más pesados creados durante la explosión de la supernova, por la próxima generación de estrellas, e incluso podrá acabar formando parte del material a partir del cual nacerán planetas.

Hasta ahora, no se sabía cuál era el proceso por el cual el material de las partes altas de las atmósferas de estas estrellas gigantes era lanzado al espacio antes de que la estrella explotara. Siempre se había estimado que el desencadenante más probable es la presión de radiación, la fuerza que ejerce la luz estelar. Como esta presión es muy débil, el proceso dependería de la presencia de grandes granos de polvo para asegurar a un área de superficie lo suficientemente grande como para tener un efecto apreciable [2].

Las estrellas masivas viven una vida corta”, afirma el autor principal del artículo, Peter Scicluna, de la Academia Sínica (Instituto de Astronomía y Astrofísica, Taiwán). “Cuando se acercan sus últimos días, pierden una gran cantidad de masa. En el pasado sólo podíamos teorizar acerca de cómo sucedía, pero ahora, con los nuevos datos de SPHERE, hemos encontrado grandes granos de polvo alrededor de esta hipergigante. Son lo suficientemente grandes como para ser lanzados lejos por la intensa presión de radiación de la estrella, lo cual explica su rápida pérdida de masa”.

Los grandes granos de polvo observados tan cerca de la estrella nos dicen que la nube puede dispersar con eficacia luz visible de la estrella y ser empujada por la presión de  radiación de la misma. El tamaño de los granos de polvo también implica que es muy probable que la mayor pare sobreviva a la radiación producida por la inevitable y dramática desaparición de VY Canis Majoris como una supernova [3]. Este polvo alimentará entonces el medio interestelar circundante, destinado a formar las futuras generaciones de estrellas y planetas.

Notas

[1] SPHERE/ZIMPOL utiliza óptica adaptativa extrema para crear imágenes limitadas por difracción, haciendo que se acerque mucho más que instrumentos anteriores de óptica adaptativa al objetivo de lograr el límite teórico del telescopio si no hubiera ninguna atmósfera. La óptica adaptativa extrema también permite ver objetos mucho más tenues que están muy cerca de una estrella brillante.

Las imágenes de este nuevo estudio también han sido tomadas en luz visible —longitudes de onda más cortas que el rango del infrarrojo cercano, en el cual se tomaron la mayoría de las imágenes captadas anteriormente con óptica adaptativa—. Estos dos factores dan como resultado imágenes mucho más nítidas que las anteriores imágenes del VLT. Incluso se ha alcanzado una mayor resolución espacial con el VLTI, pero el interferómetro no crea imágenes directamente.

[2] Las partículas de polvo deben ser lo suficientemente grandes como para que la luz de las estrellas pueda empujarlas, pero no demasiado, ya que, en ese caso, simplemente se hundirían. Demasiado pequeño y la luz de las estrellas atravesaría el polvo; demasiado grande y el polvo sería demasiado pesado como para poder empujarlo. El polvo observado sobre VY Canis Majoris por el equipo tenía el tamaño adecuado, el justo para ser propulsado de manera eficaz hacia fuera por la luz de las estrellas.

[3] Para los estándares astronómicos la explosión tendrá lugar pronto, pero no hay ningún motivo de alarma, ya que este espectacular evento probablemente tenga lugar dentro de cientos de miles de años. Será espectacular visto desde la Tierra (tal vez tan brillante como la Luna) pero no un peligro para la vida en nuestro planeta.

0 comentarios

vie

01

ene

2016

Cacería XXL de cúmulos de galaxias

Fuente: ESO

 

Los telescopios de ESO han brindado a un equipo internacional de astrónomos el regalo de la tercera dimensión en una enorme búsqueda de las mayores estructuras ligadas gravitacionalmente en el Universo – los cúmulos de galaxias. Las observaciones realizadas con el VLT y el NTT complementan a las realizadas desde otros observatorios en la tierra y el espacio, como parte del sondeo XXL – una de las mayores búsquedas de cúmulos de este tipo.

Los cúmulos de galaxias son congregaciones masivas de galaxias que albergan inmensos reservorios de gas caliente cuyas temperaturas son tan altas que se producen rayos X.  Estas estructuras resultan útiles para los astrónomos, pues se cree que su construcción está influenciada por los componentes más extraños del Universo: la materia oscura y la energía oscura.  Por medio del estudio de sus propiedades en diferentes etapas de la historia del Universo, los cúmulos de galaxia podrían arrojar luz sobre el poco conocido lado oscuro del Universo.

El equipo, conformado por más de 100 astrónomos de todo el mundo, comenzó la búsqueda de estos monstruos cósmicos en el año 2011.  Si bien la radiación de alta energía de los rayos X que revela su ubicación es absorbida por la atmósfera de la Tierra, puede ser detectada por los observatorios de rayos X en el espacio. Por lo tanto, combinaron el sondeo  XMM-Newton de ESA, que significó la mayor adjudicación de tiempo de observación jamás otorgada a este telescopio en órbita, junto con observaciones provenientes de ESO y otros observatorios. El resultado es una enorme y creciente recopilación de datos de todo el espectro electromagnético [1], que se ha denominado colectivamente el sondeo XXL.

“El principal objetivo del sondeo XXL es proporcionar un muestreo bien definido de unos 500 cúmulos de galaxias, a una distancia en que el Universo tenía la mitad de su edad actual”, explica la Investigadora Principal del sondeo XXL, Marguerite Pierre de CEA, Saclay, Francia.

El telescopio Newton XMM captó imágenes de dos zonas del cielo – cada una de un tamaño de cien veces el área de la luna llena – en un intento por descubrir un gran número de cúmulos de galaxias no conocidas previamente.  El equipo del sondeo XXL ha publicado sus conclusiones en una serie de artículos científicos acerca de los 100 cúmulos más brillantes descubiertos [2].

Asimismo se usaron observaciones realizadas con el instrumento EFOSC2, instalado en el New Technology Telescope (NTT), junto con el instrumento FORS acoplado al Very Large Telescope de ESO (VLT), para analizar cuidadosamente la luz proveniente de galaxias dentro de estos cúmulos de galaxias.  Fundamentalmente, esto permitió al equipo medir las distancias exactas hasta los cúmulos de galaxias, proporcionando una vista tridimensional del cosmos, requerida para realizar mediciones precisas de la materia oscura y energía oscura [3].

Se espera que el sondeo XXL genere diversos resultados interesantes e imprevistos, pero aún con la quinta parte de los datos finales, ya han surgido importantes y sorprendentes hallazgos.

Uno de los artículos científicos informa del descubrimiento de cinco nuevos súper cúmulos – cúmulos de cúmulos de galaxias – que se agregan a los ya conocidos, como nuestro propio súper cúmulo, denominado Laniakea Supercluster.

Otro informe se refiere a las observaciones de seguimiento a un cúmulo de galaxias en particular (informalmente conocido como XLSSC-116), ubicado a una distancia de seis mil millones de años luz [4].  Utilizando el instrumento MUSE del VLT, se observó en dicho cúmulo una fuente de luz inusualmente brillante y difusa.

“Esta es la primera vez que logramos analizar en detalle la luz difusa en un cúmulo de galaxias distante, lo cual demuestra la potencia de MUSE para estas valiosas investigaciones,” explica Christoph Adami, del Laboratorio de Astrofísica de Marsella, Francia, co-autor del artículo.

El equipo también usó los datos para confirmar el concepto que postula que los cúmulos de galaxias fueron, en el pasado, versiones a escala reducida de aquellos que observamos actualmente – un descubrimiento importante para la comprensión teórica de la evolución de los cúmulos a lo largo de la historia del Universo.

El simple acto de contar los cúmulos de galaxias en los datos XXL ha confirmado, también, un peculiar resultado previo  – existen menos cúmulos distantes que los esperables basados en predicciones con parámetros cosmológicos calculados por el telescopio Planck de ESA.  Se desconoce el motivo de esta discrepancia, aunque el equipo espera llegar a comprender esta curiosidad cosmológica con el muestreo completo de cúmulos, en el año 2017.

Estos cuatro resultados importantes no son más que un anticipo de lo que se espera conseguir con este enorme  sondeo de algunos de los objetos más masivos del Universo.

 

 

Notas

[1] El sondeo XXL combina datos de archivo con nuevas observaciones de cúmulos de galaxias que cubren las longitudes de onda de 1x10-4 μm (rayos X, observados con XMM) hasta 492 μm (rango submilimétrico, observado con el Giant Metrewave Radio Telescope [GMRT]).

[2] Los cúmulos de galaxias informados en los trece artículos científicos se encuentran en corrimientos al rojo entre z = 0.05 and z = 1.05, que corresponden al periodo en que la edad del Universo era de 13 a 5.7 mil millones de años, respectivamente.

[3] El sondeo de los cúmulos de galaxias requirió conocer sus distancias con exactitud.  Si bien las distancias aproximadas – corrimientos hacia el rojo fotométricos – se pueden medir analizando sus colores a diversas longitudes de onda, se requieren desplazamientos hacia el rojo espectroscópicos más precisos. Corrimientos al rojo espectroscópicos también fueron obtenidos de los datos de archivo, como parte del VIMOS Public Extragalactic Redshift Survey (Sondeo Público del Corrimiento al Rojo VIMOS) (VIPERS), el VIMOS-VLT Deep Survey (VVDS) y el sondeo GAMA.

[4] Este cúmulo de galaxias se encontró en un corrimiento hacia el rojo de z = 0.543.

0 comentarios

mié

30

dic

2015

Cassini realiza con éxito su último sobrevuelo cercano a Encelado

Fuente: NASA

 

La nave espacial Cassini de la NASA ha comenzado a transmitir datos e imágenes de su último sobrevuelo cercano a Encelado, la luna activa de Saturno. Cassini pasó a una distancia de tan sólo 4.999 kilómetros de Encelado la madrugada del pasado domingo, 20 de diciembre a las 5:49 GMT.

"Este sobrevuelo definitivo a Encelado provoca sentimientos de tristeza y de triunfo," dijo Earl Maize, director del proyecto Cassini en JPL. "Estamos tristes por haber dejado atrás esta experiencia, pero hemos colocado la piedra angular de una increíble década de investigación de uno de los cuerpos más intrigantes del Sistema Solar".

Cassini continuará vigilando la actividad en Encelado desde la distancia, hasta el final de su misión, prevista para septiembre de 2017. Los encuentros futuros entre sonda y luna serán mucho más lejanos -- el próximo vuelo cercano, será a una distancia cuatro veces más lejana que este último encuentro.

Este fue el 22º sobrevuelo a Encelado de la misión Cassini. Los descubrimientos de Cassini sobre la actividad geológica en la luna, no mucho tiempo después de llegar a Encelado, provocó cambios en el plan de vuelo de la misión para maximizar el número y la calidad de los vuelos a la luna helada de Saturno.

"Cassini ha hecho tantos descubrimientos impresionantes sobre Encelado y aún así, todavía queda mucho por hacer para responder a la pregunta fundamental sobre si existe vida en su pequeño océano, dijo Linda Spilker, científica de la misión en el JPL de la NASA.

0 comentarios

lun

28

dic

2015

ALMA revela zonas de formación planetaria

Fuente: ESO

 

Astrónomos, haciendo uso del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), han descubierto los indicios más claros encontrados hasta ahora de la reciente formación de planetas con masas varias veces superiores a la de Júpiter en los discos de gas y polvo que rodean a cuatro estrellas jóvenes. Mediciones del gas presente alrededor de las estrellas también proporcionan pistas adicionales acerca de las propiedades de estos planetas.

Prácticamente todas las estrellas se encuentran rodeadas de planetas, pero los astrónomos aún no comprenden totalmente cómo, y en qué condiciones, se forman. Para responder a estas interrogantes, ellos estudian los discos giratorios de gas y polvo que se encuentran alrededor de estrellas jóvenes a partir de los cuales se forman estos cuerpos celestes. Pero estos discos son pequeños y están muy lejos de la Tierra, por lo que se necesitó de la potencia de ALMA para que develaran sus secretos.

Un tipo especial de discos, denominados discos de transición, presenta una sorprendente ausencia de polvo en su centro, en la región que rodea a la estrella. Se han propuesto dos ideas principales para explicar estos misteriosos vacíos. En primera instancia, los fuertes vientos estelares y la intensa radiación podrían haber arrastrado o destruido el material circundante [1]. Por otra parte, los masivos planetas jóvenes en proceso de formación podrían haber eliminado el material a medida que orbitan la estrella [2].

La incomparable sensibilidad y nitidez de imagen que entrega ALMA ya han permitido al equipo de astrónomos, liderado por Nienke van der Marel perteneciente al Observatorio de Leiden, en los Países Bajos, graficar la distribución de gas y polvo en cuatro de estos discos de transición como nunca antes se había logrado [3].  Como consecuencia, esto les permitió  por primera vez seleccionar una de las dos alternativas como la causa de los vacíos.

Las nuevas imágenes muestran que existen cantidades significativas de gas dentro de los vacíos de polvo[4]. Sin embargo, para sorpresa del equipo, había también un vació en el gas, hasta tres veces más pequeño que el del polvo.

Esto sólo podría explicarse en un escenario en el que planetas masivos de reciente formación despejaron el gas a medida que se movían a lo largo de sus órbitas, pero atraparon las partículas de polvo en regiones más lejanas [5].

“Observaciones anteriores ya habían entregado indicios de la presencia de gas en el interior de los vacíos de polvo,” explica Nienke van der Marel. “Pero ya que ALMA puede entregar imágenes del material presente en todo el disco con mucho más detalle que otras instalaciones, pudimos descartar el escenario alternativo. El gran vacío señala claramente la presencia de planetas con varias veces la masa de Júpiter, creando estas cavernas a medida que se mueven rápidamente a través del disco”.

De manera sorprendente, estas observaciones se llevaron a cabo utilizando sólo una décima parte del poder de resolución actual de ALMA, ya que se realizaron mientras la mitad del conjunto de antenas aún se encontraba en construcción en el llano de Chajnantor, en el norte de Chile.

Ahora otros estudios son necesarios para determinar si más discos de transición también apuntan hacia este mismo escenario, aunque las observaciones de ALMA han entretanto proporcionado a los astrónomos una nueva y valiosa información acerca del complejo proceso de la formación planetaria.

“Todos los discos de transición estudiados hasta ahora con grandes cavidades de polvo también presentan cavidades de gas. Así, con ALMA, podemos ahora descubrir dónde y cuándo nacen planetas gigantes en estos discos, y comparar estos resultados con los modelos de formación planetaria", dice Ewine van Dishoeck, también de la Universidad de Leiden y el Instituto Max Planck de Física Extraterrestre en Garching[6]. “La detección de planetas de manera directa está prácticamente al alcance de los instrumentos actuales, y los telescopios de la próxima generación que se encuentran ahora en construcción, como el European Extremely Large Telescope, serán capaces de llegar mucho más lejos. ALMA les está indicando hacia dónde deben mirar”.

Notas

[1] Este proceso, que despeja el polvo y el gas desde adentro hacia afuera, se conoce como fotoevaporación.

[2] Estos planetas son difíciles de observar directamente (eso1310) y los estudios anteriores en longitudes de onda milimétricas (eso1325) no pudieron entregar una vista nítida de sus zonas interiores de formación planetaria donde estas diferentes explicaciones podrían ponerse a prueba. Otros estudios (eso0827) no pudieron medir el volumen del gas en estos discos.

[3] Los cuatro objetivos de estas investigaciones fueron SR 21, HD 135344B (también conocido como SAO 206462), DoAr 44 y Oph IRS 48.

[4] El gas presente en los discos de transición está compuesto principalmente por hidrógeno, y se puede rastrear a través de observaciones de la molécula de monóxido de carbono (CO).

[5] El proceso de captura de polvo se explica en un anuncio anterior (eso1325).

[6] Otros ejemplos incluyen los discos de transición HD 142527 (eso1301 y aquí) y J1604-2130.

0 comentarios

sáb

26

dic

2015

Un quinteto brillante para celebrar la Navidad

Fuente: NASA

 

El quinteto de Stephan es un conjunto de galaxias descubierto en 1877 por el astrónomo Édouard Stephan. En aquel momento, sin embargo, él registró el descubrimiento de una "nueva nebulosa", pues la idea de otras galaxias más allá de la Vía Láctea no se formalizó hasta 1920.  

La imagen es un compendio de las observaciones realizadas desde tres longitudes de onda, a través de los observatorios espaciales de la ESA Herschel y XMM-Newton y de telescopios terrestres, con el fin de revelar los componentes diferentes de las cinco galaxias. 

El quinteto de Stephan es uno de los grupos galácticos conocidos más espectaculares, pero solo cuatro galaxias del "quinteto" definido originariamente están unidas físicamente. Según se descubrió posteriormente, la quinta está mucho más cerca de nosotros: NGC 7320, la galaxia de la parte inferior de la imagen, se sitúa a unos 40 millones de años luz de nosotros y no a los 300 millones de años luz que nos separan de las demás. 

Una de ellas es la fuente luminosa situada sobre NGC 7320 en esta captura, otras dos son las galaxias entrelazadas situadas ligeramente a la derecha del centro de la imagen y la cuarta es el área circular hacia la esquina inferior derecha. 

Más adelante, se descubrió que había una nueva galaxia, escondida más allá del extremo izquierdo de esta imagen, ubicada a una distancia similar de estas cuatro galaxias, lo que restauró el grupo como quinteto. 

Al observar estas galaxias bajo la luz infrarroja de Hershchel —mostrada en rojo y amarillo— los astrónomos pueden rastrear el brillo del polvo cósmico. El polvo es un ingrediente menor pero crucial de la materia interestelar de las galaxias, formado principalmente por gas y que genera la materia prima para el nacimiento de nuevas generaciones de estrellas. 

Hay una galaxia que destaca bajo la luz infrarroja: la que está próxima a NGC 7320; una galaxia que, según apreciamos en la imagen, está creando nuevas estrellas. 

En blanco, la luz óptica observada desde los telescopios de tierra revela las formas de las cuatro galaxias lejanas, que aparecen con sus colas y bucles de estrellas y gases. Estas complejas características son efecto de su atracción gravitatoria mutua.  
La intensa actividad dinámica de este lejano grupo también se retrata en la distribución de gas difuso y caliente, que brilla intensamente en lo rayos X y fue detectada por XMM-Newton. 

Representado en azul, el gas caliente parece ubicarse principalmente entre las cuatro galaxias pegadas. Probablemente se trate de una mezcla de gases primordiales que predicen la formación de las galaxias y el gas intergaláctico que eliminado de las mismas o expulsado durante sus interacciones. 

Se intuye un temblor procedente de la interacción de estas cuatro galaxias que se visualiza en forma de estructura azul casi vertical a la derecha del centro de la imagen. Esta estructura de gas caliente parece trazar un filamento de polvo infrarrojo brillante que podría haberse calentado gracias al temblor. 

En el extremo final del temblor, la vista infrarroja descubre varias estrellas en formación tanto dentro como fuera delas galaxias. 

Una tenue cola de estrellas, gas y polvo se extiende hacia la izquierda, lo que nos conduce a una galaxia enana que resplandece bajo la radiación infrarroja —el objeto rojo y amarillo en el extremo de la cola—. 

Situado más a la izquierda, vemos también en azul al final de la cola una densa concentración de gas caliente, aunque no está claro si pertenece al grupo galáctico o es una fuente original.

0 comentarios

lun

21

dic

2015

NASA y Star Wars: Más parecidos de lo que creemos

Fuente: NASA

 

Los astronautas de la NASA "utilizan la fuerza" cada vez que se lanzan ... desde cierto punto de vista. La NASA tiene droides del mundo real y motores iónicos. Todos hemos visto planetas de doble sol como Tatooine y una luna de Saturno (Mimas) que se asemeja misteriosamente la Estrella de la Muerte.

Recientemente el astronauta Kjell Lindgren, recién llegado de la Estación Espacial Internacional, es un fan de tal manera que hasta posó con sus compañeros de tripulación de la Estación junto a un cartel temático de la misión Jedi y habló con StarWars.com. Poco antes de salir de la Estación, Lindgren twitteó acerca de la extraña semejanza de la cúpula de la Estación Espacial con la cabina de un caza Imperial TIE.

Esta no es la primera conexión que se ha notado. Cuando el transbordador espacial Atlantis abandonó la Estación Espacial Internacional después de la misión STS-117 de 2007 y dirigió la vista hacia la Estación por algunos momentos se veía ésta como un caza TIE dando caza al transbordador espacial.

Los TIE van más allá de la semejanza casual a la ingeniería real. La NASA ya utiliza motores iónicos reales ("TIE" son las siglas de "Twin Ion Engines" o "motor de iones gemelos") en la nave espacial Dawn, actualmente en órbita alrededor del planeta enano Ceres. De hecho, Dawn está utilizando tres motores iónicos. La próxima generación de este motor está siendo considerada para la Misión de Redirección de un Asteroide, un importante paso hacia el Viaje a Marte de la NASA.

La NASA tiene robots recorriendo y la explorando todo el sistema solar, pero éste es nuestro propio "R2" como el de Star Wars para los fans. Robonaut 2, lanzado en 2011, está trabajando al lado de los humanos a bordo de la Estación Espacial Internacional, y podría ayudar en los paseos espaciales demasiado peligrosos para los seres humanos.

Otro "droide" visto en la Estación Espacial se inspira directamente en la saga. En 1999, el entonces ) profesor David Miller del Instituto de Tecnología (MIT), ahora Jefe de Tecnología de la NASA en Massachusetts, mostró los originales de la original Star Wars de 1977 a sus estudiantes en su primer día de clase. Después de la escena en la que el héroe Luke Skywalker aprende habilidades con su espada de luz peleando con un droide flotante "remoto" en el Halcón Milenario, Miller se levantó y señaló: "Quiero que me construyan algo como eso."

El resultado fue "SPHERES" o Satélite Experimental con Posición, Estabilidad y Acción Sincronizada. Originalmente diseñados para probar las maniobras de encuentro y acoplamiento de naves espaciales, los mini-satélites de tamaño de un pequeño balón ahora pueden ser alimentados por smart phones o teléfonos inteligentes.
Cuando enviamos una nave espacial al sistema solar y apuntamos nuestros telescopios más allá, a menudo vemos cosas que parecen sacadas directamente de la Guerra de las Galaxias del universo. La luna de Saturno Mimas ha sido apodada como la luna "Estrella de la Muerte" por la forma de su cráter Herschel de 80 millas, el cual tiene un parecido a la estación de batalla Imperial, sobre todo cuando se ve en esta imagen distante de Cassini:
También resulta que algunas de las creaciones planetarias de ficción del universo "Star Wars" son sorprendentemente similares a los planetas reales en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. Hay un mundo helado apodado Hoth, un mundo potencial hídrico como Kamino y un suplente para el volcánico Mustafar. La misión Kepler, que ha confirmado más de 1.000 planetas fuera de nuestro sistema solar, ha descubierto un mundo que orbita dos soles, al igual que el ficticio Tatooine, donde Luke Skywalker miró fijamente a la puesta de los soles gemelos soñando que luchaba contra el Imperio. Kepler-16b, lo confirmó en 2011, los cual supuso un gran descubrimiento, según el investigador principal de Kepler William Borucki. "Dado que la mayoría de las estrellas de nuestra galaxia son parte de un sistema binario, esto significa que las oportunidades de vida son mucho más amplias que si los planetas se forman solamente alrededor de estrellas individuales."
No, la NASA no tiene espadas de luz o hipermotores todavía. Y a pesar de la demanda popular, no estamos construyendo una Estrella de la Muerte. Pero estamos haciendo lo que hemos hecho durante más de medio siglo - el envío de naves espaciales a nuestro sistema solar y más allá, y mirando con nuestros telescopios hacia galaxias muy, muy lejanas.

 

NASA & StarWars
0 comentarios

vie

18

dic

2015

Cassini se acerca a Encelado por última vez

Fuente: NASA

 

Un capítulo emocionante en la exploración del sistema solar está a punto de concluir, cuando la nave espacial Cassini en órbita alrededor de Saturno realice su último sobrevuelo cercano a la luna Encelado. Cassini está programada para volar más allá de Encelado a una distancia de 4.999 kilómetros la madrugada del domingo 20 de Diciembre, a las 5:49 GMT.

Aunque la nave espacial continuará observando Encelado durante el resto de su misión (hasta Septiembre de 2017), será a distancias mucho mayores - la más cercana, a más de cuatro veces más lejos que el encuentro del 20 de Diciembre.

El próximo sobrevuelo se centrará en la medición de la cantidad de calor que viene a través del hielo del interior de la luna - una consideración importante para la comprensión de lo que está impulsando el penacho de partículas de gas y hielo que es expulsado como un spray de manera continua procedente de un océano bajo la superficie de Encelado.

"Comprender cuanta calidez tiene Encelado en su núcleo nos proporcionará una idea de su notable actividad geológica, y que hace que este último sobrevuelo cercano sea una fantástica oportunidad científica", dijo Linda Spilker, científica del proyecto Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

Por diseño, el encuentro no será el más cercano para Cassini. El sobrevuelo fue diseñado para permitir que el Espectrómetro Infrarrojo Compuesto (CIRS) de Cassini observe el flujo de calor que fluye a través de terreno del polo sur de Encelado.

"La distancia de este sobrevuelo está en el punto perfecto para nosotros para poder mapear el calor que viene de dentro de Encelado -- no demasiado cerca, y no demasiado lejos. Nos permite mapear una buena parte de la intrigante región polar sur en buena resolución ", dijo Mike Flasar, líder del equipo del CIRS en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

La región del polo sur de Encelado, aunque estaba bien iluminada para las observaciones por las cámaras de luz visible de Cassini cuando la nave llegó a Saturno a mediados de 2004, se encuentra actualmente en la oscuridad del invierno de Saturno, de años de duración. La ausencia del calor del Sol hace que sea más fácil para Cassini observar el calor del propio Encelado. Cuando la misión concluya, Cassini habrá obtenido observaciones de más de seis años de oscuridad en el invierno del hemisferio sur de la Luna.

"El legado de Cassini de los descubrimientos en el sistema de Saturno es profundo", dijo Spilker. "Nosotros no vamos a estar de nuevo tan cerca de Encelado con Cassini, pero nuestros viajes han abierto un camino a la exploración de éste y otros mundos de océanos."

0 comentarios

mié

16

dic

2015

En el cielo hay una estrella de cuyo nombre ya puedo acordarme…

La propuesta ‘Estrella Cervantes’ competía con otras seis opciones de diversos países (Portugal, Italia, Colombia y Japón) para renombrar el sistema planetario μ (leído ‘mu’) Arae, situado a 49,8 años luz de distancia en la constelación Ara (el altar). Desde el 12 de agosto y hasta el 31 de octubre estuvieron abiertas las votaciones a través de internet, para todo el mundo y con la única limitación de un voto por dispositivo (ordenador, teléfono, tableta…).

El resultado, hecho público hoy por la Unión Astronómica Internacional, no deja lugar a dudas: la propuesta ha conseguido 38.503 votos, un 69% del total de los registrados para este sistema planetario. Ha sido, además, la propuesta que ha registrado más votos válidos entre las más de 200 propuestas del conjunto del concurso. Desde hoy, por tanto, los nombres de Cervantes, Quijote, Rocinante, Sancho y Dulcinea pueden usarse en paralelo a la nomenclatura científica ya existente.

“Esta iniciativa ha cargado de sentido la labor de los que trabajamos por la cultura científica: une en una sola propuesta diferentes aspectos de la ciencia y de las letras, y nos ha ilusionado tanto a los que nos dedicamos profesionalmente a la astronomía como a todas aquellas personas que disfrutan mirando al cielo”, afirma Javier Amentia, director del Planetario de Pamplona, la entidad que presentó la propuesta al concurso.

Javier Gorgas, presidente de la Sociedad Española de Astronomía, destaca que “divulgadores y profesionales de la astronomía, medios de comunicación, humanistas y amantes de la literatura hemos trabajado juntos con un único fin: poner a Cervantes y a sus personajes en el lugar que les correspondía entre las estrellas. Don Quijote y sus compañeros nos han ayudado a proclamar que existen muchos más mundos en el Universo, y por el camino hemos reivindicado que la ciencia juega un papel central en la cultura y hemos constatado una vez más la pasión del público en general por la astronomía”.

Benjamín Montesinos, punto de contacto en España de la IAU para Divulgación de la Astronomía, expresa su alegría por el resultado:  “Ha sido todo un placer y un honor para un astrónomo manchego como yo haber podido contribuir a poner a Cervantes y sus personajes en el cielo. Cuando releamos  el Quijote, podremos imaginar a Clavileño volando y acercándose a la estrella Cervantes y a los planetas Dulcinea, Quijote, Rocinante y Sancho. Un lujo.”

0 comentarios

lun

14

dic

2015

Espectacular imagen de Prometeo captada por Cassini

Fuente: NASA

 

La nave espacial Cassini de la NASA ha divisado detalles sobre la superficie salpicada de cráteres de Prometeo, una de las lunas de Saturno, de 86 kilómetros de diámetro, durante un sobrevuelo que la nave realizó el pasado domingo 6 de Diciembre de 2015. Esta es una de las imágenes de más alta resolución que Cassini ha obtenido de Prometeo.

Esta imagen está dirigida hacia el lado opuesto a Saturno de Prometeo. La imagen fue tomada en luz visible con la cámara de ángulo estrecho de Cassini. La vista fue obtenida a una distancia 37.000 kilómetros de Prometeo, con una resolución de 220 metros por píxel.

Prometeo orbita Saturno justo en el interior del estrecho anillo F, que se ve aquí en la parte superior de la imagen.

0 comentarios

sáb

12

dic

2015

El VLT revisita una curiosa colisión cósmica

Fuente: NASA


Estas nuevas imágenes del Very Large Telescope de ESO, instalado en el observatorio Paranal, revelan los espectaculares restos de una colisión cósmica con 360 millones de años de antigüedad. Entre los escombros se encuentra una misteriosa y singular joven galaxia enana. Esta galaxia proporciona a los astrónomos una oportunidad excelente para aprender más acerca de estas galaxias que se creen comunes en el universo temprano, pero que normalmente son demasiado débiles y lejanas para poder observarlas con los telescopios actuales.

NGC 5291, el dorado óvalo brumoso que domina el centro de esta imagen, es una galaxia elíptica situada a casi 200 millones de años luz de distancia, en la constelación del Centauro. A lo largo de más de 360 millones años, NGC 5291 ha estado implicada en una dramática y violenta colisión a medida que otra galaxia viajaba a inmensas velocidades disparada hacia su núcleo. El accidente cósmico expulsó enormes chorros de gas hacia el espacio cercano que, más adelante, se condensó formando un anillo alrededor de NGC 5291.

Con el tiempo, el material del anillo se fue fusionando y colapsó en decenas de regiones de formación estelar y varias galaxias enanas, zonas que podemos ver en esta imagen como regiones blancas y de tonos azul pálido dispersas alrededor de NGC 5291. Esta nueva imagen fue obtenida con el instrumento FORS, instalado en el VLT. El cúmulo de material más masivo y luminoso, situado a la derecha de NGC 5291, es una de estas galaxias enanas y es conocida como NGC 5291N.

Se cree que la Vía Láctea, como todas las grandes galaxias, se formó en los primeros años del universo por la acumulación de galaxias enanas más pequeñas. Normalmente, si estas pequeñas galaxias han sobrevivido por su cuenta hasta el día de hoy, deberían contener muchas estrellas muy viejas.

Sin embargo, NGC 5291N no parece contener estrellas viejas. Observaciones detalladas, llevadas a cabo con el espectrógrafo MUSE, también han dado a conocer que las partes exteriores de la galaxia tenían características típicamente asociadas con la formación de nuevas estrellas, pero lo que se observó no concordaba con lo esperado en los modelos teóricos actuales. Los astrónomos sospechan que estos fenómenos inusuales pueden ser el resultado de colisiones masivas de gas en la región.

NGC 5291N no parece ser una típica galaxia enana, pero en cambio comparte un sorprendente número de similitudes con las grumosas estructuras que hay dentro de muchas de las galaxias con formación estelar en el universo distante. Es un sistema único en nuestro universo local y un importante laboratorio para el estudio de galaxias  tempranas ricas en gas, que normalmente están muy lejos como para ser observadas en detalle por los telescopios actuales.

Este inusual sistema ha sido observado previamente por una amplia gama de instalaciones basadas en tierra, incluyendo el Telescopio de 3,6 metros de ESO, en el Observatorio La Silla. Sin embargo, las capacidades de MUSE, FORS y el Very Large Telescope (VLT) han permitido esclarecer ahora parte de la historia y de las propiedades de NGC 5291N.

Las futuras observaciones, incluyendo las que lleve a cabo el E-ELT (European Extremely Large Telescope) de ESO, podrían permitir a los astrónomos desentrañar los misterios que guardan los restos de esta galaxia enana.

0 comentarios

lun

07

dic

2015

La NASA publica las imágenes con mayor resolución de Plutón

Fuente: NASA


(pincha sobre la imagen)


La nave espacial New Horizons de la NASA ha enviado nuevas imágenes de Plutón, que obtuvo durante el sobrevuelo cercano que realizó el pasado mes de Julio, siendo estas las imágenes más exactas que se tienen hasta el momento de Plutón.

Cada semana, New Horizons transmite datos almacenados en su memoria digital que recabó durante su sobrevuelo a través del sistema de Plutón el pasado 14 de Julio. Estas últimas fotos son parte de una secuencia tomada durante la mayor aproximación de la sonda al planeta, con resoluciones de entre 77 y 85 metros por píxel, que revelan características de alrededor de medio kilómetro en la superficie del planeta. Estas nuevas imágenes detallan al máximo una gran variedad de accidentes geológicos, como montañas, cráteres y superficies heladas.

"Estas imágenes cercanas demuestran el poder de nuestros robots exploradores para transmitir datos muy interesantes para los científicos en la Tierra”, dijo John Grunsfeld, antiguo astronauta y administrador asociado para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA. "New Horizons nos emocionó durante el sobrevuelo de julio con las primeras imágenes más cercanas de Plutón, y cuando la nave nos transmite su tesoro de imágenes almacenadas en su memoria interna, seguimos sorprendiéndonos de lo que vemos."

Estas últimas imágenes abarcan una superficie de unos 80 kilómetros de ancho. Hasta el momento, las imágenes que se habían difundido recogían alrededor de 800 kilómetros de la superficie del planeta, pero con muchísima menor resolución, tomadas por la nave mientras sobrevolaba el informalmente llamado Sputnik Planun, las montañas de al-Idrisi y las llanuras heladas de la costa del Sputnik.

"Estas nuevas imágenes son una ventana de altísima resolución de la geología de Plutón", dijo el investigador principal de New Horizons, Alan Stern, del Instituto de Investigaciones del Sudoeste (SwRI) en Boulder, Colorado. “Ninguna imagen con tan alta resolución estuvo disponible en Venus o Marte hasta décadas después de los primeros sobrevuelos, pero en Plutón ya estamos ahí, entre cráteres, montañas y planicies heladas, ¡menos de cinco meses después de acercarnos!, La ciencia que podemos hacer con estas imágenes es simplemente increíble".





0 comentarios

sáb

05

dic

2015

XMM-Newton descubre filamentos cósmicos cerca de un gran cúmulo

Fuente: NASA


El observatorio espacial XMM-Newton de la ESA ha descubierto tres inmensos filamentos por los que fluye gas caliente hacia un gran cúmulo de galaxias, revelando parte del esqueleto cósmico que permea el Universo.

Las galaxias tienden a agruparse formando grandes aglomerados conocidos como cúmulos, que son las estructuras cósmicas más grandes cohesionadas por la fuerza de la gravedad. Estas agrupaciones contienen galaxias, gas caliente y una gran cantidad de materia oscura. 

A gran escala, las galaxias y los cúmulos parecen estar enlazados por una gigantesca red de filamentos cósmicos, en cuyos nudos de mayor densidad se sitúan las estructuras más masivas. 

Las simulaciones por ordenador indican que la red cósmica, formada mayoritariamente de materia oscura con un poco de materia ordinaria, conforma la estructura a modo de andamio sobre la que se forman y evolucionan las estrellas, las galaxias y los cúmulos. 

En las últimas décadas los astrónomos han logrado distinguir la estructura de la red cósmica en la distribución macroscópica de las galaxias, y detectaron indicios de que el gas difuso sigue una ordenación similar.

Un nuevo estudio basado en los datos recogidos por el observatorio de rayos X de la ESA, XMM-Newton, ha descubierto una serie de filamentos que fluyen hacia uno de los cúmulos más masivos del Universo, lo que constituye la primera detección inequívoca de la presencia de gas en la red cósmica. 

“Nos encontramos ante un descubrimiento totalmente inesperado, pero muy gratificante”, reconoce Dominique Eckert de la Universidad de Ginebra, Suiza, autor principal del artículo que presenta estos resultados en la edición de esta semana de la revista Nature. 

El estudio se basa en las observaciones de Abell 2744, un objeto apodado como el ‘Cúmulo de Pandora’ debido a su compleja y enmarañada estructura. Abell 2744 agrupa al menos a otros cuatro cúmulos de menor tamaño en proceso de fusión. 

“Sabíamos que Abell 2744 era un cúmulo increíblemente masivo con una intensa actividad en su núcleo. El descubrir que presenta una conexión directa con la red cósmica respalda nuestras teorías sobre cómo se formaron las estructuras del Universo”, añade Eckert. 

Los astrónomos han detectado cinco grandes estructuras de gas caliente que parecen estar conectadas con el núcleo de Abell 2744, tras analizar los datos recogidos sobre este objeto por XMM-Newton durante 30 horas de observación en diciembre de 2014. 

Al comparar estos datos en la banda de los rayos X con observaciones ópticas, se pudieron identificar las galaxias que pertenecen a cada uno de los filamentos. De esta forma se descubrió que tres de ellos están físicamente conectados con el cúmulo, mientras que los otros dos se encuentran en un segundo plano.

Al igual que el cúmulo de galaxias, los filamentos también contienen una gran cantidad de materia oscura. Los astrónomos han sido capaces de simular su distribución al estudiar el efecto de ‘lente gravitacional’ que ejerce sobre galaxias más remotas: su concentración de masa curva la trayectoria de la luz procedente de los objetos en segundo plano, amplificando su brillo y retorciendo sus formas. 

“Empezamos estudiando el núcleo interior de Abell 2744 con el Telescopio Espacial Hubble, con la intención de utilizar este cúmulo como una potente lupa y así poder detectar galaxias más remotas demasiado tenues para ser observadas directamente”, explica Mathilde Jauzac de la Universidad de Durham, Reino Unido, y coautora de este estudio. 

“Al descubrir la presencia de gas en estos filamentos, decidimos estudiar también el efecto de lente gravitacional en las afueras del núcleo, donde los objetos en segundo plano sufren una distorsión mucho menor, pero todavía suficiente como para estudiar la distribución de la materia oscura”. 

La combinación de las observaciones realizadas en distintas longitudes de onda puso de manifiesto cómo se relacionan entre sí los distintos elementos que habitan en el entorno de Abell 2744. 

Gracias a los datos recogidos en la banda de los rayos X, los astrónomos fueron capaces de medir la densidad y la temperatura del gas, y de comparar estos resultados con las predicciones teóricas. Los filamentos contienen gas a una temperatura de entre 10 y 20 millones de grados centígrados, mucho más frío que el gas en el centro del cúmulo, que puede alcanzar los 100 millones de grados, pero un poco más caliente que el resto de la red cósmica, que presentaría una temperatura de varios millones de grados. 

El gas y las galaxias en el interior de los filamentos representan aproximadamente la décima parte de su masa total. El resto lo compone la materia oscura – lo que también concuerda con los modelos teóricos. 

Si bien estos resultados encajan perfectamente con los modelos teóricos, todavía es muy pronto para extrapolarlos al resto del Universo. 

“Lo que hemos observado es una configuración muy particular de filamentos de alta densidad cerca de un cúmulo excepcionalmente masivo. Necesitamos estudiar una muestra mucho mayor de filamentos menos densos para analizar la naturaleza de la red cósmica”, concluye Eckert. 

Para poder llevar a cabo un estudio más detallado, los astrónomos tendrán que esperar al futuro telescopio de rayos X de la ESA, Athena, cuyo lanzamiento está previsto para el año 2028. La extraordinaria sensibilidad de este nuevo observatorio hará posible estudiar el gas caliente de la red cósmica a lo largo de todo el firmamento, detectando filamentos más tenues y difusos e incluso identificando algunos de los elementos químicos que los componen. 

“Los filamentos que fluyen hacia Abell 2744 revelan una acumulación de la red cósmica en uno de los lugares más concurridos del Universo conocido, un descubrimiento fundamental para comprender mejor el proceso de formación de las galaxias y los cúmulos”, explica Norbert Schartel, científico del proyecto XMM-Newton para la ESA.

0 comentarios

Saturno

Saturno es el segundo planeta mayor del Sistema Solar. Como todos los planetas gaseosos, Saturno posee un sistema de anillos visibles desde la Tierra, incluso con un pequeño telescopio. Innumerables bloques helados giran alrededor del planeta.

Debido a su rápida rotación (gira sobre su eje en 10 horas, 13 minutos y 59 segundos), el planeta está visiblemente achatado en los polos.

Losanillos de Saturno son muy planos (aunque tienen más de 280.000 km de diámetro, más de la mitad de la distancia de la Tierra a la Luna), la mayoria de ellos tiene una profundidad que va de unos pocos metros a algunos centenares de metros.

En su condición de segundo planeta de mayor tamaño y por lo tanto mayor campo gravitatorio, ha capturado muchos asteroides y los ha convertido en sus satélites. Se conoce la existencia de 31. A excepción de Titán, todos son más pequeños que nuestra Luna.

 

Otros Datos:

 

Diámetro: 120.536 Km

Masa: 95,2 la masa de la Tierra

Volumen: 752 veces el volumen de la Tierra

Distancia máxima al Sol: 1503 millones de Km

Distancia mínima al Sol: 1348 millones de Km

Temperatura media de la superficie: -125ºC

Intensidad de luz solar: 1% de la intensidad en la Tierra

Magnitud aparente: De +0,6 a +1,5

Gravedad en la superficie: 1.16 G (1,16 veces la gravedad de T)

Intensidad del campo magnético: 0,22 gauss

Satélites: 31

 

Imagen de Saturno realizada desde el observatorio de Bonilla por Antonio Tercero en la provincia de Cuenca. Proyección por ocular con cámara compacta Kodak easyshare sobre telescopio refractor Celestron de 120 mm de objetivo. Nótese el pronunciado ángulo de los anillos del planeta.

Artículos relacionados

2016

2015

2014

2013

2012

Observan una gran tormenta en Saturno

El Very Large Telescope (VLT) de ESO unió fuerzas con la sonda Cassini de NASA para estudiar, con un nivel de detalle nunca antes alcanzado, una singular tormenta en la atmósfera del planeta Saturno. El nuevo estudio, realizado por un equipo internacional de astrónomos, aparece publicado en la revista Science.

La atmósfera del planeta Saturno es normalmente tranquila y apacible. Sin embargo, una vez en su año (que equivale a unos treinta años terrestres), cuando la primavera se acerca al hemisferio norte del planeta gigante, algo se agita bajo las nubes, provocando una dramática perturbación en todo el planeta.

La última de estas tormentas fue detectada en Diciembre de 2010 por el instrumento de radio y plasma de la sonda Cassini de NASA [1], en órbita alrededor del planeta, y astrónomos aficionados pudieron monitorearla. Finalmente fue estudiada en gran detalle usando la cámara infrarroja VISIR [2] del Very Large Telescope (VLT) de ESO en Cerro Paranal, en Chile, en conjunto con observaciones obtenidas con el instrumento CIRS [3] de la sonda Cassini.

Se trata de la sexta de estas grandes tormentas detectada desde 1876, pero es la primera que ha podido ser estudiada en infrarrojo térmico –que permite ver las variaciones de temperatura en el interior de la tormenta en Saturno– y la primera observada por una sonda espacial.

“Esta perturbación en el hemisferio norte de Saturno ha creado una gigantesca, violenta y compleja erupción de material brillante desde las nubes, que se ha esparcido hasta rodear todo el planeta”, explica Leigh Fletcher (Universidad de Oxford, Reino Unido), autor principal del nuevo estudio. “Tener el VLT y Cassini investigando al mismo tiempo esta tormenta nos ofrece una gran oportunidad para poner las observaciones de Cassini en un contexto. Estudios previos de estas tormentas solo habían podido utilizar la luz reflejada del Sol, pero ahora, al observar la luz infrarroja térmica por primera vez, podemos revelar regiones ocultas de la atmósfera y medir los cambios realmente sustanciales en temperatura y vientos asociados con este evento”.

La tormenta pudo haberse originado en las profundidades de las nubes de agua, donde un fenómeno parecido a las tormentas eléctricas desencadenó la creación de una gigantesca columna de convección: así como el aire caliente tiende a subir dentro de una habitación calefaccionada, esta masa de gas se desplazó hacia arriba, empujando la normalmente serena atmósfera exterior de Saturno. Estas grandes perturbaciones interactúan con el viento que circula hacia el este y oeste, causando dramáticos cambios de temperatura en la parte superior de la atmósfera.

“Nuestras nuevas observaciones muestran que la tormenta tiene un efecto enorme en la atmósfera: transporta energía y material a través de grandes distancias, modifica los vientos atmosféricos –creando corrientes de material eyectado y torbellinos gigantes– y perturba el lento cambio de estaciones en Saturno”, agrega Glenn Orton (Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, Estados Unidos), otro integrante del equipo.

Unas características inesperadas que reveló la nueva imagen obtenida por VISIR fueron bautizadas como faros estratosféricos. Se trata de cambios de temperatura muy fuertes en lo alto de la estratósfera de Saturno, a unos 250-300 km sobre la cima de las nubes de la atmósfera baja, que muestran lo lejos que se extienden los efectos de la tormenta en la atmósfera. La temperatura en la estratósfera de Saturno es normalmente de unos -130 grados Celsius en esta época, pero las mediciones mostraron que los faros estaban unos 15-20 grados Celsius más calientes.

Los faros son completamente invisibles si se observa la luz reflejada por el Sol, pero destacan sobre el resto del planeta en luz infrarroja térmica, detectada por VISIR. Nunca antes habían sido detectados, por lo que los astrónomos no están seguros de si se trata de una característica común en este tipo de tormentas.

“Tuvimos suerte de tener un período de observación planificado para comienzos de 2011, el cual ESO nos permitió mover para poder observar la tormenta lo antes posible. Otro golpe de suerte fue que el instrumento CIRS de Cassini pudiera observar la tormenta al mismo tiempo, lo que nos permitió obtener imágenes con el VLT y espectros con Cassini para poder comparar”, concluye Leigh Fletcher. “Continuaremos observando este evento que ocurre sólo una vez por cada generación”.

 

Notas:

 

1] La misión Cassini–Huygens es una cooperación entre NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana. El Jet Propulsion Laboratory de NASA en Pasadena (California), una división del California Institute of Technology, dirige la misión para el Science Mission Directorate de NASA, Washington (DC).

[2] VISIR es el espectrómetro y cámara para infrarrojo medio del VLT. VISIR fue construido por CEA/DAPNIA/SAP y NFRA/ASTRON.

[3] CIRS es la sigla de Composite Infrared Spectrometer, uno de los instrumentos de Cassini. CIRS analiza la radiación de calor y es capaz de discernir la composición de un objeto.

 

Otros datos:

 

Este estudio aparece publicado en la edición del 19 de Mayo de 2011 de la revista Science.

El equipo está integrado por Leigh N. Fletcher (Universidad de Oxford, Reino Unido), Brigette E. Hesman (Universidad de Maryland, Estados Unidos), Patrick G.J. Irwin (Universidad de Oxford), Kevin H. Baines (Universidad de Wisconsin-Madison, Estados Unidos), Thomas W. Momary (Jet Propulsion Laboratory-JPL, Pasadena, Estados Unidos), A. Sanchez-Lavega (Universidad del País Vasco, Bilbao, España), F. Michael Flasar (Goddard Space Flight Center-GSFC de NASA, Maryland, Estados Unidos), P.L. Read (Universidad de Oxford), Glenn S. Orton (JPL), Amy Simon-Miller (GSFC), Ricardo Hueso (Universidad del País Vasco), Gordon L. Bjoraker (GSFC), A. Mamoutkine (GSFC), Teresa del Rio-Gaztelurrutia (Universidad del País Vasco), José M. Gómez (Fundación Esteve Durán, Barcelona, España), Bonnie Buratti (JPL), Roger N. Clark (US Geological Survey, Denver, Estados Unidos), Philip D. Nicholson (Universidad Cornell, Ithaca, Estados Unidos), Christophe Sotin (JPL).

Posible origen de los anillos de Saturno

Fuente: Alquimia. Scitech News.

 

 

Una serie de nuevas simulaciones con modelos digitales, llevadas a cabo en el Instituto de Investigación del Sudoeste, en Boulder, Colorado, podrían explicar cómo se formaron los majestuosos anillos de Saturno y sus lunas más cercanas a él y ricas en hielo, después de la colisión de un satélite del tamaño de Titán con el planeta.

Del 90 al 95 por ciento del material del que están hechos los anillos de Saturno en la actualidad es hielo de agua. Debido a que con el paso del tiempo los anillos han sido contaminados por polvo y escombros de meteoroides rocosos, se cree que los anillos estaban hechos de hielo puro cuando se formaron. Esta composición es inusual en comparación con la composición que cabe esperar en el material de construcción planetaria de esa región del sistema solar (mitad hielo y mitad materia pétrea, aproximadamente). Del mismo modo, la baja densidad de las lunas más cercanas a Saturno, indica que ellas también son, como grupo, excepcionalmente ricas en hielo.

La teoría vigente sobre el origen de los anillos sugiere que se formaron cuando un pequeño satélite fue destrozado por el impacto de un cometa. Sin embargo, este escenario debería haber conducido a que los anillos generados estuvieran hechos de una mezcla a partes casi iguales de hielo y roca, en vez de ser tan ricos en hielo como los anillos que vemos hoy, según argumenta Robin M. Canup, especialista en ciencias planetarias del Instituto de Investigación del Sudoeste.

La nueva teoría vincula la formación de los anillos a la formación de los satélites de Saturno. Mientras que Júpiter tiene cuatro satélites grandes, Saturno tiene sólo uno, Titán. Trabajos anteriores sugieren que, en la infancia de nuestro sistema solar, varios satélites del tamaño de Titán se formaron en el sistema de Saturno. Según esta hipótesis, todos esos compañeros de gran tamaño de Titán tenían órbitas más cercanas a Saturno, y esa proximidad acabó atrayéndoles de manera catastrófica hacia el planeta.
Cuando el último de estos satélites grandes se acercó de manera fatídica a Saturno, el calentamiento causado por la fortísima tensión estructural desencadenada en el satélite por el campo gravitacional del planeta hizo que el hielo del satélite se derritiera y que la materia pétrea se hundiera en su centro.

Las simulaciones numéricas muestran que cuando ese satélite cruzó por la región del actual anillo B, las fuerzas de marea planetaria le arrancaron material de sus capas de hielo exteriores, mientras que su núcleo rocoso permaneció intacto y acabó colisionando contra el planeta. Esta cadena de fenómenos protagonizada por la separación entre hielo y materia rocosa sería la causa obvia de la formación de un anillo de hielo.