WEB HEMISFERIO NORTE.

ESPAÑA.

Película Gravity 6 euros

Efemérides astronómicas del mes

Disfruta en esta columna de las últimas noticias

Esta página web fue creada en octubre del año 2010.

El moderador de la misma no se responsabiliza ni comparte necesariamente los contenidos y opiniones vertidas en los artículos publicados.

Los artículos, fotografias y trabajos nombraran siempre al creador, la fuente o el enlace original, respetando así los derechos de autor.

 

El número de visitas refleja cuantos usuarios han accedido a nuestro portal. Está basado en la dirección IP por lo que usuarios que compartan IP serán considerados como uno. Al menos ha de pasar una hora entre peticiones de un mismo usuario para que se considere una visita nueva.

ULTIMAS NOTICIAS

 LAISLADELAASTRONOMIA. ULTIMAS NOTICIAS.

PINCHA EN LA NOTICIA Y PODRAS LEERLA EN EL CENTRO

DE LA PANTALLA.

Página web de Seiichi Yoshida

Página de cometas de Seiichi Yoshida. Información sobre sus órbitas, localización e información general.

http://www.aerith.net/

Cometas rozadores del Sol

Enlace directo a una página de cometas rozadores del Sol (Sungrazing comets). Este enlace está incluido en la página del SOHO.

 

http://sungrazer.nrl.navy.mil/

 

Cometas y Meteoros
Una rapida pincelada que nos sirve como introducción para tener un basico conocimiento sobre los mismos. Trabajo realizado por Espacio y Ciencia. Blog de divulgación cientifica.
COMETAS+Y+METEOROS.pdf
Documento Adobe Acrobat 59.3 KB

Artículos relacionados

2017

2016

2015

Año 2014

Año 2013

Año 2012

Asteroide Toutatis (2012)

¡Observa la trayectoria! ¡Al final del video el paso por las Constelaciones!

http://www.youtube.com/watch?v=P2ZEYT3PyUw

 

 

Todos los datos y coordenadas para localizarlo en

 

http://ssd.jpl.nasa.gov/horizons.cgi?CGISESSID=bcd3a39717c9eaa47488c8d9cbef6581#results

 

Una vez en el enlace pincha en "Generate Ephemeris"

 

 

El asteroide Toutatis alcanzará su punto más próximo a la Tierra el 12 de diciembre de este año, a una distancia equivalente a 18 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna.

El Toutatis, descubierto el 4 de enero de 1989, pasará a 7 millones de kilometros de nuestro planeta, a una velocidad de 11 kilómetros por segundo.

El 13 de diciembre se le aproximará la sonda china Chang E2, que pasará a varios cientos de kilómetros del cuerpo, al cual fotografiará.

La sonda Chang E2 será la primera sonda china que se encuentra con un asteroide. Como la velocidad del asteroide es muy alta, los científicos prevén que sólo podrá tomar dos fotos, antes y después del acercamiento.

El asteroide tiene de 4.6 kilómetros de longitud por 1.9 kilómetros de ancho y está catalogado como potencialmente peligroso, siendo para los científicos, el mayor peligro ocurrirá el año 2196 cuando se acerque a la Tierra a 2,96 millones de kilómetros.

Los cálculos de la órbita del Toutatis indican que la próxima vez que el asteroide se acerque a la Tierra será el 29 de diciembre de 2016.

La noche del próximo 11 al 12 de Diciembre el asteroide pasará a sólo 6.9 millones de kilómetros, siendo una muy buena oportunidad de observarlo, siempre con la ayuda de un telescopio, pues su magnitud será, en el mejor de los casos, de +10.9. No obstante, los siguientes 3 días la magnitud será de 10.5 teniendo una ventana que nos permitirá aumentar nuestras posibilidades de observarlo.

Toutatis se acerca a la Tierra cada 4 años (en una óbita caótica dominada por las relaciones de resonancia 1:4 con la Tierra y 3:1 con Júpiter), y ha sido considerado un asteroide potencialmente peligroso por su extrema cercanía en los pasos cerca de la Tierra. De hecho, en el paso de 2004, el asteroide se acercó hasta las 0.01 U.A., es decir unos 1,59 millones de Km. o lo que es lo mismo algo más de 4 veces la distancia Tierra - Luna (4,12 LD) alcanzando magnitud +8. Sin embargo, esta vez no lo hará a menos de 6,9 millones de Km. (como indicado anteriormente) y es seguro que en los próximos 600 años no impactará contra la Tierra.

 

 

 

 

La NASA busca sistemas más eficaces de alerta de asteroides

BOSTON, ESTADOS UNIDOS (18/FEB/2013).

 

 La NASA, las universidades y grupos privados de Estados Unidos están movilizados para desarrollar sistemas de alerta capaces de localizar con el mayor avance posible pequeños asteroides potencialmente devastadores como el que cayó este viernes en Rusia.

La agencia espacial estadounidense subraya, sin embargo, que un fenómeno de este tipo sigue siendo raro: "Un incidente de esta amplitud sólo se produce de media una vez cada 100 años", revela Paul Chodas, uno de los responsables del programa de la NASA para la detección de objetos celestes próximos a la Tierra, "Near-Earth Object Program Office" (NEOO, por sus siglas en inglés).

La NASA estima que antes de su entrada en la atmósfera por encima de Rusia, este asteroide medía 17 metros de diámetro y tenía una masa de diez toneladas.

El impacto de los fragmentos del meteorito caído este viernes causó un millar de heridos en Rusia y produjo una explosión similar a la de 500 mil toneladas de TNT.

"El programa de la NASA se concentra desde estos últimos años en la detección de pequeños asteroides y se alcanzaron varios progresos", reveló recientemente Lindsey Johnson, director del programa del NEOO.

Según este experto, "hace diez años no hubiéramos podido detectar el 2012 DA14", el asteroide de 45 metros de diámetro que se contentó con "rozar" la Tierra este viernes y que hubiera sido capaz de destruir una gran ciudad de haber impactado sobre el planeta.

Johnson recordó que estos objetos son numerosos en el vecindario de nuestro planeta -alrededor de 500.000- mientras que resultan difíciles de seguir debido a su pequeño tamaño.

De acuerdo con un objetivo fijado por el Congreso estadounidense en 1998, la NASA ha descubierto y clasificado alrededor del 95% de los asteroides de más de 1 kilómetro de diámetro que se encuentran en las proximidades de la órbita de la Tierra alrededor del Sol, capaces de destrucciones apocalípticas.

Vigilar los pequeños objetos
Actualmente el NEOO detecta y sigue asteroides y cometas que pasan cerca de la Tierra con la ayuda de telescopios en el suelo, así como orbitales. Entonces, los científicos calculan su masa y su órbita para determinar si representan un peligro.

A través de este sistema, el radiotelescopio Arecibo en Puerto Rico, con una antena de 305 metros de diámetro, puede observar con una gran sensibilidad un tercio de la bóveda estrellada y detectar asteroides lo suficientemente grandes.

Todas las observaciones de asteroides realizadas en el mundo por telescopios, incluso los amateurs, deben ser transmitidas al "Minor Planet Center", financiado por la NASA y dirigido por el "Smithsonian Astrophysical Observatory" y por cuenta de la Unión Astronómica Internacional.

Sin embargo, la NASA se esfuerza también en un contexto de ajustes presupuestarios en desarrollar otros sistemas capaces de seguir específicamente pequeños objetos.

En este sentido, la agencia estadounidense financia con cinco millones de dólares un proyecto en la Universidad de Hawai bautizado Atlas (Asteroid Terrestrial-Impact Alert System).

Según los investigadores, Atlas, que escrutará el total del cielo visible todas las noches, podrá detectar objetos de 45 metros de diámetro una semana antes de su impacto en la Tierra. Para los asteroides de 150 metros de diámetro, este sistema, que podría funcionar a finales de 2015, ofrecería una alerta con tres semanas de antelación.

"Nuestro objetivo es encontrar esos objetos y proporcionar una alerta suficientemente temprana para tomar medidas de urgencia de protección de la población", explica John Tonry, principal responsable científico del proyecto.

No obstante, los esfuerzos de la NASA son juzgados insuficientes por algunos antiguos astronautas de la agencia y científicos que lanzaron un proyecto en 2012 con el objetivo de financiar, construir y lanzar el primer telescopio espacial privado para seguir los asteroides y "proteger a la humanidad".

La fundación B612 trata de reunir 450 millones de dólares para construir y desplegar un telescopio espacial que será puesto en órbita alrededor del sol, a 273 millones de kilómetros de la Tierra, para descubrir la mayoría de estos objetos todavía visibles.

El cometa Elenin y su proximidad a la Tierra

Fuente: NASA

 

A menudo, los cometas son descritos como precursores de pesimismo en el cine y la televisión, pero la mayoría no representan una amenaza para la Tierra. El Cometa Elenin, el último cometa en visitar nuestro Sistema Solar interior, no es una excepción. Elenin pasará a unos 35 millones de kilómetros de la Tierra durante su máximo acercamiento el próximo 16 de octubre de 2011.

También conocido por su nombre astronómico C/2010 X1, el cometa fue detectado por primera vez el 10 de diciembre de 2010 por Leonid Elenin , un observador en Lyubertsy, Rusia, que hizo el descubrimiento "a distancia" usando un observatorio en Nuevo México. En ese momento, Elenin se encontraba a 647 millones de kilómetros de distancia de la Tierra. Desde su descubrimiento, el cometa Elenin - como todos los cometas - ha ido acortando su distancia con la vecindad de la Tierra, mientras se abre paso más cerca de su perihelio, su punto más cercano al Sol.

Debido a los rumores y especulaciones creadas en los últimos meses sobre la peligrosidad del objeto, los científicos de la NASA Don Yeomans de la Oficina del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra ,NEO, del Laboratorio Jet Propulsion de la NASA en Pasadena, California, y David Morrison del Instituto de Astrobiología del Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California, han querido responder a una serie de preguntas cuestionadas por varias personas y dejar así claro que Elenin simplemente será otro cometa más.
Como resumen, debemos saber que:

- El cometa Elenin tendrá su máximo acercamiento con la Tierra el próximo 16 de Octubre de 2011, momento en el que estará a 35 millones de kilómetros de distancia de nosotros, es decir, más de 90 veces la distancia que separa a la Tierra de la Luna.

- Cualquier alineación aproximada del cometa Elenin con otros cuerpos celestes no tiene sentido, y el cometa no encontrará cuerpos oscuros que podrían perturbar su órbita, ni nos va a influir de alguna manera aquí en la Tierra, tal y como se ha especulado en la Red. Elenin seguirá su curso hacia el perihelio para después alejarse en las profundidades del espacio.

- Tampoco tendrá influencia alguna en las mareas o movimientos en las placas tectónicas según ha explicado Yeomans, quien además añadió que “en comparación, mi automóvil provoca mayor influencia en los océanos que la que Elenin pudiera ejercer”.

- Respecto a si se podrá observar a simple vista, Morrison ha indicado que todavía es pronto para determinar la visibilidad del cometa. Aunque con las actuales observaciones del objeto es muy posible que en el momento de su máximo acercamiento a la Tierra, se pueda observar con prismáticos siempre que haya ausencia de nubes. Además, ese día la Luna estará casi en cuarto menguante, lo que restará oscuridad a la noche.


Sea o no visible, lo que tenemos que saber es que Elenin no supondrá ninguna amenaza para la Tierra, y que "si Elenin ha recibido mucha más publicidad que otros cometas u objetos celestes es por el caso que se le han hecho a diversos rumores y noticias inciertas que han circulado por la Red”, dijo Yeomans. Por lo tanto podemos estar tranquilos, Elenin sera, simplemente, otro cometa más.

Asteroide Troyano en la órbita terrestre

Agosto 2011.

 

Fuente: NASA

 

Los astrónomos que estudian las observaciones tomadas por el satélite de la misión Wide-field Infrared Survey Explorer, WISE, de la NASA han descubierto el primer asteroide “Troyano” conocido orbitando el Sol junto a la Tierra. Los troyanos son asteroides que comparten una órbita con un planeta cerca de puntos estables frente o detrás del planeta. Debido a que constantemente están por delante o por detrás del planeta en la misma órbita, nunca pueden colisionar con él. En nuestro Sistema Solar, los Troyanos comparten órbitas con Marte, Neptuno y Júpiter. Dos de las lunas de Saturno comparten órbita con Troyanos.

Los científicos habían predicho que la Tierra debería tener Troyanos, pero han sido difíciles de localizar debido a que son relativamente pequeños y aparecen cerca del Sol desde el punto de vista de la Tierra. “Estos asteroides aparecen en su mayor parte durante el día, lo que los hace muy difíciles de ver”, dijo Martin Connors de la Universidad Athabasca en Canadá, autor principal del nuevo artículo sobre el descubrimiento que se publica en el ejemplar del 28 de julio de la revista Nature. “Pero finalmente encontramos uno, debido a que el objeto tiene una inusual órbita que lo lleva más lejos del Sol de lo que es típico en los Troyanos. WISE fue crucial, dándonos un punto de vista difícil de tener desde la superficie de la Tierra”.
El telescopio WISE barrió todo el cielo en luz infrarroja desde enero de 2010 a febrero de 2011. Connors y su equipo empezaron su búsqueda de un Troyano terrestre usando datos de NEOWISE, una adición a la misión WISE que se centra en parte en objetos cercanos a la Tierra (NEOs), tales como asteroides o cometas. Los NEOs son cuerpos que pasan a menos de 45 millones de kilómetros de la ruta de la Tierra alrededor del Sol. El proyecto NEOWISE observó más de 155.000 asteroides en el cinturón principal entre Marte y Júpiter y más de 500 NEOs, descubriendo 132 anteriormente desconocidos. La búsqueda del equipo dio como resultado dos candidatos a Troyanos. Uno conocido como 2010 TK7 que se confirmó como Troyano terrestre tras observaciones de seguimiento con el Telescopio de Canadá-Francia-Hawaii en Mauna Kea, Hawaii.

El asteroide tiene aproximadamente 300 metros de diámetro. Tiene una órbita inusual que traza un complejo movimiento cerca de un punto estable en el plano orbital de la Tierra, aunque el asteroide también se mueve por encima y debajo del plano. El objeto está a unos 80 millones de kilómetros de la Tierra. La órbita del asteroide está bien definida y, durante al menos los próximos 100 años, no se acercará a la Tierra a más de 24 millones de kilómetros.

El Cometa Hartley 2 y su estela pedregosa

Fuente: NASA

 

Nuevos datos de NEOWISE, la porción cazadora de cometas y asteroides de la misión Wide-field Infrared Survey Explorer de la NASA, muestran que el cometa Hartley 2 deja una estela pedregosa mientras gira alrededor del Sol, salpicada de granos tan grandes como pelotas de golf. Anteriormente, la misión EPOXI de la NASA, que pasó por el cometa el pasado 4 de Noviembre de 2010, encontró partículas de hielo fofas del tamaño de pelotas de golf al de pelotas de baloncesto, escapando del cometa Hartley 2.

Los datos de NEOWISE muestran que los fragmentos del tamaño de pelotas de golf sobreviven más lejos del cometa de lo que se sabía con anterioridad, desplazándose por la cola de residuos de Hartley 2. El equipo de NEOWISE determinó el tamaño de estas partículas observando cuánto se desviaban de la estela. Las partículas mayores es menos probable que sean alejadas de la cola por la presión de radiación del Sol.
Estas observaciones también muestran que el cometa aún permanece activo expulsando gas dióxido de carbono a una distancia de 2.3 unidades astronómicas del Sol, la distancia más lejana a la que EPOXI ha detectado chorros de dióxido de carbono escapando del cometa. "Nos ha sorprendido el papel tan significativo que juega el dióxido de carbono en la actividad del cometa Hartley 2 cuando está más lejos del Sol", dijo James Bauer, autor principal de un nuevo documento sobre el resultado en la revista Astrophysical Journal.

MISION NEOWISE

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes:

http://www.nasa.gov/mission_pages/WISE/news/wise20110201.html

 

Traducción del texto: Gerardo Blanco.

 

Para el reciente anuncio de NASA de que su misión NEOWISE completó su sondeo de asteroides y cometas, la agencia estadounidense preparó una presentación de diapositivaNEOWISELa presentación original creada por NASA/JPL/WISE está en inglés y creí oportuno realizar una traducción de la misma. Aquí la comparto, en formato presentación de diapositivas y en formato pdf. En ambos casos se puede descargar.
Las imágenes utilizadas son las mismas que en la original, pero en la de NASA hay enlaces a fotos de mayor resolución, a las que se puede acceder desde:
http://www.nasa.gov/mission_pages/WISE/multimedia/gallery/neowise/gallery-index.html

La versión original, en inglés, está en:
JPL NEOWISE: A solar system safari


 

 

Anticipándose a los asteroides

Texto original de Gerardo Blanco. (Corregido).

 

 

Mientras las agencias espaciales ponen en marcha sistemas de alerta, un nuevo sitio permite calcular las consecuencias del impacto de un asteroide.

 

ImpactEarth!

La Agencia Espacial Europea (ESA) lanzó recientemente el Programa de Conocimiento del Medio Espacial (SSA). Si bien quizás no sea posible ninguna acción frente a determinados asteroides, en otras ocasiones es posible que podamos realizar acciones como desvíos o, al menos, evacuación de regiones. Pero nada de esto pasará si no existen observaciones continuadas y sistemas de alertas.
Las posibilidades de acción fueron abordadas recientemente en un artículo publicado en El País por Detlef Koschny, de ESA-SSA.

En NASA tienen el programa de Objetos cercanos a la Tierra (NEOs).
Allí podemos ver que para el 13-11/2010 hubo al menos 5 objetos cercanos a la Tierra de alarmante aproximación, con diámetros desde los 19 a los 920 metros y velocidades de unos 20 km/s. (El diámetro es estimado en base a la magnitud absoluta del objeto).
También podemos conocer los próximos acercamientos  a nuestro mundo y tener en cuenta que el 7 de enero de 2011 está previsto el paso de un asteroide (2008 EA32) de entre 1.3 y 3 kilómetros, a 0.1965 unidades astronómicas de distancia (unos 29.395.981 km).

Ya sea por propia curiosidad o porque queremos compartir esa información en un foro o blog o en un aula, es seguro que inmediatamente surge la pregunta ¿Y qué podría pasar?

 





Para tener una idea de las consecuencias de un impacto contamos ahora con la página ImpactEarth!, realizada por la Universidad Purdue.
Allí, indicando datos como el diámetro (en varias unidades posibles), la densidad, ángulo de impacto, velocidad, tipo de objetivo y distancia desde el impacto, podremos tener una idea de las consecuencias del mismo.

Los creadores, Collins, Melosh y Marcus (del Imperial College London y la Universidad de Arizona) publicaron un artículo en Meteoritics & Planetary Science 40, Nr 6, 817–840 (2005) sobre esta aplicación.

Allí explican cómo estimar estas consecuencias ambientales de la colisión de objetos extraterrestres con nuestro mundo.

La página ya existía anteriormente, con un diseño mucho más simple, en una versión anterior todavía disponible.

Como ocurre en muchos otros casos, el sitio está únicamente en inglés. Para indicar los parámetros, pienso que esto no es realmente un obstáculo, pero sí en cambio, para entender los resultados.
Pero si usamos la versión anterior de texto, y tras pulsar el botón de cálculo, copiamos la URL resultante y la pegamos en el Traductor de Google tendremos inmediatamente un enlace al costado con la página traducida a nuestro idioma.


Las traducciones automáticas no son fiables y, en algunos casos, realmente malas, pero puede resultar útil a quienes no manejen inglés.