WEB HEMISFERIO NORTE.

ESPAÑA.

Película Gravity 6 euros

Efemérides astronómicas del mes

Venta de libros desde 1 euro. Gran ocasión.Pincha sobre la imagen.

Disfruta en esta columna de las últimas noticias

Esta página web fue creada en octubre del año 2010.

El moderador de la misma no se responsabiliza ni comparte necesariamente los contenidos y opiniones vertidas en los artículos publicados.

Los artículos, fotografias y trabajos nombraran siempre al creador, la fuente o el enlace original, respetando así los derechos de autor.

 

El número de visitas refleja cuantos usuarios han accedido a nuestro portal. Está basado en la dirección IP por lo que usuarios que compartan IP serán considerados como uno. Al menos ha de pasar una hora entre peticiones de un mismo usuario para que se considere una visita nueva.

ULTIMAS NOTICIAS

 LAISLADELAASTRONOMIA. ULTIMAS NOTICIAS.

PINCHA EN LA NOTICIA Y PODRAS LEERLA EN EL CENTRO

DE LA PANTALLA.

lun

17

abr

2017

Viajar en el tiempo

Partiendo de La máquina del tiempo, de H.G. Wells, James Gleick expone las distintas teorías y relatos que ha ido suscitando el anhelo humano de viajar en el tiempo. Para ello acude a todo tipo de fuentes en los ámbitos de la física, la filosofía, la literatura, el cine, los cómics, las series de televisión... De esta manera, en las reflexiones de Viajar en el tiempo conviven James Clerk Maxwell con Borges, Proust con Felix Klein, Hermann Winkowski con el cybepunk de William Gibson, Leibniz con Foster Wallace, Asimov con San Agustín, Kurt Gödel con Dr. Who, o Pierre Laplace con las aventuras Ci-Fi de la serie de televisión Cuentos asombrosos (Amazing Stories) o Regreso al futuro.

 

 

Viajar en el tiempo

James Gleick

Editorial Critica

Drakontos

Isbn- 9788416771776

Pvp- 22,90 euros

Abril 2017

0 comentarios

mié

12

abr

2017

A punto de verse la primera imagen de un agujero negro

Fuente: Leer el articulo completo, clic! enlace: Actualidad.rt.com / Ciencia

 

 

Del 5 al 14 de abril, cinco radiotelescopios repartidos por todo el planeta trabajarán juntos para conseguir algo que parecía imposible: obtener la primera fotografía real de un agujero negro supermasivo que se encuentra en el centro de nuestra galaxia, a unos 26.000 años luz de la Tierra, en una fuente de radio muy compacta y brillante llamada Sagitario A*.

rodeado por un disco enorme de material que rota a gran velocidad, con lo cual Martínez-Galarza considera que "debemos esperar que su imagen deformada sea asimétrica".
0 comentarios

mar

11

abr

2017

Un asteroide pasará cerca de la Tierra el 19 de abril

Fuente: NASA

 

Un gran asteroide cercano a la Tierra descubierto hace casi tres años va a pasar cerca de la Tierra, pero sin peligro alguno, el 19 de Abril a una distancia de unos 1,8 millones de kilómetros, o alrededor de 4,6 veces la distancia que existe entre la Tierra y la Luna. Aunque no existe posibilidad alguna de que el asteroide colisione con nuestro planeta, esto va a ser una aproximación muy cercana para un asteroide de este tamaño.

El asteroide, conocido como 2014 JO25, fue descubierto en Mayo de 2014 por astrónomos del Sky Encuesta Catalina, cerca de Tucson, Arizona - un proyecto del Programa de Observación NEO de la NASA en colaboración con la Universidad de Arizona. (Un NEO es un objeto cercano a la Tierra). Las mediciones de la misión NEOWISE de la NASA indican que el asteroide tiene un tamaño aproximado de 650 metros, y que su superficie tiene aproximadamente el doble de reflexión que la de la Luna. En este momento se sabe muy poco más acerca de las propiedades físicas del objeto, a pesar de que su trayectoria es bien conocida.

El asteroide se acercará a la Tierra desde la dirección del Sol y se hará visible en el cielo nocturno después del 19 de Abril. Se prevé que su brillo alcance una magnitud de 11, cuando podría ser visible con pequeños telescopios una o dos noches antes de que se desvanezca rápidamente en la distancia.
 
Los asteroides pequeños pasan a esta distancia de la Tierra varias veces por semana, pero este próximo acercamiento es el más cercano realizado por cualquier asteroide conocido de este tamaño o más grande desde que el asteroide Toutatis, un asteroide de 5 kilómetros se acercase a unas cuatro distancias lunares en Septiembre de 2004. El próximo encuentro conocido de un asteroide de tamaño comparable se producirá en 2027, cuando el asteroide 1999 AN10, de 800 metros pasará a tan sólo una distancia lunar, es decir, a unos 380.000 kilómetros de la Tierra.

El encuentro del 19 de Abril proporciona una excelente oportunidad para estudiar este asteroide, y los astrónomos planean observarlo con telescopios de todo el mundo para aprender tanto sobre él como sea posible. Las observaciones de radar están previstas con el Sistema de Radar Solar Goldstone de la NASA en California, y el Observatorio de Arecibo de la Fundación Nacional de Ciencia en Puerto Rico, y las imágenes de radar resultantes podrían revelar detalles de la superficie tan pequeños como unos pocos metros.

El encuentro del 19 de Abril es el más cercano que este asteroide ha llegado a la Tierra durante al menos los últimos 400 años y será su máximo acercamiento al menos durante los próximos 500 años.

También el 19 de Abril, el cometa PanSTARSS (C/2015 ER61) hará su máxima aproximación a la Tierra, a una distancia muy segura de 175 millones de kilómetros. Era una débil bola de pelusa en el cielo cuando se descubrió en 2015 por el equipo de PanSTARRS NEO usando un telescopio en la cumbre del Haleakala, Hawaii. El cometa ha mejorado considerablemente debido a una explosión reciente y ahora es visible en el cielo del amanecer con prismáticos o un pequeño telescopio.

0 comentarios

vie

07

abr

2017

La astronauta de la NASA Peggy Whitson a punto de batir un nuevo récord en la ISS

Fuente: NASA

 

A punto de romper el récord de tiempo acumulado de permanencia en el espacio por un astronauta estadounidense, Peggy Whitson se prepara para alargar su misión con otros tres meses más de estancia en la Estación Espacial Internacional.

La NASA y la agencia espacial rusa Roscosmos, firmaron un acuerdo para extender la estancia de Peggy Whitson en la Estación Espacial como miembro de la Expedición 52. En lugar de regresar a la Tierra con sus compañeros de tripulación de la Expedición 51 Oleg Novitsky de Roscosmos y Thomas Pesquet de la ESA (Agencia Espacial Europea), en Junio como estaba previsto originalmente, Whitson permanecerá en la Estación Espacial y volverá a casa con Jack Fischer de la NASA y Fyodor Yurchikhin de Roscosmos. Ese aterrizaje está previsto para Septiembre.

"Esta es una gran noticia", dijo Whitson. "Me encanta estar aquí. Vivir y trabajar a bordo de la Estación Espacial es donde siento que hago una mayor contribución, por lo que estoy constantemente tratando de exprimir hasta la última gota de mi tiempo aquí. Tener tres meses más es exactamente lo que quería".

La extensión de Whitson asegurará un complemento de seis astronautas a bordo de la Estación y aumentará la cantidad de tiempo disponible por la astronauta para realizar valiosos experimentos a bordo de la ISS.

"La habilidad y experiencia de Peggy es una ventaja increíble a bordo de la Estación Espacial", dijo Kirk Shireman, director del programa de la Estación Espacial Internacional de la NASA. "Al prolongar la estancia de uno de los astronautas veteranos de la NASA, nuestra investigación, nuestro desarrollo, nuestra tecnología comercial y nuestras comunidades internacionales asociadas se beneficiarán."

Esta es la tercera estancia de larga duración de Whitson a bordo de la Estación Espacial Internacional. Fue lanzada el 17 de Noviembre con 377 días en el espacio ya acumulados, y el 24 de Abril superará el récord del astronauta estadounidense Jeff Williams de 534 días acumulados en el espacio. En 2008, Whitson se convirtió en la primera mujer al mando de la Estación Espacial, y el 9 de Abril se convertirá en la primera mujer en comandar dos veces. Además, tiene el récord de la mayoría de los paseos espaciales realizados por un mujer.

0 comentarios

lun

03

abr

2017

7 de Abril: Júpiter en oposición

Fuente: NASA

 

 

La Tierra está a punto de pasar entre el Sol y Júpiter, por lo que el planeta gigante quedará opuesto a nuestra estrella el día 7 de abril. Los astrónomos denominan ‘oposición’ a este acontecimiento, que se produce cada 13 meses aproximadamente. Este es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta al Sol, en comparación con la órbita de casi 12 años de Júpiter, que se encuentra unas cinco veces más alejado de él.

Casi al mismo tiempo, el 8 de abril de este año, Júpiter estará en su punto más cercano a la Tierra, a 666 millones de kilómetros, por lo que se verá más grande y brillante que en otros momentos. 

Pocos días después, Júpiter quedará muy cerca de la Luna llena, permitiéndonos disfrutar de otra espectacular vista del cielo nocturno. 

Júpiter brilla más que cualquier otra estrella por la tarde-noche, solo superado por Venus, que es quien domina antes de la puesta del Sol. 

Basta usar unos buenos prismáticos para poder contemplar el disco de Júpiter y sus cuatro satélites más grandes: Io, Europa, Ganímedes y Calisto. Y, al observar el sistema en días distintos y a diferentes horas, podremos ver cómo cambian las posiciones de estas lunas. 

La oposición también ofrece a astrónomos profesionales y aficionados con telescopios de calidad la oportunidad de ver el planeta con unos detalles sin precedentes. 

El 25 de febrero de este año, el astrónomo Damian Peach capturó desde Chile esta espectacular vista con un telescopio de Cassegrain de 1 m de diámetro. Muestra la ‘Gran Mancha Roja’ (centro a la izquierda) y la ‘Pequeña Mancha Roja’ (abajo a la derecha), más joven, también denominada Óvalo Blanco BA. 

Estas manchas son, en realidad, vastas tormentas de gran virulencia: la Gran Mancha Roja lleva produciéndose más de 300 años y su extensión es mayor que la de la Tierra. 

En la imagen también destaca la turbulenta atmósfera joviana, plagada de caóticas formaciones nubosas a lo largo de sus bandas. 

Júpiter y sus grandes lunas heladas —Europa, Ganímedes y Calisto— son el objetivo de la próxima misión de la ESA, Juice, cuyo lanzamiento está previsto para 2022. El Explorador de las Lunas de Hielo de Júpiter pasará tres años y medio navegando por el sistema joviano, sobrevolando estos satélites y orbitando alrededor de Júpiter y Ganímedes. 

Tras sobrevolar en ocasiones anteriores estas lunas, se cree que algunas de ellas podrían presentar océanos líquidos bajo la superficie y tener las condiciones adecuadas para albergar ciertas formas de vida. Juice será el encargado de seguir explorando esta posibilidad.

 

0 comentarios

mar

28

mar

2017

Las sondas espaciales Van Allen buscan pistas en los cinturones de radiación

Fuente: NASA

 

Mucho más arriba de la Tierra, dos anillos gigantes de partículas energéticas atrapadas en el campo magnético del planeta crean un ambiente dinámico y duro que contiene muchos misterios - y pueden afectar a las naves espaciales que viajan alrededor de la Tierra. Las sondas Van Allen de la NASA actúan como detectives espaciales, ayudando a estudiar las interacciones de partículas complejas que se producen en estos anillos, conocidos como los cinturones de Van Allen. Recientemente, una de las sondas espaciales que se encontraba en el lugar correcto, en el momento justo, pudo capturar un evento causado por las consecuencias de una tormenta geomagnética que ocurrió. Las naves detectaron un repentino aumento de partículas que se acercaban desde el otro lado del planeta, mejorando la comprensión de los astrónomos de cómo las partículas viajan en el espacio cercano a la Tierra.

Las sondas gemelas Van Allen orbitan una detrás de la otra, investigando pistas de una manera que una sola nave espacial nunca podría. En un día típico, cuando el primer instrumento viajó alrededor de la Tierra, no vio nada inusual, pero el segundo, una hora después, observó un aumento en las partículas de oxígeno que se aceleraban alrededor de la Tierra – el lado más cercano al Sol. ¿De dónde provenían estas partículas? ¿Cómo se habían vuelto tan cargadas de energía?

Los científicos rastrearon las pistas para averiguar qué estaba pasando. Con la ayuda de modelos informáticos, dedujeron que las partículas se habían originado en el lado nocturno de la Tierra antes de ser activadas y aceleradas a través de interacciones con el campo magnético de la Tierra. A medida que las partículas viajaban alrededor de la Tierra, las partículas más ligeras de hidrógeno se perdieron en colisiones con la atmósfera, dejando un plasma rico en oxígeno. Los hallazgos fueron presentados en un artículo reciente en Geophysical Review Letters.

Las observaciones únicas de las sondas Van Allen ayudan a desenredar el complejo funcionamiento del entorno magnético de la Tierra. Dicha información ha proporcionado un primer vistazo de estas duras condiciones desde el interior de los cinturones - y nos ayudan a proteger mejor a los satélites y astronautas que viajan a través de la región.

 

Las sondas gemelas Van Allen orbitan una detrás de la otra, recogiendo pistas que una sola nave no podría. En este modelo, la segunda nave espacial vio un aumento de partículas de oxígeno inyectado (azul), que no fueron observadas por la primera. El aumento de partículas fue debido a una tormenta geomagnética que se movía a través de la trayectoria de la órbita después de haber pasado la primera nave espacial. Image Credit: GSFC/NASA/Mike Henderson/Joy Ng, Producer

0 comentarios

mié

22

mar

2017

¿Marte tiene anillos? Ahora no, pero quizás algún día

Fuente: NASA

 

De niños, hemos aprendido algunas características de los planetas de nuestro sistema solar -- Júpiter es el más grande, Mercurio es el que más cerca está del Sol, Saturno tiene anillos. Marte es rojo, pero es posible que nuestro vecino más cercano también  tuviese anillos en el pasado, y podría volver a tenerlos algún día.

Esa es la teoría planteada por científicos financiados por la NASA de la Universidad de Purdue, Lafayette, Indiana, cuyos resultados han sido publicados en la revista Nature Geoscience. David Minton y Andrew Hesselbrock desarrollaron un modelo que sugiere que escombros fueron empujados al espacio desde un asteroide u otro cuerpo, golpeando Marte hace unos 4.300 millones de años, alternando entre convertirse en un anillo planetario y unirse hasta formar una luna.

Una teoría sugiere que la gran cuenca del polo norte de Marte, que cubre aproximadamente el 40% del hemisferio norte del planeta, fue creada por el impacto, enviando los escombros al espacio.

"Ese gran impacto podría haber volado suficiente material de la superficie de Marte para formar un anillo", dijo Hesselbrock.

El modelo de Hesselbrock y Minton sugiere que cuando el anillo se formó, y los escombros se alejaron lentamente del Planeta Rojo y se extendieron, comenzaron a aglomerarse y finalmente se formó una luna. Con el tiempo, la atracción gravitacional de Marte habría llevado a esa luna hacia el planeta hasta que alcanzó el límite de Roche, la distancia dentro de la cual las fuerzas de las mareas del planeta desintegrarán un cuerpo celeste que sólo se mantiene unido por gravedad.

Fobos, una de las lunas de Marte, se está acercando al planeta. Según el modelo, Fobos se romperá al alcanzar el límite de Roche, y se convertirá en un conjunto de anillos en aproximadamente 70 millones de años. Según el límite de Roche, Minton y Hesselbrock creen que este ciclo puede haberse repetido entre tres y siete veces durante miles de millones de años. Cada vez que una luna se rompiera y se reformara a partir del anillo resultante, su luna sucesora sería cinco veces más pequeña que la última, según el modelo, y los escombros habrían llovido en el planeta, posiblemente explicando enigmáticos depósitos sedimentarios encontrados cerca del ecuador de Marte.

"Se podrían haber tenido montones kilométricos de sedimentos lunares lloviendo sobre Marte en las primeras partes de la historia del planeta, y hay enigmáticos depósitos sedimentarios en Marte sin ninguna explicación sobre cómo llegaron allí", dijo Minton. "Y ahora es posible estudiar ese material".

Otras teorías sugieren que el impacto con Marte que creó la Cuenca Polar Norte llevó a la formación de Fobos hace 4.300 millones de años, pero para Minton es improbable que la luna hubiera podido durar todo ese tiempo. Además, Fobos habría tenido que formarse lejos de Marte y habría tenido que atravesar la resonancia de Deimos, el exterior de las dos lunas de Marte. La resonancia ocurre cuando dos lunas ejercen influencia gravitacional una sobre la otra en una base periódica repetida, como las lunas principales de Júpiter. Al pasar por su resonancia, Fobos habría alterado la órbita de Deimos. Pero la órbita de Deimos está dentro de un grado del ecuador de Marte, lo que sugiere que Fobos no ha tenido ningún efecto en Deimos.

"No le ha pasado mucho a la órbita de Deimos desde que se formó", dijo Minton. "Fobos pasando por estas resonancias habría cambiado eso".

"Esta investigación pone de relieve aún más formas en que los impactos mayores pueden afectar a un cuerpo planetario", dijo Richard Zurek, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena, California. Él es el científico del proyecto Mars Reconnaissance Orbiter, MRO, de la NASA, cuya cartografía por gravedad apoyó la hipótesis de que las tierras bajas del norte fueron formadas por un impacto masivo.

Minton y Hesselbrock centrarán ahora su trabajo en la dinámica del primer sistema de anillos que se formaron o los materiales que han llovido en Marte de la desintegración de las lunas.

 

0 comentarios

vie

17

mar

2017

Agujeros negros

«Se dice que la realidad en ocasiones supera a la ficción, y en ninguna parte es esto mas cierto que en el caso de los agujeros negros.

Los agujeros negros son algo más extraño que cualquier cosa imaginada por los escritores de ciencia ficción». En estas clarificadoras conferencias el legendario fisico sostiene que si tan solo pudieramos entender los agujeros negros y la forma en que desafian la propia naturaleza del espacio y el tiempo, podriamos desbloquear los secretos del universo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agujeros negros

Stephen Hawking

Editorial Critica

Colección Drakontos

Isbn- 9788416771578

Pvp- 11,95 euros

Marzo 2017

 

0 comentarios

vie

17

mar

2017

El gran cuadro

Con el subtitulo de los orígenes de la vida, su sentido y el universo eterno, Sean Carroll, cosmólogo y físico estadounidense de gran proyección mediática, pretende con esta obra aportarnos una nueva manera de abordar las grandes preguntas de la humanidad: ¿Por qué existimos? ¿Cuál es la finalidad de la existencia? ¿Qué podemos saber acerca del universo y de nosotros mismos? ¿Cómo pensamos y decidimos? «Este libro lo debería leer todo el mundo.»

Es, sin duda, uno de los mejores libros de divulgación científica de lo que llevamos de siglo. Éxito tremendo en Estados Unidos. Un hito intelectual.

 

 

 

El gran cuadro

Sean Carroll

Editorial Pasado & Presente

Isbn- 9788494619311

Pvp- 35 euros

Marzo 2017

0 comentarios

mar

14

mar

2017

Cassini nos muestra la extraña forma de pan, una de las lunas de Saturno

Fuente: NASA

 

Esta imagen no procesada de Pan, la pequeña luna de Saturno, fue tomada el 7 de Marzo de 2017 por la nave espacial Cassini de la NASA. El sobrevuelo se produjo a una distancia aproximada de 24.572 kilómetros.

Esta es una de las imágenes más cercanas jamás tomada a Pan, y ayudará a caracterizar su forma y geología.

 

 

0 comentarios

sáb

11

mar

2017

La Sonda Espacial MRO observa tormentas regionales en Marte

Fuente: NASA

 

Una tormenta de polvo regional que actualmente crece en Marte sigue muy cerca de otra que apareció dos semanas antes y ahora se está disipando, según las imágenes de observación aportadas por la sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter, MRO, de la NASA.

Las imágenes del instrumento MARCI muestran cada tormenta creciendo en el área Acidalia en el norte de Marte, luego se mueven hacia el sur y evolucionan a tamaños más grandes que los Estados Unidos después de alcanzar el hemisferio sur.

Ese camino de desarrollo es un patrón común para generar tormentas de polvo regionales durante la primavera y el verano en el hemisferio sur de Marte, donde ahora es mediados de verano.

"Lo inusual es que estamos viendo una segunda tormenta tan pronto después de la primera", dijo el meteorólogo de Marte Bruce Cantor, del Malin Space Science Systems, San Diego, que construyó y opera MARCI. "Hemos tenido orbitadores observando los patrones meteorológicos en Marte de forma continua durante casi dos décadas, y muchos patrones son cada vez más predecibles, pero justo cuando pensamos que lo tenemos claro, Marte nos lanza otra sorpresa".
 
Las actualizaciones meteorológicas del equipo científico de MRO proporcionan a los operadores de los rover en Marte un aviso previo tanto para tomar precauciones como para planificar las observaciones de las tormentas, especialmente en caso de que una tormenta regional crezca para rodear todo el planeta. Una tormenta marciana que rodeó el planeta ocurrió en 2007.

El orbitador monitorea tormentas con su instrumento Mars Climate Sounder (MCS), así como con MARCI. Las mediciones de MCS del calentamiento atmosférico a gran altitud asociadas con las tormentas de polvo han revelado un patrón anual en la ocurrencia de grandes tormentas regionales, y la primera de estas tormentas consecutivas encaja en el patrón identificado para esta época del año marciano.

Los investigadores han observado los efectos de las últimas tormentas de cerca. "Esperamos una oportunidad para aprender más sobre cómo las tormentas de polvo se vuelven globales, si eso fuera a suceder", dijo David Kass del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, Pasadena, California. "Incluso si no se convierte en una tormenta global, los efectos de la temperatura debido a las brumas finas del polvo durarán varias semanas."

0 comentarios

dom

05

mar

2017

El Telescopio Espacial James Webb estudiará los siete planetas de TRAPPIST-1

Fuente: NASA

 

Con el descubrimiento de siete planetas del tamaño de la Tierra alrededor de la estrella TRAPPIST-1 estrella a 40 años luz de distancia, los astrónomos están buscando que el próximo telescopio espacial James Webb pueda ayudar a averiguar si cualquiera de estos planetas podría albergar vida.

"Si estos planetas tienen atmósferas, el Telescopio Espacial James Webb será la clave para desbloquear sus secretos", dijo Doug Hudgins, científico del Programa de Exoplanetas de la NASA en Washington. "Mientras tanto, las misiones de la NASA como Spitzer, Hubble y Kepler están realizando un seguimiento de estos planetas".

"Estos son los mejores planetas del tamaño de la Tierra que podrán ser caracterizados por el Telescopio Espacial James Webb, tal vez durante toda su vida", dijo Hannah Wakeford, estudiante postdoctoral en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. En Goddard, ingenieros y científicos están actualmente probando el telescopio Webb, que será capaz de ver estos planetas en el infrarrojo, más allá de las capacidades que tenemos actualmente. "El telescopio Webb aumentará la información que tenemos sobre estos planetas inmensamente. Con la cobertura de longitud de onda extendida seremos capaces de ver si sus atmósferas tienen agua, metano, monóxido/dióxido de carbono y oxígeno".

Cuando se busca un planeta potencialmente sustentador de la vida, se necesita saber algo más que el tamaño o la distancia del planeta desde su estrella. Detectar las proporciones relativas de estas moléculas en la atmósfera de un planeta podría decir a los investigadores si un planeta podría albergar vida.

"Durante miles de años, la gente ha preguntado, ¿hay otros planetas como la Tierra por ahí? ¿Alguno podría albergar vida? ", dijo Sara Seager, astrofísica y científica planetario en el MIT. "Ahora tenemos un montón de planetas que son accesibles para el estudio adicional para tratar de comenzar a responder a estas preguntas antiguas."

Con su lanzamiento en 2018, uno de los objetivos principales  Webb es utilizar la espectroscopia, un método de analizar la luz separándola en longitudes de onda distintas que permite identificar sus componentes químicos (por sus firmas únicas de longitud de onda) para determinar los componentes atmosféricos de los mundos alienígenas. Webb buscará especialmente biomarcadores químicos, como el ozono y el metano, que pueden ser creados a partir de procesos biológicos. El ozono, que nos protege de la radiación ultravioleta nociva aquí en la Tierra, se forma cuando el oxígeno producido por los organismos fotosintéticos (como árboles y fitoplancton) sintetiza en luz. Debido a que el ozono depende en gran medida de la existencia de organismos para formar, Webb lo buscará en atmósferas extraterrestres como un posible indicador de la vida. También será capaz de buscar metano que ayudará a determinar una fuente biológica del oxígeno que conduce a la acumulación de ozono.

El descubrimiento de los planetas en el sistema TRAPPIST-1 significa que Webb podrá utilizar sus inmensas capacidades en un sistema relativamente cercano. Los investigadores identificaron recientemente tres planetas prometedores en el sistema TRAPPIST-1 - e, f y g - que orbitan en la zona habitable y que serían buenos candidatos para que Webb los estudiase. Dependiendo de su composición atmosférica, los tres exoplanetas similares a la Tierra podrían tener las condiciones apropiadas para soportar agua líquida. Debido a que los planetas orbitan una estrella que es pequeña, la señal de esos planetas será relativamente grande, y lo suficientemente fuerte para que Webb pueda detectar características atmosféricas. Shawn Domagal-Goldman, astrobiólogo del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, dijo: "Hace dos semanas, habría dicho que Webb puede hacer esto en teoría, pero en la práctica habría requerido un objetivo casi perfecto. Bueno, nos han dado tres objetivos casi perfectos".

El número de planetas en el sistema también permitirá nuevas investigaciones en el campo de la planetología comparativa, que descubre procesos planetarios fundamentales comparando diferentes mundos. "Este es el primer y único sistema que tiene siete planetas de tamaño tierra, donde tres están en la zona habitable de la estrella", dijo Wakeford. "Es también el primer sistema bastante brillante, y lo suficientemente pequeño para permitirnos mirar cada una de las atmósferas de estos planetas. Cuanto más podamos aprender acerca de los exoplanetas, más podemos entender cómo nuestro propio sistema solar llegó a ser tal y como es. Con los siete planetas del tamaño de la Tierra, podemos ver las diferentes características que hacen cada uno de ellos únicos y determinar las conexiones críticas entre las condiciones de un planeta y los orígenes".

 

0 comentarios

jue

23

feb

2017

Cuántica

El futuro será cuántico o no será. Este libro nos proporciona las claves para entender una ciencia que está transformando el mundo en que vivimos.

¿Estamos preparados para una era cuántica? Sin duda, el mañana que nos espera es apasionante. La cuántica nos permitirá hacer lo que sólo podíamos soñar. Nuestro reto, ahora es conocerlo. Disponer de las claves que nos facilita este libro, y es un auténtico regalo.

Si la Mecánica Cuántica da comodidad a nuestra vida, si utilizamos sus láseres, sus resonancias magnéticas, sus chips de ordenadores, ¿por qué no sabemos en qué ideas se fundamenta? ¿Por qué creemos que el esfuer- zo para comprenderlas debe ser enorme? Ahí, en un rincón de nuestro cerebro queda la duda. ¿Qué es la me- cánica cuántica? ¿Qué principios sigue? ¿Es una teoría incontestable? ¿Es una serie de reglas matemáticas? ¿Es un misterio que la humanidad está empezando a desvelar o es un saber cerrado, bien establecido?

José Ignacio Latorre propone una visita a la ciudad imagi- naria de Cuántica. Conoceremos sus leyes, tan peculiares que parecen imposibles. Además, descubriremos que la ciudad de Cuántica se halla en el umbral de una segunda revolución que nos llevará a la era de la tecnología cuánti- ca, y podemos estar seguros, va a cambiar el mundo. ¡Bienvenidos a la ciudad de Cuántica! 

 

Cuántica

José Ignacio Latorre

Editorial Ariel

Isbn 9788434425392

Pvp- 16,90 euros

Marzo 2017

0 comentarios

jue

23

feb

2017

La NASA descubre tres posibles planetas similares a la Tierra

Fuente: NASA/EFE

 

A tan solo 40 años luz de la Tierra hay un sistema estelar con siete planetas de masa similar al nuestro, tres de los cuales se encuentran en la zona habitable y podrían albergar océanos de agua en la superficie, lo que aumenta la posibilidad de que ese sistema pudiera acoger vida.

El sistema, localizado por un grupo internacional de astrónomos y cuyo estudio publica hoy Nature, tiene tanto el mayor número de planetas del tamaño de la Tierra como el mayor número de mundos que podrían contar con agua líquida en superficie.

Los seis planetas más cercanos a la estrella, probablemente rocosos, pueden tener una temperatura en la superficie de entre 0 y 100 grados, el rango en el que puede haber agua líquida, y tres de ellos están en la llamada “zona habitable”, por lo que son candidatos especialmente prometedores para albergar vida.

Los cuerpos recién descubiertos giran en órbitas planas y ordenadas alrededor de TRAPPIST-1, una estrella enana ultrafría con un brillo cerca de mil veces menor al del Sol.

El autor principal del estudio, Michaël Gillon, del Instituto STAR en la Universidad de Lieja (Bélgica) se mostró encantado con los resultados: “Se trata de un sistema planetario sorprendente, no sólo porque hayamos encontrado tantos planetas, ¡sino porque son todos asombrosamente similares en tamaño a la Tierra!”, según un comunicado.

El nuevo sistema es relevante para los científicos por su cercanía a la Tierra en términos astronómicos y porque es el primero que cuenta con siete planetas de un tamaño similar al nuestro, así como por el reducido tamaño de su estrella, una particularidad que simplificará el estudio del clima y la atmósfera de esos mundos.

Los siete planetas son 80 veces mayores respecto a TRAPPIST-1 que la Tierra respecto al Sol, por lo que bloquean una gran cantidad de luz cuanto transitan por delante de la estrella.

Eso facilita a los investigadores la tarea de identificar sus componentes químicos por medio de técnicas de fotometría.

“Hemos buscado una estrella muy pequeña, al contrario que otros grupos de astrónomos. Eso hace que los planetas aparezcan magnificados”, explicó en una rueda de prensa telefónica Amaury Triaud, investigador de la Universidad de Cambridge (Reino Unido).

Tras una primera fase de “reconocimiento”, los científicos planean ahora iniciar “observaciones detalladas para estudiar el clima y la composición química de los cuerpos, con el objetivo de determinar si hay vida en ellos”.

“En unos años sabremos mucho más sobre estos planetas y esperamos saber si hay vida en el plazo de una década”, afirmó Triaud.

En 2010, el grupo de investigadores liderado por Gillon, comenzó a escudriñar la vecindad del Sistema Solar con el telescopio robótico TRAPPIST (Telescopio Pequeño para Planetas en Tránsito y Planetesimales), ubicado en Chile.

El prometedor descubrimiento inicial de la estrella TRAPPIST-1 permitió a los investigadores enfocar el telescopio espacial Spitzer de la NASA hacia ese punto durante 20 días sin interrupción.

A partir de esas observaciones y las de otros telescopios terrestres -entre ellos el William Herschel, ubicado en la isla canaria de La Palma (España)- recogidas durante años, se han recopilado evidencias de 34 tránsitos de cuerpos frente a la estrella, que atribuyen a las órbitas de siete planetas.

El sistema estelar, en el que los seis cuerpos interiores tienen periodos orbitales de entre 1,5 y 13 días, recuerda a los astrónomos al que forman Júpiter y sus lunas, tanto por sus proporciones relativas como por las órbitas compactas y cercanas.

En los últimos años, los científicos han acumulado pruebas de que los planetas del tamaño de la Tierra son corrientes en la galaxia, pero el trabajo de Gillon y sus colegas indica que son aún más abundantes de lo que se pensaba.

Se calcula que, por cada planeta que se detecta cuando transita frente a su estrella, hay una multitud de otros cuerpos similares (entre 20 y 100 veces más) que permanecen inobservables porque desde la perspectiva terrestre no cruzan por delante del astro.

0 comentarios

mar

21

feb

2017

Dawn descubre evidencias de material orgánico en Ceres

Fuente: NASA

 

La misión Dawn de la NASA ha encontrado evidencias de materia orgánica en Ceres, un planeta enano y el cuerpo más grande del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Los científicos usando el espectrómetro visible e infrarrojo, VIR, de la nave espacial detectaron el material en y alrededor de un cráter del hemisferio norte llamado Ernutet. Las moléculas orgánicas son interesantes para los científicos porque son necesarias, aunque no suficientes, componentes de la vida en la Tierra.

El descubrimiento se suma a la creciente lista de cuerpos en el sistema solar donde se han encontrado compuestos orgánicos. Los compuestos orgánicos se han encontrado en ciertos meteoritos, tal y como se deduce en las observaciones telescópicas de varios asteroides. Ceres tiene muchos puntos en común con los meteoritos ricos en agua y compuestos orgánicos - en particular, un grupo de meteoritos llamados condritas carbonáceas. Este descubrimiento refuerza aún más la conexión entre Ceres y estos meteoritos.

"Esta es la primera detección clara de moléculas orgánicas en la órbita de un cuerpo del cinturón principal," dijo María Cristina De Sanctis, autora principal del estudio, con base en el Instituto Nacional de Astrofísica, Roma. El descubrimiento ha sido publicado en la revista Science.

Los datos presentados en el artículo de Science apoyan la idea de que los materiales orgánicos son nativos de Ceres. Los carbonatos y arcillas previamente identificados en Ceres proporcionan evidencias de la actividad química en presencia de agua y calor. Esto plantea la posibilidad de que los compuestos orgánicos se procesan de manera similar en un ambiente cálido rico en agua.

El descubrimiento de compuestos orgánicos se suma a los atributos de Ceres asociados con los ingredientes y las condiciones para la vida en el pasado lejano. Estudios previos han encontrado minerales hidratados, carbonatos, hielo de agua, amoníaco y arcillas que deben de haber sido alterados por el agua. Las sales y carbonatos de sodio, tales como las que se encuentran en las áreas brillantes del Cráter Occator, también se cree que se han salido a la superficie en forma de líquidos.

"Este descubrimiento se suma a nuestra comprensión de los posibles orígenes del agua y compuestos orgánicos en la Tierra", dijo Julie Castillo-Rogez, Dawn científico del proyecto Dawn con base en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

El instrumento VIR fue capaz de detectar y mapear las ubicaciones de este material debido a su firma especial en la luz del infrarrojo cercano.

Los materiales orgánicos en Ceres se localizan principalmente en un área de aproximadamente unos 1.000 kilómetros cuadrados. La firma de los orgánicos es muy clara en el suelo del cráter Ernutet, en su borde sur y en una zona justo fuera del cráter hacia el suroeste. Otra área grande con firmas bien definidas se encuentra al otro lado de la parte del noroeste del borde del cráter y el material expulsado. Hay otras áreas ricas en contenido orgánico más pequeñas varios kilómetros al oeste y al este del cráter. Los materiales orgánicos también fueron encontrados en un área muy pequeña en el Cratér Inamahari, a unos 400 kilómetros de distancia de Ernutet.

En las imágenes de color visibles mejoradas de cámara de encuadre de Dawn, el material orgánico se asocia con las zonas que aparecen más rojas con respecto al resto de Ceres. El carácter específico de estas regiones se destaca incluso en los datos de imagen de baja resolución del espectrómetro de cartografía visible e infrarroja.

"Todavía estamos trabajando en la comprensión del contexto geológico de estos materiales", dijo el coautor del estudio Carle Pieters, profesor de ciencias geológicas en la Universidad Brown, Providence, Rhode Island.

Después de haber completado casi dos años de observaciones en órbita a Ceres, Dawn se encuentra ahora en una órbita altamente elíptica en Ceres, al pasar de una altitud de 7.520 kilómetros hasta casi 9.350 kilómetros. El 23 de Febrero, hará su camino a una nueva altitud alrededor de 20.000 kilómetros, aproximadamente a la altura de los satélites GPS sobre la Tierra, y en un plano orbital diferente. Esto pondrá a Dawn en condiciones de estudiar Ceres en una nueva geometría. A finales de primavera, Dawn observará a Ceres con el Sol directamente detrás de la nave espacial, de tal manera que Ceres aparecerá más brillante que antes, y tal vez revelará más pistas sobre su naturaleza.

 

0 comentarios

dom

19

feb

2017

Todo listo para el despegue de una nueva cápsula dragón rumbo a la ISS

Fuente: NASA

 

La primera misión de reabastecimiento de carga de la NASA de 2017 está a punto de despegar desde el Centro Espacial Kennedy en Florida cargada con casi 2.500 kilogramos de experimentos científicos, equipo de investigación y materiales de construcción con destino a la Estación Espacial Internacional y sus astronautas residentes. El despegue está programado para el sábado 18 de Febrero a las 15:01 GMT.

El material está empaquetado en una cápsula Dragón de SpaceX que volará hacia la órbita a bordo de un cohete Falcon 9 de la empresa. Dragón tardará dos días en llegar a la Estación Espacial, momento en el que será amarrada por el brazo robot de la ISS de 17 metros.

Los astronautas Shane Kimbrough de la NASA y Thomas Pesquet de la Agencia Espacial Europea utilizarán el brazo para capturar a Dragón y maniobrar con él para colocar la cápsula en su puerto de atraque correspondiente de la Estación. La cápsula Dragón, no tripulada, se presuriza para que los astronautas a bordo del laboratorio orbital puedan descomprimir la carga y luego llenarla con los experimentos realizados y el equipo usado en la ISS para su regreso a la Tierra.

Esta misión de carga de SpaceX también marcará un hito, ya que será el primer lanzamiento desde el Complejo de Lanzamiento 39A desde que la flota de transbordadores espaciales se retirase en 2011. Marcará un punto de inflexión para la transición de Kennedy a un puerto espacial multiusuario orientado a apoyar las misiones públicas y privadas, así como las llevadas a cabo en colaboración con la NASA.

Algunas de las mayores aventuras de la humanidad en órbita comenzaron en el Complejo de Lanzamiento 39A. Los astronautas despegaron desde esa plataforma seis veces entre 1969 y 1972 para caminar sobre el suelo lunar. Volando dentro de la nave espacial Apolo a lo alto de los enormes cohetes Saturno V, los astronautas dejaron Florida y la Tierra durante dos semanas, mientras se aventuraron rumbo a la Luna.

En 1981, se comenzó a recibir la primera nave espacial reutilizable del mundo, los transbordadores espaciales de la NASA, en misiones que harían trabajar en el espacio más accesible, sin dejar de lograr impresionantes logros científicos y llevar a cabo obras de ingeniería que habían estado fuera del alcance hasta ese momento.

Algunas de las primeras piezas de la Estación Espacial Internacional comenzaron su vida operativa con despegues desde este sitio, incluyendo la primera misión de construcción de la Estación de la NASA, la STS-88 en 1998.

Aunque la mayoría de los suministros y experimentos se utilizarán dentro de la Estación, una de las mayores cargas útiles de la misión de CRS-10 de SpaceX se adjuntará al exterior de la ISS para estudiar aspectos de la atmósfera de la Tierra. El proyecto SAGE III, abreviatura de Experimento sobre Gases y Aerosoles Estratosférico, es la versión más reciente de un experimento que comenzó en 1979 para monitorear minuciosamente y medir con precisión la capa de ozono, los aerosoles, el dióxido de nitrógeno y vapor de agua en la estratosfera y la troposfera alta por encima de la Tierra.

La misión de CRS-10 de SpaceX también llevará el experimento Raven, un instrumento avanzado diseñado para probar los sensores y aviónica que se están desarrollando de manera autónoma para que una nave espacial puede guiarse a través del espacio para encontrarse y acoplarse con otra nave espacial. La misión Raven de dos años en la Estación comparará las trayectorias y los cálculos con las trayectorias de vuelo reales de las muchas naves espaciales que vuelan a la Estación.

Dragón también lleva un experimento coordinado por CASIS que cristalizará un anticuerpo monoclonal humano que ha sido desarrollado por Merck Research Labs para el tratamiento de enfermedades inmunológicas. La cristalización de experimentos en la Tierra no ha producido muestras de alta calidad para su estudio. Se espera que los cristales más grandes formados en la microgravedad del espacio - en el que no se derrumbará por su propio peso a medida que crecen - mostrará cómo hacer que los medicamentos puedan utilizarse en forma inyectada en lugar de por vía intravenosa.

Dragón permanecerá alrededor de un mes en la ISS, y posteriormente será desenganchada y programada.

 

0 comentarios

lun

13

feb

2017

Los planetas de las estrellas enanas rojas podrían enfrentarse a la pérdida de oxígeno

Fuente: NASA

 

La búsqueda de vida fuera de la Tierra comienza en las zonas habitables, las regiones alrededor de las estrellas donde las condiciones podrían provocar que el agua líquida - lo cual es esencial para la vida tal como y la conocemos - se acumule en la superficie de un planeta. Una nueva investigación de la NASA sugiere que algunas de estas zonas en realidad no podrían ser capaces de soportar la vida debido a erupciones estelares frecuentes - las cuales expulsan grandes cantidades de material estelar y radiación hacia el espacio - desde jóvenes estrellas enanas rojas.

Ahora, un equipo interdisciplinario de científicos de la NASA quiere ampliar la forma en la que las zonas habitables están definidas, teniendo en cuenta el impacto de la actividad estelar, lo que puede poner en peligro la atmósfera de un exoplaneta con la pérdida de oxígeno. Esta investigación fue publicada en la revista The Astrophysical Journal Letters el 6 de Febrero de 2017.

"Si queremos encontrar un exoplaneta que se pueda desarrollar y albergar vida, debemos averiguar qué estrellas son los mejores padres", dijo Vladimir Airapetian, autor principal del artículo y científico solar en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland . "Estamos llegando a comprender qué tipo de estrellas madre necesitamos."

Para determinar la zona habitable de una estrella, los científicos han considerado tradicionalmente cuánto calor y luz emite la estrella. Estrellas más masivas que nuestro sol producen más calor y luz, por lo que la zona habitable debe estar más lejos. Las estrellas más pequeñas y más frías se producen en zonas cercanas.

Pero junto con el calor y la luz visible, las estrellas emiten rayos X y radiación ultravioleta, y producen erupciones estelares tales como llamaradas y eyecciones de masa coronal, denominadas colectivamente clima espacial. Un efecto posible de esta radiación es la erosión atmosférica, en la cual las partículas de alta energía arrastran las moléculas atmosféricas - como el hidrógeno y el oxígeno, los dos ingredientes para el agua - hacia el espacio. Airapetian y el nuevo modelo de zonas habitables de su equipo toman en cuenta este efecto.

La búsqueda de planetas habitables a menudo se aplica a las enanas rojas, ya que éstas son las estrellas más recientes, más pequeñas y más numerosas del universo, y por lo tanto relativamente susceptibles a la detección de pequeños planetas.

"En el lado negativo, las enanas rojas también son propensas a erupciones estelares más frecuentes y poderosas que el sol", dijo William Danchi, astrónomo de Goddard y coautor del artículo. "Para evaluar la habitabilidad de los planetas alrededor de estas estrellas, necesitamos entender cómo equilibrar estos diversos efectos".

Otro factor importante de la habitabilidad es la edad de una estrella, dicen los científicos, basada en las observaciones que han obtenido de la misión Kepler de la NASA. Cada día, las estrellas jóvenes producen superllamaradas y erupciones al menos 10 veces más poderosas que las observadas en el sol. En sus contrapartes más maduras, que se asemejan a nuestro sol de mediana edad hoy en día, tales superllamaradas sólo se observan una vez cada 100 años.

"Cuando miramos a las enanas rojas jóvenes en nuestra galaxia, vemos que son mucho menos luminosas que nuestro sol hoy", dijo Airapetian. "Por la definición clásica, la zona habitable alrededor de las enanas rojas debe ser de 10 a 20 veces más cerca de lo que la Tierra está del Sol. Ahora sabemos que estas estrellas enanas rojas generan una gran cantidad de rayos X y las emisiones ultravioleta extremas en las zonas habitables de exoplanetas a través de llamaradas frecuentes y tormentas estelares."

Las superllamaradas causan erosión atmosférica cuando las radiaciones de alta energía y las radiaciones ultravioletas extremas primero rompen las moléculas en átomos y después ionizan los gases atmosféricos. Durante la ionización, la radiación golpea a los átomos y derriba a los electrones. Los electrones son mucho más ligeros que los iones recién formados, por lo que escapan de la atracción de la gravedad mucho más fácilmente y escapan hacia el espacio.

Los opuestos se atraen; a medida que se generan más y más electrones cargados negativamente, creando una poderosa separación de carga que atrae iones cargados positivamente fuera de la atmósfera en un proceso llamado escape de iones.

"Sabemos que el escape de iones de oxígeno ocurre en la Tierra a una escala menor, ya que el sol exhibe sólo una fracción de la actividad de las estrellas más jóvenes", dijo Alex Glocer, astrofísico de Goddard y coautor del artículo. "Para ver cómo este efecto se escala cuando se obtiene más entrada de alta energía como se vería a partir de estrellas jóvenes, hemos desarrollado un modelo".

El modelo estima el escape de oxígeno en los planetas alrededor de las enanas rojas, asumiendo que no compensan con la actividad volcánica o el bombardeo de cometas. Varios modelos anteriores de erosión atmosférica indicaron que el hidrógeno es más vulnerable al escape de iones. Como elemento más ligero, el hidrógeno escapa fácilmente al espacio, presumiblemente dejando atrás una atmósfera rica en elementos más pesados como el oxígeno y el nitrógeno.

Pero cuando los científicos incluyeron superllamaradas, su nuevo modelo indica que las violentas tormentas de jóvenes enanas rojas generan suficiente radiación de alta energía como para permitir el escape de incluso oxígeno y nitrógeno, bloques de construcción para las moléculas esenciales de la vida.

"Cuanta más energía de rayos X y ultravioleta extrema haya, más electrones se generan y más fuerte será el efecto de escape de iones", dijo Glocer. "Este efecto es muy sensible a la cantidad de energía que la estrella emite, lo que significa que debe desempeñar un papel importante en la determinación de lo que es y no es un planeta habitable ".

Teniendo en cuenta el escape de oxígeno por sí solo, el modelo estima que una joven enana roja podría hacer que un exoplaneta cercano fuese inhabitable en pocas decenas a cien millones de años. La pérdida de hidrógeno atmosférico y oxígeno reduciría y eliminaría el suministro de agua del planeta antes de que la vida tuviera la oportunidad de desarrollarse.

"Los resultados de este trabajo podría tener profundas implicaciones para la química de la atmósfera de estos mundos," dijo Shawn Domagal-Goldman, científico espacial de Goddard que no participó en el estudio. "Las conclusiones del equipo tendrán un impacto en nuestros estudios en curso de las misiones de búsqueda de signos de vida en la composición química de esas atmósferas."

El nuevo modelo de habitabilidad tiene implicaciones para el planeta recientemente descubierto orbitando la enana roja Proxima Centauri, nuestro vecino estelar más cercano. Airapetian y su equipo aplicaron su modelo al planeta aproximadamente del tamaño de la Tierra, llamado Proxima b, que orbita Proxima Centauri 20 veces más cerca de lo que la Tierra está del sol.

Teniendo en cuenta la edad de la estrella madre y la proximidad del planeta a su estrella anfitriona, los científicos creen que Proxima b se ve sometida a torrentes de rayos X y radiación ultravioleta extrema de superllamaradas que ocurren aproximadamente cada dos horas. Estiman que el oxígeno escaparía a la atmósfera de Proxima b en 10 millones de años. Además, la intensa de actividad magnética y el viento estelar agudizan las ya duras condiciones climáticas espaciales. Los científicos concluyeron que es bastante improbable que Proxima b sea habitable.

"Tenemos resultados pesimistas para planetas alrededor de jóvenes enanas rojas en este estudio, pero también tenemos una mejor comprensión de qué estrellas tienen buenas perspectivas de habitabilidad", dijo Airapetian. "A medida que aprendemos más acerca de lo que necesitamos de una estrella madre, parece cada vez más que nuestro sol es sólo una de esas estrellas madre perfectas, para haber apoyado la vida en la Tierra".

0 comentarios

jue

09

feb

2017

Un agujero negro " caníbal "

Fuente: NASA

 

Un agujero negro gigante destruyó una estrella y luego se atiborró de sus restos durante aproximadamente una década, según los astrónomos. Esto es 10 veces más tiempo que cualquier episodio observado de la muerte de una estrella por un agujero negro.

Los investigadores hicieron este descubrimiento utilizando datos del Observatorio de Rayos X Chandra y el satélite Swift de la NASA, así como el XMM-Newton de la ESA.

El trío de telescopios en órbita encontró evidencias de un "evento de interrupción de mareas" (TDE), donde las fuerzas de una marea debido a la gravedad de un agujero negro pueden destruir un objeto – como una estrella – que pasa demasiado cerca. Durante un TDE, algunos de los escombros estelares se lanzan hacia fuera a altas velocidades, mientras que el resto cae hacia el agujero negro. A medida que se desplaza hacia el interior para ser ingerido por el agujero negro, el material se calienta a millones de grados y genera una llamarada de rayos X distinta.

"Hemos sido testigos de la espectacular y prolongada desaparición de una estrella." dijo Daching Lin, de la Universidad de New Hampshire en Durham, quien dirigió el estudio. "Decenas de eventos de interrupción de las mareas se han detectado desde la década de los 90, pero ninguno permaneció brillante durante tanto tiempo como este".

La extraordinaria y larga fase luminosa de este evento que se extiende a lo largo de diez años significa que, entre los TDEs observados, esta fue la estrella más masiva que se desgarró por completo durante uno de estos eventos o la primera donde una estrella más pequeña se desgarró por completo.

La fuente de rayos X que contiene este agujero negro alimentado a la fuerza, conocido por su nombre abreviado de XJ1500 + 0154, se encuentra en una pequeña galaxia a unos 1.800 millones de años luz de la Tierra.

 

 

 

Concepto artístico de lo que los astrónomos llaman un "evento de interrupción de mareas" (TDE). Credits: Illustration: CXC/M. Weiss; X-ray: NASA/CXC/UNH/D. Lin et al, Optical: CFHT

0 comentarios

lun

06

feb

2017

Encuentro entre un gato celeste y una langosta cósmica

Fuente: NASA

 

Los astrónomos han estudiado durante mucho tiempo las brillantes nubes cósmicas de gas y polvo catalogadas como NGC 6334 y NGC 6357. Esta gigantesca nueva imagen, obtenida por el VST (Very Large Telescope Survey Telescope) es la más reciente. Con unos 2.000 millones de píxeles, es una de las imágenes más grandes jamás dadas a conocer por ESO. Las sugerentes formas de las nubes han dado lugar a sus nombres, fáciles de recordar: la nebulosa Pata de Gato y la nebulosa Langosta, respectivamente.

NGC 6334 está situada a unos 5.500 años luz de la Tierra, mientras que NGC 6357 está más lejos, a una distancia de unos 8.000 años luz. Ambas están en la constelación de Escorpio, cerca del extremo de la cola puntiaguda.

El primero en ver huellas de estos dos objetos fue el científico británico John Herschel quien, en noches consecutivas de junio de 1837, los divisó durante su expedición de tres años hasta el cabo de buena esperanza en África del sur. En aquellos tiempos, la limitada potencia de los telescopios con los que contaba Herschel, que observaba visualmente, sólo le permitió documentar los "dedos" más brillante de la nebulosa de la Pata de Gato. Tuvieron que pasar muchas décadas para que las verdaderas formas de las nebulosas se revelaran a través de fotografías y se acuñaran sus populares nombres.

Los tres dedos visibles con telescopios modernos, así como las regiones similares a pinzas en la cercana nebulosa Langosta, son en realidad regiones de gas (principalmente hidrógeno), excitado por la luz de brillantes estrellas recién nacidas. Con masas de alrededor de diez veces la del Sol, estas estrellas calientes irradian una intensa luz ultravioleta. Cuando esta luz se cruza con los átomos de hidrógeno que permanecen en el vivero estelar que produce las estrellas, los átomos se ionizan. Como resultado, estos enormes objetos en forma de nube que brillan con la luz proveniente de los átomos de hidrógeno (y de otros elementos) se conocen como nebulosas de emisión.

Gracias a la potencia de la cámara OmegaCAM, de 256 megapíxeles, esta nueva imagen del VST (VLT Survey Telescope) revela ondulantes zarcillos de polvo que oscurecen la luz a lo largo de las dos nebulosas. Con un tamaño de 49.511 x 39.136 píxeles, esta es una de las imágenes más grandes jamás lanzadas por ESO.

OmegaCAM es la sucesora de la célebre WFI (Wide Field Imager) de ESO, instalada en el Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en La Silla. La WFI fue utilizada para fotografiar la nebulosa de la Pata de Gato en 2010, también en luz visible, pero con un filtro que permite ver de forma más clara el brillo del hidrógeno (eso1003). Mientras tanto, el Very Large Telescope de ESO, ha echado un profundo vistazo a la nebulosa Langosta, capturando las numerosas estrellas calientes y brillantes que influyen en el color y la forma del objeto (eso1226).

Pese a los instrumentos de última generación utilizados para observar estos fenómenos, el polvo de estas nebulosas es tan espeso que gran parte de su contenido permanece oculto. La nebulosa Pata de Gato es uno de los viveros estelares más activos del cielo nocturno, y alimenta a miles de jóvenes estrellas calientes cuya luz visible no puede llegar hasta nosotros. Sin embargo, al observar en longitudes de onda infrarrojas, telescopios como VISTA, de ESO, pueden mirar a través del polvo y revelar la actividad de formación estelar que tiene lugar en su interior.

Ver nebulosas en diferentes longitudes de onda (colores) de la luz da lugar a diferentes comparaciones visuales por parte de observadores humanos. Al verla, por ejemplo, en luz infrarroja (una longitud de onda más larga), una parte de NGC 6357 se asemeja a una paloma y la otra una calavera; por tanto, ha adquirido el nombre adicional de nebulosa Guerra y Paz.

 

 

Las nebulosas Pata de Gato y Langosta. Image Credit: ESO

0 comentarios

vie

03

feb

2017

Las matemáticas del cosmos

Investigación a través del campo de la astronomía y la cosmología. 

La última guía de Ian Stewart sobre el cosmos describe la arquitectura del
espacio y el tiempo, la materia oscura y la energía, cómo se forman las
galaxias, por qué las estrellas implosionan, cómo empezó todo y cómo acabará.
Considera universos paralelos, qué forma podría tomar la vida extraterrestre y la probabilidad de que la Tierra sea golpeada por un asteroide. En términos sencillos, explica los fundamentos de la gravedad, el espacio-tiempo, la relatividad y la teoría cuántica, y muestra cómo están relacionadas entre ellas. Hace ochenta años, el descubrimiento de que el universo está expandiéndose llevó a la teoría del Big Bang sobre su origen. Esto a su vez llevó a los cosmólogos a plantear elementos como la materia o la energía oscura. Pero, ¿existe la materia oscura? ¿Podría otra revolución científica estar en camino para retar a la actual ortodoxia científica? Estas, entre otras cuestiones, son las que Ian Stewart plantea en su investigación a través del campo de la astronomía y la cosmología. 

 

 

Las matemáticas del cosmos

Ian Stewart

Editorial Critica

Colección Drakontos

Isbn- 9788416771516

Pvp- 21,90 euros

Enero 2017

0 comentarios

vie

03

feb

2017

El nacimiento imperfecto de las cosas

O lo que es lo mismo, la gran búsqueda de la partícula de Dios y la nueva física que cambiará el mundo. Tonelli es uno de los investigadores más destacados del famoso CERN de Ginebra que alberga el acelerador de partículas LHC y contribuyó decisivamente, junto con Fabiola Gianotti, a la confirmación de la existencia del bosón de Higgs, también conocido como la «partícula de Dios». Nadie como él para acercarnos de un modo divulgativo y ameno a los grandes temas de la nueva física: las partículas elementales, los multiversos, la materia oscura, las ondas gravitatorias, la teoría de la supersimetría o la de la unificación de las fuerzas fundamentales. Pero éste no es un libro divulgativo al uso, Tonelli se revela como un notable escritor y maneja la ironía, la épica e incluso la lírica para plasmar temas que sin la habilidad del autor resultarían abstrusos.

 

 

El nacimiento imperfecto de las cosas

Guido Tonelli

Editorial Lince

Isbn- 9788415070771

Pvp- 21 euros

Enero 2017

0 comentarios

dom

29

ene

2017

Así serán los nuevos trajes espaciales de los astronautas Starliner de la NASA

Fuente: NASA

 

Los astronautas que se dirijan a la órbita a bordo de las naves espaciales Starliner de Boeing usarán trajes espaciales más ligeros y más cómodos que los trajes usados hasta ahora. El nuevo traje aprovecha avances de diseños históricos, cumple con los requisitos de seguridad y funcionalidad de la NASA e introduce innovaciones de vanguardia. Boeing ha dado a conocer su diseño de trajes espaciales, mientras la compañía continúa avanzando hacia pruebas de vuelo de su nave espacial Starliner y sistemas de lanzamiento que llevarán a los astronautas a la Estación Espacial Internacional.

Algunos de los avances en el diseño:
• Más ligeros y más flexible a través del uso de materiales avanzados y nuevos patrones de juntas.
• El casco y la visera están incorporados en el traje en lugar de ser desmontables.
• Guantes sensibles a la pantalla táctil.
•Rejillas de ventilación que permiten a los astronautas a sentirse más frescos, pero todavía se puede presurizar el traje de inmediato.

El traje completo, que incluye un calzado integrado, pesa alrededor de 9 kilos con todos sus accesorios - unos 4,5 kilos más ligero que los trajes de lanzamiento y entrada llevados por los astronautas del transbordador espacial.
El nuevo traje de Starliner permite que el vapor de agua pase fuera del traje, lejos del astronauta, pero mantiene el aire en su interior. Eso hace que el traje sea más fresco sin sacrificar la seguridad. Los materiales en los codos y las rodillas también dan a los astronautas más movimiento, mientras que las cremalleras ubicadas estratégicamente les permiten adaptar la forma del traje cuando están de pie o sentados.

"La parte más importante es que el traje te mantendrá vivo", dijo el astronauta Eric Boe. "Es mucho más ligero, más ceñido al cuerpo y es más sencillo, lo que siempre es bueno. Los sistemas complicados tienen más maneras de romperse, por lo que es mejor hacer en algo como esto".

Por supuesto, el traje tiene que ser tan funcional como seguro, dijo Boe. Si un astronauta se atasca pero no puede alcanzar los interruptores o trabajar la pantalla táctil, el traje espacial no sería efectivo. Es por eso que los astronautas han pasado parte de su tiempo sentados dentro de una maqueta Starliner vistiendo el traje espacial. Suben y salen repetidamente y prueban diferentes alcances y posiciones para que puedan establecer las mejores formas para que los astronautas trabajen dentro de los confines de la nave espacial.

"El traje espacial actúa como respaldo de emergencia a los sistemas de soporte de vida redundantes de la nave espacial", dijo Richard Watson, administrador de subsistemas para trajes espaciales para el Programa de Tripulación Comercial de la NASA. "Si todo funciona perfectamente en una misión, entonces no necesitarás un traje espacial. Es como tener un extintor cerca de la cabina, necesitas que sea efectivo si es necesario".

Boe y los astronautas Bob Behnken, Doug Hurley y Suni Williams están entrenando para pruebas de vuelo usando naves espaciales en desarrollo para el Programa de Tripulación Comercial de la NASA, incluyendo el Starliner de Boeing y los sistemas Dragon Crew de SpaceX. Las pruebas de vuelo con astronautas a bordo están programadas para comenzar en 2018.

 

0 comentarios

lun

23

ene

2017

2016, el año más calido

Fuente: NASA

 

Las temperaturas de la superficie de la Tierra en 2016 fueron las más cálidas desde que se comenzaron a hacer registros en 1880, según los análisis independientes realizados por la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

La temperatura promedia en 2016 fue de 0.99ºC por encima del promedio del siglo 20. Esto hace que 2016 sea el tercer año consecutivo en establecer un nuevo récord de temperaturas superficiales medias globales.

Las temperaturas de 2016 siguen una tendencia de calentamiento a largo plazo, de acuerdo con los análisis realizados por científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) en Nueva York. Científicos del NOAA están de acuerdo con el hallazgo de que 2016 fue el año más caluroso de la historia basado en análisis por separado, independientes de los datos.

Debido a las ubicaciones de las estaciones meteorológicas y que las prácticas de medición cambian con el tiempo, existen incertidumbres en la interpretación de las diferencias de temperatura específicas de año a año. Sin embargo, incluso teniendo esto en cuenta, la NASA estima que 2016 fue el año más cálido con más de un 95 por ciento de certeza.

"2016 es notablemente el tercer año récord en esta serie", dijo el director del GISS Gavin Schmidt. "No esperamos años récord cada año, pero la tendencia de calentamiento a largo plazo es clara."

La temperatura media de la superficie del planeta ha aumentado 1,1 ºC desde finales del siglo 19, un cambio impulsado en gran medida por el aumento de dióxido de carbono y otras emisiones de origen humano en la atmósfera.

La mayor parte del calentamiento que se produjo en los últimos 35 años, con 16 de los 17 años más calientes registrados que ocurren desde 2001. No sólo 2016 ha sido el año más caluroso de la historia, sino que ocho de los 12 meses que componen el año - de Enero a Septiembre , con la excepción de Junio - fueron los más cálidos registrados para esos meses respectivos. Octubre, Noviembre y Diciembre de 2016 fueron los segundos más calurosos de esos meses en el registro - en los tres casos, detrás de los registros establecidos en el año 2015.


Los fenómenos meteorológicos como El Niño o La Niña, que calientan o enfrían el Océano Pacífico tropical superior y causan correspondientes variaciones en los patrones del viento y del clima global, contribuyen a las variaciones a corto plazo en la temperatura media global. Un calentamiento de El Niño estaba vigente durante la mayor parte del año 2015 y el primer tercio del año 2016. Los investigadores estiman que el impacto directo del calentamiento natural de El Niño en el Pacífico tropical aumentó la anomalía de la temperatura mundial anual para el 2016 en 0.12 ºC. 

Las dinámicas climáticas afectan a menudo a temperaturas regionales, por lo que no todas las regiones de la Tierra experimentaron temperaturas medias récord el año pasado. Por ejemplo, la NASA y el NOAA encontraron que la temperatura media anual de 2016 para los 48 estados de Estados Unidos fue el segundo más cálido registrado. Por el contrario, el Ártico experimentó su año más cálido jamás registrado, de acuerdo con el registro de hielo bajo el mar que se encuentra en esa región durante la mayor parte del año.

Los análisis de la NASA incorporan medidas de la temperatura superficial de 6.300 estaciones meteorológicas, observaciones y envíos basados en boyas de temperaturas de la superficie del mar, y las mediciones de temperatura de las estaciones de investigación en el Antártico. Estas mediciones se analizan utilizando un algoritmo que tiene en cuenta la variada distancia entre las estaciones de temperatura en todo el mundo y los efectos de calefacción urbana que podrían sesgar las conclusiones. El resultado de estos cálculos es una estimación de la diferencia de temperatura media global de un período de referencia de 1951 a 1980.

Científicos del NOAA utilizan gran parte de los mismos datos de temperatura, pero con un período de referencia diferente, y diferentes métodos para analizar las regiones polares y la temperatura global de la Tierra.

 

0 comentarios

mié

18

ene

2017

Júpiter creciente con la gran mancha roja

Fuente: NASA

 

Esta imagen de una media luna de Júpiter y la emblemática Gran Mancha Roja fue creada por un ciudadano científico  (Romano Tkachenko) utilizando datos del instrumento JunoCam de la sonda espacial Juno. En la imagen, también se pueden apreciar una serie de tormentas en forma de óvalos blancos, conocidos informalmente como el "collar de perlas" de Júpiter. Por debajo de la Gran Mancha Roja se puede apreciar una tormenta rojiza de larga vida conocida como el Óvalo BA.

La imagen fue tomada el 11 de Diciembre, 2016 cuando la nave espacial Juno realizó su tercer sobrevuelo cercano a Júpiter. En el momento en el que se tomó la imagen, la nave se encontraba a aproximadamente 458.800 kilómetros del planeta.

 

 

 

Image Credit: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Roman Tkachenko

0 comentarios

dom

08

ene

2017

Descubren características de hielo en Plutón sólo vistas en la Tierra

Fuente: NASA

 

Utilizando un modelo similar al que los meteorólogos utilizan para pronosticar el tiempo y una simulación por ordenador de la física de la evaporación de hielos, los científicos han encontrado pruebas de características de nieve y hielo en Plutón que, hasta ahora, sólo se había visto en la Tierra.

Formadas por la erosión, las características, conocidas como "penitentes", incluyen depresiones en forma de cuenco con una especie de agujas parecidas a cuchillos alrededor de su borde que se levantan varios cientos de metros.

La investigación, dirigida por John Moores de la Universidad de York en Toronto y realizada en colaboración con científicos del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins y el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, indica que estas características heladas también pueden existir en otros planetas donde las condiciones ambientales son similares.

La identificación de estas crestas en el área informalmente llamada de Tortarus Dorsa de Plutón sugiere que la presencia de una atmósfera es necesaria para la formación de penitentes -que según Moores explicaría por qué no se han visto previamente en otros satélites helados o planetas enanos. "Pero las diferencias exóticas en el entorno dan lugar a características con escalas muy diferentes", añade. "Esta prueba de nuestros modelos terrestres para los penitentes sugiere que podemos encontrar estas características en otras partes del sistema solar, y en otros sistemas solares, donde las condiciones son adecuadas".

El equipo de investigación que también incluye a Christina Smith de York, Anthony Toigo de APL y Scott Guzewich del GSFC, comparó su modelo con las crestas de Plutón con imágenes de la nave espacial New Horizons de la NASA en 2015. Las crestas de Plutón son mucho más grandes -unos 500 metros de altura y están separadas por unos tres a cinco kilómetros que sus contrapartes terrenales.

"Este tamaño gigantesco se predice por la misma teoría que explica la formación de estas características en la Tierra", dice Moores. "De hecho, hemos siso capaces de igualar el tamaño y la separación, la dirección de las crestas, así como su edad: tres elementos de pruebas que apoyan nuestra identificación de estas crestas como penitentes".

Moores dice que aunque el ambiente de Plutón es muy diferente al de la Tierra - es mucho más frío, el aire mucho más delgado, el sol mucho más tenue y la nieve y el hielo en la superficie están hechos de metano y nitrógeno en lugar de agua - se aplican las mismas leyes de la naturaleza. Añade que tanto la NASA como APL jugaron un papel decisivo en la colaboración que dio lugar a este nuevo hallazgo; proporcionado información de antecedentes sobre la atmósfera de Plutón utilizando un modelo similar al que los meteorólogos utilizan para pronosticar el tiempo en la Tierra. Este fue uno de los ingredientes clave sin el cual no se habría hecho este descubrimiento.

0 comentarios

jue

05

ene

2017

NASA selecciona una misión para estudiar los agujeros negros

Fuente: NASA

 

La NASA ha seleccionado una misión científica que permitirá a los astrónomos explorar, por primera vez, los detalles ocultos de los de algunos de los objetos astronómicos más extremos y exóticos, tales como agujeros negros estelares y supermasivos, estrellas de neutrones y púlsares.

Los objetos tales como los agujeros negros pueden calentar los gases circundantes a más de un millón de grados. La radiación de alta energía de rayos X de este gas puede ser polarizada, vibrando en una dirección particular. La misión Imaging X-ray Polarimetry Explorer (IXPE) transportará tres telescopios espaciales con cámaras capaces de medir la polarización de estos rayos X cósmicos, permitiendo a los científicos responder preguntas fundamentales sobre estos entornos turbulentos y extremos donde los campos gravitatorios, eléctricos y magnéticos están en sus límites.

"No podemos ver directamente lo que está pasando cerca de objetos como agujeros negros y estrellas de neutrones, pero estudiar la polarización de los rayos X emitidos desde sus entornos revela la física de estos enigmáticos objetos", dijo Paul Hertz, director de división de astrofísica de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington. "La NASA tiene una gran historia de lanzamiento de observatorios en el Programa de Exploración Astrofísica con nuevas y únicas capacidades de observación. IXPE abrirá una nueva ventana en el universo para que los astrónomos puedan mirar a través. Hoy, sólo podemos adivinar lo que vamos a encontrar".

El Programa de Exploración de Astrofísica de la NASA solicitó propuestas para nuevas misiones en Septiembre de 2014. Se presentaron 14 propuestas y se seleccionaron tres conceptos de misión para su revisión adicional por un grupo de expertos y científicos externos. La NASA determinó que la propuesta IXPE proporcionaba el mejor potencial científico y el plan de desarrollo más factible.

0 comentarios

lun

02

ene

2017

La misión Neowise,  espía de cometas

Fuente: NASA

 

La misión NEOWISE de la NASA ha descubierto recientemente algunos objetos celestes que viajan por nuestro vecindario, uno de ellos en la línea borrosa entre asteroide y cometa. Otra - sin duda un cometa - podría ser visto simplemente con prismáticos durante la próxima semana.

Un objeto llamado 2016 WF9 fue detectado por el proyecto NEOWISE el 27 de Noviembre de 2016. Está en una órbita que lo lleva a un recorrido panorámico de nuestro sistema solar. En su mayor distancia del Sol, se aproxima a la órbita de Júpiter. A lo largo de 4,9 años terrestres, viaja hacia el interior, pasando por debajo del cinturón de asteroides principal y la órbita de Marte hasta que oscila justo dentro de la propia órbita de la Tierra. Después de eso, se dirige de nuevo hacia el sistema solar exterior. Los objetos de este tipo de órbitas tienen múltiples orígenes posibles; podría haber sido un cometa, o podría haberse desviado de una población de objetos oscuros en el cinturón principal de asteroides.

2016 WF9 se acercará a la órbita de la Tierra el 25 de Febrero de 2017. A una distancia de 51 millones de kilómetros de la Tierra, este paso no lo traerá particularmente cerca. La trayectoria de 2016 WF9 es bien entendida, y el objeto no es una amenaza para la Tierra en el futuro previsible.

Un objeto diferente, descubierto por NEOWISE un mes antes, es más claramente un cometa, liberando polvo a medida que se acerca al Sol. Este cometa, C/2016 U1 NEOWISE, "tiene una buena posibilidad de ser visible a través de un buen par de binoculares, aunque no podemos estar seguros porque el brillo de un cometa es notoriamente impredecible", dijo Paul Chodas, gerente del estudio de objetos cercanos a la Tierra, (NEO) en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

Como se verá desde el hemisferio norte durante la primera semana de 2017, el cometa C/2016 U1 NEOWISE estará en el cielo sudeste poco antes del amanecer. Se está moviendo más hacia el sur cada día y alcanzará su punto más cercano al Sol, dentro de la órbita de Mercurio, el 14 de Enero, antes de regresar a los límites exteriores del sistema solar para una órbita de miles de años de duración. Aunque será visible para los observadores del cielo en la Tierra, no se considera una amenaza para nuestro planeta.

NEOWISE es el cazador de asteroides y cometas que ha seguido a la misión del observatorio espacial Wide-Field Infrared Explorer (WISE). Después de descubrir más de 34.000 asteroides durante su misión original, NEOWISE fue sacado de hibernación en Diciembre de 2013 para encontrar y aprender más sobre asteroides y cometas que podrían representar un peligro de impacto para la Tierra. Si 2016 WF9 resulta ser un cometa, sería el décimo descubierto desde la reactivación. Si resulta ser un asteroide, sería el número cien descubierto desde la reactivación.

Lo que los científicos de NEOWISE sí saben es que 2016 WF9 es relativamente grande: de aproximadamente 0,5 a 1 kilómetro de diámetro.

También es bastante oscuro, reflejando sólo un pequeño porcentaje de la luz que cae sobre su superficie. Este cuerpo se asemeja a un cometa en su reflectividad y órbita, pero parece carecer de la característica nube de polvo y gas que define un cometa.
"2016 WF9 podría tener orígenes cometarios", dijo el investigador principal adjunto James "Gerbs" Bauer de JPL. "Este objeto ilustra que la frontera entre asteroides y cometas es borrosa, tal vez con el tiempo este objeto ha perdido la mayoría de los volátiles que permanecen en o justo debajo de su superficie".

Los objetos cercanos a la Tierra (NEOs) absorben la mayor parte de la luz que cae sobre ellos y vuelven a emitir esa energía en longitudes de onda infrarrojas. Esto permite a los detectores de infrarrojos de NEOWISE estudiar NEOs tanto oscuros como de color claro, con casi la misma claridad y sensibilidad.

"Se trata de objetos muy oscuros", dijo el miembro de NEOWISE Joseph Masiero, "Piense en el nuevo asfalto en las calles; estos objetos se ven como el carbón, o en algunos casos son incluso más oscuro que eso."

Los datos NEOWISE se han utilizado para medir el tamaño de cada objeto próximo a la Tierra que observa. Treinta y un asteroides que NEOWISE ha descubierto pasan dentro de aproximadamente 20 distancias lunares de la órbita de la Tierra, y 19 tiene más de 140 metros de tamaño, pero reflejan menos del 10 por ciento de la luz solar que cae sobre ellos.

WISE ha completado su séptimo año en el espacio después de haber sido puesto en marcha el 14 de Diciembre de 2009.

 

 

Image Credit: NASA/JPL-Caltech

0 comentarios

dom

01

ene

2017

Dibujo astronómico

Hay muy pocos libros editados sobre dibujo astronómico y todos están en inglés. Este es el primero elaborado en lengua castellana. El lector interesado en estos temas tiene en sus manos un libro muy completo y lleno de contenido actualizado. Con este libro podrá orientar sus pasos en la Astronomía. Sus páginas descubren las claves para una óptima observación visual y propone principalmente al dibujo astronómico como herramienta fundamental para aprender a observar. Además de contenidos útiles para el observador, el libro está organizado para ofrecer una experiencia completa y accesible a todos los niveles. Incorpora como novedad un repaso a la historia reciente del dibujo astronómico y expone numerosos consejos prácticos necesarios a pie de telescopio. Ofrece de manera estructurada todas las técnicas, estilos y materiales más utilizados para después describir paso a paso los diferentes tipos de dibujos astronómicos. Leonor Ana Hernández (Alcalá de Henares 1974). Astrónoma amateur con más de veinte años de experiencia en divulgación, observación visual y dibujo astronómico. Enamorada del cielo desde niña, estuvo muy influenciada por Carl Sagan. Ingresó en el grupo de astronomía de su ciudad en 1989 y estuvo hasta el 2006, tras siete años como presidenta. Es autora del blog de dibujo astronómico Alma de La Noche y redactora de la revista Astronomía desde 2010, con varias secciones y colaboraciones. Ha participado en diversas emisoras de radio y es miembro del equipo de Discosmos España. Imparte conferencias, cursos de iniciación a la Astronomía y Astrofotografía, talleres de dibujo astronómico y observación lunar para el gran público, así como para colegios y profesorado. Apasionada de los eclipses totales de Sol ha viajado a Hungría (1999), Turquía (2006) y China (2009). También realiza viajes astronómicos para visitar observatorios por todo el mundo. Participa en numerosos eventos de recogida de datos para uso científico en el Observatorio Astronómico de La Hita. Es coautora de artículos científicos. Fue profesora del I Curso Internacional de Posgrado en Imagen Científica de la Universidad de Alcalá (UAH). Actualmente es la responsable del área de formación y divulgación de la Fundación AstroHita, donde además participa activamente en los desarrollos de construcción de instrumental y mantenimiento del observatorio astronómico.

 

 

Dibujo astronómico

Leonor Ana Hernández

Editorial Marcombo

Isbn- 9788426723833

Pvp- 21,80 euros

Noviembre 2015

0 comentarios

jue

15

dic

2016

Curiosity encuentra más minerales favorables para albergar vida en Marte

Fuente: NASA

 

El rover Curiosity de NASA está escalando una montaña marciana con capas, y buscando pruebas de como los lagos antiguos y ambientes húmedos subterráneos cambiaron hace miles de millones de años, creando ambientes químicos más diversos que afectaron su capacidad para la vida microbiana.

La hematita, los minerales de arcilla y el boro son algunos de los ingredientes que se ha descubierto que son más abundantes en las capas más altas, comparadas con capas inferiores, más antiguas, examinadas anteriormente en la misión. Los científicos están discutiendo qué nos indican estas y otras variaciones sobre las condiciones bajo las cuales fueron inicialmente depositados los sedimentos y cómo el agua subterránea que se desplazó más tarde a través de las capas acumuladas alteró y transportó los ingredientes.

Los efectos de este movimiento del agua subterránea son más evidentes en las venas minerales. Las venas se formaron donde las grietas en las capas estaban llenas de productos químicos que habían sido disueltos en el agua subterránea.

"Una cuenca sedimentaria como esta es un reactor químico", dijo John Grotzinger de Caltech. "Los elementos son redistribuidos. Se forman minerales nuevos y los viejos se disuelven. Los electrones se redistribuyen. En la Tierra, estas reacciones alimentan la vida".

Si alguna vez existió vida en Marte todavía no se conoce. No se ha encontrado ninguna evidencia convincente para ello. Cuando Curiosity aterrizó en el Cráter Gale en Marte en 2012, el principal objetivo de la misión era determinar si esa zona alguna vez ofreció un entorno favorable para los microbios.

El principal atractivo del cráter para los científicos son las capas geológicas expuestas en la parte inferior de su montículo central, el Monte de Sharp. Estas exposiciones ofrecen acceso a las rocas que mantienen un registro de las condiciones ambientales de muchas etapas de la historia del Marte primitivo. La misión tuvo éxito en su primer año, encontrando que un antiguo lago marciano tenía todos los ingredientes químicos clave necesarios para la vida. Ahora, el rover está subiendo la parte más baja del Monte Sharp para investigar cómo cambian las condiciones ambientales antiguas en el tiempo.

A medida que el rover está escalando esta parte del Monte Sharp, los científicos han programado una serie de perforaciones con el taladro del rover para recoger y analizar muestras de esa zona de suelo marciano. Esta técnica de escalado y recogida de muestras cuesta arriba permite al equipo científico obtener muestras de capas progresivamente más jóvenes que revelan la historia antigua ambiental del Monte Sharp.

 

 

 

El rover Curiosity de NASA está escalando una montaña marciana con capas, y buscando pruebas de como los lagos antiguos y ambientes húmedos subterráneos cambiaron hace miles de millones de años, creando ambientes químicos más diversos que afectaron su capacidad para la vida microbiana. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

0 comentarios

lun

05

dic

2016

La historia más grande jámas contada....hasta ahora

Fuente: NASA

 

¿Por qué estamos aquí?

La Biblia de la física. El libro más ambicioso del autor de "Un universo de la nada"
Krauss es el físico norteamericano más puntero y activo. Doctorado en el MIT, impartió sus primeras clases en Yale y fue director del departamento de Física de la Cave Western Reserve University. Es el fundador de Origins un programa que agrupa a científicos de todo el mundo y expertos en diversas disciplinas para dilucidar los orígenes del universo, de la especie humana y de nuestra consciencia. Krauss es autor de más de 300 publicaciones y ha sido galardonado con los más prestigiosos premios de investigación del mundo (inluyendo el Julius Edgard Lilienfield o la medalla Oersted).


 "En el principio fue la luz. Y también, y mucho más importante, la gravedad". Así comienza Lawrence Krauss su esperado nuevo libro. Desde ese punto inicial y a partir de distintos versículos de la Biblia, Krauss irá descubriéndonos los secretos del mundo tal y como lo conocemos con la voluntad de alejarnos de las explicaciones no científicas o religiosas. A medio camino entre la física y la filosofía, Krauss nos enseña a mirar el mundo desde una óptica nueva que revalida el papel del conocimiento humano. Con este título Lawrence Krauss se confirma como el heredero natural de Richard Dawkins y a la vez como el divulgador científico con más proyección del planeta.

 

La historia más grande jamás contada...hasta ahora

Lawrence M. Krauss

Editorial Pasado y Presente

Isbn- 9788494495083

Pvp- 24 euros

Noviembre 2016

 

0 comentarios

dom

04

dic

2016

Crónicas del espacio

Un libro cautivador sobre la historia de la carrera espacial de la mano de Neil deGrasse, el astrofísico y divulgador científico más importante del momento.

Con su característico humor y sus provocadoras ideas, Neil deGrasse Tyson, el célebre presentador del programa Cosmos, ilumina el pasado, el presente y el futuro de la exploración del espacio y nos recuerda de manera brillante por qué la NASA es más importante que nunca.

Estas crónicas son una lectura provocadora y ágil que reflexionan sobre temas tan diversos como la literatura científica y las dificultades de las misiones espaciales, brindando una visión inspiradora del futuro.

 

 

Crónicas del espacio

Neil DeGrasse Tyson

Editorial Paidos

Isbn- 9788449332760

Pvp- 24,95 euros

Noviembre 2016

0 comentarios

lun

28

nov

2016

Guía del cielo 2017

Como todos los años, Enrique y Pedro Velasco, nos muestran el camino para admirar todos los fenómenos celestes observables a simple vista durante el año en curso, ordenados mes a mes: las fases lunares día a día, los eclipses solares y lunares, la situación de los planetas, las lluvias de meteoros más destacadas, etc.

Una compra ineludible que se ha convertido en tradición.

 

Enrique y Pedro Velasco

Editorial Procivel

Isbn-  9788493853778

Pvp. 6,50 euros

Noviembre 2016

0 comentarios

jue

24

nov

2016

Dawn fotografía a Ceres desde un punto de vista más alto

Fuente: NASA

 

El área más brillante en Ceres destaca en medio de las sombras del terreno con cráteres en una nueva y espectacular imagen captada por la nave espacial Dawn de la NASA, tomada mientras miraba de lado el planeta enano. Dawn tomó esta imagen el pasado 16 de Octubre, desde su quinta órbita científica, en la que el ángulo del sol era diferente de las órbitas anteriores. Dawn se encontraba a 1.480 kilómetros por encima de Ceres cuando captó esta imagen - una altitud que la nave había alcanzado a principios de Octubre.    

El cráter Occator, con su brillante región central y las áreas secundarias menos reflectantes, parece bastante prominente cerca de la extremidad, o borde, de Ceres. Con 92 kilómetros de ancho y 4 kilómetros de profundidad, Occator muestra evidencias de actividad geológica reciente. La investigación más reciente sugiere que el material brillante en este cráter está compuesto de sales que quedaron después de que un líquido salado emergiese desde abajo, se congelase y luego se sublimara, lo que significa que se transformase de hielo a vapor.

El impacto que formó el cráter hace millones de años descubrió el material que cubría la zona exterior del cráter, y puede haber provocado el afloramiento del líquido salado.

"Esta imagen captura la maravilla de elevarse por encima de este fascinante mundo único que Dawn es la primera en explorar", dijo Marc Rayman, ingeniero jefe y director de la misión Dawn, con base en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena, California.

Los científicos de Dawn también han publicado una imagen de Ceres que se aproxima a cómo el ojo humano vería el planeta enano. Este punto de vista, producido por el Centro Aeroespacial Alemán en Berlín, combina imágenes tomadas desde la primera órbita científica de Dawn en 2015, usando filtros rojo, verde y azul de la cámara de encuadre. El color se calculó basándose en la forma en la que Ceres refleja las diferentes longitudes de onda de la luz.

La nave espacial ha reunido decenas de miles de imágenes y otra información de Ceres desde su llegada a órbita el 6 de Marzo de 2015. Después de pasar más de ocho meses estudiando Ceres a una altitud cercana a los 385 kilómetros, más cerca de lo que la Estación Espacial Internacional está de la Tierra, Dawn se dirigió a un punto de vista más elevado en Agosto. En Octubre, mientras la nave estaba en su altitud de 1.480 kilómetros, envió imágenes y otros valiosos datos acerca de Ceres. El 4 de Noviembre, Dawn comenzó a recorrer su sexta órbita científica, y estará a más de 7.200 kilómetros de Ceres.

Uno de los objetivos de la sexta órbita científica de Dawn es refinar las mediciones recogidas anteriormente. El espectrómetro de rayos gamma y de neutrones de la nave espacial, que ha estado investigando la composición de la superficie de Ceres, va a caracterizar la radiación de los rayos cósmicos no relacionadas con Ceres. Esto permitirá a los científicos restar "ruido" de las mediciones de Ceres, por lo que la información será más precisa.

La nave espacial se encuentra en buena forma, ya que continúa funcionando en su fase de ampliación de la misión, que comenzó en Julio. Durante la misión principal, Dawn estuvo en órbita y logró todos sus objetivos originales en Ceres y el protoplaneta Vesta, los cuales visitó entre Julio de 2011 y Septiembre de 2012.

 

0 comentarios

mié

23

nov

2016

Comprobando el espejo principal del Telescopio Espacial James Webb

Fuente: NASA

 

Antes de salir al espacio, las naves espaciales se someten a rigurosos ensayos para confirmar que podrán soportar las vibraciones y sonidos de gran violencia que se producen durante el lanzamiento.

En el caso del potente telescopio espacial James Webb (JWST), de 6,5 metros de diámetro, se efectúan mediciones antes y después del lanzamiento simulado, algo crucial para confirmar que sus sistemas ópticos no se verán afectados negativamente durante el lanzamiento real.

En un reciente ensayo ‘prelanzamiento’, los ingenieros llevaron a cabo una comprobación del centro de curvatura del espejo principal, tomando medidas muy precisas de su forma.

Así, para determinar con todo detalle la forma y la posición de los distintos segmentos del espejo, observaron cómo la luz se reflejaba en ellos. A continuación, compararon los datos obtenidos con una referencia que representaría las características ideales del espejo. Esta técnica permite identificar cualquier diferencia con una precisión asombrosa, lo que garantizara la perfecta alineación de los espejos.

Una vez que el telescopio ha experimentado las condiciones de lanzamiento simuladas, el ensayo se repetirá para confirmar que los sistemas ópticos serán capaces de soportar los rigores del lanzamiento.

El telescopio espacial James Webb es un proyecto conjunto de la NASA, la ESA y la agencia espacial canadiense CSA, y está previsto que sea lanzado a bordo de un cohete Ariane 5 desde el Puerto Espacial Europeo de Kourou, Guayana Francesa, en octubre de 2018.

Los distintos objetivos de este observatorio incluyen detectar las primeras galaxias del Universo y seguir su evolución a través del tiempo cósmico, presenciar el nacimiento de nuevas estrellas y sus sistemas planetarios, y estudiar los planetas de nuestro Sistema Solar y alrededor de otras estrellas.

El ensayo ha sido realizado por un equipo del Centro Goddard de la NASA, la empresa Ball Aerospace de Boulder, Colorado, y el Instituto de Ciencia sobre Telescopios Espaciales (STScI) en Baltimore, Maryland.

 

0 comentarios

lun

21

nov

2016

Encontrado un ‘Gran Valle’ en Mercurio

Fuente: NASA

 

Un "gran valle" recién descubierto en el hemisferio sur de Mercurio proporciona más evidencias de que el pequeño planeta más cercano al sol se está encogiendo

Los científicos utilizaron imágenes estéreo de la nave espacial MESSENGER de la NASA para crear un mapa topográfico de alta resolución que puso de manifiesto que el amplio valle - más de 1.000 kilómetros de largo - se extiende dentro de la cuenca Rembrandt, una de las más grandes y más jóvenes cuencas de impacto en Mercurio. Con unos 400 kilómetros de ancho y 3 kilómetros de profundidad, el gran valle de Mercurio es más pequeño que Valles Marineris en Marte, pero más grande que el Gran Cañón de América del Norte y más ancho y más profundo que el Gran Valle del Rift en África Oriental.

"A diferencia del Gran Valle del Rift de la Tierra, el gran valle de Mercurio no está causado por la separación de placas litosféricas, debido a la tectónica de placas; es el resultado de la contracción global de un planeta de una sola placa que se encoge", dijo Tom Watters, científico del Museo Nacional del Aire y del Espacio de Smithsonian. Watters es el autor principal de un artículo publicado en Geophysical Research Letters utilizando imágenes de la nave espacial MESSENGER de la NASA durante la fase orbital de su misión.

El gran valle de Mercurio está unido por dos grandes fallas escarpadas - como un acantilado que se asemeja a los peldaños de una escalera. Los escarpes se formaron cuando el interior de Mercurio se enfrió. La contracción de Mercurio causó que las fallas escarpadas que rodeaban el Gran Valle se volvieran tan grandes que esencialmente se convirtieron en acantilados. La elevación del fondo del valle está muy por debajo del terreno que rodea las fallas escarpadas, lo que sugiere que el suelo del valle fue hundido por el mismo mecanismo que formó los propios escarpes

La explicación más probable para el gran valle de Mercurio es el colapso de la capa más externa del planeta en respuesta a la contracción global. El enfriamiento del interior de Mercurio causó que la única placa de la corteza exterior del planeta se contrajese y se doblase. Las rocas de la corteza fueron empujadas hacia arriba, mientras que un suelo emergente del fondo del valle se dejó hundir hacia abajo.

"Hay ejemplos similares de esto en la Tierra que implican tanto placas oceánicas como continentales, pero esta puede ser la primera evidencia de este proceso geológico en Mercurio", dijo Watters.

0 comentarios

mar

15

nov

2016

Telescopios de la NASA localizan una escurridiza enana marrón

Fuente: NASA

 

Los telescopios espaciales Spitzer y Swift de la NASA unieron sus fuerzas para observar un evento peculiar, cuando una distante estrella se ilumina debido al campo gravitacional de al menos un primer objeto cósmico. Esta técnica es útil para encontrar cuerpos de baja masa alrededor de estrellas, tales como planetas. En este caso, las observaciones revelaron una enana marrón.

Se cree que las enanas marrones son el eslabón perdido entre los planetas y las estrellas, con masas de hasta 80 veces la de Júpiter. Pero sus centros no son tan calientes o suficientemente densos para generar energía a través de la fusión nuclear de la forma en la que lo hacen las estrellas. Curiosamente, los científicos han descubierto que, las estrellas de aproximadamente la masa de nuestro Sol, menos de un por ciento tiene una enana marrón orbitando a menos de 3AU. (1 AU es la distancia entre la Tierra y el Sol). Este fenómeno también se conoce como "desierto de enanas marrones".

La nueva enana marrón descubierta, que gira alrededor de su estrella, podría habitar este desierto. Spitzer y Swiftt observaron el evento de microlente después de haber recibido indicaciones de rastreos de microlentes realizadas desde tierra, incluyendo el experimento OGLE (Optical Gravitational Lensing Experiment). El descubrimiento de esta enana marrón, de nombre OGLE-2015-BLG-1319, supone la primera colaboración entre dos telescopios espaciales para observar un evento de microlente.

“Queremos entender cómo se forman las enanas marrones alrededor de las estrellas, y por qué hay un hueco en dónde son halladas en relación con sus estrellas”, dijo Yossi Shvartzvald  del JPL de la NASA. “Es posible que el desierto no esté tan seco como pensamos”.

 

0 comentarios

sáb

12

nov

2016

Los mejores destinos para observar los cielos en España

El cielo como destino. 50 lugares de la geografía española desde los que la contemplación del cielo, los astros y aves que contiene o enmarca y el sol que los ilumina, constituye una experiencia única y maravillosa. El libro se divide en cuatro apartados dedicados, respectivamente, a los destinos astroturísticos (observatorios abiertos al público o enclaves de visibilidad nocturna extraordinaria), orniturísticos (espacios naturales de gran riqueza en avifauna), a los miradores (accidentes naturales o creados por el hombre para escrutar el paisaje) y un último apartado, el sol en el horizonte, que hace recuento de algunos de los lugares con los más bellos amaneceres y atardeceres en nuestro país.


En España podemos presumir del cielo, un elemento natural que, al fin y al cabo, rodea nuestro planeta por igual. Pero es nuestro país el que encabeza a nivel mundial la lista de reservas y destinos turísticos certificados por la calidad de sus cielos nocturnos. Y qué decir de los cielos diurnos españoles, sobre los que sobrevuelan centenares de las especies de aves más preciadas del planeta gracias a la privilegiada posición biogeográfica de España, su diversidad regional y el hecho de que numerosas especies migratorias invernan o nidifican en los humedales peninsulares, convirtiendo a España en líder europeo en número de especies protegidas y zonas naturales de singular relevancia para la conservación y observación de la avifauna. Sobran además en nuestro país, de accidentada orografía y extenso litoral, collados, altozanos, cañones, montañas, cabos, promontorios, acantilados o playas desde donde basta alzar la vista para contemplar cielos de una belleza sobrecogedora pintados por la naturaleza al albur de unas muy variadas condiciones meteorológicas.

 

 

Editorial Anaya

Isbn- 9788499359809

Pvp- 21.90 euros

Noviembre 2016

0 comentarios

sáb

12

nov

2016

Cómo explicar física cuántica con un gato zombi

Si lo que buscas es entender la ciencia más loca explicada de forma sencilla, tal vez este sea tu libro.

¿Sabías que el teletransporte es real? ¿Qué a veces un electrón tiene probabilidades de atravesar una pared? ¿Qué dos partículas pueden influenciarse mutuamente aunque estén a años luz de distancia? ¿Y que las partículas cuánticas son como Clark Kent y disimulan sus poderes cuando los científicos las están observando?

En Cómo explicar la física cuántica con un gato zombi descubrirás que, aunque no lo parezca, la física cuántica está por todas partes en nuestra vida cotidiana. Y además aprenderás...

...los principios más locos y flipantes de la física cuántica!

...¡experimentos low cost que puedes hacer en tu casa!

...que los científicos están un pocopallá, ¿lo sabías?

...y que los gatos tampoco son muy normales que digamos...

 

 

Cómo explicar física cuántica con un gato zombi

Editorial Alfaguara

Isbn- 9788420484624

Pvp- 13,95 euros

Noviembre 2016

0 comentarios

vie

11

nov

2016

La Nasa realiza ejercicios de preparación en caso de impacto de asteroide

Fuente: NASA

 

¿Qué haríamos si descubriésemos que un gran asteroide podría impactar contra la Tierra? Aunque es muy poco probable, el escenario de las graves consecuencias de un impacto de este tipo fue discutido por la NASA y FEMA en una reunión el pasado 25 de Octubre en El Segundo, California.

El tercero de una serie de ejercicios organizados conjuntamente por la NASA y FEMA - la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias - fue diseñado para fortalecer la colaboración entre los dos organismos, responsables de saber manejar una situación de este tipo en el poco probable caso de que sucediese. que tienen sentido Administración para dirigir la respuesta de Estados Unidos. "No es cuestión de si pero de cuándo deberemos hacer frente a una situación de este tipo", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. "Pero a diferencia de cualquier otra era de nuestra historia, ahora tenemos la capacidad de responder a una amenaza de impacto a través de observaciones continuas, predicciones, planificación de respuestas y mitigación".

El ejercicio dio un espacio a la comunidad científica planetaria para mostrar cómo se recolectaría, analizaría y compartirían los datos sobre un hipotético asteroide que impactaría en la Tierra. Los agentes del FEMA discutieron cómo estos datos se utilizarían para considerar algunos de los desafíos únicos que el impacto de un asteroide conllevaría – desde la preparación, respuesta y advertencia a los ciudadanos.

"Es crítico estar preparados para esta clase de escenarios de baja probabilidad pero de graves consecuencias", dijo el administrador de FEMA, Craig Fugate. "Al trabajar sobre nuestros planes de respuesta de emergencia ahora, estaremos mejor preparados en caso de que tengamos que responder a tal evento".

El ejercicio consistió en simular un posible impacto en 4 años. El asteroide ficticio que se habría descubierto este otoño, tendría una posibilidad del 2% de impactar contra la Tierra el 20 de septiembre de 2020. El asteroide ficticio tendría un tamaño de entre 100 y 250 metros, con una posibilidad de impactar en cualquier lugar de la Tierra.

En el escenario hipotético, los observadores continuaron rastreando al asteroide por tres meses utilizando los telescopios, y la probabilidad aumentó a 65%. Las siguientes observaciones tuvieron que esperar a cuatro meses, debido a la posición del asteroide respecto al Sol. Una vez que las observaciones pudieron reanudarse, sería en mayo de 2017 cuando las probabilidades habrían subido a 100%. Para noviembre de 2017 ya se conocería que el asteroide impactaría en el sur de California o cerca de la costa del Océano Pacífico.

Mientras que el montaje de una misión para desviar al asteroide de su curso de colisión había sido simulado en ejercicios de simulación anteriores, este ejercicio en particular fue diseñado de modo que el tiempo de impacto fuese demasiado corto para poder llevar a cabo una misión de desviación, planteando un gran desafío para el futuro a los administradores de emergencias frente a una evacuación masiva del área metropolitana de Los Ángeles.

Los científicos de JPL, el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, Sandia National Laboratories, y The Aerospace Corporation presentaron los modelos de huella de impacto, las estimaciones de desplazamiento de la población, información sobre la infraestructura que se vería afectada, así como otros datos que podrían realmente ser conocidos en varios puntos a lo largo del escenario del ejercicio.

"El alto grado de incertidumbre inicial junto con la relativamente larga advertencia del impacto hizo este escenario único y especialmente difícil para los agentes de emergencias", dijo Leviticus A. Lewis, coordinador de respuesta del FEMA. "Es muy diferente a prepararse para un evento con poco tiempo, como un huracán".

Los asistentes consideraron las formas de proporcionar información precisa, oportuna y útil para el público, al tiempo que abordaron cómo desmentir los rumores e informaciones falsas que podrían surgir en los años previos al impacto hipotético.

"Estos ejercicios son de gran valor para todos nosotros", dijo Lindley Johnson, de la Oficina de Defensa Planetaria de la NASA. "Recibimos información valiosa de los gestores de emergencias en estos ejercicios sobre qué información es crítica para la toma de decisiones, y tomamos en cuenta que cuando ejerzamos cómo podríamos proporcionar información al FEMA sobre un impacto previsto."

 

0 comentarios

mié

09

nov

2016

La NASA lanzará pequeños satélites para observar la Tierra

Fuente: NASA

 

Durante este mes, la NASA lanzará seis pequeños satélites de nueva generación para observar la Tierra, para demostrar nuevos enfoques innovadores para estudiar los cambios de nuestro planeta.

Estos pequeños satélites varían en tamaño desde una barra de pan a una pequeña lavadora y pesan desde unos pocos a 180 kilos. Su pequeño tamaño mantiene los costos de desarrollo y lanzamiento bajos, ya que a menudo hacen un viaje al espacio como una "carga secundaria" en el cohete de otra misión - proporcionando una vía económica para probar nuevas tecnologías y ciencia.

"La NASA está utilizando cada vez más satélites pequeños para abordar importantes problemas científicos", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. "También nos dan la oportunidad de probar nuevas innovaciones tecnológicas en el espacio y ampliar la participación de estudiantes e investigadores para obtener experiencia práctica con los sistemas espaciales".

La tecnología de pequeños satélites ha llevado a innovaciones en cómo los científicos abordan las observaciones de la Tierra desde el espacio. Estas nuevas misiones, cinco de las cuales están programadas para lanzarse durante los próximos meses, estrenarán nuevos métodos para medir los huracanes, el balance energético de la Tierra, los aerosoles y el clima.

Programado para ser lanzado este mes, RAVAN (Radiometer Assessment using Vertically Aligned Nanotubes) es un CubeSat que demostrará una nueva tecnología para detectar ligeros cambios en el balance energético de la Tierra en la parte superior de la atmósfera - mediciones esenciales para comprender los efectos de los gases de efecto invernadero sobre el clima.

En la primavera de 2017, dos CubeSats están programados para lanzarse a la Estación Espacial Internacional para una observación detallada de las nubes. Serán IceCube, que utilizará un nuevo radiómetro de microondas de alta frecuencia para medir el hielo de las nubes y HARP, que medirá las partículas en el aire y la distribución de tamaños de las gotas de nubes con un nuevo método que mira a un objetivo desde múltiples perspectivas.

A principios de 2017, la misión MiRaTA está programada para lanzarse al espacio con el satélite polar conjunto System 1 del NOAA. MiRaTA reúne muchas de las capacidades de un gran satélite meteorológico en una nave espacial del tamaño de una caja de zapatos, según el investigador principal Kerri Cahoy del Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge. Los sensores miniatura de MiRaTA recolectarán datos sobre temperatura, vapor de agua y nubes de hielo que se pueden utilizar en la predicción del tiempo y el seguimiento de tormentas.

CYGNSS será la primera constelación de satélites de ciencia de la Tierra de la NASA. Ocho satélites idénticos volarán en formación para medir la intensidad del viento sobre el océano, proporcionando nuevos conocimientos sobre los ciclones tropicales. Su enfoque novedoso utiliza reflexiones de señales GPS de la superficie del océano para monitorear los vientos superficiales y las interacciones aire-mar en la rápida evolución de los ciclones, huracanes y tifones en todo el trópico. CYGNSS será lanzado el 12 de diciembre desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, en Florida.

A principios de este año la NASA anunció el inicio de una nueva misión para estudiar el interior de los huracanes con una constelación de 12 CubeSats. TROPICS utilizará instrumentos de radiómetro basados en el cubesat MiRaTA que realizará mediciones frecuentes de perfiles de temperatura y vapor de agua durante el ciclo de vida de las tormentas individuales.

Las pequeñas naves espaciales y satélites de la NASA están ayudando a avanzar en la exploración científica y humana, a reducir el coste de las nuevas misiones espaciales, y a ampliar el acceso al espacio. A través de la innovación tecnológica, los pequeños satélites permiten totalmente nuevas arquitecturas para una amplia gama de actividades en el espacio con la posibilidad de saltos exponenciales en la ciencia transformadora.

 

0 comentarios

sáb

29

oct

2016

Detectan inesperados halos gigantes alrededor de distantes cuásares

Fuente: NASA

 

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto brillantes nubes de gas alrededor de cuásares distantes. Esta es la primera vez que todos los cuásares de un sondeo han mostrado estos halos, cuyas firmas inconfundible fueron recogidas por el instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO. Las propiedades de los halos de este sorprendente hallazgo están también en notable desacuerdo con las teorías actualmente aceptadas de la formación de la galaxia en el universo temprano.

Una colaboración internacional de astrónomos, liderada por un grupo del ETH (Swiss Federal Institute of Technology, Instituto Federal Suizo de Tecnología) en Zúrich (Suiza), ha utilizado las capacidades únicas del instrumento MUSE, instalado en el telescopio VLT (Very Large Telescope), en el Observatorio Paranal de ESO, para estudiar el gas que se encuentra alrededor de distantes galaxias activas, menos de 2.000 millones de años después del Big Bang. Estas galaxias activas, llamadas cuásares, contienen agujeros negros supermasivos en sus centros, los cuales consumen estrellas, gas y otros materiales a una velocidad extremadamente alta. Esto, a su vez, provoca que el centro de la galaxia emita enormes cantidades de radiación, haciendo de los cuásares los objetos más luminosos y activos del universo.

Se estudiaron 19 cuásares, seleccionados entre los más brillantes que son observables con MUSE. Estudios anteriores demostraron que alrededor del 10% de todos los cuásares estudiados estaban rodeados por halos compuestos de un gas conocido como medio intergaláctico (WHIM por sus siglas en inglés, Warm–Hot Intergalactic Medium). Estos halos se extienden hasta 300.000 años luz de distancia de los centros de los cuásares. Este nuevo estudio, sin embargo, ha desvelado una sorpresa al haber detectado grandes halos alrededor de los 19 cuásares observados — muchos más que los dos halos que, por estadística, se esperaban observar. El equipo sospecha que esto se debe al enorme aumento en la capacidad de observación de MUSE con respecto a instrumentos similares anteriores, pero será necesario llevar a cabo más observaciones para determinar si éste es el caso.

" Todavía es demasiado pronto para decir si esto se debe a nuestra nueva técnica de observación o si los cuásares de nuestra muestra son algo peculiares. Así que todavía hay mucho que aprender; estamos iniciando una nueva era de descubrimientos", afirm al aautora Elena Borisova, de ETH Zúrich.

El objetivo original del estudio era analizar los componentes gaseosos del universo a las escalas más grandes, una estructura denominada a veces como red cósmica, en la que los cuásares forman brillantes nodos. Normalmente, los componentes gaseosos de esta red son muy difíciles de detectar, por lo que los halos luminosos de gas que rodean a los cuásares proporcionan una oportunidad casi única para estudiar el gas que hay dentro de esta estructura cósmica a gran escala.

Los 19 halos recién detectados también revelaron otra sorpresa: están formadas por gas intergaláctico relativamente frío, a aproximadamente 10.000 grados centígrados. Esta revelación entra en conflicto con los modelos actualmente aceptados sobre la estructura y la formación de las galaxias, que sugiere que el gas, estando tan cerca de las galaxias, debería tener temperaturas de más de un millón de grados.

El descubrimiento muestra el potencial del instrumento para la observación de este tipo de objetos. Sebastiano Cantalupo, coautor de este trabajo, está muy entusiasmado con el nuevo instrumento y las oportunidades que brinda: "Hemos explotado las capacidades únicas de MUSE en este estudio, que allanará el camino para futuros sondeos. Combinado con una nueva generación de modelos teóricos y numéricos, este enfoque seguirá ofreciéndonos una nueva ventana para el estudio de la formación de la estructura cósmica y la evolución de las galaxias".

 

Brillantes halos alrededor de cuásares distantes. Image Credit: ESO/Borisova et al

0 comentarios

mar

25

oct

2016

Urano podría tener dos lunas todavía no descubiertas

Fuente: NASA

 

La nave espacial Voyager 2 de la NASA voló por Urano hace 30 años, pero los investigadores todavía están haciendo descubrimientos de los datos que reunió a continuación. Según un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Idaho los investigadores sugieren que podría haber dos pequeñas lunas, previamente desconocidas, que orbitan cerca de dos de los anillos del planeta.

Rob Chancia, un estudiante de doctorado de la Universidad de Idaho, detectó patrones clave en los anillos, mientras estudiaba las imágenes de hace décadas de los anillos helados de Urano tomadas por la Voyager 2 en 1986. Se dio cuenta de que la cantidad de material del anillo en el borde del anillo alfa - uno de los más brillantes de los múltiples anillos de Urano - cambiaba periódicamente. Un aún más prometedor patrón similar se producía en la misma parte del anillo beta vecino.

"Cuando nos fijamos en este patrón en diferentes lugares alrededor del anillo, la longitud de onda es diferente, lo que apunta a algo cambiante a medida que avanza por todo el anillo. Hay algo que rompe la simetría", dijo Matt Hedman, profesor asistente de Física en la Universidad de Idaho, que trabajó con Chancia para investigar el hallazgo.
Chancia y Hedman están muy versados en la física de los anillos planetarios: ambos estudiaron los anillos de Saturno a partir de datos de la nave espacial Cassini de la NASA, que actualmente está en órbita alrededor de Saturno. Los datos de Cassini han producido nuevas ideas acerca de cómo se comportan los anillos, y una beca de la NASA ha permitido a Chancia y Hedman examinar los datos recogidos en Urano por Voyager 2 de una manera novedosa. En concreto, se analizaron las ocultaciones de radio - hechas cuando la Voyager 2 envió ondas de radio a través de los anillos para ser detectadas en la Tierra - y las ocultaciones estelares, hechas cuando la nave midió la luz de las estrellas de fondo brillando a través de los anillos, lo que ayuda a revelar la cantidad de material que contienen.

Encontraron que el patrón de los anillos de Urano era similar a las estructuras relacionadas con pequeñas lunas en los anillos de Saturno.

Los investigadores estiman que las pequeñas lunas hipotéticas en los anillos de Urano tendrían de 4 a 14 kilómetros de diámetro - tan pequeñas como algunas lunas de Saturno identificadas, pero más pequeñas que cualquiera de las lunas de Urano conocidas. Los satélites de Urano son especialmente difíciles de detectar debido a que sus superficies están cubiertas de material oscuro.

"No hemos visto las lunas todavía, pero la idea es que el tamaño de las lunas necesario para realizar estas funciones es bastante pequeño, y que fácilmente podríamos haberlo pasado por alto", dijo Hedman. "Las imágenes de Voyager no eran lo suficientemente sensibles como para ver fácilmente estas lunas."

Hedman dijo que sus hallazgos podrían ayudar a explicar algunas características de los anillos de Urano, que son extrañamente estrechos en comparación con los de Saturno. Las lunas, si es que existen, pueden estar actuando como lunas "pastor", ayudando a evitar que los anillos se propaguen. Dos de las 27 lunas conocidas de Urano, Ofelia y Cordelia, actúan como pastores del anillo épsilon de Urano.

Confirmar si las lunas existen realmente utilizando imágenes de telescopios o naves espaciales se dejará a otros investigadores, dijeron Chancia y Hedman. Ellos continuarán el examen de los patrones y las estructuras de los anillos de Urano, lo que ayudará a descubrir más de los muchos secretos del planeta.

"Es emocionante ver que la exploración histórica de Voyager 2 sobre Urano sigue aportando nuevos conocimientos acerca de los planetas", dijo Ed Stone, científico del proyecto Voyager, en Caltech, Pasadena, California.

 

Urano es visto en falso color en esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA captada en agosto de 2003. Credits: NASA/Erich Karkoschka (Univ. Arizona)

0 comentarios

dom

23

oct

2016

La Sonda Espacial MRO de la NASA localiza a Schiaparelli

Fuente: NASA

 

La sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA ha identificado nuevas marcas en la superficie del Planeta Rojo que se cree están relacionadas con el módulo de aterrizaje de pruebas Schiaparelli de la misión ExoMars de la Agencia Espacial Europea (ESA), que llegó a Marte el 19 de Octubre.

La nueva imagen muestra un punto brillante que puede ser el paracaídas de Schiaparelli, y una mancha oscura grande interpretada como el resultado de los efectos de la propia sonda después de una caída libre con un tiempo mayor de lo previsto, después de que los propulsores se apagasen antes de tiempo. La imagen fue tomada por la cámara de Contexto (CTX) de la sonda espacial MRO de la NASA en Marte.

La información de la ubicación obtenida por la imagen de cámara CTX será utilizada para obtener más imágenes con la cámara de alta resolución HiRISE de MRO. Los investigadores de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA analizarán las imágenes para obtener información sobre la secuencia de eventos en el día del aterrizaje de Schiaparelli, posiblemente complementando los datos transmitidos desde el módulo de prueba durante su descenso.

La ubicación del punto brillante interpretado como el paracaídas es 353,79 grados de longitud este, 2,07 grados de latitud sur, y está muy de cerca del cálculo de la ESA para el lugar de aterrizaje sobre la base de datos del día del aterrizaje. Esto está dentro de la zona de aterrizaje prevista y aproximadamente a 5,4 kilómetros al oeste del centro del lugar de aterrizaje. Una mancha oscura más grande y elíptica, aproximadamente de 15 por 40 metros podría ser el módulo de aterrizaje que llegó a la superficie del suelo y presenta un color más oscuro.

 

0 comentarios

mar

18

oct

2016

El Universo observable contiene 10 veces más galaxias de lo que se creía

Fuente: NASA

 

El universo de repente parece mucho más abarrotado, gracias a un censo de cielo profundo montado a partir de encuestas realizadas por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA y otros observatorios.

Los astrónomos han llegado a la sorprendente conclusión de que hay por lo menos 10 veces más galaxias en el universo observable de lo que se pensaba. Esto coloca la población estimada del universo en, como mínimo, 2 billones de galaxias.

Los resultados tienen implicaciones claras para la formación de las galaxias, y también ayudan a arrojar luz sobre una antigua paradoja astronómica ¿por qué el cielo es oscuro por la noche?

Al analizar los datos, un equipo dirigido por Christopher Conselice de la Universidad de Nottingham, se encontró que 10 veces más galaxias de lo previsto estaban empaquetadas en un volumen dado de espacio en el universo temprano que observamos en la actualidad. La mayoría de estas galaxias eran relativamente pequeñas y débiles, con masas similares a las de las galaxias satélites que rodean la Vía Láctea. A medida que se fusionaron para formar galaxias más grandes, la densidad de población de las galaxias en el espacio disminuyó. Esto significa que las galaxias no están distribuidas uniformemente a lo largo de la historia del universo.

"Estos resultados son una poderosa evidencia de que una evolución significativa de galaxias ha tenido lugar a lo largo de la historia del universo, lo que redujo drásticamente el número de galaxias a través de fusiones entre ellas. La reducción de su número total nos da una verificación de la llamada formación de arriba a abajo de la estructura en el universo", explicó Conselice.

Una de las cuestiones más fundamentales de la astronomía es el de cuántas galaxias contiene el universo. El punto de partida fue el Campo Profundo del Hubble, tomado a mediados de la década de los 90, que dio la primera visión real de la población de las galaxias del universo. Observaciones posteriores, como l de Campo Ultra Profundo del Hubble revelaron una infinidad de galaxias débiles. Esto condujo a una estimación de que el universo observable contenía alrededor de 100.000 millones de galaxias.

La nueva investigación muestra que esta estimación es al menos 10 veces demasiado baja.

Conselice y su equipo llegaron a esta conclusión utilizando imágenes del espacio profundo del Hubble y los datos ya publicados de otros equipos. Convirtieron minuciosamente las imágenes en 3D, con el fin de realizar mediciones precisas del número de galaxias en diferentes épocas de la historia del universo. Además, utilizaron nuevos modelos matemáticos, lo que les permitió deducir la existencia de galaxias que la actual generación de telescopios no puede observar. Esto llevó a la sorprendente conclusión de que para el número de galaxias que vemos ahora y sus masas a sumar, tiene que haber otro 90 por ciento de galaxias en el universo observable que son demasiado débiles y demasiado lejanas para ser vistas con los actuales telescopios. Esta infinidad de pequeñas galaxias del universo temprano se fusionó a lo largo del tiempo en las galaxias de mayor tamaño que hoy podemos observar.

"Es alucinante que más del 90 por ciento de las galaxias en el universo aún no se han estudiado. Quién sabe qué propiedades interesantes nos encontraremos cuando descubramos estas galaxias con las futuras generaciones de telescopios. En un futuro próximo, el telescopio espacial James Webb será capaz de estudiar estas galaxias ultra-débiles, dijo Conselice.

La disminución del número de galaxias a medida que pasa el tiempo también contribuye a la solución de la paradoja de Olbers (formulada por primera vez en la década de 1800 por el astrónomo alemán Heinrich Wilhelm Olbers): ¿Por qué el cielo es oscuro por la noche si el universo contiene una infinidad de estrellas? El equipo llegó a la conclusión de que, efectivamente, existe realmente tal abundancia de galaxias que, en principio, todos los pedazos del cielo contienen parte de una galaxia.

Sin embargo, la luz estelar de las galaxias es invisible para el ojo humano y la mayoría de los telescopios modernos debido a otros factores que se sabe que reducen la luz visible y ultravioleta en el universo. Esos factores son el enrojecimiento de la luz debido a la expansión del espacio, la naturaleza dinámica del universo, y la absorción de la luz por el polvo y el gas intergaláctico. Todo ello combinado mantiene el cielo nocturno oscuro para nuestra visión.

 

 

El nuevo estudio publicado concluye que hay por lo menos 10 veces más galaxias en el universo observable de lo que se pensaba. Image Credit: NASA, ESA, the GOODS Team, and M. Giavalisco (University of Massachusetts, Amherst)

0 comentarios

vie

14

oct

2016

Maestros del Universo

Este libro nos ofrece un interesante paseo por los cosmólogos del pasado.

Con comentarios adicionales y una extensa lista de referencias

¿Cómo se ha configurado la imagen que tenemos hoy del universo? Maestros del universo nos cuenta esta fascinante historia en unformato inusual que combina elementos reales y de ficción, en una serie de entrevistas que un personaje ficticio realiza a los principales astrónomos y físicos entre 1913 y 1965. Entre los científicos entrevistados figuran gigantes como Albert Einstein, Edwin Hubble y George Gamow, y también científicos menos conocidos o desconocidos principalmente como cosmólogos: Karl Schwarzschild, Paul Dirac, Svante Arrhenius…

A través de las entrevistas el lector obtiene una impresión viva y casi auténtica de los problemas que afrontó esta primera generación de cosmólogos. Aunque las entrevistas son producto de la imaginación del autor, bien podrían haber tenido lugar en la manera que se describen.Se basan sólidamente en hechos históricosy, por otra parte, complementados con cuidadosas anotaciones y referencias a la literatura. De esta manera el libro sirve de puente entre la historia de la ciencia más erudita y la más divulgativa.

 

 

Maestros del Universo

Helge Kragh

Editorial Critica

Isbn- 9788498929027

Pvp- 22,90 euros

Octubre 2016

0 comentarios

vie

14

oct

2016

Agujeros negros

Este libro nos relata cómo una idea abandonada por Newton, odiada por Einstein y retomada por Hawking vuelve a enamorarnos.

La aceptación de una de las ideas más deslumbrantes de la historia
Una excelente aproximación a los agujeros negros y al descubrimiento de las ondas gravitacionales, que ha marcado un hito en la física y la astronomía moderna. Desde hace más de medio siglo, los físicos y astrónomos andan involucrados alrededor de la disputa sobre la existencia o no de estos agujeros negros en el universo. La noción extrañamente ajena de un abismo del espacio-tiempo de la que nada se escapa, ni siquiera la luz, pareció confundir a toda lógica. Este libro cuenta la historia apasionante de los intensos debates sobre los agujeros negros y las contribuciones decisivas de Einstein y Hawking, entre otros intelectuales de prestigio, que alteraron por completo nuestra visión del Universo. Marcia Bartusiak muestra cómo los agujeros negros ayudaron a revivir el mayor logro de Einstein, la teoría general de la relatividad, después de décadas en penumbra. Coincidiendo con el centenario de la relatividad general, descubre cómo el agujero negro obtuvo su reconocimiento y narra multitud de curiosidades, estimulantes y a veces humorísticas, sobre la aceptación de una de las ideas más deslumbrantes de la historia.

 

 

Agujeros negros

Marcia Bartusiak

Editorial Ariel

Isbn- 9788434424029

pvp- 19,90 euros

Octubre 2016

 

0 comentarios

dom

09

oct

2016

Observacion de estrellas dobles

El presente libro viene a cubrir el vacio editorial que existia en habla hispana sobre estrellas dobles. Se ha realizado con la pretension de que sea util tanto para los observadores noveles como para aquellos mas experimentados que desean
profundizar en este campo.
El lector encontrara una obra actualizada y puesta al dia gracias al analisis de las mas novedosas tecnicas de observacion, todo ello sin olvidar los aspectos de partida que todo observador interesado debe conocer: revision historica, equipamiento, metodologia, etc.
Ademas, se ofrece una documentada descripcion del software especializado imprescindible, a la vez que se anima al
lector a acometer proyectos de investigacion a partir del ejemplo de experiencias previas realizadas por otros
observadores. Tambien se incluyen una serie de anexos con listados de estrellas dobles de ambos hemisferios, la mayoria ineditos, actualizados y con efemerides para varias decadas.

Rafael Benavides Palencia, Juan-Luis Gonzalez Carballo y Edgardo Ruben Masa Martin: son asiduos observadores de
estrellas dobles. Son editores de la revista especializada El Observador de Estrellas Dobles y han desarrollado numerosas iniciativas para promover la observacion y estudio de estos astros. Igualmente, han participado en multitud de congresos y jornadas para dar a conocer sus investigaciones sobre el tema. Entre los tres han descubierto y catalogado cerca de 800 sistemas binarios. Colaboran habitualmente en la prestigiosa revista Astronomía.

 

 

El observador de estrellas dobles

Rafael Benavides, J.L. González y Edgardo R Masa

Editorial Marcombo

Isbn- 9788426723826
Pvp- 21,80 euros

Septiembre 2016

 

0 comentarios

vie

07

oct

2016

El Universo en tus manos

No estás solo en el universo.

Y no estás solo en este viaje por el universo.

Estás tumbado mirando el cielo en una playa cuando alguien te coge de la mano.

Te guía en una odisea alucinante hasta los agujeros negros, las galaxias más lejanas y el inicio mismo del cosmos.

Abandonas tu cuerpo y te desplazas a velocidades imposibles, te introduces en un núcleo atómico,
viajas en el tiempo, entras en el Sol.

No es que te expliquen el universo. Es que lo tocas.

No es que por fin entiendas el universo.

Lo tienes en tu mano.

 

Un viaje extraordinario a los limites del tiempo y el espacio.

 

El universo en tu mano

Christophe Galfard

Editorial Blackie Books

Isbn- 9788416290628

Pvp- 23 euros

Septiembre 2016

0 comentarios

vie

07

oct

2016

La materia oscura y los dinosaurios

En este libro Lisa Randall nos muestra la sorprendente interconectividad del universo.
Hace 66 millones de años un objeto aproximadamente del tamaño de Madrid se precipitó contra la Tierra desde el espacio e hizo desaparecer a los dinosaurios, junto con tres cuartas partes de las demás especies del planeta. Desafiando los habituales supuestos sobre la composición del 85 % de la materia del universo que no podemos ver, Randall explica cómo la materia oscura podría haber desencadenado el cataclismo. Su asombrosa tesis, salpicada de referencias de la cultura pop y de puntos de vista sociales y políticos, revela las profundas relaciones que existen entre lo visible y lo oculto, así como la increíble belleza de las conexiones que nos rodean. Con claridad e ingenio, elucida la naturaleza del universo, de la materia oscura, de la Vía Láctea, y describe los impactos de los asteroides. Ningún lector volverá a contemplar la Tierra o el cielo como lo hacía antes de leer este libro.
La materia oscura y los dinosaurios
Lisa Randall
Editorial Acantilado
Isbn - 9788416748112
Pvp- 27 euros
Septiembre 2016

 

 

0 comentarios

jue

06

oct

2016

Hiperespacio

Un deslumbrante viaje por nuevas dimensiones

¿Hay otras dimensiones más allá de las de nuestra experiencia cotidiana? ¿Hay puertas de acceso a universos paralelos? ¿Qué sucedió antes del primer día de la Creación? Este tipo de cuestiones están en el centro de la actividad científica actual. En efecto, muchos físicos creen hoy que existen otras dimensiones más allá de las cuatro de nuestro espacio-tiempo, y que puede alcanzarse una visión unificada de las diversas fuerzas de la naturaleza. La teoría del hiperespacio–y su derivación más reciente, la teoría de supercuerdas–es el ojo de esta revolución. En este libro, Michio Kaku nos lleva a un deslumbrante viaje por nuevas dimensiones: agujeros de gusano que conectan universos paralelos, máquinas del tiempo, «universos bebé» y otras maravillas semejantes van surgiendo en unas páginas en las que la formulación matemática es reemplazada por imaginativas ilustraciones que permiten visualizar los problemas. El resultado es un libro muy ameno y sorprendente, que incluso deja atrás las mayores fantasías de los viejos autores de ciencia ficción.

0 comentarios

lun

26

sep

2016

Las naves de la misión MMS realizan su vuelo en formación más cercano

Fuente: NASA

 

 El 15 de Septiembre de 2016 la misión MMS, Magnetospheric Multiscale, de la NASA logró batir un nuevo récord: sus cuatro naves espaciales volaron a sólo 7.200 metros de distancia, la separación más cercana a la que jamás han volado múltiples naves en formación. El récord anterior fue establecido por primera vez por la propia misión MMS en octubre de 2015, cuando la nave alcanzó una separación de vuelo de poco más de 9.650 metros.
Las cuatro naves espaciales de la misión MMS vuelan en forma de pirámide, con un satélite en cada esquina. Esta forma, llamada tetraedro, permite a MMS capturar observaciones tridimensionales de reconexión magnética - críticas para entender completamente este proceso. La reconexión magnética ocurre cuando los campos magnéticos se estrangulan y reconfiguran de forma explosiva, enviando partículas en todas las direcciones. Se cree que esto sucede en todo el universo, y es una de las pocas maneras en la que la materia es activada en el espacio.

Este nuevo vuelo en formación más cercano de MMS permitirá a las naves espaciales medir la reconexión magnética a escalas más pequeñas, para ayudar a los científicos a entender este fenómeno en todos los niveles.

 

0 comentarios

sáb

24

sep

2016

El Hubble observa una galaxia lenticular destacando entre la multitud

Fuente: NASA

 

 

Image Credit: NASA/ESA/Hubble

 

Una fuente de luz solitaria brilla intensamente en la oscura extensión del espacio profundo, contra un pintoresco telón de fondo de estrellas y galaxias distantes de colores.

Capturada por la cámara avanzada para exploraciones (ACS) del telescopio espacial Hubble de la NASA/ESA, esta escena muestra a PGC 83677 una galaxia lenticular - un tipo de galaxia que se encuentra entre las variedades elípticas y espirales más familiares.

En esta imagen se revela tanto el entorno de relativa calma como el núcleo intrigante de PGC 83677. Aquí, los estudios han descubierto indicios de un agujero negro monstruoso que está escupiendo rayos X de alta energía y luz ultravioleta.

 

0 comentarios

jue

22

sep

2016

Científicos de la NASA encuentran una nube "Imposible" en Titán

Fuente: NASA

 

El aspecto desconcertante de una nube de hielo, aparentemente surgida de la nada ha llevado a los científicos de la NASA a sugerir que se trata de un proceso de formación de nubes inesperado - posiblemente similar a lo que se ve en los polos de la Tierra - y que podría estar formando nubes en Titán, la mayor luna de Saturno.

Situada en la estratosfera de Titán, la nube está hecha de un compuesto de carbono y nitrógeno conocido como dicianoacetileno (C4N2), un ingrediente del cóctel químico que colorea en marrón-naranja la atmósfera nebulosa de Titán.

Hace décadas, el instrumento de infrarrojos de la nave espacial Voyager 1 de la NASA descubrió una nube de hielo como esta en Titán. Lo que ha intrigado a los científicos desde entonces es que se detecta menos del 1 por ciento del gas dicianoacetileno necesario para que la nube se condense.

Las observaciones recientes de la misión Cassini de la NASA dieron un resultado similar. Usando el espectrómetro infrarrojo compuesto de Cassini (CIRS), - que puede identificar las huellas espectrales de los productos químicos individuales en la mezcla atmosférica - los investigadores encontraron una gran nube, a gran altura, hecha de la misma sustancia química congelada. Sin embargo, al igual que la  que encontró la Voyager, cuando se trata de la forma de vapor de esta sustancia química, CIRS informó de que la estratosfera de Titán es tan seca como un desierto.

"La aparición de esta nube de hielo va en contra de todo lo que sabemos acerca de la forma en que se forman las nubes en Titán", dijo Carrie Anderson, co-investigador de CIRS en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, y autor principal del estudio.

El proceso típico para la formación de nubes implica la condensación. En la Tierra, estamos familiarizados con el ciclo de evaporación y condensación del agua. El mismo tipo de ciclo tiene lugar en la troposfera de Titán - la capa de formación del clima en la atmósfera de Titán - pero con metano en lugar de agua.

Un proceso de condensación diferente tiene lugar en la estratosfera - la región por encima de la troposfera - al norte y al sur de los polos de Titán en la época invernal. En este caso, las capas de nubes se condensan a medida que el patrón de circulación global obliga a los gases calientes a descender en el polo. Los gases se condensan a continuación, mientras se hunden a través de capas más frías y más frías de la estratosfera polar.

De cualquier manera, se forma una nube cuando la temperatura del aire y la presión son favorables para que el vapor se condense en forma de hielo. El vapor y el hielo llegan a un punto de equilibrio que está determinado por la temperatura del aire y la presión. Debido a este equilibrio, los científicos pueden calcular la cantidad de vapor donde el hielo está presente.

"Para que las nubes se condensen, este equilibrio es obligatorio, como la ley de la gravedad", dijo Robert Samuelson,  científico emérito en el Centro Goddard y un co-autor del trabajo.

Pero los números no sirven para la nube hecha de dicianoacetileno. Los científicos determinaron que necesitarían al menos 100 veces más vapor para formar una nube de hielo donde fue observada por el instrumento CIRS de Cassini.

Una explicación sugerida desde el principio es que el vapor podría estar presente, pero el instrumento de Voyager no era lo suficientemente sensible en el rango de longitud de onda crítica necesaria para detectarlo. Pero cuando CIRS tampoco encontró el vapor, Anderson y sus colegas de Caltech y Goddard propusieron una explicación totalmente diferente. En lugar de la nube formada por condensación, creen que el hielo forma C4N2 debido a las reacciones que tienen lugar en otros tipos de partículas de hielo. Los investigadores llaman a esto "la química del estado sólido", debido a que las reacciones implican el hielo u otra forma sólida de la sustancia química.

El primer paso en el proceso propuesto es la formación de partículas de hielo hechas de la sustancia química relacionada cianoacetileno (HC3N). A medida que estos pequeños trozos de hielo se mueven hacia abajo a través de la estratosfera de Titán, son recubiertos por cianuro de hidrógeno (HCN). En esta etapa, la partícula de hielo tiene un núcleo y una cáscara compuesta de dos productos químicos diferentes. De vez en cuando, un fotón de luz ultravioleta perfora la cáscara congelada y desencadena una serie de reacciones químicas en el hielo. Estas reacciones podrían comenzar ya sea en el núcleo o dentro de la cáscara. Ambas vías pueden producir hielo dicianoacteoleno e hidrógeno como productos.

Los investigadores tuvieron la idea de la química del estado sólido a partir de la formación de nubes que intervienen en el agotamiento del ozono por encima de los polos terrestres. Aunque la estratosfera de la Tierra tiene escasa humedad, tenues nubes nacaradas (también llamadas nubes estratosféricas polares) pueden formarse en las condiciones adecuadas. En estas nubes, los productos químicos de cloro que han entrado en la atmósfera como contaminación golpean los cristales de hielo de agua, dando lugar a reacciones químicas que liberan moléculas de cloro que destruyen el ozono.

"Es muy emocionante pensar que podemos tener ejemplos que se encuentran en los procesos químicos de estado sólido similares tanto en Titán como en la Tierra", dijo Anderson.

Los investigadores sugieren que, en Titán, las reacciones se producen en el interior de las partículas de hielo, secuestradas de la atmósfera. En ese caso, el hielo de dicianoacetileno no haría contacto directo con la atmósfera, lo que explica por qué el hielo y las formas de vapor no están en el equilibrio esperado.

0 comentarios

dom

18

sep

2016

Un hambriento agujero negro devuelve a una galaxia a la oscuridad

Fuente: NASA

 

 

La galaxia activa Markarian 1018. Image Credit: ESO/CARS survey

 

 

Un equipo internacional de astrónomos ha resuelto el misterio relacionado con un extraño cambio en el comportamiento de un agujero negro supermasivo situado en el centro de una galaxia distante. Lo han logrado utilizando datos obtenidos con el VLT (Very Large Telescope) de ESO, el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA y el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA. Parece que el agujero negro está viviendo tiempos difíciles y no se alimenta con el suficiente combustible como para hacer brillar a la galaxia.

Al parecer, muchas galaxias cuentan con un núcleo extremadamente brillante alimentado por un agujero negro supermasivo. Estos núcleos generan "galaxias activas", unos de los objetos más brillantes del universo. Se cree que brillan con tanta intensidad porque el material caliente refulge a medida que cae en el agujero negro, un proceso conocido como acreción. Esta luz brillante puede variar enormemente entre diferentes galaxias activas, por lo que los astrónomos las clasifican en varios tipos basándose en las propiedades de la luz que emiten.

Se ha observado que algunas de estas galaxias cambian drásticamente en el transcurso de tan solo 10 años: un abrir y cerrar de ojos en términos astronómicos. Sin embargo, la galaxia activa de este nuevo estudio, Markarian 1018, destaca por haber cambiado una segunda vez, volviendo a su clasificación inicial en los últimos cinco años. Ya antes se habían estudiado un puñado de galaxias que realizaban el cambio de ciclo completo, pero nunca se había podido estudiar con tanto detalle.

El descubrimiento de la naturaleza voluble de Markarian 1018 fue un subproducto del sondeo CARS (Close AGN Reference Survey), un proyecto de colaboración entre ESO y otras organizaciones para reunir información sobre 40 galaxias cercanas con núcleos activos. Observaciones rutinarias de Markarian 1018 llevadas a cabo con el instrumento MUSE (Multi-Unit Spectroscopic Explorer), instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, revelaron el sorprendente cambio en la emisión de luz de la galaxia.

"Nos sorprendimos al ver un cambio tan drástico y tan poco común en Markarian 1018", afirma Rebecca McElroy, autora principal del artículo donde se plasma el descubrimiento y estudiante de doctorado en la Universidad de Sydney y en el centro de investigación CAASTRO (ARC Centre of Excellence for All Sky Astrophysics).

Poder observar la galaxia justo tras haber empezado a desvanecerse fue una oportunidad inesperada para aprender lo que hace que estas galaxias se apaguen, tal y como declara Bernd Husemann, responsable del proyecto CARS y autor principal de uno de los dos artículos científicos relacionados con el descubrimiento: "Tuvimos la suerte de  detectar el evento sólo 3 o 4 años después de que comenzara la decadencia, de manera que pudimos poner en marcha campañas de seguimiento con el fin de estudiar detalles de la física de la acreción de galaxias activas que, de otra forma, no pueden estudiarse".

El equipo de investigación aprovechó al máximo esta oportunidad, haciendo que su prioridad fuera describir  en detalle el proceso que hace que Markarian 1018 cambie su brillo de manera tan violenta. El origen podría estar en varios eventos astrofísicos, pero se podía descartar la opción de un agujero negro absorbiendo y consumiendo una sola estrella y poner en duda la posibilidad de oscurecimiento debido a gas intermedio. Pero, tras la primera ronda de observaciones, el verdadero mecanismo responsable de la sorprendente variación de Markarian 1018 seguía siendo un misterio.

Sin embargo, el equipo obtuvo datos adicionales después de haber conseguido tiempo de observación con el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA y el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA. Con los nuevos datos de este conjunto de instrumentos fueron capaces de resolver el misterio: el agujero negro se desvanecía lentamente porque estaba siendo privado de material para su acreción.

"Es posible que esta inanición se deba a que se interrumpe el flujo de combustible", afirma Rebecca McElroy. "Una posibilidad intrigante es que esto podría deberse a las interacciones con un segundo agujero negro supermasivo". Esta opción (que se trate de un agujero negro binario) es bastante plausible para Markarian 1018, ya que la galaxia es el producto de una importante fusión de dos galaxias que, probablemente, contenían, cada una, un agujero negro supermasivo en su centro.

La investigación continúa estudiando los mecanismos que entran en acción en galaxias activas que, como Markarian 1018, cambian su apariencia. "El equipo tuvo que trabajar muy rápido para determinar qué estaba causando que Markarian 1018 volviera a la oscuridad", comenta Bernd Husemann. "Se están llevando a cabo campañas de monitorización con telescopios ESO y otras instalaciones que nos permitirá explorar con más detalle el emocionante mundo de los agujeros negros hambrientos y de las galaxias activas cambiantes".

 

0 comentarios

lun

12

sep

2016

Nuevos límites a la materia oscura con el Hubble

Fuente: Gerardo Blanco

 

En un reciente artículo, científicos de los Observatorios de París y Roma desarrollaron nuevos métodos para restringir la naturaleza de la materia oscura usando observaciones de galaxias distantes obtenidas con el Hubble.
Las palabras "restricciones" y "limitaciones" pueden tener matices negativos en la semiosis social. Pero desde el punto de vista científico, pueden ser muy valiosas. Si se produce un ruido en mi casa y no sé de dónde proviene, puedo imaginar que hay múltiples posibilidades. Al descartar algunas de esas posibilidades, estaría "restringiendo" la causa, acercándome de ese modo a la resolución de un enigma.

Veamos en este caso cómo se vienen restringiendo las posibilidades sobre la materia oscura y cómo esos procesos científicos podrían en poco tiempo acercarnos a la resolución de un misterio.

Desde que Vera Rubin detectó que en ciertas galaxias las estrellas se movían de forma algo diferente a como surgía de la teoría (de Newton), una hipótesis ha sido que en esas galaxias había algo que no se observaba. Desde entonces, la idea de materia oscura ha tenido cada vez mayor "peso", al punto de considerar que sin esa materia oscura no existirían las galaxias.

Los cúmulos de galaxias son uno de los objetos masivos observados especialmente con el Telescopio Espacial Hubble en lo que se conoce como "Campos Profundos". Repasemos esta idea que hoy consideramos genial: observar durante varias jornadas un lugar del cielo en el que aparentemente no había nada. Con largas exposiciones, allí donde no parecía haber nada, descubrimos que había mucho. Objetos muy difusos, muy poco brillantes porque son objetos muy, muy lejanos.

Otro descubrimiento brillante (que le debemos a Einstein) son las lentes gravitacionales. La fuerza de gravedad de los cúmulos de galaxia distorsiona y magnifica la luz de galaxias más lejanas. Quizás con el próximo telescopio James Webb eso mismo se pueda hacer todavía mejor.

Gracias al poder del instrumento y de la teoría, la fuerza de gravedad tan potente de los masivos cúmulos de galaxias permiten observar objetos mucho más distantes y difusos, lo que a su vez permite conocer densidad, número y distribución de galaxias primitivas, el universo más temprano.

Hasta ahora parece que la materia oscura forma la mayor parte de la masa del universo. Es diferente de la materia ordinaria formada por átomos y se manifiesta principalmente a través de la gravedad. Tanto la materia oscura como la gravedad juegan entonces roles decisivos en la formación y estructura de las galaxias.

Recientemente, observaciones de campo profundo del cúmulo Abell 2744 y del cúmulo 0416 MACS fueron usadas para estudiar galaxias distantes con magnitudes muy bajas en épocas entre 600 millones y 900 millones de años después del Big Bang (lo que corresponde a corrimientos al rojo cosmológico, z, de entre 10 y 6). Tales mediciones proveen restricciones sobre los estadíos de evolución del universo, sobre la formación estelar y sobre los procesos que involucran a materia ordinaria en las galaxias lejanas.
Sin embargo, el poder de esas observaciones para restringir la naturaleza de la materia oscura no había sido usada antes. Esa fue la tarea que lograron recientemente científicos de una colaboración entre el Observatorio de Roma y el Observatorio de París. El equipo mostró que esas observaciones brindan una oportunidad sin precedentes para obtener robustas limitaciones en las masas de las partículas de materia oscura. Usando esos datos, el equipo combinó su conocimiento en teoría y habilidades en cálculos numéricos para restringir y discriminar candidatos de materia oscura independientemente de los procesos que involucran la formación de galaxias con materia ordinaria.
Comparando las predicciones computadas por el equipo con la abundancia observada de galaxias ultra-difusas se obtuvieron limitaciones muy estrictas.

Materia oscura y neutrinos "estériles"
En particular, la mayor densidad de galaxias observadas con z=6 (900 millones de años después del Big Bang) tiene un muy importante impacto en los modelos de formación de galaxias para partículas candidatas de materia oscura con masas del orden de miles de electrón voltios (un kilo electrón voltio, keV, correspondiente a 10-36gr. En comparación, un electrón tiene una masa de 511 keV).
La materia oscura compuesta por partículas con masas del orden de keV se llama "cálida" ("warm", en inglés) en oposición a la llamada materia oscura fría en la que las partículas son más pesadas y más lentas. (Consideremos que el concepto de temperatura está dado por la velocidad media de las partículas o moléculas en un medio)

Las partículas candidatas para la materia oscura cálida más estudiadas son los hipotéticos neutrinos "estériles". El término "estéril" es usado para distinguirlos del conocido neutrino activo del Modelo Estándar de partículas elementales que posee una carga eléctrica e interactúa por la fuerza débil. Los neutrinos estériles no interactúan (o su interacción es insignificante) con las partículas del Modelo Estándar, sólo lo hacen a través de la gravedad y pueden decaer a través del usual mecanismo cuántico en neutrinos activos.

La masa de las partículas de materia oscura determina el espectro inicial de la densidad de estructuras. Por eso, los espectros diferentes son nombrados de acuerdo a la masa de las partículas.

Las curvas muestran la densidad máxima de galaxias (eje vertical) calculada para diferentes valores de masa m de partículas de materia oscura mostradas en diferentes colores y como una función de los diferentes tiempos (en el eje horizontal con los distintos corrimientos al rojo, z). Esas abundancias son comparadas con las observaciones para obtener restricciones sobre la masa m de partículas de materia oscura, siendo la mayor restricción la obtenida en este paper con las recientes observaciones a z=6, indicada con el mayor círculo negro. Los otros círculos indican límites previos.


Al comparar la abundancia medida de galaxias con la abundancia calculada permite distinguir los candidatos de materia oscura: el modelo de materia cálida es uno de los que posee mejor correspondencia con las observaciones y el equipo encontró que el límite inferior para la masa de partículas de referencia es entre m=2,1 keV (para tres niveles de confianza) y 2,4 keV (para dos niveles de confianza). Estas restricciones, a su vez, se trasladan a la masa de candidatos de neutrinos estériles.

Las limitaciones correspondientes para la masa de neutrinos estériles dependen de los mecanismos de producción de esos neutrinos, y en todos los casos estudiados, para los mecanismos mejor conocidos, esas limitaciones ponen la masa de esas partículas en un intervalo entre 6keV y 10 keV.

En el futuro estos resultados podrían ser mejorados a través de mejor estadística en los campos profundos de Hubble (pasando de las 167 galaxias en este estudio a 450 galaxias con z ~ 6). Estos resultados pueden ser también combinados con observaciones de cúmulos de galaxias en el dominio de rayos-X y preparan el camino para lo que podría ser revelado con el sucesor del Hubble, el telescopio James Webb cuyo lanzamiento esperado sería en 2018.

Evolución de los telescopios: En el eje x el corrimiento al rojo (z) y el tiempo pasado desde el Big Bang.

 

0 comentarios

vie

09

sep

2016

La nebulosa "Enterprise" vista por Spitzer

Fuente: NASA

 

Justo a tiempo para celebrar el 50 aniversario de la serie de televisión Star Trek, que se emitió por primera vez el 8 de Septiembre de 1966, una nueva imagen infrarroja del telescopio espacial Spitzer de la NASA podría recordar a los fans de la serie histórica.

Desde la antigüedad, la gente ha imaginado objetos familiares cuando observa el cielo. Hay muchos ejemplos de este fenómeno, conocido como pareidolia, incluyendo constelaciones y nebulosas muy conocidas como la Hormiga, la nebulosa Pez Raya o la Nebulosa Reloj de Arena.

En la imagen de la derecha, con un poco de escrutinio, se pueden ver indicios del platillo y casco de la USS Enterprise original, capitaneada por James T. Kirk, como si estuviera emergiendo de una nebulosa oscura. A la izquierda, se encuentra la sucesora de Next Generation, Enterprise-D de Jean Luc Picard, que vuela en dirección contraria.

Hablando en términos astronómicos, la región que se ve en la imagen se encuentra dentro del disco de nuestra galaxia la Vía Láctea y muestra dos regiones de formación de estrellas escondidas detrás de neblinas de polvo cuando son vistas en luz visible. La capacidad de Spitzer de espiar entre las nubes de polvo ha revelado una gran variedad de lugares de nacimiento de estrellas como estos, que son conocidos oficialmente con sus números de catálogo: IRAS 19340+2016 e IRAS19343+2026.

Los fans de Star Trek, sin embargo, pueden referirse con nombres más sencillos, como NCC-1701 y NCC-1701-D. Cincuenta años después de su comienzo, Star Trek todavía inspira a seguidores y astrónomos a explorar para alcanzar lugares donde nadie ha ido antes.

Esta imagen fue creada utilizando datos de Spitzer durante la mayor inspección de la Vía Láctea, llamada GLIMPSE y MIPSGAL. La luz con una longitud de onda de 3,5 micras se muestra en azul, 8,0 micras en verde, y de 24 micras en rojo. Los colores verdes resaltan moléculas orgánicas en las nubes de polvo, iluminadas por la luz estelar. Los colores rojos están relacionados con la radiación térmica emitida desde las zonas muy calientes de polvo.

 

La Nebulosa "Enterprise" Vista por Spitzer. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

0 comentarios

jue

08

sep

2016

Descubren una extraña reliquia fósil de la Vía Láctea temprana

Fuente: NASA

 

Un equipo internacional de astrónomos, utilizando el Very Large Telescope de ESO y otros telescopios, ha revelado la existencia de un resto fósil de la Vía Láctea temprana que da cobijo a estrellas de muy diferentes edades. Este sistema estelar se asemeja a un cúmulo globular, pero no se parece a ninguno conocido. Contiene estrellas muy similares a las estrellas más antiguas de la Vía Láctea y tiende un puente entre el presente y el pasado de nuestra galaxia, ayudándonos a rellenar ese espacio vacío en nuestra comprensión de su historia.

Terzan 5 se encuentra a 19.000 años luz de la Tierra, en la constelación de Sagitario (el arquero) y en la dirección del centro galáctico. Hace ya unos cuarenta años, desde su detección, que se clasifica como un cúmulo globular. Ahora, un equipo de astrónomos, liderado por investigadores italianos, ha descubierto que Terzan 5 no es como los demás cúmulos globulares conocidos.

El equipo estudió los datos del instrumento Multi-conjugate Adaptive Optics Demonstrator, instalado en el Very Large Telescope, así como de un conjunto de otros telescopios en tierra y en el espacio. Encontraron pruebas contundentes que en Terzan 5 hay dos clases distintas de estrellas que no sólo difieren en los elementos que contienen, sino que tienen una diferencia de edad de aproximadamente 7.000 millones de años.

Las edades de las dos poblaciones indican que el proceso de formación de estrellas en Terzan 5 no fue continuado, sino que estuvo dominado por dos brotes distintos de formación estelar. "Esto implica que el antepasado de Terzan 5 debía contar con grandes cantidades de gas para tener una segunda generación de estrellas y ser bastante masivo. Por lo menos 100 millones de veces la masa del Sol", explica el coautor del estudio Davide Massari, investigador del INAF (Italia) y de la Universidad de Groningen (Países Bajos).

Sus inusuales propiedades hacen de Terzan 5 el candidato ideal para ser un fósil viviente de los inicios de la Vía Láctea. Las teorías actuales sobre la formación de la galaxia asumen que, para formar el bulbo primordial de la Vía Láctea, fue necesaria la interacción entre ingentes masas de gas y estrellas que, durante el proceso, acabaron fusionándose y disolviéndose.

"Creemos que algunos restos de estas masas gaseosas podrían seguir existiendo,  relativamente inalterados y embebidos en la galaxia", explica Francesco Ferraro, de la Universidad de Bolonia (Italia) y autor principal del estudio. "Estos fósiles galácticos permiten a los astrónomos reconstruir una parte importante de la historia de nuestra Vía Láctea".

Mientras que las propiedades de Terzan 5 son infrecuentes en un cúmulo globular, son muy similares a las de la población estelar que se encuentra en el bulbo galáctico, la condensada región central de la Vía Láctea. Estas similitudes podrían hacer de Terzan 5 una reliquia fosilizada de la formación de la galaxia, un ejemplo de los primeros bloques de construcción de la Vía Láctea.

Esta hipótesis se ve reforzada por la masa original de Terzan 5 necesaria para crear dos poblaciones estelares: una masa similar a la de los grandes cúmulos que se supone que dieron lugar al bulbo durante la formación de la galaxia, hace alrededor de 12.000 millones de años. De alguna manera, Terzan 5 ha logrado sobrevivir sin ser alterada  durante miles de millones de años y se ha conservado como un remanente del pasado distante de la Vía Láctea.

"Algunas características de Terzan 5 se asemejan a las detectados en los cúmulos gigantes que vemos en galaxias con formación estelar con un alto desplazamiento al rojo, sugiriendo que, durante la época de formación de las galaxias, tanto en el universo local como en el universo distante, se produjeron procesos de formación similares", continúa Ferraro.

Por lo tanto, este descubrimiento allana el camino para una comprensión mejor y más completa del conjunto de la galaxia. "Terzan 5 podría representar un vínculo interesante entre el universo local y el universo distante, un testigo que ha sobrevivido al proceso de formación del bulbo galáctico", explica Ferraro mientras destaca la importancia del descubrimiento. Para los astrónomos, esta investigación representa una posible vía para desentrañar los misterios sobre la formación de la galaxia y ofrece una visión sin precedentes de la complicada historia  de la Vía Láctea.

 

0 comentarios

jue

08

sep

2016

Tres nuevos astronautas regresan de la ISS

Fuente: NASA

 

El astronauta de la NASA y Comandante de la Expedición 48 Jeff Williams regresó a la Tierra el martes después de una misión sin precedentes a bordo de la Estación Espacial Internacional. Williams y sus compañeros de tripulación rusos, Alexey Ovchinin y Oleg Skripochka, de la Agencia Espacial Rusa Roscosmos, aterrizaron en su Soyuz TMA-20M la madrugada del martes 7 de Septiembre a las 2:13 GMT al sureste de la remota ciudad de Dzhezkazgan en Kazajstán (07:13 de la mañana del 7 de septiembre hora local).

Habiendo completado su cuarta misión, Williams ahora ha pasado 534 días en el espacio, lo que lo convierte en el primer astronauta de la NASA en pasar más tiempo en el espacio. Skripochka ahora tiene acumulado un total de 331 días en el espacio en dos vuelos, mientras que Ovchinin pasó 172 días en el espacio en su primera misión.

"Ningún otro astronauta estadounidense tiene tanto tiempo y experiencia a bordo de la Estación Espacial Internacional como Jeff. Desde su primer vuelo en el año 2000, cuando la Estación estaba todavía en construcción, hasta la actualidad, donde el foco es la ciencia y el desarrollo tecnológico. Jeff incluso ayudó a preparar la Estación Espacial para futuros acoplamientos de naves espaciales comerciales bajo el Programa de Tripulación Comercial de la NASA ", dijo Kirk Shireman, gerente de programa de la ISS en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston. "Estamos muy orgullosos de lo que Jeff ha logrado fuera de la Tierra para la Tierra."

Williams jugó un papel decisivo en la preparación de la Estación para la futura llegada de naves espaciales comerciales tripuladas. El primer Adaptador de Acoplamiento Internacional se instaló durante un paseo espacial realizado por Williams y su compañera la astronauta de la NASA Kate Rubins el pasado 19 de Agosto. Equipado también de una serie de sensores y sistemas, el propósito principal del adaptador es servir de puerto de atraque para traer astronautas a la Estación en el futuro. Se espera que sus primeros usuarios sean CST-100 Starliner de Boeing y la nave espacial tripulada Dragón de SpaceX, actualmente en desarrollo en colaboración con la NASA.

Durante su tiempo en el complejo orbital, Williams se aventuró fuera de los confines de la Estación Espacial para un segundo paseo espacial con Rubins para retirar un radiador de control térmico e instalar dos nuevas cámaras de alta definición.

Juntos, los miembros de la tripulación de la Expedición 48 contribuyeron a cientos de experimentos en biología, biotecnología, ciencias físicas y ciencias de la Tierra a bordo del único laboratorio en órbita de la humanidad.

Mientras tanto, una recién nombrada Expedición 49 continúa operando en la Estación con Anatoly Ivanishin de Roscosmos al mando. Él, Rubins y Takuya Onishi de la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa, operarán en la Estación durante más de dos semanas hasta la llegada de tres nuevos miembros de la tripulación.

Shane Kimbrough de la NASA y los cosmonautas Sergey Ryzhikov y Andrey Borisenko de Roscosmos están programados para ser lanzados a bordo de una nave Soyuz el próximo 23 de Septiembre desde Baikonur, Kazajstán.

 

0 comentarios

mié

07

sep

2016

Primeras imágenes del polo norte de Júpiter captadas por Juno

Fuente: NASA

 

La nave espacial Juno de la NASA ha enviado las primeras imágenes del polo norte de Júpiter, tomadas durante el primer sobrevuelo de la nave espacial al planeta gigante con sus instrumentos encendidos. Las imágenes muestran actividad de sistemas de tormentas diferente a todo lo visto anteriormente en cualquiera de los planetas gigantes gaseosos de nuestro sistema solar.

Juno ejecutó con éxito el primero de sus 36 sobrevuelos orbitales el pasado 27 de Agosto, momento en el cual la nave espacial pasó a unos 4.200 kilómetros por encima de las nubes arremolinadas de Júpiter. La descarga de seis megabytes de datos recogidos durante las seis horas de tránsito desde el polo norte al sur de Júpiter, se prolongó durante un día y medio. Aunque el análisis está en proceso, algunos descubrimientos ya se hacen visibles.

"Primer vistazo del polo norte de Júpiter, y no se parece nada a lo que hemos visto o imaginado antes", dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno en el Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio. "Es más azul en color que otras partes del planeta, y hay gran cantidad de tormentas. No hay ninguna señal de las bandas latitudinales o cinturones que estamos acostumbrados a ver -- esta imagen apenas es reconocible como Júpiter. Estamos viendo señales de que las nubes tienen sombras, lo que indica que se encuentran a una altitud superior a las demás características".

"Saturno tiene un hexágono en el polo norte", dijo Bolton. "No hay nada ni de lejos en Júpiter que se le asemeje. El planeta más grande de nuestro sistema solar es verdaderamente único. Tenemos 36 sobrevuelos más para estudiar hasta qué punto realmente es único".

Junto con JunoCam tomando fotografías durante el sobrevuelo, los ocho instrumentos científicos de Juno recogieron datos. El Jovian Infrared Auroral Mapper (JIRAM), suministrado por la Agencia Espacial Italiana, adquirió algunas imágenes notables de las regiones del polo norte y del polo sur en longitudes de onda infrarrojas.

"JIRAM está mirando bajo la piel de Júpiter, y nos entrega los primeros planos infrarrojos del planeta", dijo Alberto Adriani, coinvestigador de JIRAM en el Instituto de Astrofísica y Planetología SPAZIALI, Roma. "Estas primeras imágenes infrarrojas de los polos norte y sur de Júpiter están revelando puntos calientes que nunca antes se habían visto. Y si bien sabíamos que podrían revelar una aurora en el polo sur del planeta, nos quedamos sorprendidos al verla por primera vez. Parece ser muy brillante y bien estructurada. El alto nivel de detalle en las imágenes nos dirá más acerca de la morfología y la dinámica de la aurora".

Entre el conjunto de datos más singulares recogidos por Juno durante su primera barrida científica por Júpiter están los recogidos por el Experimento de detección de Ondas de Radio y Plasma (Waves), que registra las transmisiones de sonido que emanan del planeta. Estas emisiones de radio de Júpiter se conocen desde los años 50, pero nunca habían sido analizadas desde un punto de vista tan cercano.

"Júpiter está hablando con nosotros de una manera en la que sólo los mundos gaseosos gigantes pueden", dijo Bill Kurth, coinvestigador del instrumento Wavews de la Universidad de Iowa, Iowa City. "Las ondas detectan la firma de emisión de las partículas energéticas que generan las masivas auroras que rodean el polo norte de Júpiter. Estas emisiones son las más fuertes en el sistema solar. Ahora vamos a tratar de averiguar de dónde proceden los electrones que las generan".

 

 

La nave espacial Juno de la NASA capturó esta vista cercana del polo norte de Júpiter, unas dos horas antes de la aproximación del 27 de Agosto de 2016.
Image Credit: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS

0 comentarios

mié

31

ago

2016

Investigan a una estrella que desafía la edad

Fuente: NASA

 

Durante años los astrónomos han estado desconcertados por una estrella masiva hospedada en lo profundo de la Vía Láctea que muestra por un lado señales de ser extremadamente vieja y por otro, todos los signos de ser joven.

Los investigadores inicialmente clasificaron a la estrella como vieja, quizá una supergigante roja. Sin embargo, un nuevo realizado por un equipo de investigadores dirigido por la NASA sugiere que el objeto denominado IRAS 19312+1950, podría ser algo muy diferente – una protoestrella, una estrella que todavía esta en proceso de formación.

“Los astrónomos reconocieron este objeto como digno de mención en el año 2.000 y desde entonces han tratado de decidir en qué punto de su desarrollo está”, dijo Martin Cordiner, un astroquímico que trabaja en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, e investigador de los resultados a partir de observaciones realizadas con el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y el Observatorio Espacial Herschel de la ESA.

Localizado a más de 12.000 años luz de la Tierra, el objeto primero resaltó como peculiar cuando fue captado por frecuencias de radio. Varios equipos de astrónomos lo estudiaron utilizando telescopios terrestres y concluyeron que era una estrella rica en oxígeno con unas 10 veces la masa del Sol. La pregunta era: ¿qué tipo de estrella?

Algunos investigadores favoreciendo la idea de que la estrella evolucionó – había pasado el pico de su ciclo de vida y estaba en declive. Durante la mayor parte de sus vidas, las estrellas obtienen su energía mediante la fusión de hidrógeno en sus núcleos, como el Sol hace ahora. Pero las estrellas más antiguas han utilizado la mayor parte de su hidrógeno y tienen que depender de los combustibles más pesados que no duran tanto tiempo, lo que lleva a un rápido deterioro.

Dos primeras pistas – intensas fuentes de radio llamadas máseres – sugerían que la estrella era vieja. En astronomía, los máseres se producen cuando las moléculas en ciertas clases de gases son aceleradas y emiten bastante radiación. El resultado es una poderosa radiobaliza – el equivalente microondas de un láser.

Un máser observado con IRAS 19312+1950 está casi exclusivamente asociado con estrellas en estadios tardíos. Este es el máser de óxido de silicio, producido por moléculas hechas de un átomo de silicio y un átomo de oxígeno. Los investigadores no saben por qué este máser casi siempre se limita a estrellas de edad avanzada.

A pesar de ello, el objeto no encajaba del todo con las estrellas evolucionadas. Especialmente desconcertante fue la gran variedad de productos químicos que se encuentran en la gran nube de material que rodea la estrella. Una nube química rica como esta es típica de las regiones donde nacen nuevas estrellas, pero no hay tal guardería estelar identificada cerca de esta estrella.

Los científicos propusieron inicialmente que el objeto era una estrella vieja rodeada por una nube extraña típica del tipo que suele acompañar a las estrellas jóvenes. Otra idea fue que las observaciones de alguna manera podrían estar capturando dos objetos: una estrella muy antigua y una nube de material embrionario de estrellas.

Cordiner y sus colegas comenzaron a reconsiderar el objeto, realizando observaciones utilizando el Observatorio Espacial Herschel de la ESA y el análisis de datos reunidos anteriormente con el telescopio espacial Spitzer de la NASA. Ambos telescopios operan en longitudes de onda infrarrojas, que dieron al equipo una nueva visión en los gases, polvo y hielo en la nube que rodea a la estrella.

La información obtenida por Cordiner y su equipo hace pensar que la estrella está en una fase muy temprana de formación. El objeto es mucho más brillante que el que apareció por primera vez, emitiendo alrededor de 20.000 veces la energía del Sol. El equipo encontró grandes cantidades de hielos hechos de agua y dióxido de carbono en la nube alrededor del objeto. Estos hielos se encuentran en los granos de polvo relativamente cercanos a la estrella, y todo este polvo y hielo bloquea la luz de las estrellas haciendo que la estrella parezca más oscura de lo que realmente es.

Además, la densa nube alrededor del objeto parece estar colapsando, lo que ocurre con una estrella en crecimiento cuando atrae material. En contraste, el material alrededor de una estrella evolucionada se está expandiendo y está en el proceso de escapar al medio interestelar.

"Creemos que la estrella está, probablemente, en una fase embrionaria, llegando casi al final de su etapa de acreción, el periodo cuando atrae nuevo material para alimentar su crecimiento", dijo Cordiner.

Aún así, los investigadores reconocen que el objeto no es una protoestrella típica por razones que no pueden explicar. Sin embargo, la estrella tiene características tanto de ser una estrella muy joven, como de ser una estrella muy antigua.

"No importa cómo se mire este objeto, es fascinante, y tiene algo nuevo que decirnos acerca de los ciclos de vida de las estrellas", dijo Steven Charnley, astroquímico y coautor del estudio.

 

0 comentarios

mié

24

ago

2016

Dione, un luna de contrastes

Fuente: NASA

 

Dione revela su pasado a través de contrastes en esta vista desde la nave espacial Cassini de la NASA. Las características visibles aquí son una mezcla de la tectónica - las características lineales, brillantes - y la formación de cráteres de impacto - las características redondas, que se extienden por toda la superficie.

Los rasgos tectónicos cuentan la historia de cómo Dione (1.123 kilómetros de diámetro) se ha calentado y enfriado desde su formación, y los científicos usan esas pistas para reconstruir el pasado de la luna. Los cráteres de impacto son evidencias de escombros externos que llegaron a su superficie, y por lo tanto ofrecen pistas sobre el entorno en el que la luna ha permanecido a lo largo de su historia.

Esta imagen se dirige hacia el hemisferio de cola de Dione. El norte de Dione está arriba. La imagen fue tomada en luz visible con la cámara de ángulo estrecho de Cassini el 11 de Abril de 2015.

La vista fue obtenida a una distancia de aproximadamente 110.000 kilómetros. La escala de la imagen es de 660 metros por píxel.

0 comentarios

sáb

20

ago

2016

La física de las palabras

Este libro recoge las reflexiones y pensamientos de uno de los científicos más influyentes del siglo XX.

Richard P. Feynman (1918-1988), premio Nobel de Física, fue un gran genio que se hizo muy popular gracias a su enorme capacidad de comunicar y hacerse entender por todos. Feynman era famoso por el ingenio y la sabiduría que desprendía en sus célebres conferencias y artículos, así como por su fundamental contribución a la ciencia. Este libro es un tesoro, una selección de las más profundas, provocadoras, divertidas y memorables citas de este gran científico. Michelle Feynman, hija de Richard Feynman, se ha encargado de seleccionar las citas entre su colosal legado escrito y oral, incluyendo entrevistas, conferencias, cartas, artículos y libros. Las citas se dividen en una docena de temas que van desde el arte, la infancia, el descubrimiento, la familia, la imaginación y el humor hasta las matemáticas, la política, la ciencia, la religión y la incerteza. Estos breves pasajes son una demostración de la asombrosa inteligencia de este personaje. El resultado es un retrato único e inspirador que encantará a sus fans y que, a su vez, servirá como introducción para nuevos lectores de este gran pensador.

 

La física de las palabras

R. Feynman

Editorial Critica. Colección Drakontos.

Isbn- 9788498929683

Julio 2016

Pvp- 21,90 euros

0 comentarios

jue

18

ago

2016

Moléculas en una nebulosa ofrecen pistas sobre el surgimiento de la vida

Fuente: NASA

 

Utilizando data del observatorio SOFIA de la NASA y de otros observatorios, un equipo de investigadores internacionales ha estudiado cómo una tipo particular de moléculas orgánicas, las materias primas para la vida, se podrían desarrollar en el espacio. Esta información podría ayudar a los científicos a comprender mejor cómo se pudo desarrollar la vida en la Tierra.

Bavo Croiset de la Universidad de Leiden en los Países Bajos y otros investigadores se centraron en un tipo de molécula llamada Hidrocarburo Aromático Policíclico (PAHs por sus siglas en inglés), que son moléculas planas que constan de átomos de carbono dispuestos en un patrón de panal, rodeadas de hidrógeno.

Los PAHs representan el 10% del carbono en el universo y se encuentran en la Tierra cuando se liberan mediante la combustión de material orgánico como carne, caña de azúcar, madera, etc. El equipo de Croiset determinó que cuando los PAHs en la nebulosa NGC 7023, también conocida como la nebulosa Iris, son golpeados por la radiación ultravioleta de la estrella central de la nebulosa, se convierten en moléculas más grandes y complejas. Los científicos plantean la hipótesis de  que el crecimiento de moléculas orgánicas complejas como PAH es uno de los pasos que conducen a al surgimiento de la vida.

Algunos modelos actuales predicen que la radiación de una estrella cercana recién nacida y masiva tendería a descomponer las grandes moléculas orgánicas en otras más pequeñas, en vez de construirlas. Para probar estos modelos, los investigadores querían estimar el tamaño de las moléculas en diferentes ubicaciones en relación con la estrella central.

El equipo de Croiset utilizó el observatorio SOFIA para observar la nebulosa NCG 7023 con dos instrumentos, el FLITECAM, una cámara de infrarrojo cercano y FORCAST, la cámara de infrarrojo medio. Los instrumentos de Sofía son sensibles a dos longitudes de onda que son producidas por estas moléculas particulares, que pueden ser utilizados para estimar su tamaño. El equipo analizó las imágenes de SOFIA en combinación con los datos previamente obtenidos por el observatorio espacial infrarrojo Spitzer, el telescopio espacial Hubble y el telescopio de Canadá-Francia-Hawaii en la Isla Grande de Hawaii.

El análisis indica que el tamaño de las molécula PAH en la nebulosa varía según su ubicación siguiendo un patrón claro. El tamaño promedio de las moléculas en el centro de la nebulosa, alrededor de la estrella luminosa, es más grande en la superficie de la nube en el borde externo de la cavidad.

El equipo concluyó que la variación del tamaño molecular se debe a que algunas de las moléculas más pequeñas son destruidas por el campo de radiación ultravioleta de la estrella, y las moléculas medianas que son irradiadas se combinan hasta formar moléculas más grandes. Los investigadores se vieron sorprendidos al darse cuenta que la radiación tenía como resultado el crecimiento y no la destrucción de la molécula.

 

Foto: La nebulosa NGC 7023, también conocida como la nebulosa Iris. Image Credit: NASA/DLR/SOFIA

0 comentarios

dom

14

ago

2016

Espectacular imagen de las nubes de Saturno

Fuente: NASA

 

Esta espectacular imagen en falso color tomada por la nave espacial Cassini de la NASA nos muestra las gigantescas nubes en el hemisferio norte del planeta. La imagen fue creada por el entusiasta en imágenes espacial Kevin M. Gill del JPL de la NASA a partir de fotos captadas por la cámara gran angular de Cassini el pasado 20 de Julio de 2016, usando una combinación de filtros espectrales sensibles a la luz infrarroja a 750, 727 y 619 nanómetros.

Filtros como estos filtros, que son sensibles a la absorción y dispersión de la luz solar por el metano en la atmósfera de Saturno, ha sido útil durante toda la misión Cassini para determinar la estructura y profundidad de las nubes en la atmósfera del planeta.

 

Espectacular imagen de las nubes de Saturno captadas por la nave espacial Cassini de la NASA. Image Credit: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute/Kevin M. Gill

0 comentarios

mar

02

ago

2016

El encendido del motor da nuevo impulso a ExoMars

Fuente: NASA

 

Tras un largo encendido de su potente motor el 28 de Julio, el Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO) de ExoMars ya se encuentra en camino hacia el Marte, a donde llegará en octubre.

Este encendido, la primera maniobra crítica del TGO desde su lanzamiento el 14 de marzo, tuvo una duración de 52 minutos y su objetivo es ayudar al satélite a interceptar la órbita del Planeta Rojo el próximo 19 de octubre.

ExoMars, una misión conjunta de la ESA con la agencia rusa Roscosmos, fue lanzada el 14 de marzo y ya ha recorrido bastante más de la mitad de los casi 500 millones de kilómetros de su viaje.

El TGO transporta el módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje Schiaparelli que, a su llegada, pondrá a prueba la tecnología necesaria para el envío de un vehículo en 2020 con un aterrizaje controlado, mientras su nave nodriza se colocará en una órbita elíptica alrededor de Marte.

A lo largo de los próximos meses, el TGO se acercará a los límites exteriores de la atmósfera para reducir su órbita. Una vez en su órbita circular final, a unos 400 kilómetros de altitud, comenzarán sus cinco años de actividad científica a partir de diciembre de 2017.

El TGO analizará gases poco frecuentes en la atmósfera del planeta, y especialmente metano, cuya presencia en la Tierra puede indicar procesos geológicos o biológicos en activo.

 

0 comentarios

mié

13

jul

2016

Galaxia "Frankenstein" sorprende a los astrónomos

Fuente: NASA

 

A 250 millones de años luz, hay una zona de nuestro universo que los astrónomos habían considerado tranquila y sin complicaciones. Pero ahora, los científicos han descubierto una enorme y extraña galaxia formada posiblemente por partes de otras galaxias.

Un nuevo estudio que será publicado en la revista Astrophysical Journal revela el secreto de UGC 1382, una galaxia que originalmente se creía vieja, pequeña y convencional. En lugar de ello, con el uso combinado de distintos telescopios y observatorios de la NASA, se ha descubierto que la galaxia es 10 veces más grande de lo que se pensaba y, a diferencia de la mayoría de las galaxias, sus entrañas son más jóvenes que las partes exteriores, casi como si hubiera sido construida con piezas de repuesto.

"Esta rara galaxia 'Frankenstein' se formó y es capaz de sobrevivir porque se encuentra en un pequeño y tranquilo barrio suburbano del universo, sin las molestias del bullicio de las zonas más concurridas que puedan molestarle", dijo el coautor del estudio Mark Seibert, de los Observatorios de la Institución Carnegie para la Ciencia, en Pasadena, California. "Es tan delicada que un ligero empujón de un vecino la desintegraría".

Seibert y Lea Hagen, un estudiante graduado en la Universidad Estatal de Pennsylvania, dieron con esta galaxia por accidente. Habían estado buscando estrellas que se forman en las galaxias elípticas, que no giran y tienen más forma tridimensional y forma de pelota que las de disco plano. Los astrónomos pensaron originalmente que UGC 1382 era una de esas.

Pero mirando las imágenes de galaxias en luz ultravioleta a través de los datos del GALEX de la NASA, un gigante comenzó a salir de la oscuridad.

"Vimos brazos en espiral que se extienden mucho fuera de esta galaxia, que nadie había visto antes y que las galaxias elípticas no deberían tener", dijo Hagen, que dirigió el estudio. "Eso nos puso en una expedición para averiguar lo que esta galaxia es y cómo se formó."

Luego, los investigadores analizaron los datos de la galaxia de otros telescopios: el Sloan Digital Sky Survey, el Two Micron All-Sky Survey (2MASS), el WISE, el Very Large Array del Observatorio Nacional de Radioastronomía y el Telescopio du Pont de Carnegie en el Observatorio Las Campanas. Después de que GALEX revelase estructuras nunca antes vistas por los astrónomos, las observaciones ópticas e infrarrojas de luz de los otros telescopios permitieron a los investigadores construir un nuevo modelo de esta misteriosa galaxia.

Así, resulta que UGC 1382 mide alrededor de 718.000 años luz de diámetro, más de siete veces más ancha que la Vía Láctea. También es una de las tres galaxias más grandes de disco aislado descubierta nunca, según el estudio. Esta galaxia es un disco giratorio de gas de baja densidad. Las estrellas no se formaron aquí muy rápidamente porque el gas está muy extendido.

Pero la mayor sorpresa fue examinar las edades relativas de los componentes de la galaxia. En la mayoría de las galaxias, la porción más interna se forma primero y contiene las estrellas más viejas. A medida que crece la galaxia, aparecen áreas más externas con las estrellas más jóvenes. No es así con UGC 1382. Mediante la combinación de observaciones de muchos telescopios diferentes, los astrónomos fueron capaces de reconstruir el registro histórico de cuando las estrellas se formaron en esta galaxia - y el resultado fue extraño.

"El centro de UGC 1382 es en realidad más joven que el disco espiral que lo rodea", dijo Seibert. "Esto es como encontrar un árbol cuyos anillos de crecimiento interiores son más jóvenes que los anillos exteriores".
  
La estructura galáctica única puede ser el resultado de entidades separadas que se unen, en lugar de una sola entidad que crece hacia el exterior. En otras palabras, dos partes de la galaxia evolucionaron por separado antes de la fusión - cada una con su propia historia.

0 comentarios

lun

11

jul

2016

Un estudio de los cañones de Marte añade pistas sobre la posible presencia de agua

Fuente: NASA

 

Persiste el desconcierto sobre la posible existencia agua en rayas oscuras estacionales que aparecen en las laderas marcianas, según un nuevo estudio de miles de estas estructuras en el mayor sistema de cañones del Planeta Rojo.

El estudio publicado investigó miles de estas características típicas de la temporada cálida en la región de Valles Marineris, cerca del ecuador de Marte. Algunos de los lugares que muestran flujos estacionales son crestas de los cañones y picos aislados, lo que hace difícil explicar que las rayas sean resultado del agua subterránea que directamente llega a la superficie. Es muy poco probable que exista hielo a poca profundidad en este suelo que pueda producir un deshielo estacional, teniendo en cuanta las temperaturas cálidas presentes en los cañones ecuatoriales.

Agua extraída de la atmósfera por las sales, o mecanismos involucrados sin agua corriente, se mantienen como explicaciones posibles para estas características del paisaje.

Estas características se llaman Líneas de Pendiente Recurrente, (RSL). Desde su descubrimiento en 2011, se han convertido en uno de los temas más candentes en la exploración planetaria, la evidencia más fuerte de agua líquida en la superficie actual de Marte, aunque transitoria. Aparecen como líneas oscuras que se extienden pendiente abajo durante la temporada cálida, y se desvanecen durante la parte más fría del año, para luego repetir la progresión al año siguiente. El agua, en forma de sales hidratadas, se confirmó en algunos RSL el año pasado, incluso en Valles Marineris.

Los resultados de las investigaciones pubilcadas presentan muchos hallazgos de la observación detallada del lugar 41 RSL en la parte central y oriental de Valles Marineris, el sistema de cañones más grande del sistema solar. Cada sitio se define como el tamaño de una sola imagen desde la cámara de Alta Resolución HiRISE de la sonda espacial MRO de la NASA: alrededor de 5,4 por 12 kilómetros. El número de líneas individuales (flujos) en cada sitio varía desde unos pocos a más de 1.000.

"Hay muchas de ellas, es difícil seguir la pista", dijo Matthew Chojnacki, del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona, y autor principal del estudio. "La aparición de RSL en cañones de contención está mucho más extendida de lo que previamente se había reconocido. Por lo que sabemos, esta es la población más densa de ellas en el planeta, por lo que si están de hecho asociados con la actividad acuosa contemporánea, hace este sistema de cañones aún más interesante que por su geología espectacular".

La posibilidad de agua líquida en o cerca de la superficie de Marte abre ramificaciones importantes para la investigación de si existe vida en Marte. Cualquiera, agua líquida o congelada cerca de la zona podría convertirse en un recurso importante para los seres humanos en Marte. Impactos de cráteres recientes y otros datos han revelado posibles reservas de hielo de agua cerca de la superficie en muchos lugares en las latitudes medias y altas de Marte. Si los RSL son indicadores de agua, las ubicaciones de acceso al agua se extenderían a las latitudes bajas.

Otro mecanismo propuesto anteriormente para los RSL es que algunos tipos de sales absorben de tal forma el vapor de agua de la atmósfera marciana que aparecen formas de salmuera líquida en la superficie. El nuevo estudio refuerza el vínculo entre los RSL y sales. Algunos sitios tienen rayas brillantes y persistentes cerca de las zonas oscuras. Las rayas brillantes podrían ser el resultado de la sal que queda después de la evaporación de la salmuera.

"Hay problemas con el mecanismo para sacar agua de la atmósfera, también," dijo Chojnacki. Si se está filtrando agua que oscurece las RSL, la cantidad de agua líquida requerida cada año para formar las rayas en la parte estudiada de Valles Marineris ascendería a un total de 10 a 40 piscinas de tamaño olímpico (alrededor de 30.000 a 100.000 metros cúbicos), estiman los investigadores. La cantidad de vapor de agua en la atmósfera por encima de toda la zona de Valles Marineris es más grande, pero los investigadores no han identificado un proceso bastante eficiente en la extracción de agua de la atmósfera para conseguir que gran parte acabe sobre la superficie.

Un mecanismo de formación de RSL con muy poca agua que fluye puede ser posible. Basado en experiencias en la Tierra, es fácil ver un suelo húmedo extendido por la filtración de agua, pero Marte es extraño, incluso cuando parece familiar. Procesos libres de agua producen características de flujo en Marte. El mecanismo de formación del los RSL podría ser totalmente seco, o quizás un modelo híbrido "húmedo" que requiere mucha menos agua que los mecanismos que fluyen con el agua.

0 comentarios

sáb

09

jul

2016

Un sorprendente planeta con tres Soles

Fuente: NASA

 

Un equipo de astrónomos ha utilizado el instrumento SPHERE, instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, para obtener una imagen del primer planeta encontrado en una amplia órbita dentro de un sistema triple de estrellas. Se supone que la órbita de un planeta de este tipo debería ser inestable, probablemente dando como resultado la rápida eyección del planeta, que sería expulsado del sistema. Pero, de alguna manera, este ha permanecido en él. Esta inesperada observación sugiere que este tipo de sistemas puede ser más común de lo que se pensaba. Los resultados se publicarán en línea en la revista Science el 07 de julio de 2016.

El planeta natal de Luke Skywalker, Tatooine (en la saga de Star Wars, La Guerra de las Galaxias), era un extraño mundo con dos soles en el cielo. Pero ahora los astrónomos han encontrado un planeta en un sistema aún más exótico, en el que un observador experimentaría la luz constante del día o podría disfrutar de amaneceres y puestas de sol triples cada día, dependiendo de las estaciones, más largas que una vida humana.

Este mundo ha sido descubierto por un equipo de astrónomos liderado por la Universidad de Arizona (Estados Unidos), usando imagen directa en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Chile. El planeta, HD 131399Ab no se parece a ningún  otro mundo conocido —su órbita alrededor de la más brillante de las tres estrellas es la más grande descubierta hasta ahora dentro de un sistema estelar múltiple. Tales órbitas suelen ser inestables debido a la compleja y cambiante atracción gravitatoria de las otras dos estrellas del sistema, y se pensaba que la existencia de planetas en órbitas estables era muy poco probable.

Situado a unos 320 años luz de la Tierra, en la constelación de Centauro, HD 131399Ab tiene unos 16 millones de años de edad, lo que lo convierte también en uno de los exoplanetas más jóvenes descubiertos hasta la fecha y en uno de los pocos planetas de los que se ha obtenido una imagen directa. Con una temperatura de alrededor de 580 grados centígrados y una masa estimada de cuatro masas de Júpiter, es también uno de los exoplanetas más fríos y menos masivos captados con imagen directa.

"HD 131399Ab es uno de los pocos exoplanetas que han sido captados con imagen directa y es el primero con una configuración dinámica tan interesante", afirma Daniel Apai, de la Universidad de Arizona (EE.UU.) y uno de los coautores del nuevo artículo.

"Aproximadamente durante la mitad de la órbita del planeta, que dura 550 años terrestres, pueden verse tres estrellas en el cielo; las dos más débiles están siempre mucho más cerca la una de la otra y cambian su aparente separación con respecto de la estrella más brillante a lo largo del año", añade Kevin Wagner, primer autor del artículo y descubridor de HD 131399Ab.

Kevin Wagner, estudiante de doctorado en la Universidad de Arizona, identificó al planeta entre cientos de planetas candidatos y dirigió las observaciones de seguimiento para verificar su naturaleza.

El planeta también marca el primer descubrimiento de un exoplaneta con el instrumento SPHERE, instalado en el VLT. SPHERE es sensible a la luz infrarroja, lo que le permite detectar las firmas de calor de los planetas jóvenes. Cuenta además con sofisticadas funciones que corrigen perturbaciones atmosféricas y bloquean la luz de las estrellas del sistema, ya que, de otro modo, su luz nos cegaría.

Aunque serán necesarias más observaciones a largo plazo para determinar con precisión la trayectoria del planeta entre sus estrellas anfitrionas, las observaciones y simulaciones parecen sugerir la siguiente hipótesis: se estima que la estrella más brillante es un ochenta por ciento más masiva que el Sol y dobla a HD 131399A, que a su vez está orbitada por las estrellas menos masivas, B y C, a unas 300 ua (una ua o unidad astronómica es igual a la distancia media entre la Tierra y el Sol). Al mismo tiempo, B y C giran una alrededor de la otra, separadas por una distancia aproximadamente igual a la que hay entre el Sol y Saturno.

En este escenario, el planeta HD 131399Ab viaja alrededor de la estrella A en una órbita alrededor de dos veces la de Plutón, si se compara con el Sistema Solar, y pone al planeta en una distancia de un tercio de la separación entre la estrella A y el par B/C. Los autores señalan que se pueden dar varios escenarios, y el veredicto de la estabilidad a largo plazo del sistema tendrá que esperar observaciones de seguimiento planificadas que establecerán la órbita del planeta con mayor precisión.

"Si el planeta estuviera más lejos de la estrella más masiva del sistema, sería expulsado del sistema", explica Apai. "Nuestras simulaciones por ordenador han demostrado que este tipo de órbita puede ser estable, pero si cambias algo del entorno, aunque sea solo un poco, pueden convertirse en inestables muy rápidamente".

Los planetas en sistemas estelares múltiples son de especial interés para los astrónomos y los científicos planetarios, ya que proporcionan un ejemplo de cómo funciona el mecanismo de formación planetaria en estos escenarios más extremos. Aunque a nosotros, que vivimos en nuestra órbita alrededor de nuestra solitaria estrella, los sistemas estelares múltiples nos parezcan exóticos, se trata, en realidad, de sistemas tan comunes como las estrellas individuales.

"No está claro cómo este planeta terminó teniendo esa órbita amplia en este sistema extremo, y no podemos decir todavía lo que esto implica para una comprensión más amplia de los tipos de sistemas planetarios, pero muestra que hay más variedad de la que se ha considerado posible hasta ahora", concluye Kevin Wagner. "Lo que sí sabemos es que, aunque los planetas en sistemas múltiples estelares se han estudiado mucho menos, son potencialmente tan numerosos como los planetas en sistemas de estrellas individuales".

0 comentarios

mié

06

jul

2016

Juno entra en el campo magnético de Júpiter y pone el piloto automático previo a la inserción orbital

Fuente: NASA

 

La nave espacial Juno de la NASA ha entrado en la magnetosfera del planeta Júpiter, donde el movimiento de partículas del espacio es controlado por lo que sucede dentro de Júpiter.

“Acabamos de cruzar la frontera hacia el propio terreno de Júpiter”, dijo Scott Bolton, principal investigador de Juno del Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio. “Nos estamos acercando rápidamente al planeta en sí y ya estamos obteniendo información muy valiosa”.

Juno está en camino de entrar en la órbita de Júpiter el próximo 4 de Julio. Los instrumentos científicos a bordo detectaron cambios en las partículas y campos alrededor de la nave espacial mientras pasaba de un ambiente dominado por viento solar interplanetario a la magnetosfera de Júpiter. La información de Juno, presentada como un audio y animación a color, indica el momento en que la nave espacial cruza el choque de arco justo afuera de la magnetosfera.

“El arco de choque es análogo a una explosión sónica”, dijo William Kurth de la Universidad de Iowa. “El viento solar pasa todos estos planetas a una velocidad de millón de millas por hora, y cuando encuentra un obstáculo, ha today esta turbulencia”.

El obstáculo es la magnetosfera de Júpiter, que es la estructura más grande del sistema solar. “Si la magnetosfera de Júpiter brillara en luz visible, sería el doble del tamaño de una luna llena vista desde la Tierra”, dijo Kurth.

En el viento solar hace unos días, Juno iba a alta velocidad a través del ambiente que tiene alrededor de 16 partículas por pulgada cúbica  (una por centímetro cúbico). Una vez que cruzó la magnetosfera, la densidad es aproximadamente unas cien veces menor. Se espera que densidad vuelva a subir de nuevo dentro de la magnetosfera, mientras la nave espacial se acerque a Júpiter en sí. Los movimientos de estas partículas que viajan bajo el control del campo magnético de Júpiter serán un tipo de pruebas que Juno examinará en busca de pistas sobre el interior profundo de Júpiter.

Mientras esta transición del viento solar a la magnetosfera se había predicho que ocurriría en algún momento, la estructura de los límites entre estas dos regiones fue más compleja de lo esperado, con diferentes instrumentos dando reportes inusuales tanto antes como después del paso nominal.

“La inusual estructura de la frontera será objeto de investigación científica”, dijo Barry Mauk del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins en Lurel, Maryland.

Además de todo esto, este jueves los controlares de la misión Juno transmitieron el comando "ji4041" al espacio profundo, para que la nave espacial entre en piloto automático.

Llevó unos 48 minutos a la señal cubrir los 860 millones de kilómetros de distancia entre la antena de la Red del Espacio Profundo en California y la nave espacial Juno.

"Ji4040 contiene el comando que inicia la secuencia de inserción orbital de Júpiter", dijo Ed Hirst de la misión Juno en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. "Tan pronto como se inicia - que debe estar en menos de un segundo - Juno nos enviará los datos de que la secuencia de comandos ha comenzado."

Cuando la secuencia comience, la nave espacial comenzará a ejecutar un programa especial para el encendido de 35 minutos que pondrá a Juno en órbita alrededor de Júpiter.

"Después de que la secuencia se ejecute, Juno está en piloto automático", dijo Hirst. "Pero eso no significa que podamos irnos a casa. Estamos controlando las actividades de la nave espacial 24 horas todos los días de la semana y lo hará hasta mucho después de que estemos en órbita ".

 

0 comentarios

mar

05

jul

2016

Juno ya se encuentra orbitando Júpiter

Fuente: NASA

 

Después de un viaje de casi cinco años al planeta más grande del sistema solar, la nave espacial Juno de la NASA entró con éxito en la órbita de Júpiter durante un encendido del motor de 35 minutos. La confirmación de que el encendido se había completado fue recibida en la Tierra el lunes 4 de Julio a las 23:53 EDT, (3:53 GMT madrugada del martes 5 de Julio.)

"El Día de la Independencia siempre hay algo que celebrar, pero hoy tenemos otra razón para celebrar - Juno está en Júpiter", dijo el administrador de la NASA Charlie Bolden. "Con Juno, investigaremos las incógnitas de los cinturones de radiación de Júpiter a fondo no sólo en el interior del planeta, sino la forma en que Júpiter nació y cómo evolucionó en todo nuestro sistema solar".

La confirmación de la exitosa inserción orbital se recibió con datos de seguimiento de Juno monitorizados en la instalación de navegación del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) en Pasadena, California, así como en el centro de operaciones de Lockheed Martin de Juno en Littleton, Colorado. Los datos de telemetría y seguimiento fueron recibidos por las antenas de la Red del Espacio Profundo de la NASA en Goldstone, California, y en Canberra, Australia.

"Esta es la única vez que no me importa estar atrapado en una habitación sin ventanas en la noche del 4 de Julio", dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno del Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio. "El equipo de la misión hizo un gran trabajo. La nave también. Es un gran día ".

Las actividades planeadas por anticipado que llevaron al encendido del motor para la inserción orbital incluyeron el cambio de inclinación de la nave espacial para apuntar el motor principal en la dirección deseada y luego aumentar la velocidad de rotación de la nave espacial de 2 a 5 revoluciones por minuto para ayudar a estabilizarlo.

El encendido del motor principal 645 Newton-Leros-1b de Juno comenzó a tiempo a las 20:18 PDT (23:18 GMT), disminuyendo la velocidad de la nave espacial en 1.212 millas por hora (542 metros por segundo) y permitiendo a Juno ser capturado en órbita alrededor de Júpiter. Poco después de completarse el encendido, Juno se volvió de manera que los rayos del Sol pudiesen una vez más llegar a las 18.698 células solares individuales que dan energía a Juno.

En los próximos meses, los equipos de la misión y de la ciencia de Juno realizarán las pruebas finales en los subsistemas de la nave espacial, con el fin de calibrar los instrumentos de ciencia de la nave.

"Nuestra fase de recogida oficial de datos para la ciencia comienza en Octubre, pero hemos descubierto una manera de recopilar datos mucho antes de eso", dijo Bolton.

La meta principal del Juno es entender el origen y la evolución de Júpiter. Con su conjunto de nueve instrumentos científicos, Juno investigará la existencia de un núcleo planetario sólido, un mapa del intenso campo magnético de Júpiter, medirá la cantidad de agua y amoníaco en la atmósfera profunda, y observará las auroras del planeta. La misión también nos permitirá dar un paso gigante hacia adelante en nuestra comprensión de cómo se forman los planetas gigantes y el papel que han jugado estos titanes en la elaboración del resto del sistema solar. Como nuestro primer ejemplo de un planeta gigante, Júpiter también puede proporcionar conocimientos fundamentales para la comprensión de los sistemas planetarios que se han descubierto alrededor de otras estrellas.

0 comentarios

mar

28

jun

2016

Marte tuvo un pasado parecido a la Tierra

Fuente: NASA

 

Los productos químicos encontrados en las rocas de Marte por el rover Curiosity de la NASA sugieren que el Planeta Rojo tuvo una vez más oxígeno en su atmósfera de lo que tiene ahora.

Los investigadores encontraron altos niveles de óxidos de manganeso mediante el uso de un instrumento láser del rover. Esta pista de más oxígeno en la atmósfera del Marte primitivo se suma a otros hallazgos de Curiosity - como evidencias acerca de antiguos lagos - revelando como nuestro planeta vecino fue una vez similar a la Tierra.

Esta investigación también añade un contexto importante para otras pistas sobre el oxígeno atmosférico en el pasado de Marte. Los óxidos de manganeso se encuentran en las venas minerales dentro de un asentamiento geológico que la misión Curiosity ha colocado en una línea de tiempo de las condiciones ambientales antiguas. A partir de ese contexto, el mayor nivel de oxígeno puede estar ligado a un momento en el que el agua subterránea estaba presente en el área de estudio del rover en el cráter Gale.

"La única manera en la Tierra que conocemos de cómo hacer este material manganeso implica oxígeno atmosférico o microbios", dijo Nina Lanza, científica planetaria del Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México. "Ahora estamos viendo óxido de manganeso en Marte, y nos preguntamos cómo diablos se puede haber formado"

Los microbios parecen inverosímiles en este punto, pero la otra alternativa - que la atmósfera de Marte contenía más oxígeno en el pasado que ahora - parece posible. "Estos materiales altos en manganeso no pueden formarse sin una gran cantidad de agua líquida y condiciones fuertemente oxidantes. Aquí en la Tierra, que tenía un montón de agua, no hubo extensos depósitos de óxido de manganeso hasta después de que los niveles de oxígeno en nuestra atmósfera se elevaron," dijo Lanza.

Lanza es la autora principal de un nuevo informe sobre los óxidos de manganeso de Marte publicado en Geophysical Research Letters. Lanza usó un instrumento químico de Curiosity y la cámara (ChemCam), que dispara pulsos de láser desde lo alto del mástil del rover y observa el espectro de los destellos resultantes de plasma para evaluar la composición química.

En el registro geológico de la Tierra, la aparición de altas concentraciones de minerales de óxido de manganeso es un importante marcador de un cambio importante en la composición de nuestra atmósfera. La presencia de los mismos tipos de materiales en Marte sugiere que los niveles de oxígeno también aumentaron allí, antes de disminuir a sus valores actuales. Si ese es el caso, ¿cómo se formó ese ambiente rico en oxígeno?

"Una posible manera de que el oxígeno podría haberse metido en la atmósfera de Marte es con la descomposición del agua cuando Marte estaba perdiendo su campo magnético", dijo Lanza. "Se cree que en este momento de la historia de Marte, el agua era mucho más abundante." Sin embargo, sin un campo magnético de protección para proteger la superficie, la radiación ionizante comenzó a separar las moléculas de agua dividiéndolas en hidrógeno y oxígeno. Debido a la relativamente baja gravedad de Marte, el planeta no fue capaz de sujetar los átomos de hidrógeno muy ligeros, pero los átomos de oxígeno más pesados se quedaron. Gran parte de este oxígeno entró en las rocas, dando lugar al polvo rojo oxidado que cubre la superficie hoy en día. Y aunque los famosos óxidos rojos de hierro de Marte solo necesitan un ambiente ligeramente oxidante para formarse, los óxidos de manganeso requieren un ambiente fuertemente oxidante. Estos resultados sugieren, pues, que las condiciones en el pasado de Marte eran mucho más ricas en oxígeno de lo que se pensaba.

Lanza añadió: "Es difícil confirmar si este escenario de oxígeno de la atmósfera de Marte realmente ocurrió. Pero es importante tener en cuenta que esta idea representa un cambio en nuestra comprensión de cómo la atmósfera planetaria podrían llegar a ser oxigenada."

0 comentarios

dom

26

jun

2016

Científicos de la NASA descubren un mineral inesperado en Marte

Fuente: NASA

 

Los científicos han descubierto un mineral inesperado en una muestra de roca en el cráter Gale en Marte, un hallazgo que puede alterar nuestra comprensión de cómo evolucionó el Planeta Rojo.

El rover Curiosity de la NASA ha estado explorando las rocas sedimentarias en el cráter Gale desde su llegada en Agosto de 2012. En Julio de 2015, en Sol 1060 (el número de días de Marte desde el aterrizaje), el rover recogió polvo perforado de la roca en un lugar llamado " Buckskin." Analizando los datos obtenidos por el instrumento de difracción de rayos X que identifica minerales del rover, los científicos hallaron cantidades importantes de un mineral de silicio llamado tridimita.

Este hallazgo ha sido una sorpresa para los investigadores, pues la tridimita está generalmente asociada con vulcanismo silícico, que es conocido en la Tierra pero no se pensaba que hubiese sido importante, o ni siquiera que hubiera existido, en Marte.

El descubrimiento de tridimita puede hacer que los científicos reconsideren la historia volcánica de Marte, sugiriendo que en el pasado tuvo volcanes explosivos que condujeron a la presencia de este mineral.

"En la Tierra, la tridimita se forma a altas temperaturas en un proceso explosivo denominado vulcanismo silícico. El volcán de Santa Helena (Washington) y el de Satsuma-Iwojima (Japón) son ejemplos de este tipo de volcanes. La combinación de alto contenido de sílice y temperaturas extremadamente altas en los volcanes crean la tridimita", dijo Richard Morris, científico planetario de la NASA en Johnson y autor principal del artículo. "La tridimita fue incorporada a la lutita de Buckskin como un sedimento de la erosión de rocas volcánicas silícicas".

El trabajo también estimulará a los científicos a reexaminar el modo en que se forma la tridimita. Los autores estudiaron pruebas terrestres de que la tridimita pueda formarse a temperaturas bajas en procesos geológicamente razonables sin pasar por el vulcanismo silícico. No han encontrado ninguna. Los investigadores tendrán, pues, que buscar modos en que podría formarse a temperaturas más bajas.

"Siempre les digo a los científicos planetarios que siempre hay que esperar lo inesperado en Marte", dijo Doug Ming, jefe científico en Johnson y co-autor del trabajo. "El descubrimiento de tridimita fue completamente inesperado. Este descubrimiento ahora plantea la pregunta de si Marte experimentó una historia volcánica mucho más violenta y explosiva durante la evolución temprana del planeta de lo que se pensaba."

0 comentarios

sáb

25

jun

2016

Un ‘Súper Gran Cañón’ en Caronte, una de las luna de Plutón

Fuente : NASA

 

La luna más grande de Plutón, Caronte, es el hogar de un inusual sistema de cañones que es mucho más grande y profundo que el Gran Cañón de Estados Unidos.

El recuadro de arriba aumenta parte de la extremidad oriental de la visión global de Caronte a la izquierda, fotografiada por la nave espacial New Horizons de la NASA varias horas antes de su máxima aproximación el 14 de Julio de 2015. Un profundo cañón llamado informalmente Argo Chasma es visto rozando la extremidad. La sección que se ve aquí mide aproximadamente 300 kilómetros de largo. Por lo que los científicos pueden decir con los datos de New Horizons, la longitud total del Argo es de aproximadamente 700 kilómetros de largo - en comparación, el Gran Cañón de Arizona tiene 450 kilómetros de largo.

En este ángulo de visión fortuita del cañón se ve de lado, y en el extremo norte del cañón su profundidad se puede medir fácilmente. Sobre la base de esta y otras imágenes tomadas en la misma época por New Horizons, los científicos estiman que Argo Chasma tiene una profundidad de 9 kilómetros, que es más de cinco veces la profundidad del Gran Cañón. Parece que hay lugares a lo largo del cañón donde hay acantilados que alcanzan varias millas de altura, y que podrían rivalizar con Verona Rupes en la luna de Urano Miranda (que tiene unos 5 kilómetros, de altura) y que es considerado el acantilado más alto del sistema solar.

La imagen fue obtenida por la cámara LORRO de New Horizons a una resolución de aproximadamente 2,33 kilómetros por píxel. Fue tomada a unos 466.000 kilómetros de Caronte, 9 horas y 22 minutos antes de la máxima aproximación de New Horizons a Caronte el 14 de Julio de 2015.

0 comentarios

jue

23

jun

2016

Exceso inesperado de planetas gigantes en un cúmulo estelar

Fuente: NASA

 

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto que hay muchos más planetas calientes similares a Júpiter de lo que se suponía, en un cúmulo estelar denominado Messier 67. Este sorprendente resultado se obtuvo utilizando diversos telescopios e instrumentos, incluyendo al espectrógrafo HARPS instalado en el Observatorio La Silla de ESO en Chile. El ambiente denso de un cúmulo genera más interacciones entre los planetas y las estrellas cercanas, lo cual podría explicar el exceso de Júpiteres calientes.

Durante varios años, un equipo de científicos procedentes de Chile, Brasil y Europa, dirigido por Roberto Saglia, del Instituto Max Planck para Física Extraterrestre, en Garching, Alemania, y Luca Pasquini de ESO, han recopilado mediciones de alta precisión de 88 estrellas situadas en Messier 67. Este cúmulo abierto tiene aproximadamente la misma edad que nuestro Sol y se cree que nuestro Sistema Solar surgió de un ambiente similar y denso.

El equipo utilizó HARPS, en conjunto con otros instrumentos, para buscar la impronta de planetas gigantes en órbitas de periodo corto, con la esperanza de ver el “bamboleo” de una estrella, causada por la presencia de un objeto masivo en una órbita cercana, vale decir, una especie de planetas conocida como Júpiteres calientes. La impronta de los Júpiteres calientes se ha encontrado en tres estrellas del cúmulo, junto a pruebas para varios otros planetas ya descubiertos anteriormente.

Un Júpiter caliente es un exoplaneta gigante, con una masa de más de un tercio de la masa de Júpiter. Son “calientes” por su órbita cercana a sus estrellas anfitrionas, como lo indica un periodo orbital (su “año”) menor a diez días. Esto difiere del Júpiter de nuestro propio Sistema Solar, que conocemos, cuyo año es equivalente a cerca de 12 años terrestres, y es mucho más frío que la Tierra.

“Deseamos usar un cúmulo abierto como laboratorio, para explorar las propiedades de los exoplanetas y las teorías de formación de planetas”, aseveró Roberto Saglia. “Acá no sólo tenemos muchas estrellas que probablemente albergan planetas, sino que además hay un ambiente denso en el cual se deben haber formado.”

El estudio descubrió que los Júpiter calientes son más comunes alrededor de las estrellas en Messier 67 que en el caso de estrellas aisladas, fuera de cúmulos. “Este resultado es realmente sorprendente”, reveló Anna Brucalassi, quien llevó a cabo el análisis. “Los nuevos resultados significan que existen Júpiteres calientes orbitando alrededor del 5% de las estrellas estudiadas en el cúmulo Messier 67 – muchas más que en estudios comparables de estrellas que no están en cúmulos, donde la tasa es más cercana al 1%”.

Los astrónomos creen que es muy improbable que estos gigantes exóticos se hayan formado, en realidad, donde los encontramos actualmente, ya que las condiciones cercanas a la estrella anfitriona no habrían sido, inicialmente, propicias para la formación de planetas similares a Júpiter. Por el contrario, se cree que se formaron más lejos, como probablemente sucedió con Júpiter, para luego trasladarse y acercarse a la estrella anfitriona. Los que antes fueran planetas gigantes, fríos y distantes, ahora son mucho más calientes. Cabe preguntarse entonces: ¿qué produjo esa migración hacia el interior, hacia la estrella?

Hay una serie de posibles respuestas a la pregunta, pero los autores concluyen que, probablemente, se deba a encuentros cercanos con estrellas vecinas o incluso con planetas en sistemas solares vecinos, y que el entorno inmediato alrededor de un sistema solar puede tener un impacto significativo sobre su evolución.

En un cúmulo como Messier 67, donde las estrellas están mucho más cerca entre sí que en el promedio, dichos encuentros serían mucho más habituales, lo cual podría explicar el mayor número de Júpiteres calientes que allí se encuentran.

Luca Pasquini de ESO, coautor y colíder, reflexionó acerca de la extraordinaria historia reciente relacionada al estudio de planetas en cúmulos: “Hace pocos años atrás, no se había detectado ningún Júpiter caliente en cúmulos abiertos. En tres años, el paradigma se ha desplazado desde una ausencia total de tales planetas – a un exceso de ellos!”

0 comentarios

mié

15

jun

2016

Curiosity gira hacia una montaña

Fuente: NASA

 

El rover Curiosity de la NASA ha analizado su 12ª muestra de perforado de Marte. Esta muestra proviene de la roca madre lutita, de la que el vehículo reanudó la escalada a finales de mayo después de seis meses estudiando otras características.

Desde que la vez anterior Curiosity perforó en esta capa de la "formación Murray" en la parte más baja del Monte Sharp, la misión ha examinado las dunas de arena activas a lo largo de la ruta del vehículo, para posteriormente cruzar una meseta de piedra arenisca fracturada que cubre una parte más amplia de la formación Murray.

Mientras en la "Meseta de Naukluft," el vehículo examinó sus objetivos de perforación 10 y 11 para repetir un experimento comparando material dentro y fuera de zonas claras alrededor de las fracturas. A partir de ahí, Curiosity también tomó el último de una serie de autorretratos.

"Ahora que hemos bordeado el camino alrededor de las dunas y cruzado la meseta, hemos dado la vuelta al sur para subir la montaña de frente", dijo el científico del proyecto Curiosity Ashwin Vasavada, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena, California.

Curiosity aterrizó cerca del Monte de Sharp en 2012. Alcanzó la base de la montaña en 2014 después de encontrar con éxito pruebas en las llanuras circundantes de que antiguos lagos marcianos ofrecían condiciones que habrían sido favorables para los microbios si Marte alguna vez hubiese albergado vida. Las capas de roca que forman la base del Monte Sharp podrían estar formadas por los sedimentos depositados en el lecho de un lago hace millones de años.

La formación Murray tiene aproximadamente 200 metros de espesor. Hasta el momento, Curiosity ha examinado alrededor de una quinta parte de su extensión vertical.

0 comentarios

mar

14

jun

2016

El Hubble descubre un misterioso ermitaño

Fuente: NASA

 

La llovizna de estrellas dispersadas a través de esta imagen forma una galaxia conocida como UGC 4879. Se trata de una galaxia enana irregular - como su nombre indica, las galaxias de este tipo son un poco más pequeñas y más desordenadas que sus primas cósmicas, que carecen de un majestuoso remolino espiral o la coherencia de una galaxia elíptica.

Esta galaxia está también muy aislada. Hay alrededor de 2,3 millones de años luz entre UGC 4879 y su vecino más cercano, Leo A, que está a aproximadamente la misma distancia que la que existe entre la galaxia Andrómeda y la Vía Láctea.

El aislamiento de esta galaxia significa que no ha interactuado con ninguna galaxiaa circundante, por lo que es un laboratorio ideal para estudiar la formación de estrellas no complicada por las interacciones con otras galaxias. Los estudios de UGC 4879 han revelado una cantidad significativa de formación de estrellas en los primeros 4.000 millones de años después del Big Bang, seguido de un período de calma de 9.000 millones de años tranquilos en cuanto a la formación de estrellas que terminó hace 1.000 millones de años por una más reciente re-ignición. La razón de este comportamiento, sin embargo, sigue siendo un misterio, y la galaxia solitaria sigue ofreciendo un amplio material de estudio para los astrónomos que buscan comprender los complejos misterios del nacimiento de las estrellas en el universo.

0 comentarios

vie

10

jun

2016

Dunas heladas en Marte

Fuente: NASA

 

Las dunas de arena que cubren gran parte de este terreno, que tiene grandes rocas, se extienden sobre áreas planas entre las dunas. Es finales de invierno en el hemisferio sur de Marte, y en estas dunas acaba de entrar la luz solar suficiente como para iniciar la descongelación de su cubierta estacional de dióxido de carbono.

Los puntos se forman cuando el gas de dióxido de carbono presurizado escapa a la superficie. Esta imagen fue tomada el 27 de Marzo de 2016 a las 15:31 hora local de Marte por la cámara HiRISE de la sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA.

 

0 comentarios

vie

03

jun

2016

La nave espacial juno cruza la frontera gravitatoria entre el Sol y Júpiter

Fuente: NASA

 

Desde su lanzamiento hace cinco años, ha habido tres fuerzas actuando sobre la nave espacial Juno de la NASA mientras acelera a través del sistema solar. El Sol, la Tierra y Júpiter, todos han sido influyentes - una trifecta gravitacional de clases. A veces, la Tierra estaba lo suficientemente cerca como para ser la favorita. Más recientemente, el Sol ha tenido la mayor influencia de atracción gravitatoria en la trayectoria de Juno. Hoy en día, puede informarse de que Júpiter se ha subido al asiento del conductor de la gravedad, y la nave, del tamaño de una cancha de baloncesto, no mira hacia atrás.

"Hoy en día la influencia gravitatoria de Júpiter está muy igualada con la del Sol," dijo Rick Nybakken, director del proyecto Juno en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. "A partir de mañana, y durante el resto de la misión, la gravedad de Júpiter dominará ya que los efectos de perturbación en la trayectoria, mientras que los demás cuerpos celestes se reducen ya a papeles insignificantes."

Juno fue lanzada el 5 de Agosto de 2011. El 4 de Julio de este año, se llevará a cabo una maniobra de inserción en la órbita de Júpiter - con un encendido de 35 minutos de su motor principal. Una vez en órbita, la nave espacial dará la vuelta a Júpiter 37 veces, pasando a 5.000 kilómetros por encima de las nubes más altas del planeta. Durante los sobrevuelos, Juno investigará más allá de la capa de nubes de Júpiter y estudiará sus auroras para aprender más acerca de los orígenes del planeta, su estructura, atmósfera y magnetosfera.

El nombre de Juno proviene de la mitología griega y romana. El mítico dios Júpiter dibujó un velo de nubes alrededor de sí mismo para ocultar su mal, y su esposa - la diosa Juno - era capaz de mirar a través de las nubes y revelar la verdadera naturaleza de Júpiter.

0 comentarios

mié

01

jun

2016

Lunas en formación en Saturno

Fuente: NASA

 

Las lunas de Saturno Janus y Mimas son observadas en sus órbitas silenciosas más allá de los anillos en esta imagen captada por la nave espacial Cassini de la NASA. El ansa, o borde exterior de los anillos, es visible a la izquierda. Janus parece estar colgado por encima del centro, mientras que Mimas brilla a la derecha. Debido a su forma irregular, el terminador de Janus - la línea que separa la noche del día - es irregular, mientras que el uniforme terminador de Mimas contrasta con su forma redonda y de mayor tamaño.

La imagen fue tomada en luz verde con la cámara de ángulo estrecho de Cassini el 27 de Octubre de 2015.

La vista fue obtenida a una distancia de aproximadamente 963.000 kilómetros de Janus a un ángulo de 86 grados. La escala de la imagen en Janus es de 5,8 kilómetros por píxel. La distancia a Mimas fue 1,1 millones de kilómetros, a una escala de la imagen de 6,6 kilómetros por píxel.

 

0 comentarios

dom

29

may

2016

Finaliza el primer intento de despliegue de BEAM

Fuente: NASA

 

Los esfuerzos para expandir el Bigelow Expandable Activity Module (BEAM) terminaron por el día tras varias horas de intentar introducir aire en el módulo.

Los controladores de vuelo informaron al astronauta Jeff Williams que el BEAM solo se había expandido unas pulgadas en longitud y diámetro en el momento en que la operación finalizó durante el día. NASA y Bigelow Aeroespace, fabricante del módulo expandible, están trabajando estrechamente para entender por qué el módulo no se expandió plenamente hoy como estaba previsto.

Los ingenieros se reunirán para evaluar la situación y decidir si realizan otro intento el viernes por la mañana.

 

0 comentarios

jue

26

may

2016

Las columnas de Marte: ¿Un fenómeno meteorológico?

Fuente: NASA

 

Las misteriosas nubes altas que en ocasiones han surgido repentinamente en la atmósfera de Marte podrían estar relacionadas con la meteorología espacial, según los científicos de Mars Express.

En 2012, un grupo de astrónomos aficionados fueron los primeros en advertir la presencia de un extraño penacho de nubes  despuntando por encima de la superficie de Marte a unos 250 km de altitud. El fenómeno se desarrolló en menos de diez horas, abarcando un área de 1.000 x 500 km, y permaneció visible durante unos diez días. 

Su explicación plantea problemas debido a su extrema altitud, muy superior al nivel de la atmósfera en que se cree que pueden formarse las típicas nubes heladas de dióxido de carbono y agua.

De hecho, su altitud corresponde a la ionosfera, donde la atmósfera interactúa directamente con el viento solar formado por partículas atómicas cargadas eléctricamente. 

Se ha especulado sobre las causas: circunstancias atmosféricas excepcionales, emisiones aurorales, asociaciones con anomalías locales en la corteza o el impacto de un meteoro. Sin embargo, hasta ahora no ha sido posible identificar su origen.

Lamentablemente, la nave que orbitaba Marte no estaba en la posición adecuada para ver la columna formada en 2012, pero los científicos ahora han estudiado las mediciones de plasma y viento solar recopiladas por Mars Express en aquel momento.

Así, han detectado cómo una gran “eyección de masa coronal” (CME) del Sol impactaba en la atmósfera marciana en el lugar preciso y en el momento justo.

“Al observar el plasma hemos descubierto un fenómeno meteorológico de magnitud suficiente como para afectar a Marte y que aumentase la cantidad de plasma desprendido de la atmósfera del planeta —afirma David Andrews, del Instituto Sueco de Física Espacial y principal autor del informe sobre los resultados de Mars Express—. Sin embargo, no hemos podido detectar signo alguno en la ionosfera que nos permita confirmar de manera irrefutable el origen de esta columna”.

“Uno de los problemas es que el fenómeno se vio durante el paso del día a la noche en una región conocida por los fuertes campos magnéticos de la corteza, donde sabemos que la ionosfera sufre fuertes perturbaciones, por lo que buscar señales adicionales resulta complicado”.

Para ir más allá, los científicos han tratado de localizar aquellos momentos en que estos dos fenómenos relativamente infrecuentes —el impacto de una eyección rápida y de gran envergadura en Marte, y una nube o columna— se hayan producido mismo tiempo.

También han rastreado los archivos en busca de fenómenos similares, pero son muy aislados.

Por ejemplo, el telescopio espacial Hubble observó una nube similar en mayo de 1997 y, al mismo tiempo, se registró el impacto de una eyección de masa coronal sobre la tierra.

Aunque esa eyección fue muy estudiada, carecemos de información procedente de las sondas que orbitan Marte como para juzgar el alcance de su impacto en el Planeta Rojo.

También se han detectado varias eyecciones en Marte sin que se les haya podido asociar la formación de nubes, aunque los cambios en la distancia y la visibilidad de Marte desde la Tierra hacen difícil obtener imágenes desde nuestro planeta en cualquier momento.

“Aún no estamos seguros sobre los fenómenos físicos implicados, pero dada la altitud de la columna, creemos que las interacciones de plasma han de ser importantes”, sostiene David. 

“Es posible que una eyección de masa coronal a gran velocidad provoque una fuerte perturbación en la ionosfera, lo que hará que las partículas de polvo y hielo situadas a gran altitud en la alta atmósfera se desplacen empujadas por el plasma ionosférico y los campos magnéticos, ascendiendo a altitudes aún mayores debido a su carga eléctrica”. 

“Esto podría provocar un efecto de columna lo bastante significativo como para detectarlo desde la Tierra”. 

Dmitri Titov, científico del proyecto Mars Express, añade: “Aunque las causas pueden ser diversas, si estas columnas realmente se deben a perturbaciones en el clima espacial, tendríamos nuevas pistas para comprender la forma en que Marte fue perdiendo gran parte de su atmósfera, pasando de ser un planeta cálido y húmedo al mundo frío, seco y polvoriento que es en la actualidad”. 

“Esta columna también pone de manifiesto el potencial de supervisión continua que ofrece el Planeta Rojo, tanto desde satélites en órbita como desde observatorios terrestres. Concretamente, ahora vamos a utilizar la cámara web de Mars Express para obtener una mayor cobertura del planeta”.

0 comentarios

mar

24

may

2016

Un hermoso ejemplo de ornamentación estelar

Fuente: NASA

 

En esta imagen del VLT (Very Large Telescope) de ESO, la luz de ardientes astros azules excita el gas sobrante tras la reciente formación de las estrellas. El resultado es una nebulosa de emisión sorprendentemente colorida, llamada LHA 120-N55, en la que las estrellas están adornadas con un manto de gas incandescente. Los astrónomos estudian estos hermosos alardes de belleza para conocer las condiciones que se dan en los lugares donde se desarrollan nuevas estrellas.

LHA 120-N55 o N55, como generalmente se conoce, es una brillante nube de gas que se encuentra en la Gran Nube de Magallanes (LMC, por las siglas en inglés de Large Magellanic Cloud), una galaxia satélite de la Vía Láctea situada a unos 163.000 años luz de distancia. N55 está dentro de una cáscara supergigante o superburbuja, llamada LMC 4. Las superburbujas, que a menudo alcanzan cientos de años luz de tamaño, se forman cuando los fuertes vientos de las estrellas recién nacidas y las ondas de choque de explosiones de supernova trabajan en tándem para expulsar la mayor parte del gas y del polvo que originalmente las rodearon, creando enormes cavidades en forma de burbuja.

Sin embargo, el material que se convirtió en N55 logró sobrevivir como un pequeño remanente de gas y polvo. Ahora es una nebulosa independiente dentro de la superburbuja, acompañada por un grupo de brillantes estrellas azules y blancas — conocidas como LH 72 — que también se las arregló para formarse cientos de millones de años después de los acontecimientos que originalmente dieron vida a la superburbuja. Las estrellas de LH 72 tienen unos pocos millones de años de edad, por lo que no han jugado ningún papel en la “limpieza” del espacio que rodea a N55. Más bien, se trata de una segunda generación de estrellas de la región.

El reciente surgimiento de una nueva población de estrellas también explica los sugerentes colores que rodean a las estrellas en esta imagen. La intensa luz de las potentes estrellas blanco-azuladas, hace que los átomos de hidrógeno de N55 se separen de sus electrones, provocando que, en luz visible, el gas brille con un característico color rosáceo. En las galaxias, los astrónomos reconocen esta firma dejada por el brillante gas de hidrógeno como una señal del nacimiento de estrellas.

Hasta ahora, todo parece tranquillo en la región de formación estelar de N55, pero en el futuro le aguardan grandes cambios. Dentro de varios millones de años, algunas de las estrellas masivas y brillantes de la asociación LH 72 estallarán como supernovas, dispersando el contenido de N55. De hecho, se creará una burbuja dentro de una superburbuja y, en esta región vecina a la galaxia que nos alberga, continuará el ciclo de nacimientos y muertes estelares.

Para obtener esta nueva imagen se utilizó el instrumento FORS2 (FOcal Reducer and low dispersion Spectrograph, espectrógrafo de baja dispersión y reductor focal), instalado en el VLT de ESO. Fue tomada como parte del programa Joyas Cósmicas de ESO, una iniciativa de divulgación que pretende producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo. El programa hace uso de tiempo de telescopio que no puede utilizarse para observaciones científicas. Todos los datos obtenidos también están disponibles para posibles aplicaciones científicas y se ponen a disposición de los astrónomos a través de los archivos científicos de ESO.

0 comentarios

lun

23

may

2016

New Horizons observa un objeto del Cinturón de Kuiper

Fuente: NASA

 

La nave espacial New Horizons de la NASA ha observado en dos ocasiones a 1994 JR1, un objeto del Cinturón de Kuiper (KBO) de 145 kilómetros de anchura que se encuentra en órbita a más de 5.000 millones de kilómetros del Sol. Miembros del equipo científico de la misión han utilizado estas observaciones para revelar nuevos hechos acerca de este remanente lejano del sistema solar primitivo. 

Tomadas con el instrumento LORRI el pasado 7-8 de Abril a una distancia de 111 millones de kilómetros, las imágenes rompen el propio récord de New Horizons de las imágenes más cercanas de la historia de este KBO de Noviembre de 2015, cuando New Horizons detectó a JR1 a 280 millones de kilómetros de distancia.

Simon Porter, miembro del equipo científico de New Horizons en el Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado, dijo que las observaciones contienen varias conclusiones valiosas. "La combinación de las observaciones de Noviembre de 2015 y Abril de 2016 nos permite determinar la ubicación de JR1 a 1.000 kilómetros, mucho mejor que cualquier pequeño KBO," dijo, y agregó que la órbita más precisa también permite al equipo científico disipar una teoría, que se sugirió hace varios años, que decía que JR1 es un cuasi-satélite de Plutón. 

Desde el punto de vista más cercano de las observaciones de Abril de 2016, el equipo también determinó el período de rotación del objeto, observando los cambios en la luz reflejada desde la superficie de JR1 para determinar que gira una vez cada 5,4 horas (o un día JR1). "Eso es relativamente rápido para un KBO," dijo John Spencer, miembro del equipo científico de SwRI. "Todo esto es parte de la emoción de explorar nuevos lugares y ver cosas nunca antes vistas."

Spencer añadió que estas observaciones son una buena práctica para una posible observación más cercana de unos 20 objetos más antiguos del Cinturón de Kuiper que podrían realizarse en los próximos años, si la NASA aprueba una extensión de la misión. New Horizons voló a través del sistema de Plutón el 14 de Julio de 2015, haciendo las primeras observaciones cercanas de Plutón y su familia de cinco lunas. La nave espacial está en curso para un sobrevuelo ultra cercano de otro objeto del Cinturón de Kuiper, 2014 MU69, el 1 de Enero de 2019. 

0 comentarios

dom

22

may

2016

El océano de Europa podría tener un equilibrio químico como el de la Tierra

Fuente: NASA

 

Un nuevo estudio de la NASA sugiere que el océano bajo la superficie helada de la luna Europa de Júpiter tendría el necesario equilibrio de energía química para que la vida pudiera existir allí, incluso sin actividad hidrotermal volcánica.

Se tiene el convencimiento de que Europa esconde un profundo océano de agua líquida salada debajo de su corteza helada. Si la luna joviana tiene las materias primas y la energía química en las proporciones adecuadas para apoyar la biología es un tema de interés científico. La respuesta puede depender de si Europa dispone de entornos en los que los productos químicos se cotejan en las proporciones adecuadas para alimentar los procesos biológicos. La vida en la Tierra explota dichos nichos.

En un nuevo estudio, los científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, compararon el potencial de Europa para la producción de hidrógeno y oxígeno el la de la Tierra, a través de procesos que no implican directamente el vulcanismo. El equilibrio de estos dos elementos es un indicador clave de la energía disponible para la vida. El estudio encontró que las cantidades serían comparables en escala; en ambos mundos, la producción de oxígeno es aproximadamente 10 veces mayor que la producción de hidrógeno.

El trabajo llama la atención sobre las formas en que el interior rocoso de Europa puede ser mucho más complejo y posiblemente parecido a la Tierra de lo que se suele pensar, según Steve Vance, científico planetario del JPL y autor principal del estudio. "Estamos estudiando un océano extraterrestre utilizando métodos desarrollados para comprender el movimiento de la energía y los nutrientes en los sistemas propios de la Tierra. El ciclo del oxígeno y el hidrógeno en el océano de Europa sería un factor importante para la química de ese océano y toda la vida allí, tal como lo es en la Tierra".

En última instancia, Vance y sus colegas quieren entender también el ciclo de los otros elementos importantes de la vida en el océano: carbono, nitrógeno, fósforo y azufre.

Como parte de su estudio, los investigadores calcularon la cantidad de hidrógeno que podría producirse en el océano de Europa a medida que el agua de mar reacciona con la roca, en un proceso llamado serpentinización. En este proceso, el agua se filtra en los espacios entre granos minerales y reacciona con la roca para formar nuevos minerales, liberando hidrógeno en el proceso. Los investigadores examinaron cómo se abrirían las grietas en el fondo marino de Europa, mientras el interior rocoso de la luna sigue enfriándose tras miles de millones de años de formación. Nuevas grietas exponen roca fresca al agua de mar, donde más reacciones que producen hidrógeno pueden tener lugar.

En la corteza oceánica de la Tierra, se cree que este tipo de fracturas penetra a una profundidad de 5 a 6 kilómetros. En la actual Europa, los investigadores esperan que el agua podría llegar a una profundidad de 25 kilómetros en el interior rocoso, propiciando estas reacciones químicas clave a lo largo de una fracción más profunda de fondo marino de Europa.

La otra mitad de la ecuación química de Europa de vida a través de la energía química estaría a cargo de los oxidantes - oxígeno y otros compuestos que puedan reaccionar con el hidrógeno - siendo sometidos a ciclos en el océano de Europa desde la superficie helada anteriormente. Europa está bañado por la radiación de Júpiter, que divide las moléculas de hielo de agua para crear estos materiales. Los científicos han deducido que la superficie de Europa se cicla de nuevo en su interior, lo que podría llevar a los oxidantes al océano.

"Los oxidantes del hielo son como el terminal positivo de la batería, y los productos químicos desde el fondo del mar, llamados reductores, son como el terminal negativo. Sea o no la vida y los procesos biológicos lo que completa el circuito es parte de lo que motiva nuestra exploración de Europa ", dijo Kevin Hand, científico planetario del JPL, y co-autor del estudio.

La rocosa luna joviana vecina de Europa, Io, es el cuerpo con mayor actividad volcánica en el sistema solar, debido al calor producido por el estiramiento y los efectos de la gravedad de Júpiter a medida que orbita el planeta. Los científicos han considerado durante mucho tiempo que es posible que Europa también pueda tener actividad volcánica, así como fuentes hidrotermales, donde el agua caliente cargada de minerales emergería del fondo del mar.

Según Vance, los investigadores especularon con anterioridad que el vulcanismo es de suma importancia para la creación de un entorno habitable en el océano de Europa. Si dicha actividad no está ocurriendo en su interior rocoso, según se piensa, el gran flujo de oxidantes de la superficie del océano sería demasiado ácido y tóxico para la vida. "Pero en realidad, si la roca es fría, es más fácil que se fracture. Esto permite que una enorme cantidad de hidrógeno que se produce por serpentinización equilibre los oxidantes en una proporción comparable a la de los océanos de la Tierra", concluyó Vance.

0 comentarios

vie

20

may

2016

Lanzado el último par de CubeSats desde la ISS

Fuente: NASA

 

El último par de Cubesats fue eyectado desde la Estación Espacial Internacional este miércoles. Dentro del laboratorio orbital, los residentes de la Estación continuaron con más investigaciones de los huesos y músculos de roedores, y comprobaron microbios y limpiaron los ventiladores.

Un total de 17 Cubesats han sido liberados desde el lunes desde un pequeño lanzador de satélites en la esclusa del módulo Kibo. El conjunto de Cubesats desplegados, proporcionará observaciones de la Tierra, mejorará el seguimiento de barcos comerciales y proporcionará los datos del tiempo en los mares de la Tierra.

Además de todo estos, la ciencia ha seguido en la ISS. Los astronautas llevaron a cabo mediciones de la densidad ósea en ratones que están siendo monitoreados como parte del estudio Rodent Research-3. El experimento está investigando la pérdida de masa ósea y muscular que tiene lugar en el espacio y está explorando un anticuerpo para prevenir la debilidad músculo esquelética para beneficiar a los astronautas y la gente en la Tierra.

Los tripulantes, también recogieron muestras y analizaron las superficies de la Estación en busca de microbios para vigilar y proteger el medio ambiente del laboratorio orbital. Los ventiladores en el módulo Destiny también fueron inspeccionados y limpiados para mantener el aire limpio y fluido de manera segura.

0 comentarios

jue

12

may

2016

La cápsula dragón ameriza en el Océano Pacífico

Fuente: NASA

 

11.05.16.- La cápsula Dragón de SpaceX Dragón amerizó en el Océano Pacífico el miércoles 11 de Mayo a las 18:51 GMT, a unos 420 kilómetros al suroeste de Long Beach, California, con más de 1.670 kg  de carga procedente de la Estación Espacial Internacional. Entre la carga hay muestras de experimentos de ciencia y tecnología de la NASA.

La nave espacial Dragón será recogida por un barco y posteriormente trasladada a la NASA, y luego se preparará para su envío al laboratorio de ensayos de SpaceX en McGregor, Texas, para su procesamiento.

Una variedad de estudios de biología y tecnología realizados en el entorno de microgravedad único de la Estación Espacial regresaron a bordo de la nave espacial de reabastecimiento comercial, incluyendo la investigación en el floreciente campo de la nanotecnología. El estudio de la difusión de microcanales, por ejemplo, estudió la forma en que las micropartículas interactúan entre sí y con su canal de distribución en ausencia de fuerzas gravitatorias. En este laboratorio único en su tipo, los investigadores fueron capaces de observar comportamientos a escalas nanométricas un poco más grandes - estos resultados podría tener implicaciones en los avances en la filtración de partículas, tecnologías de exploración espacial y la administración de fármacos.

La nave también trajo de regreso a la Tierra el último lote de muestras de investigación humana de la misión de un año de duración del ya ex astronauta de la NASA Scott J. Kelly. Las muestras adicionales tomadas en Tierra, mientras Kelly sigue apoyando estos estudios, proporcionarán una visión relevante para el viaje de la NASA a Marte mientras la NASA aprende más acerca de cómo el cuerpo humano se adapta a la ingravidez, el aislamiento, la radiación y la tensión de los vuelos espaciales de larga duración.

El traje espacial usado por el astronauta Tim Kopra durante un paseo espacial en Enero también fue devuelto para un análisis adicional por los ingenieros en tierra, mientras la NASA continúa investigando la causa que provocó que apareciese una pequeña burbuja de agua dentro del casco de Kopra durante el paseo espacial, obligándole a finalizarlo antes de lo previsto.

Actualmente, Dragón es la única nave espacial de reabastecimiento a la ISS capaz de devolver una cantidad significativa de la carga a la Tierra. La nave despegó desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida el 8 de Abril y llegó a la Estación Espacial el 10 de Abril, llevando más de tres toneladas de carga y suministros científicos durante la octava misión de reabastecimiento comercial contratada por la NASA a la compañía.

La Estación Espacial Internacional es una convergencia de ciencia, tecnología e innovación natural que muestra las nuevas tecnologías y hace avances en la investigación que no son posibles en la Tierra. La Estación Espacial ha permanecido ocupada de manera continua desde Noviembre de 2000. Desde ese momento, más de 200 personas y una variedad de naves espaciales y comerciales internacionales han visitado el laboratorio orbital. La Estación Espacial sigue siendo el trampolín para el próximo gran salto de la NASA en la exploración, incluyendo futuras misiones a un asteroide y Marte.

0 comentarios

mié

11

may

2016

La misión Kepler de la NASA anuncia la mayor colección de planetas jamás descubiertos

Fuente: NASA

 

La misión Kepler de la NASA ha descubierto 1.284 nuevos planetas - el mayor hallazgo de planetas hasta la fecha. "Este anuncio dobla el número de planetas confirmados por Kepler", dijo Ellen Stofan, jefe científico de la NASA en Washington. "Esto nos da esperanzas de que en algún lugar, alrededor de una estrella muy parecida a la nuestra, eventualmente podamos descubrir otra Tierra."

El análisis se realizó en base al catálogo de Kepler de Julio de 2015, que identificó 4.302 planetas potenciales. Para 1.284 de los candidatos, la probabilidad de ser un planeta es mayor del 99 por ciento - el mínimo requerido para ganar el status de planeta. 1.327 candidatos adicionales son más propensos a no ser planetas reales, porque no cumplen con el 99 por ciento de requerimientos para ser "planeta" y requerirán un estudio adicional. Los restantes 707 son más propensos a ser algún otro fenómenos astrofísico. Este análisis también validó 984 candidatos verificados previamente por otras técnicas.

"Antes de que el telescopio espacial Kepler fuese lanzado, no sabíamos si los exoplanetas eran raros o comunes en la galaxia. Gracias a Kepler y la comunidad de investigación, ahora sabemos que podría haber más planetas que estrellas", dijo Paul Hertz, director de la División de Astrofísica en la sede central de la NASA. " Este hallazgo demuestra que van a ser necesarias nuevas misiones en el futuro para ver si estamos solos en el universo."

Kepler capta las señales discretas de planetas distantes - disminuciones en el brillo que se producen cuando los planetas pasan por delante o de transitan sus estrellas - al igual que el 9 de Mayo Mercurio realizó un tránsito de nuestro Sol. Desde el descubrimiento de los primeros planetas fuera de nuestro Sistema Solar, hace más de dos décadas, los investigadores han recurrido a un laborioso, uno por uno proceso de verificación de los presuntos planetas.

Este último anuncio, sin embargo, se basa en un método de análisis estadístico que se puede aplicar a muchos planetas candidatos simultáneamente. Timoteo Morton, investigador asociado de investigación en la Universidad de Princeton en Nueva Jersey y autor principal del artículo científico publicado en la revista The Astrophysical Journal, emplea una técnica para asignar a cada candidato Kepler un porcentaje de probabilidad de convertirse en planeta.

"Los candidatos a planeta se pueden comparar como migas de pan," dijo Morton. "Si deja caer algunas migajas grandes en el suelo, puede recogerlas una a una. Pero, si se derrama una bolsa entera de pequeñas migajas, necesitar una escoba. Este análisis estadístico es nuestra escoba ".

Del conjunto de planetas validado recientemente, casi 550 podrían ser planetas rocosos como la Tierra, en función de su tamaño. Nueve de ellos orbitan en la zona habitable de su sol, que es la distancia desde la estrella donde los planetas que orbitan pueden tener temperaturas en la superficie que permiten que el agua sea líquida, y por tanto, albergar vida. Con la incorporación de estos nueve, ahora se sabe que 21 exoplanetas son miembros de este grupo exclusivo.

De los cerca de 5.000 candidatos totales a planeta encontrados hasta la fecha, más de 3.200 han sido ya verificados, y 2.325 de ellos fueron descubiertos por Kepler. Lanzado en marzo de 2009, Kepler es la primera misión de la NASA diseñada para encontrar planetas potencialmente habitables del tamaño de la Tierra. Durante cuatro años, Kepler ha vigilado 150.000 estrellas en un solo trozo de cielo. En 2018, el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS), de la NASA utilizará el mismo método para controlar 200.000 estrellas cercanas brillantes y buscar planetas, centrándose en Tierras y planetas Súper-Tierras.

 

0 comentarios

dom

08

may

2016

El primer modelo topográfico global de Mercurio

Fuente: NASA

 

La misión MESSENGER de la NASA ha dado a conocer el primer modelo de elevación digital global (DEM) de Mercurio, revelando con un detalle sorprendente la topografía en todo el planeta más interior y allanando el camino a los científicos para caracterizar completamente la historia geológica de Mercurio.

Con esta 15ª y última publicación de datos importante, la misión MESSENGER ha compartido más de 10 terabytes de datos científicos de Mercurio, incluyendo cerca de 300.000 imágenes, millones de espectros, y numerosos mapas, junto con herramientas interactivas que permiten al público explorar esos datos.

"La riqueza de estos datos, es mucho mayor por la extensión de la misión de un año principal de MESSENGER a más de cuatro años, lo que ha permitido y seguirá permitiendo realizar emocionantes descubrimientos científicos sobre Mercurio en las próximas décadas", dijo Susan Ensor, ingeniero de software en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins (APL), en Laurel, Maryland. Durante los últimos nueve años, Ensor ha dirigido el Centro de Operaciones Científicas de MESSENGER, que supervisa la recopilación de datos.

El nuevo modelo global complementa un producto más antiguo publicado por MESSENGER, el mapa de la topografía derivado de las mediciones anteriores por el Altímetro Láser de Mercurio (MLA). Debido a la órbita altamente excéntrica de la nave espacial, el eje de acción fue capaz de hacer mediciones primarias sólo en la región del hemisferio norte casi ecuatorial de Mercurio, dejando la topografía de la mayor parte del hemisferio sur en gran parte desconocido, hasta ahora.

Este nuevo modelo revela una variedad de interesantes características topográficas, incluyendo los puntos más altos y más bajos en el planeta. La elevación más alta en Mercurio está en 4,48 kilómetros sobre la elevación media de Mercurio, y se encuentra justo al sur del ecuador en algunos de los terrenos más antiguos del planeta. La elevación más baja, a 5,38 kilómetros por debajo de la media de Mercurio, se encuentra en el suelo de la cuenca de Rachmaninoff, una cuenca de impacto de doble anillo donde se sospecha que alberga algunos de los más recientes depósitos volcánicos del planeta.

Más de 100.000 imágenes fueron utilizadas para crear el nuevo modelo. Durante la fase orbital de la misión MESSENGER, las imágenes fueron adquiridas con una gran variedad de geometrías de visión y condiciones de iluminación, lo que permitió determinar la topografía a través de la superficie de Mercurio.

Este nuevo mapa proporciona una visión sin precedentes de la región cercana al polo norte de Mercurio.

"MESSENGER había descubierto previamente que la actividad volcánica en el pasado había sepultado esta porción del planeta por debajo de extensas lavas, a más de una milla de profundidad en algunas zonas y que cubre un área extensa equivalente a aproximadamente el 60 por ciento de la parte continental de Estados Unidos", dijo Nancy Chabot, de APL y científica del Sistema de Imagen Dual de Mercurio (IDM).

Sin embargo, ya que esta región está cerca del polo norte de Mercurio, el Sol siempre está bajo en el horizonte, lanzando muchas largas sombras sobre la escena que puede oscurecer las características de color de las rocas. En consecuencia, MDIS capturó cuidadosamente las imágenes de esta parte del planeta, cuando las sombras se reducen al mínimo a través de cinco filtros de color de banda estrecha diferentes. Las llanuras volcánicas del norte de Mercurio se revelan en color llamativo, tal y como se muestra en la imagen.

"Esto se ha convertido en uno de mis mapas favoritos de Mercurio", agregó Chabot. "Ahora que está disponible, estoy deseando que se utilice para investigar este épico caso volcánico que dio forma a la superficie de Mercurio."

Aunque las operaciones orbitales de MESSENGER terminaron hace aproximadamente un año, la publicación de datos de hoy en día es uno de los hitos más importantes para el proyecto. El archivado de los extensos conjuntos de datos de MESSENGER en el Sistema de Datos Planetarios de la NASA es un legado duradero de la misión.

Durante sus cuatro años de observaciones orbitales, MESSENGER ha revelado las características globales de uno de nuestros vecinos planetarios más cercanos, por primera vez. Los científicos e ingenieros de MESSENGER esperan que los datos de la misión sigan siendo utilizados por la comunidad científica planetaria en los próximos años, no sólo para el estudio de la naturaleza del planeta más interior, sino para abordar cuestiones más amplias sobre la formación y evolución de Mercurio de manera más general.

 

Foto: Una vista de las llanuras volcánicas del norte de Mercurio se muestra en color mejorado para resaltar los diferentes tipos de rocas en la superficie del planeta.
Image Credit: NASA/JHUAPL/Carnegie Institution of Washington

0 comentarios

jue

05

may

2016

Nuevos descubrimientos sobre los volcanes bajo el hielo en el antiguo Marte

Fuente: NASA

 

La sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter, MRO, de la NASA ha encontrado nuevas pruebas que sugieren que volcanes entraron en erupción por debajo de una capa de hielo en Marte hace miles de millones de años, lejos de cualquier capa de hielo en el Planeta Rojo hoy en día.

La investigación sobre estos volcanes ayuda a mostrar que hubo gran cantidad de hielo en el antiguo Marte. También añade información acerca de una combinación de calor y humedad ambiente, lo que podría haber proporcionado condiciones favorables para la vida microbiana.

Sheridan Ackiss de la Universidad de Purdue, West Lafayette, Indiana, y sus colaboradores utilizaron el espectrómetro de mapeo de minerales del orbitador para investigar la composición de la superficie en una región de extraña textura del sur de Marte llamada "Sisyphi Montes." La región está salpicada de montañas de cima plana. Otros investigadores observaron previamente la similitud de estas cúpulas en la forma con volcanes de la Tierra que entraron en erupción debajo del hielo.

"Las rocas cuentan historias. El estudio de las rocas puede mostrar cómo se formó el volcán o la forma en que se cambió con el tiempo," dijo Ackiss. "Yo quería aprender lo que la historia de las rocas en estos volcanes estaban diciendo."

Cuando un volcán en erupción comienza por debajo de una capa de hielo en la Tierra, el vapor generado rápidamente por lo general conduce a explosiones que perforan a través del hielo e impulsan las cenizas hacia el cielo. Por ejemplo, la erupción en el 2010 de la capa de hielo del volcán Eyjafjallajökull en Islandia arrojó ceniza que interrumpió el tráfico aéreo en toda Europa durante casi una semana.

Minerales característicos resultantes de dicha actividad volcánica subglacial en la Tierra incluyen zeolitas, sulfatos y arcillas. Estas son sólo lo que la nueva investigación ha detectado en algunas montañas de cima plana en la región Sisyphi Montes en Marte, examinados con el espectrómetro CRISM de la MRO proporcionando una resolución de unos 18 metros por píxel. "No hubiéramos podido hacer esto sin la alta resolución de CRISM," dijo Ackiss.

La región Sisyphi Montes se extiende desde cerca de 55 grados a 75 grados de latitud sur. Algunos de los sitios que tienen formas y composiciones consistentes con las erupciones volcánicas debajo de una capa de hielo están a unos 1.600 kilómetros de la capa de hielo del polo sur del Marte actual. La capa tiene ahora un diámetro de alrededor de unos 350 kilómetros.

0 comentarios

mar

03

may

2016

Descubren tres mundos potencialmente habitables alrededor de una estrella enana ultrafría cercana

Fuente: NASA

 

Utilizando el telescopio TRAPPIST, instalado en el Observatorio La Silla de ESO, un equipo de astrónomos ha descubierto tres planetas orbitando a una estrella enana ultrafría a tan solo 40 años luz de la Tierra. Estos mundos tienen tamaños y temperaturas similares a las de Venus y la Tierra y son los mejores objetivos encontrados hasta ahora para la búsqueda de vida fuera del Sistema Solar. Son los primeros planetas descubiertos alrededor de una estrella tan pequeña y débil.

Un equipo de astrónomos dirigido por Michaël Gillon, del Instituto de Astrofísica y Geofísica de la Universidad de Lieja (Bélgica), ha utilizado el telescopio belga TRAPPIST para observar la estrella 2MASS J23062928-0502285, ahora también conocida como TRAPPIST-1. Descubrieron que esta estrella débil y fría se desvanecía ligeramente a intervalos regulares, indicando que varios objetos pasaban entre la estrella y la Tierra. Un análisis detallado mostró la presencia de tres planetas con tamaños similares al de la Tierra.

TRAPPIST-1 es una estrella enana ultrafría —mucho más fría y más roja que el Sol y apenas más grande que Júpiter—. Este tipo de estrellas son muy comunes en la Vía Láctea y muy longevas, pero esta es la primera vez que se han encontrado planetas alrededor de una de ellas. A pesar de estar tan cerca de la Tierra, esta estrella es demasiado débil y demasiado roja para poder verla a simple vista o incluso con un telescopio de aficionado de gran tamaño. Se encuentra en la constelación de Acuario (El aguador).

Emmanuël Jehin, coautor del nuevo estudio, está entusiasmado: "realmente se trata de un cambio de paradigma con respecto a qué camino seguir en nuestra búsqueda de planetas y de vida en el universo. Hasta ahora, la existencia de estos “mundos rojos” orbitando alrededor de estrellas enanas ultra frías era puramente teórica, pero ahora tenemos, no un solitario planeta alrededor de una estrella roja débil, ¡sino un sistema completo de tres planetas!".

Michaël Gillon, autor principal del artículo que presenta el descubrimiento, explica el significado de los nuevos hallazgos: "¿Por qué estamos tratando de detectar planetas como la Tierra alrededor de estrellas más pequeñas y más frías en las vecindades del Sistema Solar? La razón es simple: con la tecnología actual, los sistemas alrededor de estas pequeñas estrellas son los únicos lugares donde podemos detectar vida en un exoplaneta del tamaño de la Tierra. Así que, si queremos encontrar vida en otros lugares del universo, ahí es donde debemos comenzar a buscar".

Los astrónomos buscarán señales de vida estudiando el efecto que tiene la atmósfera de un planeta en tránsito sobre la luz que llega a la Tierra. Para la mayor parte de los planetas del tamaño de la Tierra que orbitan estrellas, este pequeño efecto se ve saturado por la brillantez de la luz de la estrella. Sólo en el caso de estrellas enanas rojas ultrafrías y débiles — como TRAPPIST-1 — este efecto es lo suficientemente grande como para ser detectado.

Observaciones de seguimiento llevadas a cabo con telescopios más grandes, incluyendo el instrumento HAWK-I, instalado en el VLT (Very Large Telescope) de 8 metros de ESO, en Chile, han demostrado que los planetas que orbitan a TRAPPIST-1 tienen tamaños muy similares al de la Tierra. Dos de los planetas tienen períodos orbitales de cerca de 1,5 y 2,4 días respectivamente, y el tercer planeta tiene un período no tan bien determinado, en un rango de entre 4,5 y 73 días.

“Con períodos orbitales tan cortos, los planetas están entre 20 y 100 veces más cerca de su estrella que la Tierra del Sol. La estructura de este sistema planetario es mucho más similar en escala al sistema de lunas de Júpiter que al del Sistema Solar”, explica Michaël Gillon.

Aunque orbitan muy cerca de su estrella enana anfitriona, los dos planetas interiores sólo reciben cuatro y dos veces, respectivamente, la cantidad de radiación recibida por la Tierra, ya que su estrella es mucho más débil que el Sol. Esto los coloca en una posición más cercana a la estrella que la zona de habitabilidad de este sistema, aunque es posible que posean regiones habitables en sus superficies. El tercer planeta es exterior y todavía no se conoce muy bien su órbita, pero probablemente reciba menos radiación que la Tierra, aunque tal vez sea suficiente como para encontrarse dentro de la zona de habitabilidad.

"Gracias a varios telescopios gigantes actualmente en construcción, incluyendo el E-ELT de ESO y el James Webb Space Telescope de la NASA/ESA/CSA (cuyo lanzamiento se prevé para el 2018), pronto seremos capaces de estudiar la composición de la atmósfera de estos planetas y explorarlas, primero en busca de agua y, luego, en busca de trazas de actividad biológica. Es un paso de gigante en la búsqueda de vida en el universo", concluye Julien de Wit, coautor del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) en Estados Unidos.

Este trabajo abre una nueva vía para la caza de exoplanetas, ya que alrededor del 15% de las estrellas cercanas al Sol son estrellas enanas ultrafrías y también sirve para poner de manifiesto que la búsqueda de exoplanetas ha entrado en el reino de los “primos” potencialmente habitables de la Tierra. El sondeo TRAPPIST es un prototipo para un proyecto más ambicioso llamado SPECULOOS que se instalará en el Observatorio Paranal de ESO.

0 comentarios

dom

01

may

2016

Como se formaron los remolinos lunares

Fuente: NASA

 

Una poderosa combinación de observaciones y simulaciones por ordenador está proporcionando nuevas pistas sobre cómo la Luna consiguió sus misteriosos "tatuajes" – patrones de luz arremolinados y oscuros encontrados en más de un centenar de ubicaciones distintas a través de la superficie lunar.

“Estos patrones, llamados ‘remolinos lunares’, parecen estar casi pintados en la superficie de la Luna”, dijo John Keller del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt Maryland. “Son únicos; sólo hemos visto estas características en la Luna, y su orígene sigue siendo un misterio desde su descubrimiento”.  Keller es científico de la misión LRO, que hizo las observaciones.

Los remolinos lunares pueden tener decenas de millas de anchura y aparecen en grupos o como una característica aislada. Observaciones previas dejaron dos pistas significativas sobre su formación: En primer lugar, aparecen donde antiguos pedazos de campo magnético están insertados en la superficie lunar (aunque no todos los campos magnéticos ‘fósiles’ en la Luna tiene remolinos lunares). En segundo lugar, las áreas brillantes en los remolinos aparentan estar menos desgastadas que sus alrededores. El ambiente espacial es duro, muchas cosas pueden hacer que un material expuesto al espacio cambie químicamente y se oscurezca con el tiempo, incluyendo impactos de microscópicos meteoritos y el efecto del viento solar.

Estas pistas llevaron a tres prominentes teorías sobre cómo se formaron los remolinos lunares. Los remolinos y los campos magnéticos podrían haberse formado de material eyectado de impactos de cometas. Por otra parte, tal vez cuando las partículas de polvo fueron levantadas por los impactos de micrometeoritos, un campo magnético existente sobre los remolinos los ordenó de acuerdo a su susceptibilidad al magnetismo, formando patrones claros y oscuros con diferentes composiciones. Por último, como las partículas en el viento solar (electrones e iones) están cargadas eléctricamente, responden a las fuerzas magnéticas. Tal vez los campos magnéticos protegen a la superficie del desgaste del viento solar.

En una nueva investigación, equipos de científicos crearon modelos informáticos que proporcionaron nuevos conocimientos sobre cómo la hipótesis del escudo magnético podría trabajar. “El problema con la idea del escudo magnético es que los campos magnéticos insertados en la Luna son muy débiles – alrededor de 300 veces más débiles que los de la Tierra”, dijo Bill Farrell, científico de la NASA en Goddard. “Es difícil ver cómo tendrían la fuerza para desviar los iones del viento solar".

Los nuevos modelos revelan que el campo magnético puede crear un fuerte campo eléctrico cuando el viento solar intenta atravesarlo. Es este músculo eléctrico de varios cientos de voltios lo que podría desviar y aminorar la velocidad de las partículas del viento solar. Esto reduciría el desgaste causado por el viento solar, dejando las regiones brillantes sobre un área protegida.

Las nuevas observaciones de LRO parecen proporcionar apoyo a la teoría de los campos magnéticos, pero no descartan las otras ideas. “Hasta que alguien haga las medidas en la superficie lunar no tendremos una respuesta definitiva, pero las nuevas observaciones que analizan los remolinos en luz ultravioleta y en el ultravioleta lejano son consistentes con las observaciones anteriores que indican que los remolinos están menos desgastados que sus alrededores”, concluye Keller.

0 comentarios

mar

26

abr

2016

Los anillos entrecruzados de Saturno

Fuente: NASA

 

A primera vista, los anillos de Saturno parecen cruzarse a sí mismos de una manera imposible. En realidad, este punto de vista muestra los anillos enfrente del planeta, sobre la cual se moldea la sombra de los anillos. Y como el anillo A y la División de Cassini, que aparecen en primer plano, no son totalmente opacos, el disco de Saturno y esas sombras de los anillos se pueden ver directamente a través de los propios anillos.

Los anillos de Saturno tienen estructuras complejas y detalladas, muchas de las cuales se pueden ver aquí. En algunos casos, se conocen las razones de los espacios y los rizos; por ejemplo, Pan (28 kilómetros de diámetro) - visto aquí cerca del centro de la imagen - mantiene abierta la División de Encke. Pero en otros casos, el origen y la naturaleza de los espacios y los rizos son aún poco conocida.

Esta vista se dirige hacia el lado iluminado de los anillos desde unos 14 grados por encima del plano de los anillos. La imagen fue tomada en luz visible con la cámara de ángulo estrecho de Cassini el 11 de Febrero de 2016.

La imagen fue obtenida a una distancia de aproximadamente 1,9 millones de kilómetros de Pan. La escala de la imagen es de 10 kilómetros por píxel.

0 comentarios

lun

25

abr

2016

Más ojos para proteger la Tierra

Fuente: ESA

 

La constelación Copernicus de la ESA va a tener un nuevo integrante el día 22, cuando el satélite Sentinel-1B sea lanzado desde el puerto espacial de Kourou (Guayana Francesa) a bordo de un cohete Soyuz. Este nuevo miembro de la familia complementará a Sentinel-1A, el primero del programa en ser colocado en órbita, y proporcionará una cobertura mucho más completa de nuestro planeta.

Los dos satélites son idénticos y destacan por incorporar un instrumento de radar de última generación, el SAR (Radar de Apertura Sintética en banda C), que mejora la resolución y el rendimiento de otros sistemas de este tipo en las misiones ERS-1, ERS-2 y Envisat. Su objetivo es obtener imágenes de la superficie de la Tierra en cualquier condición climática, y tanto de día como de noche.

Para garantizar esa cobertura completa de nuestro planeta, Sentinel-1B va a seguir la misma órbita que Sentinel -1A, pero separados por 180º. De esta forma, reducen la frecuencia de revisitado global de los doce días de Sentinel-1A a seis, ya que Sentinel-1B complementará su cobertura. Además, pueden enviar sus datos con mayor rapidez al segmento terreno de Copernicus, lo que resultará de gran utilidad en las respuestas de los servicios de emergencia en catástrofes naturales y crisis humanitarias. 

En esa transmisión más rápida y eficaz de datos, Sentinel-1B también incluye un láser para enviar información a la constelación EDRS (European Data Relay System) de satélites geoestacionarios, cuyo objetivo es formar una autopista espacial de datos en la que su envío y recepción sean continuos, sin interrupciones. 

Sin embargo, Sentinel-1B tiene, como misión principal, la observación de los usos de la tierra y de los océanos para cartografiar la extensión de la cobertura de hielo marino, en general, y del Ártico, en particular, vigilar el medioambiente marino, realizar seguimiento del tráfico marítimo y monitorizar la gestión del suelo, el agua y la masa forestal del planeta.

Los satélites Sentinel, son los integrantes del programa Copernicus de la Comisión Europea y la ESA, una iniciativa para la observación y la monitorización de la tierra y los océanos. La agencia espacial europea ha desarrollado esta familia de satélites para proporcionar los datos que Copernicus necesita para operar, y cada par de satélites se dedica a un propósito concreto. 

La constelación Sentinel-1 ofrecerá, por ejemplo, imágenes en radar de la superficie terrestre en cualquier condición de iluminación y meteorológica. De este modo, puede ofrecer información constante de la evolución de las placas de hielo marinas o de incendios forestales. 

0 comentarios

vie

22

abr

2016

Los "Halos" de los cráteres de Plutón

Fuente: NASA

 

Dentro de la región informalmente llamada Vega Terra de Plutón hay un campo de cráteres llamativos que se parece a un racimo de halos luminosos dispersos a través de un paisaje oscuro.

La región está lejos al oeste del hemisferio captado por la nave espacial New Horizons de la NASA vista durante la aproximación cercana del verano pasado. La imagen captada aquí - en blanco y negro - muestra varias docenas de cráteres con halos. El cráter más grande, en la parte inferior derecha, mide aproximadamente 50 kilómetros de ancho. Las brillantes paredes y los bordes de los cráteres destacan de sus suelos oscuros y el terreno circundante, creando el efecto de halo.

En la imagen inferior de la parte izquierda, los datos de composición recogidos por el instrumento LEISA de New Horizons, indican una conexión entre los halos brillantes y la distribución del hielo de metano, que se muestra en color falso como púrpura. El suelo y el terreno entre los cráteres muestra signos de hielo de agua, coloreados en azul.

Saber exactamente por qué el brillante hielo de metano se asienta en estos bordes de los cráteres y las paredes es un misterio; también es desconcertante por qué este mismo efecto no se produce ampliamente a través de Plutón.

0 comentarios

jue

21

abr

2016

Descubren un objeto solitario de masa planetaria en una familia de estrellas

Fuente: NASA

 

En 2011, los astrónomos anunciaron que nuestra galaxia probablemente esté llena de planetas que flotan libremente. De hecho, estos mundos solitarios, que se asientan en silencio en la oscuridad del espacio sin ningún tipo de planetas acompañantes podrían superar en número a las estrellas de nuestra galaxia, la Vía Láctea. El sorprendente descubrimiento plantea la cuestión: ¿De dónde salieron estos objetos y de donde proceden? ¿Son planetas que fueron expulsados de los sistemas solares, o son en realidad estrellas de peso ligero llamadas enanas marrones que se formaron solas en el espacio como las estrellas?

Un nuevo estudio usando datos del observatorio WISE, y el Sky Survey Micron All Dos o 2MASS, proporciona nuevas pistas en este misterio de proporciones galácticas. Los científicos han identificado un objeto de masa planetaria que flota libremente dentro de una familia joven estrellas, llamada la asociación TW Hydrae. El objeto recién descubierto, denominado J114724.10-204021.3 WISEA, o simplemente WISEA 1147, para abreviar, se estima que tiene aproximadamente entre 5 y 10 veces la masa de Júpiter.

WISEA 1147 es uno de los pocos mundos que flotan libremente donde los astrónomos pueden comenzar a apuntar a sus probables orígenes como una enana marrón y no un planeta. Debido a que se descubrió que el objeto era un miembro de la familia de estrellas muy jóvenes TW Hydrae, los astrónomos saben que también es muy joven  - sólo 10 millones de años. Y debido a que los planetas requieren por lo menos 10 millones de años para formarse, y probablemente más tiempo para conseguir por sí mismos ser expulsado de un sistema de estrellas, WISEA 1147 es probablemente una enana marrón. Las enanas marrones se forman como estrellas, pero carecen de masa para fusionar átomos en sus núcleos y brillar con la luz de las estrellas.

"Con el monitoreo continuo, puede ser posible rastrear la historia de WISEA 1147 para confirmar si se formó o no de manera aislada", dijo Adam Schneider, de la Universidad de Toledo en Ohio, autor principal de un nuevo estudio aceptado para su publicación en The Astrophysical Journal.

De los miles de millones de mundos posibles que flotan libremente y que se piensa que pueblan nuestra galaxia, algunos pueden ser enanas marrones de masa muy baja, mientras que otros pueden ser de hecho planetas, expulsados de los sistemas solares nacientes. En este punto, sigue siendo desconocida la fracción de cada población. Sobre el origen de los mundos que flotan libremente, y determinar si son planetas o enanas marrones, es una tarea difícil, precisamente porque están muy aislados.

"Estamos en el comienzo de lo que se convertirá en un campo caliente - se trata de determinar la naturaleza de la población que flota libremente y cuántos son planetas frente a enanas marrones", dijo Davy Kirkpatrick co-autor del estudio IPAC, en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena.

Los astrónomos encontraron a WISEA 1147 por filtrado a través de imágenes tomadas de todo el cielo por WISE, en 2010, y 2MASS, alrededor de una década antes. Estaban buscando enanas marrones jóvenes cercanas. Una forma de saber si algo se encuentra en las proximidades es comprobar para ver si se ha movido significativamente en relación con otras estrellas en el tiempo. Cuanto más cerca esté un objeto, más va a parecer que se mueve en un contexto de estrellas más distantes. Mediante el análisis de los datos de ambos estudios del cielo tomados con casi 10 años de diferencia, los objetos cercanos saltan a la vista.

La búsqueda de objetos de baja masa y enanas marrones también es muy adecuado para WISE y 2MASS, los cuales detectan la luz infrarroja. Las enanas marrones no son lo suficientemente brillantes como para ser vistas con telescopios de luz visible, pero sus firmas de calor se iluminan cuando se ven en las imágenes infrarrojas.

La enana marrón WISEA 1147 fue brillantemente "roja" en las imágenes de 2MASS (donde el color rojo había sido asignado a longitudes de onda más infrarrojas), lo que significa que es polvorienta y joven. "Las características de ésta gritaban, 'Soy una joven enana marrón'", dijo Schneider.

Después de más análisis, los astrónomos se dieron cuenta de que este objeto pertenece a la asociación TW Hydrae, que está a unos 150 años luz de la Tierra y sólo tiene unos 10 millones de años. Eso convierte a WISEA 1147, con una masa de entre aproximadamente 5 y 10 veces la de Júpiter, en una de las enanas marrones más jóvenes y de menor masa que se han encontrado.

Curiosamente, un segundo miembro de baja masa, muy similar a la asociación TW Hydrae se anunció pocos días después (2MASS 1119-1111) por un grupo independiente dirigido por Kendra Kellogg de la Universidad de Western Ontario, Canadá.

Otra razón por la que los astrónomos quieren estudiar estos mundos aislados es que se parecen a los planetas, pero son más fáciles de estudiar. Planetas alrededor de otras estrellas, llamados exoplanetas, apenas son perceptibles al lado de sus estrellas brillantes. Mediante el estudio de los objetos como WISEA 1147, que no tiene ninguna estrella madre, los astrónomos pueden aprender más acerca de sus composiciones y los patrones climáticos.

"Podemos entender mejor los exoplanetas mediante el estudio de las jóvenes y brillantes enanas marrones de baja masa", dijo Schneider. "En este momento, estamos en el régimen de los exoplanetas".

0 comentarios

mié

20

abr

2016

Cráteres brillantes en Ceres

Fuente: NASA

 

La misión Dawn de la NASA ha captado nuevas imágenes de los cráteres brillantes en la superficie del planeta enano Ceres.

En su órbita de mapeo a menor altitud, a una distancia de 385 kilómetros de Ceres, Dawn ha proporcionado a los científicos vistas espectaculares del planeta enano.

El cráter Haulani, con un diámetro de 34 kilómetros, muestra la existencia de derrumbes desde el borde del cráter. Material liso y una cresta central destacan sobre el resto del terreno. Una imagen en falso color mejorada permite a los científicos comprender mejor los materiales y cómo se relacionan con la morfología de la superficie. Esta imagen muestra rayos de material eyectado de color azulado. El color azul se ha asociado con características del terreno jóvenes en Ceres.

"Haulani muestra perfectamente las propiedades que se pueden esperar de un impacto reciente en la superficie de Ceres. El suelo del cráter está en gran parte libre de impactos, y contrasta fuertemente en color con las partes más antiguas de la superficie," dijo Martin Hoffmann, co-investigador del equipo de cámaras de Dawn, con base en el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar en Göttingen, Alemania.

 

La naturaleza poligonal del cráter ( lo que significa que se asemeja a una forma hecha de líneas rectas) es digno de mención porque la mayoría de los cráteres observados en otros cuerpos planetarios, incluida la Tierra, son casi circulares. Los bordes rectos de algunos de los cráteres de Ceres, incluyendo Haulani, son el resultado de patrones de estrés preexistentes y defectos debajo de la superficie.

Un tesoro escondido en Ceres es el cráter Oxo, de 10 kilómetros de ancho, que es la segunda característica más brillantes de Ceres (sólo la zona central de Occator es más brillante). Oxo se encuentra cerca del meridiano 0 grados que define el borde de muchos mapas de Ceres, haciendo que esta pequeña característica pasase fácilmente por alto. Oxo también es único debido a la relativamente gran "caída" en el borde del cráter, donde una masa de material ha caído por debajo de la superficie. Miembros del equipo científico de Dawn también están examinando las firmas de los minerales en el suelo del cráter, que parecen diferente a los de cualquier otro lugar de Ceres.

"El pequeño Oxo podría esta preparado para  hacer una gran contribución a la comprensión de la corteza superior de Ceres", dijo Chris Russell, investigador principal de la misión en la Universidad de California, Los Ángeles.

0 comentarios

mar

19

abr

2016

Una “Araña Espacial” vigila a jóvenes estrellas

Fuente: NASA

 

Una nebulosa conocida como "La Araña" se ilumina en verde fluorescente en esta imagen infrarroja del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y el Two Micron All Sky Survey (2MASS). La araña, llamada oficialmente IC 417, se encuentra cerca de un objeto mucho más pequeño llamado NGC 1931, que no se muestra en la imagen. Juntos, los dos se llaman “la nebulosa de la Araña y la Mosca". Las nebulosas son nubes de gas interestelar y polvo donde se forman las estrellas.

La Araña, situada a unos 10.000 años luz de la Tierra en la constelación de Auriga, se encuentra en un lugar de formación de estrellas. Reside en la parte exterior de la Vía Láctea, casi exactamente en la dirección opuesta desde el centro galáctico. Un grupo de estudiantes, profesores y científicos centraron su atención en esta región como parte del Programa de Investigación de Archivos de Profesores NASA/IPAC (NITARP) en 2015. Se trabajó en la identificación de nuevas estrellas en esta zona.

Uno de los más grandes cúmulos de estrellas jóvenes de la Araña se puede ver fácilmente en la imagen. Hacia la derecha del centro, contra el fondo negro del espacio, se puede ver un grupo brillante de estrellas llamadas "Stock 8." La luz de este grupo recorta las nubes de polvo cercanas. A lo largo de la sinuosa cola en el centro, y a la izquierda, agrupaciones de puntos color rojo en el verde de la imagen también son estrellas jóvenes.

En la imagen, a las longitudes de onda infrarrojas, que son invisibles a simple vista, se les han asignado colores visibles. La luz con una longitud de onda de 1,2 micras, detectaa por 2MASS, se muestra en azul. Las longitudes de onda de Spitzer de 3,6 y 4,5 micras son de color verde y rojo, respectivamente.

Los datos de Spitzer se utilizaron para crear la imagen durante la fase de "misión caliente" del telescopio espacial, después de su agotamiento de refrigerante a mediados de 2009. Debido a su diseño, Spitzer se mantiene lo suficientemente frío como para operar de manera eficiente a dos canales de luz infrarroja. Ahora se encuentra en su 12º año de funcionamiento desde su lanzamiento.

La misión 2MASS fue un esfuerzo conjunto entre el Instituto de Tecnología de California, Pasadena; la Universidad de Massachusetts, Amherst; y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena, California.

0 comentarios

lun

18

abr

2016

Cassini toma muestras de polvo interestelar

Fuente: NASA

 

La nave espacial Cassini de la NASA ha detectado la firma débil pero distintiva de polvo que viene de fuera de nuestro sistema solar. La investigación, dirigida por un equipo de científicos de Cassini principalmente de la Agencia Espacial Europea, se publica esta semana en la revista Science.

Cassini ha estado en órbita alrededor de Saturno desde 2004, estudiando el planeta gigante, sus anillos y sus lunas. La nave espacial también ha tomado muestras de millones de granos de polvo ricos en hielo con su instrumento analizador de polvo cósmico. La gran mayoría de los granos de la muestra proceden de los chorros activos de la superficie de Encelado, la luna geológicamente activa de Saturno.

Sin embargo, entre los miles de granos microscópicos recogidos por Cassini, unos pocos - sólo 36 granos - se destacan entre la multitud. Los científicos concluyen que estas motas de material vinieron del espacio interestelar - el espacio entre las estrellas.

El polvo extraterrestre en el sistema solar no es inesperado. En la década de 1990, la misión Ulises de la ESA/NASA hizo las primeras observaciones in situ de este material, que luego fueron confirmadas por la nave espacial Galileo de la NASA. El polvo tiene su origen en la nube interestelar local: una burbuja casi vacía de gas y polvo por la que nuestro sistema solar está viajando a través de una dirección y velocidad definidas.

"A partir de este descubrimiento, esperábamos que seríamos capaces de detectar estos intrusos interestelares en Saturno con Cassini. Sabíamos que si nos fijábamos en la dirección correcta, habría que encontrarlos", dijo Nicolas Altobelli, científico del proyecto Cassini en la ESA, y autor principal del estudio. "De hecho, en promedio, hemos capturado algunos de estos granos de polvo por año, viajando a gran velocidad y en una ruta específica bastante diferente a la de los granos helados habituales que recogemos alrededor de Saturno."

Los diminutos granos de polvo viajan a través del sistema de Saturno a 72.000 kilómetros por hora, lo suficientemente rápido como para evitar ser atrapados en el interior del sistema solar por la gravedad del sol y sus planetas.

"Estamos encantados de que Cassini pudiese hacer esta detección, dado que nuestro instrumento fue diseñado principalmente para medir el polvo dentro del sistema de Saturno, así como todas las otras demandas de la nave espacial", dijo Marcia Burton científica de Cassini en Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, y un coautora del trabajo.

Es importante destacar que, a diferencia de Ulises y Galileo, Cassini fue capaz de analizar la composición del polvo por primera vez, mostrando que está hecho de una mezcla muy específica de minerales, no de hielo. Todos los granos tenían una sustancia química sorprendentemente similar, que contiene los elementos principales que forman la rocas, como el magnesio, silicio, hierro y calcio. Por el contrario, se ha encontrado que elementos más reactivos como el azufre y el carbono son menos abundantes en comparación con su promedio de abundancia cósmica.

"El polvo cósmico se produce cuando las estrellas mueren, pero con la gran variedad de tipos de estrellas en el universo, es natural esperar encontrar una gran variedad de tipos de polvo durante el largo período de nuestro estudio", dijo Frank Postberg de la Universidad de Heidelberg, coautor del estudio e investigador de Cassini.

Los granos de polvo de las estrellas se encuentran en algunos tipos de meteoritos, que los han conservado desde el nacimiento de nuestro sistema solar. Por lo general son antiguos, prístinos y diversos en su composición. Pero, sorprendentemente, los granos detectados por Cassini no son así. Al parecer, se han hecho bastante uniformes a través de algún tipo de procesamiento repetitivo en el medio interestelar, según los investigadores.

Los autores especulan sobre cómo podría llevarse a cabo este procesamiento de polvo: El polvo en una región de formación de estrellas podría ser destruido y se volvería a condensar varias veces como ondas de choque al pasar cerca de estrellas moribundas, lo que resulta en granos como los que Cassini observó que fluyen en nuestro sistema solar.

"La larga duración de la misión Cassini nos ha permitido utilizarla como un observatorio de micrometeoritos, lo que nos proporciona un acceso privilegiado a la contribución de polvo de fuera de nuestro sistema solar que no se hubiera podido obtener de ninguna otra manera", dijo Altobelli.

0 comentarios

jue

14

abr

2016

El telescopio de sondeo del VLT capta imágenes del cúmulo de Fornax

Fuente: ESO

 

Esta nueva imagen obtenida por el telescopio de rastreo del VLT (VST), instalado en el observatorio Paranal de ESO, en Chile, capta una espectacular concentración de galaxias, conocida como el cúmulo de Fornax, situada en la constelación meridional de Fornax (el horno). El cúmulo alberga una colección de galaxias de todas las formas y tamaños, algunas de las cuales esconden secretos.

Al parecer, las galaxias son animales sociables y les gusta reunirse en grandes grupos, conocidos como cúmulos. En realidad, lo que mantiene unidas a las galaxias en un cúmulo, formando una sola entidad, es la gravedad, la que presentan tanto las grandes cantidades de materia oscura como la de las propias galaxias que podemos ver. Los cúmulos pueden contener entre 100 y 1.000 galaxias y puede alcanzar un tamaño de entre 5 y 30 millones de años luz.

Los cúmulos de galaxias no tienen formas bien definidas, por lo que es difícil determinar exactamente dónde empiezan y dónde terminan. Sin embargo, los astrónomos han estimado que el centro del cúmulo de Fornax está a 65 millones de años luz de la Tierra. Lo que se sabe con mayor exactitud es que contiene casi sesenta grandes galaxias y un número similar de pequeñas galaxias enanas. Los cúmulos de galaxias como éste son comunes en el universo e ilustran la poderosa influencia de la gravedad a grandes distancias, uniendo enormes masas de galaxias individuales en una misma región.

En el centro de este particular cúmulo, en medio de las tres brillantes burbujas difusas  en el lado izquierdo de la imagen, está lo que se conoce como una galaxia cD: un caníbal galáctico. Las galaxias cD como esta, llamada NGC 1399, se parecen a las galaxias elípticas pero son más grandes y tienen una envoltura extendida y débil [1]. Esto se debe a que han crecido “comiéndose” a pequeñas galaxias empujadas por la gravedad hacia el centro del cúmulo [2].

De hecho, si miramos con la suficiente atención, hay evidencia que este proceso está ocurriendo ante nuestros ojos. Utilizando datos del VST de ESO, un trabajo reciente de un equipo de astrónomos dirigido por Enrichetta Iodice (INAF-Observatorio de Capodimonte, Nápoles, Italia) [3], ha revelado la existencia de un puente muy débil de luz entre NGC 1399 y la galaxia más pequeña que está a su derecha, NGC 1387. Este puente, que no ha sido visto antes (y que es demasiado débil para poder verlo en esta imagen), es un poco más azul que estas galaxias, lo que indica que está formado por estrellas creadas a partir del gas “robado” a NGC 1387 por la atracción gravitatoria de NGC 1399. A pesar de que hay pocas pruebas para confirmar interacciones que estén teniendo lugar en la totalidad del cúmulo de Fornax, parece que, al menos, NGC 1399 aún se alimenta de sus vecinas.

Hacia la parte inferior derecha de esta imagen, vemos la gran galaxia espiral barrada NGC 1365. Este es un ejemplo sorprendente de este tipo de galaxias, con la prominente barra atravesando el núcleo central y los brazos espirales emergiendo de los extremos de la barra. De acuerdo con la naturaleza de los cúmulos de galaxias, NGC 1365 es más de lo que parece. Está clasificada como una galaxia Seyfert, con un brillante núcleo galáctico activo que también contiene un agujero negro supermasivo en su centro.

Esta espectacular imagen fue tomada por el Telescopio de Rastreo del VLT (VST), instalado en el Observatorio Paranal de ESO (Chile). Con 2,6 metros de diámetro, el VST no es un telescopio grande para los estándares actuales, pero ha sido diseñado específicamente para sondeos del cielo a gran escala. Destaca por su gran campo de visión corregida y por su cámara de 256 megapíxeles, llamada OmegaCAM, desarrollada especialmente para hacer sondeos del cielo. Con esta cámara el VST puede producir profundas imágenes de grandes áreas del cielo rápidamente, dejando así que los telescopios realmente grandes, como el VLT (Very Large Telescope) de ESO, dediquen su tiempo a explorar los detalles de objetos individuales.

Notas

[1] La imagen capta solamente las regiones centrales del cúmulo de Fornax; se extiende en una región más grande del cielo.

[2] La galaxia central suele ser la galaxia más brillante en un cúmulo, pero en este caso la galaxia más brillante, NGC 1316, está situada en el borde del cúmulo, a las afueras del área cubierta por esta imagen. También conocido como Fornax A, es una de las fuentes más poderosas de ondas de radio del cielo. Las ondas de radio, que puede ser detectadas por telescopios especializados, sensibles a este tipo de radiación, emanan de dos enormes lóbulos que se extienden por el espacio a cada lado de la galaxia visible. La energía que impulsa la emisión de radio proviene de un agujero negro supermasivo que acecha en el centro de la galaxia, el cual emite dos chorros opuestos de partículas de altas energía. Estos chorros producen las ondas de radio al atravesar el gas enrarecido que ocupa el espacio entre las galaxias dentro del cúmulo.

[3] “The Fornax Deep Survey with VST. I. The extended and diffuse stellar halo of NGC1399 out to 192 kpc”, por E. Iodice, M. Capaccioli , A. Grado , L. Limatola, M. Spavone, N.R. Napolitano, M. Paolillo, R. F. Peletier, M. Cantiello, T. Lisker, C. Wittmann, A. Venhola , M. Hilker , R. D’Abrusco, V. Pota, y P. Schipani, se ha publicado en la revista Astrophysical Journal.

0 comentarios

mié

13

abr

2016

Recuperado el telescopio Kepler

Fuente: NASA

 

Los ingenieros de operaciones de la misión han recuperado con éxito el telescopio espacial Kepler declarado en modo de emergencia (EM) desde el pasado 7 de Abril. El domingo por la mañana, la nave espacial alcanzó un estado estable con la antena de comunicaciones apuntando hacia la Tierra, permitiendo que los datos de telemetría y de eventos históricos fuesen descargados en tierra. La nave espacial está funcionando en el modo de consumo de combustible más bajo.

Los equipos de la Red del Espacio Profundo de la NASA cancelaron el modo de emergencia de la nave espacial, devolviendo las comunicaciones terrestres con la Red de Espacio Profundo a su programación normal.

Durante un contacto programado el jueves 7 de abril, los ingenieros de operaciones de la misión descubrieron que el telescopio espacial Kepler estaba en modo de emergencia (EM). EM es el modo operativo más bajo del telescopio espacial. El último contacto con el telescopio espacial Kepler había sido el 4 de Abril y en ese momento estaba en buen estado y funcionando correctamente.

Ahora, una vez que los datos están en tierra, el equipo va a evaluar a fondo todo los sistemas de a bordo para garantizar que la nave espacial está lo suficientemente sana como para volver al modo de ciencia y comenzar la campaña de observación de la misión K2, denominada Campaña 9. Se prevé que este chequeo continúe durante la semana.

0 comentarios

Orión se prepara para su primer viaje al espacio

Fuente: NASA


El jueves 4 de Diciembre a las 12:05 GMT despegará desde Cabo Cañaveral, en Florida, un cohete Delta IV, el cual será el encargado de poner en órbita a la cápsula Orión, en el que será el primer vuelo de prueba de la cápsula espacial. Además, será la primera misión desde el Apolo en llevar una nave espacial construida para humanos al espacio profundo, la primera vez que las naves espaciales de nueva generación de la NASA sean probadas para hacer frente a los retos del espacio, y la primera prueba para el escudo térmico protector de la cápsula, que tendrá que soportar temperaturas de hasta 2.200ºC.

Una vez lanzado, Orión será enviado a 5.800 kilómetros de altitud más allá de la superficie de la Tierra. Durante las dos órbitas previstas, una misión de cuatro horas, los ingenieros evaluarán los sistemas críticos para la seguridad de la tripulación, el sistema de interrupción de lanzamiento, el escudo de calor y el sistema de paracaídas. Los datos recogidos durante la misión influirán en las decisiones de diseño y validación de los modelos informáticos existentes. El vuelo también reducirá los riesgos y los costos de la misión en general para futuros vuelos de Orión.

La cápsula volverá a entrar en la atmósfera terrestre a velocidades cercanas a 30.000 kilómetros por hora, generando temperaturas de hasta 2.200 ºC, antes de amerizar en el Océano Pacífico.

La cápsula Orión, construida por la compañía Lockheed Martin, está diseñada para llevar a los seres humanos más lejos que nunca. La nave espacial será el vehículo de exploración que llevará a los astronautas al espacio y proporcionará un seguro regreso de las misiones en el espacio.

"Orion es la nave de exploración de la NASA, y está vinculada con el sistema de lanzamiento espacial, o SLS, cohete que nos permitirá explorar el sistema solar", dijo Mark Geyer, director del programa de Orión, con base en el Centro Espacial Johnson en Houston.

La NASA está desarrollando las capacidades necesarias para enviar humanos a un asteroide en 2025 y a Marte en la década de 2030. Este vuelo de prueba de Orión servirá para poder seguir desarrollando la tecnología necesaria para estos grandes retos.

Marte es un destino rico para el descubrimiento científico y la exploración robótica y humana a medida que ampliamos nuestra presencia en el sistema solar. Su formación y evolución son comparables a la Tierra, lo que ayuda a aprender más sobre la historia y el futuro de nuestro propio planeta. Marte tenía condiciones adecuadas para la vida en su pasado. La exploración futura podría descubrir pruebas de vida, respondiendo a uno de los misterios fundamentales del cosmos: ¿Existe vida más allá de la Tierra?

Mientras los exploradores robóticos han estudiado Marte durante más de 40 años, el camino de la NASA para la exploración humana de Marte comienza en la baja órbita terrestre a bordo de la Estación Espacial Internacional. Los astronautas en el laboratorio orbital están ayudando a probar muchas de las tecnologías y sistemas de comunicación necesarios para las misiones humanas al espacio profundo, incluyendo Marte. La estación espacial también avanza nuestra comprensión de cómo el cuerpo cambia en el espacio y la forma de proteger la salud de los astronautas.

Nuestro próximo paso es el espacio profundo, donde la NASA enviará una misión robótica para capturar y redirigir un asteroide en órbita alrededor de la luna. Los astronautas a bordo de la nave espacial Orion explorarán el asteroide en la década de 2020, y regresarán a la Tierra con muestras. Esta experiencia en vuelos espaciales tripulados más allá de la baja órbita de la Tierra ayudará a la NASA a probar nuevos sistemas y capacidades, como el sistema de Propulsión Eléctrica, el cual será necesario para enviar carga como parte de las misiones humanas a Marte.

Pero para poder alcanzar estos grandes retos, quedan por delante unos años de trabajo en los cuales serán decisivos los datos que se recogerán durante el primer vuelo de prueba de Orión, el cual mostrará el camino a seguir para poder avanzar en futuros vuelos de prueba.

Escribir comentario

Comentarios: 0