WEB HEMISFERIO NORTE.

ESPAÑA.

Disfruta en esta columna de las últimas noticias. Pincha sobre la imagen.

Esta página web fue creada en octubre del año 2010.

El moderador de la misma no se responsabiliza ni comparte necesariamente los contenidos y opiniones vertidas en los artículos publicados.

Los artículos, fotografias y trabajos nombraran siempre al creador, la fuente o el enlace original, respetando así los derechos de autor.

 

Opportunity sufre una gran tormenta en Marte

Fuente: NASA

 

El rover Opportunity de la NASA en Marte, está sufriendo graves problemas debido a una gran tormenta de polvo que se comenzó hace unos días en el Planeta Rojo. Durante los últimos días, los ingenieros de la NASA han tratado de establecer comunicaciones con el rover, pero la gran cantidad de polvo que están acumulando sus paneles solares le impiden cargar adecuadamente las baterías del rover, y como consecuencia poder comunicarse con los controladores de tierra en el JPL de la NASA. Las operaciones científicas han sido suspendidas.

Los ingenieros de la NASA intentaron contactar con el rover Opportunity la madrugada del martes, pero no recibieron respuesta del longevo rover de casi 15 años. El equipo ahora está operando bajo la suposición de que la carga en las baterías de Opportunity ha bajado a menos de 24 voltios y el rover ha ingresado al modo de fallo de baja potencia, una condición donde todos los subsistemas, excepto un reloj de la misión, están apagados. El reloj de la misión del rover está programado para activar la computadora para que pueda verificar los niveles de potencia.

Si la computadora del rover determina que sus baterías no tienen carga suficiente, se volverá a poner a modo hibernación. Debido a la cantidad extrema de polvo sobre el Valle Perseverance, los ingenieros de la misión creen que es poco probable que el rover tenga suficiente luz solar para cargar nuevamente durante al menos los próximos días.

La tormenta de polvo marciana que ha borrado el sol sobre Opportunity ha seguido intensificándose. La tormenta, que se detectó por primera vez el 30 de mayo, ahora cubre una superficie marciana de 35 millones de kilómetros cuadrados, una cuarta parte del planeta.

 

Image Credit: NASA/JPL-Caltech