WEB HEMISFERIO NORTE.

ESPAÑA.

Película Gravity 6 euros

Efemérides astronómicas del mes

Disfruta en esta columna de las últimas noticias

Esta página web fue creada en octubre del año 2010.

El moderador de la misma no se responsabiliza ni comparte necesariamente los contenidos y opiniones vertidas en los artículos publicados.

Los artículos, fotografias y trabajos nombraran siempre al creador, la fuente o el enlace original, respetando así los derechos de autor.

 

El número de visitas refleja cuantos usuarios han accedido a nuestro portal. Está basado en la dirección IP por lo que usuarios que compartan IP serán considerados como uno. Al menos ha de pasar una hora entre peticiones de un mismo usuario para que se considere una visita nueva.

ULTIMAS NOTICIAS

 LAISLADELAASTRONOMIA. ULTIMAS NOTICIAS.

PINCHA EN LA NOTICIA Y PODRAS LEERLA EN EL CENTRO

DE LA PANTALLA.

MARTE, EL PLANETA ROJO

NASA. 6-4-2012

 

La cámara de alta resolución HiRISE a bordo de la nave espacial Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA capturó esta impresionante imagen de un remolino de 20 kilómetros de altura a lo largo de la región Amazonis Planitia en la zona norteña del Planeta Rojo.

MARTE

Fuente: AstroMía

 

 

Marte es el cuarto planeta del Sistema Solar. Llamado así por el dios de la guerra de la mitología romana Marte, recibe a veces el apodo de Planeta rojo debido a la apariencia rojiza que le confiere el óxido de hierro que domina su superficie.

El planeta Marte tiene una atmósfera muy fina, formada principalmente por dióxido de carbono, que se congela alternativamente en cada uno de los polos. Contiene sólo un 0,03% de agua, mil veces menos que la Tierra.

Los estudios demuestran que Marte tuvo una atmósfera más compacta, con nubes y precipitaciones que formaban rios. Sobre la superficie se adivinan surcos, islas y costas. Las grandes diferencias de temperatura provocan vientos fuertes. La erosión del suelo ayuda a formar tempestades de polvo y arena que degradan todavía más la superficie.

 

 

Antes de la exploración espacial, se pensaba que podía haber vida en Marte. Las observaciones demuestran que no tiene, aunque podría haberla tenido en el pasado.

En las condiciones actuales, Marte es estéril, no puede tener vida. Su suelo es seco y oxidante, y recibe del Sol demasiados rayos ultravioletas.

Cuando se halla más cerca de la Tierra, a unos 55 millones de kilómetros, Marte es, después de Venus, el objeto más brillante en el cielo nocturno. Puede observarse más fácilmente cuando se forma la línea Sol-Tierra-Marte (cuando está en oposición) y se encuentra cerca de la Tierra, cosa que ocurre cada 15 años.

El tono rojizo de su superficie se debe a la oxidación o corrosión. Las zonas oscuras están formadas por rocas similares al basalto terrestre, cuya superficie se ha erosionado y oxidado. Las regiones más brillantes parecen estar compuestas por material semejante, pero contienen partículas más finas, como el polvo.

A causa de la inclinación de su eje y la excentricidad de su órbita, los veranos son cortos y calurosos y los inviernos largos y fríos. Enormes casquetes brillantes, en apariencia formados por escarcha o hielo, señalan las regiones polares del planeta.

Se ha seguido el ciclo estacional de Marte durante casi dos siglos. En el otoño marciano se forman nubes brillantes sobre el polo correspondiente. Una fina capa de dióxido de carbono se deposita sobre el casquete polar durante el otoño y el invierno, al final del cual el casquete polar puede descender a latitudes de 45°. En primavera y al final de la larga noche polar, la parte estacional se va deshaciendo y muestra el casquete helado del invierno, que es permanente.

Además de las nubes de dióxido de carbono helado, en el planeta hay otros tipos de nubes. Se observan neblinas y nubes de hielo a gran altitud. Estas últimas son el resultado del enfriamiento asociado con las masas de aire que se alzan por encima de obstáculos elevados. Durante los veranos del sur son especialmente notables extensas nubes amarillas compuestas de polvo levantado por los vientos.

 

Misión a Marte: Pincha el enlace. Video.

 

Click Here for: "How to Get to Mars. Very Cool! HD"

Viaje a Marte

Pincha sobre la imagen.

Artículos relacionados

2019

2018

2017

2016

2015

2014

2013

2012

La Sonda Curiosity Se Prepara Para Realizar un Espectacular Amartizaje

Agosto 2012

El vehículo explorador de planetas más avanzado que tiene la NASA hasta el momento lleva el rumbo exacto para aterrizar, a principios de agosto, al lado de una de las montañas marcianas, con el fin de iniciar dos años de un trabajo científico detectivesco sin precedentes. Sin embargo, lograr que el vehículo explorador Curiosity (Curiosidad, en idioma español) se pose sobre la superficie de Marte no será una tarea fácil.

"El aterrizaje de Curiosity es la misión de la NASA más difícil en la historia de la exploración planetaria con robots", dijo John Grunsfeld, quien es el administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA, en las oficinas centrales de la entidad, ubicadas en Washington. "El reto es monumental, pero la habilidad y la determinación que tiene el equipo de investigadores me dan mucha confianza en que podemos lograr un aterrizaje exitoso". El aterrizaje de Curiosity está planeado para la madrugada del 6 de agosto a las 5:31 GMT.

La misión del Laboratorio Científico de Marte (Mars Science Laboratory o MSL, por su sigla en idioma inglés) es la precursora de futuras misiones a Marte lideradas por seres humanos. El presidente Obama propuso el desafío de visitar el Planeta Rojo en la década de 2030.

Con el propósito de lograr el nivel de precisión necesario para aterrizar a salvo en el interior del cráter Gale, la nave espacial volará como si fuera un ala en la atmósfera alta, en lugar de caer como una piedra. Para poder hacer aterrizar el vehículo explorador de 1 tonelada, el método de la bolsa de aire utilizado en otras misiones a Marte no funcionará en esta ocasión. Ingenieros de la misión, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, ubicado en Pasadena, California, han diseñado una especie de "grúa celestial" que funcionará durante los segundos finales del vuelo. Una mochila provista de cohetes-retro que controlan la velocidad de descenso será usada para que el vehículo explorador descienda sobre tres cordones de nailon justo antes de que se pose.


Concepto artístico del momento del descenso a la superficie marciana del rover Curiosity.

 

Durante un período crítico que solo dura aproximadamente siete minutos (también conocido como "los siete minutos del terror"), la nave espacial del Laboratorio Científico de Marte que transporta a Curiosity debe disminuir su marcha de alrededor de 13.200 millas por hora o 21.243 kilómetros por hora (aproximadamente 5.900 metros por segundo) para permitir que el vehículo explorador se pose sobre la superficie marciana a una velocidad de aproximadamente 1,7 millas por hora o 2,74 kilómetros por hora (tres cuartas partes de un metro por segundo).

"Esos siete minutos representan el desafío más importante de toda la misión", dijo Pete Theisinger, quien es el administrador de proyecto de la misión en el JPL. "Para que el aterrizaje sea exitoso, cientos de sucesos deben ocurrir correctamente, muchos de estos con una precisión de segundos, y todos controlados autónomamente por la nave espacial. Hemos hecho todo lo posible para tener éxito. Esperamos que Curiosity tenga un buen aterrizaje, pero no hay garantía de que vaya a ser así. Los riesgos son reales".

Durante las primeras semanas después del aterrizaje, los controladores de la misión en el JPL someterán al vehículo explorador a una serie de revisiones y actividades destinadas a caracterizar su funcionamiento en Marte; mientras tanto, aumentarán gradualmente las investigaciones científicas. Más tarde, Curiosity comenzará a investigar si ha sido o no el interior del cráter Gale de Marte (un área a la que históricamente se la ha asociado con la presencia de agua) un ambiente propicio para la vida microbiana.

"Misiones anteriores han revelado que el Marte de antaño poseía ambientes húmedos", dijo Michael Meyer, quien es el científico principal del Programa Marte, en las oficinas centrales de la NASA. "Curiosity nos lleva a dar el próximo paso lógico en nuestro entendimiento del potencial que tiene Marte para propiciar la vida".


Curiosity se encargará de investigar si el interior del Cráter Gale ha sido un ambiente propicio para la vida microbiana.

 

Curiosity utilizará diversas herramientas, localizadas en un brazo robot, para transportar muestras de rocas y suelo marcianos a instrumentos de laboratorio, localizados en el interior del vehículo explorador, los cuales pueden determinar la composición química y mineral de las muestras. El haz de un instrumento láser lanzará una chispa sobre un blanco y leerá el espectro de luz de la misma con el objetivo de identificar los elementos químicos que están presentes en dicho blanco.

Otros instrumentos a bordo de este vehículo explorador, que tiene el tamaño de un automóvil, servirán para examinar el ambiente que hay alrededor, ya sea a distancia o mediante el contacto directo con el brazo. El vehículo explorador buscará componentes básicos para la vida y evidencia de energía disponible para la misma. También investigará factores que puedan resultar perjudiciales para la vida, tales como la radiación ambiental.

"Para llevar a cabo una misión con tan ambiciosas metas es necesario contar con un magnífico lugar de aterrizaje y una carga útil grande", dijo Doug McCuistion, director del Programa de Exploración de Marte, en las oficinas centrales de la NASA. "Durante el descenso a través de la atmósfera marciana, la misión dependerá tanto de técnicas osadas que nos permitan usar un área más pequeña como blanco, como de un robot más pesado, en el suelo, que los que fueron utilizados previamente en misiones a Marte. Tales técnicas representan un avance respecto de la meta de enviar misiones tripuladas a Marte, para las cuales requeriremos blancos todavía más precisos y naves de aterrizaje mucho más pesadas".


El cráter Gale, lugar de aterrizaje de Curiosity, fotografiado desde arriba por el orbitador de Marte Odyssey de la NASA. En el interior de Gale, una impresionante montaña en capas, llamada "Monte Agudo", se levanta cerca de 5 kilómetros por encima del fondo del cráter.

 

"El lugar seleccionado para el aterrizaje está localizado al lado de una montaña informalmente llamada Monte Agudo. El destino primordial de la misión es la pendiente de la montaña. Conducir hasta allí desde el lugar de aterrizaje puede tomar muchos meses.

"Tendremos que tener paciencia. Pero valdrá la pena haber esperado; tenemos las condiciones propicias para encontrar algunos blancos de interés a lo largo del camino", dijo John Grotzinger, científico del proyecto MSL, en el Instituto de Tecnología de California (Caltech), en Pasadena. "Cuando lleguemos a las capas más bajas del Monte Agudo, las leeremos como si fueran capítulos de un libro que ilustra las cambiantes condiciones ambientales en Marte cuando era un lugar más húmedo que lo que es en la actualidad".

El pasado lunes, y en colaboración con la compañía Microsoft, se dio a conocer un juego para ofrecer al público una idea de la magnitud del reto que enfrentamos y de la aventura que significa aterrizar exactamente en el lugar de interés sobre de la superficie. Llamado "El aterrizaje del vehículo explorador de Marte", el juego es una experiencia de inmersión para la consola Xbox360, el cual permite al jugador tomar el control de su propia nave espacial y enfrentarse al difícil reto de aterrizar un vehículo explorador sobre Marte.

©Ciencia@Nasa

¿Hubo un oceano en Marte?

Un vasto océano probablemente cubrió cerca de una tercera parte de la superficie de Marte hace alrededor de 3.500 millones de años, según los resultados de un nuevo estudio que es el primero en combinar análisis de estructuras geológicas relacionadas con el agua, incluyendo miles de valles fluviales, para examinar la posibilidad de un océano marciano sostenido por una hidrosfera global en el pasado remoto de Marte.

Aunque la noción de un gran y antiguo océano marciano ha sido propuesta en diversas ocasiones durante las dos últimas décadas, el nuevo estudio, conducido por Gaetano Di Achille y Brian Hynek, ambos de la Universidad de Colorado en Boulder, respalda todavía más la idea de un mar permanente en el Planeta Rojo durante una larga época, hace más de tres mil millones de años

De los 52 deltas fluviales identificados en el nuevo estudio, muchos de ellos (se calcula que más de la mitad) probablemente marcaron el litoral que delimitaba a ese posible océano, ya que todos ellos estaban a casi la misma elevación.

Cada uno de los deltas estaba alimentado por numerosos valles fluviales.

Al parecer, 29 de los 52 deltas comunicaban con el antiguo océano marciano o presentaban conexiones con el nivel freático de ese mar. La vinculación de algunos con varios lagos grandes adyacentes parece también bastante evidente.

Los resultados del estudio indican que en el pasado Marte probablemente poseyó un ciclo hidrológico global parecido al de la Tierra, incluyendo lluvia, escurrimiento de aguas hacia el mar, formación de nubes, y acumulación de agua subterránea.
El océano debió cubrir alrededor del 36 por ciento del planeta y albergar unos 124 millones de kilómetros cúbicos de agua. La cantidad de agua en ese antiguo océano equivalía a una capa de agua de 550 metros de profundidad cubriendo todo Marte.

El volumen del antiguo océano marciano debió ser sólo de la décima parte del que hoy poseen los océanos de nuestro mundo. Aunque conviene tener en cuenta que Marte apenas supera la mitad del diámetro de la Tierra.

En otro estudio reciente relacionado con éste, y realizado por un equipo encabezado por Hynek en el que también han trabajado Michael Beach y Monica Hoke (Universidad de Colorado en Boulder), se ha logrado detectar cerca de 40.000 valles fluviales en Marte, unas 10 veces más que los identificados anteriormente por los científicos.

La abundancia de estos valles fluviales requirió forzosamente una importante cantidad de lluvia. Sin la existencia de un océano, difícilmente podría haberse dado esa pluviosidad sostenida.

Es obvio que la existencia prolongada de un gran océano o la de varios de menor tamaño proporcionaron un escenario apto para el surgimiento de vida microbiana en Marte.

Los deltas de los antiguos ríos marcianos son de máximo interés para los astrobiólogos, ya que los deltas de la Tierra son depósitos excelentes en los que las huellas de vida pasada quedan recolectadas y conservadas. Muchos astrobiólogos creen que si hay vestigios de vida en Marte, estos serán descubiertos en la forma de rastros de microorganismos subterráneos. Por eso, los deltas de los antiguos ríos marcianos son un objetivo prioritario de excavaciones futuras en Marte.

El año del Sistema Solar.
El año del Sistema Solar. Octubre 2010.
La Nasa ha declarado "Año del Sistema Solar", el periodo comprendido de octubre del 2010 a agosto del 2012, en donde va a realizar varias actividades cientificas.
El+año+marciano+del+Sistema+Solar.pdf
Documento Adobe Acrobat 44.6 KB