WEB HEMISFERIO NORTE.

ESPAÑA.

Película Gravity 6 euros

Efemérides astronómicas del mes

Disfruta en esta columna de las últimas noticias

Esta página web fue creada en octubre del año 2010.

El moderador de la misma no se responsabiliza ni comparte necesariamente los contenidos y opiniones vertidas en los artículos publicados.

Los artículos, fotografias y trabajos nombraran siempre al creador, la fuente o el enlace original, respetando así los derechos de autor.

 

El número de visitas refleja cuantos usuarios han accedido a nuestro portal. Está basado en la dirección IP por lo que usuarios que compartan IP serán considerados como uno. Al menos ha de pasar una hora entre peticiones de un mismo usuario para que se considere una visita nueva.

ULTIMAS NOTICIAS

 LAISLADELAASTRONOMIA. ULTIMAS NOTICIAS.

PINCHA EN LA NOTICIA Y PODRAS LEERLA EN EL CENTRO

DE LA PANTALLA.

La secuencia de Hubble

Imagen formada por las fotografías de las galaxias hechas con el Telescopio Espacial Hubble y el Sloan Digital Sky Survey.
Estos fueron colocados en orden de clasificación de la secuencia de Hubble (E: galaxias elípticas, S0: galaxias lenticulares; Sa_b_c_d: las galaxias espirales, Pec: galaxias irregulares).
El diagrama muestra las galaxias cercanas, llama la secuencia de Hubble: 3% son elípticas, 15% lenticulares, 72% espirales, 10% irregular.
Créditos: HST. SDSS. GEPI

ASTRONOO.

 

La secuencia de Hubble, clasifica los tipos de galaxias en función de su morfología.
Edwin Hubble fue creado en 1925. El siguiente diagrama representa contras las galaxias cercanas, llama la secuencia de Hubble: el 3% son elípticas, lenticulares, 15%, 72% en espiral, el 10% irregular.
Las galaxias elípticas se señalan con la letra E, seguida por un número n que representa su grado percibido de la excentricidad.
Las galaxias espirales están regularmente representados en la rama superior y se señalan con la letra S, mientras que la rama inferior está ocupada por la galaxia espiral barrada, denota con la letra SB.
La letra minúscula después de la S se basa en la aparición de la estructura en espiral. Sa y las galaxias SBa brazo reforzado muy difuso y su núcleo es grande y luminoso. Sb y caracterizar las galaxias SBb debajo de los brazos aprietan con una pequeña bombilla. Sc y galaxias SBC para caracterizar los brazos extendidos y cobarde con un foco mucho menos importante.
Las galaxias lenticulares se indican S0. Estas galaxias se componen de un abultamiento central y una estructura extendida en forma de disco que rodea a la lámpara.
Las galaxias irregulares no tienen una estructura particular. Hubble se definen dos clases de galaxias irregulares. Irr caracteriza galaxias asimétrica sin bulbo central o sin espiral. En la clasificación ampliada, la TIR se colocan al final de la rama de las galaxias espirales.

Artículos relacionados

2019

2018

2017

2016

2015

2014

2013

2012

Los ojos de la Virgen (25-8-11)

 

Fuente: ESO

 

El Very Large Telescope de ESO ha tomado una sorprendente imagen de un par de hermosas y particulares galaxias apodadas Los Ojos. La más grande de estas, la NGC 4438, alguna vez fue una galaxia espiral, pero se ha deformado estrepitosamente debido a colisiones con otras galaxias en los últimos cientos de millones de años. Esta fotografía es la primera en ser liberada por el Programa Gemas Cósmicas de ESO, una iniciativa en la que ESO ha otorgado tiempo de observación dedicado a difusión.

Los Ojos están a unos 500 millones de años-luz en la constelación de Virgo (La Virgen) y están separadas por unos 100.000 años-luz. El sobrenombre proviene de las aparentes similitudes entre los centros de este par de galaxias – dos óvalos blancos que parecen un par de ojos resplandeciendo en la oscuridad cuando son vistos con un telescopio de tamaño moderado.

Aunque los centros de estas dos galaxias lucen similares, sus partes exteriores no podrían ser más diferentes. La galaxia en la parte de más abajo a la derecha, conocida como NGC 4435, es compacta y parece estar desprovista de gas y polvo.  En contraste, en la galaxia grande en la parte superior a la izquierda (NGC 4438) se ve un sendero de polvo oscuro justo sobre su núcleo; también se pueden ver estrellas jóvenes a la izquierda de su centro y el gas se extiende al menos hasta los bordes de la imagen.

Los contenidos de NGC 4438 han sido arrancados por un proceso violento: una colisión con otra galaxia. Este choque ha distorsionado la forma espiral de la galaxia, tanto como podría pasarle a la Vía Láctea cuando choque con Andrómeda, su galaxia vecina en tres o cuatro mil millones de años.

NGC 4435 puede ser la culpable. Algunos astrónomos creen que el daño causado a NGC 4438 resultó del acercamiento entre las dos galaxias a unos 16.000 años-luz que sucedió hace unos 100 millones de años. Pero mientras la galaxia más grande fue dañada, la más pequeña fue significativamente más afectada por la colisión. Las corrientes gravitacionales de este choque probablemente son responsables de arrancar los contenidos de NGC 4438, de reducir la masa de NGC 4435 y de remover la mayor parte de su gas y polvo.

Otra posibilidad es que la enorme galaxia elíptica Messier 86, bastante más lejos de Los Ojos y que no está visible en esta imagen, fuese responsable del daño causado a la NGC 4438. Observaciones recientes han hallado filamentos de gas de hidrógeno ionizado conectando las dos galaxias, indicando que pueden haber chocado en el pasado.

La galaxia elíptica Messier 86 y Los Ojos pertenecen al Cúmulo  Virgo, un grupo de galaxias muy rico.  En estos barrios tan densos, las colisiones de galaxias son bastante frecuentes, por lo que tal vez NGC 4438 padeció de encuentros tanto con NGC 4435 como Messier 86.

Esta foto es la primera que se produce como parte del Programa Gemas Cósmicas de ESO. Se trata de una nueva iniciativa para obtener imágenes astronómicas con fines de educación y divulgación. El programa hace uso del tiempo principalmente cuando las condiciones del cielo no son adecuados para las observaciones científicas, con el objetivo de tomar imágenes de objetos interesantes, intrigantes y visualmente atractivos. Los datos también están disponibles para los astrónomos profesionales a través del archivo de la ciencia de ESO.

En este caso, aunque había algunas nubes, la atmósfera era muy estable, lo que permitió un gran nivel de detalles en la  imagen tomada con el instrumento FORS2 [1] del VLT. Se utilizó luz pasando a través de dos filtros diferentes: rojo (color rojo) y verde-amarillo (color azul), y los tiempos de exposición fueron 1.800 y 1980 segundos, respectivamente.

 

Notas:

 

[1] FORS2 es un instrumento instalado en la Unidad de Telescopio 1 del VLT. Su nombre completo es FOcal Reducer and low dispersion Spectrograph for the VLT.

Creando un mapa del centro de la galaxia (24-8-2011)

Gerardo Blanco.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes:

 

http://www.noticiasdelcosmos.com/

 

 

 

¿Perdido en el centro galáctico? A pesar del gas y polvo, los astrónomos pudieron hacer un mapa del centro de la Vía Láctea, con datos de Herschel.

El centro de nuestra galaxia se encuentra a 27.000 años luz de distancia, en dirección a Sagitario. En el centro yace un agujero negro de unas cuatro millones de masas solares (Sgr A*). Y a su alrededor hay una estructura con forma de dona de unos ocho años luz de diámetro que rodea el volumen interior de gas neutral y estrellas. Se le llama el disco circumnuclear (CND). Una densa zona molecular que abarca hasta 700 años luz circunda a todo esto, con cúmulos estelares, gigantes nubes moleculares y otras zonas menos conocidas.

Hay mucho polvo que oscurece la zona entre nosotros y esa región. Pero es posible saber lo que hay allí gracias a las longitudes infrarrojas.

 


Fig. 1.— Composición de imagen de la región de SgrA*; MSX-E a 21.3 µm (azul), 70 µm (verde) y SPIRE 350 µm (rojo). El CND aparece más prominente a 21.3 µm y 70 µm debido a la menor resolución angular de las observaciones en 350 µm. Se muestra la posición de Sgr A* en RA (2000)= 17h 45m 39s.77 Dec (2000)= -29o 00’ 43.0”. Se indica también la posición de los cúmulos Arches y Quíntuple, de estrellas O y WR, que proveen de suficientes fotones como para ionizar y calentar los filamentos Sickle y Arched (regiones HII) y la de la estrella Pistola. La posición de las principales nubes moleculares (G0.11-0.11, M-0.02-0.07 y M0.25+0.01) a través del Centro Galáctico también están señaladas.


Los astrónomos del CfA, Mireya Extaluze (Universidad de La Laguna, Tenerife), Howard Smith, Volker Tolls, Tony Stark, y Eduardo González-Alfonso (Universidad de Alcalá) utilizaron datos de archivo de Herschel de la región para publicar la primera imagen completa en lejano infrarrojo del interior de la galaxia. Estas imágenes revelan cúmulos estelares, y agrupamientos de material, la mayoría de ellos previamente conocidos por observaciones de radio, pero ahora todos vistos en la emisión de luz del polvo que contienen. Los astrónomos modelaron la emisión del polvo y encontraron que observaciones previas no habían sido capaces de detectar un frío pero masivo componente de gas y polvo cuya temperatura es de sólo 23 grados sobre el cero absoluto. El equipo también halló que la emisión varía a través de la región y que la producción total de radiación de la zona interior es de dos millones de luminosidades solares. Estos resultados marcan el comienzo de un detallado análisis de las varias estructuras polvorientas encontradas cerca del núcleo galáctico.

Según señalan en un artículo, usaron datos de PACS y SPIRE de Herschel y completaron con observaciones no publicadas del Infrared Space Observatory Long Wavelength Spectrometer (ISO LWS) y del Midcourse Space Experiment (MSX).

Si andamos por allí alguna vez y nos perdemos en los gaseosos laberintos galácticos, podemos consultar este mapa de la radiación infrarroja del gas y polvo de la Galaxia o bien consultar a la Autoridad de Tránsito de la Vía Láctea (Milky Way Transit Authority) para saber cómo volver a casa. Por las dudas, dejemos un hilo de rastro...

 


NGC 3521 (12-8-2011)

Fuente: NASA

 

Esta nueva fotografía del Very Large Telescope de ESO muestra a NGC 3521, una galaxia espiral ubicada a unos 35 millones de años-luz en la constelación de Leo (El León). Abarcando unos 50.000 años-luz, este espectacular objeto tiene un núcleo brillante y compacto, rodeado de una estructura espiral lujosamente detallada.

Las características más distintivas de la galaxia brillante NGC 3521 son sus largos brazos de espiral que está marcados con regiones de formación estelar e intercalada con venas de polvo. Los brazos son más bien irregulares y fragmentados, haciendo de NGC 3521 un típico ejemplo de una galaxia espiral lanosa. Estas galaxias tienen brazos espirales “esponjosos” que contrastan con los brazos arrastrados de las espirales de gran diseño como las famosas galaxias Whirpool o M 51, descubiertas por Charles Messier.

NGC 3521 es brillante y relativamente cercana, y puede ser vista fácilmente con un telescopio pequeño como el que usó Messier para catalogar una serie de objetos brumosos y tipo cometas en el siglo dieciocho. Extrañamente, el astrónomo francés parece no haber dado con este lanoso espiral aún cuando identificó varias otras galaxias de similar luminosidad en la constelación de Leo.

Fue sólo en el año en que Messier publicó la versión final de su catálogo, en 1784, que otro famoso astrónomo, William Herschel, descubrió la NGC 3521 prematuramente en sus búsquedas más detalladas de los cielos del norte. A través de su telescopio más grande de 47 centímetros de apertura, Herschel vio una “centro brillante rodeado de nebulosidad”, de acuerdo a sus notas de observación.

En esta nueva fotografía del VLT, los coloridos aunque mal definidos brazos de espiral remplazan la “nebulosidad” de Herschel. Estrellas más antiguas dominan el área rojiza en el centro mientras que estrellas azules calientes impregnan los brazos más allá del centro.

Oleg Maliy, quien participó en la versión 2010 de la competencia Hidden Treasures de ESO (Tesoros Escondidos), seleccionó la información del instrumento FORS1 en el VLT de ESO en el Observatorio Paranal en Chile que fue usada para crear esta espectacular imagen. Las exposiciones tomadas a través de tres filtros diferentes que pasaron luz azul (de color azul), luz amarilla-verde (de color verde) y luz cercana infrarroja (de color rojo) se han combinado para hacer esta fotografía. El tiempo de exposición total fue de 300 segundos por filtro. La imagen de Oleg de NGC 3521 fue una entrada altamente votada en la competición, lo que atrajo casi 100 entradas.

Galaxiki. Una galaxia para editar.
Texto Gerardo Blanco.
Galaxiki.pdf
Documento Adobe Acrobat 236.4 KB
La Vía Láctea y sus dos galaxias vecinas
Texto Jorge Frnchín
La Vía Láctea y sus dos galaxias vecin
Documento Adobe Acrobat 21.2 KB

Más allá del Triplete de Leo

Fuente: ESO

 

Una gran imagen del nuevo telescopio VST (VLT Survey Telescope) y su cámara OmegaCAM muestra un triplete de galaxias brillantes en la constelación de Leo (el León). Pero más que las galaxias en primer plano, son los objetos tenues del fondo los que atraen la atención de un astrónomo. La aguda visión del VST de estos objetos tenues revela el poder del telescopio y OmegaCAM para la observación del universo distante.

El VST es el telescopio más reciente del Observatorio Paranal de ESO (eso1119 http://www.eso.cl/publicos/noticia_2011jun08.php). Es un telescopio de vanguardia de 2,6 metros, equipado con una cámara gigante de 268 megapixeles, OmegaCAM. Como su nombre indica, el VST se dedica al mapeo de los cielos en luz visible y es el telescopio más grande del mundo diseñado exclusivamente para este propósito. Esta gran vista del Triplete de Leo demuestra la excelente calidad de las imágenes producidas por el VST y su cámara.

El Triplete de Leo es un magnífico grupo de galaxias en interacción ubicado a unos 35 millones de años luz de la Tierra. Las tres galaxias son espirales, como nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, aunque esto puede no resultar obvio en esta imagen, ya que sus discos se inclinan en ángulos diferentes a nuestra línea de visión. NGC 3628, a la izquierda del cuadro, se ve de perfil, con gruesas franjas de polvo a lo largo del plano de la galaxia. Los objetos Messier M 65 (superior derecha) y M 66 (abajo a la derecha), por el contrario, se inclinan lo suficiente para hacer visibles sus brazos en espiral.

Los grandes telescopios normalmente pueden estudiar sólo una de estas galaxias a la vez, pero el campo de visión del VST - el doble del ancho de la Luna llena - es lo suficientemente amplio como para encuadrar a los tres miembros del grupo en una sola imagen. El VST también saca a la luz un gran número de galaxias más débiles y más distantes, vistas como manchas en el fondo de esta imagen.

En el primer plano de la nueva imagen también se puede ver muchas estrellas con apariencia de punto, situadas en nuestra galaxia. Uno de los objetivos científicos del VST es la búsqueda de objetos mucho más débiles en la Vía Láctea, como estrellas enanas marrones, planetas, estrellas de neutrones y agujeros negros. Se piensa que impregnan el halo de nuestra galaxia, pero a menudo son demasiado débiles para ser detectados directamente, incluso por grandes telescopios. El VST buscará eventos sutiles, producidos por un fenómeno llamado microlente [1], para detectar indirectamente estos objetos difíciles de observar y así estudiar el halo galáctico.

A través de estos estudios se espera que el VST amplíe nuestra comprensión de la materia oscura, que se cree que es el componente más grande del halo galáctico. También se esperan encontrar pistas sobre la naturaleza de esta sustancia, así como sobre la naturaleza de la energía oscura, gracias al mapeo del VST del universo lejano. El telescopio descubrirá distantes cúmulos de galaxias y cuásares con gran desplazamiento hacia el rojo, que ayudarán a los astrónomos a comprender el universo temprano y encontrar respuestas a importantes preguntas de la cosmología.

Mucho más cerca de casa, esta imagen también contiene las pistas de varios asteroides en el Sistema Solar que se han movido a través de las imágenes durante la exposición. Estos se muestran como líneas cortas de color [2] y se pueden ver por lo menos diez en esta imagen. Como Leo es una constelación zodiacal, situada en el plano del sistema solar, el número de asteroides es particularmente alto.

Esta imagen es una composición creada mediante la combinación de exposiciones tomadas a través de tres filtros diferentes. La luz pasada a través de un filtro en el infrarrojo cercano fue coloreada en rojo, la luz en la parte roja del espectro fue coloreada en verde y la luz verde en color magenta.

 

Notas:

 

[1] El efecto de Microlente es un fenómeno de lente gravitacional por el cual la presencia de un objeto tenue pero masivo puede ser inferido de los efectos de su gravedad sobre la luz procedente de una estrella más distante. Si debido a una alineación, el objeto tenue pasa lo suficientemente cerca de nuestra línea de visión en relación a la estrella más distante, su campo gravitacional desvía la luz procedente de la estrella de fondo. Esto puede conducir a un aumento medible en el brillo de la estrella de fondo. Como los eventos de microlente se basan en alineaciones que ocurren sólo esporádicamente, generalmente son descubiertos en mapeos extensivos que observan un gran número de estrellas.

[2] Estas son verdes o bien parejas de líneas magenta/rojo. Esto se debe a que las exposiciones utilizadas para crear el componente verde de la imagen en color se tomaron en una noche diferente a las utilizadas para el rojo y el magenta, que fueron tomadas en una secuencia en la misma noche.

Investigación de un choque galactico

Fuente: ESO

 

Un equipo de científicos logró unir las piezas de la compleja y violenta historia del cúmulo de galaxias Abell 2744, apodado cúmulo de Pandora, usando telescopios espaciales y terrestres, incluyendo el Very Large Telescope de ESO en Chile y el Telescopio Espacial Hubble. Abel 2744 parece ser el resultado del encuentro simultáneo de cuatro cúmulos de galaxias distintos, una compleja colisión que ha producido extraños efectos nunca antes observados de manera conjunta.

Cuando grandes cúmulos de galaxias chocan entre sí, el caos resultante es un tesoro de información para los astrónomos. Mediante el estudio de uno de los cúmulos en colisión más complejos e inusuales en el cielo, un equipo internacional de astrónomos consiguió armar las piezas de la historia de este choque cósmico que se prolongó durante 350 millones de años.

Julian Merten, uno de los científicos que lideró el nuevo estudio del cúmulo Abell 2744, explica: “Así como el investigador de un choque va uniendo las piezas que causaron un accidente, nosotros podemos usar las observaciones de estos múltiples choques cósmicos para reconstruir eventos que ocurrieron durante un período de cientos de millones de años. Esto nos revela cómo se formaron las estructuras en el Universo y cómo interactúan entre sí diferentes tipos de materia cuando se encuentran y chocan”.

Lo bautizamos como el cúmulo de Pandora porque muchos fenómenos diferentes y extraños se desencadenaron a causa de la colisión. Algunos de estos fenómenos nunca antes habían sido observados”, agrega Renato Dupke, otro integrante del equipo.

Abell 2744 pudo ser estudiada como nunca antes gracias a la combinación de datos obtenidos con el Very Large Telescope de ESO en Cerro Paranal (Chile), el telescopio japonés Subaru, el Telescopio Espacial Hubble NASA/ESA, y el Observatorio espacial Chandra de Rayos-X de la NASA.

Las galaxias en el cúmulo son claramente visibles en las imágenes del VLT y el Hubble. Si bien las galaxias son brillantes, solo se puede apreciar el 5% de su masa. El resto es gas (cerca de un 20%), que por su alta temperatura sólo emite rayos-X, y energía oscura (cerca de un 75%), que es completamente invisible. Para comprender lo que ocurre en esta colisión el equipo necesitó trazar un mapa de las posiciones de todos los tipos de masa en Abell 2744.

La materia oscura es particularmente escurridiza ya que no emite, absorbe o refleja luz (de ahí su nombre), sino que sólo se hace perceptible a través de su atracción gravitacional. Para marcar con exactitud la ubicación de esta misteriosa substancia, el equipo aprovechó un fenómeno conocido como lente gravitacional, que corresponde a la curvatura de los rayos de luz provenientes de galaxias distantes al pasar a través de campos gravitacionales presentes en el cúmulo. El resultado es una serie de reveladoras distorsiones en las galaxias del fondo observadas con el VLT y el Hubble. Trazando cuidadosamente la forma en que estas imágenes son distorsionadas, es posible trazar un mapa bastante preciso de la ubicación de la materia oscura.

Comparativamente, encontrar el gas caliente en el cúmulo es mucho más simple ya que el Observatorio espacial Chandra de Rayos-X puede observarlo directamente. Estas observaciones no sólo son cruciales para determinar dónde está el gas, sino también para mostrar el ángulo y la velocidad a la que chocan los diferentes componentes del cúmulo.

Cuando los astrónomos revisaron los resultados se encontraron con varios rasgos curiosos: “Abell 2744 parece haberse formado a partir de cuatro cúmulos diferentes involucrados en una serie de colisiones durante un período de unos 350 millones de años. La complicada e irregular distribución de los diferentes tipos de materia es extremadamente inusual y fascinante”, dice Dan Coe, el otro autor principal del estudio.

Al parecer la compleja colisión ha separado parte del gas caliente y la materia oscura, por lo que éstas ahora se encuentra separadas una de la otra y de las galaxias visibles. El cúmulo de Pandora combina varios fenómenos que solamente han podido ser observados de manera aislada en otros sistemas.

Cerca del centro del cúmulo hay una “bala”, donde el gas de un cúmulo colisiona con el gas de otro, creando una onda de choque. La materia oscura pasa a través de la colisión sin ser afectada [1].

En otra parte del cúmulo parece haber galaxias y materia oscura, pero no gas. El gas puede haber sido  eliminado durante la colisión, dejando atrás sólo una débil estela.

Características incluso más extrañas yacen en las partes exteriores del cúmulo. Una región contiene una gran cantidad de materia oscura, pero no posee galaxias luminosas ni gas caliente. Una nube de gas que se encuentra separada fue eyectada, la que precede en lugar de seguir a la materia oscura asociada. Esta caótica distribución podría estar insinuando a los astrónomos algo sobre el comportamiento de la materia oscura y cómo los variados ingredientes del Universo interactúan entre sí.

Los cúmulos de galaxias son las mayores estructuras en el cosmos; contienen literalmente trillones de estrellas. La manera en que se forman y se desarrollan a través de repetidas colisiones tiene profundas consecuencias en nuestra comprensión del Universo. Los estudios sobre el cúmulo de Pandora, el más complejo y fascinante en su tipo encontrado hasta ahora, continúan avanzando.

 

Notas:

 

[1] Este efecto ha sido observado previamente en ciertas colisiones de cúmulos de galaxias, incluyendo el original “cúmulo de la Bala”.

Un nuevo brazo en la Vía Láctea

Fuentes:

 

Scientific American: Arm's Trace: Astronomers Spot a Newfound Piece of the Milky

http://www.noticiasdelcosmos.com/

 

 

Es posible ver fantásticas fotografías de galaxias espirales, algunas muy similares a la nuestra, como la vecina Andrómeda, pero tener la misma visión de la galaxia que nos cobija es un poco más difícil.
Al igual que si tratáramos de saber cómo lucimos sin la ayuda de un espejo, los astrónomos intentan describir la Vía Láctea sin poder verla desde afuera.

Esto significa que los nuevos descubrimientos aún son posibles en nuestro patio trasero cósmico propio , un suceso puesto de relieve por un nuevo estudio que identifica un brazo espiral nunca antes visto de la Vía Láctea. La estructura recién descubierta, unos 70.000 años luz de distancia, puede ser la continuación de un brazo espiral mayor, conocido previamente, parte del cual se ve mucho más cerca de la Tierra. Thomas Dame y Tadeo Patrick del Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica han anunciado el hallazgo en el Astrophysical Journal Letters.

Los investigadores pueden crear mapas de las estructuras más alejadas de la galaxia usando radiotelescopios para identificar las firmas espectrales de átomos o moléculas específicas. Lo que los astrofísicos de CfA hicieron fue rastrear el conocido brazo de Escudo-Centauro que debería extenderse hacia el lado más alejado de la galaxia. En los sondeos telescópicos que escanearon la galaxia en busca de emisión de microondas de átomos de hidrógenos aparecía algo. Pero con tanto hidrógeno resultaba difícil identificar estructuras.

Así que este par de investigadores buscó el monóxido de carbono que también parece ser un rastreador confiable de la clase de nubes de gas molecular que forma estrellas. Encontrar nubes a lo largo del supuesto brazo verificaría que lo detectado hasta ahora es una pieza genuina de la estructura de la galaxia. Y lo descubierto son nubes moleculares a lo largo del brazo, una de las cuales ha sido mapeada en detalle. Se trata de una nube de 300 años luz de diámetro (47 pc), con la masa de 50.000 soles. La localización del brazo concuerda con la extensión del Brazo principal, del otro lado del centro galáctico.

La galaxia es a grosso modo, como un "sombrero sombrero". Esta deformación no es rara en la periferia de las galaxias espirales. "Cuando la densidad de estrellas  baja, hay menos fuerza para mantenerlo todo en su lugar" y el tirón de las galaxias enanas o de otros perturbadores puede doblar el disco.

Tiene sentido que el Brazo de Escudo-Centauro (o Cruz-Centauro) continúe hacia donde se halla esta nueva estructura. Semejante extensión preservaría la simetría general de la galaxia. El Brazo de Perseo, una suerte de imagen espejada del Brazo de Escudo-Centauro se arquea alrededor de la galaxia de la misma forma que el brazo de Escudo-Centauro hacía en el sentido opuesto.

Dos miradas a una galaxia torcida

Fuente: ESO

 

 

La galaxia Meathook (Gancho de Carne), o NGC 2442, posee una forma tremendamente torcida. Uno de sus brazos espirales está muy doblado hacia adentro y alberga una supernova reciente, mientras que el otro, salpicado de estrellas recién formadas, se extiende bastante hacia afuera del núcleo. El telescopio de 2,2 metros MPG/ESO en el Observatorio La Silla, en Chile, y el Telescopio Espacial Hubble NASA/ESA, han capturado dos imágenes contrastantes de esta galaxia espiral asimétrica.

La galaxia Meathook (Gancho de Carne), o NGC 2442, en la constelación austral de Volans, es fácilmente reconocible por sus brazos espirales asimétricos. Se cree que la apariencia torcida de la galaxia es causada por interacciones gravitacionales con otra galaxia en algún momento de su historia, si bien los astrónomos no han podido hasta ahora identificar con certeza la causa.

Esta visión de campo amplio, tomada con el instrumento Wide Field Imager del telescopio de 2,2 metros MPG/ESO en el Observatorio La Silla, en Chile, muestra claramente la forma de doble gancho que da nombre a esta galaxia. Esta imagen también captura varias otras galaxias cercanas a NGC 2442, así como muchas otras galaxias remotas que formadas en el rico telón de fondo. Si bien el Wide Field Imager, desde la Tierra, no puede alcanzar la nitidez del Hubble en el espacio, puede abarcar una porción del cielo mucho mayor en una sola exposición. Ambas herramientas permiten generalmente a los astrónomos obtener información complementaria.

Una imagen más cercana obtenida con el Telescopio Espacial Hubble NASA/ESA, se centra en el núcleo de la galaxia, en el más compacto de sus dos brazos espirales. En 1999, una estrella masiva al final de su vida explotó como una supernova en este brazo. Comparando antiguas observaciones terrestres, imágenes previas del Hubble tomadas en 2001, y estas imágenes tomadas a fines de 2006, los astrónomos fueron capaces de estudiar en detalle lo que pasó con la estrella al momento de morir. Cuando esta imagen fue captada, la supernova se había extinguido por lo que no es visible.

Las observaciones de ESO, a diferencia de las del Hubble, rescatan el otro extremo del ciclo vital de las estrellas. Esparcidas a lo largo de casi toda la galaxia, especialmente en el más largo de sus brazos espirales, se pueden ver unas manchas rosadas y rojas. Este color proviene del gas hidrógeno de zonas de formación estelar: a medida que la radiación de las estrellas recién nacidas excita el gas de las nubes donde se formaron, se produce un brillo de color rojo.

La interacción con otra galaxia, que le dio a la Galaxia Meathook su inusual forma asimétrica, es también la causa que probablemente gatilló el reciente episodio de formación estelar. La misma fuerza de atracción que deformó la galaxia habría perturbado las nubes de gas, gatillando su colapso gravitacional.

 

Enlaces:

 

Galaxias primitivas

Texto: Gerardo Blanco.

 

Las galaxias tienen diferentes formas: espirales, elípticas, irregulares. Pero, ¿qué son las "galaxias cadena", los "renacuajos" y los "clump clusters"?

La gran mayoría de galaxias que vemos hoy pueden agruparse en unas pocas categorías: las hay espirales, lenticulares, elípticas e irregulares.
Estudiar la morfología de las galaxias es algo interesante y les brinda a los astrónomos pistas para entender los procesos de formación.
Edwin Hubble estableció una clasificación de galaxias, que fue recientemente repasada por Verónica Casanova para el VIII Carnaval de la Física en su post sobre la secuencia de Hubble.

Sin embargo, por el efecto de borrosidad de la atmósfera terrestre y el hecho de que las galaxias están muy lejos, no fue posible por mucho tiempo reconocer las morfologías de galaxias distantes. Con mayores telescopios, sin embargo, es posible determinar algunos datos, como brillo y color. De esas mediciones está claro que las galaxias muy lejanas eran muy diferentes a las que están más cerca. Esto implica, por la constante y finita velocidad de la luz, que las galaxias más viejas eran distintas de las modernas. De esta forma, los astrónomos pueden estudiar la evolución de las galaxias en la historia del universo.
El Telescopio Espacial Hubble, junto a la cámara WFPC2, lograron sobrepasar los límites observaciones de los observatorios sobre la superficie del planeta. Liberado de los efectos atmosféricos pudo observar detalles diez veces más finos y ver con suficiente claridad las galaxias lejanas como para estudiar su morfología. Los estudios demostraron que los tipos de galaxias vistos en la actualidad y cercanía estaban presente en el universo distante, pero algo distintas.
Los primeros trabajos al respecto son de Lennox Cowie y Sidney Van den Bergh (Cowie, Hu & Songaila in 1995 y van den Bergh et al, 1996).

Y lo más interesante es que en el pasado lejano se ven tipos de galaxias que no se observan en el universo cercano. Muchas de esas galaxias comprenden nudos o agrupamientos. En particular, muchas galaxias aparecen como varios grupos arreglados en línea y fueron nombrados como "galaxias cadena". A los pares de agrupamientos se los llamó simplemente "dobles". También se vieron galaxias con la apariencia de un agrupamiento y una cola (similares a un renacuajo): galaxias tadpole.

Elmegreen Galaxias
Una selección de 8 típicas galaxias para cada tipo morfológico: 4 a la derecha y 4 a la izquierda. De arriba a abajo, en cada fila se ven: Galaxias cadena, clump-cluster, doble, tadpole, espirales y elípticas. En la figura de la derecha, en la anteúltima fila se aprecia una espiral de canto.
Imágenes de Elmegreen et al (3)


Por muchos años, la mayoría de estudios de morfología de galaxias con el Telescopio Espacial Hubble (HST) se concentraron en galaxias a distancias intermedias, donde HST proveía detalles imposibles de obtener desde la superficie, sin requerir de tan largas exposiciones. Luego se reemplazó aquella cámara del HST por la ACS y dio un nuevo impulso al tema. Se encontró que las galaxias agrupadas eran extremadamente comunes en el universo temprano. Esos datos revelaron una población de galaxias que no aparecían "en cadena", sino más bien con formas circulares o agrupamientos. Se las llamó "clump clusters" que comparten similitudes con las actuales galaxias irregulares, pero con importantes diferencias.

clumpy
Agrupamientos de galaxias. Crédito: Elmegreen et al. 2009

Las clump clusters son generalmente mucho más masivas y las actuales irregulares se verán así desde cualquier dirección que se las observe. La similaridad entre clump clusters y galaxias cadena implica que son el mismo tipo de objeto, pero vistos desde diferentes direcciones. Esto significa que las clums están distribuidas en discos que aparecen como cadenas cuando se las observa de canto.
Los estudios confirman que se trata de galaxias muy jóvenes con gran formación estelar. Su predominio implica que probablemente son una etapa previa en el desarrollo de la mayoría, o todas, las galaxias.

Veamos qué dicen los que saben:
Cowie y otros indican en su trabajo (1):
El mayor resultado del presente artículo es la identificación de una nueva clase morfológica de objetos a las magnitudes más difusas. Los llamamos galaxias "cadena", y aparecen como estructuras lineales con algunos "nudos" brillantes.


Las galaxias cadena parecen ser una nueva clase de objeto (...) Su curiosa morfología las convierte en una clase extremadamente interesante.
Cowie

Dos expertos en la materia, con varios papers publicados al respecto, son Debra y Bruce Elmegreen. En uno de sus trabajos (2) señalan las características de los principales tipos de galaxias del Campo Ultra Profundo de Hubble:

paper
Cadena: objetos lineales dominados por varios agrupamientos gigantes y sin tener bulbos centrales brillantes.
Clump cluster: objetos ovales o circulares que parecen galaxias cadena en su dominancia de varios agrupamientos gigantes, sin bulbos.
Clumps dobles: sistemas dominados por dos agrupamientos similares, sin bulbo.
Tadpole: sistemas dominados por un único agrupamiento, corrido o al final de una emisión lineal más difusa.
Espiral: galaxias con discos, evidente estructura espiral si tienen baja inclinación y usualmente un bulbo o núcleo.
Elípticas: galaxias concentradas centralmente sin una obvia estructura espiral.

Para luego señalar que las distinciones morfológicas entre estos tipos de galaxias no necesariamente implica que hay diferencias físicas significativas. Por ejemplo, las galaxias dobles podrían ser versiones menores de galaxias cadena y las tadpole versiones aún menores. Además, las galaxias cadena y las clump clusters podrían ser el mismo tipo de objeto a diferentes orientaciones.
paper

Y en otro dicen (3) :
Las galaxias cadena parecen ser versiones de canto de las agrupadas, en forma de disco, irregulares galaxias.
paper

El proyecto Galaxy Zoo está recopilando información, brindada por los usuarios, sobre estas primitivas galaxias, al analizar imágenes de Hubble. Por ejemplo, los usuarios pueden reconocer si los agrupamientos son menos de cuatro o más, si aparecen en línea recta, en forma de cadena o en forma espiral. Al comparar el número y las propiedades de esos tipos de galaxias, será posible -creen los administradores del sitio- ser capaces de confirmar o refutar esta imagen de generación de galaxias cadena antes narrada y, quizás, entender mejor los orígenes de la población de galaxias en el universo.

clumps
Captura de pantalla de Galaxy Zoo





Fuentes y Links relacionados:

 

          A brief history of clumpy galaxies

El cúmulo de galaxias maduro más distante

Fuente: ESO

 

 

Astrónomos utilizaron una serie de telescopios desde la Tierra y el espacio, incluyendo el Very Large Telescope de ESO en el Observatorio Paranal en Chile, para descubrir y medir la distancia del cúmulo de galaxias maduro más remoto encontrado hasta ahora. Debido a su distancia, este cúmulo es observado tal y como era cuando el Universo tenía menos de un cuarto de su edad. No obstante, su parecido con los cúmulos de galaxias maduros que se encuentran en el Universo actual es sorprendente.

“Hemos medido la distancia hasta el cúmulo de galaxias maduro más distante encontrado hasta ahora”, dice el autor principal del estudio que utilizó observaciones realizadas con el VLT de ESO, Raphael Gobat (CEA, París). “Lo sorprendente es que cuando miramos de cerca este cúmulo de galaxias no parece joven – muchas de estas galaxias se han asentado y no se asemejan a las típicas galaxias con formación estelar que se ven en el Universo primitivo”.

Los cúmulos de galaxias son las estructuras más grandes en el Universo que se sostienen gracias a su propia gravedad. Los astrónomos suponen que estos cúmulos crecen a través del tiempo, de ahí que los cúmulos masivos sean tan raros en el Universo primordial. Sin bien se han podido observar cúmulos de galaxias incluso más lejanos que éste, parecen ser cúmulos jóvenes en proceso de formación y no sistemas maduros asentados.

Un equipo internacional de astrónomos utilizó los poderosos instrumentos VIMOS y FORS2 del Very Large Telescope (VLT) de ESO, en la Región de Antofagasta en Chile, para medir la distancia de algunos tenues objetos rojizos dentro de una curiosa mancha observada previamente por el telescopio espacial Spitzer. Esta agrupación, llamada CL J1449+0856 [1], poseía todos los rasgos de un cúmulo de galaxias remoto [2]. Los resultados mostraron que efectivamente estaban observando un cúmulo de galaxias tal como era cuando el Universo tenía unos tres mil millones de años – menos de un cuarto de su edad actual [3].

Una vez que el equipo supo la distancia a este raro objeto su atención se dirigió hacia las galaxias que lo componen, usando para este fin el Telescopio Espacial Hubble NASA/ESA y telescopios basados en tierra, incluyendo el VLT. La evidencia encontrada sugiere que la mayoría de las galaxias en este cúmulo no poseía estrellas en formación, sino que estaba compuesta por estrellas de unos mil millones de años de edad. Esto lo convierte en un cúmulo maduro, similar en masa al cúmulo de Virgo, el cúmulo numeroso más cercano a la Vía Láctea.

Observaciones en rayos X realizadas con el observatorio espacial XMM-Newton de ESA al objeto CL J1449+0856, proporcionaron evidencia adicional que apoya la opción de un cúmulo maduro. El cúmulo está emitiendo rayos X que provendrían de una nube muy caliente de gas tenue que inunda el espacio entre las galaxias y que se concentra hacia el centro del cúmulo. Este es otro signo de un cúmulo de galaxias maduro, que se mantiene firmemente unido gracias su propia gravedad, mientras que los cúmulos muy jóvenes no han tenido tiempo de atrapar gas caliente en esta forma.

Como concluye Gobat: “Estos nuevos resultados apoyan la idea de que los cúmulos maduros existían cuando el Universo tenía menos de un cuarto de su edad. Este tipo de cúmulos son supuestamente muy escasos según la teoría actual, por lo que hemos sido muy afortunados al poder encontrar uno. Sin embargo, si observaciones posteriores detectan muchos otros, esto podría significar que nuestra comprensión del Universo primitivo necesita ser revisada”.

Notas

[1] Este extraño nombre indica la posición del objeto en el cielo.

[2] Las galaxias aparecen de color rojo en la foto, en parte porque se cree que están compuestas principalmente por estrellas rojas frías. Además, desde que la luz salió de estos remotos sistemas, la expansión del Universo ha incrementado aún más la longitud de onda de esta luz, por lo que al llegar a la Tierra se observa principalmente como radiación infrarroja.

[3] Los astrónomos midieron la distancia al cúmulo descomponiendo la luz a través de un espectrógrafo. Luego compararon este espectro con el de un objeto similar en el Universo cercano. Esto les permitió medir el corrimiento al rojo de las galaxias remotas – cuánto se ha expandido el Universo desde que la luz dejó las galaxias. El corrimiento al rojo detectado fue de 2,07, lo que significa que el cúmulo fue observado tal y como era tres mil millones de años después del Big Bang.

La galaxia NGC 247

Fuente ESO.

 

Esta imagen de NGC 247, tomada por el instrumento Wide Field Imager del telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, en la Región de Coquimbo en Chile, revela los finos detalles de esta galaxia espiral muy inclinada y su rico telón de fondo. Los astrónomos piensan que esta orientación tan inclinada, tal como la observamos desde la Tierra, explica que la distancia a esta prominente galaxia haya sido previamente sobreestimada.

La galaxia espiral NGC 247 es una de las galaxias espirales más cercanas del cielo austral. En esta nueva visión entregada por el Wide Field Imager del telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile, un gran número de estrellas que componen la galaxia aparecen claramente definidas y muchas nubes de hidrógeno rosadas y brillantes, que señalan las regiones de formación estelar activa, pueden distinguirse en los difusos e irregulares brazos espirales.

NGC 247 es parte del Grupo Sculptor, una aglomeración de galaxias asociadas con la galaxia Sculptor (NGC 253, como se muestra en este comunicado de 2009 y otro de 2010. Este es el grupo de galaxias más cercano a nuestro Grupo Local, a que pertenece nuestra la Vía Láctea, pero darle un valor exacto a estas distancias cósmicas es tremendamente difícil.

Para medir la distancia desde la Tierra a una galaxia cercana, los astrónomos deben confiar en un tipo de estrellas variables llamadas Cefeidas, que actúan como indicadores de distancia. La Cefeidas son estrellas muy luminosas, cuyo brillo varía a intervalos regulares. El tiempo que tarda una de estas estrellas en pasar del brillo máximo al mínimo puede ser introducido en una simple fórmula matemática que permite obtener su brillo intrínseco. Cuando se compara este valor con el brillo medido, se obtiene su distancia. Sin embargo este método no es infalible, ya que los astrónomos piensan que esta relación entre período y luminosidad depende de la composición de la Cefeida.

Otro problema surge del hecho de que parte de la luz emitida por la Cefeida puede ser absorbida por polvo en su ruta a la Tierra, haciéndola aparecer más tenue y, por lo tanto, más lejos de lo que realmente está. Este es precisamente el problema de NGC 247 con su orientación tan inclinada, ya que la línea de visión de las Cefeidas pasa a través del disco de polvo de la galaxia.

Por esta razón, un grupo de astrónomos está actualmente revisando los factores que afectan a estos objetos marcadores de distancias cósmicas en un estudio llamado Proyecto Araucaria [1]. El equipo ya concluyó que NGC 247 está al menos un millón de años-luz más cerca de la Vía Láctea de lo que previamente se creía, rebajando su distancia a tan sólo unos 11 millones de años-luz.

Además de la galaxia principal, esta imagen también revela numerosas galaxias brillando a distancias mucho mayores que NGC 247. En la parte superior derecha de la fotografía, tres espirales prominentes forman una línea e incluso detrás de ellas, mucho más lejos, muchas otras galaxias son visibles, algunas brillando justo a través del disco de NGC 247.

Esta imagen en colores fue creada a partir de un gran número de exposiciones monocromáticas tomadas a través de filtros azul, amarillo/verde y rojo, durante muchos años. Adicionalmente, se incluyeron exposiciones tomadas a través de un filtro que aísla el brillo proveniente del gas de hidrógeno, el que fue coloreado de rojo. El tiempo total de exposición por filtro fue de 20 horas, 19 horas, 25 minutos y 35 minutos respectivamente

 

NGC 247 en Cetus:

http://www.eso.org/public/images/eso1107b/

Imagen:

http://www.eso.org/public/images/eso1107c/

Video:

http://www.eso.org/public/videos/eso1107a/

¿Qué es una galaxia?

Gerardo Blanco.

 

Un par de astrónomos señalan que tras los descubrimientos de las últimas décadas, las Galaxias Enanas Ultra Compactas y Enanas Esferoidales podrían ser catalogadas como cúmulos globulares. ¿Qué es entonces una galaxia? Proponen una encuesta online.

A los astrónomos les gusta clasificar (bueno, a todo el mundo). Inicialmente la clasificación puede ser realizada sólo por la apariencia para el ojo humano, pero para progresar en esta taxonomía se necesita alguna base física de los objetos. Con nuevos datos, las clasificaciones pueden ya no servir. El caso típico es el de Plutón. Si se mantenía la definición anterior, se agregan varios objetos a la categoría Planetas y quizás más aún en el futuro.

¿Qué pasa con las galaxias?
Las galaxias enanas, ¿son muy distintas de los cúmulos estelares?
En el diccionario Oxford-Complutense de Ian Ridpath se define galaxia como:

Sistema de estrellas, a menudo con gas y polvo interestelar, unidas por la gravedad.

Luego define galaxia enana como

"Galaxia pequeña y de baja luminosidad. Las elípticas enanas (dE) y las irregulares enanas (dIrr) son probablemente los ejemplos más débiles de estos tipos generales de galaxias (el prefijo d viene de dwarf, enana en inglés). Un tipo separado, las enanas esferoidales (dSph) son similares a las elípticas en que contienen poco o ningún material interestar, aunque no están tan concentradas en su centro, teniendo baja densidad y bajo brillo superficial, y presentan una disminución de su emisión de luz con el radio que implica que tienen una relación más cercana con las pequeñas galaxias de disco. La mayoría de las galaxias del Grupo Local son esferoidales enanas, siendo probablemente el tipo de galaxia más común en el Universo".

Duncan Forbes y Pavel Kroupa señalan en un reciente paper que no hay una definición ampliamente aceptada para la palabra galaxia. Indican que Tammann sugirió en 1994 una definición para galaxia enana como aquellas cuya magnitud azul MB sea más débil que -16 y más extendidas que los cúmulos globulares. En aquel momento, las Enanas Ultra Compactas (UCD, Ultra Compact Dwarf) y las dSph habían sido descubiertas. Las UCD son objetos con propiedades intermedias entre los tradicionalmente reconocidos como galaxias y los cúmulos globulares. Y algunas dSph contienen tan pocas estrellas que pueden ser más débiles que una sola estrella brillante y contener menos masa estelar que algunos cúmulos globulares.

Las UCD tienen tamaño, luminosidad y masa intermedia entre los cúmulos globulares y las galaxias enanas.

Los autores toman tres definiciones de galaxia: La de wikipedia (sistema masivo de estrellas, nubes de gas, planetas, polvo, y quizá materia oscura, y energía oscura, unidos gravitacionalmente.

Otra, del diccionario Oxford: Cualquiera de los muchos grupos de estrellas y otra materia que existe en el espacio como sistema independiente.

Y otra: una entidad gravitacionalmente unida, típicamente consistente en materia oscura, gas, polvo y estrellas.

tabla
Tabla: La tabla presenta objetos que no son galaxias y diferentes parámetros como el radio si es mayor a 100 pc, múltiples poblaciones, materia oscura, galaxias satélites. La X indica la ausencia de estos parámetros. Prestar atención a Boo III, referencia a la galaxia enana Boötes III.

Así, parece ser necesario que una galaxia:
1-Esté gravitacionalmente unida
2-Contenga estrellas

Si no se agrega nada más, los cúmulos globulares y UCD estarían comprendidos en esta definición.

De acuerdo a mi diccionario, un cúmulo globular es:

Grupo aproximadamente esferoidal de estrellas viejas en el halo de una galaxia.


Aquí se terminó el drama. La Vía Láctea no está en el halo de ningún otro objeto, es pues una galaxia. Si un grupo de estrellas está en el halo de una galaxia, es un cúmulo globular. Listo el pollo, pelada la gallina.

Pero...
Algunas galaxias enanas no tienen cúmulos globulares. En el Grupo Local, la galaxia enana WLM tiene un solo cúmulo, pero las galaxias Aquarius y Tucana, ninguno. Si la presencia de un cúmulo globular fuera un requisito para una galaxia, entonces las galaxias compactas enanas (UCD) y algunas de las menores galaxias enanas, no serían galaxias.

Otros requisitos posibles son el radio efectivo, quizás mayor a 100 pc. Las UCD suelen ser menores a 40, lo que deja un intervalo vacío. (entre 40 y 100). Otro criterio podría ser la presencia o no de materia oscura, en debate.

Los autores señalan casos especiales como Omega Cen, un masivo cúmulo globular en nuestra galaxia que por su tamaño, elongación, múltiples poblaciones estelares, abundancia de Helio y órbita retrógrada sugiere que es el núcleo remanente de una galaxia enana y representar un ejemplo de baja masa de UCD.

La decisión de cómo definir a un planeta enano y el destino de Plutón fue decidido por 424 astrónomos en la reunión de Praga de 2006. Los autores, por eso, invitan a la audiencia a expresar su opinión a través de una forma de sabiduría colectiva (crowd-sourcing) en una encuesta online.

Lo lógico sería primero leer completo el artículo de los autores, luego pensar una definición, luego buscar ejemplos que contradigan la definición y así en un bucle hasta dar con una definición imbatible. ¿La hay?

Clasificar galaxias a partir de Galaxy Zoo

Un equipo de científicos del Colegio Universitario de Londres (University College) y de la Universidad de Cambridge ha desarrollado códigos de aprendizaje automático, modelados a partir de ciertas características del cerebro humano, que pueden ser utilizados en ordenadores para clasificar las galaxias con precisión y eficiencia notables.

Cabe destacar que el nuevo método es tan fiable que coincide con las clasificaciones humanas en más del 90 por ciento de las veces.

Hay miles de millones de galaxias conocidas en el universo. La mayoría de ellas contiene entre diez millones y un billón de estrellas. Las galaxias presentan una amplia gama de formas; las hay desde elípticas y espirales hasta las que poseen estructuras mucho más irregulares. Gracias a varios proyectos de observación a gran escala, se está consiguiendo fotografiar y cartografiar una gran cantidad de galaxias.

Como parte del proceso de usar estos datos para comprender mejor el origen y la evolución de las galaxias, el primer paso consiste en clasificar por sus tipos a las galaxias escudriñadas en estas grandes batidas observacionales. Los 250.000 miembros del público que participan en el proyecto Galaxy Zoo han clasificado manualmente 60 millones galaxias.

Ahora, un equipo de astrónomos ha utilizado las clasificaciones del Galaxy Zoo para entrenar a un algoritmo informático, concretamente de la clase descrita como red neuronal artificial, con el fin de capacitarlo para reconocer los diferentes tipos de galaxias.

La red neuronal artificial está diseñada para simular una red neuronal biológica, como las que poseen los seres vivos superiores. Trabaja con complejas relaciones entre los datos de entrada, tales como las formas, tamaños y colores de los objetos astrofísicos, y los datos de salida, como por ejemplo el tipo de galaxia, imitando así el análisis llevado a cabo por el cerebro humano. Este método ha logrado reproducir más del 90 por ciento de las clasificaciones de las galaxias hechas por humanos.

La investigadora Manda Banerji del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge ha dirigido la investigación.

Descubren una extraña estructura en el centro de la Galaxia

Scitech News.

 

El Telescopio Espacial Fermi de rayos Gamma, de la NASA, ha descubierto una estructura, que hasta ahora resultaba indetectable, en el centro de la Vía Láctea. La magnitud del hallazgo es para la astronomía el equivalente para la geografía de descubrir un nuevo continente en la Tierra. Con una extensión de 50.000 años-luz, esta singular estructura podría ser quizá el remanente de una erupción provocada por un gigantesco agujero negro en el centro de nuestra galaxia.

La estructura consta de dos burbujas emisoras de rayos gamma que se extienden desde el centro galáctico hasta 25.000 años-luz hacia el norte y hasta otros 25.000 hacia el sur. Su naturaleza y origen son por ahora desconocidos, si bien se barajan algunas hipótesis.

Doug Finkbeiner, astrónomo del Centro para la Astrofísica, gestionado conjuntamente por la Universidad de Harvard y el Instituto Smithsoniano, en Cambridge, Massachusetts, fue quien identificó por primera vez la estructura, que abarca más de la mitad del cielo, desde la constelación de Virgo hasta la de la Grulla (Grus).

La estructura, que puede tener millones de años de antigüedad, era indetectable para los astrónomos que estudian los rayos gamma debido en parte al fenómeno conocido como emisión difusa, una "niebla" de rayos gamma que está presente en todo el firmamento. Las emisiones son causadas por partículas moviéndose a casi la velocidad de la luz e interactuando con la luz y el gas interestelar en la Vía Láctea.

Las emisiones de las dos misteriosas burbujas son mucho más energéticas que la citada niebla de rayos gamma. Las burbujas también parecen tener bordes bien definidos. La forma de doble burbuja que posee la estructura, y las características de sus emisiones, sugieren que se formó como resultado de una enorme y relativamente rápida liberación de energía, cuya fuente sigue siendo un misterio.

Una posibilidad incluye un chorro de partículas disparado desde las inmediaciones del agujero negro supermasivo que existe en el centro de nuestra galaxia. En muchas otras galaxias, los astrónomos ven rápidos chorros de partículas energizados por las reacciones que experimenta la materia en su caída hacia un agujero negro central. Si bien no hay pruebas de que el agujero negro de la Vía Láctea esté impulsando actualmente chorros de tal magnitud, sí pudo hacerlo en el pasado.

Las burbujas también podrían haberse formado como resultado de corrientes de gas expulsado hacia fuera de la región central de la galaxia a consecuencia de la formación de muchas estrellas en un periodo breve de tiempo, tal vez el mismo nacimiento multitudinario que produjo muchos cúmulos de estrellas de gran masa en el centro de la Vía Láctea hace varios millones de años.